El viaje a la Alcarria de Camino José Cela

Viaje a la Alcarria 

 

Una ruta por Guadalajara

 

 

 

Palacio del Infantado en Guadalajara
Palacio del Infantado en Guadalajara

 

 

El viaje a la Alcarria de Camino José Cela

 

 

 

Viaje a la Alcarria. Encontramos en la ruta varios textos que nos hablan de las impresiones del escritor

 

Corría el año 1946 cuando Camilo José Cela, un joven escritor y periodista, iniciaba un recorrido por los pueblos de la Alcarria en la provincia de Guadalajara. La primera idea de Camilo era hacer el viaje a las Hurdes extremeñas, una zona devastada por la guerra civil y donde esperaba poder plasmar las vivencias de sus gentes en aquella época de escasez. Sería un amigo el que le quitaría esa idea de la cabeza y le hablaría de la Alcarria, un área cercana a Madrid y que se encontraba igual o peor que sus vecinos extremeños.

Pueblos de la ruta de Camilo José Cela, Budia

 

 

La ruta por la Alcarria, Guadalajara

 

Villa ducal de Pastrana, Guadalajara

 

 

Durante varios días, el joven escritor recorrió los pueblos de la comarca: empezando por Guadalajara capital, donde encontraría un desolado Palacio del Infantado, nada que ver con el rehabilitado edificio que da vida a la capital en la actualidad.

 

Palacio del Infantado de Guadalajara

 

Palacio del Infantado de Guadalajara

 

También recorrería en carro junto a un amigo del camino el trayecto a Iriépal, pequeño pueblo pegado a la capital que se ha convertido en ciudad dormitorio estos últimos años. Torija y su castillo, también en lamentable estado. Poco imaginaba entonces Cela que ese palacio albergaría con los años el museo dedicado a su libro de estas tierras.

 

Castillo de Torija, Guadalajara

 

Brihuega también tenía entonces un aspecto muy distinto al actual, donde el festival de la floración de la lavanda y la reconstrucción de la fábrica de paños, así como la rehabilitación de sus calles, ha dado una nueva vida a la ciudad considerada “El jardín de la Alcarria”.

 

Brihuega en Guadalajara, el jardín de la Alcarria. Brihuega ha sido puesto en el mapa gracias a la floración de la lavanda en los meses de julio

 

Jardines de Brihuega, Guadalajara

 

 

Brihuega en Guadalajara.

 

Camilo tampoco se olvidaría de pueblos tan bonitos e importantes entonces como Cifuentes o Trillo, ambos de visita obligada entonces y ahora.

 

Trillo en Guadalajara

Trillo en Guadalajara

 

Trillo en Guadalajara

 

A su paso por la Alcarria y después de Trillo las Tetas de Viana ya serían parte de su novela, para pasar por muchos otros y llegar a Pastrana, la villa ducal de la Alcarria.

 

Palacio de Pastrana, Guadalajara

 

 

Viaje a la Alcarria llevaría al escritor muchos buenos momentos; haría amigos con los que después se seguiría mandando cartas durante años; conocería paisajes que no esperaba conocer, como El Olivar, donde un lugareño le dijo que se acercara. Algunos alcaldes ayudarían a Cela en su recorrido, invitándole a cenar u ofreciéndole cobijo, como el alcalde de Pastrana. También visitaría un pueblo de los más ricos entonces en la región, Sacedón, donde “más que bien, todo el mundo se iba a dormir con la panza llena”. Esto que nos puede parecer increíble a día de hoy, era bastante común en la España después de la guerra.

 

Budia en Guadalajara, viaje a la Alcarria

 

El paso de Camilo José Cela por Budia

 

 

Budia en Guadalajara

 

Con todo llegamos a la parte menos agradable del viaje del escritor, que ocurrió cuando llegaba a Budia.

Budia en Guadalajara

 

Todavía hoy es posible encontrar el brillo que en el pasado el pueblo tuvo; de hecho, el pueblo fue cabeza de partido y muchos nobles de la corte de Carlos V tuvieron vivienda aquí, de ahí los muchos escudos que encontramos en las fachadas de las enormes casas que pueblan sus calles.

 

Hasta aquí llegó Cela para pasar la noche; estando ya anocheciendo, el periodista apareció como una sombra, alto y delgado, entre sus calles. Qué paso exactamente no lo sabremos nunca, pero el alcalde del pueblo decidió detener a este extraño muchacho que decía ser escritor y estar de viaje, qué ocurrencias, depositando al extraño en un calabozo del ayuntamiento. El día siguiente, una llamada del prisionero al director del diario de El Imparcial le haría quedar libre. El hecho quedó en el olvido, pero nuevos tiempos y el turismo han hecho que el aposento de Cela quede al descubierto, siendo de visita obligada si se llega a la oficina de turismo.

 

Junto al ayuntamiento encontramos la oficina de turismo y el lugar donde Cela durmió a su paso por el pueblo

 

Después de Budia, el escritor seguiría camino a El Olivar, Pareja, Casasana, Córcoles,  Sacedón, Tendilla y Zorita de los Canes.

 

Trillo en Guadalajara

 

Final del viaje, Pastrana en Guadalajara

 

La princesa de Éboli en Pastrana, Guadalajara

 

El viaje termina en Pastrana, la villa ducal por excelencia de la provincia de Guadalajara. Pastrana es un pueblo que merece no solo una mención, sino un post entero. No en vano, estamos en la villa donde vivió la princesa de Éboli y donde fue tristemente encerrada los últimos años de su vida por el rey Felipe II.

 

Esta es la habitación del palacio ducal donde la princesa de Éboli estuvo encerrada injustamente hasta su muerte

 

Habitación de la princesa de Éboli desde el interior en Pastrana, Guadalajara

 

 

Pastrana, Guadalajara

 

Esta villa estuvo a punto de ser capital de España, dada la gran influencia que la princesa ejerció durante un tiempo en el rey y los asuntos de estado. También aquí llegó una de las mujeres más famosas de todos los tiempos, Santa Teresa de Jesús. Sería allí donde durante la fundación de su convento coincidiría con la princesa de Éboli, con la que tuvo bastantes discrepancias. Hoy en día, nos queda todo el patrimonio que ambas dejaron para los siglos posteriores. Pero no solo eso; Pastrana tiene la mejor colección de tapices de toda Europa, una razón de más para al igual que Cela, no pasar por alto este pueblo ducal.

 

La colección de tapices de Pastrana es realmente increíble. Solo por verla merece la pena escaparse hasta la villa

 

El cuaderno de viajes de Camilo José Cela: un diario para recorrer la Alcarria

Aquél libro que sería un cuaderno de viajes se convertiría con el tiempo en un símbolo de identidad para La Alcarria. A menudo olvidada por el turismo, en la Alcarria hoy encontramos tesoros que han permanecido en la sombra muchas décadas; desde Zorita de los Canes hasta Torija, pasando por El Olivar, sin dejar la cuna de la Princesa de Eboli, Cifuentes… Muchos son los pueblos que podemos visitar y disfrutar. Solo tenemos que seguir la ruta de Camilo José Cela nos enseñó.

 

Brihuega en Guadalajara

Nos despedimos del viaje del escritor. Por el camino realizado, a veces a pie, otras a bordo de algún carromato, Cela visitó otros pueblos. Ahora te toca a ti descubrirlos y contarnos su historia…

 

 

 

 

Impactos: 24

Dónde viajar por España… en el 2021… o en el 2022…

Lugares de España donde viajar en Semana Santa…

o cuando se pueda

 

Pueblos Negros de Guadalajara
Pueblos Negros de Guadalajara, nuestro post de Florencio Moreno

 

 

Destinos nacionales recomendados por Blogger de viajes

 

Valladolid en Semana Santa, el perfecto destino para unas vacaciones en estas fechas tan señaladas. Nos lo cuenta Lola Rodríguez de Overseas

 

Parece que ha pasado un siglo desde aquellos días en los que planeábamos en verano las vacaciones de diciembre; aquellos días en los que para viajar a un precio relativamente aceptable teníamos que programar las vacaciones de Semana Santa antes de comernos el turrón. Pero no todo es malo. Tenemos que ver el lado positivo de todo esto, y es que si para algo nos ha servido la pandemia ha sido para redescubrir nuestra geografía. La pandemia nos ha demostrado las infinitas posibilidades que nuestro país ofrece y lo mucho que las podemos aprovechar.

 

Ribeira Sacra, Monasterio de Santo Estevo

 

Aprovechando la llegada de una de las épocas de vacaciones más turística hemos preguntado a grandes Blogger de viajes sobre sus preferencias nacionales. Aquí te lo contamos. Recuerda anotarlas todas y viajar cuando esté permitido… La salud nuestra y de los nuestros va en ello…

 

Pallars Sobirá y el Parque Nacional de Aigüestortes, el destino para viajar que José Manuel Beltrán nos recomienda

 

 

José Manuel Beltrán, autor de la web de viajes

www.paradaconfonda.com

 

 

 

El paraíso del Pallars Sobirá y el Parque Nacional de Aigüestortes. Lérida/Lleïda, Puente románico de Espot

 

 

El paraíso del Pallars Sobirá y el Parque Nacional de Aigüestortes. Lérida/Lleïda

 

Escribo estas líneas que me solicita mi querida Rose y seguimos en pandemia. Se añade las restricciones de movilidad entre provincias y comunidades y, aún así, me solicitan recomendar algún lugar donde escapar. De vacaciones o simplemente para desahogarse. Y son muchos. Pero, puestos a elegir, elijo la montaña, los lagos de origen glaciar -entre ellos el mayor de toda Catalunya-, el verde de los prados y pastos, sus bordas, el valioso patrimonio románico, el ruido del agua en sus cascadas. Y después de todo esto, un buen yantar. Todo eso se unifica en una comarca, al noroeste de la provincia de Lleida, o de Lérida como prefieras. Te invito a conocer el paraíso de Pallarse Sobirá y el Parque Nacional de Aigüestortes.

 

El lago San Maurici y el pico de Les Encantats.

 

Si ahora todavía no puedes salir de casa, y por favor cumple con las reglas, no te preocupes. Recuerda que este paraíso natural seguirá siempre ahí, esperándote para disfrutarlo. Estoy convencido que no te arrepentirás.

 

Para más información sobre este viaje pincha aquí

Prados de Graus y Narre.

 

 

 

Alberto Campa, varias vueltas al mundo y una vuelta bajo cero.

https://www.unavueltaalmundobajocero.com/blog/

 

Alberto Campa nos recomienda Numancia para nuestras vacaciones

 

A Numancia por el Camino de Soria

 

Dice la canción que uno puede ir “Camino Soria”. Y cuando uno inicia el camino hacia esa tan desconocida Soria, acaba teniendo la recompensa de llegar a esta preciosa ciudad, llena de muy decoradas Iglesias como la de Santo Domingo, peatonales calles como la Mayor, con muy pedregosas torres como la de Doña Urraca y floridos parques como el que alberga la hermosa Ermita de la Soledad con su pequeña capilla donde se encuentra el Cristo del Humilladero.

Pero si de algo me alegro al estar en Soria, es de poder conocer, atravesando prehistóricas tierras de dinosaurios,  las cercanas ruinas de una antigua ciudad que perduró al paso del tiempo, por su pasado histórico ante el todopoderoso ejercito del Imperio Romano.

 

Numancia camino a Soria

 

Numancia sigue hoy mostrando sus pocas ruinas, pero que bien explicadas por su fabulosa asociación de guías, te hacen transportarte a la época celtibera donde el más guerrero de sus pueblos, los Avaros, resistieron durante 20 años a Roma. Pero como no todo dura, esa muy afamada “defensa numantina”  tuvo que sucumbir a uno de esos también famosos “asedios”, que en el caso del programado perfectamente por el gran general romano Escipión “el africano”, nieto de un también famoso Escipión abuelo, llevó a los valientes avaros a una terrible muerte con tres únicas salidas: morir de hambre, suicidarse o matarse entre ellos mismos. Como se puede ver, todo ello poco honorable para tan grandiosa ciudad que fue nombrada en todo el Imperio por su valentía. Así y todo, como pasa y como pasará en la historia humana a todas las ciudades, estas cambiarán de manos de un imperio a otro y así por siglos y siglos.

 

Camino a Soria

 

Entonces tras los celtiberos, Numancia pasaría a territorio romano, musulmán, godo, castellano….y quien sabe, si tras ser territorio del gran Antonio Machado, conozca nuevos propietarios.

Por si acaso, yo me visto para la ocasión y porto hoy, defensivos útiles celtíberos para posible numantina defensa. ¡Abrazo mis hoy, Numantinos amigos!

Numancia camino a Soria

 

 

Maria Grau, autora de la web de viajes

www.tuhobbietuviaje.com

 

Maria Grau en su visita al valle del Baztán

 

El Valle de Baztán en Navarra

 

Gracias a la “Trilogía de Baztán,” de Dolores Redondo, nos fuimos a descubrir el Valle de Baztán, en Navarra. Gracias a su mezcla de fantasía local con el entorno fueron claves para su éxito editorial y el aumento el turismo a la zona.

 

El valle del Baztán en Navarra, Una de las Cinco Villas, Bera

 

Y la visita no defrauda, reúne pueblos encantadores como Elizondo, capital del Valle o sus alrededores; miradores (Ziga), sitios con historia como Zugarramurdi, las cuevas de Urdax, el castillo de Amaiur o las denominadas Cinco Villas.

 

El valle del Baztán en Navarra, Elizondo, el pueblo donde transcurre gran parte de la historia de Trilogía de Baztán

 

Es un viaje que te adentra a conocer pueblos muy auténticos, una parte de su historia, algunas de sus tradiciones y una excelente gastronomía.

Puedes ver nuestras historias pinchando aquí

 

Cueva de Urdax en el valle del Baztán

 

 

Florencio Moreno, autor de la web de viajes

www.mundandy.com

 

Pueblos Negros de Guadalajara
Pueblos Negros de Guadalajara

 

 Los Pueblos Negros de la Sierra Norte en Guadalajara

 

Me pregunta mi amiga Rose por el lugar donde me gustaría pasar las vacaciones de esta Semana Santa de 2021 que está a punto de comenzar. Difícil cuestión, ante los tiempos tan extraños que vivimos, justamente desde algo antes de la Semana Santa anterior.

Si se tratara de un año cualquiera, me encantaría pasarlas en la ciudad de Murcia de nuevo, puesto que la Semana Santa Murciana tiene prácticamente todo lo que cabe esperar en estas fechas.

 

Pueblos Negros de Guadalajara
Pueblos Negros de Guadalajara

 

Sin embargo, ante lo atípico del año en cuestión, creo que esta vez apostaría por volver a visitar los conocidos como los pueblos negros, localizados al noroeste de la provincia de Guadalajara.

Dotadas de extraordinarias muestras de arquitectura popular, esta decena de poblaciones, que en total difícilmente superan los quinientos habitantes, suelen resultar irremediablemente atractivas para el visitante. Campillo de Ranas, con sus pedanías Campillejo, El Espinar, Roblelacasa y Robleluengo; Majaelrayo; el actualmente despoblado Umbralejo; y, especialmente, Valverde de los Arroyos, sorprenden y encantan a partes iguales. A falta de procesiones, entrar en contacto con la naturaleza y el medio rural en su sentido más auténtico siempre resulta una buena opción.

Puedes leer más acerca de ellos pinchando aquí

 

Pueblos Negros de Guadalajara
Pueblos Negros de Guadalajara

 

 

Maria Pilar Espejo, Autora de la web de viajes

www.turisteandoelmundo.com

 

Pilar visitando Moguer, Huelva

 

Escapada a Huelva y su provincia

 

Si esta Semana Santa de 2021 se pudiera viajar libremente os recomendaría una de las provincias más sorprendentes y desconocidas de Andalucía, Huelva. En ella encontramos espacios naturales únicos como El Parque Natural de Doñana con kilómetros de playas protegidas increíbles, Las Marismas del Odiel, en la propia capital, que en estas fechas están los flamencos paseando por ellas y si nos adentramos hacia el interior de la provincia tenemos las Minas de Riotinto donde además de su museo se puede hacer un recorrido en tren para conocer paisajes indescriptibles.

 

Riotinto en Huelva

 

Localidades a rebosar de monumentos y cultura ancestral como Aracena donde cuando descanséis de su paseo cultural podréis degustar su jamón, uno de los mejores del mundo; Moguer en la que nos adentramos en el mundo de Platero y yo de la mano de Juan Ramón Jiménez o en el precioso pueblo de Niebla con una muralla árabe y cinco puertas que custodian el interior de la población.

En Huelva también os podréis adentrar en la ruta de los lugares colombinos que nos hablan de Colón antes de partir a América, un total de treces sitios excepcionales siendo el más representativo el Monasterio de la Rábida.

Y por supuesto hay que conocer la capital, Huelva, en la que pasear por sus calles o darse un paseo por el muelle del Tinto es realmente interesante. Además de contar con unas procesiones muy bonitas como ocurre en toda Andalucía.

 

Atardecer en Mazagón, Huelva

 

No podemos olvidar que las playas de esta provincia, más de 120 kilómetros de Costa, son únicas. Mención de algunas de ellas como la del Parador en Mazagón, el Rompido en Cartaya, Matalascañas en Almonte o Isla Canela en Ayamonte.

Esto es una pequeña muestra de lo que nos ofrece Huelva, riqueza natural, cultural o playera todo ello aderezado con una gastronomía excelente. Además, tiene un valor añadido y es que desde aquí podéis adentraros en la Algarve portugués.

Para más información del viaje a Huelva pincha aquí 

 

Marismas del Odiel

 

 

Lola Rodríguez, autora de la web de viajes

http://www.overseasplanet.com/

 

Semana Santa en Valladolid

 

Semana Santa en Valladolid

 

La Semana Santa la relaciono siempre con Valladolid, mi ciudad natal y donde suelo pasar estas fechas. En general Valladolid es una ciudad muy poco promocionada turísticamente, y que por supuesto, yo siempre recomiendo visitar, especialmente durante estas fechas.

Valladolid cuenta con una espectacular Semana Santa declarada de interés turístico y cultural a nivel internacional, donde tienen cabida 20 cofradías diferentes, 61 pasos y 33 procesiones aparte del pregón y el sermón de las 7 palabras, (esta última uno de los actos más valiosos).

 

Semana Santa en Valladolid

 

La Semana Santa de Valladolid, como en toda Castilla y León se caracteriza por su seriedad, sobriedad y silencio, y lo más valioso de todo es el arte que se expone en las calles: los pasos procesionales que se exhiben son las tallas originales, (consideradas de las más valiosas en su estilo a nivel mundial). Estas obras de arte datan hasta del siglo XVI y son figuras policromadas macizas, de ahí que estos pasos se muevan en carrozas, (no se cargan a hombros ya que pesan demasiado). La Semana Santa de Valladolid es entonces un gran espectáculo de arte en las calles donde el barroco alcanza su máxima exaltación.

 

Semana Santa en Valladolid

 

Estas obras tan valiosas pertenecen tanto a las iglesias de sus cofradías correspondientes, como otras también se exhiben en El Museo Nacional de Escultura de Valladolid (uno de los mejores museos de escultura policromada del mundo).

 

Semana Santa en Valladolid

Para saber más de la Semana Santa de Valladolid te invito a leer este post

Y por supuesto, si visitáis Valladolid fuera de la Semana Santa, aquí tenéis este otro post super completo de la bloguera Pilar Espejo, donde nos cuenta qué ver en Valladolid en uno o dos días.

 

 

Rosabel Serrano, autora de la web de viajes

www.roseviaja.com

 

Senderismo en la Ribeira Sacra.

 

 

Escapada a la Ribeira Sacra

 

La Ribeira Sacra ha sido un territorio desconocido para muchos viajeros durante mucho tiempo. Su situación en el mapa alejada de zonas de mayor paso, así como las ganas de descubrir territorios más remotos han propiciado que este vasto territorio empiece a descubrirse ahora. Hablar de Ribeira Sacra es hablar de monasterios: la mayor concentración de arte románico rural en España se encuentra ubicada aquí: las rutas de senderismo si te gusta caminar es muy variada, y va desde rutas muy sencillas hasta otras que requieren una mayor preparación.

 

Ribeira Sacra, Monforte de Lemos, el Escorial gallego

 

Los amantes del vino encuentran en estos lares variedades de uva que no existen en ninguna otra región de mundo: el albariño, Godello, Mencía, son autóctonos de aquí. Solo en regiones vinícolas de El Bierzo, muy cerca de aquí se cultivan el Godello y Mencía.

 

El vino en la Ribeira Sacra

 

Si quieres saber qué lugares no te puedes perder te dejamos más información aquí.

 

Cañón del río Sil en la Ribeira Sacra

 

 

Para finalizar…

Las opciones que tenemos cerca son muchas y muy variadas. Sabemos que nos dejamos rincones que también son imperdibles, y que te contaremos en otra ocasión. Esperemos que el próximo año nuestra Semana Santa sea distinta y podamos visitar toda nuestra geografía… Felices fiestas

Impactos: 81

Senderismo en Guadalajara: Poveda de la Sierra

Poveda de la Sierra, Alto Tajo

Razones que harán que quieras viajar a la provincia de Guadalajara

 

 

Poveda de la Sierra

 

En el Alto Tajo encontramos Poveda de la Sierra, un pequeño pueblo de 154 habitantes enclavado dentro de la provincia de Guadalajara. Aquí, el oficio de los gancheros todavía perdura. El primer fin de semana, Poveda y algunos de los pueblos a su alrededor, conmemoran este antiguo oficio. Su localización precisamente junto al Tajo, están provocando que cada vez más amantes de la naturaleza nos acerquemos hasta allí, para contemplar algunos de los parajes más bonitos que tiene la provincia de Guadalajara. Sin duda, uno de los parajes más bonitos de todo el Parque Natural del Tajo, con la ventaja de que puedes acompañarlo con un chapuzón al terminar en el verano (si te atreves a sumergirte, el agua está fesquita).

Salto de Poveda de la Sierra
Ruta de senderismo en el Alto Tajo, Guadalajara

Ruta de senderismo en el Alto Tajo

Esta ruta, permite contemplar el Salto de Poveda, de gran belleza natural, y también rodea la laguna de Taravilla.

 

Laguna de Taravilla, Poveda de la Sierra, Guadalajara
Laguna de Taravilla, Poveda de la Sierra, Guadalajara

Cómo llegar

Para llegar a este paraje, hay que desplazarse hasta Poveda de la Sierra. Desde allí, el camino nos lleva hacia Taravilla. A los pocos kilómetros desde Poveda, al llegar al puente que cruza el río Tajo, nos encontraremos un desvío a mano derecha. Allí veremos el cartel que indica las Casas del Salto y la Fuente del Berro.

 

Poveda de la Sierra

 

En cuanto nos desviemos, veremos la oficina de información, donde una chica encantadora nos proporcionará un mapa del área, y nos dará una explicación sobre cómo visitarlo todo. desde allí, no es nada difícil. Seguiremos con el coche por la carretera asfaltada, hasta llegar al área recreativa, donde ya se puede dejar el coche, o a las Casas del Salto, donde también se puede dejar.

 

El camino sale de las Casas del Salto, justo enfrente de donde venimos. Aunque al principio es estrecho, pronto se ensancha, y un bosque precioso nos abre paso.

 

Ruta senderista, Salto de Poveda.

Ruta senderista, Salto de Poveda.

 

Seguimos un trecho, para toparnos en la zona de baño, donde encontramos a varios grupos de gente disfrutando del domingo.

 

Seguimos por el puente colgante, desde donde los más valientes se lanzan. Un camino nos llevará hasta la laguna de Taravilla. Allí encontramos de nuevo bañistas.

 

Laguna de Taravilla, Guadalajara
Laguna de Taravilla, Guadalajara

 

Dejamos a la derecha la laguna, y seguimos recto, donde una pequeña subida nos dirigirá hacia el salto, el cual se debe a la destrucción de un muro de contención. La naturaleza y los elementos han creado aquí uno de los parajes más bonitos del Alto Tajo.

 

Salto de Poveda de la Sierra
Salto de Poveda de la Sierra

 

En la parte baja, existe un mirador donde se puede fotografiar esta cascada de 20 metros de altura, y 10 de ancho.

Aguas del Salto de Poveda, Guadalajara.
Aguas del Salto de Poveda, Guadalajara

 

 

Piscina natural gratis

En la laguna de Taravilla se puede nadar gratis. Además, la cantidad de gente que la visita no es agobiante.

 

Actividades de aventura

Durante la visita, vimos varias camionetas de empresas de deportes de aventura. Había gente con piraguas por el río. Debe de ser una experiencia única.

 

 

Santo de Poveda de la Sierra

Cuando ir

Aunque esta ruta se puede realizar durante todo el año, el verano ofrece muchas alternativas, por la cantidad de sombra que tiene y por el chapuzón final en los días de mucho calor. Primavera y otoño también son muy aconsejables.

Si puedes hacer coincidir tu visita con la fiesta de los gancheros a finales de agosto, sin duda será muy interesante. Aquí os dejo el enlace de Turismo Guadalajara y su post sobre la fiesta en el año 2019.

XXIII Fiesta Ganchera de Poveda de la Sierra

 

Ruta senderismo por el Alto Tajo, Guadalajara

 

 

Os dejo algunos enlaces de donde podéis sacar más información

 

 

Turismo Castilla la Mancha

Senderismo Guadalajara

Página web Alto Tajo

Impactos: 1755

Etiquetado: / / /

Horche, Guadalajara, escapadas desde Madrid

Pueblos con encanto de la Alcarria

Escapadas desde Madrid

Horche en Guadalajara

 

Llegamos a La Alcarria de Camilo José Cela, a escasos kilómetros de la capital, Guadalajara. Allí, a la sombra del río Ungría, asoma Horche, la villa de la que vamos a hablar hoy.

 

 

Horche, Guadalajara.
Horche, Guadalajara.

 

Pocos pueblos pequeños conozco, con tanta historia en sus espaldas y tantas cosas para ver. En verdad, la villa de Horche es un pueblo que lo tiene todo: historia, gastronomía, miel (la miel de La Alcarria está considerada la mejor de España), multitud de rutas de senderismo, y la ruta del vino, que organiza la pequeña oficina de turismo que tiene la ciudad. Todo ello, acompañado de unas vistas espectaculares, fue nuestra bienvenida a este pueblo alcarriano. Bienvenidos a Horche.

 

Horche, Guadalajara, escapada desde madrid, viajes para mujeres solas
Horche Guadalajara

Un poco de historia.

Ya su nombre, Horche, resulta un enigma, así, el nombre vendría de “Ur”, que era el nombre dado en la antigua Mesopotamia al fuego, pero significaría “Valle de la luz”. Si la fecha de su fundación fue realmente el siglo VII, y su fundador Side Abdrement, el nombre podría corresponder a un recuerdo a su antigua patria en Mesopotamia.

Para los menos románticos, en euskera Horche significa “ahí arriba”, por lo que serían familias guipuzcoanas las que le diesen nombre en el pasado a la villa en cuestión. Otros, sin embargo, opinan que los árabes tuvieron que ver en su nombramiento… que cada uno escoja el origen que más le acomode….

 

Horche, Guadalajara
Horche, Guadalajara

 

Después de leer la historia de la villa, solamente puedo decir, que los horchanos son gente valiente. Su historia, desde que Alvar Fánez de Minaña echara a los árabes en 1085, ha sido una continua lucha, cuando no por una cosa, por la otra. Empezando por su independencia, que solamente consiguieron en 1537, cuando compraron el título de villa a Carlos V, y posteriormente. Ya entonces, los horchanos compraron los derechos de jurisdicción, concejo, y de elegir el rollo, la picota o la horca. Además, el título de villa comprado incluía las ordenanzas sobre el funcionamiento constitucional de la nueva villa. Pues bien, esto que es tan fácil en el papel, no lo fue en la práctica, y sus vecinos estuvieron a la greña hasta que fue una realidad.

 

Horche, Guadalajara
El parking municipal se encuentra en la parte alta; se puede dejar el coche allí y visitar el resto del municipio.

 

 

Tampoco las enfermedades dejaban tranquilos a este pequeño pueblo, y la peste bubónica, diezmó gran parte de su población. En la guerra de Sucesión, parecía que todos pasaban por allí a dar un poco de guerra, y en 1706, los portugueses pasaron a cobrar. Los británicos, dirigidos por James Stanhope, también pasaron por aquí después, y después de saquear casas y quemas la iglesia de San Pedro de Valverde, se largaron, quemando otras casas y una fábrica de paños.

 

Por suerte para los horchanos, el presente es otra cosa, y aunque sigue siendo importante su lado agrícola (el aceite, vino cereales y legumbres siempre ha sido importante), su lado turístico ha emergido con fuerza en la actualidad, y es posible encontrar varios restaurantes y lugares donde pernoctar.

 

Horche, Guadalajara, escapada desde Madrid, viajes para mujeres solas
Horche, Guadalajara, escapada desde Madrid.

 

Cómo llegar.

Desde Madrid es más que sencillo en coche: solamente siguiendo la A-2, y la salida 55 dirección Sacedón, Cuenca, se llega. La carretera es la N-320.

La estación del AVE de Madrid a Barcelona está a 7 kilómetros de Horche, en Yebes- Guadalajara.

Hay varios autobuses desde Guadalajara que unen ambas poblaciones: los horarios de los fines de semana y festivos son las 9 am, 13 pm, 17 pm y 20 pm. La vuelta es un poco más tarde.

 

Horche, Guadalajara
Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción Horche, Guadalajara

 

Qué ver en Horche

La villa tiene numerosas ermitas:

  • La ermita de San Roque (justo delante, estaría la oficina de turismo), fue construida como agradecimiento por el cese de la peste. Cuenta la historia, que había dos piedras, una a cada lado de la entrada, y allí, las madres solteras abandonaban a sus recién nacidos, para que fuesen llevados al orfanato de Guadalajara. También la de San Sebastián, construida en el 1100 sobre un antiguo castillo, o la de Nuestra Señora de la Soledad, de 1589.

 

Horche, Guadalajara, escapada desde Madrid, viajes para mujeres solas
Ermita de San Roque, Horche.

 

 

  • El lavadero data de 1578, y es lo que más nos ha gustado.

 

Horche, Guadalajara, escapada desde Madrid, viajes para mujeres solas
El antiguo lavadero de Horche, se encuentra en perfecto estado de conservación.

 

  • La fuente vieja de 1553 estuvo dando agua potable al municipio hasta la llegada del agua potable en 1965. 

 

Horche, Guadalajara
Fuente vieja de Horche

 

  • La renacentista iglesia de Nuestra Señora de la Asunción data de los siglos XV-XVI. La vamos a contemplar desde cualquier parte de la villa.

 

Horche, Guadalajara, escapada desde Madrid, viajes para mujeres solas
Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, Horche.

 

 

  • La plaza de Horche, es un ejemplo de plaza castellana. Allí se encuentra casi toda la oferta gastronómica y es posible tomarse algo, tras la visita a la ciudad.

 

Horche, Guadalajara, escapada desde Madrid, viajes para mujeres solas
Ayuntamiento de Horche, Guadalajara.

 

Dejando de lado los monumentos, Horche es un pueblo tranquilo, muy cercano a otros pueblos de la Alcarria que seguro te sonarán más. Desde aquí puedes ir al castillo de Torija, donde el centro de interpretación de Camilo José Cela ha sido reconvertido en museo dedicado a “Viaje a la Alcarria”, la obra del famoso escritor.

 

Castillo de Torija, Guadalajara

 

Desde Horche estás a tiro de piedra del Valle de Ungría, un lugar que alberga pueblos como Caspueñas, donde algunos artistas se han retirado. Este valle es muy poco conocido, incluso entre los alcarreños.

 

Brihuega es un pueblo de la Alcarria que en los últimos años se ha vuelto muy turístico por la floración de la lavanda, pero tienen mucho patrimonio cultural e histórico entre sus murallas.

 

 

También cerca de Horche (a escasos kilómetros del pueblo de Torija), se encuentra el mirador de la Alcarria, en el pueblo de Trijueque.

Brihuega o Pastrana son otras maravillas de la Alcarria que seguro te acercarás a conocer.

 

 

Brihuega y la Lavanda
Brihuega y la floración de la Lavanda

 

 

 

Durante el mes de julio podrás disfrutar de los conciertos de música al aire libre y la decoración con velas en pueblos tan bonitos como Arbancón, Guadalajara

 

 

La oficina de turismo de Horche en Guadalajara

Sobre la oficina de turismo de la villa, me gustaría decir desde aquí que en ninguna de las muchas que hemos visitado a lo largo de los últimos años, hemos encontrado una persona tan atenta y agradable como la chica que nos dio la información. Me gustaría recalcar esto, porque la buenísima atención que recibimos en ella, y toda la información que nos facilitó, nos hizo la visita a Horche mucho más fácil y nos dio un buen sabor de boca nada más llegar a la villa. Además, nos dio folletos de otros lugares de Guadalajara que ahora también tenemos ganas de visitar. Eso se llama promocionar bien las cosas y dar un servicio de calidad.

 

Horche, Guadalajara
Imágenes de Horche en Guadalajara

 

La oficina de turismo se encuentra delante de la ermita de San Roque, nada más llegar al pueblo. Desde allí, salen los festivos las visitas guiadas a las bodegas y a la ciudad, a las 11,30 am.

Más información: Horche.

 

Palacio del Infantado en Guadalajara
Palacio del Infantado en Guadalajara capital. Acercarte desde Horche para conocerlo será un acierto. La capital tiene tesoros que no esperas

 

 

“Todos tenemos océanos que atravesar, si nos atrevemos. ¿Es peligroso? Quizás. Pero, ¿Qué saben los sueños de límites?

Amelia Earhart, 1897-1917

Impactos: 1304

Etiquetado: / / / /

El Palacio del Infantado en Guadalajara

Visita al palacio del Infantado en Guadalajara

A veces en los viajes encuentras los lugares más importantes paseando. Así fue mi primer encuentro con el Palacio del Infantado de Guadalajara, edificio que luego he tenido la gran suerte de volverlo a visitar con asiduidad.

Un paseo por la calle Mayor de la capital nos llevará hasta la calle Miguel Fluiters, el que fuera alcalde de la ciudad y uno de sus personajes ilustres. Poco a poco se empieza a divisar la figura del Cardenal Mendoza en la Plaza de los Caídos: ya hemos llegado al Palacio de los Duques del Infantado, el edificio más bonito de Guadalajara capital.

Palacio del Infantado en Guadalajara
El Cardenal Mendoza fue asesor personal de los Reyes Católicos,

La influencia de la familia Mendoza en Guadalajara

La historia de Guadalajara está íntimamente ligada a la de la familia Mendoza, la cual marcó el desarrollo de esta desde el siglo XIV y hasta el siglo XVII, cuando la familia se trasladó a Madrid y la ciudad entró en declive. Los notables miembros de la familia han sido citados en muchos libros de historia, como Iñigo López de Mendoza, también llamado Marqués de Santillana, o el más conocido Pedro González de Mendoza; sería este último el consejero de los Reyes Católicos y un gran cardenal.

Pedro González de Mendoza nació en Guadalajara y sería allí donde también terminaría su vida. El fiel consejero de Juana la Beltraneja, a la que protegió en más de una ocasión, nos ha dejado en la provincia alcarreño-manchega un gran legado, como el Palacio de su propiedad que tenemos ante nosotros.

Interior del Palacio del Infantado, Guadalajara

Los Mendoza pasaron a ser duques del Infantado en 1475 cuando eran parte de la corte real. Que los miembros de la familia más ilustre que aquí habitaba tuviesen acceso directo a la corte trajo muchas ventajas económicas para todos los aldeaños. Así, en 1460 Guadalajara tuvo ya su título de ciudad. Es por eso por lo que el segundo duque del Infantado, Iñigo López de Mendoza y Luna, decidió derribar las casas que su predecesor Pedro González tenía y construir el palacio familiar en 1480. El arquitecto encargado del proyecto sería Juan Guas.

palacio infantado Guadalajara
Palacio del Infantado Guadalajara

El Palacio del Infantado de los Mendoza

El palacio del Infantado es una mezcla de estilos, un palacio con toques de fortaleza, donde terminas por no saber si te ha sorprendido más su exterior o su arquitectura interior.

En el edificio participaron cristianos y musulmanes a la orden del citado arquitecto; se combinaron elementos de la nueva arquitectura Renacentista, novedad en la época, y del estilo gótico, todavía muy en auge en el norte de nuestro país. Elementos mudéjares quedaron también grabados en muchos detalles.

Palacio del Infantado en Guadalajara
Palacio del Infantado en Guadalajara

Lo primero que llama la atención al llegar a la antigua morada de los Mendoza es su fachada, realizada en piedra caliza cuidadosamente tallada, la cual viajó desde la localidad de Tamajón, al norte de la provincia y cerca de los pueblos negros de Guadalajara hasta su actual ubicación. Aunque los patrones de la construcción de la fachada fueron planeados en Milan e iban a seguir un modelo meramente italiano, Juan Guas decidió tomar una estética más andaluza y crear un modelo que fuera más dinámico, lejos de elementos monótonos e ideó la fachada que hoy podemos ver.

Palacio del Infantado en Guadalajara
Palacio del Infantado en Guadalajara

La puerta de entrada nos recuerda a los palacios mudéjares del siglo XIV, con sus arcos de punto, sus columnas y la abundante decoración. Toda ella resulta una original y a la vez sorprendente combinación de elementos mudéjares hispánicos con los góticos europeos de la época.

Pasamos al Patio de los Leones, también muy ornamentada, aunque como el resto, de una gran armonía.

En el año 1569 el palacio sufrió unas reformas dirigidas a copiar algunos de los elementos que la segunda residencia de Felipe estaba llevando a cabo. Las antiguas ventanas góticas dieron paso a ventanales renacentistas; artistas italianos de El Escorial se acercaron a la Alcarria para decorar con frescos algunos techos. El jardín en la parte trasera fue construido. Hasta ese momento jardines como el éste eran parte solo de las moradas de Al-Andalus o de monasterios.

Palacio del Infantado en Guadalajara
Palacio del Infantado en Guadalajara

Lugar de bodas Reales

El palacio del Infantado y su relación cercana con la realeza llevo a la celebración de dos bodas reales en su interior: serían Felipe II e Isabel de Valois en 1560 los que contrajeran matrimonio en su interior; pero dos siglos más tarde Felipe V e Isabel de Farnesio celebrarían aquí su boda por poderes. También aquí la viuda de Carlos II, mariana de neoburgo se instalaría en 1738 hasta su muerte dos años después.

Patio de los Leones del Palacio del Infantado en Guadalajara
Patio de los Leones del Palacio del Infantado en Guadalajara

Decadencia y Recuperación

Pasó el tiempo y el traslado de la residencia de los Mendoza a Madrid llevaría a la ciudad a un periodo incierto. El palacio quedó casi abandonado y un incendio en el 1936 al ser bombardeado durante la Guerra Civil dejaría el edificio en muy malas condiciones. El duque del Infantado en aquel momento (el decimoctavo ya) cedería en el año 1961 a la Diputación Provincial su propiedad, junto con el Ayuntamiento de la ciudad. El edificio empezó a ser reconstruido y el Archivo histórico Provincial de Guadalajara se trasladaría en 1972.

Aunque en un principio el duque conservó algún espacio para vivienda, el año pasado el edificio pasó a ser una entidad pública. El edificio también ha albergado en durante algunos años la Biblioteca Pública Provincial de Guadalajara, pero desde el año 2004 ésta se encuentra en el palacio de Dávalos.

Palacio del Infantado en Guadalajara
Palacio del Infantado en Guadalajara

Cuándo y cómo visitar el Palacio del Infantado

Tu visita a Guadalajara debe de incluir si o si una visita al palacio de los Mendoza; las mejores épocas para viajar hasta aquí son la primavera y el otoño; el verano es bastante caluroso, aunque también tiene otras ventajas añadidas, como a continuación te contaré; en invierno hace bastante rasca.

Mi consejo si lo visitas en verano es que vayas por la tarde a última hora; el palacio al anochecer gana puntos, y sus jardines también.

Una actividad que se viene realizando durante varios años son los ciclos de música “Las noches son para el verano”, estos ciclos se han desarrollado los viernes y sábados en el mes de agosto en el patio de los leones; en ellas se puede disfrutar de actuaciones de folk, jazz, flamenco, música clásica y otros géneros. La entrada es libre.

palacio infantado
Las noches del Infantado ha sido otra de las propuestas musicales en los últimos años

Horarios de apertura

Los horarios podrían ser modificados a causa del coronavirus.

Horario Palacio Infantado: M a D de 9 a 14 y de 16 a 20 h.

Horario de los jardines: desde las 9 de la mañana hasta las 21,30 pm. Sábados de 9 a 14,30, y de 16 a 19 pm. Domingos de 10 a 14 pm

Precios:

Entrada al Museo: 3 euros. Reducida, 1,5 euros. Entrada gratuita: M a V de 16 a 19 h; S de 10 a 14 y de 16 a 19 h; Domingos y festivos de 10 a 14 h. La entrada al Palacio del Infantado (Patio de los Leones) es libre y gratuita.

Teléfono de información 949 213 301

Impactos: 120

Etiquetado: / /

Senderismo en Guadalajara : En el Barranco del Río Dulce.

 Senderismo en la provincia de Guadalajara.

Ruta entre La Cabrera y Pelegrina.

Si había un lugar que teníamos pendiente, ése era el Barranco del Río Dulce. Mucho habíamos leído de grupos senderistas que lo recomendaban, y hoy, por fin, nos hemos animado a llegar a La Cabrera, un pueblo que ya por sí, tiene fama por ser de los más bonitos de Guadalajara. La ruta, ha sido preciosa, y no sólo eso, sino con sombra durante casi todo el recorrido, algo que se agradece en pleno mes de junio. Además, desde Pelegrina, hemos visto que salen muchas otras, que seguro son igual de fantásticas que ésta… Me gustaría indicar que el sendero que seguimos es parte del sendero 1101, aunque la vuelta la hemos hecho por la carretera comarcal que comunica ambos pueblos. Aún así,  la vuelta nos ha gustado mucho… empezamos…

Llegar a La Cabrera desde Madrid es muy fácil; siguiendo la A-2, hay que coger el desvío hacia Sigüenza, y a unos 15 kilómetros de la salida (viene indicado), y unos 5 antes de llegar a Sigüenza, a la derecha aparece el cartel del pueblo.

Desvío hacia La Cabrera
Desvío hacia La Cabrera

 

Una vez en el pueblo, aparecen dos lugares de aparcamiento; hay que dejar el coche aquí, ya que luego el pueblo tiene muchos desniveles y poco aparcamiento. Para empezar la ruta, hay que seguir el camino recto de entrada al pueblo, cruzar el puente que nos vendrá a los pocos metros, y llegaremos a la iglesia y al frontón. El camino a seguir, es a la izquierda, cruzando por el medio de la iglesia y el frontón.

Poco más tarde, vamos a encontrar una zona ajardinada, que atravesaremos, y ya allí, un cartel nos dirá que la ruta hacia Pelegrina es el camino a la izquierda. Mientras, hemos atravesado el pueblo, que aunque muy pequeño, se encuentra sumergido en plena naturaleza, con el río Dulce que lo atraviesa….

 

La Cabrera es conocido como uno de los pueblos más bonitos de Guadalajara... y lo es...
La Cabrera es conocido como uno de los pueblos más bonitos de Guadalajara… y lo es…

 

 

La Cabrera
La Cabrera

 

 

La Cabrera, Guadalajara.
La Cabrera, Guadalajara. Iglesia.

 

 

La Cabrera, Guadalajara
La Cabrera, Guadalajara, por aquí hay que seguir al pasar la iglesia y el frontón…

 

 

Inicio del sendero
Inicio del sendero

 

 

Iniciamos el camino
Iniciamos el camino

El camino, discurre paralelo al río Dulce, en el que es posible en algunos tramos mojarnos los pies…

 

 

Hacemos casi todo el trayecto bajo la sombra de los árboles, aunque debemos hacer un inciso: hay un tramo donde debido a lo mucho que han crecido las hierbas, resulta un poco difícil avanzar; sobre todo el último kilómetro, es un poco incómodo. Por suerte, toda la naturaleza que nos rodea, y la llegada de las aves, nos hace olvidar cualquier pormenor..

Cuando menos te lo esperas, la vista del castillo de Pelegrina, aparece ante nosotros anunciándonos que estamos cerca del siguiente pueblo….

 

Barranco del Rïo Dulce, llegando a Pelegrina.
Barranco del Río Dulce, llegando a Pelegrina.

 

Ya solamente nos queda el último tramo para llegar a Pelegrina, pueblo que también queremos visitar. Ahora, seguiremos por la carretera, pero las vistas son igualmente geniales, y el castillo nos seguirá acompañando. Los que también nos estuvieron acompañando fueron los cerezos…

 

Camino a Pelegrina
Camino a Pelegrina

 

El camino se encuentra señalizado.
El camino se encuentra señalizado.

 

Llegamos a Pelegrina, otro pueblo que de verdad, merece una visita. Allí se encuentra el centro de interpretación del Barranco del Río Dulce, así como también podemos encontrar algunos bares (entramos en el Restaurante Bajá, y nos quedamos con ganas de volver a comer), y también una casa rural….

 

Pelegrina, Guadalajara.
Pelegrina, Guadalajara.

 

Pelegrina, vistas del valle
Pelegrina, vistas del valle

 

Ya terminada la primera parte, iniciamos la vuelta. En total, han sido 8 kilómetros de ruta (ida y vuelta).

Y volvemos en marzo a caminar! Dar las gracias a la web Senderismo Guadalajara, de la que hemos sacado la información para poder llegar y seguir el camino

 

barranco

 

El camino de vuelta ha sido igual de espectacular.
El camino de vuelta ha sido igual de espectacular.

 

Barranco del Rïo Dulce, vuelta por la ruta principal
Barranco del Río Dulce, vuelta por la ruta principal

 

La Cabrera, Guadalajara.
La Cabrera, Guadalajara.

 

 

 

Impactos: 757

Etiquetado: / / /

Viajes low cost. Destinos inolvidables

Viajes low cost para unas vacaciones divertidas.

5 destinos inolvidables…

Viajes donde cualquier presupuesto es posible.

Laos.

Laos siempre ha tenido un lugar muy especial en mi corazón. Por algo fue el primer lugar del Sudeste Asiático que visité, y donde tuve unas vacaciones de fábula. En Laos descubrí que la gente más humilde es la que más comparte. En Laos ví mis primeros monjes budistas, monjes “de verdad”, de los que van pidiendo por la calle comida, y son respetados por la religión que profesan por el resto de sus paisanos. En este país, descubrí “las bolsitas con hielo”, unas bolsitas con cubitos de hielo y una pajita, que compra la gente para refrescar (y razón no les faltaba aquél lejano agosto, hacía una calor increíble).

También las puestas de sol sobre el Mekong fueron parte del encanto del lugar, sin contar Luang Prabang, la ciudad asiática más auténtica para muchos. Y todo ello, a precios más que asequibles, tanto en transportes, restaurantes como alojamiento. En Van Vieng llegamos a dormir por un euro la habitación doble (no era un cuatro estrellas, eso sí). Además, al ser tan económico, alquilar una moto, o subir en canoa, o hacer cualquier excursión, entraba en el presupuesto diario.

 

vientiane, laos
Vientiane tiene estas hermosas puestas de sol sobre el río Mekong, que a más de uno dejarán con la boca abierta.

 

 

luang prabang, monjes
Ver a los monjes todas las mañanas recogiendo su comida, proporciona una lección de humildad a nuestra mentalidad occidental.

 

 

Van Vieng laos
Van Vieng es el paraíso de aquellos que quieren realizar actividades de aventura a bajo coste sin peligro alguno.

 

 

Las cuevas de Pak'ou en Luang Prabang
Las cuevas de Pak’ou en Luang Prabang … No solamente son bonitas, el paseo en canoa hasta allí también valió la pena.

Norte de Tailandia: Pai, un viaje low cost para aventureros mochileros.

Tailandia parece un clásico entre los destinos mochileros, pero es que en verdad, unas vacaciones en Tailandia dan para mucho. No solamente sus playas, sino su interior, y más aún, el norte del país, os pueden permitir el pasar unas vacaciones con poco presupuesto, disfrutando enormemente de la comida tailandesa y de su cerveza. Además, en lugares como Pai, al norte de Chiang Mai, se pueden realizar numerosas actividades, como subir en elefante, kayaking, practicar senderismo, rafting, o perderse en una moto por los arrozales que rodean al pequeño pueblo. Pai es considerado por muchos como el pueblo hippie del norte de Tailandia, y razones no faltan. El alojamiento es económico, y aunque la comida ya no es tan económica como lo era en el pasado (el que hayan descubierto Pai los turistas ha llevado al incremento del precio de las bebidas), sigue siendo el mejor lugar para perderse.

 

pai, tailandia
Paisajes de Pai. Allí encontré el cultivo del arroz en seco, algo que nunca había visto antes.

 

pai, tailandia
Calles de Pai, donde los mochileros caminamos tranquilamente.

Portugal, un destino low cost para románticos…

Debo reconocer que me ha costado mucho llegar a conocer un poco Portugal: a pesar de trabajar con muchos de ellos, no había recorrido sus lares hasta hace poco más de dos meses, que mis visitas al país empezaron a ser frecuentes. Desde entonces, he descubierto muchas cosas, como que Portugal no son solamente Lisboa y Oporto, sino que tiene otros lugares menos conocidos, y no por ello menos bonitos, como Aveiro, Torres Vedras, Óvidos o Setúval… da igual hacia donde te muevas, norte o sur, este u oeste, en todos los lugares encuentras hoteles de primera a precios asequibles, mucho más económicos que en nuestro país, menús por 7 euros, e incluso menos, e inolvidables paisajes que te dejarán sin aliento. Todo esto y mucho más, es Portugal. Como lugares que no conocía y que me han sorprendido gratamente en todos los sentidos, citar Torres Vedras, lugar cargado de historia, y donde  encontré un hotel muy especial, el hotel vila Louro 

 

 Setúval y Sesimbra, Portugal.
Vista de las playas entre Setúval y Sesimbra, Portugal.

 

viajes low cost.
Playas en Lisboa.

 

 

 Torres Vedras, Portugal.
Plaza de Torres Vedras, Portugal.

 

 

 

Vila Louro, Portugal.
Amanecer en Vila Louro, Portugal.

 

 

Oporto y la estación de trenes.
Oporto y la estación de trenes.

 

 

Oporto.
Oporto.

 

 

 

 

Playas en Oporto.
Playas en Oporto.

 

 

 

 

Guadalajara, el viaje low cost español.

Siempre pensamos en lugares lejanos en cuanto hablamos de viajes low cost. Sin embargo, existen provincias como Guadalajara, que nos permiten ver muchas cosas sin rasgarnos demasiado los bolsillos. Si todo ello lo acompañamos de una buena gastronomía y multitud de cosas que ver, no hay excusas para no visitar a nuestra vecina.

Qué ver en Guadalajara.

Las opciones son muchas. Si hablamos de practicar senderismo, el Alto Tajo nos ofrece caminatas repletas de luz y de naturaleza en estado puro, sobre todo con la llegada del buen tiempo. El otoño va a dar paso a una visita al Hayedo de Tejeda Negra, uno de los lugares más visitados por los senderistas españoles ( y con razón).

 

 

Guadalajara y el Alto Tajo.
Guadalajara y el Alto Tajo.

 

 

Guadalajara y el Alto Tajo.
Guadalajara y el Alto Tajo.

 

 

Hundido de Armallones, Alto Tajo.
Hundido de Armallones, Alto Tajo.

 

 

Hayedo de Tejera Negra, Guadalajara.
Hayedo de Tejera Negra, Guadalajara.

 

Hayedo de Tejera Negra, Guadalajara.
El Hayedo de Tejeda Negra, Guadalajara.

 

La llegada del buen tiempo deberían hacernos visitar pueblos como Horche, donde se realizan visitas guiadas a bodegas y a la ciudad, Pastrana, la ciudad de la princesa de Éboli y donde vivió Santa Teresa de Jesús. y, para los amantes de Camilo José Cela, el castillo de Torija nos ofrece una recopilación de la historia de su Viaje a la Alcarria.

 

Horche Guadalajara
Horche Guadalajara

 

 

Para los que quieran ir más al norte, van a descubrir la ciudad más turística de la comarca, Sigüenza, y los pueblos negros, la zona más bonita, en mi opinión, que tiene Guadalajara.

 

Parador Nacional Sigüenza
Parador Nacional Sigüenza

 

 

En el patio del Parador Nacional de Siguenza
En el patio del Parador Nacional de Siguenza

 

 

 

Callejeando por Sigüenza
Callejeando por Sigüenza

 

 

Sigüenza
Sigüenza

 

Guadalajara capital.

La capital de la provincia, que en su pasado se consideró fea y sin encanto, posee el Palacio del Infantado, y una remodelación de todo su casco antiguo que la hacen mucho más atractiva y un lugar donde salir a tomar algo. Muy recomendable la plaza de toros reconvertida en terraza de verano, donde tomar unas copas o cenar es una realidad.

 

Guadalajara, Palacio del Infantado
Guadalajara, Palacio del Infantado

 

Y si hablamos del verano, una visita al festival de la lavanda en Brihuega, es una bonita experiencia. Durante los días del festival, el ayuntamiento organiza visitas a los campos de lavanda, y todo el pueblo se engalana de esta aromática planta.

 

 

Brihuega,festival de la lavanda.
Brihuega en el festival de la lavanda.

 

 

Brihuega,festival de la lavanda.
Brihuega,festival de la lavanda.

 

 

Brihuega,festival de la lavanda.
Brihuega, Guadalajara.

 

 

 

Y luego, siempre hay pueblos perdidos que nos sorprenderán con su naturaleza, como Pioz, a 20 minutos escasos de Alcalá de Henares.

 

Pioz, castillo.
Pioz, castillo.

 

 

Pioz en verano, Guadalajara
Pioz en verano, Guadalajara

 

 

India.

A la India se la ama o se odia, es la frase más típica que he oído… y es verdad. Se escuchan voces a favor, y voces en contra, pero lo que si que es cierto, es que es un país que no deja a nadie indiferente. La India, es un lugar para muchos viajes: muchos son los veranos necesarios para comprender y llegar a amar a este hermoso país, donde la miseria y la pobreza se dan la mano de los turistas y la gente acomodada; donde los saris de las mujeres conviven pacíficamente con la juventud, que quiere ser occidental. Todo vale en la India, y todo está lleno de tradiciones y perjuicios. Al viajar, una tiene la impresión de que por mucho que te fijas e intentas comprenderla, todavía no está a tu alcance.

Como ya muchos saben, es un país muy económico, donde el que viaja caro es porque quiere. En mi visita, llegué a regatear para pagar menos de un euro por habitación doble, pero aún así, sabíamos que era caro. La picante gastronomía es deliciosa, y, como no, más que asequible.  Una experiencia bastante económica y mágica, es dormir en alguno de los palacetes que hay en el Rajastán, y que ahora se dedican al turismo. No te arrepentirás….

 

 

Khajuraho, India.
Khajuraho, India.

 

 

Khajuraho, India.
Mujeres en Khajuraho

 

 

Khajuraho, India.
De camino… Khajuraho, India.

 

Mercados en la India. Jhansi.
Mercados en la India. Jhansi.

 

 

Agra, India.
Agra, India.

Impactos: 810

Etiquetado: / / / / / / / / / / / / / / / /

Feria Medieval en Sigüenza, Guadalajara.

Parador Nacional Sigüenza

Feria Medieval de Sigüenza, Guadalajara.

 

 

Sigüenza es uno de ésos lugares que siempre tiene espacio para más de una visita. La que es para muchos la ciudad más bonita de toda Guadalajara, y seguramente también, la ciudad más turística de la provincia, pasa también por tener una de las mejores ferias medievales de las que hemos estado. En Sigüenza, es posible vivir en la Edad Media durante unas horas, ya que sus calles y gentes se visten para honrar a Doña Blanca de Borbón, ver cómo se intenta liberar a Doña Blanca, la reina que ha sido repudiada por Don Pedro el Cruel solamente dos días después de su boda, o bien la lucha entre Don Pedro y su hermanastro bastardo, Don Enrique de Trastámara. Podemos ver teatro para niños, o también vuelo libre de aves rapaces. Se escuchan dulzainas por las calles, y hay conciertos durante la noche… y todo eso, sin contar la feria medieval, donde podemos encontrar todo lo inimaginable…. y eso, sin olvidar, que Sigüenza, si tiene fama, es bien merecida… Os esperamos allí el próximo año (o antes, porque de todas formas, vais a querer volver)… Eso sí, la págiha de la Asociación Medieval Seguntina nos ayudó mucho para saber los días y el programa de actos (así como saber el por qué de esta celebración. Para ser solamente para la feria medieval, es muy completa): http://www.asociacionmedievalseguntina.es/

Al llegar, nos encontramos con esta vista del castillo de Sigüenza; se estaban realizando las justas y los juegos medievales a caballo, por los jinetes seguntinos… 

 

Castillo de Sigüenza, Guadalajara

 

 

Jornadas Medievales Siguenza

 

 

 

Seguimos callejeando, con dirección al Parador Nacional. Sigüenza, se encuentra a poco menos de una hora de Guadalajara capital. Tan sólo hay que tomar la A-2 y el desvío se encuentra muy bien señalizado. El Parador Nacional de la ciudad, es el antiguo castillo que arriba podéis contemplar. En la parte inferior, el Patio de Los Leones, que se puede visitar, y donde también está el restaurante del parador.

 

 

Parador Nacional de la ciudad.

 

Patio leones Sigüenza, Guadalajara

 

 

Calles de Sigüenza.

 

Callejeando por Sigüenza

 

 

Visitado el Parador, nos dirigimos hacia la catedral y la calle Mayor, que ayer sábado se encontraban abarrotados de gente que como nosotros, habían venido a visitar la ciudad.

 

Feria Medieval Sigüenza

 

 

 

Terminamos esta visita con una preciosa vista de la puesta de sol de la que fuimos testigos a nuestra marcha…. volveremos seguntinos….

 

Sigüenza

Impactos: 104

Etiquetado: / / /

Molina de Aragón

Un paseo por el norte de Guadalajara…

Visita a Molina de Aragón

 

 

Molina de Aragon

 

Un pueblo famoso por sus bajas temperaturas…

Molina de Aragón siempre me había sonado “a lejos”. La que un día fue habitada por los bereberes, y formó parte de un pequeño reino de taifa, ya nombrado en el Cantar del Mío Cid, pasa por ser una de las zonas más frías de España (si no la que más), y una de las más despobladas de este planeta, ya que su densidad de población es de 1,63 habitantes por kilómetro cuadrado, mientras que Siberia tiene 3, y Laponia 2.

Estos factores climatológicos, junto con muchas leyendas que os iré contando, hacen que todavía sea más atractiva la idea de visitar Molina de Aragón. Las dos escasas horas desde nuestra morada, una carretera en más que perfectas condiciones, y un domingo soleado, hace que nos lancemos hacia el norte de nuestra querida Guadalajara, para descubrir un pueblo, que lejos de fantasmagórico e hibernal, nos recibe con un resplandeciente sol, una primavera que ya se asoma con el color de sus hojas, y unas vistas increíbles, tanto del pueblo, como de sus alrededores.

Leyendas de Molina de Aragón

Una de las leyendas de Molina de Aragón, cuenta que hay un viejecito rondando por el pueblo. Si el hombre te sostiene la mano, y te mira fijamente a los ojos, todas las verrugas que puedas tener en tu cuerpo van a desaparecer. Nosotros, caminamos a lo largo de lo que un día fue el barrio judío, pero no hay rastro del viejecito. También nos asomamos a las dos iglesias del pueblo, y cruzamos muchas calles que nos dan una idea de lo que era un pueblo medieval en el pasado. Cruzamos el puente medieval, mientras nos preguntamos cuál sería el puente de la Manola, donde se dice hay una casa encantada junto a él, donde nadie se atreve a vivir o pernoctar, pero ni rastro. Por último, subimos al castillo, donde encontramos una vista espectacular.

 

Molina de Aragón
Molina de Aragón

 

Castillo Molina

 

Molina de Aragón no merece solamente una mañana, sino un fin de semana completo. No solamente el pueblo es bonito, sino que al volver por la CM 2015, dirección Zaorejas y Ocentejo, encontramos uno de los paisajes más espectaculares de toda Guadalajara. Es de nuevo el río Tajo, el causante de tanta belleza, y sin dudarlo, nos prometemos volver, para realizar muchas de las rutas a pie que hemos divisado en nuestro camino.

 

La noche llega, y nosotros tenemos que volver a casa. Pero seguro que también, volveremos a Molina de Aragón…

Impactos: 168

Etiquetado: / / / /

El Hayedo de Tejera Negra, Guadalajara.

El Hayedo de Tejera Negra, Guadalajara.

 

Hayedo de Tejera Negra, Guadalajara (4)
Hayedo de Tejera Negra, Guadalajara

Senderismo en Guadalajara.

Hace un par de semanas, nos dirigimos a hacer una de las rutas de senderismo más bonitas de todas las que llevamos a cuestas, la del hayedo de tejera negra.

El hayedo de Tejera Negra se encuentra en Cantalojas, Guadalajara, en plena sierra de Ayllón. Esta área, pasa por ser el último hayedo al sur de Europa, ubicado en dos valles entre los ríos Lillas y Zarzas, en el Glaciar la Buitrera, y consiste en un bosque de hayas, pero también de numerosos tejos, abedules, acebos, pinos silvestres y robles, y todos ellos forman un paisaje de encanto, que pasa por ser una de las zonas más visitadas de toda Guadalajara. Aunque nuestra visita fue en pleno abril, mes no demasiado recomendado para la visita, el paisaje, aún así, ya era increíble, y no queremos ni pensar cómo debe de ser en otoño, cuando las hojas caen, todos los árboles cambian de color, y hay que reservar hora en el parking (el coste es de 4 euros por turismo).

El Hayedo de Tejera Negra, Guadalajara
El Hayedo de Tejera Negra, Guadalajara

 

Realizar senderismo dentro del hayedo, es posible por varias rutas. Aunque vimos que había más opciones, las 3 que os nombro a continuación son las que vienen especificadas en los folletos. Nosotros hicimos la primera:

  • Senda de Carretas: 6 kilómetros. Muy fácil de realizar
  • Senda de Robledal: 17 kilómetros. Pensamos volver en otoño. Entonces os diremos qué tal es.
  • Senda del río Zarzas: 21 kilómetros, para bicis.

 

El Hayedo de Tejera Negra, Guadalajara
El Hayedo de Tejeda Negra, Guadalajara.

 

 

Para llegar desde Guadalajara, hay dos opciones: la carretera de Fontanar hacia Cogolludo, o bien por la A-2 hasta Sigüenza, y luego dirección Atienza. Nosotros fuimos por Atienza y volvimos por Cogolludo: por Cogolludo está mucho más cerca. Si venís por Madrid, también se puede por la A-1 y luego por Riaza.

El Hayedo de Tejera Negra, Guadalajara
El Hayedo de Tejera Negra, Guadalajara

 

Sin duda, volveremos en octubre

El Hayedo de Tejera Negra, Guadalajara
El Hayedo de Tejera Negra, Guadalajara

 

El Hayedo de Tejera Negra, Guadalajara
El Hayedo de Tejera Negra, Guadalajara

 

 

El Hayedo de Tejera Negra, Guadalajara
El Hayedo de Tejera Negra, Guadalajara

Impactos: 245

Etiquetado: / /