Relatos de Mujeres que viajan Solas por el Mundo

Son muchas las mujeres que quieren dar el paso y empezar a viajar, y muy pocas las que se atreven. Muchos son los tabúes y los miedos que intentan siempre disuadir a aquella que se atreve siquiera a decir que quiere marcharse sola…

Tailandia y sus gentes, rose viaja
Tailandia y sus gentes, rose viaja

No obstante, el viajar siendo mujer y atreverse a hacerlo sola va cada vez extendiéndose más, y poco a poco, muchas chicas se lanzan a la aventura de vivir la experiencia del viaje en solitario. No nos equivoquemos, no siempre es fácil, no siempre se puede, no siempre las circunstancias acompañan, pero los medios sociales y el aumento de los blogs de Mujeres Viajeras van calando en las indecisas, que pueden leer de primera mano que su sueño puede hacerse realidad.

Siguiendo nuestro anterior post, hoy hablamos con dos blogueras y viajeras que son un ejemplo para el resto: Lilian y Marga.

Lilian, de Lilian Viajera

Lilian es una de las componentes de la web de viajes Lilian Viajera, desde donde escribe y publica junto a su compañero de viajes, Alfredo. Porteña de nacimiento, Lilian lleva visitados infinidad de países, todos ellos previamente documentados antes de empezar. Con tanto viaje a cuestas, es normal que en algún momento quisiera dar el paso de hacerlo sola, y fue el Camino de Santiago su elección. ¿Qué pasó? ¿Cómo fue el irse a realizar el Camino sola? Ella misma os lo cuenta.

Mujeres Viajeras, Lilian Viajera

Habla Lilian

Cargando aquella mochila y siendo castigada por el sol del mediodía fue cuando percibí que era capaz de hacer aquel Camino, capaz de hacer cualquier cosa. Me di cuenta de que yo era una persona completa, entera y autosuficiente. Saber aprovechar la propia compañía es sinónimo de madurez, de aprendizaje, de evolución personal. Tener gente en nuestra vida es una elección, no una necesidad. Y comprender esto es cómo sacar un peso enorme de los hombros. Tal vez por eso mi mochila pareciera tan leve.

El estar sola no significa estar en la soledad, significa estar consigo mismo, un momento de reflexión importante para revisar sueños, valorar lo que ya se ha conquistado, pensar en nuevos objetivos, entender sus necesidades e incluso planificar futuros viajes; Es descubrir en cada elección y decisión.

Viajar sola es la mejor manera de conocer el mundo a sus propios ojos, sin desviar la atención hacia el otro, o para las necesidades del otro, preferencias, gustos y personalidad. Cuando viajamos solos podemos ser flexibles con nosotros y con nuestros itinerarios. Solo, estamos más abiertos y más disponibles para conversar y conocer a nuevas personas.

Yo me liberé de ciertos miedos internos, vendré a mi mejor amiga y descubrí cosas nuevas sobre mí misma … mi autoestima aumentó, me fortaleció y me enseñó que antes de cuidar de los demás es mucho más importante cuidar de mí misma.

Margarita Lozano, NoSoloTours

Margarita Lozano es una emprendedora nata; toda su trayectoria está marcada por un empezar de nuevo el camino sin tener ningún miedo; igual la vemos en su querida Jerez de la Frontera guiando en un palacio jerezano, y con un negocio propio, como la puedes oir por la radio, todo eso pasando por una estancia de un año en Noruega, desde donde no ha dejado de escribir y viajar por su cuenta o con su pareja. Su blog de viajes, Nosolotours, sin duda refleja mucho de sus vivencias.

Marga nos habla de su viaje el pasado invierno a Polonia

Habla Marga…

Mi viaje a Polonia fue inesperado. Residía en Noruega con permiso semestral, así que tenía que salir del país para renovarlo. 

Nunca he tenido ningún problema con viajar sola, empecé a los 22 años y a estas alturas, no me voy a sentir impresionada, pero ni siquiera lo estuve por primera vez. Posiblemente ir con mi madre por ahí sin llevar hotel reservado, en una ocasión solo llevábamos vuelo de ida, sin planes cerrados, por así decirlo, me convirtió en la aventurera que soy. A fin de cuentas si una adolescente ve que su madre no teme a nada, ¿qué va a temer ella cuando crezca? 

Volé a Gdansk porque he de reconocer que el vuelo costase 20€ ida y vuelta, era muy tentador, y lo que encontré durante mis 3 días de estancia fue una ciudad preciosa, espectacularmente conservada, bien cuidada y muy preparada para el turismo. 

Hay casas de cambio por todas partes, monumentos, museos, galerías de arte… 

Su gastronomía me sorprendió gratamente, incluso su vino, y sus precios son tan bajos que casi no lo creía.

Siempre me parece que la seguridad de una ciudad va ligada ala muestra de civismo que encuentro por las calles, y que no viese ni un solo papel por el suelo explica que la gente aparcase las bicis y no les pusiera candado. 

Margarita Lozano en Polonia, Nosolotours

Todo el mundo con el que me topé por alguna razón, hablaba inglés, así que el idioma tampoco supuso un problema. La verdad es que volví encantada y con muchas ganas de continuar conociendo este bello país, y por supuesto, de seguir escapándome alguna que otra vez yo sola, si ya las mujeres de la época victoriana lo hacían, ¿cómo no lo voy a hacer yo en pleno siglo XXI?