Gordes y Avignon, La Provenza.

Gordes. Parque Natural de Luberon.

 

Gordes,
Gordes

 

Gordes
Gordes

 

 

Hay un lugar donde parece que el tiempo se ha detenido, y ese lugar es Gordes, en el Parque Nacional de Luberon. No lejos de Avignon, esta aldea, llena de calles adoquinadas, sirvió de inspiración a numerosos artistas, siendo el principal Chagall, y no es para menos; solamente sus vistas sobre el Luberon, hacen que viaje en coche merezca la pena.

Gordes en la historia.

Gordes, está a casi 400 metros de altitud. Al llegar, domina el paisaje su castillo renacentista, ya que el pueblo, ha sido enclave defensivo durante muchos períodos de nuestra historia: la Edad Media, el Renacimiento, y numerosas guerras de religión se sucedieron en este pueblo sobre un acantilado; incluso los nazis hicieron estragos en su población durante la Segunda Guerra Mundial.

Pero no todo es historia, y pasear por sus calles, en especial hoy, día de mercado de artesanía local, nos merece parar el tiempo…. Antes de marchar hacia Avignon….

Avignon

Avignon

Vista de Aviñón
Aviñón

 

Avignon se nos aparece ante el Ródano, rodeada de su muralla, en medio de un caos de carreteras que la circundan y que hacen que nos sintamos perdidos al llegar. Después de dejar nuestro coche en uno de los muchos aparcamientos que encontramos, nos dirigimos a visitar esta ciudad de 90.000 habitantes, que puede decir con orgullo que llegó a ser sede papal, con todo lo que ello conlleva, y otorgándole en la actualidad uno de los monumentos más visitados de toda Francia, el Palacio Papal.

El Palacio de Avignon

El palacio, construido sobre una base completamente rocosa, es una fortaleza gótica del 1.335. cabe decir que el palacio podría albergar 4 iglesias góticas sin ningún problema, ya que su tamaño es inmenso. Con Clemente V llegó la Curia a Avignon, procedente de una Roma encarnizada en altercados y llena de peligros, para huir de toda la inestabilidad de la región, y dejar atrás la sucesión de papas, todos ellos italianos, que se venía produciendo. Después de Clemente V, que llegó en 1.300, Benedicto Xii y Clemente VI le siguieron, hasta llegar a un total de 7 papas y 2 antipapas, hasta que la curia volvió a sus orígenes nuevamente. El Palacio, ha sido testigo de los banquetes de los papas, de sus peleas, de los lujos y miserias de su época, pero también de los saqueos que la Revolución Francesa trajo a sus murallas, llegando a ser una cárcel por aquél entonces…

El puente de Avignon o de Bénezét

También es interesante el llamado Puente de Avignon o de Bénezét, el pastor que llegó por el 1.100 a Avignon, diciendo que Dios en sueños le había dicho que construyese un puente que uniera Avignon con su vecina, Villenuove Lez Avignon. Después de soportar las risas de todos aquellos que le escucharon, empezó a construir el famoso puente, primero en madera y más tarde en piedra. Y según cuenta la leyenda, los ángeles vinieron a ayudarle para que cumpliera el mandato divino. Hoy en día, el puente está partido, y solamente 4 de los 22 soportales quedan dando vida a nuestro puente, junto con las capillas dedicadas a los Patrones de los Marineros del río Ródano, San Nicolás y Benzeley, descansando los restos del pastor muchos años aquí, hasta que fue trasladado.

La ciudad…

Pero Avignon, una ciudad limpia y vibrante, llena de vida y de ambiente estudiantil, no es solamente el palacio papal; también son sus calles laberintos, llenas de pequeñas tiendecitas y bares, en los que sentarte a tomar un café, o un helado, según el tiempo, o sus artistas callejeros. Además de la ciudad, visitamos el museo de Angladon, que si bien es muy pequeño, conserva varias obras de Modigliani, algunos Picasos y un! cuadro de Van Gogh. Aunque no es muy extensa su obra, el edificio en sí también es bonito, y nos merece la pena el visitarlo.

Vuelta a Arles: Museo Reattu

A la vuelta a Arlés, visitamos el último museo que nos queda, el Reattu, un museo de capital privado que conserva una colección de fotografía bastante buena (lo siento, la fotografía es una de mis debilidades), varios Picassos, y otras obras de http://www.museereattu.arles.fr/eng/y otros artistas.

arles

 

 

arles
Arles

Mañana, camino a casa

Etiquetado: / / /

Arles, Aix en Provence y Les Baux en Provence

Un viaje a la Provenza.

Paseando por Arles, Aix-en-Provence y Les Baux en Provence.

Visitar la Provenza es hablar de lavanda, abadías medievales, caminos comarcales llenos de recovecos para fotografiar, de la luz. En nuestro caso, nuestra intención era visitar los museos de arte que allí se encuentran, el centro Van Gogh, en Arles, y el de Paul Cézanne, en Aix-en-Provence. Sin embargo, quiso el destino que no pudiésemos visitar nada de lo previsto, y terminásemos con distintas oportunidades, igual de bonitas o más, y que a continuación os relataré.

Qué ver en Arles.

Nuestro punto de partida fue Arlés, donde por Airbnb, alquilamos un precioso apartamento en la otra orilla de Ródano, pero de muy fácil acceso al centro histórico de la ciudad. Desde allí, hicimos lo imposible: visitar Arles, Aix-en-Provence, les Baux en Provence, Gordes y Avignon en dos días. Por supuesto, no pudimos ver nada a fondo, pero tampoco era la intención. No nos gusta seguir al detalle las guías de viajes, sino perdernos en los lugares que visitamos, así que una vez más, nos valió la pena llegar a Francia, uno de los destinos todavía pendientes en nuestro mapa de viajes, y al que sin duda volveremos.

El arte en Arles.

Arles se alza majestuosa sobre el Ródano, con un encanto decadente que hace sea distinta de todo el resto de ciudades de la región. Ciudad pequeña y de fácil recorrido, conserva un fondo romano que la hace favorita de todos aquellos amantes de los ancestros de Julio César. Van Gogh, encontró aquí su inspiración, teniendo aquí el año más prolifero de su carrera artística. La luz mediterránea? Probablemente.

Arles fue testigo de la locura del artista, y de su pelea con otro célebre de los pinceles, Gauguin. La historia de cómo se cortó la oreja ya es conocida por muchos…

Qué visitar en Arles.

Empezamos nuestro recorrido tomando un café en el Coffee Me de Irene, una simpática colombiana que nos prepara un excelente café. Allí desayunamos, y nos dirigimos enfrente de su tienda, donde se encuentra la oficina de turismo. Allí descubrimos, que es posible comprar un pase válido para 15 días, y con el que podemos visitar 4 monumentos y 2 museos, el museo Reattu y el Museo de Arles y la Provenza Antigua, por 11 euros cada uno. Compramos el ticket, y nos dirigimos a aquello que nos parece más interesante: el anfiteatro “les Arenes”, que ha sido uno de los dos más grandes de Francia, y donde todavía se celebran corridas de toros y conciertos, el Criptopórticos, pegados al ayuntamiento, donde bajando podremos ver una parte de la ciudad, dedicada en el pasado al establecimiento de comercios, y la iglesia y claustro de Saint-Trophime, muy interesante también.

Arles
Arles

 

 

Les Arenes, Arles
Les Arenes

 

 

Aix en Provence
Aix en Provence

 

 

iglesia y claustro de Saint-Trophime,
iglesia y claustro de Saint-Trophime,

 

 

Arles
Arles

 

Museo de Arles.

La visita al Museo de Arles, la hacemos pensando que nos va a encantar, pero no, a pesar de todas las buenas críticas de Tripadvisor, no es lo mejor para nosotros. Es un museo muy educativo, que explica toda la comarca, pero quizás porque esperábamos demasiado, lo que más nos gusta es el antiguo barco de madera rescatado y restaurado que en el Ródano se encontró, y del cual se explica toda la historia de su restauración.  Depende un poco de vosotros y vuestras preferencias para ir a verlo o no.

Paseando por Arles
Paseando por Arles

 

 

arles
Paseando por Arles

 

Visita de Aix-en-Provence.

Seguimos nuestro camino hacia Aix-en-Provence, la ciudad que vio resurgir los lienzos de Cezanne, famosa porque Maria Magdalena murió aquí, según algunas fuentes. Hay documentos que prueban que la santa, después de la muerte de Jesús, viajó en barco hasta la Galia junto otras dos mujeres. En Marsella se separaron, dirigiéndose Maria Magdalena hasta la Provenza, donde vivió hasta su muerte. Sea verdad o no, lo cierto es que la santa es muy venerada en esta zona. Aix-en-Provence es un precioso pueblo, con hermosas callecitas que a nos dedicamos a recorrer con tranquilidad. También visitamos la catedral de Saint-Sauveur, y el mercado de las flores. Por las calles, vemos nichos en honor a la Vírgen, los cuales, tiene su historia.

Historia de los nichos…

Cuenta la historia de la ciudad, que la peste afectaba mucho cada vez que acontecía. En 1.629, la peste fue tan fuerte, que se prohibió a los lugareños salir de sus casas, y se instalaron estos nichos, para que así pudiesen rezar desde sus ventanas. Los nichos han permanecido, así como la misa en honor a la Virgen de la Seds, que el asesor Martelly, uno de los 3 magistrados que no abandonó la ciudad durante la peste, prometió realizar cada año.

Los pastelitos de almendra típicos de Aix en Provence, les calissons, están ligados a esta historia, ya que se empezaron a repartir durante las misas anuales.

Aix en Provence, Francia.
Aix en Provence, Francia.

 

 

Aix en Provence
Aix en Provence

 

 

Aix en Provence, Francia.
Aix en Provence, Francia.

 

 

Aix en Provence 4

 

Dónde comer.

Recomendar en Aix en Provence el restaurante SplenDid….genial

Les Baux de Provence.

Estamos en un pequeño pueblo medieval suspendido en las montañas, y que todas las guías de viajes recomiendan. Su ciudadela gris, da mucho juego a los misterios de los cátaros y buscadores de aventura, así como a los amantes de los minerales, ya que la bauxita fue descubierta aquí.

Les Carrieres de Lumieres.

Aunque seguramente habríamos terminado viniendo, es nuestra amiga del Coffee Me la que nos recomienda venir a ver “les carrieres de Lumieres, un espectáculo tan diferente, nos dice, que no se puede descubrir. Decidimos emprender la excursión. Increíblemente, hemos llegado a la parte más bonita del viaje. Esto es muy especial…

Les carrieres de lumieres, Aux Baux de Provence
Les carrieres de lumieres,
Aux Baux de Provence

 

les carrieres de lumieres aux baux de provence
Les carrieres de lumieres,
Aux baux de Provence

 

 

Les carrieres de lumieres, Aux baux de Provence
Les carrieres de lumieres,
Aux Baux de Provence

 

 

Les carrieres de lumieres, Aux Baux de Provence
Les carrieres de lumieres,
Aux Baux de Provence

 

Les carrieres de lumieres, Aux Baux de Provence
Les carrieres de lumieres,
Aux Baux de Provence

 

 

Etiquetado: / / /

Lugares del mundo que me impresionaron

Lugares donde volvería otra vez… 

 

¿Quién no se ha hecho alguna vez esta pregunta? Yo muchas, y sé que muchos de vosotros también. Como también ocurre, que a veces visitamos lugares simplemente porque nos queda tiempo, o nos vienen de paso, y terminan siendo la parte más bonita del viaje, o la que más recomendamos a todo el mundo al volver de vacaciones. Por eso, a continuación os voy a decir de algunos lugares, en territorio español como fuera de él, para que si estáis cerca… os lo penséis… seguro que no os defraudarán…

Luang Prabang, Laos.

Visitar Laos no entraba en mi plan de viajes lejanos cuando estuve allí, pero os prometo que no me arrepentí de visitarlo desde el primer momento, y en particular, Luang Prabang. La ciudad, declarada hace unos años Patrimonio de la Humanidad, es uno de los lugares más auténticos de todo el Sudeste Asiático, y donde todavía se puede encontrar poco turismo y uno de los ambientes más sanos de toda Asia. Es uno de los lugares donde he visto el budismo en su vertiente más arraigada y sus templos, son increíbles. Qué hacer allí? Pues visitar los templos, la ciudad, y muy importante: alquilarte una moto y dar una vuelta por los alrededores, vale mucho la pena. Nosotros también nos apuntamos a una excursión de un día con una agencia local donde nos llevaron en barco a través del Mekong, para visitar las cuevas de Tam Ting (Pak Ou Caves), así como las cascadas Kuang Si. Aquí se puede nadar en verano.

El hundido de Armallones, en el Alto Tajo.

Sé que ya he escrito un post sobre el hundido en mi página web, pero es que el Hundido de Armallones es uno de los lugares más bonitos de todo el Alto Tajo, y lo tenemos tan cerca…. Muchas veces, vamos a ver otros paisajes, y aquí también tenemos cosas preciosas. En mi caso, empecé la ruta por Ocentejo, aunque también se puede empezar por Armallones. Sobre el Hundido y su formación, he leído dos hipótesis bastante diferentes: la primera,  habla de un terremoto en Lisboa, que produjo el corrimiento y la formación de las paredes que acompañan al Tajo por todo su alto cauce; la otra, habla de una crecida del río (de hecho, incluso existe una carta de un escribano a Felipe II, en el Siglo XVI, y que habla de los movimientos de tierras que se produjeron como consecuencia. Os dejo el enlace de la página web que he encontrado con información más clara y mejores aclaraciones… no hay excusa… tenéis que ir….

Más información:

https://roseviaja.com/hundido-de-armallones/

Les Carrieres de Lumieres, Les Baux en Provence.

Hace menos de un mes, nos escapamos al sur de Francia, con el objetivo de visitar Aviñón y Arles. Aunque los dos lugares nos gustaron mucho, Les Carrieres de Lumieres nos sorprendió tanto, que el resto dejó de interesarnos.

Os dejo el enlace de mi web:

https://roseviaja.com/provenza-arles-aix-provence-les-baux-provence/

Yangón, Myanmar.

Birmania o Myanmar, como se le quiera llamar, es uno de esos países a los que llegas con una sensación agridulce, debido a su pasado y presente político, que hace que te sientas más solidario con sus gentes e intentes entender mejor su realidad. Llevaba muchos años queriendo visitar este país, sobre todo, Bagán y el Lago Inle, pero la falta de tiempo provocó que Inle quede para una segunda ocasión.

Bagán y sus templos nos cautivaron, pero Yangón, ciudad a la que volamos desde Bangkok, no fue precisamente la ciudad de nuestros sueños. Pasamos solamente una noche, y fue al volver, cuando descubrimos que Yangón tiene mucho que ofrecer: no solamente la ciudad, sino también sus gentes, nos cautivaron. Aunque no tuvimos demasiado tiempo, algo que podemos recomendar sin duda es la visita a la Shwedagon Pagoda, que fue la que más nos impresionó del país. Además, hicimos algo que creo no hacen muchos turistas, y fue tomar un tren que da la vuelta a los alrededores de la ciudad, y en él pudimos ver mejor el día a día de los birmanos. Lo más curioso? Pedir una cheese-burguer: Es una hamburguesa sin hamburguesa, porque según nos decían los camareros, lleva el queso! Increíble!

https://roseviaja.com/birmania-myanmar/

Yangón, Shwedagon
Bagan, Myanmar.

 

 

Yangón, Shwedagon
Yangón, Shwedagon

 

 

Skiathos, la isla de Mamma Mía.

Skiathos fue nuestro gran descubrimiento en Grecia. Playas paradisíacas, pocos turistas, muchos barecitos donde poder tomar algo, espacio para las toallas, y precios más que asequibles. Sin duda, volveremos en cuanto podamos. Para llegar, hay que ir a Volos (Ryanair vuela desde Girona), o bien ir a Atenas y de allí desplazarse por carretera o avión. Sin duda, disfrutaréis sus playas.

 

https://roseviaja.com/skiathos-la-isla-donde-se-rodo-mamma-mia/

Skiathos
Skiathos

 

 

Skiathos
Skiathos, Grecia

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Etiquetado: / / / / /

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más información.

aceptar