Preguntas frecuentes antes de ir a la Toscana

Todo lo que debes saber antes de viajar a la toscana.

 

La Toscana es una de esas regiones del mundo que brillan por sí solas, sin que necesiten de Florencia, su capital, para ser reclamo de turistas, ni tampoco de sus vinos o gastronomía, famosos a nivel mundial. Antes de salir hacia estas tierras italianas, hay muchas cosas que deberías preguntarte, para que tu viaje sea un éxito y puedas disfrutarlo más. Como en alguna ocasión he mencionado, la preparación en los viajes es algo fundamental. Además, se disfruta mucho más un viaje cuando previamente hemos leído o recopilado información del mismo.

Cortona, Toscana,
Cortona, Toscana,

 

¿Por qué debo viajar al a Toscana?

Hay muchas y variadas razones para plantearnos un viaje a la Toscana. Cada uno de nosotros tenemos la nuestra propia. Aquí algunas que deberían hacerte tomar la decisión sin dudarlo:

  • La culpa de que este lugar sea tan famoso, se la deberos mayoritariamente a la industria cinematográfica. Contemplar los escenarios de las películas que nos gustan, es un gran motivo para dedicarle unos días a este lugar.
  • Los historiadores y amantes del arte están de suerte. La Toscana es lugar de nacimiento de artistas y escritores de todos los tiempos. En muchos de los pueblos, ha vivido alguno de los que nos ha ido enseñando paisajes de ensueño repletos de cipreses, y pequeños pueblos con encanto. Así, la Toscana ha pasado a ser uno de los destinos en mente de muchos y muchas.
  • Es un paraíso para los amantes de un buen vino. Bodegas no faltan, y posibilidades de visitarlas tampoco.
  • La gastronomía es un punto fuerte. Qué difícil es no disfrutar de la comida en estos pueblos…
  • Existen muchos cursos y actividades que se pueden realizar in situ. Tan solo tienes que buscar en internet, según la zona que vayas a visitar, o preguntar en los alojamientos donde te hospedes. En muchos lugares solo aceptan reservas previas.
  • Muchas parejas deciden casarse en este romántico lugar. Tan solo hay que buscar un poco de información, para darse cuenta de que no es tan complicado hacerlo (pregúntame si quieres más información).

 

Arezzo, Toscana

 

 

¿Cómo desplazarse?

Toda la región está bastante bien comunicada. Desde Florencia, es fácil tomar un tren a muchos de los pueblos que componen esta zona, como Arezzo, Siena o Lucca. En algunos casos, habrá que hacer transbordo en Empoli, un punto de conexión de las vías de tren.
www.trenitalia.com

También existe la posibilidad de moverse en bus. ¿Qué punto le encuentro en contra? Si vais en verano, suelen estar bastante llenos, y os puede ocurrir que se llene, o también que hagáis todo el trayecto de pie en el pasillo central, como me ocurrió a mi hace pocos años en el bus a Siena. No hay que culpar a nadie de que esta región sea muy turística y a veces, no existan bastantes plazas, los toscanos hacen lo que pueden.

En coche

En coche. A los italianos les va la velocidad y solamente la reducen ante la presencia de radares (lo que viene bien para saber dónde están). La autovía A-1, es caótica.  Entonces, ¿Por qué alquilar un coche, a pesar del tráfico y los italianos locos al volante? Porque si hay algo que nos vamos a perder si vamos en autobús o tren va a ser aquello para lo que hemos llegado hasta aquí: los paisajes de la Toscana.

Solamente cuando se circula por pequeños caminos, es posible disfrutar de las vistas de los cipreses en línea, las casonas en mitad de los campos de girasoles, y también así, podemos hacer un alto en el camino y tomar todas las fotos que nuestra cámara fotográfica nos permita. He recorrido esta área con estos tres tipos de transporte, y siempre que lo hago en coche de alquiler, descubro algún pueblo nuevo digno de visitar. Por ejemplo, si vas a Cortona en bus, no puedes llegar al Lago Trasimedo y escaparte de la ciudad. También, hace poco descubrimos por casualidad Castigliore Fiorentino, entre Cortona y Arezzo. Estos lugares inesperados son los que luego recuerdas.

Paisajes de la Toscana
Paisaje de invierno en Certaldo, la Toscana

 

 

Cinquecento por la Toscana
En un Cinquecento por la Toscana

 

Dónde alojarse en la Toscana.

En la Toscana, existen numerosos alojamientos, tanto en los pueblos, como en las áreas rurales. Algunos de los lugares donde me he alojado y volvería a repetir son:

 

  • En Certaldo: Il Castello. Es el hotel situado en la parte alta de la ciudad, en el Certaldo Alto. Simplemente espectacular. A lo largo del año, hacen conciertos de jazz en el jardín. Su restaurante es muy bueno.

 

certaldo. italia
Vistas desde nuestra habitación en Certaldo.

 

  • Cortona: Aquí tengo dos sugerencias: el Hotel San Luca, y Hotel Italia Cortona. Los dos están muy bien, y muy bien situados.
  • Locanda La Bandita, en Betolle. Lejos de la zona turística, pero cercano a todo. Tiene una piscina que viene muy bien después de todo el día de dar vueltas. Además, tiene un restaurante con comida típica que hay que probar.

 

Nuestra casa rural en Sinalunga.
Nuestra casa rural en Sinalunga, Locanda la Bandita.

 

 Cuándo ir a la Toscana.

Cada región tiene su encanto particular, y es curioso cómo cambia el mismo paisaje de verlo en invierno u otra estación.

La primavera es ideal, porque las temperaturas todavía no son muy altas, empieza todo a florecer, y es posible encontrar alojamiento.

 

Toscana.
Toscana.

 

En verano encontramos los famosos girasoles en los campos, pero ¡también calor! ¡Y mucho! Además, los precios de los hoteles y albergues son prohibitivos. Está todo masificado y la atención que recibes en bares y restaurantes no es la misma, pese a que los toscanos son gente muy amable y atenta en general. Ir en julio o agosto, es un poco locura, a no ser que no se pueda ir en otra época.

 

La Toscana
Toscana, Italia

 

Otoño es una muy buena época, sobre todo septiembre y octubre, cuando los paisajes empiezan a tornarse marrones y ocres, y es posible ver todas las tonalidades en los paisajes del campo. Además, muchos festivales de la vendimia y la uva son en esa época.

 

Invierno es buena época para los que no les importe el frío, o disfruten de él. En esa época, los alojamientos están en temporada baja, podemos encontrar hoteles a muy buenos precios, y si vamos casi en Navidad, muchos mercadillos navideños en las plazas de los pueblos. El paisaje de esta época, tiene un encanto especial.

 

Paisajes de la Toscana
Paisaje de invierno en Certaldo, la Toscana.

 

 

 La Toscana para mujeres

 

¿Es seguro viajar a la Toscana?

 

En general, sí. Es uno de los destinos para mujeres solas más seguros que he visto. La cultura italiana, es bastante parecida a la nuestra, lo que hace que las mujeres cuando viajan solas por esta región, pasemos bastante desapercibidas. Que sea un lugar bastante seguro no excluye que tengamos que tomar las precauciones que tomaríamos en nuestro entorno: no vayas con el bolso abierto (algo que parece hacemos todas las chicas), y si tienes que volver por la noche de algún sitio, coge un taxi.

 

 

Pueblos de la Toscana que merecen una visita.

Existen pueblos que siempre se incluyen en las rutas turísticas, y que, en verdad, merecen una visita. Sin embargo, también existen otros muy interesantes.

Certaldo es un pueblo muy visitado por los italianos, y también por los amantes de la literatura y del arte, ya que el Decameron se escribió allí. Además, el Palacio Prettorio, es una preciosidad. Merece la pena dejar el coche en la parte nueva del pueblo y subir con el funicular.

 

Palacio Prettorio, Certaldo. la Toscana.
Palacio Prettorio, Certaldo. la Toscana.

 

Pienza. El pueblo soñado por un Papa, y plasmado en la realidad. El lugar de nacimiento del queso pecorino. Aunque es un pueblo pequeño, tiene mucho encanto. Está muy cerca a Montepulciano, por lo que no existe excusa para no acercarse hasta allí.

 

Pienza
Calles de Pienza, Toscana

 

Castigliore Fiorentino.

Este pequeño pueblo, lo descubrí por casualidad, de camino a Arezzo. Castigliore puede presumir de conservar casi toda su muralla, y aunque tampoco es demasiado grande, es toda una preciosidad. Totalmente recomendable. Si viajas sola, te va a encantar perderte en sus calles.

 

Arezzo.

Aunque no es de los más famosos en cuanto a turistas, Arezzo es uno de los que más patrimonio cultural alberga, y son muchos los amantes del arte que se acercan hasta aquí para recorrer su centro, de tamaño considerable. Patria de Petrarca, el gran poeta, no os defraudará.

 

Arezzo, Tuscany.
Arezzo, Toscana

 

 

Arezzo, Tuscany
Arezzo, Tuscany

 

 

Montefioralle.

Seguramente, no lo hayas oído nombrar. Este pueblo, de tamaño diminuto, se encuentra situado en la montaña, junto a Greve in Chianti, mucho más famoso.

 

Lago Trasimero.

¿Qué mejor que darse un baño en un lago toscanil? Pues aquí tenemos la oportunidad. Cerca de Cortona, el lago Trasimero es de visita obligada.

 

 

Lago Trasimedo
Lago Trasimedo

 

 

Cuánto cuesta viajar a la toscana.

 

Estamos ante una de las zonas más turísticas a nivel mundial, y a la que no le hace falta nuestra visita, si no queremos ir. La Toscana, tiene siempre turistas, ávidos por descubrir su cultura, gastronomía y paisajes.

Hoy en día, es posible abaratar el viaje volando a Pisa, con algunas de las compañías low cost que operan hasta allí. Pisa está bien comunicada con Florencia y otros puntos de la zona. Además, Pisa no es solamente la torre inclinada.

Si se quiere volar directo a la capital de la región, Iberia y Vueling tienen vuelos directos desde Madrid.

 

Alojamientos.

Los precios de los alojamientos, son caros, sobre todo si se coincide con algún festival o acontecimiento. Florencia puede llegar a ser prohibitiva, incluso si dormimos en un hostelling o Airbnb. En temporada baja, los precios se reducen considerablemente. En los pueblos, los precios son más bajos durante temporada baja también, y se incrementan a partir de mayo. Aún así, si existe un lugar que realmente merezca la pena visitar es esta región.

Mi recomendación, si se va en coche, es reservar en pueblos un poco alejados de los más conocidos, y, sobre todo, de las ciudades más grandes. Existen áreas, como Sinalunga, desde donde se pueden visitar muchos pueblos, y los alojamientos son más económicos e igualmente buenos. El único problema, algunas veces, está relacionado con los restaurantes; al ser menos turísticos, también hay menos oferta hostelera.

 

Alquiler de coches.

Va a depender mucho de que se alquile en un lugar y se devuelva en el mismo, o se devuelva en un lugar diferente. Una compañía con la que suelo alquilar y funciona bastante bien es WIn Rent . WIn Rent es una compañía italiana, con precios bastante asequibles, y que en el caso de Florencia, se encuentra asociada con Sixt. Si alquiláis el coche desde esta ciudad, tenéis dos opciones: salir ya con el coche desde el aeropuerto de Florencia, donde están todas las casas de alquiler, o bien desde la calle Borgo Ognissanti, muy cerca del centro, donde se encuentran de nuevo casi todas.

Una opción, sería llegar a Florencia en autobús desde el aeropuerto, y después de visitar unos días la ciudad, salir desde el centro hacia los pueblos.

 

Gastronomía

En la Toscana se puede comer caro, muy caro, si se disfruta de la gastronomía, o con precios más asequibles, gracias a que estamos en el país donde se inventó la pizza y vayamos donde vayamos, vamos a encontrar algún lugar donde comprar una porción. Con todo, la media de comer en un restaurante, suele estar por los 20 euros, con un entrante para compartir, y alguna pizza o plato de pasta. También con copa de vino.

No obstante, es posible probar el fiambre y los quesos italianos, que son insuperables en sabor y aroma, y probar un buen vino. No solamente los Chiantis son fáciles de encontrar, otros vinos, como los Montalcinos, son verdaderamente ricos.

 

Gastronomia en la Toscana
Gastronomia en la Toscana

 

 

 Cursos de cocina

Los cursos de cocina no son baratos (a partir de 100 euros y hasta 225 en algunos casos), y suelen estar completos. Míralo con mucha antelación. Algunos de ellos, son impartidos por importantes chefs italianos y tienen lista de espera.

 

 

 Recomendaciones personales

  1. Márcate una ruta, pero la sigas al pie de la letra. No se trata de ver mil pueblos al día, sino de descubrir la cultura de esta zona italiana y poder empaparte de cada lugar. En los pueblos de la Toscana, vas a encontrarte rincones únicos, calles empedradas, casas de fachadas tan bonitas que no vas a poder evitar fotografiarlas. Hay lugares que merecen más de un viaje, y estamos ante uno de ellos.
  2. Muchos pueblos están cerca, pero otros no. No te empeñes en ver los que están muy alejados. Maximiza tu tiempo, elige una región y muévete en ella. De todos modos, en un solo viaje no vas a recorrer toda la Toscana.
  3. Intenta comunicarte con los lugareños. Aunque no hables italiano, tenemos un idioma muy similar a ellos, y siempre es divertido hablar con gente de los lugares que visitamos. Es uno de los placeres de viajar.
  4. Aprovecha para relajarte. Son tus vacaciones, y a veces, lo olvidamos.
  5. No te vayas sin probar el helado. Es uno de los grandes placeres de esta zona.

 

 

Tour por Florencia y la Toscana

Etiquetado:

Qué ver en la Toscana: Certaldo.

La patria de Giovani Boccaccio: Certaldo, un viaje ideal para mujeres solas.

 

Visitando uno de los pueblos de la Toscana con más historia.

 

La Toscana. El sueño para muchos de nosotros. Poder visitar los pequeños pueblos que conforman estas tierras italianas y que tantas veces hemos visto en las películas. Para mí, como para mucha gente, La Toscana estaba en la parte superior de la lista de lugares a visitar. Era una gran ilusión que llevaba dentro desde hacía tiempo. Mi suerte fue tal, que no solamente he visitado la zona muchas veces, sino que pudimos casarnos allí (en breve escribiré un post sobre cómo casarse en este lugar). A continuación, os voy a mostrar un pueblo del que muchos de nosotros no hemos hablado, pero que es bastante famoso, sobre todo entre estudiantes de arte e historia, y gente aficionada a la lectura, por ser la patria de Giovani Boccacio, el escritor que sufría mal de amores, y que, en su pueblo natal, se encerró para escribir una de las mejores novelas de todos los tiempos: El Decamerón. 

 

Hoy en día, y gracias a las compañias de bajo coste que tienen su parada en Pisa, y a la magnífica red ferroviaria que Italia posee, visitar la Toscana no tiene excusas. En breve, voy a organizar un par de viajes a estas tierras. Mientras, aquí os dejo la historia de mi pueblo preferido en la Toscana…

 

La ciudad que vió retirarse y escribir varias de las novelas del gran Boccaccio, considerado por muchos el más grande novelista europeo, se llena de turistas y extranjeros en los días de verano. Sin embargo, nosotros la hemos visitado también en invierno, y como podréis ver, los paisajes no tienen nada que envidiar. A la parte baja del pueblo, se llega en coche o en tren: cualquier línea férrea que pase por Empoli, nos dejará allí.

 

Certaldo en la Toscana.
Certaldo en la Toscana.

 

 

Certaldo en la Toscana.
Certaldo se encuentra a medio camino en tren entre Siena y Florencia.

 

Ya desde allí, y atravesando el pueblo en línea recta, podremos llegar al teleférico, que comunica la parte alta y la parte baja varias veces, a lo largo del día. Solamente es posible subir y dejar el coche en la parte alta e histórica del pueblo, si se está hospedado en el hotel (El Albergo Il Castello), o si eres de allí.

Otra opción, si hace buen día, es subir andando, ya que es una agradable caminata, donde observaremos los paisajes toscaniles que tanto hemos visto en las películas.

 

Certaldo en la Toscana.
Paisaje de invierno en Certaldo, la Toscana.

 

Certaldo, Cerretum Altus en el pasado, la ciudad fundada por los etruscos, te transporta a la esencia del Renacimiento, la edad de Oro de la ciudad, cuando fue la ciudad más importante entre Siena y Florencia, rivales y contrincantes durante siglos. La que fuera cedida al Conde Alberti por Federico Barbarroja en 1.164, conserva todo su centro intacto, a excepción del Palacio Pretorio, que fue restaurando en el 1.400. solamente sus torres de defensa, parece que fueron derruidas durante la Edad Media, durante una invasión a Florencia. Una vez el Renacimiento pasó a mejor vida, la ciudad también se apagó, y permaneció aletargada por mucho tiempo, hasta que la línea férrea de Empoli le concedió dignidad de nuevo, y la hizo recuperarse  en 1.849.

 

Hoy por hoy, es una ciudad italiana, donde conviven los ciudadanos inmersos en su cotidianidad, y aquellos que se dedican al turismo. Boccaccio, el Palacio Prettorio, y su bello centro,  han contribuido al aumento del turismo en esta pequeña ciudad, que recibe a lo largo del año a extranjeros que sueñan con celebrar su boda entre las pareces del Palacio Pretorio. También los amantes de la cocina encuentran su lugar aquí, entre los hoteles rurales que organizan cursos donde practicar el arte de la gastronomía y los placeres del Dios Baco. Los estudiantes y profesores de historia, llegan a visitar la que fue la Casa de Boccaccio, en el Certaldo Alto, cerca del Palacio Pretorio, para conocer mejor al que fue gran amigo de Petrarca, otro escritor en la lista de los Humanistas que poblaron la Italia del Renacimiento.

 

Certaldo en la Toscana.
Palacio Prettorio, Certaldo. la Toscana.

 

 

Certaldo, Palacio Prettorio. Toscana
Palacio Prettorio, Certaldo. la Toscana.

 

 

Certaldo, Palacio Prettorio. Toscana
Palacio Prettorio, Certaldo. la Toscana.

 

 

Certaldo, Palacio Prettorio. Toscana
Palacio Prettorio, Certaldo. la Toscana.

 

 

Certaldo, Palacio Prettorio. Toscana
Palacio Prettorio, Certaldo. la Toscana.

 

 

Certaldo, Palacio Prettorio. Toscana
Palacio Prettorio, Certaldo. la Toscana.

 

Esta tierra, es casi como nuestra tercera patria, y aunque hemos estado varias veces, no deja de sorprendernos la Tagliatta, un plato toscano típico que el Albergo Il Castello prepara, ni tampoco la comida tradicional de la Osteria Messer Boccaccio, escondido entre callejones junto a la casa del famoso escritor. Aunque hay muchos restaurantes en la zona, estos dos son nuestros favoritos, y un acierto seguro si no se quiere arriesgar y queremos comer bien.

Más información: Albergo Il Castello.

Gastronomía toscana
En la Toscana la buena gastronomía está garantizada.

 

Il Castello, Certaldo.
Habitaciones de Il Castello, Certaldo.

 

Certaldo, Toscana
Vistas desde nuestra habitación en Certaldo.

 

El paseo por el Certaldo Alto es corto. En poco, se puede visitar todo el centro. Desde allí, podremos ver muchos paisajes como el que os muestro a continuación. Además del Palacio Prettorio y de la casa de Boccaccio, existe un centro de artesanía, varios restaurantes y una tienda de trajes de novia, ya que en el palacio se casan muchos extranjeros todos los años (por ejemplo, nosotros).

 

Certaldo. Toscana
Paisaje de invierno en Certaldo, la Toscana

 

 

De la parte alta, solamente nos quedan los túneles, si es que existen, y que según los abuelos del pueblo, yacen debajo de toda la parte antigua desde el año 1.000, cuando se supone, fueron construidos. En ellos, yacen armaduras, libros, ropa, muebles, y cientos de objetos más, algunos de los cuales, se atribuyen a Boccaccio. Los túneles, se conectarían todos entre sí, y finalizarían en una colina cercana al pueblo, al otro lado del pueblo antiguo y del nuevo.

De momento, nos quedaremos con sus imágenes y su centro Renacentista. Los túneles ya vendrán…

 

Certaldo.
Certaldo en la Toscana. Aquí tenéis una imagen del Palacio Prettorio. Como podréis ver, lo visitamos antes de Navidad.

 

 

Paisajes de la Toscana
Paisajes de la Toscana

 

 

Más información: Información y turismo de Italia

Viajes para mujeres que viajan solas.

“Todos tenemos océanos que atravesar, si nos atrevemos. ¿Es peligroso? Quizás. Pero, ¿Qué saben los sueños de límites?

Amelia Earhart, 1897-1917

 

Etiquetado: / / /

Toscana, aniversario de boda.

La Toscana, nuestro aniversario.

 

 

Admitámoslo, las chicas de hoy en día todas somos muy chulas y muy valientes, y no necesitamos a nada ni nadie… pero: Qué pasa, cuando nuestra pareja nos prepara un romántico fin de semana en la romántica Toscana? Pues que nos derretimos! Qué vamos a hacer si no!

En este caso, al haber sido nuestra boda en Certaldo, un pueblecito de La Toscana, solamente con donde nos casamos, la victoria por parte de Bernat ya estaba asegurada, ya que esta región, se visite lo que se visite, es toda ella preciosa. Como hay muchos lugares más turísticos que los que hemos visitado esta vez, os voy a describir un poco Certaldo, así como todo lo que visitamos, para que cuando tengáis ocasión, las repitáis vosotros.

 

En primer lugar, este viaje era, uno para darme una sorpresa, y en segundo lugar, para probar más Chiantis, los vinos preferidos de Bernat (y también míos). Empecemos por la sorpresa…

 

Una tarde en Florencia, después de 8 años en mi caso, y unos pocos más en el de Bernat, es bienvenida, pero cuando te llevan a cenar a una taberna florentina, antes una bodega, en el barrio de Oltrarno, del año 1.200, se ganan más puntos. La comida, típica italiana con vino casero Chianti, y desde allí, concierto de ópera en una iglesia anglicana, donde pudimos escuchar a Puccini, Verdi y Rossini, mientras nuestra piel se erizaba con la voz de los cantantes, que eran de lo mejor. Qué cómo lo organizó Bernat? Con la agencia “City Discovery”, que organiza todo tipo de actividades en numerosas ciudades. Precio? 55 euros por persona, pero después de haberlo vivido, me pareció barato.

 

Ya en la región del Chianti, Radda en Chianti merece una visita, al ser un pequeño pueblo, en pleno corazón de la región vinícola, desde donde es posible perderse por numerosas carreteras comarcales, que nos llevarán a muchas bodegas donde probar el dulce manjar. Nosotros, optamos por seguir un camino de cabras, que nos llevó a Greve in Chianti, donde, después de visitar la oficina de turismo, que nos informó de todo, nos fuimos a “Le Cantine”, una bodega-restaurante muy curiosa: allí, compras unas tarjetas con crédito, y lo que haces es ir gastando el crédito en múltiples tipos de vino, de muchos precios, y con diferentes cantidades de vino. Es una manera de probar muchos vinos de diferentes bodegas, sin tener que limitarte solamente a una bodega. Luego también, el pueblo es muy bonito para visitar, aunque teniendo cerca la villa de Montefioralle, vale la pena que os acerquéis este pueblo en la montaña, que se caracteriza por estar amurallado, y hoy en día, es una de las joyas de la Toscana. En cuanto a restaurantes, la Taverna del Guerrino recuerda a lo que sería comer en casa de cualquier Mamma italiana….

 

 

 

Volviendo a Certaldo, aunque no es de los pueblos más turísticos de la Toscana, su parte antigua, Certaldo Alto, donde es posible subir con un antiguo funicular o bien en coche por detrás, es de visita obligada. El Palacio Pretorio (lugar donde nos casamos), uno de los castillos mejor conservados de toda la región, atrae a muchos visitantes, incluso en invierno, que es cuando vamos nosotros. También la trágica historia de Boccaccio, el eterno enamorado, que se refugió en las paredes de este pueblo para escribir su historia, el Decameron, hace que muchos historiadores y estudiantes aparezcan por allí, para poder ver su morada, y también ver una representación de lo que era su vida en aquella época.

 

En cuanto a dónde pernoctar, qué duda cabe, que el hotel Il Castello, con su decoración medieval y su posición en Certaldo Alto, no tiene competencia alguna. También su restaurante, con el mejor bistec a la Fiorentina que hemos probado, es una buena elección. Y si estáis por el palacio, y no queréis descuadrar vuestro presupuesto, existe un callejón escondido, cerca de la casa de Boccaccio, donde se encuentra el restaurante “Messer Boccaccio”, de donde me declaro adicta a sus pizzas y sus carnes. De hecho, estos días hemos observado a muchos locales acercándose allí para comer y cenar.

 

Ha sido un fin de semana para repetir, aunque la próxima vez, seguramente intentaremos ver la Toscana en primavera o verano, que es como se disfruta más. Un abrazo a todos.

 

Etiquetado: / / / /

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más información.

aceptar