Visita a Estrasburgo, Capital de la Alsacia

Qué ver en un día de visita

Nos tenemos que desplazar a la zona del este de Francia para descubrir una de las capitales más bonitas de este país: Estrasburgo. Capital de la región de la Alsacia, la ciudad que hoy nos ocupa no tiene salida directa al mar, no solo eso, sino que casualmente se encuentra casi a la misma distancia al Mar Báltico, el Mar Mediterráneo y el Océano Atlántico, 750 kilómetros aproximadamente. Pero Estrasburgo tiene algo que no todas las ciudades tienen, el río Rin, que en su recorrido pasa por la ciudad y le regala islas y meandros que han originado una curiosa orografía, y sobre todo han dotado a este lugar de una actividad económica a lo largo de los siglos. ¡Bienvenidos a Estrasburgo!

La Petite France, Estrasburgo
La Petite France, Estrasburgo

La expansión del turismo ha hecho que haya muchos lugares plagados de turistas en verano, y vacíos en invierno, así como, al contrario. No es el caso de nuestra ciudad de hoy, que resulta atractiva al visitante tanto en verano, cuando el buen tiempo puede hacernos disfrutar de sus preciosas calles y permitirnos recorrer sus plazas, como en invierno, cuando la llegada de los mercadillos navideños la convierte en un lugar más que especial.

Estrasburgo, capital de la Alsacia
Estrasburgo, capital de la Alsacia

Cuándo ir a Estrasburgo

Si alguien preguntara cuándo ir a Estrasburgo, se podría decir que todo el año; aunque lo más apropiado sería recomendar la primavera y el otoño para ver la ciudad, y la época de mercadillos navideños para disfrutar de ellos. Eso sí, visitarlos en los puentes puede ser demencial, ya que hay mucha gente y es bastante incómodo incluso caminar por las calles.

Estrasburgo, capital de la Alsacia
Estrasburgo, capital de la Alsacia

Cómo llegar

Existen varios vuelos que unen con Madrid la capital. También es buena opción y más económica normalmente, tomar un vuelo a Basilea, en Suiza, desde donde por medio del tren o autobús se puede llegar bastante fácilmente a la capital. Todo es ver los precios de ambas opciones. En todo caso, un vuelo comprado con antelación es siempre la mejor opción.

Estrasburgo, capital de la Alsacia
Estrasburgo, capital de la Alsacia

Por qué Estrasburgo

Te podría dar muchas razones para visitar esta ciudad, que deja a todo el mundo pensado en volver; no solamente es preciosa, sino que tiene tanto que ver que una visita te va a dejar con ganas de más. En este post, he recopilado lo imprescindible, lo que deberías de visitar si o si, en caso de que solamente tengas disponible un día de viaje; al fin y al cabo, no podemos olvidar que Estrasburgo es la capital de la Alsacia, lo que hace que todos sus alrededores también merezcan una visita, que seguramente, será inolvidable, al igual que la capital.

Me gustaría mencionar a una persona que me ha enseñado mucho en mi paso por la capital siempre que la he visitado, y es Fabricio Rivas, un gran conocedor de la metrópolis y al que podéis encontrar en los freetour en español. Gracias Fabricio por todo lo que nos has enseñado.
https://www.freetour.com/strasbourg/strasbourg-citi-tour

Estrasburgo, capital de la Alsacia
Estrasburgo, capital de la Alsacia

El Parlamento Europeo

Muchos se preguntarán por qué visitar Estrasburgo, poseedora del título de ciudad más visitada en Francia después de París; La primera razón que deberíamos de valorar es que vamos a visitar un lugar donde se deciden muchos de los aspectos que nos afectan a nosotros como ciudadanos de la Unión Europea; El Parlamento Europeo Europeo tiene su sede aquí desde el año 1977; es aquí donde se reúne también el Tribunal de los Derechos Humanos, algo básico en todas las políticas sociales; el Parlamento Europeo es el tercer organismo que ocupa el Palais d,Europe, la zona donde están ubicados todos ellos. Es posible llegar en un agradable paseo si tu visita es durante el verano, o bien en transporte público si el tiempo no acompaña; además, hay visitas guiadas al Parlamento de una hora de duración, aunque tienes que pedir hora previamente (pincha aquí para reservar )

El Parlamento Europeo en Estrasburgo, Francia
El Parlamento Europeo en Estrasburgo, Francia
0El Parlamento Europeo en Estrasburgo, Francia
El Parlamento Europeo en Estrasburgo, Francia
Visita al Parlamento Europeo de Estrasburgo
El Parlamento Europeo en Estrasburgo, Francia
El Parlamento Europeo en Estrasburgo, Francia

La Catedral de Estrasburgo

La Catedral de Estrasburgo, Francia
La Catedral de Estrasburgo, Francia

El punto neurológico al que llegarás, empieces por donde empieces tu recorrido por la ciudad; como si de un imán se tratara, la Notre-Dame de Estrasburgo ostenta el título de Patrimonio de la Humanidad desde el año 1988, fecha en la que le fue concedido. De creencia católica, su patrona es la Virgen María. El estilo de construcción es gótico, y resulta impactante cuando llegas y te la encuentras de frente, enclavada entre los callejones del centro histórico. La sensación de grandiosidad se hace más patente todavía en la época navideña, cuando las luces y los puestos rellenan cualquier espacio vacío alrededor de la catedral.

La Catedral de Estrasburgo, Francia
La Catedral de Estrasburgo, Francia

La catedral está consagrada al culto católico, pero no siempre ha sido así, y durante el siglo XVI sus feligreses fueron protestantes.

Para los que nos gusta más el arte, si algo tiene de especial esta catedral es que aglotuna el estilo de varios maestres destacados de la época del gótico tardío; desde 1176 y hasta el 1439 la construcción de la catedral fue una constante en la ciudad, con sus más y sus menos, según el presupuesto de cada momento. Su construcción se inspiró en otras de aquella época, como la Notre-Dame de París, la de Bohemia, o la de Sens. Tal fue el impacto de esta construcción que su campanario, de 142 metros de altitud, le dio el título de edificio más alto del mundo.

La Catedral de Estrasburgo, Francia
La Catedral de Estrasburgo, Francia

A pesar de que hoy nos parece intocable, las guerras y sus bombardeos fueron una constante en el pasado siglo, y dañaron seriamente el edificio en varias ocasiones.

Hoy por hoy, la Notre-Dame de Estrasburgo es visitada junto con la visita a su reloj astronómico, el cual se encuentra en el interior de la catedral.

La Petite France

La Petite France, Estrasburgo
La Petite France, Estrasburgo

El antiguo barrio de curtidores y artesanos de la ciudad se ha convertido en uno de los lugares más visitados por los turistas. La Petite France debe su nombre a los alemanes, que solían venir al barrio en busca de las “francesitas”, que era como llamaban a las prostitutas de la ciudad que vivían aquí. La Petit France era un barrio pobre, donde la población no sabía del peligro de beber el agua manchada con el tinte de las pieles, a causa de lo que moría mucha población.

La Petite France, Estrasburgo
La Petite France, Estrasburgo

Los colores de las casas nos hablan de la religión de sus habitantes: las casas de colores pertenecían a los ciudadanos católicos; las fachadas blancas eran de lugareños protestantes. Es fácil pensar que la madera de los entramados de las casas está pintada, por el color tan intenso a madera que tienen, pero no es así, sino que el color es debido a una polilla que tiñe la madera y la conserva.

La Petite France, Estrasburgo
Así de colorida dejan las polillas la madera de las casas de la Alsacia
La Petite France, Estrasburgo
La Petite France, Estrasburgo

Los techos nos hablan de la profesión de sus habitantes en el pasado; los techos inclinados se utilizaban para secar las pieles, en una época en la que el frío todavía era mayor que ahora y donde no habían medios para secarlas de otra madera.

La Petite France, Estrasburgo
Compuertas en los canales de Estrasburgo

Es en la Petite France donde vemos el sistema de compuertas que ha hecho famosos los canales de Estrasburgo; cada cierto tiempo, las embarcaciones de turistas van y vuelven rodeando la ciudad.

Estrasburgo, la Alsacia
Estrasburgo, la Alsacia

Conclusión

En este post me he dejado lugares tan bonitos como el parque de l,Orangerie, que se encuentra delante de las instituciones de la Unión Europea y que de verdad merece tu tiempo; también lugares tan significativos como la plaza Gutenberg, la plaza Kléber, ni tampoco he nombrado ningún museo… Mi intención es darte una visión de qué es lo que deberías visitar en un día en la ciudad. Cuál sería mi plan de viaje:

  1. Levantarse pronto para tomar el tranvía o autobús y dirigirte al parque de l,Orangerie, para dar una vuelta antes de acercarte a las 11 am al Parlamento Europeo, para hacer una visita.
  2. Vuelta en tranvía al centro de la ciudad y participar en un free tour o cualquier otro tour que te apetezca. Si no, visitar la Catedral de Notre-Damm y dirigirte a la Petite France para comer algo.
  3. Por la tarde, tomar uno de los barcos que dan la vuelta a la ciudad por los canales, y terminar así el día
Estrasburgo, la Alsacia
Estrasburgo, la Alsacia

Estoy segura de que Estrasburgo te va a gustar tanto como a mi. Disfruta de tu viaje!

Plaza de Kléber, Estrasburgo
Plaza de Kléber, Estrasburgo
Etiquetado: /

Vinos de la Alsacia

Vinos de la Alsacia
Visitando bodegas en la Alsacia
Visitando bodegas en la Alsacia
La Alsacia, Travel with Rose
La Alsacia, Travel with Rose

Cuando hablamos de la Alsacia hablamos de Mercadillos Navideños, de pueblos de cuento con entramados de madera y casas de colores; de pequeños riachuelos que corren entre las calles alegremente, pero también de vinos, de los vinos de la Alsacia.

Colmar en la Alsacia, Petit Venice
Colmar en la Alsacia, Petit Venice
La Alsacia, Travel with Rose
La Alsacia, Travel with Rose

El gran protagonista de los vinos en esta región es el vino blanco. Solamente la variedad Pinot Noir ha podido codearse con los blancos de la zona. La Alsacia es una región fría en invierno, que da cabida a que las uvas de las variedades Riesling, Pinot Gris, Gewürztraminer , o Muscat, son las más comunes en todo el área.

Sylvaner es una de las variedades de los vinos en la Alsacia

Para llegar a la zona vinícola basta con alejarnos media hora de Estrasburgo, capital de la provincia; poco a poco los viñedos van apareciendo; las pequeñas extensiones privadas adornan las colinas colindantes y nos rodean por todas partes. Las bodegas en esta parte de Francia pertenecen a familias que llevan en este negocio décadas, años, pasando de padres a hijos la producción de su bodega.

Vinos en la Alsacia
Vinos en la Alsacia
Visitando bodegas en la Alsacia

Cada zona tiene su forma de producir vino, y aquí no se mezclan uvas, cada tipo de vino es de una variedad; los que proceden de cepas de campos inclinados en las montañas tienen más valor, las propiedades del suelo aquí aporta más sabor a sus caldos. Como en otras regiones del mundo, los vinos tienen su denominación de origen: el nombre común es Alsace AOC; los que pertenecen a categoría superior pasan a tener en su etiqueta “Gran Cru AOC”; el nombre para los espumosos es “Cremant d,Alsace AOC”.

Vinos de la Alsacia
Vinos de la Alsacia
Vinos de la Alsacia
Vinos de la Alsacia
Vinos de la Alsacia
Vinos de la Alsacia

En total, son 15300 hectareas en más de 120 pueblos distribuidos por todo el territorio; una producción alta que cada año se incrementa, más con el aumento del turismo en los últimos años. Estados Unidos, Dinamarca, Holanda o Alemania son los principales clientes de unos vinos que son fáciles de tomar, y que destacan por su alta calidad.

Vinos de la Alsacia
Vinos de la Alsacia
Algunas de las bodegas que visitamos en la Alsacia. La mayoría de las bodegas son negocios familiares
Algunas de las bodegas que visitamos en la Alsacia. La mayoría de las bodegas son negocios familiares

Realizar una cata de vinos en la Alsacia es bastante fácil, aunque debemos de tener en cuenta que las catas aquí no llevan maridaje, al suponer que le quita protagonismo al vino.

vinos de la Alsacia
Algunas de las bodegas que visitamos en la Alsacia.

¿Nuestro preferido? Al igual que en la parte alemana, sigue siendo el Riesling. Es curioso que aquí la misma uva tiene un sabor bastante diferente dentro de la misma zona… y es que el vino es una materia viva…

vinos de la Alsacia
Haciendo catas de vino en la Alsacia
vinos de la Alsacia
Haciendo catas de vino en la Alsacia… y amigos
vinos de la Alsacia
Haciendo catas de vino en la Alsacia
Vinos de la Alsacia
Nuestro guía en el viaje, un gran conocedor de la zona
Etiquetado: /

Gordes y Avignon, La Provenza.

Gordes. Parque Natural de Luberon.

 

Gordes,
Gordes

 

Gordes
Gordes

 

 

Hay un lugar donde parece que el tiempo se ha detenido, y ese lugar es Gordes, en el Parque Nacional de Luberon. No lejos de Avignon, esta aldea, llena de calles adoquinadas, sirvió de inspiración a numerosos artistas, siendo el principal Chagall, y no es para menos; solamente sus vistas sobre el Luberon, hacen que viaje en coche merezca la pena.

Gordes en la historia.

Gordes, está a casi 400 metros de altitud. Al llegar, domina el paisaje su castillo renacentista, ya que el pueblo, ha sido enclave defensivo durante muchos períodos de nuestra historia: la Edad Media, el Renacimiento, y numerosas guerras de religión se sucedieron en este pueblo sobre un acantilado; incluso los nazis hicieron estragos en su población durante la Segunda Guerra Mundial.

Pero no todo es historia, y pasear por sus calles, en especial hoy, día de mercado de artesanía local, nos merece parar el tiempo…. Antes de marchar hacia Avignon….

Avignon

Avignon

Vista de Aviñón
Aviñón

 

Avignon se nos aparece ante el Ródano, rodeada de su muralla, en medio de un caos de carreteras que la circundan y que hacen que nos sintamos perdidos al llegar. Después de dejar nuestro coche en uno de los muchos aparcamientos que encontramos, nos dirigimos a visitar esta ciudad de 90.000 habitantes, que puede decir con orgullo que llegó a ser sede papal, con todo lo que ello conlleva, y otorgándole en la actualidad uno de los monumentos más visitados de toda Francia, el Palacio Papal.

El Palacio de Avignon

El palacio, construido sobre una base completamente rocosa, es una fortaleza gótica del 1.335. cabe decir que el palacio podría albergar 4 iglesias góticas sin ningún problema, ya que su tamaño es inmenso. Con Clemente V llegó la Curia a Avignon, procedente de una Roma encarnizada en altercados y llena de peligros, para huir de toda la inestabilidad de la región, y dejar atrás la sucesión de papas, todos ellos italianos, que se venía produciendo. Después de Clemente V, que llegó en 1.300, Benedicto Xii y Clemente VI le siguieron, hasta llegar a un total de 7 papas y 2 antipapas, hasta que la curia volvió a sus orígenes nuevamente. El Palacio, ha sido testigo de los banquetes de los papas, de sus peleas, de los lujos y miserias de su época, pero también de los saqueos que la Revolución Francesa trajo a sus murallas, llegando a ser una cárcel por aquél entonces…

El puente de Avignon o de Bénezét

También es interesante el llamado Puente de Avignon o de Bénezét, el pastor que llegó por el 1.100 a Avignon, diciendo que Dios en sueños le había dicho que construyese un puente que uniera Avignon con su vecina, Villenuove Lez Avignon. Después de soportar las risas de todos aquellos que le escucharon, empezó a construir el famoso puente, primero en madera y más tarde en piedra. Y según cuenta la leyenda, los ángeles vinieron a ayudarle para que cumpliera el mandato divino. Hoy en día, el puente está partido, y solamente 4 de los 22 soportales quedan dando vida a nuestro puente, junto con las capillas dedicadas a los Patrones de los Marineros del río Ródano, San Nicolás y Benzeley, descansando los restos del pastor muchos años aquí, hasta que fue trasladado.

La ciudad…

Pero Avignon, una ciudad limpia y vibrante, llena de vida y de ambiente estudiantil, no es solamente el palacio papal; también son sus calles laberintos, llenas de pequeñas tiendecitas y bares, en los que sentarte a tomar un café, o un helado, según el tiempo, o sus artistas callejeros. Además de la ciudad, visitamos el museo de Angladon, que si bien es muy pequeño, conserva varias obras de Modigliani, algunos Picasos y un! cuadro de Van Gogh. Aunque no es muy extensa su obra, el edificio en sí también es bonito, y nos merece la pena el visitarlo.

Vuelta a Arles: Museo Reattu

A la vuelta a Arlés, visitamos el último museo que nos queda, el Reattu, un museo de capital privado que conserva una colección de fotografía bastante buena (lo siento, la fotografía es una de mis debilidades), varios Picassos, y otras obras de http://www.museereattu.arles.fr/eng/y otros artistas.

arles

 

 

arles
Arles

Mañana, camino a casa

Etiquetado: / / /

Arles, Aix en Provence y Les Baux en Provence

Un viaje a la Provenza.

Paseando por Arles, Aix-en-Provence y Les Baux en Provence.

Visitar la Provenza es hablar de lavanda, abadías medievales, caminos comarcales llenos de recovecos para fotografiar, de la luz. En nuestro caso, nuestra intención era visitar los museos de arte que allí se encuentran, el centro Van Gogh, en Arles, y el de Paul Cézanne, en Aix-en-Provence. Sin embargo, quiso el destino que no pudiésemos visitar nada de lo previsto, y terminásemos con distintas oportunidades, igual de bonitas o más, y que a continuación os relataré.

Qué ver en Arles.

Nuestro punto de partida fue Arlés, donde por Airbnb, alquilamos un precioso apartamento en la otra orilla de Ródano, pero de muy fácil acceso al centro histórico de la ciudad. Desde allí, hicimos lo imposible: visitar Arles, Aix-en-Provence, les Baux en Provence, Gordes y Avignon en dos días. Por supuesto, no pudimos ver nada a fondo, pero tampoco era la intención. No nos gusta seguir al detalle las guías de viajes, sino perdernos en los lugares que visitamos, así que una vez más, nos valió la pena llegar a Francia, uno de los destinos todavía pendientes en nuestro mapa de viajes, y al que sin duda volveremos.

El arte en Arles.

Arles se alza majestuosa sobre el Ródano, con un encanto decadente que hace sea distinta de todo el resto de ciudades de la región. Ciudad pequeña y de fácil recorrido, conserva un fondo romano que la hace favorita de todos aquellos amantes de los ancestros de Julio César. Van Gogh, encontró aquí su inspiración, teniendo aquí el año más prolifero de su carrera artística. La luz mediterránea? Probablemente.

Arles fue testigo de la locura del artista, y de su pelea con otro célebre de los pinceles, Gauguin. La historia de cómo se cortó la oreja ya es conocida por muchos…

Qué visitar en Arles.

Empezamos nuestro recorrido tomando un café en el Coffee Me de Irene, una simpática colombiana que nos prepara un excelente café. Allí desayunamos, y nos dirigimos enfrente de su tienda, donde se encuentra la oficina de turismo. Allí descubrimos, que es posible comprar un pase válido para 15 días, y con el que podemos visitar 4 monumentos y 2 museos, el museo Reattu y el Museo de Arles y la Provenza Antigua, por 11 euros cada uno. Compramos el ticket, y nos dirigimos a aquello que nos parece más interesante: el anfiteatro “les Arenes”, que ha sido uno de los dos más grandes de Francia, y donde todavía se celebran corridas de toros y conciertos, el Criptopórticos, pegados al ayuntamiento, donde bajando podremos ver una parte de la ciudad, dedicada en el pasado al establecimiento de comercios, y la iglesia y claustro de Saint-Trophime, muy interesante también.

Arles
Arles

 

 

Les Arenes, Arles
Les Arenes

 

 

Aix en Provence
Aix en Provence

 

 

iglesia y claustro de Saint-Trophime,
iglesia y claustro de Saint-Trophime,

 

 

Arles
Arles

 

Museo de Arles.

La visita al Museo de Arles, la hacemos pensando que nos va a encantar, pero no, a pesar de todas las buenas críticas de Tripadvisor, no es lo mejor para nosotros. Es un museo muy educativo, que explica toda la comarca, pero quizás porque esperábamos demasiado, lo que más nos gusta es el antiguo barco de madera rescatado y restaurado que en el Ródano se encontró, y del cual se explica toda la historia de su restauración.  Depende un poco de vosotros y vuestras preferencias para ir a verlo o no.

Paseando por Arles
Paseando por Arles

 

 

arles
Paseando por Arles

 

Visita de Aix-en-Provence.

Seguimos nuestro camino hacia Aix-en-Provence, la ciudad que vio resurgir los lienzos de Cezanne, famosa porque Maria Magdalena murió aquí, según algunas fuentes. Hay documentos que prueban que la santa, después de la muerte de Jesús, viajó en barco hasta la Galia junto otras dos mujeres. En Marsella se separaron, dirigiéndose Maria Magdalena hasta la Provenza, donde vivió hasta su muerte. Sea verdad o no, lo cierto es que la santa es muy venerada en esta zona. Aix-en-Provence es un precioso pueblo, con hermosas callecitas que a nos dedicamos a recorrer con tranquilidad. También visitamos la catedral de Saint-Sauveur, y el mercado de las flores. Por las calles, vemos nichos en honor a la Vírgen, los cuales, tiene su historia.

Historia de los nichos…

Cuenta la historia de la ciudad, que la peste afectaba mucho cada vez que acontecía. En 1.629, la peste fue tan fuerte, que se prohibió a los lugareños salir de sus casas, y se instalaron estos nichos, para que así pudiesen rezar desde sus ventanas. Los nichos han permanecido, así como la misa en honor a la Virgen de la Seds, que el asesor Martelly, uno de los 3 magistrados que no abandonó la ciudad durante la peste, prometió realizar cada año.

Los pastelitos de almendra típicos de Aix en Provence, les calissons, están ligados a esta historia, ya que se empezaron a repartir durante las misas anuales.

Aix en Provence, Francia.
Aix en Provence, Francia.

 

 

Aix en Provence
Aix en Provence

 

 

Aix en Provence, Francia.
Aix en Provence, Francia.

 

 

Aix en Provence 4

 

Dónde comer.

Recomendar en Aix en Provence el restaurante SplenDid….genial

Les Baux de Provence.

Estamos en un pequeño pueblo medieval suspendido en las montañas, y que todas las guías de viajes recomiendan. Su ciudadela gris, da mucho juego a los misterios de los cátaros y buscadores de aventura, así como a los amantes de los minerales, ya que la bauxita fue descubierta aquí.

Les Carrieres de Lumieres.

Aunque seguramente habríamos terminado viniendo, es nuestra amiga del Coffee Me la que nos recomienda venir a ver “les carrieres de Lumieres, un espectáculo tan diferente, nos dice, que no se puede descubrir. Decidimos emprender la excursión. Increíblemente, hemos llegado a la parte más bonita del viaje. Esto es muy especial…

Les carrieres de lumieres, Aux Baux de Provence
Les carrieres de lumieres,
Aux Baux de Provence

 

les carrieres de lumieres aux baux de provence
Les carrieres de lumieres,
Aux baux de Provence

 

 

Les carrieres de lumieres, Aux baux de Provence
Les carrieres de lumieres,
Aux Baux de Provence

 

 

Les carrieres de lumieres, Aux Baux de Provence
Les carrieres de lumieres,
Aux Baux de Provence

 

Les carrieres de lumieres, Aux Baux de Provence
Les carrieres de lumieres,
Aux Baux de Provence

 

 

Etiquetado: / / /

No Turistas. Viajar sin chocar con turistas

 

No Turistas….

Meteora en Grecia
Monasterios de Meteora en Grecia.

 

 

Cómo viajar sin estar chocando todo el rato con otros turistas…

Llega un momento cuando viajas bastante, en el que llegar y encontrarte una legión de autobuses llenos de turistas, te da una aprensión difícil de describir; parte del atractivo de un viaje, termina por tener en cuenta la llegada masiva de los toma fotos con la banderita o no.

A continuación, y haciendo acopio de memoria, tenéis una selección de algunos lugares que, pese a tener turistas, éstos no suponen un incordio ni quitan las ganas de volver…. Vamos allá….

 

1. Khajuraho en la India. 

 

Por muchas razones, es uno de mis lugares favoritos en la India. Nadie espera llegar y encontrarse una población llena de templos, en los que las imágenes del Kamasutra constituyen parte de su arquitectura. Los edificios, no solamente son bonitos, sino que constituyen un agradable paseo, sin agobios por los vendedores, y la ciudad, Khajuraho, es un remanso de paz y tranquilidad, especialmente, si tenemos en cuenta que estamos en la India. 

Más información: https://roseviaja.com/khajuraho/

2. Meteora en Grecia.

 

Hubo una época en la que existieron muchos eremitas, que buscaban poder refugiarse del mundo terrenal y dedicarse solamente a meditar. Entonces, descubrieron las montañas de Meteora, y allí, en sus cimas, enclavaron sus monasterios ortodoxos, que en el 1.988, fueron declarados Patrimonio de la Humanidad. Los monasterios de Meteora, fueron testigos de las cámaras y flashes de la película “Solo para tus ojos”, de James Bond. Desde entonces, el número de turistas se ha incrementado, pero no tan alarmantemente como para no poder disfrutar de la visita a estos bellezones. Hay grupos organizados desde Kalambaka o Kastraki… Nosotros, lo hicimos a pie por nuestra cuenta… eso ya depende de cada uno.

 

Más información: https://roseviaja.com/meteora-grecia/

 

 

Monasterios de Meteora en Grecia.
Monasterios de Meteora en Grecia.

 

 

meteora
Monasterios de Meteora en Grecia.

 

 

 

Monasterios de Meteora en Grecia.
Monasterios de Meteora en Grecia.

 

3. L’Albir en Alicante.

 

Las playas de Alicante son en mi opinión, de las mejores que podemos tener en nuestro territorio. El problema es que en verano, no es posible ni poner una toalla sin pelearte con el vecino de al lado. Por ello, siempre intentamos buscar lugares donde el turismo no haya acaparado a sus anchas, y podamos estirarnos en la playa con un mínimo de tranquilidad. Desde que estuvimos en el Albir, encontramos lo que buscábamos: un lugar con calas, con un turismo controlado (fuimos el primer fin de semana de agosto, y se podía estar, pese a ser pleno verano), y sobre todo, playas limpias. L’Albir además, tiene algunas calas escondidas preciosas…

 

 

Playa de l'Albir, Alicante.
Playa de l’Albir, Alicante.

 

 

 

4. Carrières de Lumières, el Teatro de artes escénicas en Les Baux-de-Provence, Francia.

No entraba en nuestros planes, no lo conocíamos, y no sabíamos de su existencia. Fue la dueña de una cafetería donde desayunamos ese día en Arles, la que nos lo recomendó. Cuando le preguntamos “qué era aquello”, nos dijo que no lo sabía ni explicar, pero que fuésemos… y así lo hicimos.

La consecuencia fue que lo que más nos gustó del viaje a la Provenza fue este museo, teatro, musical… yo tampoco sabría cómo describirlo….

Más información: http://www.cathedrale-images.com/

 

 

Les Carrieres de Lumieres, Francia.
Les Carrieres de Lumieres, Francia.

 

 

 

Les Carrieres de Lumieres, Francia.
Les Carrieres de Lumieres, Francia.

 

 

 

 

 

 

Les Carrieres de Lumieres, Francia.
Les Carrieres de Lumieres, Francia.

Les Carrieres de Lumieres, Francia.
Les Carrieres de Lumieres, Francia.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

5. El relax también existe en Tailandia: Koh Lanta.

A veces, buscamos relajarnos unos días al terminar un viaje, pero todavía, visitar algunos lugares que nos han recomendado. Esto es lo que permite Koh Lanta, la isla cercana a Krabi, desde la que se puede visitar Koh Phi Phi, Puket, etc, y al mismo tiempo, poderte relajar y disfrutar del mar. Koh Lanta tiene turismo, si, pero no tan masificado como otros lugares. 

Koh Lanta, Tailandia.
Koh Lanta, Tailandia.

 

Koh Lanta, Tailandia.
Koh Lanta, Tailandia.

 

 

Koh Lanta, Tailandia.
Koh Lanta, Tailandia.

 

 

Koh Lanta, Tailandia.
Koh Lanta, Tailandia.

 

 

 

 

Koh Lanta, Tailandia.
Koh Lanta, Tailandia.

 

 

 

 

Etiquetado: / / / / / / / / / / /

Lugares del mundo que me impresionaron

Lugares donde volvería otra vez… 

 

¿Quién no se ha hecho alguna vez esta pregunta? Yo muchas, y sé que muchos de vosotros también. Como también ocurre, que a veces visitamos lugares simplemente porque nos queda tiempo, o nos vienen de paso, y terminan siendo la parte más bonita del viaje, o la que más recomendamos a todo el mundo al volver de vacaciones. Por eso, a continuación os voy a decir de algunos lugares, en territorio español como fuera de él, para que si estáis cerca… os lo penséis… seguro que no os defraudarán…

Luang Prabang, Laos.

Visitar Laos no entraba en mi plan de viajes lejanos cuando estuve allí, pero os prometo que no me arrepentí de visitarlo desde el primer momento, y en particular, Luang Prabang. La ciudad, declarada hace unos años Patrimonio de la Humanidad, es uno de los lugares más auténticos de todo el Sudeste Asiático, y donde todavía se puede encontrar poco turismo y uno de los ambientes más sanos de toda Asia. Es uno de los lugares donde he visto el budismo en su vertiente más arraigada y sus templos, son increíbles. Qué hacer allí? Pues visitar los templos, la ciudad, y muy importante: alquilarte una moto y dar una vuelta por los alrededores, vale mucho la pena. Nosotros también nos apuntamos a una excursión de un día con una agencia local donde nos llevaron en barco a través del Mekong, para visitar las cuevas de Tam Ting (Pak Ou Caves), así como las cascadas Kuang Si. Aquí se puede nadar en verano.

El hundido de Armallones, en el Alto Tajo.

Sé que ya he escrito un post sobre el hundido en mi página web, pero es que el Hundido de Armallones es uno de los lugares más bonitos de todo el Alto Tajo, y lo tenemos tan cerca…. Muchas veces, vamos a ver otros paisajes, y aquí también tenemos cosas preciosas. En mi caso, empecé la ruta por Ocentejo, aunque también se puede empezar por Armallones. Sobre el Hundido y su formación, he leído dos hipótesis bastante diferentes: la primera,  habla de un terremoto en Lisboa, que produjo el corrimiento y la formación de las paredes que acompañan al Tajo por todo su alto cauce; la otra, habla de una crecida del río (de hecho, incluso existe una carta de un escribano a Felipe II, en el Siglo XVI, y que habla de los movimientos de tierras que se produjeron como consecuencia. Os dejo el enlace de la página web que he encontrado con información más clara y mejores aclaraciones… no hay excusa… tenéis que ir….

Más información:

https://roseviaja.com/hundido-de-armallones/

Les Carrieres de Lumieres, Les Baux en Provence.

Hace menos de un mes, nos escapamos al sur de Francia, con el objetivo de visitar Aviñón y Arles. Aunque los dos lugares nos gustaron mucho, Les Carrieres de Lumieres nos sorprendió tanto, que el resto dejó de interesarnos.

Os dejo el enlace de mi web:

https://roseviaja.com/provenza-arles-aix-provence-les-baux-provence/

Yangón, Myanmar.

Birmania o Myanmar, como se le quiera llamar, es uno de esos países a los que llegas con una sensación agridulce, debido a su pasado y presente político, que hace que te sientas más solidario con sus gentes e intentes entender mejor su realidad. Llevaba muchos años queriendo visitar este país, sobre todo, Bagán y el Lago Inle, pero la falta de tiempo provocó que Inle quede para una segunda ocasión.

Bagán y sus templos nos cautivaron, pero Yangón, ciudad a la que volamos desde Bangkok, no fue precisamente la ciudad de nuestros sueños. Pasamos solamente una noche, y fue al volver, cuando descubrimos que Yangón tiene mucho que ofrecer: no solamente la ciudad, sino también sus gentes, nos cautivaron. Aunque no tuvimos demasiado tiempo, algo que podemos recomendar sin duda es la visita a la Shwedagon Pagoda, que fue la que más nos impresionó del país. Además, hicimos algo que creo no hacen muchos turistas, y fue tomar un tren que da la vuelta a los alrededores de la ciudad, y en él pudimos ver mejor el día a día de los birmanos. Lo más curioso? Pedir una cheese-burguer: Es una hamburguesa sin hamburguesa, porque según nos decían los camareros, lleva el queso! Increíble!

https://roseviaja.com/birmania-myanmar/

Yangón, Shwedagon
Bagan, Myanmar.

 

 

Yangón, Shwedagon
Yangón, Shwedagon

 

 

Skiathos, la isla de Mamma Mía.

Skiathos fue nuestro gran descubrimiento en Grecia. Playas paradisíacas, pocos turistas, muchos barecitos donde poder tomar algo, espacio para las toallas, y precios más que asequibles. Sin duda, volveremos en cuanto podamos. Para llegar, hay que ir a Volos (Ryanair vuela desde Girona), o bien ir a Atenas y de allí desplazarse por carretera o avión. Sin duda, disfrutaréis sus playas.

 

https://roseviaja.com/skiathos-la-isla-donde-se-rodo-mamma-mia/

Skiathos
Skiathos

 

 

Skiathos
Skiathos, Grecia

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Etiquetado: / / / / /

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más información.

aceptar