Recomendaciones para viajar sola

Tips para mujeres que viajan solas

 

Corría el año 381, cuando una intrépida gallega, Egeria, hacía su mochila de viaje para irse a recorrer el mundo. Siempre junto a su Biblia, para poder comprobar que realmente todos los lugares de los que allí se hablaba existían, Egeria se convirtió en la primera mujer viajera de la que se tienen datos. No solamente eso, sino que, además, escribió el primer libro de viajes, muy por delante de Marco Polo, que lo haría 1000 años después (Cristina Morató en su libro “Viajeras, intrépidas y aventureras).

A pesar de que el viajar una mujer sola ha sido una constante a lo largo de los siglos, hoy por hoy, en el 2017, todavía se sigue viendo extraño, y sumamente raro, que una mujer quiera viajar por su cuenta. Es verdad, que hay que tomar precauciones, como también hay que tomarlas todos los días al enfrentarnos a nuestra vida diaria, ya sea teniendo precaución al conducir hacia nuestro trabajo, o quién nos llama a la puerta de casa y no conocemos. Por ello, he recopilado para vosotras algunas pautas que sigo siempre que viajo sola… espero que os ayuden.

roseviaja
Comiendo en Dali, China. Aquí la gente es muy maja. No sé cuántas abuelitas chinas conocí…

 

Recomendaciones antes de ir…

1.      Recopila información antes de ir a tu destino.

Una cosa es querer viajar para desconectar de todo; otra muy distinta es irte sin saber absolutamente nada de tu destino final, sobre todo, si vas a ir por tu cuenta. Tu viaje va a ser mucho más completo si te preocupas de saber dónde vas. Recuerda siempre, que el viaje se vive tres veces: cuando se prepara, durante el viaje, y al recordarlo. Saltándote el primer paso estás perdiéndote un tercio de tu viaje.

 

2. Estudia la cultura del país.

No todos somos iguales aquí en nuestro país, imagina si hablamos de otras culturas, todavía peor. No está de más que leas un poco sobre las costumbres y qué debes y no hacer en el país que vas a visitar. Por ejemplo, hay países, como Irán, donde tienes que llevar pañuelo en la cabeza siempre; otros como Turquía, no, pero tienes que cubrir tus hombros al entrar en una mezquita. En Filipinas, te van a hacer miles de preguntas sobre dónde está tu marido, y por qué viajas sola. En la India, directamente te pedirán matrimonio… Descubre la cultura local, y el viaje será más fluido y podrás interactuar con mayor facilidad.

3.      Lleva lo justo.

Hazme caso. Deja el maquillaje y los tacones altos en el armario para la vuelta. Cualquier cerveza local o copa de vino, sabe mejor cuando te desinhibes y la tomas con tu vieja camiseta de toda la vida. Olvida el secador. Al natural, todas estamos más guapas.

4.     Menos es más.

Cuanto más vacía lleves tu maleta, menos te va a pesar, y por qué no, más vas a poder comprar. Te lo dice una adicta a las camisetas de mercaditos locales.

5. Seguro de viaje. OBLIGATORIO.

Habrá países donde la sanidad esté avanzada, pero sea cara. Otros, donde no lo esté, pero sea cara también. Por ello, más vale que te cubras y te hagas siempre un buen seguro. Viajar no es gratis, y sumarle a todo tu presupuesto el precio de un seguro de viaje, no te va a resultar tan penoso. Como ejemplo te diré, que hace unos años me puse enferma de gripe en Tailandia, mientras realizaba un voluntariado. Como era el año de la famosa gripe A, y tenía fiebre, tuve que ir al hospital a que me hicieran todas las pruebas. El tener el seguro de viaje me permitió poder realizarlas sin coste alguno.

Kota Kinabalu, Malasia, haciendo amigos. En Kota Kinabalu, no pasé ni un día sola. Todos los días conocía a alguien que también viajaba solo/a, y con la que hacer cosas. En la foto, con Jien, una amiga que conocí y con la que todavía mantengo el contacto

 

Recomendaciones durante el viaje.

1. Documentación: tu pasaporte, tu vida.

Preocúpate de tener controlado en todo momento tu pasaporte y la documentación del viaje. En mi caso, nunca jamás lo dejo en ningún sitio que no sea yo misma; vaya donde vaya, camina conmigo. No lo dejes en hoteles, ni lo lleves en mochilas susceptibles de recibir un tirón en cualquier momento. Robarte el pasaporte, puede ser un quebradero de cabeza muy grande. No te la juegues.

 

2. Camina con seguridad.

Es uno de los puntos fuertes para no ser presa de los cazadores de turistas. Podrás ser más blanquita que Heidy, pero alguien que camina con prisa y decisión, da la sensación de que sabe dónde va. No lo olvides.

 

3. Salir por la noche.

Te voy a poner un ejemplo, cuando sales por tu ciudad hasta las tantas, ¿luego vuelves andando hasta tu casa, o coger un taxi o alguien te deja en casa? Lo segundo, ¿verdad? Pues lo mismo si estás de viaje, a no ser que estés haciendo un viaje con más gente, o que salgas con amigos que hayas hecho durante el camino. En mi caso, intento aprovechar siempre todo el día para ver cosas, y aprovechar al máximo cada destino. Si luego conozco a gente en el hotel u hostelling, y se dan las circunstancias para salir a tomar algo, por supuesto que salgo, pero siempre con precaución.

 

4. ¡Prohibido sacar el mapa al medio de la calle y empezar a estudiarlo!

Ya sé que parece muy evidente, pero a cuánta gente le he visto haciendo esto. A ver, ¿qué piensas tú cuando ves a alguien en tu pueblo en medio de la calle mirando un mapa? que va perdido, ¿verdad? ¡Pues lo mismo van a pensar de ti! ¡Que no te enteras! Es mejor que lo estudies todo antes de salir, y si luego te pierdes, entras en una cafetería, te pides un café, respiras, y lo vuelves a consultar. Si tienes que preguntar por la calle, lo mismo que te he dicho para ti, siempre verás a gente con el paso apresurado, con toda la pinta de vivir allí y pasar de ti. Ésos son los buenos, porque no te intentarán sacar nada.

 

5. La batería del móvil, siempre cargada.

Así, si necesitas ver alguna dirección con la wifi local, lo puedes consultar.

 

Animales en el Tïbet….

Sobre todo, y lo más importante…

DISFRUTA. Disfruta de tu experiencia viajando sola. Deja que el nuevo entorno en el que estás, esa nueva cultura que has ido a conocer, inunde tu alma. No dejes que los prejuicios ni las cargas que llevamos de nuestra rutina habitual te impidan disfrutar de cada momento. Al final, este viaje es un punto de inflexión en tu camino, que te ayudará a conocerte mejor a ti misma, a conocer tus fortalezas y debilidades, y a que seas mejor persona. No hay experiencia tan gratificante ni tan completa como el viajar sola unos días. Déjate fluir, disfruta todos los pequeños momentos del día que van saliendo, ábrete a conocer nuevas personas y a entablar conversaciones con desconocidos, ríe, sonríe más, tómate esa copa de vino en una terraza sola que nunca te tomas en tu ciudad porque siempre vas deprisa a todos lados….Vas a volver distinta, te lo aseguro…

 

Guilin, China
Guilin, China

 

Etiquetado: /

Hoteles en Florencia, Cortona y Bolonia.

Información Práctica. 

Hoteles y Restaurantes de Florencia, Cortona y Bolonia.

 

Vistas desde el Hotel Italia, Cortona
Vistas desde el Hotel Italia, Cortona

 

 

Hoteles en los que pernoctamos.

 

Hotel Bavaria , Florencia.

Todo un acierto. El hotel Bavaria se encuentra a escasos metros del Duomo, en pleno centro. Se compone de la segunda y tercera planta de un antiguo edificio renacentista. Si cierras los ojos, pueden pensar que te encuentras en otra época por un momento. Las habitaciones, convergen a un gran salón antiguo donde se encuentran los baños (hay duchas en todas las habitaciones, pero el aseo es común). El personal es muy atento, y el desayuno es bastante correcto. Volvería. El precio fueron 44 euros por noche la habitación doble con desayuno (en temporada baja, y excluyendo el impuesto municipal de turismo)

 

Hotel Italia, Cortona.

El favorito de mi madre y con razón. El hotel está en el centro del pueblo. Tiene unas habitaciones muy confortables, y un ambiente muy acogedor. El desayuno se toma en la terraza acristalada del hotel, tipo buffé. El personal del hotel, es muy agradable, en especial, Ramona, la chica que nos atendió. Volvería sin dudarlo una y otra vez. El precio fue 61 euros. Muy importante: estábamos en temporada baja.

 

 

Vistas desde el Hotel Italia, Cortona
Vistas desde el Hotel Italia, Cortona

 

 

Desayuno en el Hotel Italia, Cortona
Desayuno en el Hotel Italia, Cortona

 

Desayuno en el Hotel Italia, Cortona
Desayuno en el Hotel Italia, Cortona

 

Hotel Astoria, Bolonia.

El hotel Astoria es muy buena opción, tanto si se visita el centro histórico, ya que queda bastante cerca del centro, como si solamente se va de paso. Está detrás de la estación de trenes, así que el lugar es bastante estratégico. El hotel, de categoría media, está bastante bien.

 

Guía de Restaurantes. 

 

Una buena pizza en Florencia… en Gusta Pizza.

El ambiente, es totalmente casual, de hecho, pagas la pizza, coges número y ellos te asignan una mesa compartida con alguien si te la quieres comer allí. Las pizzas están buenísimas. Os lo recomiendo. Cerca tienen otro establecimiento, Gusta pannino, que también nos dijeron que estaba bastante bien.

Restaurante no recomendado: la Hosteria da Ganino. Horriblemente caro y mal servicio. La comida tampoco nos gustó.

 

Nuestro favorito en Cortona…

En Cortona, estuvimos en la Taverna il Gozzoviglio. La comida espectacular. El servicio impecable, y el precio bastante bueno para todo lo que pedimos.

 

En Bolonia…

Otro muy bueno en Bolonia fue el Ristorante La Verace. Tienen un horno donde hacen pizzas a leña. La taggliata que pidió mi madre también estaba muy rica. Si estáis agobiados de tanto oir italiano, aquí casi todos hablan español.

Etiquetado: / / / /

Viajar con mamá

Cómo viajar con tu madre… cuando tiene más de 80 años.

Cosas a tener en cuenta cuando viajas con tu madre…

 

Estoy segura que a muchas de vosotras os ha pasado como a mí: en algún momento de vuestra vida, habréis querido que vuestra madre experimentase alguno de vuestros viajes, para saber lo que significa viajar. Y también, por qué no, que os deje de dar la lata cada vez que compráis un vuelo a cualquier parte, y entienda un poco más por qué os da tanta felicidad viajar. En mi caso, ya había viajado con ella alguna vez, pero siempre cerca o con más gente. Así que me apetecía, y mucho, viajar con ella, antes de que su salud, realmente, no le permitiese poderlo hacer. Os diré que ha sido una experiencia única que nunca olvidaré; las dos recorriendo las calles de Florencia, y en un Cinquecento por la Toscana… no os lo podéis imaginar. Aunque ha sido muy divertido, la edad no perdona, y he aprendido mucho de este viaje.

 

Primer selfie del viaje... en Barajas. roseviaja
Primer selfie del viaje… en Barajas

La parte divertida del viaje.

 

  • Si cuando eras más joven no te apetecía viajar con tu madre, a partir de ahora vas a alucinar. Las personas mayores cambian, y mucho. La mía, por ejemplo, habla con todo el mundo (aunque a mí bien que me dice que no hable con nadie extraño cuando me voy de viaje). Eso hace que conozcas a más gente que cuando viajas sola.
  • Resulta curioso ver un lugar como la Toscana con tu madre. Aunque los pueblos le encantaron, yo jamás me había fijado en cosas como si había farmacia, si estaba poblado o no, las caras de la gente, o si los campos estaban limpios de hierbas malas o no. Ahora, ya no veré las cosas igual.
  • Viajar con mamá hace que te adaptes a su ritmo pausado, y que veas detalles en los que hasta ahora no te fijabas. Por ejemplo, si antes a una iglesia le dedicabas cinco minutos, ahora serán quince. La ventaja es que te vas a quedar más con todos los detalles.
  • Existe una extraña ecuación que provoca la pérdida de vergüenza al cumplir los 80. ¿Conclusión? Pedir descuentos y regalos. Volverás a casa con más souvenirs que de normal… y encima no habrás pagado ni la mitad. Increíble.
  • Medicamentos y pastillas. El gran problema. Mi madre me confesó un día que tomaba los que le daba la gana. ¡Que no te pille la tuya!
  • ¿Quién dijo que las mamás te hacen comer? Eso era cuando eran jóvenes! Ahora, vas a tener que obligarla tú a cenar, o a comer a mediodía. La mía, come muy poco (así va, mareándose todo el tiempo), así que, si quieres que te aguante bien todo el viaje, ¡oblígala a comer!

 

cenando con mamá, roseviaja
Cenando con mamá

 

  • Ir con una persona mayor te da preferencia en muchos lugares, para evitar que ella esté de pie.
  • Te vas a reir… y mucho. Creo que no me había reído tanto en mucho tiempo. Lo que me llevo de este viaje, es corroborar el gran pedazo de madre que tengo. Aunque lo sabía, el vivir lejos de ella a veces hace que se difumine en la distancia.

 

cortona, roseviaja
Visita a Cortona

 

A tener en cuenta…

 

  1. Viajar con una persona mayor, no es el mismo tipo de viaje que podrías hacer con tus amigos, tu pareja, o sola. Debes ir preparada para no verlo todo corriendo. La palabra paciencia es la clave de este viaje. Por ejemplo, tendrás que levantarte mucho antes para que lo tenga todo preparado. Su ritmo no es tu ritmo, y necesitan más tiempo para arreglarse y poder salir que tú.
  1. Tus distancias no son sus distancias. Si organizas una visita guiada, plantéatelo como algo que, seguramente, ella no va a poder terminar. Mi madre, es una todoterreno ejemplar. Sin embargo, y pese que consiguió terminar el tour de 3 horas de la mañana, ya no pudo con el de la tarde.
  1. No se trata de que no puedas hacer ningún tour, pero, seguramente, te lo tendrás que organizar de otro modo. Por ejemplo, había un tour gratuito de tarde que quería hacer. Como no la quería dejar sola todo el tiempo, hice la mitad de tour (hora y media), y volví al hotel.
  2. Si te decides a realizar un viaje con tu madre, busca una ciudad donde todo esté cerca.
  1. El hotel que elijas, intenta que esté céntrico, para evitar agobiarla pillando transportes todo el día. Y también, cuidado con las escaleras. A veces, puede estar cerca, pero ser la planta alta de un edificio.
  1. Tu madre, no va a sentir el mismo amor que tú por los hostellings o los hoteles low cost, así que cuidado con dónde la llevas. A esas edades, si se tienen que quejar, se quejan. No se callan ni una. Tú misma.
  1. Evita ciudades con calles empinadas. En este apartado, cometí el gran error de ir a Cortona, donde la entrada de la ciudad es bastante empinada. No os cuento lo que sufrí de verla subir la calle de la entrada. Sin embargo, luego todo estaba nivelado, y al final, fue uno de los lugares que más le gustaron.
  1. Incontinencia urinaria y baños. Intenta que en todo momento haya un lugar cerca donde ella pueda ir. A partir de ciertas edades, es un problema para ellas.

 

Florencia con mamá, roseviaja
Florencia con mamá

 

Qué le va a aportar a tu madre que la invites a viajar con ella.

Sobre todo, autoestima. Notar que todavía es capaz de coger un avión y volar contigo, va a ser para ella toda una subida de adrenalina. Piensa que en general, la gente mayor lleva un estilo de vida muy pausado, así que poder viajar por su cuenta contigo, y ver que todavía puede hacerlo, le va a hacer sentir bien.

El viaje va a aumentar su actividad cerebral, mejorar su estado físico, y hará que se sienta más feliz. La mía llegó al viaje con problemas de mareos, de hecho, casi no hacemos el viaje por este tema. Pues bien, no se mareó ni un día.

cortona, toscana, roseviaja
Cortona, Toscana

 

Qué te va a aportar a ti.

Nuestro día a día, hace que no pasemos el tiempo suficiente con nuestras madres. Un viaje te va a ayudar a disfrutar un poco más de ella. Además, es una prueba de fuego a tu paciencia.

Haciendo amigos con mamá roseviaja
Haciendo amigos con mamá

 

Qué os va a aportar a las dos.

Las risas que nos hemos echado estos días, van a ser imposibles de olvidar. El ver a mi madre pidiéndome un selfie para que yo lo pueda colgar al Facebook, o ella mandarlo por whatsapp, ha sido toda una experiencia.

Es una experiencia única en la vida para ambas. Además, tenemos unas fotos super-chulas para recordarlo.

Selfie con mamá a punto de volver roseviaja
Selfie con mamá a punto de volver
Etiquetado: / /

Viaje a Roma. Qué ver en dos días.

Viaje a la capital italiana.

Qué ver en dos días de viaje.

Coliseo de Roma
Coliseo de Roma

Roma

 

Calles de Roma
Calles de Roma

 

Una de las razones por la que he tardado en visitar Roma, es que siempre he pensado que iba a necesitar 4 o 5 días para verlo todo. Ilusa de mí: con Bernat es posible ver el Vaticano y todo el centro en un día, dejando sólo los palacios y museos en su interior y las catacumbas para otra vez.

 

Imágenes de la ciudad romana…

 

roma
Pateando Roma

 

roma
Roma

 

 

El arte romano…

Arte en Roma
Arte en Roma

 

Roma me ha encantado. El Vaticano ha sido una gran decepción. Estoy de acuerdo en que arquitectónicamente y artísticamente es una gozada para los sentidos, pero no he podido sentir más que vergüenza de ver tanta opulencia, tanto derroche en tan poco espacio. Me parece vergonzoso que una religión que predica con la humildad viva a ese nivel. No creo que Jesús y sus discípulos se hubiesen sentido cómodos en un lugar así, ni mucho menos que considerasen aquello como algo representativo de su religión.

Roma es otra cosa. Toda ella es un museo, con sus calles llenas de imponentes edificios, algunos de ellos todavía con frescos en sus techos y columnas griegas en sus fachadas… Todos ellos nos recuerdan el esplendor y la grandeza que un día tuvo Roma. También sus iglesias, las cuales aparecen por sorpresa en pequeñas plazas, sin ninguna pretensión, y de repente, pasas dentro y te encuentras con frescos pintados por Caravaggio, o altares esculpidos por Bernini, como la Iglesia de San Francisco de Loyola, o la de Agnes, en la Plaza Navona, o bien la Iglesia de Santa Maria la Magliore, todas ellas una verdadera obra de arte.

 

Las fuentes romanas…

La Fontana de Trevi
La Fontana de Trevi

 

No podemos olvidar las fuentes de Roma: desde la Fontana de Trevi, que parece esculpida en la roca y que recibe tantos visitantes que sus figuras se difuminan con el gentío; todos los turistas chinos con sus cucuruchos de helados, españoles, ingleses gamba intentando acercarse a la fuente para sumergir sus pies, o los japoneses con su juguete preferido: la cámara. Todos ellos conforman la Roma de hoy, que nos pueden estropear la visita a la fontana, pero que también hacen que Roma no quede en el olvido, que año tras año llegue gente de todos lados para visitarla.

Roma
Roma

 

Lo mejor de Roma? Olvidar los mapas. Guardar los mapas turísticos en la maleta y deambular por sus calles. Sólo así puedes encontrar plazoletas con un improvisado mercado de pasta y verduras, restaurantes trattorias donde comerte un plato de pasta o una pizza, bares con italianos tomando algo después de un largo día de trabajo… Sólo así es posible vivir la Roma italiana auténtica, la que realmente te seduce, y de da el pasaje para poder volver… No sé cuando volveremos… pero sí que habrá una segunda o tercera vez…

 

Consejos para preparar una visita a Roma.

 

  • La Roma ciudad es para los romanos, no existen las señales de circulación, literalmente, o eres romano o sabes donde vas, si no, estas perdido. Tuvimos el valor de adentrarnos en Roma en coche y es una experiencia única, inolvidable y poco deseable. Como diría Obelix “Están locos estos romanos”, hablando de conducción claro.
  • Es bueno que el hotel que elijáis esté cerca de la estación de tren Roma Termini, es el punto neurológico de comunicaciones tren-metro. Por otro lado la estación resulta un lugar peligroso, ¡¡¡ Ojo con bolsas y carteras!!!!!
  • El gelato. En todos los lugares. Los hay de todos los sabores y por todos lados, no sabríamos decir cuál sabe mejor, En general no es caro, supongo que por la gran competencia que hay, pero de comprarlo en el centro a hacerlo un poco más alejado de la zona turística puede varias un euro. En general, por unos 2,50 € tendréis un helado de hasta tres sabores y con galletita de regalo.
  • En cuanto a cervezas, hemos probado la Peroni y la Moretti, también está la Nero Azurra, Lo mismo, disparidad de precios según la zona. Curiosidad, botellas de 0,66 litros.
  • Cuidado con las cartas de menú al interpretarlas, por ejemplo, las carnes, sobretodo las de gran tamaño, vienen referenciadas el precio cada 100gr., por ejemplo,si veis una tagliata a 4,5 €, no es que la carne que os servirán vale eso, si la pieza que os sirven pesa 1 kg, os cobraran 45 €. y suelen pesar entre 600 y 1.000 gr.
  • Las wifis no funcionan demasiado bien, si os lleváis trabajo pendiente no avanzaréis mucho.
  • Otra recomendación: Residencia Il Magnifico, Aunque el baño no está en la habitación, es compartido, pocas veces he estado en un hotel tan cuidado y limpio. Resulta económico para los precios de la capital, sobre 45 € la hab/noche, y el desayuno te lo llevan a la habitación.

 

 

 

roma
Roma
Etiquetado: / /

Gastronomía en la Toscana

Gastronomía en la Toscana

Comida en la Toscana (PD. Esta entrada ha sido escrita por Bernat Lloret).

 

Sencillez, creo que es la palabra que definiría la gastronomía de la región italiana de la toscana, Carne, pescado, legumbres, y sobre todo hortalizas, y el indispensable aceite de oliva, muy mediterránea.

Ahhh se me olvidaban… los quesos!!!!

 

Gastronomia en la Toscana
Gastronomia en la Toscana

 

 

Es que en esta zona de Italia es el paisaje quien ha contribuido a que la gastronomía se diferencie del resto del país. Sus campos de olivos, los inmensos viñedos, las plantaciones de hierbas aromáticas, los bosques de castaños y la gran cantidad de árboles frutales han creado un territorio en el que la cocina está definida completamente por su geografía

 

Platos típicos de la Toscana.

La llamada “Bistecca alla fiorentina” podría resumirse en un filete bastante de importante grosor; un corte de buey (de “Chianina”, una raza especial) o ternera el cual contiene además un hueso.

Este plato se cocina en brasas de carbón, que seca la carne de tal manera que la parte interna siempre poco hecha. La carne es salada luego de ser retirada de la parrilla y su aroma característico se consigue una vez retirado de la parrilla cuando suele añadírse pimienta, hierbas y un poco de aceite de oliva.

El título de este plato se le adjudica a la milenaria familia Medici, que todos los 10 de agosto festejaba la fiesta de San Lorenzo en tierra Toscana, sirviendo a todo el pueblo florentino mucha cantidad de carne. Algunos historiadores aseguran que ciertos caballeros ingleses, presentes en dichas celebraciones, nombraban al plato “beef steak”: tratando de pronunciarlo en su idioma, el pueblo florentino lo transformo en la “bistecca”.

 

Bisteca a la fiorentina, gastronomia toscana
Bisteca a la fiorentina

 

Platos típicos toscaniles.

Entre otros platos típicos de la zona se encuentran la “– sopa que se prepara a fuego lento, a base de pan y minestra con repollo y judías blancas -, la “panzanella” – ensalada con albahaca, tomate y pan – o los “pappardelle” – pasta plana y ancha que se acompaña con estofado de libre o jabalí.

 

Minestra di pane. Gastronomía de la Toscana.
Minestra di pane. Gastronomía de la Toscana.

 

La cocina toscana se podría definir como una explosión de los sentidos del gusto y el olfato, en cuanto te sientas a comer o incluso al acercarte a la trattoria o ristorante, empiezan los aromas a carne a la brasa, verdura fresca, albahaca, y una mezcla de sensaciones que solo producen una salivación masiva y un apetito intenso.

 

Certaldo.
En la Toscana la buena gastronomía está garantizada.

 

Gastronomía en La Bandita, Bettolle.

Al llegar a nuestro alojamiento en Bettolle, La Bandita, y después de un largo día de viaje, solo nos apetecía comer y descansar, en cuanto entramos en el establecimiento notamos ese olor a carne a la brasa y a quesos, y velozmente dejamos los bártulos y nos sentamos a la mesa.

Empezamos con una selección de quesos de la zona que iba acompañada de un aceite de oliva extra casero, para deciros que a Rosabel no le gusta mucho el queso y estos le encantaron, después nos sirvieron una bressaola, que es hojas de lechuga y albahaca con prosciutto, que es jamón, aunque no tan bueno como el nuestro.

 

Bresaola. Gastronomía Toscana
Bresaola. Gastronomía Toscana
Quesos en la gastronomía toscana.
Quesos en la gastronomía toscana.

 

El plato fuerte vino con la carne, elegimos dos platos, una tagliata, que es un trozo de carne de unos 700 gr, cocinado a la brasa, poco hecho, muy tierno y de gran espesor, muy sabroso, pero lo que nos sorprendió fue una carne montada en timbal, con balsámicos y una reducción de vino tinto de la zona, nos quedamos de piedra al probarlo, buenísimo. todo acompañado de un vino chianti “clásico”.

 

Tagliata, Gastronomía Toscana.
Tagliata, Gastronomía Toscana.

 

De postre un helado de almendras parecido al turrón pero más suave y unas copitas de limoncello casero.

 

Otro día probamos las pizzas, en la localidad de Torrita di Siena, muy buenas, aunque las podemos encontrar igual en cualquier restaurante italiano, de italianos claro, en España.

 

Pizza en Torita di Siena
Pizza en Torita di Siena

 

La comida en Roma.

Ya en Roma, probamos por fin la pasta, está deliciosa, pero lo mismo que con las pizzas, si vais a Italia intentad probar las comidas diferentes que no encontramos aquí.

Debo resaltar sin embargo algo que tenemos nosotros y ellos y que hay una gran diferencia. El helado.

Abundante, delicioso y no muy caro, comparado con el resto de comidas en Italia.

En definitiva, os recomiendo probéis los quesos, la carne a la brasa y con reducciones de los vinos italianos, la pizza y la pasta, y de postre helado. para acabar la comida un limoncello u otro licor local.

 

 

Etiquetado: / / /

Un viaje a través de Berlín, República Checa y Polonia.

Viajando al origen de la cerveza Pilsen.

 

 

 

 

Berlín
Berlín

 

 

 

 

Un viaje a través de Berlín, República Checa y Polonia.

 

 

 Datos prácticos de alojamiento y transporte. Parte 1.

 

No todos los viajes son iguales. Muchas veces, los lugares que menos esperamos, son los que más nos sorprenden, y así fue el caso en el viaje que voy a narrar. El viaje que vamos a narrar durante los próximos días, es uno de los mejores que hemos realizado. El objetivo era ver lo máximo posible en transporte e intentar todo tipo de acomodación, con el fin de visitar todo aquello que nos apeteciera. Por ello,  utilizamos vuelos de bajo coste para llegar a la zona, y posteriormente autobuses locales. En cuanto al alojamiento, combinamos el uso de couchsurfing en Berlín, Air Bnb en Pilsen, hostel en Olomouc y pequeños hoteles y pensiones en el resto. Todo en uno. A pesar de que la ruta más popular para visitar Praga es visitar Praga, Viena y Budapest, esta ruta nos permitió visitar mucho mejor la República Checa, y no solo eso, salirnos de las habituales rutas turísticas, algo que se agradece en pleno mes de agosto, cuando todos salimos con nuestra maleta.

Estación de trenes de Berlín
Estación de trenes de Berlín

En conclusión, el viaje fue toda una aventura, conocimos a mucha gente, y el reducir costes nos permitió disfrutar más de la gastronomía local y, sobre todo, de la cerveza checa, uno de los principales atractivos de este país. También, pudimos visitar lugares turísticos y no tan turísticos, y la República Checa, que fue donde más días estuvimos, nos mostró un precioso país,  donde los turistas llegan en masa a Praga, una ciudad encantadora, pero se olvidan fácilmente de todo lo que se aleje de ella, como Cesky Krumlov, ciudad de cuento de hadas. Pero vayamos por partes….

Cesky Krumlow
Cesky Krumlow

 

Ruta del viaje.

El viaje lo comenzamos en Berlín, ciudad que teníamos pendiente desde hacía mucho tiempo. Desde allí, bajamos a la sorprendente Praga, y desde allí, nos dirigimos a Chodova Plana, para poder sumergirnos en un spa de cerveza, algo que nunca habíamos probado, y que sin duda repetiremos. Cesky Krumlov fue nuestro siguiente destino, y ahí descubrimos la historia de las pequeñas ciudades checas. Olomouc, al oeste, fue otra sorpresa, con un ambiente más auténtico y más checo que el resto.

Berlín
Berlín

 

 

 

muro-de-berlin
Muro de Berlín, Alemania.

 

 

 

Praga
Praga

 

 

 

 

Reloj Astronómico de Praga
Reloj Astronómico de Praga

 

 

 

Cesky Krumlow
Cesky Krumlov

 

 

 

Cesky Krumlov
Cesky Krumlov

 

 

 

 

Olomouc, República Checa
Olomouc, República Checa

 

 

 

Desde allí, llegamos a Cracovia, ciudad de ensueño, y ya Varsovia nos dijo adiós y nos envió a Madrid. Un viaje por tres países, cada uno con su historia particular y sus peculiaridades.

 

 

 

 

Cracovia, Polonia.
Cracovia, Polonia.

 

 

 

 

minas-de-sal-cracovia
Minas de sal en Cracovia, Polonia.

Mapa del viaje

Berlin

Berlin- Postdam.

Praga

Pilsen, para ir a Chodova Plana

Cesky Krumlov

Olomouc

Cracovia

Varsovia

 

Postdam, Alemania.
Postdam, Alemania.

 

Transporte durante el viaje.

Para llegar a Berlín, volamos con Easyjet, que tiene vuelos diarios a la capital alemana. Desde allí, nos desplazamos en autobús local desde Berlín a Praga. Ya en Praga, fuimos en un tren directo y cómodo que nos llevó en poco tiempo.

Ya en Pilsen, el viaje se podía realizar hasta Cesky Krumlov en tren y autobús. Optamos por el tren, y aunque tuvimos que hacer transbordo, no resultó mala opción. Desde Cesky Krumlov tuvimos que volver hasta Praga, para cambiar a otro tren hasta Olomouc. En Olomouc, cambiamos el medio de transporte y la agencia Student Agency, resultó todo un acierto, con sus cómodos autobuses que se mueven a lo largo de todo el Este de Europa. Llegamos en uno de ellos a Cracovia, donde ya volamos con la agencia Lot hasta Varsovia, para volver a Madrid con la compañía de vuelos Norwegian, todo un acierto.

En conclusión, nos encontramos con buenos medios de transporte, todos ellos puntuales, y muy confortables.

Me gustaría añadir, que encontramos billetes de avión muy económicos, pero que todos ellos los compramos en abril, para volar en agosto.

 

Minas de sal en Cracovia.
Minas de sal en Cracovia.

Alojamiento y Hoteles.

A continuación, la lista de alojamientos en los que estuvimos hospedados los días de nuestro viaje.

Berlin: Couchsurfing en casa Yuri, y última noche en Hotel-Pensión Gribnitz.

Praga: Central National Apartments y Hotel Legie.

Pilsen: Air bnb en casa Lenka.

Cesky Krumlov: Penzion Landauer

Olomouc: Ubytovna Maria.

Cracovia: City hostel.

Varsovia: Campanile Varsovie, Warszawa.

 

Opiniones de los alojamientos (nota: esto es totalmente subjetivo, basado en nuestra experiencia).

  • Berlín. En Berlín, estuvimos de cine en casa Yuri, pero la última noche, nos trasladamos al hotel-pensión Gribnitz, por motivos que no vienen al caso. La pensión Gribnitz, es muy muy básica, aunque para una noche, es más que correcta.
  • En Praga no encontramos alojamiento para ambos días en el mismo lugar, y nos tuvimos que cambiar de hostal. El Central national apartments está en pleno centro. El problema es que es como si estuvieses en plena calle, ya que se oye absolutamente todo. el hotel Legie, te transporta a la época comunista pasada, pero está muy bien. Se encuentra un poco más alejado del centro.
  • La casa de Lenka, que conseguimos por Air Bnb, nos gustó mucho. Estaba a pocas paradas en tranvía del centro de Pilsen y nos era bastante cómoda para llegar.
  • Ubyrovna Maria en Cesky Krumlov era una encantadora casa de huéspedes en el centro del pueblo. Fue una maravillosa estancia.
  • Nuestro hostelling en Olomouc fue uno de los mejores alojamientos que tuvimos: céntrico, bien comunicado, limpio, y muy económico. Recomendable.
  • Encontrar alojamiento en agosto en Cracovia no es fácil, así que puedo decir que fuimos afortunados. Además, el City hostel es un pequeño establecimiento céntrico, y con mucho encanto.
  • En Varsovia, nuestro alojamiento fue el mejor de todo el viaje. ¡Y menos mal! Porque estábamos agotados.
Etiquetado: / / / / / / / / / /

Birmania o Myanmar, datos prácticos, fotos y curiosidades.

Yangón, Birmania.

1 ENERO 2015

Empezamos un año nuevo en un nuevo país: Myanmar.

 

Myanmar es un país diferente al resto de países asiáticos. Lo 1º primero que nos llama la atención es las distintas facciones de todos ellos; y es que a sus rasgos chinos, indios y japoneses, se suman todas las distintas tribus que allí conviven, y que hacen de Myanmar un país multirracial.

Además, hablando de protocolo, todas las chicas usan faldas largas y los hombros cubiertos, así como la mayoría de ellos.  Al igual que los thai, son bastante limpios, pero al ver Yangon, el concepto de mantenimiento urbanístico europeo, queda ahí en Europa, y solamente las zonas más acomodadas de la ciudad presentan un mantenimiento mejor de los edificios.

Nos alojamos en el Mother Lann Inn Hotel, un lugar correcto pero calidad/precio caro, 30 €. A pesar que el ratio calidad precio en Myanmar es bajo, es algo que está cambiando y se pueden encontrar buenos hoteles también.

Desde Yangón partiremos a Bagan mañana en bus, donde veremos la antigua Capital Birmana.

 

Datos prácticos:

–          Bus Yangón-Bagan          15.000 kyat

–          Taxi aeropuerto- Yangón         8.000 kyat

 

 

 

Yangón

 

 

 

Bagán, segunda parte de nuestro destino.

De Bagán, la antigua capital birmana, solamente os podemos decir que es espectacular. Sus miles de pagodas, desperdigadas por todo el campo, son de visita obligada cuando uno llega a Myanmar. Lo mejor es alquilar una moto y perderse con el mapa de las pagodas durante todo el día, para llegar por la tarde a tomar la obligada cerveza del país.

 

Os dejo fotos y datos prácticos para vuestra visita.

 

 

 

 

 

Bagán, Myanmar
Bagán, Myanmar

 

 

 

 

Con la moto por Bagan...
Con la moto por Bagan…

 

Bagán
Visitando los templos de Bagán, en Myanmar….

 

 

 

Bagán
Bagán

 

 

 

 

Disfrutando los numerosos templos que Bagán todavía conserva...
Disfrutando los numerosos templos que Bagán todavía conserva…

 

Yangón, Shwedagon
Bagan, Myanmar.

 

 

Datos prácticos de Bagán.

 

Entrada a la ciudad 20$ por persona (ha subido 10$) Sirve para visitarlo todo.

 

 

Hoteles

Primer hotel en el que pernoctamos:

Aung Mingalar Hotel, mala relación calidad precio 45$, os digo por qué no lo recomiendo:

  • Mala gestión del hotel
  • No está demasiado limpio
  • Cobran 2.000 kyats por dia por aparato para conectar a  internet, (SI tienes suerte y funciona)
  • Alquiler de bicis caro.

Hotel durante los últimos días en Bagán:

 

Winner Hotel 30$

  • Perfecto!!! Es limpio, los dueños te ayudan en todo, agradable hasta las habitaciones con baño compartido.
  • Alquiler de bicis 1500/2000 kyats/dia
  • Alquiler bicis eléctricas 6.000 kyats/dia

 

 

Restaurantes

 

  • Novel Restaurante. Comida genial.
  • Weatherspoon. El mejor de todo Bagan, en ambiente, zumos, y sobretodo sus burguers.
  • Queen Restaurant. Tienen especialidades birmanas, es más económico que los anteriores y también es bueno. Su comida es birmana y china. Se encuentra cerca del Winner hotel, cuidado con sus cocteles a 1,5 € ¡!! Peligrosos.

 

 

Donde comprar souvenirs.

En la calle de los restaurantes existe al final una tienda de artesanía donde son bastante honrados, es algo a tener en cuanta en esta zona que es la más turística de Myanmar. Existen muchas diferencias de precio, las tiendas de las pagodas más importantes suelen ser las más caras, mientras que perderse por pagodas remotas proporciona gente más amable y mejores precios.

 

 

QUÈ VISITAR EN BAGAN

Nuestro consejo es perderse por las pagodas lejanas del mundanal ruido y llenas de autenticidad. Nos llevamos un grato recuerdo de nuestro día en bici eléctrica por Old Bagan y New Bagan;  había fiesta por la luna llena de Enero, y las carreteras parecían un dia de fallas en plena mascletá, por lo que decidimos ir a ver las pagodas más alejadas: fue un acierto. No solamente por sus gentes y su simpatía, si no porque vimos una parte de Bagan que seguro no se palpa, si solo se visita las pagodas grandes. La pagoda que hay en Nyang O también es muy bonita y vale la pena visitarla.

 

 

 

Yangón

Llegamos a Yangón desde Bagan a las 5 am, en un autobús nocturno, que como todos los autobuses del mundo mundial, ha sido una experiencia.

Nos apagan la luz para dormir, pero nos dan cocacola y unas galletas, como el aire acondicionado tiene que ir a tope (como buenos asiáticos), pues nos dan unas mantas a flores que nos recuerdan a los años 70, como siempre hay gente que se hace notar, y la abuela de la 1ª fila y sus ronquidos no nos dejan a nadie pegar ojo desde el principio. El vecino de detrás de Bernat todo un maestro del escupitajo, que se nos pone morado mascando betel, una droga procedente de una palmera que aquí es consumida por casi todos los hombres. A mitad camino para el autobús en un área de servicio para cenar. Aquello parece un centro comercial en navidades, todo lleno de autobuses repletos de chinos, si, chinos: no sabemos de dónde han salido tantos, pero está plagado. Todo ello, acompañado de puestecillos de frutas, castañas asadas, y multitud de olores, que a las 23pm no parecen lo más apropiado para dormir.

Por fin llegamos a Yangón, y después de negociar con los taxistas, conseguimos uno por 8.000 kyats hasta nuestro hotel. Durante el camino nos hacemos amigos del taxista, que nos cuenta que la gente en Myanmar aprende inglés gracias a la tv. Y que, como no, conocen España por el fútbol (Barça y Madrid).

Por el camino, podemos observar a multitud de birmanos que aprovechan el fresco de la mañana (25ºC) para realizar ejercícico por el lago Inke. Le preguntamos al taxista si ahora están mejor y nos sonríe nervioso, nos dice que no le gusta su gobierno y que espera que La Dama gobierne pronto: Aquí sienten autentica devoción por esta mujer.

El hotel nos sorprende gratamente, por 54€ la noche (si, hemos tirado la casa por la ventana, necesitábamos descansar), tenemos un hotel de 4 estrellas impresionante, y con un desayuno buffet que creo que es de los mejores que he probado, el hotel The Grand United Hotel.

 

 

 

 

 

 

Centro de Yangón, mercado
Centro de Yangón, Birmania.

 

 

 

Yangón, paseando
Yangón, paseando

 

 

 

 

 

En el mercado de Yangón, Myanmar.
En el mercado de Yangón, Myanmar.

 

 

 

 

Después de desayunar y descansar, nos vamos a visitar el mercado y el centro de la ciudad, que nos ofrece una imagen de Yangon diferente a la de Bagan; mientras en Bagan todo era sosegado, esto empieza a ser una capital, existe gran cantidad de edificios nuevos, de empresas que acaban de llegar y con seguro, en pocos años Myanmar no será lo mismo. Esperamos volver a ver el cambio.

 

 

6 ENERO

SWELAGON PAGODA.

De la pagoda Swelagon, no os voy a contar nada, porque es simplemente espectacular. Solamente un consejo, hay que verla por la noche (lo mejor es llegar por la tarde, y quedarte hasta que la noche cae).

 

Yangón, Shwedagon

 

 

 

 

 

 

Yangón, Shwedagon

 

 

 

Yangón, Shwedagon

 

 

 

7 ENERO

Tren circular de Yangón.

 

La Lonely Planet hace que nos decidamos por tomar el tren local que, por 300 kyats con a.a., nos paseará por Yangon y sus alrededores.

 

La primera sorpresa es la estación y su gente, con un cortador de cocos que no ha matado a nadie mientras los recolectaba de milagro.

La segunda curiosidad es el tren y su gente, que nos mira con curiosidad, seguramente preguntándose que hacemos allí, observamos que nadie se besa, pero es que está prohibido!!! (FOTO)

 

La vuelta en el tren se hace entretenida al principio pero aburrida al final, no nos ofrece nada nuevo y volvemos a las tres horas. Al menos hemos visto y conocido un poco más de Yangón.

 

CURIOSIDADES DE MYANMAR

  • Como se ponen de cuclillas durante horas
  • No existen señales de tráfico, solo en Yangón.
  • Los festivales de luna llena son eso, un festival. Y estos están oprimidos?
  • Beben y mascan betel, y mucho ( menos en Yangón)
  • El agua toda es embotellada, incluso la de lavar los platos, en muchos sitios. Incluso el hielo lo compran en bolsas de la empresa estatal
  • Historia de The Lady.
  • Las burgues cheese sin carne, toda una experiencia. Es decir, si pides la hamburguesa con queso, te traen el pan con el queso y la verdura, pero no la carne.
  • Aceras? Que es eso?
  • No se come con palillos, solo encuentras en algunos sitios
  • Un buen café? Cuando vuelvas a España
  • Yangón está lleno de hospitales, por suerte no sabemos como son.
  • Si eres alto como Bernat, y además peludo, ya sabes, te van a mirar.
  • Si eres chica con el pelo rubio y rizado, también serás parte de la atracción local.
  • Los escupitajos: lo peor de Myanmar.
  • Relax, esa es la palabra que se siente al entrar al país… Relax
  • No hay señales de tráfico, tampoco McDonalds, Starbucks, no usan maquillaje, y sus casa parece que vayan a caer de un momento a otro, pero eso si, todos llevan móvil, y además buenos móviles
  • Los coches también han sido un boom en la capital. En el resto las motos son su principal medio de transporte
 
Etiquetado: / / /

Diario de Viaje a Bukit Lawang.

Los orangutanes de Bukit lawang, Sumatra.

Escrito por Jose Carlos Paradas Romero

19, 20, 21 y 22 de agosto 2010, Sumatra (Indonesia).

Salimos muy temprano de Siem Reap con destino a Kuala Lumpur.Voy contento porque hoy es el día marcado para mi aventura en solitario.Y en parte también por dejar atrás la impresentable Guest House de la ciudad de los templos de Angkor, donde sólo se escuchaba “Only one dolar”.

Camboya no cubrió mis expectativas, tal vez porque era una parada intermedia entre la nostálgica y bulliciosa Vietnam que desde hacía tiempo tenía marcada en mi agenda de viajes como destino preferente, y entre los hombres de la jungla de Sumatra que era mi primer objetivo para este viaje. Camboya es un país que está repleto de minas, y te aconsejan no salir del camino marcado por tu integridad física. Son muchas las personas que mueren al año o quedan mutiladas de alguna extremidad por estas minas antipersonas que nos recuerdan ese pasado turbulento que tuvieron los camboyanos.

En la capital de Malasia dejo a la maceta para que busque sus idílicas playas. Yo tomo otro avión en Kuala Lumpur sobre las 17:00 horas que me lleva a Medan en el norte de la isla de Sumatra.

Ya en Medan…

Medan es la segunda ciudad más grande de Indonesia después de la capital Jakarta en la isla de Java, o así me lo dice un local que posiblemente nunca haya salido de esta isla. Sumatra es una isla muy castigada por las catástrofes naturales. Está dentro de un cordón de gran riesgo de movimientos sísmicos y de volcanes dormidos que en cualquier momento pueden despertar. Tsunamis e inundaciones son clientes fijos de esta isla.

Mi llegada a la capital de Sumatra fue muy agitada y estresante. Bukit Lawang me queda a cuatro horas de camino y unos 100 km por una carretera bacheada y tengo que dormir allí como sea. El nuevo cambio horario esta vez me beneficia, pues gano una hora respecto a Malasia y dos con Camboya, que es donde me levanté esta mañana. Tengo pocos días y quiero hacer un trekking de dos días por la jungla para poder asegurarme de encontrarme con orangutanes en estado salvaje.

Sabía que desde la estación de Pinang Baris de Medan salía un bus cada media hora con destino a la aldea de Bukit Lawang que duerme a los pies del Gunung Leuser National Park. Pero lo que no sabía era que el último partía a las 18:00, así me informo un chino bien trajeado que conocí en la puerta de embarque del aeropuerto de las torres Petronas. Sí no cogía ese bus tendría que hacer noche en Medan y coger el primer bus de la mañana siguiente, y tendría que olvidarme de mi trekking de dos días por la jungla. En Medan hay dos estaciones de bus, una donde los autobuses que parten van hacia el sur, y otra, Pinang Baris, que van hacía el norte. Los autobuses son viejas y sucias furgonetas donde no caben en teoría más de nueve personas, pero que se puede ampliar el número de plazas en función de los pasajeros que haya y los que se sumen por el camino.

Aterrice en el Polonia Airport de Medan a las 17:00 horas. El monzón derramaba agua por doquier. La burocracia se hacía interminable: pagar 25 dólares de visado, control policial, aduana, sellado pasaporte, maletas,…Y los indonesios no son precisamente rápidos y eficaces. Tenía que coger ese bus que me llevara a mi destino. Son las 17:30 y un enjambre de taxistas, falsos guías, gente que decía querer ayudarme desinteresadamente… revoloteaban incasablemente a mi alrededor. Me decían que la estación de Pinang Baris estaba a una hora de camino y que no llegaba para coger ese último bus de las 18:00 a Bukit Lawang. Yo no quería creerlos. Era mi objetivo y unos impertinentes taxistas no me iban a quitar esa ilusión de un plumazo. La única opción según ellos era que me llevaran en un taxi tras pagar una crecida suma de dólares.

Eran ya las 17:40 y fui consciente que no llegaba a tiempo. Me tranquilice, pensé… y decidí salir del aeropuerto andando alejándome de aquella marabunta de locales que sólo veían dólares en mi deseo de ir a Bukit Lawang. Poco a poco me iba alejando y ese abrumador gentío también se iba rindiendo. Algunos rishow me seguían intentando convencerme de subir, pero la comunicación con estos sufridos ciclistas era imposible. No sólo no hablaban inglés, sino que dudo hablaran el bahasa Indonesia. Lo suyo era un dialecto difícil de entender. Además, un trayecto en rishow a la estación de Pinang Baris se haría interminable, y tampoco me agrada ver sufrir tan duramente a esos pobres hombres por unas míseras rupias.

Caminando bajo la lluvia del monzón.

De pronto estaba sólo en la carretera andando sin rumbo pero teniendo claro que esa noche dormiría junto a mis amigos de la jungla. Nadie me seguía ya. El monzón seguía implacable. Iba empapado pero incluso se agradece la lluvia para mitigar el sofocante calor de la isla. A los pocos minutos paró una moto junto a mí, y un chico que parecía agradable me invitó a subir a ella. Le dije donde iba y que tenía que estar allí a las 18:00. Miró su reloj y dijo que no era posible en apenas diez minutos que quedaban para las 18:00 llegar a esa dichosa estación. Sin embargo, cogió mi mochila y se la puso entre sus piernas y me dijo que me subiera rápido y me agarrara fuerte. Eso sí, antes me dió un casco que no sé de dónde salió. Me dijo: “police”. Ese trayecto hacia Pinang Baris fue el Gran premio de motociclismo de Sumatra. Saltébamos todo tipo de vehículos imaginables, peatones y obstáculos variopintos con una habilidad pasmosa, y ni la incesante lluvia nos frenaba. Cuando más relajado estaba soltó: “¡Pinang Baris here!”. ¿Aquí?, dije yo, que me esperaba una estación de autobuses al estilo occidental y no un punto cualquiera en mitad de una calle cualquiera sin nada que me hiciese pensar que aquello era una bus station. Pero Indonesia es así, diferente, las ciudades no tienen un center city o centro histórico, son una suma de calles. Todo es centro y todo es periferia.

Llegada a Pinang Baris.

Ya estaba en Pinang Baris y eran las 18:20. Pude comprobar que ya no había más bus hasta el día siguiente muy temprano. Tendría que buscar un hotel barato cercano a la estación y hacer noche en Medan. Y tendría que conformarme con pasar sólo un día en la jungla. Cuando ya estaba rendido, un matrimonio de más o menos mi edad que me escucha preguntar incansablemente en la destartalada oficina de la estación, me dicen que ellos viven en una aldea cercana a Bukit Lawang y que marchaban ya para su casa después de haber pasado el día en la capital proveindose de víveres y otros objetos necesarios para subsistir, difíciles de encontrar en aquellos lugares tan apartados de la mano de Dios. No me lo podía creer. Se me pusieron los ojos como platos. Pero no todo era tan bonito como parecía. Me pidieron una considerable cantidad de rupias por hacerme ese favor. Trás un brevísimo regateo pactamos la cantidad de 100.000 rupias( unos 9 euros), la mitad del precio inicial y una cuarta parte de lo que me pedían los taxistas en el Polonia Airport. Después pude comprobar que su aldea estaba como una hora antes de tortuosos caminos hacia mi destino. Por lo que el precio no estaba tan mal teniendo en cuenta que a ellos le suponía dos horas más de camino, una para ir y otra para volver. Bueno, la mujer se quedó en su casa en medio de la nada y él recogió a un amigo que le acompañase en su repentino negocio de taxista ocasional.

Por el camino…

Fueron tres horas y media de un interminable viaje por maltrechas carreteras llenas de socavones donde frecuentemente desaparecía el asfalto para dar paso a caminos encharcados y llenos de barro.

El primer tramo del viaje discurrió por la gigante Medan, una ciudad decadente que intuyo tuvo tiempos mejores. Las afueras de la ciudad se extendían kilómetros y kilómetros.

Un segundo tramo fue de casas dispersas a ambos lados de la estrechísima carretera y alguna aldea que otra donde de vez en cuando parábamos para saludar a algún conocido o familiar de mi pareja local que no me dirigió la palabra en todo el camino porque ellos no hablaban inglés ni por supuesto español, ni yo bahasa Indonesia o lo que se hablase allí. Yo era un bulto más de esos que cargaron en Medan y que depositaron en la parte trasera de la desvencijada y asquerosa furgoneta donde me alojaron a mí. Al final de este segundo tramo estaba su aldea que no sumaba más de cinco viviendas.

En el tercer tramo apenas vi indicios de asentamientos de gente local. No había luz eléctrica ya, todo era muy obscuro, más en una noche cerrada como aquella. La vegetación era exuberante y llegaba hasta los mismos márgenes de la carretera. Apenas distinguía nada. La única visión momentánea me venía por la fugaz luz que proporcionaban los rayos y truenos de aquella tormenta monzónica. Escuchaba el sonido del agua del río Bohorok perdido en la maleza. Después de una hora, paró el coche y me dijo:”Bukit Lawang, aquí te dejo”. Allí no había nadie ni nada, y no paraba de llover. Me puso la mochila en mitad de la carretera y me indicó con la mano la dirección que tenía que tomar. Innumerables sapos de tamaño considerable saltaban a un lado y otro del pobre asfalto. En ese momento he de reconocer que me agobie un poco. Ahí estaba yo sólo, sin saber nada de nada ni donde dormiría esa noche. Me puse a andar en la dirección indicada por mi chófer y al poco me encontré con tres chicas jóvenes ataviadas con su típica ropa musulmana. Iban descalzas, y sus ropajes de un blanco impoluto que les cubría todo el cuerpo y rostro arrastraban por el suelo. Lo primero que se me vino a la cabeza es que eran espectros de la noche. El blanco de sus ropajes resaltaba en la negra noche. Me acerqué a ellas y súbitamente se taparon la cara y aligeraron su paso. Sumatra es una isla musulmana, muy conservadora, y las mujeres no pueden hablar con un hombre, y menos con un desconocido. Además estaban de lleno en el ramadán. Me limité a seguirlas. Ellas me llevaron sin quererlo a Bukit Lawang.

En Bukit Lawang.

Me metí en el porche de la primera casa que vi, para protegerme de la lluvia y preguntar allí a sus moradores. Un apuesto hombre de unos cuarenta y pocos años salió de la casa, y tras él su mujer e hijo de unos 14 años de edad. Me invitaron a entrar amablemente. Éste si hablaba inglés. Les dije que buscaba un hotel o algún sitio para dormir y enseguida sacó su moto y me llevó a la Guest House de un amigo suyo, imagino para ganarse una comisión, que estaba en el otro extremo del pueblo. Seguía sin haber luz eléctrica allí. Bukit Lawang es una serie de casas nuevas de madera y obra dispuestas a lo largo del río Bohorok. Hace seis años, en octubre de 2004 unos 2 meses antes del tsunami, el río se desbordó por una crecida y arrasó toda la aldea y a 200 de sus habitantes, un tercio de la población.. Por eso todo estaba nuevo, se reconstruyó todo recientemente. El pueblo aún es muy pequeñito y como tal carece de muchas cosas.

Por fin alojamiento!.

Llegué a mi Guest House, que era una cabaña de madera con un fantástico porche con hamacas, encalomada en un árbol a los pies del río Bohorok, obviamente sin agua ni luz. Las vistas se intuían sensacionales. El sonido de la corriente del río era anestésico. Dispersos sonidos de animales lo hacían todo más mágico. Al otro lado del río Bohorok, que no era muy ancho, estaba la jungla y sus moradores: el orangután, el tigre de Sumatra, los elefantes y el rinoceronte de Sumatra.

Los orangutanes.

 

 

Los orangutanes de bukit lanwang
Los orangutanes de bukit lanwang

 

 

Los orangutanes solo se localizan en Indonesia, en las islas de Borneo y Sumatra, y son una especie en peligro de extinción. La diferencia entre una isla y otra es que en Borneo los orangutanes se han acostumbrado a hacer su vida en el suelo porque no tienen depredadores naturales, por lo que es más fácil verlos. En Sumatra viven en los árboles para refugiarse de su mayor depredador, el tigre de Sumatra. En este parque nacional sobreviven unos 5000 orangutanes, el resto se encuentran en las selvas de Kalimantan en la isla de Borneo. La mayoría de ellos están habituados a la presencia humana aunque a veces reaccionan de forma agresiva y pueden morder, sobre todo si son madres con sus crías. Duermen sobre camas hechas en los árboles con hojas, como un nido, similar a los chimpancés. Los hijos permanecen con las madres hasta los 6 años de edad, cuando ya pueden servirse por sí mismos. El día antes de llegar yo, una orangutana madre, Mina, mordió a una chica española en un hombro y estaba ingresada en un hospital en Medan. Mina tiene el rostro negro y secuelas en la frente de golpes propinados por aventureros y locales al intentar desprenderse de sus mordiscos, por lo que es fácil identificarla. Yo me encontré con ella y su cría. Me miró desafiadamente, ambos marcábamos las distancias. Finalmente ganó ella y me obligó a cambiar de rumbo.

Lo había logrado, desayune en Camboya, almorzé en Malasia y cené en Indonesia en Bukit Lawang en la isla de Sumatra. Atrás quedaron los sufridos cambios de horarios que a estas alturas del viaje ya iban dejando huella. Y también los incómodos cambios de monedas. Esa noche dormiría junto a mis orangutanes, que en bahasa Indonesia significa “Hombres de la jungla”.

En el Gunun Leuser National Park.

Antes de despedirme de mi último amigo, Amar, elque me llevó a la Guest House, preparé con él mis dos días en el Gunung Leuser National Park. Haría dos días de treking salteado de cascadas y resbaladizas pendientes, vivac en la jungla (rodeado de monos y lagartos varanos) y rafting en el Bohorok para volver a Bukit Lawang. Al día siguiente, a las 8 de la mañana, un expert Guide, Tambrin, me recogía en mi cabaña. Cocineros, porteadores, guías ( especial recuerdo tengo de Anton)… y siete viajeros como yo me acompañarían en lo que sin duda fue la mejor experiencia de mi viaje, aunque también fue muy dura, no sólo por lo accidentado del terreno que había que ayudarse con las lianas para seguir adelante, sino por la terrible humedad que me hacía sudar incansablemente y por el desproporcionado tamaño de los insectos que allí habitaban que parecían desayunar anabolizantes y que dejaron marcadas secuelas en mis piernas. Pero mi encuentro con los hombres de la jungla compensó sobradamente todos mis esfuerzos y sacrificios. Nunca olvidaré el momento en que una orangutana con su bebe fijó sus ojos en los míos. Su mirada me cautivó. Se llamaba Jackie. Era un pirata de la jungla al estilo de los piratas somalíes que nos hizo pagar un impuesto aduanero para dejarnos pasar y soltar a una chica de mi expedición a la que retuvo como rehén. Nos quedamos sin la fruta que llevábamos para el día. Eso fuel motín pactado.

Los montes Virunga de Ruanda y sus gorilas y el Gunung Leuser National Park de Sumatra y sus orangutanes son ya parte de mí.

José Carlos

Etiquetado: / / / /

Sudeste Asiático. Hoteles y Transportes.

Hoteles y Transportes en el Sudeste Asiático.

Malasia, Vietnam, Camboya y Sulawesi, Indonesia.

Malasia: Kuala Lumpur. Cómo llegar.

Nosotros llegamos a Kuala Lumpur para visitar el Sudeste Asiático en un cómodo vuelo de Air Asia. Una vez allí, la opción mas económica para llegar a KL Sentral es el autobús Star Shuttle (aunque a la vuelta al aeropuerto tomo el bus de Air Asia y me cuesta lo mismo, RM 8 ). Para ir a Chinatown, hay que coger el tren que va de KL Sentral a Pasar Seni (RM 1).

En general, hay vuelos a muchas capitales del Sudeste Asiático, y hay que ir mirando las ofertas que se van publicando. Otra opción, sería volar a cualquier lugar del Sudeste Asiático, y desde allí, tomar un vuelo de bajo coste, para ir al lugar que nos apetezca. Hoy por hoy, existen compañías muy buenas, como Air Asia, y otras locales, con muy buenos precios.

Hostellings de Kuala Lumpur.

Debo decir que en general el alojamiento en los hostellings de Kuala Lumpur es muy bueno y económico, aunque hay que reservar con antelación porque están llenos, especialmente los fines de semana.
Cosmopolitan Hostel: aprox 6 euros, Aceptable, internet gratis.
Reggae Guest House: sobre los 9 euros. Muy recomendable. El personal muy amable y servicial.
The explorers: sobre los 9,95 euros. Para mi el mejor hostelling en el que he estado: limpio, el personal servicial y amable en extremo, internet gratis, etc.

Transporte para ir a Melaka (Malaca).

El autobús sale de Purabaya y cuesta RM 12.20.
De la estación de Melaka al centro, RM 3.
No hay que perderse un paseo en barco por los canales por RM 10.

Aunque a mi compañero de viaje no le haya gustado nada Malasia, creo que es uno de los lugares mas cómodos y con más cosas para visitar. Tanto la parte del Borneo, las islas y algunas zonas de la península. Quizás Kuala Lumpur no sea la mejor y más bonita capital del mundo, pero es una capital tranquila y bastante segura. Después de tres visitas a la ciudad, ya me siento en ella como en casa.

Vietnam.

Hi Chi Minh City: Hoteles.Hotel Mini Hotel 5. Si alguien quiere estar en un buen hotel por un precio no excesivamente alto y en una zona animada, ésta es la mejor opción. Por 27 dólares se puede disfrutar de una habitación doble con todas las comodidades y el desayuno incluido. (Dirección, 196 Buivien St district 1, giam.nguyen@saigonminihotel.com)

– Nuestro segundo hotel en la ciudad, se encuentra encima de la agencia de viajes con la que organizamos nuestro paseo por el río  Mekong, y nuestra salida a Camboya. La agencia se llama Golden Sail Travel, en el 149 de la misma calle (khanh_h01@yahoo.com. ). Muy muy recomendable como agencia. El hotel es muy básico, pero también mas económico que el anterior, 13$ la doble.

Camboya.

Phnom Penh: el Okay hotel por 10$ la doble es una muy buena opción.
Precios de entradas: Palacio Real, 25000, el centro de genocidios 3$.

Siep Reap.
La peor opción que puede ocurrírsele a alguien es dormir en el Bakong Guesthouse, 6 $ la habitación doble, pero no le cabe mas suciedad. Imprescindible el saco sábana para dormir.

Indonesia. Visados.

El visado de entrada cuesta 25$, independiente de la isla a la que se vaya.

El visado de salida tiene diferente precio dependiendo de la isla de salida. En Sumatra y Sulawesi cuesta, 75000 Rp. En Java el precio son 150000 Rp.

Sulawesi, Indonesia.
Sulawesi, Indonesia.

 

Pais Tana Toraja, en Rantenpao. Indonesia.

En cada aldea a visitar hay que pagar 10000 Rp.

La visita en coche por la zona con un guía oficial, nos cuesta 105 $, excluyendo las tasas por aldea y los presentes para el ritual funerario que hay que ofrecer a la familia del difunto (azúcar y tabaco).

El precio es para dos días, y en cada uno visitamos:

Dia 1: El mercado de animales, el funeral, Kemo, Kambira, Tampanct Allo, Suaya.
Dia 2: Ke’Te’ Kesui, Palawa, Lempo, Batu Tumomcta, Lo’Ko’ Mara y Bori.

El bus de Makassar a Rantempao  tiene distintos precios y horarios, dependiendo de si tiene aire acondicionado. También varía según la hora de salida.

7,30 a.m. 65000 Rp, es el que cogen los locales, sin a/a
9.30 a.m. 90000 Rp. Con a/a, es el VIP, aunque no es excesivamente distinto del anterior.
12 p.m., 75000 Rp, con A/a
Los autobuses tardan unas 12 horas.

Todos los datos son de nuestro viaje en el año 2010. No obstante, el Sudeste Asiático es un lugar bastante económico en general. Aunque los precios se habrán incrementado, es posible tener unas vacaciones por un precio reducido. El Sudeste Asiático sólo resulta caro cuando se visitan lugares remotos, como Sulawesi, donde hay poca infraestructura para el turismo.

Etiquetado: / / / / /

Datos practicos entrada a Boracay y salida hacia Cebu

De Boracay a Cebu, datos prácticos sobre hoteles y transporte.

 

Al bajar en el aeropuerto de Kacalibo, puede ocurrir que el vuelo lo hayas hecho con Philipine Airlines o Cebu Pacific; cada aerolínea recoge a sus pasajeros y los lleva gratuitamente hasta Caticlan, donde ya tienes que abonar un total de 130 pesos por subir al barco (entre tasas ecológicas, precio del barco, etc). La tasa del salida aérea de Manila son 200 pesos.

El transporte por dentro de Boracay vale 7 pesos si vas cerca, por la noche son 30 pesos cada mototriciclo, y la moto 20 pesos del muelle 3 hasta el ferry de vuelta.

Para volver, es un poco más complicado:
1 – Salida en cualquiera de los barquitos de Boracay: 25 pesos.
2 – Una vez en Caticlan, hay que coger un mototriciclo (un robo, 80 pesos, esta estipulado), para ir al aeropuerto de Caticlan. Si el vuelo es con Philipine airlines allí mismo te hacen la tarjeta de embarque y ya subes al bus (gratuito también). La tasa de salida de Boracay es de 20 pesos.

 

Una vez llegas a Cebu, al contrario de lo que pone en la Lonely, ahora no hay autobús, y el taxi ya no vale 150 pesos, sino que han estipulado 295 pesos. Te tienen que hacer el ticket en taquilla. Parece ser que hay metro, pero está muy lejos, o sea, que tienes que pagar e ir en taxi.

En Cebu la mayoría de los hoteles están llenos, no entiendo muy bien por qué. Los dos precios que me han dado son:

Hotel C,est la vie: 700 pesos la individual y 750 la doble. Eso si, es un hotel como cualquiera de España
Kuku,s Mest Pension House: 350 la individual. Hay que reservar.

En todo caso, vale la pena que reservéis antes de llegar, sea cual sea el hotel

 

Ahora estoy en Cebu. mañana parto a Bohol, si el tiempo de una vez me acompaña. No para de llover.

 

Etiquetado: / / / /

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más información.

aceptar