Matilde de la Toscana

La Gran Condesa o Matilde de la Toscana

En mi opinión Lucca es una de las ciudades más bonitas y acogedoras de la Toscana; no importa la época del año en que la visito, en todas tiene su encanto. Aunque lo ideal es visitarla en primavera u otoño, cuando el calor no aprieta y las terrazas se llenan de lugareños, invierno es también ideal; es entonces cuando las luces navideñas y los escaparates nos muestran otra cara más familiar y entrañable de esta bonita ciudad.

Lucca en la Toscana, visita en diciembre.
Lucca en la Toscana, visita en diciembre.

Muchas veces me he preguntado lo mucho que habrá cambiado Lucca desde los tiempos de Matilde de Canossa, la mujer que consiguió que la pequeña plaza fuera independiente. Matilde consiguió ser una de las mujeres más influyentes de su tiempo. Aunque la memoria histórica tiene mucha facilidad para olvidar a la mayoría de los personajes importantes, no digamos ya si es mujer, en el caso de la Gran Condesa, como fue llamada en sus tiempos, al poco que leamos nos encontramos alguna pieza de información donde el nombre de Matilda aparece.

No es extraño. Su vida fue la inspiración de muchos, Luigi Pirandello la utilizo como personaje de la obra de teatro ·Enrique V”; el mismísimo Dante también reflejó en ella el personaje de “Matilde” de su obra “El Purgatorio”. Si viajamos a San Pedro del Vaticano, el nombre de Matilda de Canossa nos vuelve a aparecer bajo una imponente estatua diseñada por Bernini, y encargada por el mismísimo Papa Urbano VIII; y es que Matilda es una de las seis mujeres enterradas en el Vaticano… pero, ¿Quién es Maltilda de la Toscana?

Lucca en la Toscana, visita en diciembre.
Lucca en la Toscana.

Historia de Matilde de la Toscana

La ciudad de Lucca vio nacer a Mathilda en el año 1046, en plena Edad Media, mucho antes de que las ciudades estado italianas se desarrollaran. Matilda nació en el seno de una familia acomodada, donde su padre, Bonifacio III de Lucca, era propietario de un amplio territorio en el norte de Italia, que por circunstancias de la vida terminaría heredando Matilda; su madre Beatriz de Lorraine era prima del emperador Enrique III. Como muchas de las nobles de su tiempo, la vida de Matilde estaba solucionada, y la niña se dedicó a aprender francés, alemán, y por supuesto, latín, el idioma de la Iglesia.

Matilde de Canossa
Matilde de la Toscana

Pasaron los años y la muerte de su padre cambió la vida de la familia. Su hermano heredó la fortuna paterna, y la cercanía que tenía con su hermana propició que ésta aprendiese mucho sobre técnicas militares y estrategias en el campo de batalla. Matilda adquirió unos conocimientos que ni siquiera muchos hombres de su tiempo poseían, y han sido estas estrategias bélicas las que la han hecho conocida con el paso de los años, más que su posición social.

Pasaron dos años y la madre de Matilde decidió casarse de nuevo, con el fin de salvaguardar los intereses familiares. El elegido fue Godofredo el Barbudo, un noble claramente enemistado con Enrique III, lo que llevó a que tanto madre como hija fueran arrestadas con el Emperador. La muerte de su hermano Federico en extrañas circunstancias, y la muerte de Enrique III poco tiempo después, suavizó las cosas y permitió la vuelta de todos a sus territorios, esta vez Matilde como heredera del territorio más extenso en el sur de Europa.

Lucca en la Toscana, visita en diciembre.
Lucca en la Toscana

El dinero no da la felicidad…

La vida personal de la joven no fue fácil; a pesar de tener tantas riquezas, y encontrarse muy bien relacionada con la corte Papal (Matilde siempre apoyó a la Iglesia Católica en todas las disputas), su vida privada fue bastante triste; Matilda tuvo dos maridos, a cada cuál peor: el primero de ellos fue su hermanastro Godofredo el Jorobado, de quien tuvo una hija que murió al poco de nacer. Matilda causó un verdadero escándalo al abandonar a su marido e intentar repudiarlo, algo reservado para los hombres en la época.

Cuando la condesa rondaba los cuarenta y pocos fue casada nuevamente por intereses políticos; Güelfo V fue el elegido, un niño de unos quince años; Los güelfos eran los nobles que apoyaban a la Iglesia, en una agitaba época en la que güelfos y gibelinos se disputaban las ciudades y se enfrentaban entre sí. La unión tampoco funcionó y nuevamente Matilde quedó sola.

Palacio Prettorio, Certaldo. la Toscana.
Palacio de la época de la Gran Condesa

La Gran Condesa

Lombardía, Emilia Romagna y la Toscana fueron algunos de los territorios que Matilda tuvo en su poder; desde los Montes Apeninos, donde construiría su castillo en Canossa, la dama medieval influyó y manejó muchos hilos políticos a favor de la Iglesia. La Gran Condesa llegó a ser Vice-Reina de Italia, cuando Enrique V llegó al trono y la puso en ese lugar. Matilda estuvo envuelta en muchas disputas entre los emperadores alemanes y el papado de la época, lo que la posicionaría en una posición delicada en muchas ocasiones. En sus últimos días Matilde decidió retirarse a su castillo y aunque sería fácil decir que vivió en paz los últimos días de su vida, no fue así, y su fuerte posición en los asuntos políticos de su época marcó el transcurso político durante esos años.

A su muerte fue enterrada de modo discreto, pero sería el Papa Urbano VIII el que se encargaría de acercarla a los muros de San Pedro del Vaticano y enterrarla allí. Aquí yace una de las nobles más influyentes de todos los tiempos.

Bernini realizó esta obra para los restos de Matilda de la Toscana en San Pedro de El Vaticano

Arezzo, Toscana

Las cien iglesias de Matilde de Toscana.

Lombardía, la Toscana, Emiliga-Romagna o Veneto son algunos de los territorios que se beneficiaron del legado de la Gran Duquesa. Matilde dejó más de cien iglesias y monasterios sus iglesias fueron un punto de protección para peregrinos, para muchos mercaderes y viajeros durante la Edad Media. Fue entonces cuando la Via Francigena, la vía de peregrinación a Roma desde Canterbury, era muy concurrida entre los fieles. El paso de Francia hasta Roma cruzaba la Toscana y muchas tierras de la condesa. Muchos de sus monasterios se construyeron en estos lares de peregrinación hacia Roma. El Renacimiento fue un período donde el peregrinaje era más frecuente que en la actualidad, y muchos encontraron cobijo durante sus jornadas de viaje en el legado de la Gran Duquesa.

Lucca en la Toscana, visita en diciembre.
Lucca en la Toscana

Lucca y su legado en la Toscana

Lucca fue la ciudad que vio a Matilde nacer, y la noble luchó por la independencia de esta ciudad durante años. Aquí vamos a encontrar un gran patrimonio histórico que fue propiciado por su ciudadana; también consiguió la independencia y su título de ciudad en una época revuelta como la que vivió Matilde, poco antes del nacimiento de las ciudades estado.

En la actualidad, La Gran Condesa está considerada una de las damas más influyentes de la Edad Media, junto con Juana de Arco y Leonor de Aquitania entre otras.

Etiquetado:

Qué ver en Lucca, la Toscana

Lucca en Italia.

Visita en diciembre a la Toscana.

Lucca en la Toscana, visita en diciembre.
Lucca en la Toscana, visita en diciembre.

La ciudad de las 130 torres y 100 iglesias.

 

La ciudad de Lucca ha ido abriéndose paso poco a poco dentro de los circuitos turísticos en la región de la Toscana, para mal de los que amamos los lugares vacíos de flashes y de grupos multitudinarios. Sin embargo, todavía es posible visitar esta pequeña ciudad al sur de Pisa y perderse dentro de las calles que conforman su centro histórico. Lucca es considerada una de las ciudades medievales mejor conservadas, y también una de las más bellas. A la sombra de Florencia y Pisa, vecinas en territorio, que han ensombrecido su valor arquitectónico, no hay quien se arrepienta de visitar la pequeña ciudad.

 

Lucca en la Toscana, visita en diciembre.
Lucca en la Toscana, visita en diciembre.

 

 

Lucca en la Toscana, visita en diciembre.
Lucca en la Toscana, visita en diciembre.

 

 

Historia.

 

Lucca en la Toscana, visita en diciembre.
Lucca en la Toscana, visita en diciembre.

 

 

Poblada desde antes del siglo V a.C, fueros los ligures los que pusieron la primera piedra. De ahí su nombre, que derivó en Luck, y de ahí en Lucca, tal y como la conocemos hoy. Los romanos le dieron las calles y plazas que todavía hoy resisten el paso del tiempo, y trazaron su estructura, para pasar con los años al ducado Lombardo, y posteriormente a manos de los carolingios.

Hoy Lucca nos parece una pequeña ciudad, pero su pasado nos cuenta de la importancia que tuvo, especialmente en los tiempos en que la importación en el Comercio de la Seda era fundamental. La ciudad tuvo tu heroína a manos de Matilde de la Toscana, en el siglo XII, que le dio a la ciudad toscana 500 años de independencia en una región turbulenta y caótica, como nos muestran los libros de historia. Pero llego Napoleón, y las cosas cambiaron y los lugareños pasaron ya a formar parte del Ducado de la Toscana en 1847, y de ahí a la República Italiana que todos hoy conocemos, en 1946.

 

Lucca en la Toscana, visita en diciembre.
Lucca en la Toscana, visita en diciembre.

 

Lucca en la actualidad.

Con el paso de los años Lucca ha aprendido a ser una ciudad autónoma dentro de tanta capital que presume de historia y museos; indiferente a tanta obra de arte en casa de sus vecinos, la ciudad muestra sus tesoros: más de 100 iglesias avalan su poder en el pasado; 130 torres nos enseñan que todavía hay Lucca para rato. Lo mejor es pasearse la ciudad, para no perderse nada, y para descubrir su pasado romano, sus huellas napoleónicas, y los más escondidos recovecos.

 

Lucca en la Toscana, visita en diciembre.
Lucca

 

Qué ver en Lucca.

  • Catedral de San Martín o San Martino. Siglo XI.

Como todos los pueblos de Italia, esta ciudad también tiene su Duomo, en este caso, del siglo XI. El edificio es imponente y merecedor de una visita, sobre todo por su interior, donde un crucifijo llamado “Volvo Santo” se muestra al visitante. Su importancia radica en haber sido tallado por Nicodemo, el cual estuvo en la crucifixión de Jesús, y por tanto se cree que muestra el verdadero rostro original de la cara de Cristo.

También hay un monumento funerario de Llaria del Carreto.

Lucca en la Toscana, visita en diciembre.
Lucca

 

  • Torre y Palacio Guingi.

Nos tenemos que remontar al 1390 para hablar de la familia de banqueros de Lucca, los Guingi. Al igual que en otras ciudades de la región, la construcción de las torres indicaba el grado de poderío de cada familia, y la torre del palacio mide 44 metros de alto. Lo más curioso y diferente de cualquier otra que encontremos es el jardín de encinas que se encuentra arriba. Desde allí podremos tener una bonita vista de la ciudad (la subida de la torre consta de 230 escalones)

  • Calle Fillungo.

Todas las ciudades tienen su calle principal, y Lucca no podía ser menos. En la calle Fillungo, encontramos comercios, cafeterías, bares, y todo lo que podamos buscar.

Lucca en la Toscana, calle Fillungo

 

Lucca en la Toscana, calle Fillungo
Lucca en la Toscana, calle Fillungo

 

Lucca en la Toscana, calle Fillungo. Los escaparates se visten de Navidad en diciembre

 

 

  • Plaza del anfiteatro o Plaza del mercado.

¡Si las paredes de esta plaza pudieran hablar! La plaza del anfiteatro debe su nombre a su pasado romano, donde el anfiteatro de la ciudad estuvo situado. Hoy en día, todavía podemos ver algunas muestras de su pasado en las fachadas de algunas casas. Con el tiempo pasó a ser la plaza del mercado, y ahora se encuentra repleta de restaurantes y cafeterías por doquier. Como curiosidad decir que es la única plaza ovalada del mundo.

 

  • Plaza de Napoleón y el palacio ducal.

Si hay un centro neurálgico en esta población ya lo hemos encontrado. Aquí concurren festivales, representaciones, mercados, etc. Frente al monumento a María Luisa de Borbón, que fue Duquesa de Lucca en el siglo XIX, la plaza se construyó durante la conquista de Napoleón, a quien la Duquesa desbancó y tomó su protagonismo.

Se encuentra construida sobre una antigua fortaleza del siglo XIII.

 

  • Basílica de San Frediano.

Lo más representativo de esta iglesia lo vamos a encontrar en su fachada de mosaicos, únicamente hay otra parecida en la Toscana. Data del siglo XV.

Lucca en la Toscana, visita en diciembre.
Lucca en la Toscana, visita en diciembre.

 

  • Torre delle ore.

Estamos en la torre más alta de la ciudad. Aunque las vistas merecen subir sus más de 200 escalones, es el reloj de su estructura el que más sensación causa, y que se puede ver según se va subiendo hasta la azotea.

Existen varios horarios de subida, pero en los meses de invierno se encuentra cerrada al público.

 

  • Iglesia de San Miguel.

Sobre las antiguas ruinas del foro romano encontramos esta bonita iglesia, coronada por la figura del arcángel Miguel Ángel en su fachada principal.

 

  • Palacio y Jardines Pfanner.

Edificio y jardines pertenecientes a la familia Pfanner, albergaron una fábrica de cerveza en sus territorios. En la actualidad los jardines representan una buena opción para dar un paseo tranquilamente en cualquier momento del año.

 

  • Casa Museo de Giacomo Puccini.

Lucca puede presumir con razón de ser la patria de uno de los grandes compositores de ópera de la Historia de la Música: Giacomo Puccini.

De familia de músicos, Giacomo nació un 22 de noviembre del 1858, en el día de Santa Cecilia, la patrona de los músicos, en esta casa. Su familia había llegado hasta allí en 1815, y junto su abuela, Angela Cerú, sus padres y hermanos vivirá Giacomo hasta que se mude a Milán con el fin de proseguir sus estudios musicales.

Las hermanas del compositor renunciaron a su parte de la herencia a favor de Giacomo y su otro hermano varón; sin embargo, la falta de recursos hizo que la tuvieran que vender a uno de sus cuñados, aunque antepusieron la cláusula de posible recompra legal en el futuro.

Con el paso de los años, y la mejora económica de Giacomo, la casa pudo ser recomprada por el músico (su hermano ya había fallecido).

La casa pasó a su hijo Antonio y a su nuera, que la donó al ayuntamiento de la ciudad en 1974. Actualmente, exhibe objetos de la vida del músico y compositor y muebles de la época.

 

  • Las murallas.

Sin duda alguna, uno de los atractivos de la ciudad. La característica más importante es que nunca han sido derruidos, ni han sufrido ningún tipo de asedio, por lo que se conservan intactos. Solamente una riada en 1812 hizo que se utilizaran con algún fin además del estético que proporcionan.

Los muros poseen 12 metros de alto y 4,2 kilómetros de longitud, y encierran el casco antiguo en toda su totalidad. En el período del Renacimiento fueron terminados, y son considerados una joya arquitectónica de la época.

Las murallas tienen 6 puertas de entradas; dentro hay 3 más, pero que no tienen uso. Un paseo en bici es lo más recomendable para verlas y recorrer el perímetro de la ciudad con tranquilidad.

 

 

 

Etiquetado: / /

Preguntas frecuentes antes de ir a la Toscana

Todo lo que debes saber antes de viajar a la toscana.

 

La Toscana es una de esas regiones del mundo que brillan por sí solas, sin que necesiten de Florencia, su capital, para ser reclamo de turistas, ni tampoco de sus vinos o gastronomía, famosos a nivel mundial. Antes de salir hacia estas tierras italianas, hay muchas cosas que deberías preguntarte, para que tu viaje sea un éxito y puedas disfrutarlo más. Como en alguna ocasión he mencionado, la preparación en los viajes es algo fundamental. Además, se disfruta mucho más un viaje cuando previamente hemos leído o recopilado información del mismo.

Cortona, Toscana,
Cortona, Toscana,

 

¿Por qué debo viajar al a Toscana?

Hay muchas y variadas razones para plantearnos un viaje a la Toscana. Cada uno de nosotros tenemos la nuestra propia. Aquí algunas que deberían hacerte tomar la decisión sin dudarlo:

  • La culpa de que este lugar sea tan famoso, se la deberos mayoritariamente a la industria cinematográfica. Contemplar los escenarios de las películas que nos gustan, es un gran motivo para dedicarle unos días a este lugar.
  • Los historiadores y amantes del arte están de suerte. La Toscana es lugar de nacimiento de artistas y escritores de todos los tiempos. En muchos de los pueblos, ha vivido alguno de los que nos ha ido enseñando paisajes de ensueño repletos de cipreses, y pequeños pueblos con encanto. Así, la Toscana ha pasado a ser uno de los destinos en mente de muchos y muchas.
  • Es un paraíso para los amantes de un buen vino. Bodegas no faltan, y posibilidades de visitarlas tampoco.
  • La gastronomía es un punto fuerte. Qué difícil es no disfrutar de la comida en estos pueblos…
  • Existen muchos cursos y actividades que se pueden realizar in situ. Tan solo tienes que buscar en internet, según la zona que vayas a visitar, o preguntar en los alojamientos donde te hospedes. En muchos lugares solo aceptan reservas previas.
  • Muchas parejas deciden casarse en este romántico lugar. Tan solo hay que buscar un poco de información, para darse cuenta de que no es tan complicado hacerlo (pregúntame si quieres más información).

 

Arezzo, Toscana

 

 

¿Cómo desplazarse?

Toda la región está bastante bien comunicada. Desde Florencia, es fácil tomar un tren a muchos de los pueblos que componen esta zona, como Arezzo, Siena o Lucca. En algunos casos, habrá que hacer transbordo en Empoli, un punto de conexión de las vías de tren.
www.trenitalia.com

También existe la posibilidad de moverse en bus. ¿Qué punto le encuentro en contra? Si vais en verano, suelen estar bastante llenos, y os puede ocurrir que se llene, o también que hagáis todo el trayecto de pie en el pasillo central, como me ocurrió a mi hace pocos años en el bus a Siena. No hay que culpar a nadie de que esta región sea muy turística y a veces, no existan bastantes plazas, los toscanos hacen lo que pueden.

En coche

En coche. A los italianos les va la velocidad y solamente la reducen ante la presencia de radares (lo que viene bien para saber dónde están). La autovía A-1, es caótica.  Entonces, ¿Por qué alquilar un coche, a pesar del tráfico y los italianos locos al volante? Porque si hay algo que nos vamos a perder si vamos en autobús o tren va a ser aquello para lo que hemos llegado hasta aquí: los paisajes de la Toscana.

Solamente cuando se circula por pequeños caminos, es posible disfrutar de las vistas de los cipreses en línea, las casonas en mitad de los campos de girasoles, y también así, podemos hacer un alto en el camino y tomar todas las fotos que nuestra cámara fotográfica nos permita. He recorrido esta área con estos tres tipos de transporte, y siempre que lo hago en coche de alquiler, descubro algún pueblo nuevo digno de visitar. Por ejemplo, si vas a Cortona en bus, no puedes llegar al Lago Trasimedo y escaparte de la ciudad. También, hace poco descubrimos por casualidad Castigliore Fiorentino, entre Cortona y Arezzo. Estos lugares inesperados son los que luego recuerdas.

Paisajes de la Toscana
Paisaje de invierno en Certaldo, la Toscana

 

 

Cinquecento por la Toscana
En un Cinquecento por la Toscana

 

Dónde alojarse en la Toscana.

En la Toscana, existen numerosos alojamientos, tanto en los pueblos, como en las áreas rurales. Algunos de los lugares donde me he alojado y volvería a repetir son:

 

  • En Certaldo: Il Castello. Es el hotel situado en la parte alta de la ciudad, en el Certaldo Alto. Simplemente espectacular. A lo largo del año, hacen conciertos de jazz en el jardín. Su restaurante es muy bueno.

 

certaldo. italia
Vistas desde nuestra habitación en Certaldo.

 

  • Cortona: Aquí tengo dos sugerencias: el Hotel San Luca, y Hotel Italia Cortona. Los dos están muy bien, y muy bien situados.
  • Locanda La Bandita, en Betolle. Lejos de la zona turística, pero cercano a todo. Tiene una piscina que viene muy bien después de todo el día de dar vueltas. Además, tiene un restaurante con comida típica que hay que probar.

 

Nuestra casa rural en Sinalunga.
Nuestra casa rural en Sinalunga, Locanda la Bandita.

 

 Cuándo ir a la Toscana.

Cada región tiene su encanto particular, y es curioso cómo cambia el mismo paisaje de verlo en invierno u otra estación.

La primavera es ideal, porque las temperaturas todavía no son muy altas, empieza todo a florecer, y es posible encontrar alojamiento.

 

Toscana.
Toscana.

 

En verano encontramos los famosos girasoles en los campos, pero ¡también calor! ¡Y mucho! Además, los precios de los hoteles y albergues son prohibitivos. Está todo masificado y la atención que recibes en bares y restaurantes no es la misma, pese a que los toscanos son gente muy amable y atenta en general. Ir en julio o agosto, es un poco locura, a no ser que no se pueda ir en otra época.

 

La Toscana
Toscana, Italia

 

Otoño es una muy buena época, sobre todo septiembre y octubre, cuando los paisajes empiezan a tornarse marrones y ocres, y es posible ver todas las tonalidades en los paisajes del campo. Además, muchos festivales de la vendimia y la uva son en esa época.

 

Invierno es buena época para los que no les importe el frío, o disfruten de él. En esa época, los alojamientos están en temporada baja, podemos encontrar hoteles a muy buenos precios, y si vamos casi en Navidad, muchos mercadillos navideños en las plazas de los pueblos. El paisaje de esta época, tiene un encanto especial.

 

Paisajes de la Toscana
Paisaje de invierno en Certaldo, la Toscana.

 

 

 La Toscana para mujeres

 

¿Es seguro viajar a la Toscana?

 

En general, sí. Es uno de los destinos para mujeres solas más seguros que he visto. La cultura italiana, es bastante parecida a la nuestra, lo que hace que las mujeres cuando viajan solas por esta región, pasemos bastante desapercibidas. Que sea un lugar bastante seguro no excluye que tengamos que tomar las precauciones que tomaríamos en nuestro entorno: no vayas con el bolso abierto (algo que parece hacemos todas las chicas), y si tienes que volver por la noche de algún sitio, coge un taxi.

 

 

Pueblos de la Toscana que merecen una visita.

Existen pueblos que siempre se incluyen en las rutas turísticas, y que, en verdad, merecen una visita. Sin embargo, también existen otros muy interesantes.

Certaldo es un pueblo muy visitado por los italianos, y también por los amantes de la literatura y del arte, ya que el Decameron se escribió allí. Además, el Palacio Prettorio, es una preciosidad. Merece la pena dejar el coche en la parte nueva del pueblo y subir con el funicular.

 

Palacio Prettorio, Certaldo. la Toscana.
Palacio Prettorio, Certaldo. la Toscana.

 

Pienza. El pueblo soñado por un Papa, y plasmado en la realidad. El lugar de nacimiento del queso pecorino. Aunque es un pueblo pequeño, tiene mucho encanto. Está muy cerca a Montepulciano, por lo que no existe excusa para no acercarse hasta allí.

 

Pienza
Calles de Pienza, Toscana

 

Castigliore Fiorentino.

Este pequeño pueblo, lo descubrí por casualidad, de camino a Arezzo. Castigliore puede presumir de conservar casi toda su muralla, y aunque tampoco es demasiado grande, es toda una preciosidad. Totalmente recomendable. Si viajas sola, te va a encantar perderte en sus calles.

 

Arezzo.

Aunque no es de los más famosos en cuanto a turistas, Arezzo es uno de los que más patrimonio cultural alberga, y son muchos los amantes del arte que se acercan hasta aquí para recorrer su centro, de tamaño considerable. Patria de Petrarca, el gran poeta, no os defraudará.

 

Arezzo, Tuscany.
Arezzo, Toscana

 

 

Arezzo, Tuscany
Arezzo, Tuscany

 

 

Montefioralle.

Seguramente, no lo hayas oído nombrar. Este pueblo, de tamaño diminuto, se encuentra situado en la montaña, junto a Greve in Chianti, mucho más famoso.

 

Lago Trasimero.

¿Qué mejor que darse un baño en un lago toscanil? Pues aquí tenemos la oportunidad. Cerca de Cortona, el lago Trasimero es de visita obligada.

 

 

Lago Trasimedo
Lago Trasimedo

 

 

Cuánto cuesta viajar a la toscana.

 

Estamos ante una de las zonas más turísticas a nivel mundial, y a la que no le hace falta nuestra visita, si no queremos ir. La Toscana, tiene siempre turistas, ávidos por descubrir su cultura, gastronomía y paisajes.

Hoy en día, es posible abaratar el viaje volando a Pisa, con algunas de las compañías low cost que operan hasta allí. Pisa está bien comunicada con Florencia y otros puntos de la zona. Además, Pisa no es solamente la torre inclinada.

Si se quiere volar directo a la capital de la región, Iberia y Vueling tienen vuelos directos desde Madrid.

 

Alojamientos.

Los precios de los alojamientos, son caros, sobre todo si se coincide con algún festival o acontecimiento. Florencia puede llegar a ser prohibitiva, incluso si dormimos en un hostelling o Airbnb. En temporada baja, los precios se reducen considerablemente. En los pueblos, los precios son más bajos durante temporada baja también, y se incrementan a partir de mayo. Aún así, si existe un lugar que realmente merezca la pena visitar es esta región.

Mi recomendación, si se va en coche, es reservar en pueblos un poco alejados de los más conocidos, y, sobre todo, de las ciudades más grandes. Existen áreas, como Sinalunga, desde donde se pueden visitar muchos pueblos, y los alojamientos son más económicos e igualmente buenos. El único problema, algunas veces, está relacionado con los restaurantes; al ser menos turísticos, también hay menos oferta hostelera.

 

Alquiler de coches.

Va a depender mucho de que se alquile en un lugar y se devuelva en el mismo, o se devuelva en un lugar diferente. Una compañía con la que suelo alquilar y funciona bastante bien es WIn Rent . WIn Rent es una compañía italiana, con precios bastante asequibles, y que en el caso de Florencia, se encuentra asociada con Sixt. Si alquiláis el coche desde esta ciudad, tenéis dos opciones: salir ya con el coche desde el aeropuerto de Florencia, donde están todas las casas de alquiler, o bien desde la calle Borgo Ognissanti, muy cerca del centro, donde se encuentran de nuevo casi todas.

Una opción, sería llegar a Florencia en autobús desde el aeropuerto, y después de visitar unos días la ciudad, salir desde el centro hacia los pueblos.

 

Gastronomía

En la Toscana se puede comer caro, muy caro, si se disfruta de la gastronomía, o con precios más asequibles, gracias a que estamos en el país donde se inventó la pizza y vayamos donde vayamos, vamos a encontrar algún lugar donde comprar una porción. Con todo, la media de comer en un restaurante, suele estar por los 20 euros, con un entrante para compartir, y alguna pizza o plato de pasta. También con copa de vino.

No obstante, es posible probar el fiambre y los quesos italianos, que son insuperables en sabor y aroma, y probar un buen vino. No solamente los Chiantis son fáciles de encontrar, otros vinos, como los Montalcinos, son verdaderamente ricos.

 

Gastronomia en la Toscana
Gastronomia en la Toscana

 

 

 Cursos de cocina

Los cursos de cocina no son baratos (a partir de 100 euros y hasta 225 en algunos casos), y suelen estar completos. Míralo con mucha antelación. Algunos de ellos, son impartidos por importantes chefs italianos y tienen lista de espera.

 

 

 Recomendaciones personales

  1. Márcate una ruta, pero la sigas al pie de la letra. No se trata de ver mil pueblos al día, sino de descubrir la cultura de esta zona italiana y poder empaparte de cada lugar. En los pueblos de la Toscana, vas a encontrarte rincones únicos, calles empedradas, casas de fachadas tan bonitas que no vas a poder evitar fotografiarlas. Hay lugares que merecen más de un viaje, y estamos ante uno de ellos.
  2. Muchos pueblos están cerca, pero otros no. No te empeñes en ver los que están muy alejados. Maximiza tu tiempo, elige una región y muévete en ella. De todos modos, en un solo viaje no vas a recorrer toda la Toscana.
  3. Intenta comunicarte con los lugareños. Aunque no hables italiano, tenemos un idioma muy similar a ellos, y siempre es divertido hablar con gente de los lugares que visitamos. Es uno de los placeres de viajar.
  4. Aprovecha para relajarte. Son tus vacaciones, y a veces, lo olvidamos.
  5. No te vayas sin probar el helado. Es uno de los grandes placeres de esta zona.

 

 

Tour por Florencia y la Toscana

Etiquetado:

Qué visitar en Cortona, la Toscana.

Ciudades de Italia famosas por el cine.

Visita a la ciudad toscana de Cortona.

En la provincia de Arezzo, al sureste de Florencia, descubrimos la ciudad de cuento de Cortona. La ciudad, que se ha hecho famosa gracias al bestseller de Frances Mayes “Bajo el sol de la Toscana”, nos observa desde la distancia. Nosotras nos vamos acercando poco a poco, con el Cinquecento que hemos alquilado en la capital. Situada en una colina y rodeada por un amplio valle toscano, espera nuestra llegada.

 

Vistas desde Cortona.
Vistas desde la ciudad.

 

Pero Cortona, no es solamente una ciudad famosa por aparecer en películas americanas; la ciudad, con una larga historia tras de sí, merecería una parada de cualquier modo, ya fuese para pasear por sus calles medievales que se pierden unas con otras, o para tomar un vino en alguno de sus restaurantes (la ciudad es un famoso punto gastronómico, con innumerables restaurantes de reconocido prestigio. Además, cientos de personas llegan todos los años hasta aquí, para aprender cocina toscana.

 

Llegamos a Cortona.
Llegamos!

 

La ciudad de los etruscos, todavía conserva parte de su muralla en la actualidad. Llegamos allí, y aparcamos en el parking municipal. Aparcar aquí es bastante complicado, sobre todo en verano. La parte asfaltada, es de pago, mientras que el lado con grava, es de libre aparcamiento. A partir de aquí, subiremos la cuesta que nos lleva hasta la Plaza della Republica y la Piazza Lucca Signorelli, su centro neurológico, con su amplia escalinata dominando toda la plaza.

 

cortona

Piazza de la Repubblica, Cortona

 

 

Cortona.
Cortona.

 

Sus calles poseen también numerosos edificios renacentistas, diseminados por la ciudad.

Calles de Cortona.
Calles de Cortona.

 

Cortona
Cortona

 

 

La ciudad toscana nos cautivó por la vida que había en sus calles, durante el día, y durante la noche. Disfrutamos de ver sus plazas y caminar por sus calles a la luz del día, y también a la caída del sol. 

 

 

cortona, roseviaja
Visita a Cortona

 

 

Por último, y antes de cenar, un pequeño paseo, nos condujo a algunos puntos, donde las vistas de la región eran insuperables.

cortona
Vistas desde Cortona de todo el valle

 

 

Cortona
Cortona

Guía de lugares a visitar en Cortona.

 

Dentro de la ciudad.

  • Piazza della Republica y Piazza Garibaldi: los dos centros neurálgicos de la ciudad.
  • El Museo Diocesano, donde encontraremos obras de arte que van desde el siglo II a. C hasta obras contemporáneas. Destaca el arte renacentista y artistas como Fran Angelico y Luca Signorelli
  • Basilica di Santa Margherita. Podremos llegar en un simple paseo.
  • Museo MAEC, o museo della Academia Etrusca. Imprescindible para los amantes del arte etrusco.
  • Palazzo Communale. Construido sobre el foro romano de la ciudad. Y, por supuesto, el Duomo.

Plazza de la Signorina, Cortona
Plazza de la Signorina, Cortona

 

A las afueras de la ciudad.

  • Eremo Le Celle. El lugar más visitado de Cortona. A unos 3 km de la ciudad, tenemos el lugar donde San Francisco de Asís estuvo viviendo. La ermita, fue construida por él y todavía viven allí monjes franciscanos, a los que es posible oírles cantar si se llega en horas de oración. El paseo desde el pueblo es muy agradable, ya que el lugar se encuentra en plena naturaleza, y el sonido de un pequeño riachuelo acompaña a los visitantes durante el camino. La celda donde vivió San Francisco también se puede visitar. Entrada gratuita.
  • Bramasole. En las afueras, se encuentra la casa que dio viva al film de Frances Mayer. Solamente se puede ver desde fuera, es propiedad privada.
  • Iglesia di Santa Maria Delle Grazie al Calcinaio. Iglesia renacentista famosa por albergar la “Madonna” del Calcinaio, muy venerada en esta zona.
  • Abadía di Farneta. Es una abadía de monjes benedictinos, construida entre los siglos VIII y IX.
  • Lago Trasimedo. El lugar ideal para pasar una mañana de calor.
  • Hacer un curso de cocina toscana. Recomendable al 100%. Es uno de los atractivos de llegar hasta aquí.

 

Si quieres visitar algo diferente…

  • Cortona on the move. Exposición permanente de fotógrafos y sus obras. Engloba a diversos artistas y sus obras, de diferentes partes del mundo. Es posible verla en diferentes puntos de la ciudad. Cortona on the move

Calles de Cortona.
Calles de Cortona.

 

Mi experiencia personal.

Tiempo. Nos faltó mucho tiempo, para poder visitar muchas de las maravillas que engloba esta ciudad, y que solamente se pueden visitar dedicando unos días para ello. Después de ésta mi segunda visita, solamente puedo decir que ahora me gusta más Cortona. La primera vez, estuve en agosto, cuando el calor era insoportable y la cantidad de turistas insufrible. Ahora, con un clima más suave y menos turisteo, la he visto de otro modo, y he comprendido el encanto que hace que muchos se muden a vivir a esta región italiana. Ahora, les entiendo perfectamente.

Vistas desde el Hotel Italia, Cortona
Vistas desde el Hotel Italia

Etiquetado: / /

Viaje a Florencia y la Toscana

Viaje a Florencia y la Toscana.

La capital de la Toscana,  fue y sigue siendo una de mis ciudades favoritas. La capital del arte italiano, de la Toscana y del Renacimiento, fue el destino más deseado durante muchos años, y finalmente, en 2007, la pude visitar. Ahora, diez años después, el destino me ha permitido volverla a visitar. Para ello, he contado con la compañía de mamá, incansable mujer, que, aunque dice no gustarle viajar, tampoco sabe decir no a un viaje.

 

Florencia, cúpula de Brunelleschi
Florencia, cúpula de Brunelleschi

 

En los próximos posts, os iré contando lo que fue el viaje.  A pesar de que vimos muchas cosas, hubiéramos podido ver más. Un vuelo desde Pisa, en lugar desde Bolonia, nos hubiera dado una tarde libre para visitar cosas.

Ponte Vecchio, Florencia.
Ponte Vecchio, Florencia.

 

 

Plan del viaje

Dia 1: Llegamos a la ciudad a mediodía. Comida y visita al Duomo, Baptisterio, Iglesia y Museo de la Ópera.

 

Baptisterio de Florencia,
Baptisterio de Florencia, uno de los edificios que más nos impactaron.

 

Puertas de Ghiberti, Baptisterio de Florencia.
Puertas de Ghiberti, Baptisterio.

 

Dia 2: Tour guiado por la mañana con La Bussola. Por la tarde, tour de nuevo con la misma agencia para ver la parte norte de la ciudad.

 

Plaza de la República, Florencia.
Plaza de la República, Florencia. Lugar de encuentro para el tour.

 

Plaza de la República, Florencia.
Plaza de la República.

 

 

Torre de la Castagna, Florencia.
Torre de la Castagna.

 

Iglesia de Santa Croce, Florencia. Asistiendo a un book fotográfico
Iglesia de Santa Croce,  2017

 

 

Día 3: Recogida del coche de alquiler. Llegada a Cortona. Recorremos la ciudad.

 

Cortona, Toscana,
Cortona, Toscana

 

Cortona, Toscana,
Cortona, Toscana

 

Cortona, Toscana,
Cortona, Toscana

 

Dia 4: Salimos hacia Castigliore Fiorentino. Parada en Arezzo. En coche hacia Bolonia.

 

Arezzo, Tuscany.
Arezzo, Toscana

 

Arezzo, Tuscany.
Arezzo, Toscana

 

Dia 5: Volvemos a España.

Qué nos faltó….

Tiempo. Sobre todo, para visitar algún pueblecito más.

 

Mi opinión personal….

Respecto a la capital toscana, la primera vez fui directamente a visitar el Museo de la Academia y el Museo Uffizi. Después de este viaje, me he dado cuenta de que no disfruté la ciudad. Aunque visitar estos museos es algo que merece la pena, la ciudad tiene tantas cosas que ofrecer, que una visita al resto de edificios que la pueblan es fundamental. Ahora, siento que conozco mucho mejor la ciudad y su historia que en mi primera visita.

Etiquetado: / / /

Viajar con mamá

Cómo viajar con tu madre… cuando tiene más de 80 años.

Cosas a tener en cuenta cuando viajas con tu madre…

 

Estoy segura que a muchas de vosotras os ha pasado como a mí: en algún momento de vuestra vida, habréis querido que vuestra madre experimentase alguno de vuestros viajes, para saber lo que significa viajar. Y también, por qué no, que os deje de dar la lata cada vez que compráis un vuelo a cualquier parte, y entienda un poco más por qué os da tanta felicidad viajar. En mi caso, ya había viajado con ella alguna vez, pero siempre cerca o con más gente. Así que me apetecía, y mucho, viajar con ella, antes de que su salud, realmente, no le permitiese poderlo hacer. Os diré que ha sido una experiencia única que nunca olvidaré; las dos recorriendo las calles de Florencia, y en un Cinquecento por la Toscana… no os lo podéis imaginar. Aunque ha sido muy divertido, la edad no perdona, y he aprendido mucho de este viaje.

 

Primer selfie del viaje... en Barajas. roseviaja
Primer selfie del viaje… en Barajas

La parte divertida del viaje.

 

  • Si cuando eras más joven no te apetecía viajar con tu madre, a partir de ahora vas a alucinar. Las personas mayores cambian, y mucho. La mía, por ejemplo, habla con todo el mundo (aunque a mí bien que me dice que no hable con nadie extraño cuando me voy de viaje). Eso hace que conozcas a más gente que cuando viajas sola.
  • Resulta curioso ver un lugar como la Toscana con tu madre. Aunque los pueblos le encantaron, yo jamás me había fijado en cosas como si había farmacia, si estaba poblado o no, las caras de la gente, o si los campos estaban limpios de hierbas malas o no. Ahora, ya no veré las cosas igual.
  • Viajar con mamá hace que te adaptes a su ritmo pausado, y que veas detalles en los que hasta ahora no te fijabas. Por ejemplo, si antes a una iglesia le dedicabas cinco minutos, ahora serán quince. La ventaja es que te vas a quedar más con todos los detalles.
  • Existe una extraña ecuación que provoca la pérdida de vergüenza al cumplir los 80. ¿Conclusión? Pedir descuentos y regalos. Volverás a casa con más souvenirs que de normal… y encima no habrás pagado ni la mitad. Increíble.
  • Medicamentos y pastillas. El gran problema. Mi madre me confesó un día que tomaba los que le daba la gana. ¡Que no te pille la tuya!
  • ¿Quién dijo que las mamás te hacen comer? Eso era cuando eran jóvenes! Ahora, vas a tener que obligarla tú a cenar, o a comer a mediodía. La mía, come muy poco (así va, mareándose todo el tiempo), así que, si quieres que te aguante bien todo el viaje, ¡oblígala a comer!

 

cenando con mamá, roseviaja
Cenando con mamá

 

  • Ir con una persona mayor te da preferencia en muchos lugares, para evitar que ella esté de pie.
  • Te vas a reir… y mucho. Creo que no me había reído tanto en mucho tiempo. Lo que me llevo de este viaje, es corroborar el gran pedazo de madre que tengo. Aunque lo sabía, el vivir lejos de ella a veces hace que se difumine en la distancia.

 

cortona, roseviaja
Visita a Cortona

 

A tener en cuenta…

 

  1. Viajar con una persona mayor, no es el mismo tipo de viaje que podrías hacer con tus amigos, tu pareja, o sola. Debes ir preparada para no verlo todo corriendo. La palabra paciencia es la clave de este viaje. Por ejemplo, tendrás que levantarte mucho antes para que lo tenga todo preparado. Su ritmo no es tu ritmo, y necesitan más tiempo para arreglarse y poder salir que tú.
  1. Tus distancias no son sus distancias. Si organizas una visita guiada, plantéatelo como algo que, seguramente, ella no va a poder terminar. Mi madre, es una todoterreno ejemplar. Sin embargo, y pese que consiguió terminar el tour de 3 horas de la mañana, ya no pudo con el de la tarde.
  1. No se trata de que no puedas hacer ningún tour, pero, seguramente, te lo tendrás que organizar de otro modo. Por ejemplo, había un tour gratuito de tarde que quería hacer. Como no la quería dejar sola todo el tiempo, hice la mitad de tour (hora y media), y volví al hotel.
  2. Si te decides a realizar un viaje con tu madre, busca una ciudad donde todo esté cerca.
  1. El hotel que elijas, intenta que esté céntrico, para evitar agobiarla pillando transportes todo el día. Y también, cuidado con las escaleras. A veces, puede estar cerca, pero ser la planta alta de un edificio.
  1. Tu madre, no va a sentir el mismo amor que tú por los hostellings o los hoteles low cost, así que cuidado con dónde la llevas. A esas edades, si se tienen que quejar, se quejan. No se callan ni una. Tú misma.
  1. Evita ciudades con calles empinadas. En este apartado, cometí el gran error de ir a Cortona, donde la entrada de la ciudad es bastante empinada. No os cuento lo que sufrí de verla subir la calle de la entrada. Sin embargo, luego todo estaba nivelado, y al final, fue uno de los lugares que más le gustaron.
  1. Incontinencia urinaria y baños. Intenta que en todo momento haya un lugar cerca donde ella pueda ir. A partir de ciertas edades, es un problema para ellas.

 

Florencia con mamá, roseviaja
Florencia con mamá

 

Qué le va a aportar a tu madre que la invites a viajar con ella.

Sobre todo, autoestima. Notar que todavía es capaz de coger un avión y volar contigo, va a ser para ella toda una subida de adrenalina. Piensa que en general, la gente mayor lleva un estilo de vida muy pausado, así que poder viajar por su cuenta contigo, y ver que todavía puede hacerlo, le va a hacer sentir bien.

El viaje va a aumentar su actividad cerebral, mejorar su estado físico, y hará que se sienta más feliz. La mía llegó al viaje con problemas de mareos, de hecho, casi no hacemos el viaje por este tema. Pues bien, no se mareó ni un día.

cortona, toscana, roseviaja
Cortona, Toscana

 

Qué te va a aportar a ti.

Nuestro día a día, hace que no pasemos el tiempo suficiente con nuestras madres. Un viaje te va a ayudar a disfrutar un poco más de ella. Además, es una prueba de fuego a tu paciencia.

Haciendo amigos con mamá roseviaja
Haciendo amigos con mamá

 

Qué os va a aportar a las dos.

Las risas que nos hemos echado estos días, van a ser imposibles de olvidar. El ver a mi madre pidiéndome un selfie para que yo lo pueda colgar al Facebook, o ella mandarlo por whatsapp, ha sido toda una experiencia.

Es una experiencia única en la vida para ambas. Además, tenemos unas fotos super-chulas para recordarlo.

Selfie con mamá a punto de volver roseviaja
Selfie con mamá a punto de volver

Etiquetado: / /

Sinalunga, viajando a la Toscana…

Sinalunga, viaje a la Toscana…

Sinalunga

Historia de la ciudad.

Sinalunga es una ciudad industrial dentro de la provincia de Siena. Con una población de 11.700 habitantes, fue la Asinalunga de los asnos desde el siglo XII hasta 1864. En esa fecha, pasó a llamarse como la conocemos en la actualidad.

Su importancia histórica se basa en que allí los sieneses derrotaron a los mercenarios ingleses de Nicole Montefeltro en 1.363. También Garibaldi fue detenido aquí por Vittorio Emmanuele en 1.867, lo que previno su llegada a Roma.

Como muchas ciudades italianas, Sinalunga tiene una plaza Garibaldi. Allí se encuentran las tres iglesias principales de la ciudad.

Estamos en un punto importante para los artistas y viajeros eruditos. Figuras de la pintura como Benvenuto di Giovanni, Lucca Signorelli (el encargado de terminar los frescos de la Capilla Sixtina), Domenico Beccafumi, Guidoccio Lozzarelli, Dodoma o Santi di Tito están presentes en sus iglesias y edificios públicos.

También es una ciudad lo suficientemente antigua para que los primeros etruscos del valle, en los siglos VII y VI a.C, los romanos del siglo II a.C. la citaran ya como punto estratégico de paso entre Roma y Florencia. Toda su población estuvo fortificada hasta el Siglo XV, cuando Ferninando I de Medici derrumbó sus murallas. Ya en el siglo XVII Napoleón Bonaparte la anexó a sus conquistas, hasta el 1.814 que el Tratado de Viena la hizo italiana otra vez.

Finalmente, en 1.861 el Reino de Italia del rey Victor Manuel II de Saboya la devolvió a sus orígenes hasta el día de hoy.

Alojamiento en Sinalunga, La Toscana.

La Toscana es un lugar muy turístico, y encontrar alojamiento no es nada fácil.  A pesar de ello, la oferta hotelera ha incrementado considerablemente y es posible encontrar alojamiento en antiguas casas solariegas por un precio asequible. Un ejemplo de ello es Locanda la Bandita, donde pasamos dos noches de nuestro viaje.

Dónde comer.

Una buena recomendación como restaurante es La Locanda dell´Amorosa.El restaurante es famoso en toda Italia como lugar romántico. Además, se come bien.

 

 

La Toscana
Toscana, Italia

Etiquetado: / / / /

Pueblos en la Toscana: Cortona, Montepulciano y Pienza.

Un Viaje a la Toscana.

Cortona, Montepulciano y Pienza.

Cortona en la Toscana….

A 30 kms. Al sur de Arezzo, y ya al borde de Umbría, encontramos Cortona.

Cortona pasa por ser una de las ciudades más bonitas en Italia. La razón de nuestra visita allí, descontando su arquitectura, tiene una base más trivial: la película “Bajo el sol de la Toscana” que fue rodada íntegramente en esta ciudad.

Su origen etrusco y posterior colonización romana, hasta el 1.409, que fue vendida a los florentinos bajo el reinado del Gran Duque de Toscana, hacen que sea referencia obligada en la historia toscana actual.

Cortona yace majestuosa sobre el Monte Sant Egido, que domina el Valle de Chiana. Villas del pasado, granjas, monasterios, viñedos y olivos rodean la ciudad, pero su atractivo está en sus calles, conectadas por escaleras de piedra y con la fortaleza construida por los Medici en lo más alto de la villa. Como en Sinalunga, todo gira alrededor de la plaza Garibaldi, que lleva a la plaza Signorelli, donde está situado el Palazzo Communale, la casa de la ciudad. Allí, grandes pintores están presentes en sus frescos, y su catedral del siglo XVI contiene piezas de Fray Angelico Lorenzerri y Lucca Signorelli. También podremos ver casas medievales que han sobrevivido el paso del tiempo en la Via Janelli.

 

Vistas desde Cortona.
Vistas desde Cortona.

 

Los cortoneses también tienen su santa en la Basílica de Santa Margarita, a la cual han estado acudiendo en épocas de guerras y devastación.

En Cortona.
En Cortona, Basílica de Santa Margarita.

 

Calles de Cortona.
Calles de Cortona.

 

Cortona.
Cortona.

 

Cortona, uno de los lugares donde se rodó La Vida es Bella.
Cortona, uno de los lugares donde se rodó La Vida es Bella.

 

Alrededores de Cortona…

Y a poca distancia, el Lago Trasimedo, el cuarto más grande de Italia, que cómo no tiene su nota histórica: se dice que en el año 217 a.C sus aguas se volvieron rojas con la muerte de más de 16.000 soldados romanos bajo las tropas de Hannibal.

Castiglione del Lago, Tuscany.
Castiglione del Lago, Toscana.

 

 

Visitando la Toscana: Montepuciano.

Montepulciano es una ciudad fortificada en lo alto de una colina. Sus palacios, diseñados por Sangallo, se entremezclan con el aroma al queso pecorino y los vinos del valle. Podría decir muchas cosas de Montepulciano, porque de verdad, nos ha gustado mucho; pero prefiero dejaros las fotos, para que vosotros mismos juzguéis esta ciudad de la Toscana, que pasa por ser una de las más visitadas….

 

Paseando por Montepulciano, Toscana.
Paseando por Montepulciano, Toscana.

 

Montepulciano, Tuscany.
Montepulciano, Tuscany.

 

 

Montepulciano en la Toscana.
Montepulciano en la Toscana.

 

 

Paseando por Montepulciano, Toscana.
Paseando por Montepulciano, Toscana.

 

 

Paseando por Montepulciano, Toscana.
Paseando por Montepulciano, Toscana.

 

 

Montepulciano.
Montepulciano.

 

Edificios de Montepulciano.
Edificios de Montepulciano.

 

 

Montepulciano en la Toscana.
Montepulciano en la Toscana.

 

 

Restaurantes en Montepulciano.
Restaurantes en Montepulciano.

 

 Más pueblos toscaniles…Pienza

Nuestra aventura por la Toscana, termina con Pienza, la ciudad soñada por cierto Papa que invirtió mucho dinero y tiempo en cumplir su sueño y crear una ciudad perfecta. Visitar Pienza es sencillo, porque no es muy grande. Sus calles se encuentran repletas de tiendas de queso pecorino, de vinos, ropa, zapatos, etc. Todo acorde a los turistas y con la intención de que nadie salga sin un souvenir de allí. Nosotros nos dedicamos a ver la ciudad y recorrer sus calles. Pienza es una ciudad para el disfrute…

 

Calles de Pienza, La Toscana.
Calles de Pienza, La Toscana.

 

 

Tienda de aceites en Pienza.
Tienda de aceites en Pienza.

 

Pienza, la Toscana.
Pienza, la Toscana.

 

 

Calles de Pienza, La Toscana.
Calles de Pienza, La Toscana.

 

 

 

 

 

 

Etiquetado: / / / / / /

Gastronomía en la Toscana

Gastronomía en la Toscana

Comida en la Toscana (PD. Esta entrada ha sido escrita por Bernat Lloret).

 

Sencillez, creo que es la palabra que definiría la gastronomía de la región italiana de la toscana, Carne, pescado, legumbres, y sobre todo hortalizas, y el indispensable aceite de oliva, muy mediterránea.

Ahhh se me olvidaban… los quesos!!!!

 

Gastronomia en la Toscana
Gastronomia en la Toscana

 

 

Es que en esta zona de Italia es el paisaje quien ha contribuido a que la gastronomía se diferencie del resto del país. Sus campos de olivos, los inmensos viñedos, las plantaciones de hierbas aromáticas, los bosques de castaños y la gran cantidad de árboles frutales han creado un territorio en el que la cocina está definida completamente por su geografía

 

Platos típicos de la Toscana.

La llamada “Bistecca alla fiorentina” podría resumirse en un filete bastante de importante grosor; un corte de buey (de “Chianina”, una raza especial) o ternera el cual contiene además un hueso.

Este plato se cocina en brasas de carbón, que seca la carne de tal manera que la parte interna siempre poco hecha. La carne es salada luego de ser retirada de la parrilla y su aroma característico se consigue una vez retirado de la parrilla cuando suele añadírse pimienta, hierbas y un poco de aceite de oliva.

El título de este plato se le adjudica a la milenaria familia Medici, que todos los 10 de agosto festejaba la fiesta de San Lorenzo en tierra Toscana, sirviendo a todo el pueblo florentino mucha cantidad de carne. Algunos historiadores aseguran que ciertos caballeros ingleses, presentes en dichas celebraciones, nombraban al plato “beef steak”: tratando de pronunciarlo en su idioma, el pueblo florentino lo transformo en la “bistecca”.

 

Bisteca a la fiorentina, gastronomia toscana
Bisteca a la fiorentina

 

Platos típicos toscaniles.

Entre otros platos típicos de la zona se encuentran la “– sopa que se prepara a fuego lento, a base de pan y minestra con repollo y judías blancas -, la “panzanella” – ensalada con albahaca, tomate y pan – o los “pappardelle” – pasta plana y ancha que se acompaña con estofado de libre o jabalí.

 

Minestra di pane. Gastronomía de la Toscana.
Minestra di pane. Gastronomía de la Toscana.

 

La cocina toscana se podría definir como una explosión de los sentidos del gusto y el olfato, en cuanto te sientas a comer o incluso al acercarte a la trattoria o ristorante, empiezan los aromas a carne a la brasa, verdura fresca, albahaca, y una mezcla de sensaciones que solo producen una salivación masiva y un apetito intenso.

 

Certaldo.
En la Toscana la buena gastronomía está garantizada.

 

Gastronomía en La Bandita, Bettolle.

Al llegar a nuestro alojamiento en Bettolle, La Bandita, y después de un largo día de viaje, solo nos apetecía comer y descansar, en cuanto entramos en el establecimiento notamos ese olor a carne a la brasa y a quesos, y velozmente dejamos los bártulos y nos sentamos a la mesa.

Empezamos con una selección de quesos de la zona que iba acompañada de un aceite de oliva extra casero, para deciros que a Rosabel no le gusta mucho el queso y estos le encantaron, después nos sirvieron una bressaola, que es hojas de lechuga y albahaca con prosciutto, que es jamón, aunque no tan bueno como el nuestro.

 

Bresaola. Gastronomía Toscana
Bresaola. Gastronomía Toscana

Quesos en la gastronomía toscana.
Quesos en la gastronomía toscana.

 

El plato fuerte vino con la carne, elegimos dos platos, una tagliata, que es un trozo de carne de unos 700 gr, cocinado a la brasa, poco hecho, muy tierno y de gran espesor, muy sabroso, pero lo que nos sorprendió fue una carne montada en timbal, con balsámicos y una reducción de vino tinto de la zona, nos quedamos de piedra al probarlo, buenísimo. todo acompañado de un vino chianti “clásico”.

 

Tagliata, Gastronomía Toscana.
Tagliata, Gastronomía Toscana.

 

De postre un helado de almendras parecido al turrón pero más suave y unas copitas de limoncello casero.

 

Otro día probamos las pizzas, en la localidad de Torrita di Siena, muy buenas, aunque las podemos encontrar igual en cualquier restaurante italiano, de italianos claro, en España.

 

Pizza en Torita di Siena
Pizza en Torita di Siena

 

La comida en Roma.

Ya en Roma, probamos por fin la pasta, está deliciosa, pero lo mismo que con las pizzas, si vais a Italia intentad probar las comidas diferentes que no encontramos aquí.

Debo resaltar sin embargo algo que tenemos nosotros y ellos y que hay una gran diferencia. El helado.

Abundante, delicioso y no muy caro, comparado con el resto de comidas en Italia.

En definitiva, os recomiendo probéis los quesos, la carne a la brasa y con reducciones de los vinos italianos, la pizza y la pasta, y de postre helado. para acabar la comida un limoncello u otro licor local.

 

 

Etiquetado: / / /

La Toscana fuera de los circuitos turísticos.

Pueblos de La Toscana

Qué ver fuera de los recorridos turísticos tradicionales

Sinalunga.

Cuando se habla de la Toscana, se habla de paisajes llenos de viñedos, con colinas coronadas con árboles solitarios y casonas de piedra pertenecientes a familias, en su tiempo adineradas. Pero es La Toscana tiene muchas partes, y ciertamente, es muy difícil elegir qué ver en sólo dos días de viaje, y eso sin caer en la tentación de visitar sitios mucho más turísticos y concurridos.

Sinalunga se encuentra localizada en el sur de Siena, en una zona conocida por sus paisajes lunares. Esta área se caracteriza por el color pálido de su arcilla que se intercala entre barrancos en un horizonte carente de toda vegetación. 

Paisajes Lugares de Sinalunga.

El invierno es frío, desolado y lunático, y sin embargo, el verano se cubre de una capa verde intenso que suaviza y llena de color todos los pueblos y villas de la comarca. Sus lugareños, aman ese paisaje lunático que es posible ver en todo el sur de Siena, y donde se pueden encontrar bosques salvajes con ciervos junto al río Ombrones durante el día, y multitud de puercoespines y zorros al caer la noche en las campiñas. 

El otoño es fácil encontrar algún caminante al atardecer con una antorcha, un arnés y un par de perros: son los recolectores e trufas de las zanjas más húmedas de la zona. Mucho más legales son los emigrados de Cerdeña que venden queso por el camino y que es más fácil divisar.

Sinalunga, una tarde de verano en la Toscana.
Sinalunga, una tarde de verano en la Toscana.

 

 

La tarde cae en Sinalunga, la Toscana.
La tarde cae en Sinalunga, la Toscana.

 

 

La piscina de nuestra casa rural, Sinalunga, La Toscana.
La piscina de nuestra casa rural, Sinalunga, La Toscana.

 

 

sinalunga, toscana
Sinalunga, la Toscana

Pueblos de la Toscana cerca de Sinalunga.

Alrededor de Sinalunga, vamos a divisar muchos puntos interesantes; Bounconvento es un buen ejemplo de ciudad medieval con murallas que datan del siglo XV. Aquí, los bosques de trufas se esparcen a su alrededor.

También a lo largo de las praderas sienenses vamos a encontrar remotas y antiguas abadías- En ellas, en el pasado se concentraron trazos del poder asceta y la defensa de sus tierras y campesinos. La Edad Media y Tolomei, un sienés adinerado, permitieron el resurgir de órdenes como la de los Benedictinos en la villa de Monte Oliveto Maggine.

Pienza.

Por otro lado, Pienza, la ciudad más importante de la zona, fue construida por encargo de Pio II, que creó una pieza perfecta del Renacimiento Italiano en 1.458. El arquitecto Rossellini completó a lo largo de los siguientes años el trazado con diseños humanísticos en sus calles y plazas.

La visión del Papa sobre lo que tenía que ser una ciudad perfecta, es posible visualizarla hoy al caminar por sus calzadas y al visitar su catedral. Sólo allí es posible huir de las caóticas ciudades del alrededor.

Historia de Sinalunga.

Sinalunga, la ciudad con personalidad dual. Ciudad baja y ciudad vieja, pero siempre agradable, apacible, acogedora. Su nombre procede de “Asinalunga”. Traducido significa “el gran burro”, y eso nos lleva a preguntarnos a cuántos de ellos encontraremos en nuestro camino. Pero no, las guías dicen que sólo en su animado mercado podremos ver animales domésticos, y que serán cerdos, el plato estrella de la cocina de la ciudad: cerdo asado con romero. Eso si hablamos de gastronomía toscanil. Ya no me toca a mi… 

Etiquetado: / / / /

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más información.

aceptar