El complejo megalítico de Avebury en Inglaterra

Avebury en Cotswold
Avebury en Cotswold

El pueblo de Avebury y el mayor círculo de piedra de Inglaterra.

Stonehenge suena en nuestros oídos como monumento de piedra circular único en Reino Unido del período Neolítico; lo que es menos conocido e igual o más importante son los círculos de Avebury, donde es posible encontrar tres círculos de piedra y divisar el mayor círculo de piedra del país. A escasa media hora de Stonehenge es posible contemplar este lugar con muchísima menos gente que en el famoso círculo del que os hablábamos antes.

Avebury en Cotswold
Avebury en Cotswold

El complete neolítico de Avebury no resulta tan impresionante a primera vista, seguramente porque está más extendido y no es tan popular. Sin embargo, Avebury es el complejo megalítico más grande del mundo. El círculo de piedra de Avebury tiene un diámetro de 331,6 metros y originalmente estaba formado por 600 piedras de unos 4,2 metros de altura cada una; teniendo en cuenta que las piedras se tallaron con picos de madera resulta bastante impresionante su construcción. En la actualidad permanecen solo 78 piedras diseminadas en el complejo.

Su construcción data del año 2.600 antes de Cristo, siendo evidente la ocupación romana del lugar, seguramente en años posteriores los cristianos de la zona fueron destruyendo poco a poco los círculos, al considerarlo un lugar de ritos paganos.

Avebury en Cotswold
Avebury en Cotswold

Cerca del círculo principal hay dos círculos más de piedras, se sabe que los círculos eran construidos unos dentro de otros, extendiéndose cada vez más. Uno de los círculos se destruyó durante el siglo XVIII. Al igual que en Stonehenge no se sabe quién construyó este lugar. En el completo arqueológico también podemos encontrar una avenida con piedras apiladas a ambos lados que conducen a la zona sureste y otra avenida que se dirige al oeste. Una visita al museo arqueológico de Avebury te permitirá verlo todo con mayor perspectiva y ver cómo era todo el recinto en la antigüedad

Sobre la utilidad de Avebury hay muchas teorías, como que era un lugar dedicado a ritos que representaba el centro del mundo, alrededor del cual se construyó el resto. Los restos humanos encontrados indican que era un lugar de culto.

Avebury en Cotswold
Avebury en Cotswold

Este lugar no tiene tantos turistas como Stonehenge pero los tiene, lo mejor es que vayas con tiempo y te dirijas por detrás de Henge Shop hacia Beckhampton road, donde encontrarás algunas áreas de las construcciones megalíticas de Avebury con menos turistas. También al oeste de la avenida Kennet hay algunas formaciones

Avebury es un lugar todavía hoy con muchos secretos por descubrir y del que se sabe relativamente poco, por lo que resulta muy interesante para los investigadores e interesados en este tipo de construcciones.

Avebury en Cotswold
Avebury en Cotswold

Si no eres de este tipo de visitas, la pequeña villa de Avebury merece por si sola una visita; la iglesia de St James es una de las más antiguas de la región; construida en el año 1000 dC la entrada es libre. Además, también encontrarás muchas casas típicas de los Cotswold.

Avebury en Cotswold
Avebury en Cotswold
Avebury en Cotswold
Una de las sorpresas del día fue encontrar esta pequeña tienda en Avebury; no había nada abierto excepto el pub y la tienda donde leían el tarot, sorprendente, ¿verdad?

Un paseo por los alrededores te llevará a la colina de Silbury para un bonito paseo.

Avebury en Cotswold
Avebury en Cotswold. En nuestro caso el día no estaba para muchos paseos…

Como llegar

En nuestro caso fuimos en una excursión organizada de un día desde Bath. La entrada a los círculos de piedra es gratuita. Esta es la página web de Avebury para más información acerca de los horarios de entrada. https://www.english-heritage.org.uk/visit/places/avebury/

Etiquetado: / /

Cotswold en Inglaterra

Qué ver en los Cotsworlds de Inglaterra

En algunos países hacen falta muchas visitas para poder conocer todo su patrimonio y los lugares más interesantes; ese es el caso de Reino Unido, donde hemos estado varias veces y siempre descubrimos algo nuevo, incluso cuando repetimos ciudad.

En esta ocasión nuestra visita estuvo enfocada en una zona que todavía no conocíamos, los Cotswolds. Muchos se preguntarán que es esto de lo que hablamos, así que allá vamos.

Cotsworlds en Reino Unido
Cotsworlds en Reino Unido

Cotsworlds en Reino Unido.

Cerca de 2100 kilómetros cuadrados forman la región llamada Cotsworlds. En esta región, predominantemente agrícola, vamos a encontrar paisajes repletos de pueblos empedrados con un pasado histórico muy remoto. Ya en los tiempos del Jurásico la piedra caliza amarilla de los Cotsworlds era común, y a lo largo de los siglos se han seguido construyendo con ella las casas de los pueblos y villas que forman la región. Es imposible imaginarse los Cotstworlds sin las casas color miel o las iglesias que tantas veces hemos visto en el cine o en reportajes de viajes, no en vano, algunos de los pueblos más pintorescos del país se encuentran aquí

Cotswold en Reino Unido
Cotswold en Reino Unido

La región de los Cotsworlds transcurre de sur a norte recorriendo varias regiones inglesas: Gloucestershire, el oeste de Oxfordshire y el suroeste de Warwickshire. Los pueblos más importantes alrededor son Bath en el sur; Oxford en la zona este y Gloucester en el oeste. Entre todos ellos se suceden pequeñas aldeas que es fácil recorrer en un par de días. Nosotros no tuvimos tanto tiempo, y solamente disfrutamos de esta hermosa región durante un día de excursión. No existe un límite único sobre dónde empieza y dónde acaban los Cotsworlds: son muchos los pueblos de esta área que utilizan la piedra caliza amarilla.

Cotswold en Reino Unido
Típicos tejados de paja en Cotswolds. La foto es del complejo de Stonehenge

Son muy curiosos también los techos de paja que vamos a encontrar en nuestra visita a la zona: en el pasado se utilizaban porque no había más remedio, es más, los lugareños lo reemplazaban por el uso de la piedra o la madera en cuanto tenían ocasión; el uso de paja obligaba a su mantenimiento anual, debido al efecto de la lluvia y el frío en su estructura y era mucho trabajo. Con el paso del tiempo, las construcciones todavía con techos de paja fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad, lo que significaba que ya no se podían cambian los techos y que había que mantenerlos sí o sí.

Cotswold en Reino Unido
Cotswold en Reino Unido

¿Por qué se llaman Cotsworlds?

Las teorías que intentan explicar el por qué del nombre son dos principalmente: la oveja es un animal muy común en la zona, no es difícil recorrer los caminos y ver multitudes de ellas; “cot” es oveja en inglés; “wold” es colina en inglés, por lo que Cotswolds sería “las colinas de las ovejas”.  La producción de lana era ya común en la zona en la Edad Media y este sería un origen. La segunda teoría alude a “Cod’s-wold”, que sería un antiguo nombre inglés.

Cotswold en Reino Unido
Cotswold en Reino Unido

El comercio de la lana.

La Europa Medieval fue un período de riqueza para los Cotswolds, donde la mejor lana del mundo era una realidad. Las ovejas autóctonas se llamaron el “león de los Cotswold”, cuya fineza y dorado eran únicos. Todavía hoy podemos contemplar las ricas construcciones de la época que los habitantes construyeron gracias a las ganancias de este comercio.

Cotswold en Reino Unido
Cotswold en Reino Unido

En la actualidad es el renaciente turismo el que ha tomado parte en el desarrollo de la región. Aquí vamos a encontrar lugares todavía no masificados y donde la naturaleza y el reposo gana partido en el viaje.

Los amantes de la gastronomía disfrutarán con la enorme variedad de la zona, y en cualquier pub podremos degustar alguna de las cervezas autóctonas (y son muchas). Si de verdad pensabas que lo habías visto todo, te falta escaparte unos días y recorrer esta zona.

Castle Combe, Cotswold
Castle Combe, Cotswold

Nuestra ruta por los Cotswold

Nuestra ruta por esta zona fue muy intensa, ya que en ella visitamos Stonehenge y varios de los pueblos más bonitos de la región. La visita también se compuso de otros lugares que desconocíamos antes de ir, como Cherhill White Horse o Avebury, el mayor círculo de piedra de Inglaterra. A continuación, os hablamos de todos estos lugares. En el próximo post os hablaremos de Stonehenge y Averbury. También dedicaremos un post a la ciudad de Bath.

stonehenge, Reino Unido
Stonehenge está muy cerca de Cotswolds

Nuestro recorrido por los Cotswolds

Cherhill White Horse.

La región de Wiltshire es famosa por sus restos arqueológicos de las épocas pre-romanas, de los períodos Mesolítico, Neolítico y la Edad del Bronce. Esta región alberga también algunos de los lugares de mayor interés de toda Inglaterra, como Stonehenge, pero también imágenes curiosas como los caballos blancos hechos en tiza en algunas colinas, de los cuales Cherhill White House es el más conocido.

Cherhill White Horse
Cherhill White Horse

Cherhill White Horse fue excavado en el borde de la colina de Chernill Down, muy cerca del castillo de Oldbury y a escasos kilómetros del centro histórico de Calne. Data del año 1780, probablemente copiando al que se había excavado dos años antes en Westbury. Su presencia no tiene nada que ver con el que encontramos en el castillo de Uffington, Oxfordshire, el cual se cree que es de la Edad del Bronce. Chernill White House forma parte de los 13 caballos blancos que poblaron Wiltshire en su época, y de los cuales solo 8 persistieron en el tiempo. Después de una restauración en el año 2002 la imagen ha quedado como hoy la observamos, tras el rediseño del dibujo y el relleno con 160 toneladas de tiza blanca. Ahora, cada dos años se hace un mantenimiento con tiza para que no se desgaste de nuevo. Un grupo de voluntarios se encargan de las tareas de mantenimiento.

La tradición inglesa de dibujar figuras en las colinas que puedan ser visibles desde larga distancia data del 1000 antes de Cristo.

lacock cotswold
Lacock en Cotswold

Lacock

Lacock es considerado para muchos el pueblo más bonito de Reino Unido, y razones no faltan; pese a tener un día feo y gris el pueblo nos parece de cuento de hadas.

Lacock  en los Cotswolds
Lacock en los Cotswolds

Nos tenemos que remontar a épocas muy remotas para averiguar los orígenes de Lacock, que construyeron la villa con los patrones medievales de la época. Lacock está rodeado de naturaleza, y es el bosque de Melksham el que da fondo a su población.

Cotswold en Reino Unido
Lacock en Cotswold

Un paseo por la típica villa inglesa nos muestra casas todavía medievales.

Cotswold en Reino Unido
Cotswold en Reino Unido

La villa nos parece familiar, nos recuerda a algo, que no sabemos interpretar, y es que la fotografía cinematográfica ha recreado en el cine las casas y calles de Lacock; Harry Potter, Orgullo y Prejuicio, Animales fantásticos (en los crímenes de Grindelwald) o la serie Downton Abbey han rodado parte de sus escenas aquí.

Lacock en Cotswold
Cotswold en Reino Unido
Lacock en Cotswold

Castle Combe

Cotsworlds en Reino Unido
Castle Combe, Cotsworlds en Reino Unido

Si hay un verdadero ejemplo de pueblo inglés en nuestra visita ese es Caste Combe. Este pueblo de tan solo 350 habitantes parece suspendido en el tiempo.  Ocupado en el pasado por Bretones, Sajones y Normandos al pasear parece que todavía los antiguos habitantes estén viviendo aquí, en uno de los pueblos más prósperos durante la Edad Media, gracias al comercio de lana y oveja. El pueblo fue lo suficientemente importante como para albergar una feria de comercio en los viejos tiempos.

Castle Combe, Cotswold
Castle Combe, Cotswold

Con el paso de los siglos la importancia de este lugar fue relegada al olvido, hasta que la llegada del turismo puso de nuevo en el mapa a Castle Combe. Hoy son muchos los que llegan hasta aquí para contemplar este bonito lugar. También el cine se ha nutrido de ella siendo el hogar de la serie Dr Doolittle.

 Castle Combe, Cotswold
Castle Combe, Cotswold

A pesar de la popularidad que el cine le haya querido otorgar, la villa en si tiene una rica historia y es un claro ejemplo de pueblo de los Cotswold, con la mayor parte de sus casas construidas con la piedra amarilla caliza característica.

 Castle Combe, Cotswold
Castle Combe, Cotswold

La villa es bastante pequeña, y la calle principal se recorre en escasos minutos; desde aquí se sale a la iglesia de St. Andrews, que data del siglo XIII. El reloj que encontraremos en la iglesia es conocido por ser uno de los relojes más antiguos del país.

Castle Combe, Cotswold
Castle Combe, Cotswold

Detrás de la iglesia llegamos a un lujoso hotel y campo de golf, conocido por ser uno de los hoteles más bonitos de la región. Los paisajes que lo rodean desde luego son únicos.

Cotswold en Inglaterra
Hotel en Castle Combe

Los puentes de Castle Combe nos devuelven al pueblo, donde encontraremos desde bares hasta pequeños establecimientos dedicados a la venta de pasteles caseros o de dulces.

 Castle Combe, Cotswold
Castle Combe, Cotswold

Habíamos leído que en muchas ocasiones es posible coincidir con grupos de vehículos antiguos, pero hoy no es el caso, habrá que volver en otra ocasión.

Qué nos ha quedado por visitar en Cotswold

La región de Cotswold está constituida por muchos pueblos, y si de algo nos dimos cuenta es de que necesitábamos más tiempo para nuestro viaje; el tiempo tampoco nos acompañó en exceso, por lo que cuando repitamos viaje lo haremos en otra estación.

Castle Combe, Cotswold
Cotswold

Si tuviéramos que hacer una lista de los pueblos más importantes a añadir, sería esta:

Área Norte de los Cotswold.

El área norte se encuentra relativamente cerca a Oxford; nosotros descartamos hacer de punto base esta ciudad porque ya la conocemos y queríamos conocer Oxford. La desventaja es que hay varios pueblos que no hemos podido visitar.

Los pueblos que se han quedado en la lista para la próxima vez son Bourton on the Water y Burford. Stow on the Wold y Stratford upon Avon serían también de visita obligada.

 Castle Combe, Cotswold
Cotswold

Área sur de Cotswold.

Más cercanos a Bristol o Bath, aquí nos quedaría el valle de Strout y el pueblo de Tetbury. Si hay una cosa que caracteriza a estos pueblos son sus mercados artesanos; en ciudades como Cirencester o Tetbury se pueden encontrar mercadillos de productos locales únicos.  

Visites unos u otros pueblos, todos tienen su encanto y seguro que los disfrutarás, todo depende también del medio de transporte que elijas para tu visita.

bath en reino unido
Bath es un excelente punto de partida para visitar los Cotswold

Cómo llegar a Cotswold

Hoy por hoy es muy fácil llegar a Reino Unido desde casi todos los puntos de nuestra geografía; dependiendo de cómo quieras hacer esta escapada tendrás que organizar también los vuelos.

Si tu llegada es a Londres y quieres dirigirte a Bath, entonces tendrás que tomar alguno de los autobuses o trenes de National Express y dirigirte hasta la estación de Victoria Station (la estación de trenes y la de autobuses están a escasos minutos andando en el centro de Londres), para allí tomar el autobús que se dirige a Bath. SI sales ya de estos aeropuertos en autobús, haciendo la compra por internet puedes comprar ambos tickets; deja bastante tiempo entre tu llegada al aeropuerto y la salida del autobús, si llegas antes y hay espacio en el autobús te cambian el billete.

Bath, Reino Unido

Si decides llegar a Bristol, desde allí puedes ir hasta Bath en autobús.

En los anteriores casos estamos contando con utilizar el transporte público para llegar a Bath, que es desde donde salen algunas excursiones a los Costwold y también a Stoneghenge; Bath se encuentra muy cerca de ambos lugares y es una de las razones por la que decidimos pasar nuestros días de viaje allí; además la ciudad de Bath es una ciudad preciosa, y que bien merece un par de días.

Si por el contrario prefieres alquilar un coche, ya en los aeropuertos podrás alquilar uno y recorrer la zona a tu aire.

Castle Combe, Cotswold
Cotswold

Para los que estén pensando en pernoctar en Londres y hacer una excursión a esta zona están de suerte, porque hay infinidad de opciones; nosotros la estuvimos contemplando pero al final no nos convencieron, pese a que eran en español y las excursiones desde Bath eran en inglés; las excursiones desde Londres solían incluir casi todas Oxford, los Costwolds y Stonehenge, lo cual pensamos es mucho para un solo día; solamente Oxford merece un par de días, y la posibilidad de realizar todo esto en un autobús repleto de turistas nos quitaba las ganas de viajar. Haciendo nuestro punto base en Bath pudimos visitar Bath, que nos mereció mucho la pena, y visitar el resto sin agobios con una agencia local, cuyos grupos eran reducidos (éramos en total 14 personas). Esta fue la agencia con la que contratamos la salida.

Cotswold en Inglaterra
Cotswold en Inglaterra

Cuando ir

Si haces la excursión por tu cuenta puedes ir cuando quieras, Stonehenge está abierto prácticamente todo el año, y los pueblos igual. Si te decides por alguna agencia en enero muchos tours no salen, y en febrero, que fue cuando estuvimos, había algunos que tampoco. Por lo que nos dijo nuestro guía ir en verano es de locos, ya que hay mucha gente y no se puede disfrutar. La mejor época es la primavera y el otoño (el guía nos recomendó mucho septiembre)

Cotsworlds en Reino Unido
Cotsworlds en Reino Unido
Etiquetado:

Mis 10 ciudades favoritas en el mundo.

Ciudades en las que me perdería hoy mismo

Debo admitir que no me siento del todo segura realizando este post: si de algo me doy cuenta cada vez más, es de la gran cantidad de lugares que me faltan por visitar, y de lo mucho que me queda por conocer. También suma que creo que para conocer un lugar no vale el pasar un día de visita, sino que hay que dedicarle tiempo, algo que generalmente, no disponibles. Aún así, vamos allá: estas son mis ciudades favoritas:

 

1. Londres, Reino Unido.

Su eterna lluvia y sus calles abarrotadas no han logrado quitarme ni un ápice del cariño que siento por esta ciudad: Londres es la ciudad alternativa, la que acoge a los que llegamos a Inglaterra, la que siempre nos espera a nuestra vuelta a la capital. En la capital londinense es posible pasar una semana, y todavía queda tiempo para ver más cosas; todavía nos quedarán barrios por descubrir, o museos que visitar en otra ocasión. Como imperdible citaría St Paul, la IGLESIA, en mi opinión, Westminster o la Torre de Londres.

Big Ben Londres
Big Ben Londres

 

Londres
Londres

 

 

London Eye
London Eye

 

 

St Paul, Londres
St Paul, Londres

 

2. Estocolmo, Suecia.

Aterricé allí por casualidad hace dos años, y el recuerdo que me dejó esta ciudad es indescriptible. Situada junto al mar, la ciudad está compuesta de islas, que albergan desde casas hasta museos, como la isla de los museos, Ordenada, limpia, práctica, y muy “nórdica” en sus calles y edificios, es un lugar ideal para hacer las maletas e irte, si no te importa el frío que les debe de acompañar seguro en invierno. Estocolmo es perfecta para una visita de 3 días como mínimo, si quieres conocerla bien.

 

Abba, museo en Estocolmo. Suecia.
Estocolmo

 

Abba, museo en Estocolmo. Suecia.
Abba, museo en Estocolmo. Suecia.

 

 

Estocolmo
Estocolmo

 

3. Estambul, Turquía.

Si antes hablábamos de iglesias, para mi, Estambul es LA CIUDAD.  Una puede ir mil veces y salir sorprendida de su vitalidad; Estambul es un caos contenido, un alma entera de país hecho ciudad; en Estambul puedes encontrar de todo a cualquier hora; las mezquitas y los rezos van a marcar tus tiempos, tu parada del reloj; los atascos van a ser parte de tu rutina, si decides dejar de ser un turista novato y embarcarte en la real Estambul, aquella más allá de Sultannameth, la que se esconde tras Örtakoy, y a la que no te llevan los circuitos. Turquía vibra y siente a través de esta ciudad, que es su puerta a otras civilizaciones, que la unifica y reúne todas las religiones del país.

La parte turística es posible recorrerla en pocos días; para conocer el alma turca hace falta un poco más. No te la pierdas…

Estambul, Bósforo.
Estambul, Bósforo.

 

Aya Sofia, Estambul
Aya Sofia, Estambul

 

 

Aya Sofia, Estambul
Aya Sofia, Estambul

 

4. Portland, Oregon.

Como ya he dicho antes, me falta mucho por conocer, sobre todo en Estados Unidos, pero dudo que una ciudad me pueda cautivar tanto como lo ha hecho Portland. La ciudad que ha dado vida a Portlandia, donde los Simpson vieron su origen; la ciudad verde, amante del reciclaje: epicentro de artistas, músicos y todos aquellos interesados en el arte, Portland se sitúa a una hora del Pacífico, que le da unas temperaturas difíciles de conseguir en otras latitudes cercanas a la suya, y también se rodea de montañas.

Portland, Oregon
Portland, Oregon

 

 

Portland, Oregon
Portland, Oregon

 

Cuando llegas a Portland, ya no encuentras buenas librerías, porque te has dejado la mejor allí; tampoco te atreves a comer salmón, porque no hay salmón como el de Oregon.

Portland, Oregon
Portland, Oregon

 

5. Luang Prabang, Laos.

El año que llegué a Luang Prabang estaban construyendo su red de saneamiento; la ciudad había sido nombrada Patrimonio de la Humanidad, y había que mejorarlo todo, en espera de las oleadas de turismo que debían de llegar. SI llegaron o no, no lo sé, todavía no me he atrevido a volver, pero si que sé que el Luang Prabang que yo conocí te calaba por completo; su tranquilidad y espacio, la sonrisa laosiana, los monjes budistas y su paseo mañanero para recoger en sus cuencos metálicos lo que los lugareños les dan para comer; los templos, donde no se permitía la entrada a los no creyentes, y tenías que ver las ceremonias desde fuera, o las cuevas Pak’ou, una de las maravillas del Mekong.

A lo largo de los años, he conocido a muchos viajeros que me han expresado su intención de perderse el día menos pensado en Luang Prabang… quién sabe, igual nos encontramos todos allí.

 

Pak'ou, Luang Prabang. Laos.
Las cuevas de Pak’ou… No solamente son bonitas, el paseo en canoa hasta allí también valió la pena.

6. Toronto, Canadá.

Hace tiempo leí que Toronto era una de las ciudades mejores para vivir; después de pasar unos días en ella, me puedo imaginar por qué: Toronto es como Nueva York a Estados Unidos; es alegre, abierta, multicultural: en Toronto todo es posible, hay energía y optimismo, y eso se plasma en sus gentes y en su modo de vivir.

A pesar de que la ciudad arquitectónico hablando, merece de por si una visita, yo me quedo con el ambiente de las calles y la vida que allí encontré…

Toronto, Canadá

 

Toronto, Canadá, mercado de St Lawrence

 

7. Damasco, Siria.

Una de las ciudades más antiguas y con más historia que contar. La mezquita más sorprendente, el zoco más cautivador. En Damasco encontrabas cultura y tradiciones, y espero que lo encontremos algún día, cuando volver sea una realidad.

Mezquita de los Omeyas, Damasco, Siria.
Mezquita de los Omeyas, Damasco, Siria.

 

Mezquita de los omeyas de Damasco
El patio de la Mezquita de los omeyas de Damasco es lo más impresionante del edificio.

 

8. Bahir Dar, Etiopía.

En Etiopía hay lugares que uno no se puede perder, y uno de ellos es la visita a Bahir Dar, la ciudad donde Pedro Páez descubrió las fuentes del Nilo, y donde posteriormente fue enterrado. Bahir Dar es un oasis de tranquilidad y sosiego, sobre todo si se llega desde Addis Abeba; aquí es posible pasar varios días sin darte cuenta, visitando el Lago Tana, las fuentes del Nilo, o la pequeña ciudad.

 

Las Cataratas del Nilo Azul. Etiopía.
Las Cataratas del Nilo Azul. Etiopía.

 

Bahir Dar, Etiopía
Bahir Dar, Etiopía

 

9. Orchha , Uttan Pradesh, India.

La India no es un país fácil de recorrer, ni tampoco se parece a nada: visitar este país es entrar en otro continente, y los lugares como Orchha son aquellos que hacen que el viaje merezca la pena.

Orchha es un pequeño pueblo, donde solamente un par de hoteles buenos, y una docena de malos, junto con su fuerte y algunos templos conforman un hermoso paisaje tradicional indio. Aquí los turistas somos pocos, casi inexistentes; solamente algunos autobuses llegan durante el día, pero ninguno se queda, todos se van y nos dejan a los menos apresurados el placer de los rituales en la noche, donde los lugareños nos invitan a participar. Orchha es especial, no se puede describir en un par de líneas, tenéis que ir a verla.

Orccha, Uttar Pradesh
Orchha, Uttar Pradesh

 

 

Orccha, Uttar Pradesh
Orchha, Uttar Pradesh

 

10. Valencia, Comunidad Valenciana.

Si digo que por mucho que viaje y vaya por el mundo, no hay ninguna ciudad como Valencia, sé que no es objetivo, pero es la realidad. Valencia lo tiene todo: clima, la luz del Mediterráneo, el mar, gastronomía… No tengo muy claro si algún día volveré a vivir allí, pero lo que si tengo claro es que pocas ciudades han podido hacerle sombra y que todavía ninguna la ha quitado de su primera posición.

 

Fallas Valencia
Fallas Valencia

 

 

Para terminar…

Si lo pienso bien, todavía quedan muchas que no están en esta lista, y que serían también mi lugar preferido: Cesky Krumlow en la República Checa, Berlín, Hong Kong, Seul, Chicago, Madrid, Dublín, Shangril.la en Yunnan, China, Kampala en Uganda o Kigali en Ruanda, serían algunas de las que me han hecho dudar en mi lista. Buenos días…

7.

Qué ver en Londres en tu primera visita. Parte 2.

Ruta para visitar Londres en 3 días. Parte 2.

Guía de Londres 

 

 

Trafalgar Square y la National Gallery
Trafalgar Square y la National Gallery

  1. Tower Bridge

 

Uno de los iconos de Londres, es Tower Bridge. Construido en 1894, en estilo victoriano neogótico, Tower Bridge fue el segundo puente de la capital británica. El crecimiento de la ciudad hizo necesaria la presencia de más puentes para cruzar el Támesis. London Bridge, el primer puente, se había quedado corto.

Tower Bridge es un puente levadizo, que se dirige por máquinas de vapor. Su construcción incluyó unas pasarelas para el público, pero finalmente se cerraron, porque nadie pasaba si el puente estaba elevado. Hoy, se pueden visitar en la parte del museo instalado en su interior.

Los interesados en visitar el museo de Tower Bridge se van a encontrar con la historia del puente y su estrecha relación con la historia de la capital británica. Allí también encontrarán toda la explicación sobre la construcción del puente, mediante una máquina de vapor en sus orígenes, y el actual sistema eléctrico.

Más información: http://www.towerbridge.org.uk/es/

 

 

Tower Bridge
Tower Bridge

 

  1. Catedral de St. Paul

 

Existe una catedral realmente sorprendente, y es la cathedral de St Paul. Durante más de 1400 años, St Paul ha sido y es uno de los iconos para los británicos. Esta imponente iglesia es también una de las más bonitas que he visto a lo largo de mis viajes. Sir Christopher Wren, el arquitecto más famoso en Inglaterra, fue el encargado de su construccion, entre 1675 y 1710. La anterior iglesia fue destruida por el Gran Incendio de Londres.

 

 

St Paul, Londres
St Paul, Londres

 

Hoy en día, la visita a St Paul es de pago obligatorio, a no ser que se vaya a oir misa. Va a depender de cada uno la opción elegida para visitarla, pero sin duda, merece la pena entrar en este hermoso edificio.

 

  1. Picadilly Circus

 

Roger Baker era un sastre londinense del siglo XVII, que un día tuvo la idea de diseñar una camisa con flores, a la que llamó “piccadils”. Su creación, y la rotonda circular de este punto de la capital londinense, dio lugar al nombre de uno de los lugares más transitados del mundo: Piccadilly Circus.

Llegar a este punto es llegar al centro de la ciudad. Carteles luminosos, tiendas, restaurantes, teatros, calles que convergen, convierten a Picadilly Circus en un punto de encuentro, o de desencuentro; con tanta gente, es difícil de adivinar. El número de personas que transitan por aquí anualmente asciende a 56 millones. Día y noche, siempre hay una excusa para acercarse hasta este lugar.

 

Picadilly Circus
Picadilly Circus

 

 

Que ver en Piccadilly Circus.

 

La plaza está formada por la fuente de Eros, el Teatro Criterion, London Pavilion, que es un cine, y un centro de ocio. Muchos son los carteles luminosos que aquí conviven e intentar resaltar sobre el resto. Aunque pueda resultar un poco agobiante, Piccadilly Circus es uno de los atractivos londinenses: visitarla y a continuación perderse en alguna de las calles del Soho es algo ideal.

 

Chinatown, Londres
Chinatown, Londres

 

 

Cerca de Piccadilly Circus, tenemos el Soho, una zona bastante concurrida debido a que aglutina muchos bares y restaurantes donde tomar algo. El Soho es ideal si se opta por comida oriental, ya que las opciones son inmensas. Chinatown se encuentra pegado al Soho.

 

Calles de Londres
Calles de Londres

 

 

  1. Trafalgar Square.

 

Un poco más abajo, llegamos a Trafalgar Square, uno de los puntos más famosos de Londres, y de visita obligada. Allí vamos a encontrar la National Gallery, uno de los museos iconos londinenses, por la gran cantidad de obras pictóricas que allí se encuentran. Entrada gratuita.

 

National Gallery, en Trafalgar Square
National Gallery, en Trafalgar Square

 

 

National Gallery, Londres

 

National Gallery, Londres
National Gallery, Londres

 

Enfrente mismo de la National Gallery, está ubicada la iglesia anglicana St Martin on the Fields. Esta iglesia, va a pasar innadvertida para muchos, que simplemente no cruzan al otro lado y siguen hacia el Big Ben. Sin embargo, St Martin es una bonita construcción, donde muchos días de la semana se celebran conciertos de música clásica de gran calidad. Si no nos queremos rasgar las vestiduras, pero si queremos disfrutar de un concierto en la capital del Reino Unido, acercarse hasta allí y disfrutar de sus conciertos resulta una buena opción.

 

En Trafalgar Square encontramos la iglesia de St Martin in the Fields
En Trafalgar Square encontramos la iglesia de St Martin in the Fields

 

¿Por dónde seguir desde Trafalgar Square?

 

Trafalgar Square
Trafalgar Square

Desde Trafalgar Square podemos tomar dos rutas:

– Si seguimos recto, hacia el Big Ben, nos vamos a encontrar con Regent Street, y finalmente, con el Big Ben y el Parlamento. A mano derecha, tendremos la abadía de Westminster. Si seguimos hacia la izquierda, llegaremos al Támesis, y a la famosa noria londinense.

 

London Eye
London Eye

 

– Por el contrario, si seguimos a la izquierda de la calle ubicada entre la National Gallery y St Martin on the Fields, llegaremos a Convent Garden, un pequeño mercado, quizás ya demasiado turístico, pero con un encanto que hace que la visita resulte imprescindible.

 

Convent Garden, Londres
Convent Garden

 

 

Convent Garden, Londres
Convent Garden, Londres

 

Recomendación muy personal.

Durante mucho tiempo, estuve estudiando inglés, y por tanto, adquiriendo todo el material posible para ello. Uno de los lugares donde siempre encontré gran cantidad de libros de texto fue la librería que está justo en la esquina opuesta de Trafalgar Square. Allí, es posible encontrar todo tipo de manuales para la obtención del IELTS, TOELF, etc. También tienen muchos libros de literatura y manuales para todo tipo de estudios universitarios. (todo ello en inglés, claro está).

 

Paseando Londres

8. Notting Hill

 

Pocos barrios han llegado a ser tan famosos por el cine como Notting Hill. Sus casas de colores, su mercadillo de antigüedades, y su carnaval en agosto, han hecho de él una visita obligatoria para todos los visitantes de Londres.

 

Situado en Kensington Gardens, en la esquina noroeste, es un barrio pequeño, en una zona bastante céntrica. Muchos turistas llegan hasta aquí para acercarse a Portobello Road,  el mercadillo de los sábados. Aunque el mercadillo es de antigüedades, también podemos encontrar puestos de otras cosas, como fruta y verdura. Hay incluso una Street food, o puestos de comida para llevar.

 

Qué ver en Notting Hill

 

  • Mews londinenses. Los Mews son callejones típicos de Londres, y que en este barrio son preciosos
  • Las casas de colores del barrio
  • El antiguo horno de ladrillos del siglo XIX que todavía existe. Esta zona, era una antigua zona industrial, que convivía con las granjas de cerdos. Todavía existe la chimenea de la fábrica de ladrillos
  • El hotel donde falleció Jimmy Hendriz

http://www.qverlondres.com/mas-londres/notting-hill-ruta-recomendada-y-lugares-de-la-pelicula/

 

Enlaces

Londres, primera parte

Museo de Historia Natural de Londres

Cambridge, una de las ciudades más bonitas de Reino Unido

 

Calles de Londres
Calles de Londres

 

Etiquetado:

Qué ver en Londres.

Guía de Londres.

London Eye
Primera visita a Londres.

Que ver en Londres en una  primera visita. Primera Parte.

 

Londres es una ciudad donde siempre queda algo por ver. Visitada todos los años por millones de turistas, muchos la consideran la capital de la cultura europea. Dinámica, multicultural, abierta, en Londres es posible todo y caben todos. Con sus más de ocho millones de habitantes, es una ciudad que engancha a muchos visitantes, que terminan quedándose para cumplir sus sueños allí, o bien repitiendo visita una y otra vez. En la capital de Reino Unido se pueden hacer multitud de actividades y siempre quedarnos algo. Sin embargo, siempre hay una primera vez en Londres, y esa es la razón de este post.

Qué visitar en Londres

 

 

Estamos ante una ciudad para descubrir poco a poco. Al principio puede parecer demasiado grande, y lo es. Así que la primera recomendación: no os agobiéis: con planificación y un buen mapa de la ciudad, es posible sacarle mucho partido a cualquier viaje corto. La gran ventaja de la capital anglosajona es su buena comunicación en transporte público, también a su extrarradio.

 

Un recurso muy bueno para vuestra visita es esta web, donde se pueden encontrar todos los mapas referentes al transporte público, hacer tus propias rutas, acceder a los mapas turísticos, etc.

 

El metro de Londres

 

Lugares que ver en Londres.

Cuando se llega a una ciudad, visitar un lugar u otro va a depender mucho de cada persona. A alguien le pueden decir que si no visita el Big Ben es como si no hubiese estado aquí, y, sin embargo, apetecernos más perdernos por el museo de historia natural, o visitar Notting Hill y su mercado. Todo es cuestión de gustos. Por mi parte, os voy a explicar los lugares más famosos de la ciudad. Luego cada uno ya decide cuáles le merecen la pena.

 

  1. Westminster Abbey

La abadía de Westminster es uno de los lugares con más historia de la capital londinense. De origen benedictina, cuenta con más de mil años de historia. En el 1014, el rey Eduardo el confesor decidió construir una pequeña iglesia junto al monasterio benedictino dedicada a San Pedro. El rey había faltado a un voto, que le obligaba a realizar una peregrinación; Como no la podía realizar, el papa le recomendó que construyese una iglesia. Así lo hizo.

Esta iglesia, resistiría el paso de los años, hasta la llegada de Enrique III al poder en el siglo XIII. Estamos en la era de las iglesias góticas de grandes ventanales e impactantes construcciones, y el rey, no quiere ser menos. Rápidamente, inicia la remodelación de la iglesia, donde en el futuro sería coronados todos los reyes ingleses, desde Guillermo el Conquistador.

 

En la actualidad, hay más de 3000 personas enterradas allí, de los cuales, 17 son reyes. El lugar de privilegio corresponde a su fundador: el rey Eduardo el confesor.

 

Muchos personajes ilustres se encuentran allí enterrados: Charles Dawin, Alexander Pope, John Milton, Isaac Newton, David Livingstone o Charles Dickens son algunos de ellos.

 

La tumba más emblemática, no obstante, corresponde a la del soldado sin nombre. La tumba pertenece a uno de los muchos soldados ingleses que perdieron la vida en la Primera Guerra Mundial. Con ella y su localización en Westminster, se quiere honrar a todos los soldados ingleses que en ella participaron. En la boda de Elizabeth Bowes-Lyon con el futuro rey George VI, la novia quiso honrar a su hermano muerto en la Primera Guerra Mundial, y depositó su ramo de flores en ella. Desde entonces, todas las futuras reinas lo hacen el día de su boda. En total, han sido 17 bodas reales las que la abadía ha visto celebrar entre sus paredes.

Desde el punto arquitectónico, Lady Chapel es una impresionante capilla en el interior. Los claustros, el rincón de los poetas, la sala capitular, son otros ejemplos de lo que nos vamos a encontrar dentro de la abadía.

La abadía es una joya arquitectónica, por dentro y por fuera, que la han hecho merecedora de que la UNESCO la incluyese en su lista.

Os dejo un recurso de la abadía para poderla visitar virtualmente.

http://www.westminster-abbey.org/visit-us/virtual-tour

 

  1. Buckingham Palace

El palacio de Buckingham es otro de los imperdibles en una primera visita a Londres. Construido por el Duque de Buckingham en 1703, permaneció en manos privadas hasta el año 1761, cuando el rey Jorge III lo compró para la reina Charlotte. Durante el siglo XIX la residencia se fue ampliando, y la llegada al poder de la reina Victoria, en 1837, la convirtió en la residencia real británica. El palacio, contiene 775 habitaciones, y posee el jardín privado más grande de Reino Unido.

En la actualidad, solamente se puede visitar durante los meses de verano, y las visitas se concentran en las cocheras, los salones de la reina, y los salones de Estado.

http://www.buckinghampalace.co.uk/index.php

Los cambios de guardia, en el exterior, son diarios en los meses de verano, celebrándose a las 11.30 de la mañana. En invierno son cada dos días, a no ser que llueva (ver aquí los horarios https://www.royal.uk/search?tags[0]=changing%20the%20guard)

 

  1. El Big Ben

 

Big Ben Londres
Big Ben Londres

 

Conocido como Big Ben, no es éste su nombre real. La torre del Parlamento se llama realmente Elizabeth Tower (la torre de Elizabeth), desde que en el 2012 se le adjudicase este nombre a raíz del aniversario de la reina. La campana que hay dentro de la torre es la que realmente es el Big Ben.

La llegada de la campana, fue motivo de grandes celebraciones en su día. El Támesis fue el lugar de transporte, y luego la campana cruzó el Westminster Bridge a bordo de un carruaje tirado por 16 caballos blancos. Llegaba con un retraso de 5 años, pero no por ello causó menos sensación. El Big Ben tiene un peso de 13,7 toneladas, mide 2,2 metros, y tiene un diámetro de 2,7 metros. El martillo que la golpea pesa 200 kilogramos. Cada cara del reloj mide 7 metros de diámetro. Las manillas del reloj miden 2.8 metros las que corresponden a la hora, y 4.3 metros las de los segundos.

 

 

Big Ben Londres
Big Ben Londres

 

Si hablamos de energía, las bombillas que utiliza el Big Ben tienen una vida útil de 60.000 horas.

Instalada el 11 de Julio de 1859, la campana no replicaría durante tiempo. Ese mismo año, en septiembre, un golpe la acalló durante cuatro años. A lo largo de su vida, varias veces ha estado en silencio, debido a reparaciones.

 

El Big Ben está ligado a las campanadas de Año Nuevo de los ingleses. Sus campanadas se vienen retrasmitiendo por la BBC todos los años, desde el 1923.

 

 Como curiosidad…

 

El nombre “Big Ben” no está muy claro a quién se debe: podría ser a causa del primer encargado de la construcción:  Sir Benjamin Hall; también que después de que el campeón de los pesos pesados de boxeo, Ben Caunt, ganara, se le atribuyese este nombre al campanario.

Si la cara del reloj está iluminada, es que hay sesión en el Parlamento.

 

El diseño del reloj es de Edmund Beckett Denisson y Edward Dent. Lo curioso es que el segundo era abogado, así que no cuadra que diseñase el reloj.

 

 

Continuará la próxima semana…

Etiquetado: /

Qué ver en Cambridge, una de las ciudades más bonitas de Reino Unido y con más historia.

 

 Bienvenidos a la segunda universidad más antigua del mundo.

 

No se puede hablar de Cambridge sin hablar de su famosa universidad. Cambridge es, ante todo, una ciudad universitaria. Y a pesar de su belleza, no vive volcada en el turismo, sino en los estudiantes, que componen el 25% de su población total. Todos ellos son los causantes de que la ciudad lleve impregnado el carácter estudiantil, y que sea fácil salir y tomar algo por una de las ciudades más bonitas de Reino Unido.

 

 

 

Centro comercial de Cambridge
Centro comercial de Cambridge

 

 

 

 

Round Chapel o Iglesia del Santo Sepulcro, centro de Cambridge.
Round Chapel o Iglesia del Santo Sepulcro, centro de Cambridge.

 

 

 

Cambridge, UK
Cambridge, UK

 

 

 

Imágenes de Cambridge
Imágenes de Cambridge

 

 

 

Cambridge, es arte, cultura, historia. Es una de las ciudades más vibrantes de todo Reino Unido. Es fácil perderse por sus céntricas calles, y ver carteles que indican del concierto de música clásica que se celebra en alguna iglesia en ese momento, o de la actuación de un coro, de un cuarteto, o una obra de teatro que se está representando en cualquiera de los 31 colleges, que tan famosa han hecho a la ciudad.

 

 

Cambridge, college
Cambridge, college

 

 

 

Wellcome to Cambridge
Wellcome to Cambridge

 

 

La universidad de Cambridge, pasa por ser la segunda más antigua del mundo, dejando la primera posición para Oxford, y la cuarta a nivel mundial. Las paredes de sus colleges, han visto desfilar alumnos que posteriormente, han llenado de orgullo a sus profesores: Lord Byron, Thomas Maltus, Francis Bacon, Erasmo de Rotterdam, Charles Dawnin, Isaac Newton, etc, hasta completar un total de 40 Premios Nobel, y 12 ministros, son algunos de los números de los que la universidad  puede presumir.

 

 

Árbol de donde cayó la manzana a Newton, supuestamente.
Árbol de donde cayó la manzana a Newton, supuestamente.

 

 

 

 

Corpus Christy College
Corpus Christy College

.

 

 

Centro histórico Cambridge
Centro histórico Cambridge

 

 

Pero esta ciudad,  no es sólo eso. Si existe una ciudad a la que es posible admirar, con un paseo, hemos llegado a ella. Los colleges y los jardines, el río Cam, donde podremos practicar el punting, o un paseo con un remero, para poder ver las zonas posteriores de los collegues o backs, todas ellas de difícil acceso, son algunas de las atracciones.

 

 

Cambridge, vistas de las góndoles para practicar punting.
Cambridge, vistas de las góndolas para practicar punting.

 

Una actividad muy recomendable también, es acudir a la plaza del mercado o Mercado Hill, que se celebra todos los días, y donde se vende fruta y verdura, aunque también es posible encontrar flores y otros artículos de artesanía.

 

Plaza del Mercado en Cambridge
Plaza del Mercado en Cambridge

 

El museo Fitzwillian, está en mi lista de favoritos. Es una de las actividades gratuitas (no nos olvidemos que estamos en el Reino Unido, y esta ciudad, no es barata), y contiene muchas antigüedades y pinturas de artistas de la talla de Tiziano, Monet, Constable y Picasso. Al finalizar, si el día es soleado, no hay nada tan gratificante como tumbarnos en el área cercana al río que el museo tiene detrás, y donde se disfruta de unas vistas inmejorables.

 

Orillas del río Cam en Cambridge
Orillas del río Cam en Cambridge

 

En general, es una ciudad que bien merece nuestra visita. Pocas veces encontramos tantas cosas que ver, en tan reducido espacio, y de tanto valor cultural. Además, si nos agobia tanta historia, si algo tiene esta ciudad, son muy buenos pubs. Un curioso pub, es el Regal, donde los Beatles actuaron en dos ocasiones, y que fue un cine en el pasado, También “The Eagle”, el pub donde se descubrió donde Crick y Watson anunciaron que habían descubierto la secuencia del DNA, es una muy buena opción. Además, tiene unas pintadas en el techo de la flota aérea de la 2ª Guerra Mundial muy interesantes de ver.

 

No podía despedirme, sin nombrar a la universidad en la que estuve estudiando año y medio mi máster, la Anglia Ruskin University, con un ambiente académico muy bueno, unos profesores, que ya nos gustaría tenerlos aquí, y muchos puntos a favor, para todos aquellos que estén pensando en irse a estudiar durante un período a Inglaterra.

 

Cómo llegar.

Desde el aeropuerto de Stansted, se tarda menos a esta ciudad que a Londres. Hay un autobús directo que llega en una hora al centro de la ciudad.

Desde Londres, hay un bus que sale de Victoria Station, y también un tren, que llega en una hora aproximadamente.

 

 

 

Bicis en Cambridge, una de las primeras cosas que vamos a ver cuando lleguemos a la ciudad
Bicis en Cambridge, una de las primeras cosas que vamos a ver cuando lleguemos a la ciudad

 

Dónde dormir en Cambridge.

La opción más barata es el YHA Cambridge hostel.

Etiquetado: /

Escapada en Navidad a Edimburgo.

Escapada en Navidad a Edimburgo.

Una vuelta por la capital de Escocia

Actividades recomendadas para una escapada de dos días por la ciudad….

Edimburgo es una de las ciudades que más me han cautivado desde el primer momento, quizás porque a pesar de que había oído que era muy bonita, no esperaba nada. Hay lugares donde apetece volver una y otra vez, a un año de haber escrito este post, y a las puertas de mi segunda visita en marzo, estas son las actividades que os recomiendo hacer.

 

  1. Tour gratis con Saldemans

Los tours gratuitos son una opción que venimos practicando desde hace tiempo, y con Saldemans realizamos dos, uno para ver la ciudad vieja, y otro por la noche el día siguiente, el llamado tour de los fantasmas. El funcionamiento de estas salidas es ya popular: los españoles voluntarios te hacen el recorrido por lo más emblemático de la ciudad, y después se les da una propina, según lo mucho o poco que nos haya gustado. Tengo que decir que aunque hemos tenido muy buenas experiencias, también en muchos lugares el precio de los tours privados en grupo tienen el mismo precio que la propina que se les pueda dar a los integrantes de los tours gratuitos, aunque como digo, solamente he tenido buenas experiencias. Para nuestro próximo viaje hemos contratado con Escocia Turismo, con los que también vamos a realizar una excursión de un día a las Tierras Altas y al Lago Ness. Ya os contaré la experiencia, aunque estoy segura de que también será positiva.

¿Por qué realizar un tour por la ciudad?

La capital de Escocia es uno de los lugares con más historia y anécdotas que he conocido. El tamaño de la ciudad la hace idónea para poder moverte a tu aire y verlo todo, pero cada rincón tiene una historia que contar, la ciudad está llena de anécdotas que hacen de este lugar mágico y diferente.

 

Tour gratuito en Edimburgo

 

2. Dar una vuelta por la Royal Mile y el camino hacia el castillo

La Royal Mile se llama así precisamente por su distancia, que es de una milla. Siguiendo la Royal Mile pasaremos por la mayoría de los edificios más emblemáticos. En el extremo sur llegaremos a lo que era llamado el “fin del mundo ” en el pasado, ya que allí terminaba la ciudad y las murallas que la protegían daban paso al exterior, considerado peligroso y completamente desconocido para muchos. Recorrerla significa pasar desde el fin del mundo hasta el epicentro de la ciudad. Desde allí podremos subir hasta el castillo, donde tendremos algunas de las mejores panorámicas al atardecer.

 

Edimburgo en Navidad

 

3. Tomar una copa en “The last drop”

Algunas de las mejores historias de Escocia se desarrollaron en los pubs. Un ejemplo es “The last drop”, el lugar donde estaba situada la fonda o bar donde los condenados a la horca cumplían su último deseo, un trago. Actualmente es un tranquilo lugar donde tomar también un trago, pero en un ambiente más divinity y ordenado que lo que sería en su tiempo. Allí veremos la última cuerda que se utilizó.

The last Drop, la soga de la última ejecución. Edimburgo.
The last Drop, la soga de la última ejecución. Edimburgo.

 

 

The last Drop, Edimburgo.
The last Drop, Edimburgo.

 

4. Comer alguno de los bocadillos de cerdo que se venden a lo largo de la ciudad (si no te da pena el animalito).

 

Edimburgo en Navidad

Podremos ponerle muchos adjetivos calificativos al hecho de comer este tipo de comida, pero finalmente a todos nos gusta ser malos y comer cosas prohibidas. El lugar de la foto se encuentra en Victoria St.

 

5. Pasar una tarde en la feria.

Todos hemos sido niños alguna vez, y la feria que los escoceses montan cada año es realmente bonita. Es uno de los encantos de las navidades.

Edimburgo
La feria de Edimburgo

 

Edimburgo
La feria de Edimburgo

 

 

Edimburgo
La feria de Edimburgo

 

6. Dar una vuelta por la parte nueva y disfrutar de la iluminación de Navidad.

Edimburgo posee dos partes claramente diferenciadas: la ciudad vieja, marcada por la Royal Mile, y la llamada parte nueva, donde York St es su marca inconfundible. Si ya nos hemos empapado de historias de la Edad Media y de fantasmas, ahora toca el turno al barrio nuevo, donde la arquitectura y las bonitas casas que conforman el barrio hacen olvidar el resto.

La feria de Edimburgo en Navidad es preciosa

7. Hacer otro tour, esta vez a las 18,30 pm, para ver la parte oscura de la ciudad. Esta vez, el precio eran 10 libras, y también mereció la pena.

La Colina de Carton Hill tiene otro aire más misterioso si se visita de noche; eso por no hablar de visitar los cementerios a altas horas de la noche. Seas un friki o no de las historias de fantasmas, no te puedes perder esta visita nocturna, que seguro te dará otra visión de la ciudad.

 

edimburgo
Carlton Hill, Edimburgo

Segundo Día de viaje de nuestra escapada navideña…

 

8. Subir hasta Arthur’s Seat y contemplar las vistas de la ciudad. Existen varios itinerarios para subir la colina, y es posible verla desde diferentes perspectivas.

No lo teníamos en mente y fue la chica de nuestro bed and breakfast la que nos lo recomendó, y la verdad, no nos defraudó. Subir a Arthur’s Seat ofrece un hermoso paseo de la campiña escocesa, pero pegada a la capital, y desde arriba es posible tener una visión panorámica del mar y de la ciudad. Existen varios caminos para llegar a la cima, o simplemente caminar por la colina. Es posible entrar por un lugar y salir por la otra parte.

 

Arthur's Seat, Edimburgo.
Arthur’s Seat, Edimburgo.

 

 

Arthur's Seat, Edimburgo.
Arthur’s Seat, Edimburgo.

 

9. Visitar el Museo Nacional de Escocia, ideal para conocer mucho mejor la historia de la ciudad y del todo el país.

Estamos ante uno de los museos mejor documentados que nos hemos encontrado en nuestros viajes: el Museo Nacional de Escocia ofrece mucha y variada información sobre la historia escocesa y también de sus habitantes.

 

10. Perderse por la ciudad…. la mejor opción para conocerla bien y llevarse un buen recuerdo… lo mejor…

 

 

New town Edinburgh
New town Edinburgh

 

Sobre algunos mitos y leyendas que había oído antes de llegar….

 

“Edimburgo es cara” 

No nos pareció tan cara como nos habían dicho en general. La comida tiene un precio justo, y por 10 libras comimos muy bien en el Howies Restaurant, en Victoria St. También comimos en un chino por menos de esa cantidad uno de los días del viaje. En los pubs, nos solía costar unas 20 o 25 libras, bebidas incluidas. Aunque no es barato, la calidad de las comidas es buena. La bebida sí que es cara, y cualquier cerveza ronda las 5 libras.

Respecto a los hoteles, un hotel básico ronda los 70-100 euros. Dormir por menos es arriesgarte a que no esté limpio, o desplazarte a las afueras de la ciudad o a algún pueblo.

El transporte tiene un precio más que razonable.

 

“Los escoceses son muy majos”

Totalmente cierto, majos no, majísimos. Son gente muy abierta y acogedora, siempre dispuesta a ayudarte y con una sonrisa perenne que les acompaña en todo lo que hacen. Solamente por la gente ya vale la pena venir aquí.

 

“En Escocia siempre llueve”

Más que decir que siempre llueve, yo diría que tiene un tiempo impredicible. Nuestras fechas de viaje fueron del 27 al 31 de diciembre, pues bien, nos hizo un sol espectacular todos los días que estuvimos allí. Sin embargo, la semana anterior había nevado muchísimo, y la gente no podía salir de sus casas. No vayas pensando que por ser verano va a hacer buen tiempo ni viceversa, es una lotería.

 

Edimburgo, Escocia.
Edimburgo, Escocia.

 

Edimburgo, Escocia.
Edimburgo, Escocia.

 

 

Edimburgo, Escocia.
Edimburgo, Escocia.

 

Edimburgo, Escocia.
Edimburgo, Escocia.

Etiquetado: / /

Fantasmas y cementerios en Edimburgo.

      El lado oscuro de Edimburgo.

 

La historia de las brujas en Edimburgo.
La historia de las brujas en Edimburgo.

 

Una visita a los cementerios y misterios de la ciudad escocesa…

 

Edimburgo es una ciudad fascinante. No solamente por su arquitectura, como también por su pasado e historia, especialmente, toda aquella relacionada a los fenómenos paranormales que, a lo largo de los años, se han venido sucediendo en la ciudad.

La capital escocesa, ha visto pasar varias epidemias de peste, ahocar personas como el que se toma una cerveza, y condenar a inocentes sin piedad. Todo ello, en un reducido espacio rodeado de murallas, que tanto te protegían de la muerte, como te la facilitaban. Todo en uno. Así la cantidad de cementerios fue bastante considerable, y la primera cátedra de parapsicología en la historia, se otorgó a la universidad de Edimburgo. A partir de ahí, podemos dejar rodar la imaginación…

Cementerios en Edimburgo. Escocia.
Fantasmas de Edimburgo

La niña Annie.

Annie fue una niña abandonada por sus padres durante la peste. Hoy en día, se dice que su alma sigue en los closets, donde muchos la visitan y dejan peluches para ella. Nosotros, no bajamos allí, no os podemos dar muchos datos.

El cementerio de Greyfriars.

 

Cementerios en Edimburgo. Escocia.
Cementerio de Greyfriars

 

 

Greyfriars tiene partes misteriosas, partes divertidas, y a Harry Potter como protagonista.

Por un lado, su iglesia fue abandonada por los franciscanos, que la abandonaron al quemarse.

 

 

Cementerio de Greyfriars, Edimburgo. Escocia.
Cementerio de Greyfriars

 

También las rejas que todavía perduran en las tumbas siguen allí. Hubo un tiempo, en el que los cuerpos recién muertos eran muy valiosos para los estudiantes de medicina en Edimburgo, una de las universidades más afamadas en el pasado. Mientras hubo centenares de ejecuciones, no hubo problema para el suministro de los estudiantes. El problema fue cuando ejecutar dejó de estar de moda. Los body snatchers, eran los que se dedicaban a robar a los recién muertos, y llevarlos a la universidad. Por aquél entonces, robar cadáveres no estaba penalizado, aunque si robarles las pertenencias. Por esta razón, los familiares empezaron a velar por sus difuntos. Considerando que un cuerpo tarda en descomponerse de 5 a 7 días en verano, y de 15 a 20 en invierno… os podéis imaginar lo poco que agradaba que alguien marchase al otro mundo en invierno, cuando el frío escocés traspasaba los muros de Greyfriars. Así, se empezaron a poner rejas, que sólo se extinguieron con la llegada de la Segunda Guerra Mundial y la necesidad de acero. Hoy en día, es posible ver algunas.

Cementerio de Greyfriars, Edimburgo. Escocia.
Las rejas del cementerio de Greyfriars, para evitar los robos de cadáveres, estuvieron vigentes hasta la Segunda Guerra Mundial, cuando se fundieron.

 

En Greyfriars, vamos a encontrar el primer campo de concentración de la historia, en un barracón al aire libre, donde los culpables por la firma del tratado que daba autoridad a Carlos I, y que introdujo el anglicanismo en Escocia, fueron a parar. Los presos, solamente recibían pan y agua, y eran los ciudadanos de Edimburgo los que echaban comida por los muros cada día. De allí solamente se salía de tres maneras: jurando fidelidad al rey (y sorprendentemente, NADIE la juró), para ser ejecutado, o para ir a las Barbados, donde muchos morían realizando trabajos forzados.

Cementerio de Greyfriars, Edimburgo. Escocia.
Cementerio de Greyfriars, lugar cerrado al público por la cantidad de fenómenos paranormales allí acontecidos

Harry Potter, también tiene su espacio aquí, porque algunos de sus personajes, responden a difuntos, como por ejemplo, la tumba de Voldemort, de la señorita Minerva Mc Gonagall o  Willina Mc Gonagall. También una escena de “Harry Potter y el cáliz de fuego” fue rodada allí, y es posible ver el colegio que dio forma física a Howgarts, en el  George heriot’s School.

Cementerio de Greyfriars, Edimburgo. Escocia.
Escena de la película “Harry Potter y el cáliz de fuego”

Pero la parte divertida, viene de la mano del perro Bobby, la gran mascota del lugar.

John Grey era un policía huraño, al que le gustaba patrullar a solas, a pesar de las advertencias de sus compañeros de profesión, que patrullaban de dos en dos. Un día, decidieron regalarle un perro para que le acompañase en sus salidas, pero, en lugar de un perro grande, el elegido fue uno pequeñito, al que John bautizó como Bobby. Durante 3 años, fueron inseparables, hasta que John murió. Desde entonces, y durante 14 años, Bobby estuvo junto a la tumba de su dueño, hasta que él mismo pereció. Su muerte, causó gran consternación entre los vecinos de la ciudad, pero la ley no permitía enterrarlo dentro, así que se dispuso que sería a la entrada, en el camino contiguo. Hoy por hoy, Bobby tiene una placa homenaje con la que todos los habitantes le honran al pasar.

Homenaje a Bobby, Cementerio de Greyfriars, Edimburgo. Escocia.
Homenaje a Bobby, Cementerio de Greyfriars, Edimburgo. Escocia.

 

 

 

Homenaje a Bobby, Cementerio de Greyfriars, Edimburgo. Escocia.
Homenaje a Bobby, Cementerio de Greyfriars, Edimburgo. Escocia.

Y vamos al cementerio de Carlton.

El cementerio de Carlton se encuentra en la parte nueva de la ciudad. pasando el puente de los malditos, llamado así por las veces que se destruyó (y por el número de suicidios), se llega a este cementerio, donde encontraremos la tumba de David Hume, y la del pintor David Allan, del Siglo XVIII. En aquellos tiempos, la catalepsia, o el ser enterrado vivo, estaba a la orden del día. Tanto que llegó un momento en el cual se enterraba a los difuntos con una campanilla junto a ellos, por si acaso. No obstante, un 40 % de la población se cree tuvo esa suerte, y el pintor Allan fue uno de ellos, pintando su última obra dentro de su nicho… estremecedor….

 

Cementerio Carlton, Edimburgo.
Cementerio Carlton, Edimburgo.

 

 

Os podría contar más cosas, pero prefiero que organicéis el viaje a Edimburgo, y lo descubráis por vuestra cuenta. El tour del lado oscuro es ideal para ello. Feliz fin de semana.

Etiquetado: / / /

La brujería en Edimburgo.

Sobre las brujas escocesas y su persecución en la antigua Escocia.

 

La historia de las brujas en Edimburgo.
La historia de las brujas en Edimburgo.

Las brujas de Edimburgo.

 

Corría el año 1590 cuando Jacobo I viajó hacia Dinamarca, en buscar de su mujer por poderes Ana de Dinamarca, con la cual se había casado meses atrás. La reina Ana había intentado llegar a Escocia, pero un fuerte temporal en las costas noruegas le había impedido el viaje, y el rey, que estaba totalmente fascinado por la entonces princesa, decidió partir en su búsqueda, con un séquito de 300 hombres. El 23 de noviembre de aquél año se volvieron a casar formalmente, y decidieron partir hacia tierras escocesas. Sin embargo, el plácido viaje de retorno, se convirtió en toda una odisea, y al tomar tierra escocesa, pocos eran los acompañantes del rey que permanecían vivos.

Jacobo I
Jacobo I

Ana de Dinamarca, edimburgo
Ana de Dinamarca

El episodio dio lugar a una de las cazas de brujas más impresionantes que se han vivido en Europa. El rey, fue informado de que las malas condiciones meteorológicas se debían a algún hechizo contra los recién casados, y la historia comenzó. A partir de ahí, ser considerado brujo o bruja estaba a la orden del día, y bastaba muchas veces que tu vecino te cayera mal, y dijeres que le habías visto rezando al diablo, para poder empezar el proceso de persecución, del que muy pocos se libraban. La caza de brujas, llevó a la ejecución de más de 3.000 personas entre 1563 y 1733, muriendo la mayoría estranguladas, y otras tantas quemadas en la hoguera de Castlehill. Si a ello le sumamos la cantidad de gente que perdía la vida a consecuencia de enfermedades, los asesinatos y las desapariciones que se daban por aquél entonces, la vida en Edimburgo no debía de ser nada fácil.

Castillo de Edimburgo
Castillo de Edimburgo

 

 

Pero vayamos por partes. La inquisición escocesa, una de las más sanguinarias de todos los tiempos, tenía sus propios criterios para considerar a una persona brujo/a o no. Solamente cumpliendo uno de ellos, ya empezaba el proceso de tortura, y posterior ejecución, si se confirmaba su condición de agente del mal.

En primer lugar, ser pelirrojo era símbolo del diablo. Aquí en España, nos reiríamos, pero en Escocia, va a ser que no se ríe ni el más atrevido. Segundo requisito: tener un defecto de nacimiento… y las pecas o verrugas estaban incluidas… esto ya nos pinta mal hasta a nosotros. Por último, tener 3 pezones. Esto, aunque no es muy habitual, en Escocia un 2% de las mujeres lo padecen, y se considera que es para amamantar al diablo. Casi nada.

A partir de ahí, comenzaba el proceso de tortura: primero, collar de púas varios días; ¿Que pasabas la prueba? Pasaban al punzón, con el que te presionaban por todo el cuerpo. Si perdías la sensibilidad y dejabas de sentir dolor, significaba que eras un brujo/a. Si no, pasabas a la peor parte, al Lago de Nor’, situado donde ahora está la estación de trenes de Waverley y los bonitos jardines de Princess Street. Allí, en el pasado, se depositaban todos los desechos de las casas y era un vertedero infame. Aquí lo mismo de nuevo: si te hundías, salvado, no eras brujo; si te mantenías arriba, era porque el diablo te sujetaba por debajo, y a decir verdad, no era tan difícil mantenerte a flote, por la gran cantidad de basura que había dentro, y por las grandes y pesadas faldas que utilizaban las mujeres, y que se inflaban y funcionaban como un globo, evitando que se hundiesen. Se dice que los familiares de las acusadas, les tiraban piedras para que se sumergiesen, ya que, si eran consideradas brujas, la familia también era investigada y sufría el mismo camino. Qué dolor…

Lugar de ejecuciones en la Edad Media de Edimburgo.
Lugar de ejecuciones en la Edad Media de Edimburgo.

 

 

Aun así, finalmente, la caza de brujas de Edimburgo terminó….

ejecuciones en edimburgo
The last drop, la cuerda de la última ejecución en Edimburgo.

Etiquetado: / / /

Personajes de Edimburgo

Las historias de los personajes que poblaron Edimburgo en el pasado son todo menos aburridas. Aquí algunas de ellas….

 

 

J.K. Rowling.

 

Todos conocemos a Harry Potter y sus aventuras, y muchos quizás, incluso quién la escribió. Pero poco sabemos de la historia de esta mujer, ni de todo lo que tuvo que pasar para llevar a cabo su sueño.

La vida de J.K Rowling cambió un día que viajaba en tren, al cruzarse con un niño que llevaba una cicatriz en la frente. En ese momento, el corazón le dió un vuelco, e inmediatamente supo que tenía se seguir su instinto. Sin embargo, la vida de Rowling no era fácil, su madre se encontraba enferma de una esclerosis múltiple, y con todo ello, empezó a escribir la historia de una academia de magos que el día del tren le había venido a la cabeza. Poco después, un trabajo la llevó a Oporto, y empezó una relación amorosa que no iba nada bien, pero con todo, se casó y tuvo una niña. Poco después se separó y trasladó a Edimburgo, donde vivía su hermana. Allí, el dinero para la calefacción era escaso, y día tras día, iba al “the elephant house”, donde su dueño la dejaba pasar la tarde mientras escribía su novela de magos. La historia de Joanne, es una historia al premio de la gratitud, ya que hoy por hoy, la cafetería tiene colas de gente que quiere sentarse en el mismo lugar donde Harry Potter nació. 

 

El Pub donde se escribió Harry Potter
El Pub donde se escribió Harry Potter

 

 

Detrás del cementerio de Greyfriars, cerca del Elephant house, podemos encontrar también el colegio en el que JK Rowling se inspiró para crear Hogwarts.

 

GEORGE HERIOT’S SCHOOL
GEORGE HERIOT’S SCHOOL

 

 

GEORGE HERIOT’S SCHOOL
GEORGE HERIOT’S SCHOOL

 

 

GEORGE HERIOT’S SCHOOL
GEORGE HERIOT’S SCHOOL

 

 

De dónde viene El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde?

 

Érase un señor llamado Deacon Brodie, o Willian Brodie, que heredó de su padre medio millón de euros, allá por el siglo XVIII: El señor Brodie, tenía mucho dinero, pero todavía gastaba más. No obstante, era un reputado señor, concejal del ayuntamiento, y el único carpintero de Edimburgo, lo que le permitía tener acceso a todas las llaves de las casas de la ciudad. Con el tiempo, su nivel de apuestas aumentó, y también sus otros vicios, y decidió sacar provecho a su condición de ciudadano honrado y respetable, pero con acceso a todos los hogares, empezando por las noches, a robar en muchas casas. La población, empezó a estar aterrorizada, ya que no habían huellas de forcejeo en las puertas, ni nada fuera de lugar, era como si el ladrón supiera exactamente dónde buscar el dinero y las joyas. Como la avaricia rompe el saco, Willian Brodie terminó intentando desvalijar la casa de apuestas también, y al ver que las cosas no salían bien, decidió escapar. El problema fue que escribió una carta a todos sus amigos y familiares, informando de sus planes de escapar y de su intención de ir a Nueva York a empezar una nueva vida. Lógicamente, la policia se enteró antes su huida, y los siguientes dos años los pasó fabricando su horca. Stevenson, no desaprovechó la historia, y la plasmó en papel, como ya sabemos…

Deacon Brodie pub.
Deacon Brodie pub

 

 

Deacon Brodie pub.
Deacon Brodie pub.

 

Los escoceses también tienen a su Jack el Destripador, en este caso, los personajes fueron dos, Burke y Hare.

Burke y Hare eran dos operarios llegados a Edimburgo para poder ganar algún dinero. Ambos se alojaban en una pensión, donde Hare, terminó enamorándose de la posadera y casándose con ella. Un día al llegar, se encontraron a la posadera llorando; uno de los huéspedes había muerto. Burke le dijo que no se preocupara, que ellos lo arreglaban y llamaban a la policia, el problema fue cuando, al bajar y ver la cuenta que había dejado el cliente, era de 4 libras, más de lo que ellos ganaban en todo el mes. En ese momento, Burke entendió el por qué de los llantos de la pobre mujer. Como era un hombre de recursos, recordó que hacía pocos días, un médico de la Universidad de Edimburgo, la cual sufría la falta de cadáveres para practicar, le comentó que si en algún momento tenía uno… bueno, que se lo llevara. Y así, ganaron 7 libras. Deuda pagada. Lo que pasó a partir de entonces, es de suponer. Primero empezaron matando a gente recién llegada, a quien nadie conocía, y luego ya a prostitutas y gentes del lugar, con lo que se levantó la voz de alarma. Finalmente, una huésped que olvidó unas medias, y volvió en mal momento, fue la que dió la voz de alarma. 

También Robert Stevenson, el El ladrón de cuerpos, les hace los honores con la escritura sobre el papel.

Maggie Dickson, la mujer medio degollada.

 

En todos los lugares, hay historias que terminan bien. Edimburgo es una de las ciudades donde más ejecuciones han habido en la historia de Europa, y una de ellas, fue, o tendría que haber sido, la de Maggie Dickson. Maggie estaba casada y regentaba un negocio de pescado junto a su marido, que la abandonó. A partir de ahí, todo cambió, y Maggie marchó de Edimburgo, para terminar trabajando en una posada en otra ciudad. El trabajo de Maggie se mezcló con el amor, puesto que se enamoró del hijo de la posadera, y quedó embarazada. El plan de Maggie era fácil, esconder el embarazo, hasta dar a luz, y entonces, ahogar al niño. El problema fue que alguien la vió ahogar al niño, y dió la voz de alarma, y claro, a la horca. 

Realmente, el crimen por el que iba a ser ejecutada no era haber matado al bebé, sino esconder el embarazo, algo prohibido por aquel entonces. La multitud se aglutinó en Edimburgo, y Maggie fue ahorcada y colocada en la caja. Sin embargo, se empezaron a escuchar golpes y gritos dentro de la caja: Maggie no había muerto. La multitud de aquella época, siempre con ganas de contemplar estos macabros festivales, pidió que la matasen de nuevo, sin embargo, un joven abogado levantó la voz desde atrás: eso era ilegal, porque Maggie ya había sido ahorcada.

El final feliz vino cuando Maggie se casó con el abogado que le salvó la vida con su intervención y puso su taberna enfrente del patíbulo. Para que digan que las mujeres no somos valientes. 

Hoy en día, es posible visitarlo y beber a la salud de la medio degollada.

Pub de Maggie Dickson, Edimburgo
Pub de Maggie Dickson,’s

 

 

 

Pub de Maggie Dickson, Edimburgo
Pub de Maggie Dickson, Edimburgo

Etiquetado:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más información.

aceptar