Historia de Islandia

 

Viaje a Islandia en Invierno. Parte 1

Historia de Islandia

 

Historia de Islandia
Historia de Islandia

 

 

Islandia, la tierra de hielo, la tierra de nieve. Islandia es un país que no deja a nadie indiferente. Si algo tienen en común los que llegan hasta estas tierras del norte de Europa, es por el deseo de volver; si se ha visitado en invierno, volver a ver los paisajes nevados en pleno verde; si la visita ha sido en período estival, ir en los meses más fríos para poder disfrutar de los paisajes nevados; no solo eso, sino ser testigos de alguna aurora boreal, si es que coincidimos con ellas.

 

Viaje a Islandia en invierno
Viaje a Islandia en invierno

 

Mi visita a Islandia ha sido durante el pasado febrero. Debo admitir, que este país no estaba entre mis preferencias para viajar, y mucho menos en invierno, con nieve y hielo. Hace unos años, tuve un pequeño accidente de coche llevando dos niñas de año y medio y cinco años en los asientos de atrás, en el tiempo que estuve viviendo en Reino Unido; aunque no pasó nada, aquello me enseñó lo traicionero que puede ser el hielo, y desde entonces, lo evito a toda costa. Aún así, la posibilidad de ver auroras boreales y descubrir un nuevo país pudo más que la prudencia, y la verdad, no me he arrepentido en absoluto. A pesar de que no pudimos ver las auroras boreales, he descubierto lo que es Islandia en sí durante los meses más fríos, y todo lo contado y leído sobre estas tierras han provocado unas ganas de volver terribles. Porque si algo tiene Islandia es una historia compleja, llena de cambios y contradicciones, que invitan a conocer todavía más su cultura…. Allá vamos.

 

Viaje a Islandia en invierno

 

 

Viaje a Islandia en invierno
Viaje a Islandia en invierno

 

Primera llegada de los vikingos a Islandia

La tierra de hielo o de nieve fue colonizada seriamente en el año 874 por los vikingos noruegos, que llegaron hasta aquí buscando nuevas tierras donde establecerse; hasta entonces, las tierras del norte eran consideradas peligrosas, o más aún, inhabitables, así que solamente algunos monjes galeicos llegaban hasta la tierra de hielo a meditar ocasionalmente. Fueron ellos los que hablaron al resto de unas tierras donde en verano el sol no terminaba de esconderse nunca, brillando incluso en las noches, y permitiendo seguir haciendo lo que uno quisiera a la vera de su luz.

La llegada de Ingólfur Arnarsson marcó un antes y un después; Islandia pasó a ser tierra de noruegos vikingos que llegaron junto al nuevo colonizador y empezaron una nueva vida en el sur de la isla, muy cerca de lo que ahora llamamos Reykavik.

Muchas cosas han pasado en la isla de hielo desde aquellos días; Islandia ha sido independiente con la llegada del Cristianismo, que trajo el rey Olaf Trygsvason durante su reinado; pero también ha formado parte de Noruega, y posteriormente, de Dinamarca. Fue parte de la Unión Kalmar desde 1397 hasta 1593, que unía Noruega, Suecia, Dinamarca e Islandia, cuando todavía era parte de Noruega. Solamente la llegada de la Segunda Guerra Mundial y un fuerte sentimiento independentista la separó de Dinamarca en 1944, permaneciendo independiente desde entonces.

Viaje a Islandia en invierno

 

Hambrunas y desastres naturales: el volcán Laki

La historia de estos lares va unida a la de su geografía y los fenómenos naturales que allí se desarrollan. Tú puedes llegar pensando ver esto y lo otro, y entonces tienes una tormenta de nieve que no te permite ver más allá de un metro por delante de ti, o te cortan las carreteras, o el viento se te lleva por delante; aquí te das cuenta del poder de la naturaleza y lo pequeño e insignificante que eres ante sus fuerzas. Así se debieron sentir los habitantes de la isla en el pasado, cuando muchos fenómenos causaron hambrunas o diezmaron a su población. Uno de los más famosos ocurrió en el 1783, cuando el volcán Laki o Lakagigar, al sur de Islandia, provocó una de las catástrofes que más consecuencias nefastas ha causado en la isla.

 

Islandia en Invierno
Islandia en Invierno

 

 

Situado en el pueblo de Kirkjubæjarklaustur, dentro del Parque Nacional de Skaftafell, Laki entró en erupción en el año que he mencionado anteriormente. El volcán entró en erupción el 8 de junio del 1783, y durante 8 meses estuvo activo, hasta que en 1784 volvió a su estado inerte. Para entonces, 9000 personas y la mitad del ganado de la isla habían perecido. No obstante, el efecto de las cenizas y de los gases emitidos, como el ácido sulfúrico, que se expandió por sus campos de cultivo, llevó a una situación durante 3 años de hambruna, que hizo que muchos habitantes murieran de hambre, y diezmó la población en seis millones de personas, haciendo que el Gobierno danés considerase seriamente evacuar toda la isla. Fueron veinte años los que la isla tardó en recuperarse de toda esta situación.

 

Islandia en la actualidad.

A pesar de haber sido uno de los países más pobres de toda Europa, Islandia es hoy por hoy uno de los lugares con mayor superávit, gracias a las buenas políticas económicas que se han ejercido durante las últimas décadas y a la diversificación de su riqueza (hoy en día, sus mayores ingresos no vienen de la pesca como antaño, sino del turismo y de la industria del aluminio). El ser un político corrupto en esta isla no ayuda mucho, ni tampoco ser un mal banco, y así nos lo hicieron saber en el año 2008, con el no rescate de sus bancos. Islandia se convirtió así en un ejemplo para muchos ciudadanos de la Unión Europea, y puso su presencia en el mapa.

 

Blue Lagoon, Islandia. Los habitantes de la isla son muy fans de las aguas calientes que pueblan su geografía, donde es posible darse un baño en cualquier época del año

 

 

 

 

Etiquetado: /

8 Experiencias que he tenido en mis viajes y que repetiría ahora mismo.

Experiencias viajeras que repetiría ahora mismo.

 

Si una conclusión he sacado de todo el tiempo que llevo viajando es que el viaje no lo hacen los lugares que visitas, o la cantidad de cosas a las que tomas fotos: el viaje está compuesto de experiencias, en la mayoría de los casos, recuerdos de momentos a los que no tomamos ni siquiera una fotografía, porque estábamos tan a gusto que el hecho de movernos y coger la cámara era algo que entorpecía nuestro momento.

Todos los viajes tienen sus momentos, buenos y malos, pero el tiempo nos deja solamente aquellos realmente buenos en nuestra memoria. Así que allá van algunas historias divertidas que he tenido en mis viajes y que han pasado como anécdotas a contar a los sobrinos.

 

En Ho Chi Minh, Vietnam

 

 

Empezamos…

  1. Hotel Atelefugne en Addis Abeba, Etiopía… un hotel o una casa de citas?

Los que me conocen saben lo poco amiga que soy de los lugares concurridos de turistas, así que siempre que podemos buscamos alojamientos en lugares con buenas conexiones, pero no en el centro.

Imaginaros: nuestra luna de miel y el primer viaje mochilero de mi marido (si sobrevivía a este viaje, ya sabía yo que iba a durar). Reservo el hotel en un barrio de Addis Abeba cercano al Merkato tradicional, y bastante alejado del centro turístico. Hasta ahora bien. Llegamos a Addis Abeba y pasamos el control de pasaportes, cuando la chica de los visados nos pregunta la dirección donde vamos a estar. Decimos el nombre de “Atelefugne” y la risa no puede ser mayor: “ahahah ¿De verdad vais al Atelefugne? Mari! (a la chica de enfrente del otro lado del aeropuerto), que estos dos van al Atelefugne” jajajaja, risas de nuevo. Nosotros al medio, alucinados, mientras de una a otra se iban diciendo donde íbamos a estar, con una explosión de risas a cada momento.

Finalmente, dejamos el aeropuerto, ahora ya no sabemos si acojonados o no, pero nos dirigimos al hostal, que, de lujos nada, estaba muy bien situado, en un barrio típico de la capital donde nadie se metió con nosotros. Solamente el día que estuvimos en el centro turístico a mi pareja intentaron robarle a plena luz del día. El resto del tiempo, estuvimos de cine en este hostal (muy muy sencillo, todo hay que decirlo), donde comimos algunas de las mejores injeras del viaje (injera es la comida típica etíope).

 

Merkato en Addis Abeba, el mayor mercado de la capital, y probablemente de toda Etiopía.

 

 2.  Pasar de Vietnam a Camboya en barco.

Sin tiempo, no es posible realizar este trayecto, para el que se necesitan un mínimo de 3 días, sin contar con la preparación, pero sin duda es una de las mejores experiencias de cualquiera de los viajes que he tenido, en el cual pudimos ver mucho de la vida diaria tanto de los vietnamitas como de sus vecinos de Camboya. El trayecto se hace largo en muchos momentos; son dos días de barco en los cuales se hace parada al anochecer para dormir en un pequeño pueblo. Aún así, cuando llevas tantos días de viaje la posibilidad de tener unos días de calma se agradece.

 

Barcas del Mekong

 

Vietnam

 

3. Realizar un curso de cocina bereber en el desierto de Marruecos.

Una de las experiencias que me he llevado en mi última visita a Marruecos ha sido la experiencia de pasar una noche en el desierto, y dentro de la experiencia del desierto, la oportunidad de estar cocinando junto a sus mujeres en una casa tradicional.

Los países árabes son muy hospitalarios con los viajeros que llegan hasta sus tierras, pero el contacto con las mujeres es mínimo, ya que pasan mucho tiempo dentro de casa en sus actividades diarias y es difícil entrar en su círculo. Por eso, tener la oportunidad de penetrar en su mundo y socializar con ellas fue algo mágico, que sin duda repetiré.

 

Curso de cocina bereber, Khamlia, Marruecos
Curso de cocina bereber, Khamlia, Marruecos, esperando que el Tagile esté listo

 

Curso de cocina bereber, Khamlia, Marruecos
Curso de cocina bereber, Khamlia, Marruecos

 

 

4. Ir a un spa durante un viaje a la República Checa, si… pero un spa de cerveza.

A muchos les puede resultar raro lo que estoy diciendo, pero existe un lugar en la República Checa, concretamente en el pueblo de Chodova Plana, donde es posible acudir a un spa, y allí darte un baño de cerveza checa.

Para llegar hasta Chodova Plana en transporte público hay que tomar el tren desde Pilsen para llegar. En coche estaría  a 65 kilómetros, una hora más o menos.

El spa de cerveza es realmente algo único: el lugar está formado por bañeras, todas separadas por cortinas, donde cada una de ellas está llena de cerveza caliente mezclada con agua. Cada pareja o persona sola es introducida en una de las bañeras, y a continuación se le da una cerveza fría. Después de un largo rato, la encargada viene a por ti y te lleva a la sala de relajación, donde te envuelve con toallas… y te da otra cerveza….

https://www.chodovar.cz/id1037en-prava-pivni-lazen.htm

 

Chodova Plana, spa de cerveza

Si después de toda esta experiencia te entra hambre, el restaurante In the rock se encuentra construido en una cueva junto al spa…

5. Tienda de reparación de pinchazos durante el día… Restaurante barbacoa al llegar la noche… Estamos en Arusha, Tanzania.

Uno de los lugares más peculiares y divertidos de los que he estado ha sido el restaurante Khan’s Barbecue, en Arusha, Tanzania. Arusha es conocido por ser el punto desde el que salen todos los safaris de camino al Serengueti, el Lago Manyara o el Ngorongoro. Pocos pernoctan más de una noche en este pueblo que pese a no haber avanzado mucho en los últimos años tiene su encanto. Un accidente de tráfico hace años hizo que el pueblo se convirtiese en nuestro hogar durante más de una semana, y conociéramos más a fondo cada parte de la ciudad.

Así, uno de los lugares más simpáticos fue cenar en el Khan’s Barbacue; por la mañana el restaurante era una casa de reparación de pinchazos de coches; por la noche, sacaban las barbacoas, y los empleados que por la mañana te habían reparado la rueda, te servían el pollo a la barbacoa, que hay que decir, está considerado uno de los mejores de toda la ciudad. No tengo fotos, quizás el momento fue demasiado bueno…

 

6. Asistir a una ópera… en una iglesia anglicana en pleno centro de Florencia.

Una de las mejores sorpresas que me han dado nunca, la oportunidad de escuchar una ópera en FLorencia, pero, además en una iglesia anglicana. El lugar es fenomenal en cuanto a acústica se refiere, los sopranos increíbles. Ya he estado dos veces, y seguro que repito. De las dos representaciones a las que he asistido recomiendo “Love duets” me gustó mucho más… La iglesia se llama St Marks, y es posible adquirir las entradas con antelación por internet. (http://concertoclassico.blogspot.com.es/).

 

Ópera en Florencia, Toscana

 

7. Hacer un trekking por la Muralla China de Beijing.

Viajar hasta la Gran Muralla China es algo que está en la mente de muchos, y que se puede realizar de muchos modos; aunque hay muchos que simplemente van a tomar la foto, existe también la posibilidad de recorrer parte de esta gran maravilla, con un paisaje único y significado especial, por todo lo que representa en sí.

Nuestro recorrido por la Gran Muralla fue solamente de 7 kilómetros… pero duros duros, especialmente por la calor, y por el hecho de que son todo subidas y bajadas constantemente. Resultaba curioso el llegar a algunos puntos en los que ya no podías más, y te apareciese un chino a venderte agua, tan fresco… lo querías matar.

Al finalizar, tienes la posibilidad de cruzar un río en tirolina. Mi vértigo no me lo permitió la otra vez; a ver si este verano me armo de valor y me lanzo…

 

La gran Muralla china, Beijing
La gran Muralla china, Beijing

 

8. Asistir a un cine en forma de merengue en Jaipur, India.

De todos es conocida la segunda gran industria cinematográfica del mundo: Bollywood, donde se realizan igual o más películas que en la meca del cine. Pero, ¿alguna vez os habéis preguntado cómo viven los indios el cine? Pues no os lo podéis ni imaginar. En primer lugar, se pasan horas para comprar la entrada; los cines tienen separadas las filas en hombres y mujeres, ya que no sé por qué, se tienen que pegar todos los unos contra los otros.

Empezamos la cola, estamos en Jaipur, para asistir a una película que no vamos a entender, pero vamos a verla en el único cine en forma de merengue del mundo..

Empezamos! No sé realmente para qué nos asignan un lugar, porque aquí nadie se sienta: la gente se queda en pie para bailar, cantar, hacer palmas, llorar… en fin, que el cine se vive de verdad…

Si vais a la India, no podéis dejar de visitar alguna sala de cine, porque seguro que vais a pasar un buen rato.

Más información la web del cine, Raj Mandir Cinema

 

Raj Mandir en Jaipur, el cine merengue de la India

 

La Catedral de Justo en Mejorada del Campo

Una iglesia para el Señor.

Muchas veces pensamos que hay cosas imposibles, o que por falta de dinero o medios nos es imposible realizar. Entonces llega una persona como Justo Gallego Martínez y te demuestra que todo es posible, solo hay que ponerle ganas.

Iglesia de Justo, Mejorada del Campo
Iglesia de Justo, Mejorada del Campo

 

La historia de Justo es la historia de una persona que se empeñó en hacer realidad aquello que a muchos nos parecería imposible; Justo quería levantar una iglesia para el Señor, y a este fin ha dedicado los últimos 50 años de su vida, durante 6 días a la semana e incluso durmiendo entre sus paredes en los últimos tiempos: el loco silencioso como ha sido llamado durante muchos años, ha conseguido levantas con sus propias manos, sin ningún conocimiento técnico de construcción ni ninguna experiencia, una iglesia tan increíble que muchos comparar con la obra de Gaudi… No obstante, los motivos de cada uno para su obra son bastante distintos, y a Justo es la fe el que lo mueve hacia adelante…

 

Iglesia de Justo, Mejorada del Campo
Iglesia de Justo, Mejorada del Campo

 

Historia de la Catedral de Justo.

 

Iglesia de Justo, Mejorada de Campo
Iglesia de Justo, Mejorada del Campo

 

Nuestro protagonista tiene ya la friolera de 92 años cumplidos. Parece ayer cuando un 12 de octubre de 1961, ponía la primera piedra a la que sería considerada “la catedral de Justo”. El sueño de este hombre, que se declara católico y apostólico era ser sacerdote. Con este fin ingresó en el monasterio cisterciense de Santa María de Huerta, en Soria. Quiso el destino que enfermara de tuberculosis, y a los 27 años tuvo que dejar el convento para no contagiar a sus compañeros.

Tras un año de convalecencia se recuperó, pero su meta había cambiado: acababa de superar una grave enfermedad y quería darle gracias al Señor por haberle ayudado. Con este fin, Justo empezó a edificar en unos terrenos familiares de su propiedad, y, poco a poco, y con la ayuda de donaciones particulares, su proyecto salió adelante.

Al principio fue tachado de loco, y muchos eran los que pensaban que sus condiciones mentales no estaba en buen uso; Justo construía y construye su obra con muchos materiales que nosotros simplemente desecharíamos sin pudor; latas, cables, neumáticos de bicicleta, etc, ni los más exigentes en cuestiones de reciclaje lo podrían hacer mejor. Por otro lado, si alguien piensa que los planos y medidas son necesarios está en un grave error: todo se encuentra perfectamente medido y estudiado en la cabeza de esta increíble persona, que no busca halagos ni protagonismos, solamente avanzar lo máximo posible la obra a la que dedica toda su vida.

 

Iglesia de Justo, Mejorada de Campo
Iglesia de Justo, Mejorada del Campo

 

 

Iglesia de Justo, Mejorada de Campo
Iglesia de Justo, Mejorada del Campo

 

La Catedral de Justo empezó a ser conocida gracias a un anuncio de Aquarius allá por el año 2005, y los turistas y curiosos empezaron a llegar para admirar sus vidrieras, más de dos mil metros de cristaleras; la cripta, donde ha pedido ser enterrado cuando fallezca; la cúpula y toda la construcción en si, en total, casi ocho mil metros cuadrados de trabajo por treinta y cinco de alto. Todo ello, levantado por Justo en sus inicios, y ayudado por Angel López, su mano derecha en los últimos tiempos.

 

Iglesia de Justo, Mejorada de Campo
Iglesia de Justo, Mejorada del Campo

 

El futuro de la Catedral de Justo

Aunque el proyecto es muy bonito, no nos podemos olvidar de la parte legal. El proyecto de nuestro arquitecto no tiene licencia de obra, ni siquiera un plano o una memoria de calidades; no se sabe qué materiales se han utilizado durante todos estos años, ni tampoco hay ningún arquitecto que se atreva a firmar el proyecto, dado el alto grado de responsabilidad que ello implica.

 

Iglesia de Justo, Mejorada de Campo
Iglesia de Justo, Mejorada del Campo

 

El ayuntamiento de Mejorada del Campo no ha detenido el trabajo de su ciudadano, pero tampoco ha aprobado su obra. Tampoco la diócesis de Alcalá de Henares ha dado su beneplácito para que el lugar sea consagrado o pase a formar parte de sus iglesias, tal y como le gustaría a su constructor.

Por ello, el qué pasará el día que Justo no esté entre nosotros es una incógnita, y muchos piensan que será derribada, aunque, quién sabe, tampoco nadie pensaba que un labrador iba a poder construir una catedral con sus manos y lo ha hecho. Todo es posible en esta vida…

 

Iglesia de Justo, Mejorada de Campo
Iglesia de Justo, Mejorada del Campo
Etiquetado:

Qué ver en Lucca, la Toscana

Lucca en Italia.

Visita en diciembre a la Toscana.

Lucca en la Toscana, visita en diciembre.
Lucca en la Toscana, visita en diciembre.

La ciudad de las 130 torres y 100 iglesias.

 

La ciudad de Lucca ha ido abriéndose paso poco a poco dentro de los circuitos turísticos en la región de la Toscana, para mal de los que amamos los lugares vacíos de flashes y de grupos multitudinarios. Sin embargo, todavía es posible visitar esta pequeña ciudad al sur de Pisa y perderse dentro de las calles que conforman su centro histórico. Lucca es considerada una de las ciudades medievales mejor conservadas, y también una de las más bellas. A la sombra de Florencia y Pisa, vecinas en territorio, que han ensombrecido su valor arquitectónico, no hay quien se arrepienta de visitar la pequeña ciudad.

 

Lucca en la Toscana, visita en diciembre.
Lucca en la Toscana, visita en diciembre.

 

 

Lucca en la Toscana, visita en diciembre.
Lucca en la Toscana, visita en diciembre.

 

 

Historia.

 

Lucca en la Toscana, visita en diciembre.
Lucca en la Toscana, visita en diciembre.

 

 

Poblada desde antes del siglo V a.C, fueros los ligures los que pusieron la primera piedra. De ahí su nombre, que derivó en Luck, y de ahí en Lucca, tal y como la conocemos hoy. Los romanos le dieron las calles y plazas que todavía hoy resisten el paso del tiempo, y trazaron su estructura, para pasar con los años al ducado Lombardo, y posteriormente a manos de los carolingios.

Hoy Lucca nos parece una pequeña ciudad, pero su pasado nos cuenta de la importancia que tuvo, especialmente en los tiempos en que la importación en el Comercio de la Seda era fundamental. La ciudad tuvo tu heroína a manos de Matilde de la Toscana, en el siglo XII, que le dio a la ciudad toscana 500 años de independencia en una región turbulenta y caótica, como nos muestran los libros de historia. Pero llego Napoleón, y las cosas cambiaron y los lugareños pasaron ya a formar parte del Ducado de la Toscana en 1847, y de ahí a la República Italiana que todos hoy conocemos, en 1946.

 

Lucca en la Toscana, visita en diciembre.
Lucca en la Toscana, visita en diciembre.

 

Lucca en la actualidad.

Con el paso de los años Lucca ha aprendido a ser una ciudad autónoma dentro de tanta capital que presume de historia y museos; indiferente a tanta obra de arte en casa de sus vecinos, la ciudad muestra sus tesoros: más de 100 iglesias avalan su poder en el pasado; 130 torres nos enseñan que todavía hay Lucca para rato. Lo mejor es pasearse la ciudad, para no perderse nada, y para descubrir su pasado romano, sus huellas napoleónicas, y los más escondidos recovecos.

 

Lucca en la Toscana, visita en diciembre.
Lucca

 

Qué ver en Lucca.

  • Catedral de San Martín o San Martino. Siglo XI.

Como todos los pueblos de Italia, esta ciudad también tiene su Duomo, en este caso, del siglo XI. El edificio es imponente y merecedor de una visita, sobre todo por su interior, donde un crucifijo llamado “Volvo Santo” se muestra al visitante. Su importancia radica en haber sido tallado por Nicodemo, el cual estuvo en la crucifixión de Jesús, y por tanto se cree que muestra el verdadero rostro original de la cara de Cristo.

También hay un monumento funerario de Llaria del Carreto.

Lucca en la Toscana, visita en diciembre.
Lucca

 

  • Torre y Palacio Guingi.

Nos tenemos que remontar al 1390 para hablar de la familia de banqueros de Lucca, los Guingi. Al igual que en otras ciudades de la región, la construcción de las torres indicaba el grado de poderío de cada familia, y la torre del palacio mide 44 metros de alto. Lo más curioso y diferente de cualquier otra que encontremos es el jardín de encinas que se encuentra arriba. Desde allí podremos tener una bonita vista de la ciudad (la subida de la torre consta de 230 escalones)

  • Calle Fillungo.

Todas las ciudades tienen su calle principal, y Lucca no podía ser menos. En la calle Fillungo, encontramos comercios, cafeterías, bares, y todo lo que podamos buscar.

Lucca en la Toscana, calle Fillungo

 

Lucca en la Toscana, calle Fillungo
Lucca en la Toscana, calle Fillungo

 

Lucca en la Toscana, calle Fillungo. Los escaparates se visten de Navidad en diciembre

 

 

  • Plaza del anfiteatro o Plaza del mercado.

¡Si las paredes de esta plaza pudieran hablar! La plaza del anfiteatro debe su nombre a su pasado romano, donde el anfiteatro de la ciudad estuvo situado. Hoy en día, todavía podemos ver algunas muestras de su pasado en las fachadas de algunas casas. Con el tiempo pasó a ser la plaza del mercado, y ahora se encuentra repleta de restaurantes y cafeterías por doquier. Como curiosidad decir que es la única plaza ovalada del mundo.

 

  • Plaza de Napoleón y el palacio ducal.

Si hay un centro neurálgico en esta población ya lo hemos encontrado. Aquí concurren festivales, representaciones, mercados, etc. Frente al monumento a María Luisa de Borbón, que fue Duquesa de Lucca en el siglo XIX, la plaza se construyó durante la conquista de Napoleón, a quien la Duquesa desbancó y tomó su protagonismo.

Se encuentra construida sobre una antigua fortaleza del siglo XIII.

 

  • Basílica de San Frediano.

Lo más representativo de esta iglesia lo vamos a encontrar en su fachada de mosaicos, únicamente hay otra parecida en la Toscana. Data del siglo XV.

Lucca en la Toscana, visita en diciembre.
Lucca en la Toscana, visita en diciembre.

 

  • Torre delle ore.

Estamos en la torre más alta de la ciudad. Aunque las vistas merecen subir sus más de 200 escalones, es el reloj de su estructura el que más sensación causa, y que se puede ver según se va subiendo hasta la azotea.

Existen varios horarios de subida, pero en los meses de invierno se encuentra cerrada al público.

 

  • Iglesia de San Miguel.

Sobre las antiguas ruinas del foro romano encontramos esta bonita iglesia, coronada por la figura del arcángel Miguel Ángel en su fachada principal.

 

  • Palacio y Jardines Pfanner.

Edificio y jardines pertenecientes a la familia Pfanner, albergaron una fábrica de cerveza en sus territorios. En la actualidad los jardines representan una buena opción para dar un paseo tranquilamente en cualquier momento del año.

 

  • Casa Museo de Giacomo Puccini.

Lucca puede presumir con razón de ser la patria de uno de los grandes compositores de ópera de la Historia de la Música: Giacomo Puccini.

De familia de músicos, Giacomo nació un 22 de noviembre del 1858, en el día de Santa Cecilia, la patrona de los músicos, en esta casa. Su familia había llegado hasta allí en 1815, y junto su abuela, Angela Cerú, sus padres y hermanos vivirá Giacomo hasta que se mude a Milán con el fin de proseguir sus estudios musicales.

Las hermanas del compositor renunciaron a su parte de la herencia a favor de Giacomo y su otro hermano varón; sin embargo, la falta de recursos hizo que la tuvieran que vender a uno de sus cuñados, aunque antepusieron la cláusula de posible recompra legal en el futuro.

Con el paso de los años, y la mejora económica de Giacomo, la casa pudo ser recomprada por el músico (su hermano ya había fallecido).

La casa pasó a su hijo Antonio y a su nuera, que la donó al ayuntamiento de la ciudad en 1974. Actualmente, exhibe objetos de la vida del músico y compositor y muebles de la época.

 

  • Las murallas.

Sin duda alguna, uno de los atractivos de la ciudad. La característica más importante es que nunca han sido derruidos, ni han sufrido ningún tipo de asedio, por lo que se conservan intactos. Solamente una riada en 1812 hizo que se utilizaran con algún fin además del estético que proporcionan.

Los muros poseen 12 metros de alto y 4,2 kilómetros de longitud, y encierran el casco antiguo en toda su totalidad. En el período del Renacimiento fueron terminados, y son considerados una joya arquitectónica de la época.

Las murallas tienen 6 puertas de entradas; dentro hay 3 más, pero que no tienen uso. Un paseo en bici es lo más recomendable para verlas y recorrer el perímetro de la ciudad con tranquilidad.

 

 

 

Etiquetado: / /

Mis 10 ciudades favoritas en el mundo.

Ciudades en las que me perdería hoy mismo

Debo admitir que no me siento del todo segura realizando este post: si de algo me doy cuenta cada vez más, es de la gran cantidad de lugares que me faltan por visitar, y de lo mucho que me queda por conocer. También suma que creo que para conocer un lugar no vale el pasar un día de visita, sino que hay que dedicarle tiempo, algo que generalmente, no disponibles. Aún así, vamos allá: estas son mis ciudades favoritas:

 

1. Londres, Reino Unido.

Su eterna lluvia y sus calles abarrotadas no han logrado quitarme ni un ápice del cariño que siento por esta ciudad: Londres es la ciudad alternativa, la que acoge a los que llegamos a Inglaterra, la que siempre nos espera a nuestra vuelta a la capital. En la capital londinense es posible pasar una semana, y todavía queda tiempo para ver más cosas; todavía nos quedarán barrios por descubrir, o museos que visitar en otra ocasión. Como imperdible citaría St Paul, la IGLESIA, en mi opinión, Westminster o la Torre de Londres.

Big Ben Londres
Big Ben Londres

 

Londres
Londres

 

 

London Eye
London Eye

 

 

St Paul, Londres
St Paul, Londres

 

2. Estocolmo, Suecia.

Aterricé allí por casualidad hace dos años, y el recuerdo que me dejó esta ciudad es indescriptible. Situada junto al mar, la ciudad está compuesta de islas, que albergan desde casas hasta museos, como la isla de los museos, Ordenada, limpia, práctica, y muy “nórdica” en sus calles y edificios, es un lugar ideal para hacer las maletas e irte, si no te importa el frío que les debe de acompañar seguro en invierno. Estocolmo es perfecta para una visita de 3 días como mínimo, si quieres conocerla bien.

 

Abba, museo en Estocolmo. Suecia.
Estocolmo

 

Abba, museo en Estocolmo. Suecia.
Abba, museo en Estocolmo. Suecia.

 

 

Estocolmo
Estocolmo

 

3. Estambul, Turquía.

Si antes hablábamos de iglesias, para mi, Estambul es LA CIUDAD.  Una puede ir mil veces y salir sorprendida de su vitalidad; Estambul es un caos contenido, un alma entera de país hecho ciudad; en Estambul puedes encontrar de todo a cualquier hora; las mezquitas y los rezos van a marcar tus tiempos, tu parada del reloj; los atascos van a ser parte de tu rutina, si decides dejar de ser un turista novato y embarcarte en la real Estambul, aquella más allá de Sultannameth, la que se esconde tras Örtakoy, y a la que no te llevan los circuitos. Turquía vibra y siente a través de esta ciudad, que es su puerta a otras civilizaciones, que la unifica y reúne todas las religiones del país.

La parte turística es posible recorrerla en pocos días; para conocer el alma turca hace falta un poco más. No te la pierdas…

Estambul, Bósforo.
Estambul, Bósforo.

 

Aya Sofia, Estambul
Aya Sofia, Estambul

 

 

Aya Sofia, Estambul
Aya Sofia, Estambul

 

4. Portland, Oregon.

Como ya he dicho antes, me falta mucho por conocer, sobre todo en Estados Unidos, pero dudo que una ciudad me pueda cautivar tanto como lo ha hecho Portland. La ciudad que ha dado vida a Portlandia, donde los Simpson vieron su origen; la ciudad verde, amante del reciclaje: epicentro de artistas, músicos y todos aquellos interesados en el arte, Portland se sitúa a una hora del Pacífico, que le da unas temperaturas difíciles de conseguir en otras latitudes cercanas a la suya, y también se rodea de montañas.

Portland, Oregon
Portland, Oregon

 

 

Portland, Oregon
Portland, Oregon

 

Cuando llegas a Portland, ya no encuentras buenas librerías, porque te has dejado la mejor allí; tampoco te atreves a comer salmón, porque no hay salmón como el de Oregon.

Portland, Oregon
Portland, Oregon

 

5. Luang Prabang, Laos.

El año que llegué a Luang Prabang estaban construyendo su red de saneamiento; la ciudad había sido nombrada Patrimonio de la Humanidad, y había que mejorarlo todo, en espera de las oleadas de turismo que debían de llegar. SI llegaron o no, no lo sé, todavía no me he atrevido a volver, pero si que sé que el Luang Prabang que yo conocí te calaba por completo; su tranquilidad y espacio, la sonrisa laosiana, los monjes budistas y su paseo mañanero para recoger en sus cuencos metálicos lo que los lugareños les dan para comer; los templos, donde no se permitía la entrada a los no creyentes, y tenías que ver las ceremonias desde fuera, o las cuevas Pak’ou, una de las maravillas del Mekong.

A lo largo de los años, he conocido a muchos viajeros que me han expresado su intención de perderse el día menos pensado en Luang Prabang… quién sabe, igual nos encontramos todos allí.

 

Pak'ou, Luang Prabang. Laos.
Las cuevas de Pak’ou… No solamente son bonitas, el paseo en canoa hasta allí también valió la pena.

6. Toronto, Canadá.

Hace tiempo leí que Toronto era una de las ciudades mejores para vivir; después de pasar unos días en ella, me puedo imaginar por qué: Toronto es como Nueva York a Estados Unidos; es alegre, abierta, multicultural: en Toronto todo es posible, hay energía y optimismo, y eso se plasma en sus gentes y en su modo de vivir.

A pesar de que la ciudad arquitectónico hablando, merece de por si una visita, yo me quedo con el ambiente de las calles y la vida que allí encontré…

Toronto, Canadá

 

Toronto, Canadá, mercado de St Lawrence

 

7. Damasco, Siria.

Una de las ciudades más antiguas y con más historia que contar. La mezquita más sorprendente, el zoco más cautivador. En Damasco encontrabas cultura y tradiciones, y espero que lo encontremos algún día, cuando volver sea una realidad.

Mezquita de los Omeyas, Damasco, Siria.
Mezquita de los Omeyas, Damasco, Siria.

 

Mezquita de los omeyas de Damasco
El patio de la Mezquita de los omeyas de Damasco es lo más impresionante del edificio.

 

8. Bahir Dar, Etiopía.

En Etiopía hay lugares que uno no se puede perder, y uno de ellos es la visita a Bahir Dar, la ciudad donde Pedro Páez descubrió las fuentes del Nilo, y donde posteriormente fue enterrado. Bahir Dar es un oasis de tranquilidad y sosiego, sobre todo si se llega desde Addis Abeba; aquí es posible pasar varios días sin darte cuenta, visitando el Lago Tana, las fuentes del Nilo, o la pequeña ciudad.

 

Las Cataratas del Nilo Azul. Etiopía.
Las Cataratas del Nilo Azul. Etiopía.

 

Bahir Dar, Etiopía
Bahir Dar, Etiopía

 

9. Orchha , Uttan Pradesh, India.

La India no es un país fácil de recorrer, ni tampoco se parece a nada: visitar este país es entrar en otro continente, y los lugares como Orchha son aquellos que hacen que el viaje merezca la pena.

Orchha es un pequeño pueblo, donde solamente un par de hoteles buenos, y una docena de malos, junto con su fuerte y algunos templos conforman un hermoso paisaje tradicional indio. Aquí los turistas somos pocos, casi inexistentes; solamente algunos autobuses llegan durante el día, pero ninguno se queda, todos se van y nos dejan a los menos apresurados el placer de los rituales en la noche, donde los lugareños nos invitan a participar. Orchha es especial, no se puede describir en un par de líneas, tenéis que ir a verla.

Orccha, Uttar Pradesh
Orchha, Uttar Pradesh

 

 

Orccha, Uttar Pradesh
Orchha, Uttar Pradesh

 

10. Valencia, Comunidad Valenciana.

Si digo que por mucho que viaje y vaya por el mundo, no hay ninguna ciudad como Valencia, sé que no es objetivo, pero es la realidad. Valencia lo tiene todo: clima, la luz del Mediterráneo, el mar, gastronomía… No tengo muy claro si algún día volveré a vivir allí, pero lo que si tengo claro es que pocas ciudades han podido hacerle sombra y que todavía ninguna la ha quitado de su primera posición.

 

Fallas Valencia
Fallas Valencia

 

 

Para terminar…

Si lo pienso bien, todavía quedan muchas que no están en esta lista, y que serían también mi lugar preferido: Cesky Krumlow en la República Checa, Berlín, Hong Kong, Seul, Chicago, Madrid, Dublín, Shangril.la en Yunnan, China, Kampala en Uganda o Kigali en Ruanda, serían algunas de las que me han hecho dudar en mi lista. Buenos días…

7.

Los Pueblos Negros de Guadalajara…

Los pueblos Negros de Guadalajara.

No hace muchos años, una conocida firma automovilística filmó un anuncio que cambiaría la vida de las pocas personas que habitan el norte de la provincia de Guadalajara. El anuncio, en el que un abuelo de Majaelrayo preguntaba si aquello le parecía bien a Franco, fue un todo un éxito. A partir de ahí, esta región del norte de Guadalajara, empezó a ser un poco más conocida entre nosotros.
 
Campillo de Ranas.
Campillo de Ranas.

¿Por qué se llaman “pueblos negros”?

 

Los pueblos negros de Guadalajara, son un tesoro por descubrir, que debe su nombre a la cantidad de pizarra allí existente, con la cual se han fabricado las casas desde antaño.

 

Los muros de las casas, los tejados, las calles, los cerramientos… Creando así un paisaje encantado, entre el contraste del negro de las poblaciones y el verde de las montañas que las rodean. Este tipo de arquitectura también existe en las provincias de Madrid y Segovia.

La principal diferencia de los pueblos negros de Guadalajara con el resto de construcciones en las otras provincias es su aislamiento: en el pasado, esta zona estuvo bastante incomunicada del resto de la provincia, debido al frío y a las malas comunicaciones en el pasado. Solamente el desarrollo turístico de la provincia, la búsqueda del turista de nuevos destinos, y la decisión del alcalde de Campillo de Ranas de convertir su pueblo en el primer pueblo que permitiera al colectivo LGTB casarse, puso nombres y un punto en el mapa a esta región. A día de hoy, queda poco  para que sea declarada Patrimonio de la Humanidad.

¿Qué pueblos forman la región?

Los pueblos negros se dividen en dos rutas, ya que se encuentran localizados a lo largo de dos caminos, no comunicadas entre sí, ya que rodean la montaña donde se ubican,  y que parten de Tamajón.

El primer camino lo forman los pueblos donde el componente natural tiene más importancia. También las casas se encuentran más rehabilitadas, como es el caso de Valverde de los Arroyos. No obstante, el pueblo abandonado de la ruta, Umbralejo, también se encuentra en esta parte del camino.

El segundo camino lo forman los pueblos.más representativos, y quizás más salvajes; Campillejo, El Espinar, Campillo de Ranas, Roblelacasa y Majaelrayo. Todos ellos están cerca y es posible visitarlos sin problema.

Naturaleza en los pueblos negros.
Naturaleza en los pueblos negros.

¿Qué podemos ver y visitar en los pueblos negros?

Los pueblos negros, es hoy en día un reclamo para los senderistas, los intrépidos escaladores del pico Ocejón, el más alto de la provincia de Guadalajara, y para los bañistas en verano, ya que los pueblos negros ofrecen muchos lugares donde refrescarse.  El cambio de hojas en otoño, también lo convierten en una zona única para visitar, con la llegada de esta estación.
 
La gastronomía, como toda la de Guadalajara, es obligatorio probarla. Los pueblos negros todavía se están empezando a descubrir ahora, así que la oferta hostelera todavía no es muy amplia, aunque no por ello deja de ser sensacional.
 
Poco a poco, hay más alojamientos rurales con encanto donde pernoctar, y perderse del resto del mundo unos días.
 
Este lugar, es el enclave perfecto a visitar desde Madrid o Guadalajara capital en esta época del año.
 
 
 
 
Majaelrayo, Pueblos negros de Guadalajara.
Majaelrayo, Pueblos negros de Guadalajara.
Majaelrayo, Pueblos negros de Guadalajara.
Majaelrayo, Pueblos negros de Guadalajara.
 
 
Etiquetado: / / /

Qué ver en Londres en tu primera visita. Parte 2.

Ruta para visitar Londres en 3 días. Parte 2.

Guía de Londres 

 

 

Trafalgar Square y la National Gallery
Trafalgar Square y la National Gallery
  1. Tower Bridge

 

Uno de los iconos de Londres, es Tower Bridge. Construido en 1894, en estilo victoriano neogótico, Tower Bridge fue el segundo puente de la capital británica. El crecimiento de la ciudad hizo necesaria la presencia de más puentes para cruzar el Támesis. London Bridge, el primer puente, se había quedado corto.

Tower Bridge es un puente levadizo, que se dirige por máquinas de vapor. Su construcción incluyó unas pasarelas para el público, pero finalmente se cerraron, porque nadie pasaba si el puente estaba elevado. Hoy, se pueden visitar en la parte del museo instalado en su interior.

Los interesados en visitar el museo de Tower Bridge se van a encontrar con la historia del puente y su estrecha relación con la historia de la capital británica. Allí también encontrarán toda la explicación sobre la construcción del puente, mediante una máquina de vapor en sus orígenes, y el actual sistema eléctrico.

Más información: http://www.towerbridge.org.uk/es/

 

 

Tower Bridge
Tower Bridge

 

  1. Catedral de St. Paul

 

Existe una catedral realmente sorprendente, y es la cathedral de St Paul. Durante más de 1400 años, St Paul ha sido y es uno de los iconos para los británicos. Esta imponente iglesia es también una de las más bonitas que he visto a lo largo de mis viajes. Sir Christopher Wren, el arquitecto más famoso en Inglaterra, fue el encargado de su construccion, entre 1675 y 1710. La anterior iglesia fue destruida por el Gran Incendio de Londres.

 

 

St Paul, Londres
St Paul, Londres

 

Hoy en día, la visita a St Paul es de pago obligatorio, a no ser que se vaya a oir misa. Va a depender de cada uno la opción elegida para visitarla, pero sin duda, merece la pena entrar en este hermoso edificio.

 

  1. Picadilly Circus

 

Roger Baker era un sastre londinense del siglo XVII, que un día tuvo la idea de diseñar una camisa con flores, a la que llamó “piccadils”. Su creación, y la rotonda circular de este punto de la capital londinense, dio lugar al nombre de uno de los lugares más transitados del mundo: Piccadilly Circus.

Llegar a este punto es llegar al centro de la ciudad. Carteles luminosos, tiendas, restaurantes, teatros, calles que convergen, convierten a Picadilly Circus en un punto de encuentro, o de desencuentro; con tanta gente, es difícil de adivinar. El número de personas que transitan por aquí anualmente asciende a 56 millones. Día y noche, siempre hay una excusa para acercarse hasta este lugar.

 

Picadilly Circus
Picadilly Circus

 

 

Que ver en Piccadilly Circus.

 

La plaza está formada por la fuente de Eros, el Teatro Criterion, London Pavilion, que es un cine, y un centro de ocio. Muchos son los carteles luminosos que aquí conviven e intentar resaltar sobre el resto. Aunque pueda resultar un poco agobiante, Piccadilly Circus es uno de los atractivos londinenses: visitarla y a continuación perderse en alguna de las calles del Soho es algo ideal.

 

Chinatown, Londres
Chinatown, Londres

 

 

Cerca de Piccadilly Circus, tenemos el Soho, una zona bastante concurrida debido a que aglutina muchos bares y restaurantes donde tomar algo. El Soho es ideal si se opta por comida oriental, ya que las opciones son inmensas. Chinatown se encuentra pegado al Soho.

 

Calles de Londres
Calles de Londres

 

 

  1. Trafalgar Square.

 

Un poco más abajo, llegamos a Trafalgar Square, uno de los puntos más famosos de Londres, y de visita obligada. Allí vamos a encontrar la National Gallery, uno de los museos iconos londinenses, por la gran cantidad de obras pictóricas que allí se encuentran. Entrada gratuita.

 

National Gallery, en Trafalgar Square
National Gallery, en Trafalgar Square

 

 

National Gallery, Londres

 

National Gallery, Londres
National Gallery, Londres

 

Enfrente mismo de la National Gallery, está ubicada la iglesia anglicana St Martin on the Fields. Esta iglesia, va a pasar innadvertida para muchos, que simplemente no cruzan al otro lado y siguen hacia el Big Ben. Sin embargo, St Martin es una bonita construcción, donde muchos días de la semana se celebran conciertos de música clásica de gran calidad. Si no nos queremos rasgar las vestiduras, pero si queremos disfrutar de un concierto en la capital del Reino Unido, acercarse hasta allí y disfrutar de sus conciertos resulta una buena opción.

 

En Trafalgar Square encontramos la iglesia de St Martin in the Fields
En Trafalgar Square encontramos la iglesia de St Martin in the Fields

 

¿Por dónde seguir desde Trafalgar Square?

 

Trafalgar Square
Trafalgar Square
Desde Trafalgar Square podemos tomar dos rutas:

– Si seguimos recto, hacia el Big Ben, nos vamos a encontrar con Regent Street, y finalmente, con el Big Ben y el Parlamento. A mano derecha, tendremos la abadía de Westminster. Si seguimos hacia la izquierda, llegaremos al Támesis, y a la famosa noria londinense.

 

London Eye
London Eye

 

– Por el contrario, si seguimos a la izquierda de la calle ubicada entre la National Gallery y St Martin on the Fields, llegaremos a Convent Garden, un pequeño mercado, quizás ya demasiado turístico, pero con un encanto que hace que la visita resulte imprescindible.

 

Convent Garden, Londres
Convent Garden

 

 

Convent Garden, Londres
Convent Garden, Londres

 

Recomendación muy personal.

Durante mucho tiempo, estuve estudiando inglés, y por tanto, adquiriendo todo el material posible para ello. Uno de los lugares donde siempre encontré gran cantidad de libros de texto fue la librería que está justo en la esquina opuesta de Trafalgar Square. Allí, es posible encontrar todo tipo de manuales para la obtención del IELTS, TOELF, etc. También tienen muchos libros de literatura y manuales para todo tipo de estudios universitarios. (todo ello en inglés, claro está).

 

Paseando Londres

8. Notting Hill

 

Pocos barrios han llegado a ser tan famosos por el cine como Notting Hill. Sus casas de colores, su mercadillo de antigüedades, y su carnaval en agosto, han hecho de él una visita obligatoria para todos los visitantes de Londres.

 

Situado en Kensington Gardens, en la esquina noroeste, es un barrio pequeño, en una zona bastante céntrica. Muchos turistas llegan hasta aquí para acercarse a Portobello Road,  el mercadillo de los sábados. Aunque el mercadillo es de antigüedades, también podemos encontrar puestos de otras cosas, como fruta y verdura. Hay incluso una Street food, o puestos de comida para llevar.

 

Qué ver en Notting Hill

 

  • Mews londinenses. Los Mews son callejones típicos de Londres, y que en este barrio son preciosos
  • Las casas de colores del barrio
  • El antiguo horno de ladrillos del siglo XIX que todavía existe. Esta zona, era una antigua zona industrial, que convivía con las granjas de cerdos. Todavía existe la chimenea de la fábrica de ladrillos
  • El hotel donde falleció Jimmy Hendriz

http://www.qverlondres.com/mas-londres/notting-hill-ruta-recomendada-y-lugares-de-la-pelicula/

 

Enlaces

Londres, primera parte

Museo de Historia Natural de Londres

Cambridge, una de las ciudades más bonitas de Reino Unido

 

Calles de Londres
Calles de Londres

 

Etiquetado:

Qué ver en Londres.

Guía de Londres.

London Eye
Primera visita a Londres.

Que ver en Londres en una  primera visita. Primera Parte.

 

Londres es una ciudad donde siempre queda algo por ver. Visitada todos los años por millones de turistas, muchos la consideran la capital de la cultura europea. Dinámica, multicultural, abierta, en Londres es posible todo y caben todos. Con sus más de ocho millones de habitantes, es una ciudad que engancha a muchos visitantes, que terminan quedándose para cumplir sus sueños allí, o bien repitiendo visita una y otra vez. En la capital de Reino Unido se pueden hacer multitud de actividades y siempre quedarnos algo. Sin embargo, siempre hay una primera vez en Londres, y esa es la razón de este post.

Qué visitar en Londres

 

 

Estamos ante una ciudad para descubrir poco a poco. Al principio puede parecer demasiado grande, y lo es. Así que la primera recomendación: no os agobiéis: con planificación y un buen mapa de la ciudad, es posible sacarle mucho partido a cualquier viaje corto. La gran ventaja de la capital anglosajona es su buena comunicación en transporte público, también a su extrarradio.

 

Un recurso muy bueno para vuestra visita es esta web, donde se pueden encontrar todos los mapas referentes al transporte público, hacer tus propias rutas, acceder a los mapas turísticos, etc.

 

El metro de Londres

 

Lugares que ver en Londres.

Cuando se llega a una ciudad, visitar un lugar u otro va a depender mucho de cada persona. A alguien le pueden decir que si no visita el Big Ben es como si no hubiese estado aquí, y, sin embargo, apetecernos más perdernos por el museo de historia natural, o visitar Notting Hill y su mercado. Todo es cuestión de gustos. Por mi parte, os voy a explicar los lugares más famosos de la ciudad. Luego cada uno ya decide cuáles le merecen la pena.

 

  1. Westminster Abbey

La abadía de Westminster es uno de los lugares con más historia de la capital londinense. De origen benedictina, cuenta con más de mil años de historia. En el 1014, el rey Eduardo el confesor decidió construir una pequeña iglesia junto al monasterio benedictino dedicada a San Pedro. El rey había faltado a un voto, que le obligaba a realizar una peregrinación; Como no la podía realizar, el papa le recomendó que construyese una iglesia. Así lo hizo.

Esta iglesia, resistiría el paso de los años, hasta la llegada de Enrique III al poder en el siglo XIII. Estamos en la era de las iglesias góticas de grandes ventanales e impactantes construcciones, y el rey, no quiere ser menos. Rápidamente, inicia la remodelación de la iglesia, donde en el futuro sería coronados todos los reyes ingleses, desde Guillermo el Conquistador.

 

En la actualidad, hay más de 3000 personas enterradas allí, de los cuales, 17 son reyes. El lugar de privilegio corresponde a su fundador: el rey Eduardo el confesor.

 

Muchos personajes ilustres se encuentran allí enterrados: Charles Dawin, Alexander Pope, John Milton, Isaac Newton, David Livingstone o Charles Dickens son algunos de ellos.

 

La tumba más emblemática, no obstante, corresponde a la del soldado sin nombre. La tumba pertenece a uno de los muchos soldados ingleses que perdieron la vida en la Primera Guerra Mundial. Con ella y su localización en Westminster, se quiere honrar a todos los soldados ingleses que en ella participaron. En la boda de Elizabeth Bowes-Lyon con el futuro rey George VI, la novia quiso honrar a su hermano muerto en la Primera Guerra Mundial, y depositó su ramo de flores en ella. Desde entonces, todas las futuras reinas lo hacen el día de su boda. En total, han sido 17 bodas reales las que la abadía ha visto celebrar entre sus paredes.

Desde el punto arquitectónico, Lady Chapel es una impresionante capilla en el interior. Los claustros, el rincón de los poetas, la sala capitular, son otros ejemplos de lo que nos vamos a encontrar dentro de la abadía.

La abadía es una joya arquitectónica, por dentro y por fuera, que la han hecho merecedora de que la UNESCO la incluyese en su lista.

Os dejo un recurso de la abadía para poderla visitar virtualmente.

http://www.westminster-abbey.org/visit-us/virtual-tour

 

  1. Buckingham Palace

El palacio de Buckingham es otro de los imperdibles en una primera visita a Londres. Construido por el Duque de Buckingham en 1703, permaneció en manos privadas hasta el año 1761, cuando el rey Jorge III lo compró para la reina Charlotte. Durante el siglo XIX la residencia se fue ampliando, y la llegada al poder de la reina Victoria, en 1837, la convirtió en la residencia real británica. El palacio, contiene 775 habitaciones, y posee el jardín privado más grande de Reino Unido.

En la actualidad, solamente se puede visitar durante los meses de verano, y las visitas se concentran en las cocheras, los salones de la reina, y los salones de Estado.

http://www.buckinghampalace.co.uk/index.php

Los cambios de guardia, en el exterior, son diarios en los meses de verano, celebrándose a las 11.30 de la mañana. En invierno son cada dos días, a no ser que llueva (ver aquí los horarios https://www.royal.uk/search?tags[0]=changing%20the%20guard)

 

  1. El Big Ben

 

Big Ben Londres
Big Ben Londres

 

Conocido como Big Ben, no es éste su nombre real. La torre del Parlamento se llama realmente Elizabeth Tower (la torre de Elizabeth), desde que en el 2012 se le adjudicase este nombre a raíz del aniversario de la reina. La campana que hay dentro de la torre es la que realmente es el Big Ben.

La llegada de la campana, fue motivo de grandes celebraciones en su día. El Támesis fue el lugar de transporte, y luego la campana cruzó el Westminster Bridge a bordo de un carruaje tirado por 16 caballos blancos. Llegaba con un retraso de 5 años, pero no por ello causó menos sensación. El Big Ben tiene un peso de 13,7 toneladas, mide 2,2 metros, y tiene un diámetro de 2,7 metros. El martillo que la golpea pesa 200 kilogramos. Cada cara del reloj mide 7 metros de diámetro. Las manillas del reloj miden 2.8 metros las que corresponden a la hora, y 4.3 metros las de los segundos.

 

 

Big Ben Londres
Big Ben Londres

 

Si hablamos de energía, las bombillas que utiliza el Big Ben tienen una vida útil de 60.000 horas.

Instalada el 11 de Julio de 1859, la campana no replicaría durante tiempo. Ese mismo año, en septiembre, un golpe la acalló durante cuatro años. A lo largo de su vida, varias veces ha estado en silencio, debido a reparaciones.

 

El Big Ben está ligado a las campanadas de Año Nuevo de los ingleses. Sus campanadas se vienen retrasmitiendo por la BBC todos los años, desde el 1923.

 

 Como curiosidad…

 

El nombre “Big Ben” no está muy claro a quién se debe: podría ser a causa del primer encargado de la construcción:  Sir Benjamin Hall; también que después de que el campeón de los pesos pesados de boxeo, Ben Caunt, ganara, se le atribuyese este nombre al campanario.

Si la cara del reloj está iluminada, es que hay sesión en el Parlamento.

 

El diseño del reloj es de Edmund Beckett Denisson y Edward Dent. Lo curioso es que el segundo era abogado, así que no cuadra que diseñase el reloj.

 

 

Continuará la próxima semana…

Etiquetado: /

Los lugares de Bulgaria que no te puedes perder: Nessebar

 

Nessebar,  un lugar histórico en la costa del Mar Negro.

 

Puerto de Nessebar, Bulgaria.
Puerto de Nessebar, Bulgaria.

 

Nessebar es uno de esos antiguos pueblos de pescadores que, sin querelo, ha pasado a ser uno de los tesoros de Bulgaria, su país. Antiguamente, su nombre era Mesembria, que significa ciudad de los Melsas. Situada en la provincia de Burgas, al norte de esta ciudad, las aguas del Mar Negro la rodean casi totalmente, excepto por el istmo que se construyó hace ya mucho tiempo, y que la une a tierra firme.

 

Nessebar, Iglesia Sta Sofía

 

 

Su pasado tracio, data del siglo II a.C. La colonización de los griegos llevó el desarrollo de la península como punto de comercio de los mares del Egeo y Mediterráneo, lo que hizo que la ciudad se desarrollase rápidamente, llegando a acuñar su propia moneda. Solamente su rival, la jonia Apolonia (actual Sozopol), hacia sombra a su desarrollo en aquel entonces.

 

Calles de Nessebar, roseviaja.

 

Los años pasaron, y el Mar Negro sumergió entre sus aguas el pasado griego de la isla. Llegaron los bizantinos y los romanos, que dejaron sus huellas en la ciudad que hoy podemos contemplar. De sus orígenes griegos no quedó prácticamente nada.

Playas de Nessebar, Bulgaria
Playas de Nessebar, Bulgaria

 

 

Playas de Nessebar, Bulgaria
Playas de Nessebar, Bulgaria

 

 

También los otomanos, que ocuparon la ciudad largo tiempo, incluso después de la liberación de Bulgaria en 1878, dejaron sus pequeñas huellas. Hoy, las ruinas de las iglesias de antaño sobreviven entre sus calles empedradas. Nessebar llegó a tener 42 iglesias en su pequeña península, siendo uno de los lugares con mayor número de iglesias per cápita. Hoy por hoy, solamente una de ellas realiza funciones religiosas para los feligreses.

 

Iglesia de Sta Sofía
Iglesia de Sta Sofía

 

Encontramos en centro de la ciudad en las ruinas de la Iglesia de Santa Sofía, que data de los siglos V y VI, aunque su aspecto se debe a una reconstrucción del siglo XI.

 

Visita a la ciudad antigua de Nessebar.

 

Sabemos que llegamos a la ciudad antigua por el viejo molino de madera, que custodia la ciudad.

 

Molino de madera de Nesebar, Bulgaria.
Molino de madera de Nesebar, Bulgaria.

 

Las calles empedradas de Nessebar, nos dan la bienvenida. La ciudad es todo un ejemplo de conservación y de limpieza. Aunque su principal fuente de ingresos es el turismo (encontramos muchos comercios en todos lados), la ciudad conserva su encanto.

 

Calles de Nessebar, Bulgaria.

 

La ciudad, se puede recorrer en un paseo agradable. La iglesia más importante de la ciudad es la Iglesia Cristo Pantocrátor, de los siglos XII-XIV, pero ahora mismo está cerrada por obras. Sin embargo, el paseo por la ciudad ha merecido la pena. No os olvidéis de la zona pesquera, todo un remanso de paz.

 

Iglesia St Stephens, en Nesebar

 

Barcos de pescadores de Nessebar, Bulgaria.
Barcos de pescadores de Nessebar, Bulgaria.

 

 

Cómo llegar a Nessebar.

 

En nuestro viaje a Bulgaria, decidimos alquilar un coche, dado los precios que encontramos, y olvidarnos de autobuses y transportes públicos por una vez. Alquilamos el coche con Sikon Group Ltd, una agencia local. El precio del alquiler para 4 días de viaje fue de 96 euros. Uno de los empleados nos trajo el día de nuestra llegada a Sofía el automóvil (el coche era un Dacia Sandero), y nos lo recogió a nuestra vuelta a la capital. No tuvimos ningún problema de cargos con la tarjeta ni nada por el estilo. También tienen oficina en el aeropuerto y se puede recoger allí, pero como nuestro vuelo llegaba a la madrugada, preferimos la otra opción.

 

Para aquellos que prefieran el transporte público, existe autobús hasta Burgas. Luego hay que cambiar allí y tomar uno hasta Nessebar.

 

Playas de Nessebar, Bulgaria
Playas de Nessebar, Bulgaria

 

 

Dónde alojarse en Nessebar.

 

Nos alojamos en el Hotel Aphrodite, cerca de la antigua ciudad. Desde aquí, va a ser posible visitar la vieja ciudad andando, sin tener que tomar el coche.

El hotel es el típico hotel de playa, pero nos ha encantado. Está enfrente del mar, por lo que es una gozada levantarte por la mañana y poder ver el mar. En junio, fecha en la que hemos estado, se encuentra lleno de rusos, pero el turismo en Bulgaria no es algo masificado, lo que hace que estemos encantados con este hotel.

 

Hotel Aphrodite, Nessebar
Hotel Aphrodite, Nessebar, vistas desde nuestra habitación.

 

 

Cerca del hotel, en la carretera principal, existen varios restaurantes donde degustar la cocina búlgara por precios más que razonables.

 

 

 

 

 

 

 

Etiquetado: /

Plovdiv en Bulgaria, la ciudad más antigua de Europa

Plovdiv en Bulgaria.

 

Plovdiv, Bulgaria.
Plovdiv, Bulgaria.

 

Nos encontramos a orillas del río Maritsa, donde está situada Plovdiv, la ciudad de las siete colinas. Estamos en una ciudad tranquila, donde la vida pasa pausadamente en sus calles de piedra de la vieja ciudad. Hoy por hoy, sus habitantes contemplan sorprendidos los pequeños cambios que, poco a poco, se van sucediendo en sus calles de piedra, para dejar la ciudad impoluta y lista para el 2019. Será ese año en el que Plovdiv dé un paso adelante y sea Ciudad Europea de la Cultura. Razones no faltan para que haya sido galardonada. Si contamos que ocupa el cuarto lugar en ciudad todavía habitada más antigua del mundo (solamente superada por Damasco, Jericó y Shush), y que es la más antigua en territorio europeo, lo que es extraño es que no haya sido galardonada mucho antes.

 

 

Calle Aleksandrovska, Plovdiv.
Calle Aleksandrovska, arteria principal de la parte moderna.

 

En la ciudad viven un 83% de cristianos ortodoxos, practiquen la religión o no. Las tribus tracias, antepasados de la población búlgara, fueron los que llegaron hasta aquí, hace más de 6.000 años, quien sabe si 8.000. Desde entonces, nunca ha sido abandonada o ha pasado desapercibida. Hoy en día, con el auge turístico que está desarrollándose en Bulgaria, la ciudad se presenta como visita obligada.

 

Plovdiv, Capital de cultura en el 2019.
Plovdiv, Capital de la cultura en el 2019.

 

Plovdiv ha sido llamada de muchos modos a lo largo de la historia; desde Evmolpia, su primer nombre, pasando por Puldin, como la llamaban los búlgaros, Filibe los otomanos, y otros más. Según iban llegando, la iban bautizando de modo diferente.

 

Teatro romano de Plovdiv

 

Vistas desde el teatro romano de Plovdiv

 

La visita a la ciudad nos ocupó un día. Como cada vez somos menos de visitar museos, a no ser que realmente nos interesen, nos dedicamos a ver la ciudad. También hicimos el free tour de la tarde, que nos sirvió para ponerle nombre a todo y entender mejor la historia de cada barrio. El punto de encuentro es el ayuntamiento, en el jardín de Zar Simeón, todos los días del año, a las 11 am y a las 18 pm.

 

Plovdiv, parte moderna
Plovdiv, parte moderna

 

El centro lo podríamos dividir en tres partes, la parte antigua, donde se encuentran el museo etnográfico, el foro romano y el teatro romano, entre otros. No solamente sus museos o restos romanos merecen nuestra visita. Esta zona, fue el área donde antiguos comerciantes construían sus casas en el pasado. Como lo de aparentar siempre ha sido una costumbre humana, a cada cuál intentaba hacerse su casa más grande y bonita. Si os fijáis, la parte de arriba es más ancha que la parte de la planta inferior. Tiene su razón de ser. Durante los años en que los otomanos estuvieron ocupando la ciudad, los habitantes pagaban tributos según los metros construidos. De ahí viene esta curiosa costumbre.

 

Plovdiv
Plovdiv

 

 

Plovdiv, roseviaja
Plovdiv, roseviaja

 

Un simple paseo por sus calles nos hará ver que cualquier esquina tiene su encanto, y en todo podemos encontrar algo que fotografiar.

 

Plovdiv, roseviaja
Old town, roseviaja

 

Centro comercial y moderno de la ciudad: la calle Aleksandrovska.

La parte comercial y moderna, se encuentra un poco más al sur. Allí veremos a muchos búlgaros que, como nosotros, se sientan a tomar un helado en las terrazas de los bares, con la llegada del buen tiempo. La calle principal se llama Aleksandrovska.

 

Calle Aleksandrovska, Plovdiv.
Calle Aleksandrovska, Plovdiv.

 

 

Calle Aleksandrovska, Plovdiv
Calle Aleksandrovska.

 

Al final de ésta, opuesta al parque Zar Simeón, tenemos el estadio romano, que fue descubierto hace pocos años. Solamente una parte permanece a la vista, ya que es resto está construido debajo de Aleksandrovska, y las gradas del estadio forman parte de la estructura de las casas colindantes.

 

Estadio Romano de Plovdiv, del siglo II d.C
Estadio Romano de Plovdiv, del siglo II d.C

 

Kapana, el barrio bohemio.

Otra parte de la ciudad sería Kapana, el nuevo barrio bohemio. Kapana nos hubiera pasado inadvertido, si no fuera por la cantidad de pequeños bares y restaurantes que pueblan sus calles. Hace cinco escasos años, allí no había nada, y era considerado peligroso. Poco a poco, sus habitantes lo han repoblado y lo han ido rehabilitando, para crear un espacio cercano al casco antiguo con un encanto especial.

 

 

Kapana, Barrio bohemio de Plovdiv, Travel with Rose
Kapana, Barrio bohemio de Plovdiv

 

 

Kapana, barrio bohemio de Plovdiv.
Kapana, barrio bohemio de Plovdiv.

 

Estamos en la ciudad cultural por excelencia de Bulgaria. Aquí pudimos incluso disfrutar de un concierto de ópera en el teatro romano, al aire libre.

 

Plovdiv, concierto de ópera en el teatro romano
Plovdiv, concierto de ópera en el teatro romano

 

 

En un concierto de ópera en Plovdiv
En un concierto de ópera.

 

 

También en  esta ciudad se disfruta de una tranquilidad y sosiego que la capital de país, más grande y poblada.

 

Calle Aleksandrovska, Plovdiv
Calle Aleksandrovska, Plovdiv.

 

 

Alojamiento.

Nos alojamos en el hotel Seven Hills. El hotel no está mal. Lo bueno que tiene es que está en la ciudad vieja, y es muy fácil llegar a todos los lugares a pie.

 

Etiquetado: /

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más información.

aceptar