• Menu
  • Menu
Que ver en Arles, Francia
Que ver en Arles, Francia

Viaje a Arles, Francia

Un viaje a la Provenza

Paseando por Arles por tu cuenta

 

Que ver en Arles, Francia
Que ver en Arles, Francia

 

Visitar la Provenza es hablar de lavanda, abadías medievales, caminos comarcales llenos de recovecos para fotografiar, de la luz. En nuestro caso, nuestra intención era visitar los museos de arte que allí se encuentran, el centro Van Gogh, en Arles, y el de Paul Cézanne, en Aix-en-Provence. Sin embargo, quiso el destino que no pudiésemos visitar nada de lo previsto, y terminásemos con distintas oportunidades, igual de bonitas o más, y que a continuación os relataré.

 

Que ver en Arles, Francia
Nuestro apartamento en Arles

 

 

Qué ver en Arles, Francia

Nuestro punto de partida fue Arles, donde por Airbnb, alquilamos un precioso apartamento en la otra orilla de Ródano, pero de muy fácil acceso al centro histórico de la ciudad. Desde allí, hicimos lo imposible: visitar Arles, Aix-en-Provence, les Baux en Provence, Gordes y Avignon en tres días. Por supuesto, no pudimos ver nada a fondo, pero tampoco era la intención. No nos gusta seguir al detalle las guías de viajes, sino perdernos en los lugares que visitamos, así que una vez más, nos valió la pena llegar a Francia, uno de los destinos todavía pendientes en nuestro mapa de viajes, y al que sin duda volveremos.

 

Que ver en Arles, Francia
Que ver en Arles, Francia

 

Todo sabe a arte en Arles…

 

Arles se alza majestuosa sobre el Ródano, con un encanto decadente que hace sea distinta de todo el resto de ciudades de la región. Ciudad pequeña y de fácil recorrido, conserva un fondo romano que la hace favorita de todos aquellos amantes de los ancestros de Julio César. Van Gogh, encontró aquí su inspiración, teniendo aquí el año más prolifero de su carrera artística. La luz mediterránea? Probablemente.

Arles fue testigo de la locura del artista, y de su pelea con otro célebre de los pinceles, Gauguin. La historia de cómo se cortó la oreja ya es conocida por muchos…

Que ver en Arles, Francia
Que ver en Arles, Francia

 

 

Qué ver en Arles, Francia

Empezamos nuestro recorrido tomando un café en el Coffee Me de Irene, una simpática colombiana que nos prepara un excelente café. Allí desayunamos, y nos dirigimos enfrente de su tienda, donde se encuentra la oficina de turismo.

Que ver en Arles, Francia
Que ver en Arles, Francia

 

Que ver en Arles, Francia
Que ver en Arles, Francia

 

Que ver en Arles, Francia
Que ver en Arles, Francia

 

Allí descubrimos, que es posible comprar un pase válido para 15 días, y con el que podemos visitar 4 monumentos y 2 museos, el museo Reattu y el Museo de Arles y la Provenza Antigua, por 11 euros cada uno. Compramos el ticket, y nos dirigimos a aquello que nos parece más interesante: el anfiteatro “les Arenes”, que ha sido uno de los dos más grandes de Francia, y donde todavía se celebran corridas de toros y conciertos, el Criptopórticos, pegados al ayuntamiento, donde bajando podremos ver una parte de la ciudad, dedicada en el pasado al establecimiento de comercios, y la iglesia y claustro de Saint-Trophime, muy interesante también.

 

iglesia y claustro de Saint-Trophime
iglesia y claustro de Saint-Trophime, Arles

 

 

Museo de Arles

La visita al Museo de Arles, la hacemos pensando que nos va a encantar, pero no, a pesar de todas las buenas críticas de Tripadvisor, no es lo mejor para nosotros. Es un museo muy educativo, que explica toda la comarca, pero quizás porque esperábamos demasiado, lo que más nos gusta es el antiguo barco de madera rescatado y restaurado que en el Ródano se encontró, y del cual se explica toda la historia de su restauración.  Depende un poco de vosotros y vuestras preferencias para ir a verlo o no.

 

Que ver en Arles, Francia
Que ver en Arles, Francia

 

Que ver en Arles, Francia
Que ver en Arles, Francia

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Rose

Cuando empecé a viajar, hacía ya mucho tiempo que quería hacerlo, pero no sabía cómo ni cuándo. Solamente un pequeño empujón hacia Laos, y mi destino estaba claro: mi vida era viajar… con el tiempo, me he dado cuenta de nada te aporta tanto, te enseña tanta humanidad y te otorga tanta comprensión, como el viajar. Cada viaje te acerca a una cultura y personas distintas, pero que al final, son tan humanos como tú. Los viajes son una lección de vida, así que cuando empieces, no volverás a ser la misma persona, no lo olvides…

View stories

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 comment