Viaje a Mongolia en Agosto del 2018

En breve iniciaremos el viaje hacia uno de los países más desconocidos para muchos, Mongolia. Solamente el nombre ya nos suena lejano, y más de uno me ha preguntado por qué Mongolia, y qué hay allí que valga la pena visitar. La verdad es que cuanto más leo acerca del país, más me sorprende que no lo haya elegido antes como destino: Mongolia es sorprendente; no solo su cultura, sino también su Patrimonio Histórico – Artístico, su naturaleza, que es brutal, y su cultura. De seguro que va a ser un increíble viaje y que no nos va a defraudar. Es por ello, que preparando información, ya tenemos algunos de los lugares que seguro visitaremos. Empezamos por uno de los que más me apetece visitar, el Monasterio de Erdene Zuu, el monasterio con más historia de Mongolia… vamos allá…

Monasterio de Erdene Zuu
Monasterio de Erdene Zuu

El monasterio de Erdene Zuu en Mongolia

Erdene Zuu o Templo de la joya es el monasterio budista más antiguo que podemos encontrar en el país. Situado en Ovorkhangai, en el Valle de Orkhon, solamente dos kilómetros le separan de Karakorum, la antigua capital del país, forma parte del Patrimonio de la Unesco. El monasterio data de 1585, cuando el Príncipe Abtai Han ordenó su construcción. Karakorum era entonces una ciudad en ruinas, abandonara por los mongoles cuando la capital del reino pasó a ser Pekín. La construcción del templo se realizó después de que el príncipe conociera al tercer Dalai Lama, y el país adoptara el Budismo Tibetano como su religión.

La purga comunista

El monasterio llegó a ser muy importante y tener una gran repercusión en el budismo tibetano del país; solamente en el año 1792, ya vivian 10000 lamas, los cuales seguían el rito Saskyapa. Esta filosofía intenta encontrar el equilibrio entre la meditación y la erudición. Tampoco hay diferencias con el Samsara, el ciclo de los nacimientos, ni el Nirvana, según sus creencias. El 1939 Horlogiin CHoibalsan , líder comunista, hizo una purga que costó la vida a miles de monjes (se calcula que más de 10.000 monjes fueron asesinados), y cerraría y destruiría otros tantos monasterios budistas. Solamente tres de los templos que forman Erdene Zuu permanecerían intactos. Los templos permanecerían gracias a que fueron convertidos en museos, y a que el presidente Stalin recibió presiones por parte de Franklin Roosvelt, que le animó a que los dividiera. Su nueva función como museo le salvó de la destrucción total.

No fue hasta 1990 que el monasterio volvió a ser lo que era y la religión tibetana dejaría de estar prohibida. Hoy en día, Erdene Zuu es un monasterio donde los peregrinos pueden hacer sus peregrinaciones sin ningún tipo de temos. No obstante, existe una parte conservada como museo, con el fin de explicar a los viajeros más sobre su historia.

 

Qué nos vamos a encontrar

Gran parte de los templos que forman el monasterio se edificaron con las piedras que formaban las ruinas de Karakorum. Los tres templos de estilo chino que podemos ver en la actualidad, Gurvan Zuu, forman parte de aquella época y fueron construidos de este modo. Son los únicos templos no itinerantes de esta época, ya que la filosofía de vida nómada mongol, hacía que sus templos también fueran itinerantes, y fueran gers. Con el paso de los años, se formó una plaza, con cuatro puertas de entradas. También se añadieron más templos y construcciones a las ya construidas, formando un complejo de más de 700 construcciones.