La historia de la Baronesa Karen Blixen

Memorias de África….

Y la historia continuó.

“Memorias de África” es una de las películas más vistas en la historia del cine. Los siete Óscars que consiguió en el año de su estreno han conseguido que para muchos sea una de sus películas favoritas; tanto los actores como la trama de la película, los paisajes, y sobre todo la música que la acompaña, han conseguido que para muchos Kenia sea un sueño.

No obstante, detrás de la historia que Hollywood nos narra existe otra realidad, la historia real de Karen Blixen, la baronesa cuya vida fue mucho más que su paso por Africa.

Karen Blixen

Lo que nos cuenta “Memorias de África”

Erase una vez una mujer nacida en el seno de una familia acomodada en Rungsted, Dinamarca. A causa de una pelea con su amante termina proponiéndole al hermano de éste, el baron Bror von Blixen-Finecke que se case con ella. El barón iba a embarcarse hacia tierras africanas para probar fortuna, y ella decide irse con él.

Empieza aquí la historia de Karen Blixen en África, que le llevaría a escribir varios libros sobre su experiencia. La casa de los Blixen se encontraba cerca de las colinas de Ngong, un lugar a una hora y media en coche desde la capital keniata. Era en aquella zona donde vivían los respetables expatriados que por aquél entonces, llegaban a Kenia, con el fin de organizar safaris, y cazar, principal afición de aquella época.

Comedor en la casa de las colinas de Ngong, Nairobi

Karen no terminó de encajar en aquella sociedad tan victoriana y rígida, que la consideraban una mujer muy independiente y demasiado atrevida para aquellos tiempos. A la baronesa no le importó demasiado: tenía su granja, a la que se dedicó a falta de atención de su marido, y también tenía su máquina de escribir, que haría aflorar algunos de los mejores libros de Isaac Dinesen.

Máquina de escribir de Karen Blixen

Karen llevaba su existencia en Kenia bastante bien hasta que la sífilis llamó a la puerta. La llegada de la enfermedad fue decisiva por dos motivos: marcó un punto de inflexión en el matrimonio, ya bastante castigado por los líos de faldas de su marido, y, además, porque era a causa de esa enfermedad que el padre de Karen; la sífilis era una enfermedad muy mal vista socialmente, y el padre de la baronesa no había podido sobrellevarlo. La escritora tuvo que marchar a Dinamarca de nuevo, para recibir un mejor tratamiento.

Casa de Karen Blixen en Rungsted
Rungsted, Dinamarca

A partir de ahí su historia con el barón cambió y Karen inició una relación sentimental con Dennis Fitch Hatton, con el que estaría hasta la muerte de éste, prácticamente cuando ella vendió su plantación y decidió volver a Dinamarca.

Jardines de la casa de Karen Blixen en Rungsted, Dinamarca

Lo que no nos cuenta la película

Sobre la película y su rodaje en África

Para conocer la historia de Karen Blixen, hay que visitar las dos casas donde vivió: su casa cerca de Nairobi y también la casa familiar en Rungsted, Dinamarca. Ambas merecen una visita por muchas razones.

Karen Blixen

La parte africana de la película

Lo que no nos cuenta la película son los hermosos paisajes que hay en el área que rodea a la plantación donde vivía Karen. En la actualidad es posible ir hasta la que fue su casa y visitarla; allí encontraremos muchos recuerdos que quedaron allí tras su marcha. A pesar de que muchas escenas fueron rodadas allí, no hay interiores, y es que la casa por dentro resulta bastante pequeña, y el director de la película decidió desplazarse hasta otra casa cercana. En la actualidad, la zona donde vivía Karen sigue siendo un lugar tranquilo de familias acomodadas.

Escenas de la vida de Karen Blixen en Kenia

La casa fue adquirida por el gobierno danés con el paso de los años, pero la regaló al gobierno keniata como regalo por la independencia del país en el año 1964. Después del rodaje de la película se recuperaron los muebles de los Blixen y se convirtió en museo. Una visita a la casa nos mostrará también parte de la maquinaria utilizada en la producción del café. Durante los tiempos en que Karen estuvo allí el terreno dedicado al cultivo del café era mucho más numeroso que ahora. Con el tiempo se vendió casi todo, pero esta zona sigue llamándose “Karen” en honor a ella.

Maquinaria de la plantación de café

Los paisajes africanos

En la película vemos escenas preciosas, como el vuelo en avioneta, que se realiza por el lago Natrón; los paisajes que vemos en muchas tomas son de la Reserva Nacional de Samburu, al norte del país.

Isak Dinesen, entre las mejores escritoras de todos los tiempos.

Karen Blixen a su paso por Estados Unidos

Karen fue una mujer adelantada a su época; su origen acomodado hizo que estudiase en buenas escuelas y siempre tuvo inclinación por la escritura. A los 22 años escribió su primer relato, “los ermitaños” y una revista danesa los publicó. Sin embargo, no sería hasta su llegada a África que la baronesa se lanzara a escribir su primer libro, el cual escribiría en inglés para conseguir más ventas, y que terminó publicando en Estados Unidos bajo el seudónimo de “Isak Dinesen”.

Gramófono regalo de Dennis Fitch Hatton a Karen Blixen, en Rungsted, Dinamarca

En la película nos dicen que Karen contaba historias, pero como vemos también sabía escribir. Años más tarde, Karen conseguiría hacerse famosa con sus libros, hasta el punto de casi ganarle el Nobel de Literatura a Ernest Heminway, de hecho, el propio escritor se sorprendió con su nominación, y llegó a decir que “las damas iban primero”; ya que consideraba mejor la obra de la escritora. Con los años sería nominada nuevamente con muchas más posibilidades de ganar, pero la muerte le ganaría la partida.

Foto de Dennit Fitch Hatton en Rungsted, Dinamarca

La vida de Karen no terminó cuando dejó África, más bien empezó para ella una época en la que la escritora le proporcionó un éxito rotundo tanto en Europa como en Estados Unidos. En este último país llego a ser una de las escritoras más renombradas de su tiempo: María Callas, John Steinbeck, Marilyn Monroe o su marido, Arthur Miller, serían algunas de las personalidades a las que Karen conocería a su paso por este país.

La casa de Karen Blixen en Rungsted, Dinamarca

Casa de Karen Blixen en Rungsted, Dinamarca

Aunque la casa de las colinas de Ngong (donde, por cierto, está enterrado Dennis Fitch Hatton, tal y como dicen en la película) merece una visita, la casa de Rungsted es también un lugar a visitar. Allí vamos a encontrar muchos de los objetos que salen en la película, como el gramófono que Dennis le regala, fotos de la época africana, su máquina de escribir, etc; además hay pinturas de Karen, así como una sala de proyecciones.

Casa de Karen Blixen en Rungsted

La casa fue también el refugio de jóvenes intelectuales de la época de Karen, y muchas habitaciones se conservan tal y como estaban cuando ella vivía. Los jardines de la casa albergan un santuario de aves, y además es donde está enterrada la escritora.

Tumba de Karen Blixen

Una vida llena de anécdotas, de historias y de cuentos, que podemos recorrer no solamente a través de la pantalla grande, sino también con sus libros. Karen fue una mujer llena de imaginación que dio al cine y a nuestras vidas un cuento africano precioso, pero también muchas frases e historias que vale la pena leer.

Entrada a la casa de Karen Blixen en Dinamarca

https://roseviaja.com/runsted-copenhague-yo-tenia-una-granja-en-africa/

Etiquetado: / / /

Matilde de la Toscana

La Gran Condesa o Matilde de la Toscana

En mi opinión Lucca es una de las ciudades más bonitas y acogedoras de la Toscana; no importa la época del año en que la visito, en todas tiene su encanto. Aunque lo ideal es visitarla en primavera u otoño, cuando el calor no aprieta y las terrazas se llenan de lugareños, invierno es también ideal; es entonces cuando las luces navideñas y los escaparates nos muestran otra cara más familiar y entrañable de esta bonita ciudad.

Lucca en la Toscana, visita en diciembre.
Lucca en la Toscana, visita en diciembre.

Muchas veces me he preguntado lo mucho que habrá cambiado Lucca desde los tiempos de Matilde de Canossa, la mujer que consiguió que la pequeña plaza fuera independiente. Matilde consiguió ser una de las mujeres más influyentes de su tiempo. Aunque la memoria histórica tiene mucha facilidad para olvidar a la mayoría de los personajes importantes, no digamos ya si es mujer, en el caso de la Gran Condesa, como fue llamada en sus tiempos, al poco que leamos nos encontramos alguna pieza de información donde el nombre de Matilda aparece.

No es extraño. Su vida fue la inspiración de muchos, Luigi Pirandello la utilizo como personaje de la obra de teatro ·Enrique V”; el mismísimo Dante también reflejó en ella el personaje de “Matilde” de su obra “El Purgatorio”. Si viajamos a San Pedro del Vaticano, el nombre de Matilda de Canossa nos vuelve a aparecer bajo una imponente estatua diseñada por Bernini, y encargada por el mismísimo Papa Urbano VIII; y es que Matilda es una de las seis mujeres enterradas en el Vaticano… pero, ¿Quién es Maltilda de la Toscana?

Lucca en la Toscana, visita en diciembre.
Lucca en la Toscana.

Historia de Matilde de la Toscana

La ciudad de Lucca vio nacer a Mathilda en el año 1046, en plena Edad Media, mucho antes de que las ciudades estado italianas se desarrollaran. Matilda nació en el seno de una familia acomodada, donde su padre, Bonifacio III de Lucca, era propietario de un amplio territorio en el norte de Italia, que por circunstancias de la vida terminaría heredando Matilda; su madre Beatriz de Lorraine era prima del emperador Enrique III. Como muchas de las nobles de su tiempo, la vida de Matilde estaba solucionada, y la niña se dedicó a aprender francés, alemán, y por supuesto, latín, el idioma de la Iglesia.

Matilde de Canossa
Matilde de la Toscana

Pasaron los años y la muerte de su padre cambió la vida de la familia. Su hermano heredó la fortuna paterna, y la cercanía que tenía con su hermana propició que ésta aprendiese mucho sobre técnicas militares y estrategias en el campo de batalla. Matilda adquirió unos conocimientos que ni siquiera muchos hombres de su tiempo poseían, y han sido estas estrategias bélicas las que la han hecho conocida con el paso de los años, más que su posición social.

Pasaron dos años y la madre de Matilde decidió casarse de nuevo, con el fin de salvaguardar los intereses familiares. El elegido fue Godofredo el Barbudo, un noble claramente enemistado con Enrique III, lo que llevó a que tanto madre como hija fueran arrestadas con el Emperador. La muerte de su hermano Federico en extrañas circunstancias, y la muerte de Enrique III poco tiempo después, suavizó las cosas y permitió la vuelta de todos a sus territorios, esta vez Matilde como heredera del territorio más extenso en el sur de Europa.

Lucca en la Toscana, visita en diciembre.
Lucca en la Toscana

El dinero no da la felicidad…

La vida personal de la joven no fue fácil; a pesar de tener tantas riquezas, y encontrarse muy bien relacionada con la corte Papal (Matilde siempre apoyó a la Iglesia Católica en todas las disputas), su vida privada fue bastante triste; Matilda tuvo dos maridos, a cada cuál peor: el primero de ellos fue su hermanastro Godofredo el Jorobado, de quien tuvo una hija que murió al poco de nacer. Matilda causó un verdadero escándalo al abandonar a su marido e intentar repudiarlo, algo reservado para los hombres en la época.

Cuando la condesa rondaba los cuarenta y pocos fue casada nuevamente por intereses políticos; Güelfo V fue el elegido, un niño de unos quince años; Los güelfos eran los nobles que apoyaban a la Iglesia, en una agitaba época en la que güelfos y gibelinos se disputaban las ciudades y se enfrentaban entre sí. La unión tampoco funcionó y nuevamente Matilde quedó sola.

Palacio Prettorio, Certaldo. la Toscana.
Palacio de la época de la Gran Condesa

La Gran Condesa

Lombardía, Emilia Romagna y la Toscana fueron algunos de los territorios que Matilda tuvo en su poder; desde los Montes Apeninos, donde construiría su castillo en Canossa, la dama medieval influyó y manejó muchos hilos políticos a favor de la Iglesia. La Gran Condesa llegó a ser Vice-Reina de Italia, cuando Enrique V llegó al trono y la puso en ese lugar. Matilda estuvo envuelta en muchas disputas entre los emperadores alemanes y el papado de la época, lo que la posicionaría en una posición delicada en muchas ocasiones. En sus últimos días Matilde decidió retirarse a su castillo y aunque sería fácil decir que vivió en paz los últimos días de su vida, no fue así, y su fuerte posición en los asuntos políticos de su época marcó el transcurso político durante esos años.

A su muerte fue enterrada de modo discreto, pero sería el Papa Urbano VIII el que se encargaría de acercarla a los muros de San Pedro del Vaticano y enterrarla allí. Aquí yace una de las nobles más influyentes de todos los tiempos.

Bernini realizó esta obra para los restos de Matilda de la Toscana en San Pedro de El Vaticano

Arezzo, Toscana

Las cien iglesias de Matilde de Toscana.

Lombardía, la Toscana, Emiliga-Romagna o Veneto son algunos de los territorios que se beneficiaron del legado de la Gran Duquesa. Matilde dejó más de cien iglesias y monasterios sus iglesias fueron un punto de protección para peregrinos, para muchos mercaderes y viajeros durante la Edad Media. Fue entonces cuando la Via Francigena, la vía de peregrinación a Roma desde Canterbury, era muy concurrida entre los fieles. El paso de Francia hasta Roma cruzaba la Toscana y muchas tierras de la condesa. Muchos de sus monasterios se construyeron en estos lares de peregrinación hacia Roma. El Renacimiento fue un período donde el peregrinaje era más frecuente que en la actualidad, y muchos encontraron cobijo durante sus jornadas de viaje en el legado de la Gran Duquesa.

Lucca en la Toscana, visita en diciembre.
Lucca en la Toscana

Lucca y su legado en la Toscana

Lucca fue la ciudad que vio a Matilde nacer, y la noble luchó por la independencia de esta ciudad durante años. Aquí vamos a encontrar un gran patrimonio histórico que fue propiciado por su ciudadana; también consiguió la independencia y su título de ciudad en una época revuelta como la que vivió Matilde, poco antes del nacimiento de las ciudades estado.

En la actualidad, La Gran Condesa está considerada una de las damas más influyentes de la Edad Media, junto con Juana de Arco y Leonor de Aquitania entre otras.

Etiquetado:

Mis 10 ciudades favoritas en el mundo.

Ciudades en las que me perdería hoy mismo

Debo admitir que no me siento del todo segura realizando este post: si de algo me doy cuenta cada vez más, es de la gran cantidad de lugares que me faltan por visitar, y de lo mucho que me queda por conocer. También suma que creo que para conocer un lugar no vale el pasar un día de visita, sino que hay que dedicarle tiempo, algo que generalmente, no disponibles. Aún así, vamos allá: estas son mis ciudades favoritas:

 

1. Londres, Reino Unido.

Su eterna lluvia y sus calles abarrotadas no han logrado quitarme ni un ápice del cariño que siento por esta ciudad: Londres es la ciudad alternativa, la que acoge a los que llegamos a Inglaterra, la que siempre nos espera a nuestra vuelta a la capital. En la capital londinense es posible pasar una semana, y todavía queda tiempo para ver más cosas; todavía nos quedarán barrios por descubrir, o museos que visitar en otra ocasión. Como imperdible citaría St Paul, la IGLESIA, en mi opinión, Westminster o la Torre de Londres.

Big Ben Londres
Big Ben Londres

 

Londres
Londres

 

 

London Eye
London Eye

 

 

St Paul, Londres
St Paul, Londres

 

2. Estocolmo, Suecia.

Aterricé allí por casualidad hace dos años, y el recuerdo que me dejó esta ciudad es indescriptible. Situada junto al mar, la ciudad está compuesta de islas, que albergan desde casas hasta museos, como la isla de los museos, Ordenada, limpia, práctica, y muy “nórdica” en sus calles y edificios, es un lugar ideal para hacer las maletas e irte, si no te importa el frío que les debe de acompañar seguro en invierno. Estocolmo es perfecta para una visita de 3 días como mínimo, si quieres conocerla bien.

 

Abba, museo en Estocolmo. Suecia.
Estocolmo

 

Abba, museo en Estocolmo. Suecia.
Abba, museo en Estocolmo. Suecia.

 

 

Estocolmo
Estocolmo

 

3. Estambul, Turquía.

Si antes hablábamos de iglesias, para mi, Estambul es LA CIUDAD.  Una puede ir mil veces y salir sorprendida de su vitalidad; Estambul es un caos contenido, un alma entera de país hecho ciudad; en Estambul puedes encontrar de todo a cualquier hora; las mezquitas y los rezos van a marcar tus tiempos, tu parada del reloj; los atascos van a ser parte de tu rutina, si decides dejar de ser un turista novato y embarcarte en la real Estambul, aquella más allá de Sultannameth, la que se esconde tras Örtakoy, y a la que no te llevan los circuitos. Turquía vibra y siente a través de esta ciudad, que es su puerta a otras civilizaciones, que la unifica y reúne todas las religiones del país.

La parte turística es posible recorrerla en pocos días; para conocer el alma turca hace falta un poco más. No te la pierdas…

Estambul, Bósforo.
Estambul, Bósforo.

 

Aya Sofia, Estambul
Aya Sofia, Estambul

 

 

Aya Sofia, Estambul
Aya Sofia, Estambul

 

4. Portland, Oregon.

Como ya he dicho antes, me falta mucho por conocer, sobre todo en Estados Unidos, pero dudo que una ciudad me pueda cautivar tanto como lo ha hecho Portland. La ciudad que ha dado vida a Portlandia, donde los Simpson vieron su origen; la ciudad verde, amante del reciclaje: epicentro de artistas, músicos y todos aquellos interesados en el arte, Portland se sitúa a una hora del Pacífico, que le da unas temperaturas difíciles de conseguir en otras latitudes cercanas a la suya, y también se rodea de montañas.

Portland, Oregon
Portland, Oregon

 

 

Portland, Oregon
Portland, Oregon

 

Cuando llegas a Portland, ya no encuentras buenas librerías, porque te has dejado la mejor allí; tampoco te atreves a comer salmón, porque no hay salmón como el de Oregon.

Portland, Oregon
Portland, Oregon

 

5. Luang Prabang, Laos.

El año que llegué a Luang Prabang estaban construyendo su red de saneamiento; la ciudad había sido nombrada Patrimonio de la Humanidad, y había que mejorarlo todo, en espera de las oleadas de turismo que debían de llegar. SI llegaron o no, no lo sé, todavía no me he atrevido a volver, pero si que sé que el Luang Prabang que yo conocí te calaba por completo; su tranquilidad y espacio, la sonrisa laosiana, los monjes budistas y su paseo mañanero para recoger en sus cuencos metálicos lo que los lugareños les dan para comer; los templos, donde no se permitía la entrada a los no creyentes, y tenías que ver las ceremonias desde fuera, o las cuevas Pak’ou, una de las maravillas del Mekong.

A lo largo de los años, he conocido a muchos viajeros que me han expresado su intención de perderse el día menos pensado en Luang Prabang… quién sabe, igual nos encontramos todos allí.

 

Pak'ou, Luang Prabang. Laos.
Las cuevas de Pak’ou… No solamente son bonitas, el paseo en canoa hasta allí también valió la pena.

6. Toronto, Canadá.

Hace tiempo leí que Toronto era una de las ciudades mejores para vivir; después de pasar unos días en ella, me puedo imaginar por qué: Toronto es como Nueva York a Estados Unidos; es alegre, abierta, multicultural: en Toronto todo es posible, hay energía y optimismo, y eso se plasma en sus gentes y en su modo de vivir.

A pesar de que la ciudad arquitectónico hablando, merece de por si una visita, yo me quedo con el ambiente de las calles y la vida que allí encontré…

Toronto, Canadá

 

Toronto, Canadá, mercado de St Lawrence

 

7. Damasco, Siria.

Una de las ciudades más antiguas y con más historia que contar. La mezquita más sorprendente, el zoco más cautivador. En Damasco encontrabas cultura y tradiciones, y espero que lo encontremos algún día, cuando volver sea una realidad.

Mezquita de los Omeyas, Damasco, Siria.
Mezquita de los Omeyas, Damasco, Siria.

 

Mezquita de los omeyas de Damasco
El patio de la Mezquita de los omeyas de Damasco es lo más impresionante del edificio.

 

8. Bahir Dar, Etiopía.

En Etiopía hay lugares que uno no se puede perder, y uno de ellos es la visita a Bahir Dar, la ciudad donde Pedro Páez descubrió las fuentes del Nilo, y donde posteriormente fue enterrado. Bahir Dar es un oasis de tranquilidad y sosiego, sobre todo si se llega desde Addis Abeba; aquí es posible pasar varios días sin darte cuenta, visitando el Lago Tana, las fuentes del Nilo, o la pequeña ciudad.

 

Las Cataratas del Nilo Azul. Etiopía.
Las Cataratas del Nilo Azul. Etiopía.

 

Bahir Dar, Etiopía
Bahir Dar, Etiopía

 

9. Orchha , Uttan Pradesh, India.

La India no es un país fácil de recorrer, ni tampoco se parece a nada: visitar este país es entrar en otro continente, y los lugares como Orchha son aquellos que hacen que el viaje merezca la pena.

Orchha es un pequeño pueblo, donde solamente un par de hoteles buenos, y una docena de malos, junto con su fuerte y algunos templos conforman un hermoso paisaje tradicional indio. Aquí los turistas somos pocos, casi inexistentes; solamente algunos autobuses llegan durante el día, pero ninguno se queda, todos se van y nos dejan a los menos apresurados el placer de los rituales en la noche, donde los lugareños nos invitan a participar. Orchha es especial, no se puede describir en un par de líneas, tenéis que ir a verla.

Orccha, Uttar Pradesh
Orchha, Uttar Pradesh

 

 

Orccha, Uttar Pradesh
Orchha, Uttar Pradesh

 

10. Valencia, Comunidad Valenciana.

Si digo que por mucho que viaje y vaya por el mundo, no hay ninguna ciudad como Valencia, sé que no es objetivo, pero es la realidad. Valencia lo tiene todo: clima, la luz del Mediterráneo, el mar, gastronomía… No tengo muy claro si algún día volveré a vivir allí, pero lo que si tengo claro es que pocas ciudades han podido hacerle sombra y que todavía ninguna la ha quitado de su primera posición.

 

Fallas Valencia
Fallas Valencia

 

 

Para terminar…

Si lo pienso bien, todavía quedan muchas que no están en esta lista, y que serían también mi lugar preferido: Cesky Krumlow en la República Checa, Berlín, Hong Kong, Seul, Chicago, Madrid, Dublín, Shangril.la en Yunnan, China, Kampala en Uganda o Kigali en Ruanda, serían algunas de las que me han hecho dudar en mi lista. Buenos días…

7.

Bajo el sol de la Toscana

Libros que nos inspiran a viajar

Bajo el Sol de la Toscana, el libro bestseller de Frances Mayes.

 

 

Cortona
Cortona

 

“La vida te ofrece mil posibilidades… Todo lo que tienes que hacer es tomar sólo una”.

Frances Mayes

Bramasole
Bramasole

 

 

Bajo el sol de la Toscana y la historia detrás de sus escenarios.

Frances Meyes nos enamoró. La historia de la americana divorciada, que se instala en la Toscana y sus aventuras ha sido una de las películas que creo más hemos visto la mayoría de nosotras. Pero, no solamente las lectoras de este post hemos caído en la tentación. El libro en el que se inspiró la historia de Frances, ya consiguió vender dos millones de ejemplares en Estados Unidos antes de llegar a nuestros hogares. No solamente eso, sino, al igual que en la película las cosas pasan por culpa del destino, Bajo el sol de la Toscana llegó al cine por casualidad. Se encontraba Tom Sternberg en la Toscana, el futuro productor, rodando el “talento de Mr Ripley”, cuando decidió irse a dar una vuelta por Pienza, y de paso, por qué no, se metió en una bodega. Allí estaban Frances Mayes y su marido, y entre vino y vino, pues hicieron amistad. La casualidad les hizo coincidir de nuevo en Estados Unidos. Finalmente, el productor se dio cuenta de que aquél libro tenía filón… había nacido una estrella.

 

toscana
Bajo el Sol de la Toscana

La historia…

 

La historia que nos cuenta Frances, no es real, sino imaginaria. Pese a ello, hay muchos elementos que son reales, en éste y en otros pueblos toscaniles: Frances nos muestra el pueblo donde ella vive, y que es fuente de su inspiración, Cortona; nos enseña los encantos de estas tierras italianas famosas mundialmente por sus cipreses de postal, sus laderas toscaniles, sus vinos y su gastronomía. La escritora nos habla de la calidez de sus gentes, de su amabilidad y de la familiaridad de estos lares. A través de su pluma, podemos descubrir lo que sería vivir en la Toscana… de hecho, mucha gente, inspirada por el libro, se ha mudado hasta aquí.

 

Frances Mayes y Diana Lane
Frances Mayes y Diane Lane

 

Según contaba la autora a una entrevista en “The Telegrah”, “el libro es una narración búsqueda. Hasta ahora, estábamos acostumbrados a que eran los hombres los que hacían estas cosas. Ahora, son las mujeres las que toman las riendas de su propia vida”. Seguramente esto, ha sido lo que ha hecho a más de una mujer a tomar partido y a divorciarse, tras haber visto el film. La autora, que vive aquí con su marido hace ya veinte años, sonríe al ver cómo llegan las avalanchas de turistas a su pueblo, cada vez que publica un nuevo libro. Sin duda, seguirán llegando mientras escriba libros que nos hablen de este lugar.

 

 

La película y Bramasole.

 

Bramasole
Bramasole

 

Sin duda, Bramasole es una de las casas más famosas de la Toscana. Bramare significa desear en italiano, y Sole, sol, define perfectamente lo que busca la protagonista a su llegada a la Toscana. Fueron su guionista, Audrey Wells, y su diseñador de producción, Stephen McCabe, los encargados de la búsqueda y captura de la casa escenario de la producción: curiosamente, fue la primera que vieron la que les convenció por completo. Así, Bramasole reflejaba perfectamente y caminaba de la mano de los sentimientos y del cambio profundo que Frances iba a sufrir durante los meses que dura la reforma de su nueva casa. La protagonista, aterriza en la Toscana en un estado anímico terrible, después de sufrir la derrota del divorcio y sin ninguna motivación ni alegría que le inspire seguir adelante con su vida; así, Bramasole se presenta en ruinas; una casa donde toda reforma es poca y donde van a hacer falta muchos meses para que alguien la pueda considerar un hogar. Pero el tiempo pasa, y Frances empieza a resucitar, al mismo tiempo, que Bramasole empieza a resurgir entre sus viejas paredes. La vida vuelve a empezar para ambas. Para ello, los colores de la casa, se van transformando gradualmente, poco a poco, sin que nos demos cuenta. Al principio, son tonos oscuros y fríos, mientras que al final del film, se muestran cálidos y acogedores.

 

 

francesmayes
La protagonista y Marcello

 

El rodaje en Cortona

 

Respecto al film, todo lo que pudo se grabó en la pequeña ciudad donde todavía hoy, Frances Mayes y Ed Mc Cabe siguen viviendo, aunque su casa, no es Bramasole. Así el lanzamiento de banderas se realizó en Montepulciano, un precioso pueblo toscanil, que, como ventaja, tenía torres altas para poder grabar desde arriba a los intrépidos lanzadores sin problema. Tampoco la Fontana de Trevi donde Katherine emula a “La Dolce Vita”, existe en Cortona. Tuvo que ser construida para poder dar vida a una de las escenas más famosas del film. Pese a todo, Cortona nos muestra unas imágenes de postal, y nos recuerda los paseos de Frances a través de la pequeña ciudad. También Florencia, Roma y Positano, fueron testigos de las cámaras americanas durante los días del rodaje.

under the tuscany sun
Imágenes de la película

 

“Yo quería hacer una película encantadora acerca de las intensas penas de amor”. (Audrey Wells)

 

Para los italianos que participaron en el film, fue un rodaje duro. Y es que los estándares de trabajo americanos son más extenuantes que los del país de los romanos. Las 16 semanas de rodaje, fueron tan intensas que empezaron a llamar al film “under the Tuscany gun” (bajo la pistola de la Toscana). Bramasole, realmente se reformó, y fue una maravilla poder contemplar como en ocho semanas las ruinas de la propiedad dejaban paso a una maravillosa casa donde poder vivir. Otros detalles que no apreciamos al ver la película, son los exteriores. En el film, se llega a Bramasole por una carretera polvorienta y en mal estado. En la realidad, la casa se encuentra en un camino asfaltado, pero su director pensó que era más real mostrar un camino hacia la casa que sintonizara con ella y su decadencia. El camino, fue cubierto de arena una y otra vez durante aquellos días.

 

 

Toscana
Bajo el sol de la Toscana

 

A pesar de todo, la película se rodó según lo establecido, y hoy por hoy, es un referente para muchos de los que visitamos esta región. La autora del libro, sigue viviendo en Cortona, y participando en su vida social. Frances, era ya una famosa escritora antes del lanzamiento de este libro, aunque sus libros ahora incluyen muchas recetas de cocina italianas, para deleite de sus lectores.

 

cortona, roseviaja
En los alrededores de Cortona también hay muchas cosas que ver. Allí viven Frances y su marido.

 

 

Si nos acercamos hasta allí, seguramente nos la podremos encontrar en alguna cafetería, o por sus calles… quién sabe…

 

 

cortona
Cortona

 

Para terminar, me gustaría añadir otra frase de Frances. Quizás deberíamos de pararnos a pensar cuánto hay de verdadero en ella en nuestro día a día:

“De dónde eres es lo que eres. Cuanto más se mueve dentro de ti el lugar, más está tu identidad entrelazada con ella. Nunca es casual, la elección del lugar es la elección de algo que anhelas”. 
-Frances | “Bajo El Sol de La Toscana”-

La Toscana
Toscana, Italia

Etiquetado: / /

Historias curiosas de Florencia. Parte 2.

 

Historias curiosas de Florencia.

Guia de viaje Florencia.

Siguiendo la entrada anterior, aquí os dejo algunas historias curiosas de sus calles y edificios.

¡ No olvidéis  visitarlos!.

Capilla de los Medici, o dónde Miguel Angel permaneció oculto durante 3 años.

 

capilla Medici
Capilla de los Medici, fachada posterior.

 

Llegamos a la capilla de los Medici, en la Plaza de San Lorenzo. El mausoleo, fue construido para albergar a los miembros de tal ilustre familia. Allí podemos encontrar tumbas y sepulcros de sus miembros, y también a Donatello, quien quiso Cosme el Viejo fuese enterrado junto a él. Aunque Brunelleschi empezó el proyecto sobre una antigua iglesia románica, Miguel Angel, y posteriormente Vasari, fueron los encargados de terminar la obra.

 

Plaza de San Lorenzo, Florencia.
Plaza de San Lorenzo, Florencia.

 

Como curiosidad, la capilla no tiene fachada, aunque está todo preparado para las incrustaciones del mármol desde hace décadas. Esto se debe a que el Papa Leon X, Médici de nacimiento, fue uno de los precursores de la obra. Estando Miguel Angel encargado del proyecto, quiso mármol de carrara para la fachada. Como era muy costoso, ambos hicieron un viaje para buscar algún mármol más económico, y con buenos resultados. Sin embargo, el viaje no fue lo esperado. Finalmente lo encontraron, pero Miguel Angel casi perdió la vida, al caerle un pedazo de mármol encima, y estuvo convaleciente varios días. la muerte al poco tiempo del Papa, paralizó la obra de la fachada, que, finalmente, quedó tal y como la conocemos ahora.

 

Capilla Medici
Capilla Medici

 

Como anécdota del lugar, Miguel Angel y los Medici mantuvieron a lo largo de los años una relación amor-odio: primero, el artista fue su preferido y trabajó para ellos. Problemas políticos, obligaron a la familia a emigrar, pero, el artista permaneció en la ciudad. La vuelta de éstos, llevo consigo un odio hacia Miguel Angel, que no los había acompañado, hasta intentar quitarle la vida. El artista empezó a ser buscado por la ciudad, y se escondió en el único sitio que sabía no sería buscado, el panteón familiar. Con el tiempo, retomó los trabajos de la familia y todo volvió a la normalidad. Pero el artista, permaneció 3 años recluido en este lugar.

La conspiración de los Pazzi y el Duomo de Florencia.

 

Duomo de Florencia
Duomo de Florencia

 

 

El Duomo, una de las obras más bonitas de toda Florencia, es un claro ejemplo del Renacentismo que reina por toda la ciudad. A lo largo de los siglos, este edificio ha sido objeto de muchos sucesos, entre ellos, la conspiración que la familia Pazzi hizo contra los Médici.

Duomo de Florencia
Duomo de Florencia

 

La familia Pazzi, eran los banqueros en Florencia para el Papa Sixto IV. Junto a éste, tramaron una conspiración en la que participaron más de 80 personas. El 26 de abril de 1478, mientras Lorenzo y Giuliano de Médici se arrodillaban ante el altar, intentaron matarles. Lorenzo consiguió huir, aunque quedó gravemente herido. Giuliano, recibió 19 puñaladas ante la vista de todos los que asistían a misa aquél día. El motivo del ataque, era derrocar a la familia florentina y hacerse con el dominio de la ciudad.

No hizo falta tomar medidas contra los atacantes, el pueblo actuó por su cuenta. Los Médici, eran una familia muy querida por todo el pueblo. Sus habitantes se lanzaron contra los atacantes, los persiguieron por la ciudad, y los mataron. Algunos fueron lanzados al Arno; otros, como Francisco Salviati, fue colgado de una ventana del Palacio Vecchio. Finalmente, otros fueron colgados de la plaza de la Signorina. Con ello terminó la famosa conspiración florentina por el poder. El Papa, al enterarse de la derrota sufrida, declaró la guerra a Florencia. La guerra terminó a los pocos años mediante una tregua. Lorenzo, tras su actuación durante este período, pasó a ser llamado Lorenzo el Magnífico. Sería recordado como uno de los Medici más queridos y respetados de toda la historia.

Ana Gómez y su web Viajar alimenta el alma

¿Es posible viajar sola?

 

Hoy hablamos con Ana Gómez, la creadora de la web Viajar alimenta el alma.

Ana llegó a mi vida por casualidad, un día en que descubrimos nuestra proximidad geográfica y decidimos tomarnos un café.

Ana, incansable viajera que vive por y para viajar. No es una super woman, aunque muchos lo crean así. Tiene sus miedos, como todo el mundo, a dar el paso y poder equivocarse. Pero, al contrario que mucha gente, ella sí que se atreve a dar el paso. Cuando acaba de ser el 8 de marzo, día Internacional de la Mujer, era importante para mi recoger el testimonio de esta alcalaina y madrileña de corazón, para mostrar a todas las chicas que están pensando en coger la mochila y hacer lo que siempre quisieron hacer, que no es tan difícil.

La libertad de viajar...
La libertad de viajar…

Cuéntame Ana, ¿por qué empezaste a viajar? ¿Qué te hizo dar el paso?

Porque me di cuenta que me lo pedía el cuerpo y una vez que lo probé también me di cuenta que es cuando me siento más yo, más libre, más feliz, más completa y más viva.  Y cuando me di cuenta de cómo me hacía sentir, ya no pude parar.  No hay nada que me haga sentir igual. 

El paso me lo hizo dar mis ganas de descubrimiento y aventura.  Necesito estar en constante aprendizaje y sobre todo necesito el cambio y la incertidumbre en mi vida, porque así consigo que se me planteen retos y no hay nada más emocionante que ir acumulando experiencias de retos conseguidos.

 

¿Cuál fue tu primer viaje sola y a dónde te llevó el destino?

Mi primer viaje sola fue a Dublín. Me fui allí como Au Pair para cuidar niños y realizar tareas domésticas. A la par que iba a clases de inglés, conocer otra cultura y otro país. Irlanda es un país maravilloso, por cierto. 

El destino me llevó a conocer a una familia con la que disfruté muchísimo.  Aprendí que es muy duro cambiar de residencia y de cultura cuando no tienes las herramientas necesarias, cuando nadie te ha contado nada y te vas totalmente a ciegas. Tenía 19 años y las cosas eran muy diferentes en aquella época.  El destino me llevó a descubrir que los principios son complicados y que a través de la flexibilidad y la comparación cero y expectativas cero, puedes llegar a descubrir un mundo muy interesante y emocionante. En ese primer viaje cambió totalmente mi percepción del mundo. 

 

¿Cuál ha sido el lugar que más te ha impactado?

Nepal. Mis tres meses en Nepal han sido otro gran punto de inflexión en la forma en la que me relaciono conmigo misma, con el mundo y las circunstancias.  Nepal llegó en el momento que yo decido cambiar de estilo de vida, y era exactamente el tipo de país que necesitaba para llegar a entenderme mucho mejor.  Sin duda alguna es el lugar que más ha tocado mi corazón y mi alma viajera.

 

¿Qué es lo que te llevas de cada viaje?

Uff… vaya pregunta!! Sobre todo personas.  Personas con sus vidas, sus circunstancias y experiencias, momentos únicos y conversaciones únicas que te llevas sólo tú.  Eso sería lo primero y más importante, ya que te hace ver las cosas desde múltiples perspectivas y te hace dejar de ser el centro de tu universo. Darte cuenta en directo que hay mil realidades. Aprendes a desdramatizar y a saber ponerte en los zapatos de los otros con mucha más facilidad.

También aprendizajes de todo tipo, a nivel vital, de transformación, no tengo días para contarte sobre este aspecto jajaja Los procesos de cambio y de desarrollo que he tenido a lo largo de todos estos años han sido varios, y espero que sigan ocurriendo porque mi intención siempre es la de conocerme mejor, la de ser mejor persona, para mi y para los demás.  Y me queda muuuucho por hacer, te lo aseguro…

A nivel práctico también. Ahora viajo y trabajo a la vez, y estoy aprendiendo sobre sostenibilidad, trabajo en el campo, permacultura, construcción con madera, animales de granja, mercados callejeros, etc. Todo éso me lo llevo yo en mis carnes.

Y luego hay veces que me llevo cosas materiales, como unos pantalones típicos, una bolsa o una pulsera, las postales me encantan, pero es lo que menos… No soy de comprar en los viajes, porque la mochila pesa y todo ocupa espacio, así es que hay que intentar mantenerlo al mínimo posible.

 

 

Ana, autora de viajar alimenta el alma
Ana, autora de viajar alimenta el alma

 

¿Qué huella intentas dejar en los países a los que vas?

Pues sobre todo positiva. 🙂

Me gusta ir con la mente abierta, y ver cómo funcionan, cómo se relacionan y entonces intentar integrarme.  He dejado de ver a los occidentales como los que tiene el Don de saberlo todo. Ahora, observo y después actúo.  Pero me encanta colaborar en proyectos en dónde estoy ayudando a otras personas a conseguir sus sueños de vivir de un modo sostenible, autosuficiente, respetando la naturaleza, el planeta y las gentes de ese lugar.  Quiero que sepan que los españoles somos gente amable y respetuosa. 

Representamos el país de dónde venimos…

Creo que algo que olvidan muchos viajeros es el hecho de que representan el país de dónde vienen, y que lo que ellos transmitan se va a quedar en la mente de la otra persona así:

“Oye, pues aquí estuvo una española super curranta, simpática, buena persona que nos hace querer más españoles voluntarios o trabajando aquí”

a pensar….

“Puf, tuvimos una española aquí mal educada, vaga y además con una actitud prepotente que no quiero volver a tener un español nunca más… qué pena de experiencia”

Hay personas que no lo piensan, pero os aseguro que es así. Los viajeros que me estén leyendo estoy segura que han escuchado alguna vez este tipo de afirmaciones, dependiendo de las experiencias de personas con las que se han encontrado por el camino.  Así es que la huella siempre de amabilidad y respeto, por favor. Aparte de divertida.

 

Has viajado mucho y convivido con diferentes culturas. ¿Qué cosas encuentras son iguales allá donde vas?

 

  1. Que hay muchas más personas buenas que malas en el mundo, no importa lo que nos quieran hacer creer. Hay muchas más personas deseando de ayudar a los demás, o curiosos por aprender y descubrir, que personas que te quieren hacer daño.
  2. Que una sonrisa, te saca de muchísimas situaciones incómodas. Las personas reaccionan a una sonrisa, siempre que nos falte el idioma, la situación en sí misma, etc… Sonríe y llegarás muy lejos.
  3. En todos los sitios hay cosas que te van a gustar más y otras que no, y nunca van a ser las mismas de las otras personas que preguntes. Todos percibimos y sentimos de forma distinta, por eso siempre recomiendo a todo el mundo que tengas sus propias experiencias y después compartan, pero que lo vivan en sus carnes. Las etiquetas que nos ponen o que vamos poniendo nos llevan a muchas confusiones.

 

Una mujer viajando sola. La experiencia.

 

 

Como mujer ¿Qué problemas has tenido?

Yo problemas como mujer no he tenido ninguno. Te prometo que por el hecho de ser mujer no lo he tenido. Lo que sí que he tenido han sido circunstancias en las que me he sentido incómoda, y he tenido que utilizar mi altura y que soy grandota, y mi intuició,n para hacerme valer. 

 

En el Transmongoliano….

Tengo una anécdota que me ocurrió en el Tren Transmongoliano según salía de Moscú, en la primera media hora, que tuve muy mala suerte con mi compañero de camarote. Tengo que reconocer que me hizo sentir mal, y a pesar de no conocer el idioma, me hice entender por las azafatas y la policía del tren y me lo quitaron de en medio al instante.  Él se emborracho en la primera hora de trayecto y se puso muy pesado y no estaba dispuesta a aguantar eso durante cuatro días, me puse firme, y me solucionaron el problema. Por lo que os digo, hay muchas más personas buenas que personas malas.  Este chico se hubiera emborrachado con cualquier persona, lo que ocurre es que yo me sentí en desventaja por el tema del idioma, y porque no me veía 4 días compartiendo camarote con una persona borracha (hubiera hecho lo mismo con una mujer en esas condiciones).

Pero de verdad que por el hecho de ser mujer no he tenido nunca problemas. Ni en aeropuertos, controles, o viajes en autobús, o trenes (quitando el comentado). Me he encontrado en situaciones dónde según las películas y muchos medios, me deberían de haber descuartizado como 20 veces, y nunca me ha ocurrido. 

Mujeres viajando solas… nuestra intuición…

Una vez aclarado esto, en el mundo en general, las mujeres tenemos que desarrollar la intuición para esquivar situaciones en las que nos sintamos en desventaja, que haberlas las hay, pero creo que, utilizando el sentido común y tu intuición, el viajar sola es lo mismo que vivir sola. No te da problemas, sólo que tú tienes que discernir entre lo que te puede poner en una situación de riesgo y lo que no. Y eso no se debe al estar viajando, se debe a cómo las sociedades han situado el papel de la mujer.

 

 

Si una chica está leyendo esto, seguramente pensará “si, muy fácil, porque seguro que Ana conoce gente allá donde va” ¿Es así? ¿Conoces previamente a alguien? Si no ¿Cómo te organizas con el alojamiento, etc?

 

Pues verás, ahora a mis 43 años, y después de haber vivido en varios países y haber viajado tanto, pues sí, tengo mucha gente conocida alrededor del mundo y te aseguro que si voy a visitar un lugar dónde conozco a alguien les aviso porque me da mucha alegría volver a ver a otros viajeros, o amigos o lo que sea.  Pero es curioso que lo que me ha ocurrido también es que amigos contactan con otros amigos y les dicen que una amiga va para allá y que quién se toma algo conmigo… ¡Sin conocerme de nada! Y la gente queda conmigo sin concocerme y nada más que por las ganas de enseñar, de conocer y de mostrar su amabilidad. Y yo nunca digo que no a conocer gente nueva. NUNCA. Lo hacía también cuando estaba viviendo en Madrid. He tenido en mi apartamento amigos de amigos, y he estado encantada.  Las relaciones entre seres humanos son maravillosas y se aprende siempre algo de otras personas. 

Cómo actúo en mis viajes…

Así es que, hay muchas veces que conozco a gente y les visito, otras veces me llegan por parte de otros amigos, y ahora se han convertido en amigos, y hay otras veces que no conozco a nadie y les conozco cuando llego.  Eso sí, eso no quiere decir que me quede en sus casas. Hay veces que sí, y otras muchas que no. Depende mucho.

Dónde me alojo…

Mi alojamiento por excelencia son los Hostels (Albergues), una, por el tema económico (normalmente son los alojamientos más baratos), y dos e igual de importante, es el lugar por excelencia para conocer otros viajeros, apuntarte a actividades súper divertidas, y además están preparados para viajeros que no quieren gastar mucho dinero, porque tienes cocina, salas de cine, wifi, precios especiales y ofertas en el caso de tener su propio bar, etc…

 

A lo largo de tus viajes, habrás hecho muchas amistades, ¿Cómo son estas amistades que se hacen en otro país? ¿Tienes luego contacto con ellos?

Hay de todo Rose.  Tengo un artículo muy bueno dónde hablo de este tema (Amores Viajeros vs Amores Pasajeros)  Básicamente, sabes cuándo las personas que conoces se van a convertir en gente que van a seguir ahí, o son amigos de aventuras con fecha de caducidad. Y son igual de bienvenidos que los que perduran en el tiempo. Hay grados, y hay circunstancias que nos colocan a cada persona en uno de esos grados. Y lo que he aprendido con el tiempo, es que todos son necesarios y bienvenidos. Y de todos se aprende algo y se disfruta de algo en concreto.

En mi caso particular me siento muy afortunada porque sigo en contacto con muchas de esas amistades y con algunas incluso nos hemos visto en diferentes países y es una gozada. Además, yo soy de cuidar las amistades, y aviso de ello por adelantado.  En el momento que veo que no es recíproco, pues yo también me relajo, pero soy de cuidarles y de que me cuiden 😉

 

Ana, viajera y cocinera
Ana, viajera y cocinera

 

Viajar alimenta el alma.

Sobre tu web, Viajar alimenta el alma… el nombre dice mucho. ¿Tú qué nos dirías? ¿Qué intentas transmitir con ella?

El objetivo fundamental es el de compartir información para animar a todo el mundo a coger la mochila y conocer mundo. Siempre y cuando sea lo que a uno quiere hacer de verdad. 

Me he dado cuenta que viajar está de moda, pero también estoy segura que no a todo el mundo le apetece. Sobre todo, el viajar no es la purga Benito, que todo lo arregla.  Esto también me gustaría que todo el mundo lo leyera y lo pensara de vez en cuando… Pero al lío, que me despisto.

 

Viajar alimenta el alma.

El matiz de Viajar alimenta el alma es que yo ya viajo despacio y eso también lo quiero transmitir en la forma de compartir mis viajes.  quiero trasladar el mensaje de responsabilidad cuando viajamos, por el impacto que producimos, que nos preocupe dónde viajamos, sus gentes, y los sitios dónde nos alojamos. Somos parte de todo lo que tocamos y quiero que la gente sea consciente.

Referencias a proyectos de voluntariado, sostenibles, alojamiento con estas características, etc… es lo que vas a encontrar, además de ideas varias para experimentar durante el viaje sea una máxima y no algo sólo fortuito. 

Quiero facilitar muchos truquillos que se desconocen y herramientas para valerte por ti mismo o ponerte en mano de personas que sepan del tema concreto que se necesita.

Quiero que la persona que lea Viajar alimenta el alma se lo pase bien, el sentido del humor y las risas son una de mis máximas, también.  Hace falta sentido del humor.

Así es que en mi blog vas a encontrar información de viajes, pero con alma, para que descubras diferentes modos de viajar, que descubras cuál es el tuyo propio y que no olvides los puntos importantes de respeto y curiosidad por el lugar dónde quieres ir.

 

Para terminar ¿Qué consejos darías a las viajeras en potencia que te están leyendo ahora mismo?

 

  1. Piensa bien por qué quieres viajar, qué es lo que quieres conseguir de esa experiencia. Y una vez tengas claro tu objetivo, entonces busca la forma de viajar que más te interese a ti personalmente. Todos somos únicos y tenemos que hacer lo que nos apetece y no lo que se supone que tienes que hacer. Por ejemplo: a Nepal casi todo el mundo va a ser voluntario, o a realizar montañismo. Chicas, si no os veis capacitadas de algo así, Nepal da muchas opciones de viaje, no sólo esa y hay que conocerse y conocerlo… Elegir vuestra manera de viajar y no tengáis miedo o vergüenza a exponerlo.
  2. No vayas con miedo a sitios que sean diferentes. Míralos como lugares con potencial increíble de aprendizaje para ti como persona. Infórmate de todo lo que te provoca miedo y tranquiliza esa parte que te crea angustia. Busca la mejor opción para superar ese miedo. Siempre hay soluciones, siempre.
  3. Respeta el lugar, preocúpate de cuáles son las circunstancias de esos lugares y cómo impactas. Viaja de forma consciente y dándote cuenta que vas a formar parte de un lugar que no es el tuyo.
  4. Y por supuesto, adiós a las comparaciones y expectativas. Mente Abierta, Ojos Abiertos, Juicios Cero.
  5. Si desconoces por dónde empezar ponte en manos de personas que te pueden ayudar como puedes ser tú, Rose, o yo misma con las Asesorías para Viajeros. Por eso hacemos lo que hacemos, porque tenemos tantas experiencias y conocimientos acumulados, que sabemos que podemos ofrecer lo mejor a las personas que no saben ni por dónde empezar. Eso sí, yo lo hago desde el conocimiento de la persona que me pide la asesoría por lo que he comentado antes, todos somos únicos.
  6. Por último, el lema de mi blog, ¡Si yo puedo, Tú puedes! Yo soy una mujer como todas las que nos estáis leyendo, así es que lo dicho… ¡A viajar que alimenta el alma!

Feliz día de la Mujer a todas y a todas las viajeras, espero que nos crucemos en algún camino por este maravilloso mundo

Etiquetado: /

La Historia de Pedro Páez: el jesuita que descubrió las Fuentes del Nilo Azul.

Pedro Páez

El jesuita que descubrió las Fuentes del Nilo Azul.

 

A veces encontramos conexiones entre ciudades y países casi imposibles de imaginar. Ese es el caso de España y Etiopía. Sin embargo, hace mucho, mucho tiempo existió un jesuita que cambió la historia de Etiopía, el cual era oriundo de Olmedo de la Cebolla, hoy en día Olmedo de las Fuentes, cerca de Alcalá de Henares, y que por circunstancias terminó su existencia junto al lago Tana, en Góngora, donde se encuentran sus restos junto al castillo que edificó para el rey etíope Susinios III.

 

Etiopía
De camino a las cataratas del Nilo Azul

Historia del Jesuita y su entorno histórico.

La historia de Pedro Páez es una historia de aventuras. Nacido en 1.564 en el seno de una familia acomodada, Pedro Páez llegó a este mundo en la era de Felipe II. Aquella fue la era de las conquistas españolas, de las novelas de caballeros andantes, del absolutismo y la expansión del cristianismo, y también de la creación la Compañía de Jesús, una compañía tan cristiana como aventurera, tan progresista en su nivel de enseñanza como ligada a veces y desleal otras al papado, pero sobre todo llena de viajeros y gente insaciable de nuevos lares. 

Puente para llegar a las cataratas del Nilo Azul. Etiopía.
Puente para llegar a las cataratas del Nilo Azul. Etiopía.

 

 
Pedro, que era el menor de todos sus hermanos, fue enviado a Coimbra a estudiar, tierra que dejó en 1.588 para embarcarse a la propagación del cristianismo en Abisinia junto con otros compañeros jesuitas. No iba a ser tan fácil llegar a Etiopía como él pensó. Tras un paso por Goa, India, en la colonia jesuita que allí existía, fue raptado y vendido como esclavo a los turcos junto su amigo Antoni de Montserrat, con el que compartió penurias en las galeras turcas hasta que un comerciante de moka se apiadó de ellos y les compró para darles la libertad a estos dos personajes, que hablaban 12 idiomas y sumaban 4 carreras entre los dos. Ni la vuelta a Goa y los cuidados de los compañeros lograron que Antoni de Monserrat escapase de la muerte; el paso por el Rub’al Khali, desierto que ocupa un tercio de Arabia Saudí y los días de galeras hicieron que Pedro tuviese que dirigirse a Etiopía sólo, y que su expansión del cristianismo entre quienes quisieran convertirse, fuese solamente obra de él.

Fuentes del Nilo Azul
Fuentes del Nilo Azul

 

Llegada a Etiopía

 
Pero no acabaron aquí todas las pericias de uno de los primeros europeos que presenció la ceremonia del café y del primer europeo en ver las fuentes del Nilo Azul (aunque los ingleses lo atribuyan al escocés Bruce de Kinnaird ciento cincuenta años más tarde): no. Para subsistir, tuvo que ser albañil, aprender las costumbres locales, y lograrse el favor de los reyes etíopes. Pedro logró convertir a  Sussinios III al cristianismo. La península de Góngora, en el Lago Tana, se transformó en una sociedad abierta e igualitaria; todo era de todos  y todos participaban en todo. De este modo, se logró más conversiones al cristianismo que ninguna otra fuerza de sumisión.
 
 
Pero Pedro murió, y los coptos volvieron a imponerse, y la sociedad cambió. El tiempo pasó y pasó, sin que nadie se acordase de este aventurero que hizo el bien allí donde hacía falta- Ahora, nadie le recuerda en los libros de historia. Ni siquiera su tumba es ahora fácil de encontrar entre la vegetación.
 
 
Pedro Páez fue un luchador. Fiel a su frase “Nunc Dimitis” (nunca te rindas). Si hablamos de Etiopía, Pedro merece una mención.
 

Etiopia

Nos acordaremos de él e intentaremos visitar su ciudad en el Lago Tana. Gente como él son los que construyen un mundo mejor.

cataratas nilo azul. etiopia
Las cataratas del Nilo Azul

 

Lago Tana
Fuentes del Nilo Azul

Etiquetado: / /

Gastronomía en la Toscana

Gastronomía en la Toscana

Comida en la Toscana (PD. Esta entrada ha sido escrita por Bernat Lloret).

 

Sencillez, creo que es la palabra que definiría la gastronomía de la región italiana de la toscana, Carne, pescado, legumbres, y sobre todo hortalizas, y el indispensable aceite de oliva, muy mediterránea.

Ahhh se me olvidaban… los quesos!!!!

 

Gastronomia en la Toscana
Gastronomia en la Toscana

 

 

Es que en esta zona de Italia es el paisaje quien ha contribuido a que la gastronomía se diferencie del resto del país. Sus campos de olivos, los inmensos viñedos, las plantaciones de hierbas aromáticas, los bosques de castaños y la gran cantidad de árboles frutales han creado un territorio en el que la cocina está definida completamente por su geografía

 

Platos típicos de la Toscana.

La llamada “Bistecca alla fiorentina” podría resumirse en un filete bastante de importante grosor; un corte de buey (de “Chianina”, una raza especial) o ternera el cual contiene además un hueso.

Este plato se cocina en brasas de carbón, que seca la carne de tal manera que la parte interna siempre poco hecha. La carne es salada luego de ser retirada de la parrilla y su aroma característico se consigue una vez retirado de la parrilla cuando suele añadírse pimienta, hierbas y un poco de aceite de oliva.

El título de este plato se le adjudica a la milenaria familia Medici, que todos los 10 de agosto festejaba la fiesta de San Lorenzo en tierra Toscana, sirviendo a todo el pueblo florentino mucha cantidad de carne. Algunos historiadores aseguran que ciertos caballeros ingleses, presentes en dichas celebraciones, nombraban al plato “beef steak”: tratando de pronunciarlo en su idioma, el pueblo florentino lo transformo en la “bistecca”.

 

Bisteca a la fiorentina, gastronomia toscana
Bisteca a la fiorentina

 

Platos típicos toscaniles.

Entre otros platos típicos de la zona se encuentran la “– sopa que se prepara a fuego lento, a base de pan y minestra con repollo y judías blancas -, la “panzanella” – ensalada con albahaca, tomate y pan – o los “pappardelle” – pasta plana y ancha que se acompaña con estofado de libre o jabalí.

 

Minestra di pane. Gastronomía de la Toscana.
Minestra di pane. Gastronomía de la Toscana.

 

La cocina toscana se podría definir como una explosión de los sentidos del gusto y el olfato, en cuanto te sientas a comer o incluso al acercarte a la trattoria o ristorante, empiezan los aromas a carne a la brasa, verdura fresca, albahaca, y una mezcla de sensaciones que solo producen una salivación masiva y un apetito intenso.

 

Certaldo.
En la Toscana la buena gastronomía está garantizada.

 

Gastronomía en La Bandita, Bettolle.

Al llegar a nuestro alojamiento en Bettolle, La Bandita, y después de un largo día de viaje, solo nos apetecía comer y descansar, en cuanto entramos en el establecimiento notamos ese olor a carne a la brasa y a quesos, y velozmente dejamos los bártulos y nos sentamos a la mesa.

Empezamos con una selección de quesos de la zona que iba acompañada de un aceite de oliva extra casero, para deciros que a Rosabel no le gusta mucho el queso y estos le encantaron, después nos sirvieron una bressaola, que es hojas de lechuga y albahaca con prosciutto, que es jamón, aunque no tan bueno como el nuestro.

 

Bresaola. Gastronomía Toscana
Bresaola. Gastronomía Toscana

Quesos en la gastronomía toscana.
Quesos en la gastronomía toscana.

 

El plato fuerte vino con la carne, elegimos dos platos, una tagliata, que es un trozo de carne de unos 700 gr, cocinado a la brasa, poco hecho, muy tierno y de gran espesor, muy sabroso, pero lo que nos sorprendió fue una carne montada en timbal, con balsámicos y una reducción de vino tinto de la zona, nos quedamos de piedra al probarlo, buenísimo. todo acompañado de un vino chianti “clásico”.

 

Tagliata, Gastronomía Toscana.
Tagliata, Gastronomía Toscana.

 

De postre un helado de almendras parecido al turrón pero más suave y unas copitas de limoncello casero.

 

Otro día probamos las pizzas, en la localidad de Torrita di Siena, muy buenas, aunque las podemos encontrar igual en cualquier restaurante italiano, de italianos claro, en España.

 

Pizza en Torita di Siena
Pizza en Torita di Siena

 

La comida en Roma.

Ya en Roma, probamos por fin la pasta, está deliciosa, pero lo mismo que con las pizzas, si vais a Italia intentad probar las comidas diferentes que no encontramos aquí.

Debo resaltar sin embargo algo que tenemos nosotros y ellos y que hay una gran diferencia. El helado.

Abundante, delicioso y no muy caro, comparado con el resto de comidas en Italia.

En definitiva, os recomiendo probéis los quesos, la carne a la brasa y con reducciones de los vinos italianos, la pizza y la pasta, y de postre helado. para acabar la comida un limoncello u otro licor local.

 

 

Etiquetado: / / /

Shimla, la capital de Himachal Pradesh.

Shimla

El lugar preferido por los indios para pasar la luna de miel.

Visitando Himachal Pradesh.

Imaginaros la llegada de los británicos a la India, con sus trajes victorianos, salpicados por un calor sofocante y pegajoso que parecía nunca acabar. Para gente como ellos, acostumbrados a la lluvia y al frío londinense, la India tuvo que ser algo demoledor. Pero claro, tenían un truco para escapar de ese sofocante estado, y ese era Shimla, el lugar de veraneo del Raj británico. Capital del estado de Himachal Pradesh, es el lugar perfecto para terminar unas vacaciones de Agosto en la India del Norte. No solamente no hay vacas por doquier, sino que el clima fresco y sus paisajes montañosos consiguen darnos un respiro.

 

Shimla
Shimla

Shimla

 

Después de una meteórica Carrera en un bus local de Chandigarh hasta allí, pilotado por un Sij que parece estar de competición, llegamos al lugar. Hoy por hoy, muchos indios eligen esta población para disfrutar de su luna de miel. Y es que esta pequeña ciudad tiene mucho que ofrecer: no solamente su clima, sino su lago, o la arquitectura colonial de la que quedan restos en la Iglesia del Cristo, o la casa de campo del Virrey, todo ello coronado por un castillo (El castillo de Gorton) en su cima.

 

Calles de Shimla
Calles de Shimla, India.

 

Shimla, India
Vistas de Shimla desde el teleférico. India.

 

La ciudad también tiene un teleférico que nos permitió hace multitud de fotos desde las alturas.

 

 

Iglesia de Shimla.
Iglesia de Shimla.

 

 

Shimla, monumento a Indira Gandhi.
Shimla, monumento a Indira Gandhi.

 

Al ser una excursión de un día, no nos da tiempo de ir a muchos de los lugares alrededor que recomienda nuestra guía de viajes, pero seguro que son igualmente preciosos…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Etiquetado: / / /

El origen de las Tapas.

El por qué de las Tapas.

Las tapas es una costumbre española, que no solamente nos gusta a nosotros, sino también a los muchos turistas que  llegan a nuestras tierras. A pesar de que todos las tomamos, muy poco sabemos de esta costumbre tan arraigada en nuestra cultura. En efecto, las tapas se vienen sirviendo en los bares españoles más de 700 años. Vamos a ver cómo nacieron.

las Tapas en España
Las tapas en España

 

Imaginaros en el Siglo XIII, bajo el reinado de Alfonso X el Sabio. Por aquél entonces, la población española era mayoritariamente agrícola. Eran gente humilde que trabajaban mañana y tarde, y que descansaban a medio día para tomar algún tentempié. Como el dinero era escaso, pero la sed apremiaba, muchos eran los que no comían, pero sed no pasaban. Después, con dos copas de vino de más, volvían al trabajo, con las consecuencias del alcohol bebido con el estómago vacío.

Quiso el destino, que el rey Alfonso cayese enfermo por aquél entonces. Su médico le prescribió comer pequeñas porciones de comida cada vez que bebiese vino, para aliviar su enfermedad. Como el remedio fue tan exitoso con el rey, éste pensó que sería bueno que el pueblo lo probase. Para ello, dispuso una ley, que obligaba a todas las tabernas castellanas a servir un pequeño tentempié, cada vez que alguien pidiese una copa de vino.

Desde entonces, se viene sirviendo una tapa, si pedimos vino o cerveza. No ocurre lo mismo si pedimos un refresco o bebida sin alcohol. Habrá que fijarnos si realmente se hace así en la práctica.

 

De dónde procede el nombre de “Tapa”.

 

Nos desplazamos ahora hasta el siglo XIX, en la época de Alfonso XIII. En aquél entonces, se encontraba el rey por tierras de Cádiz, cuando paró a reposar y a comer algo en El Ventorrilo “El Chato”, un chiringuito de playa que todavía existe en la actualidad. Como es costumbre en la zona, el rey pidió una copa de Jerez. Quiso la climatología que se levantase un viento fuerte, que trajo consigo la odiada arena que llega cuando estamos cerca del mar. El camarero, al ver a la arena llegar al vaso de su rey, tomó una loncha de jamón serrano curado, y tapó el vaso. Alfonso XIII, sorprendido, le preguntó qué era aquello. El camarero le respondió que aquello era una “tapa”, para que no entrase la arena en el vino. Se tomó el rey su vino y su “tapa”, y volvió a pedir otro vino y “tapa”. Su séquito, le imitó y pidió lo mismo una y otra vez. La historia de la tapa había nacido. Desde entonces, han sido millones los turistas llegados a nuestras tierras en busca de una gastronomía que nos distingue alrededor del mundo.

 

Alcalá de Henares es famosa por su larga tradición de tapas.

Alcalá de Henares es famosa por su larga tradición de tapas.

 

Desde aquí, quiero animar a todos a leer el libro “Madrid Oculto”, de Peter Besas y Mark Besas, de Ediciones La Libreria. Es un libro ameno y de donde he sacado la información contada en el post.

Etiquetado:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más información.

aceptar