La Herrería de Compludo en El Bierzo

Un paseo desde Ponferrada por estrechos caminos nos llevan hasta Compludo. Esta pequeña aldea de El Bierzo pasaría inadvertida para muchos, es más, muchos no habrían siquiera oído hablar de ella, pero es aquí donde se encuentra la herrería más antigua de nuestro país que todavía sigue en funcionamiento, la llamada Herrería de Compludo

Herrería de Compludo en el Bierzo
Herrería de Compludo en el Bierzo

Muchos se preguntarán que por qué en este lugar tan apartado se encuentra esta joya berciana; qué paso en este lugar para que se fundara además el primer monasterio del monacato español. Para responder a todas estas preguntas nos tenemos que remontar a la historia de Compludo y de su personaje más importante: San Fructuoso.

Herrería de Compludo, El Bierzo

Compludo es un pequeño pueblo de menos de veinte habitantes al que situamos en el mapa gracias a San Fructuoso de Braga, el monje que inicio el monacato en nuestro país. San Fructuoso inició la fundación de monasterios  a raíz de sus contactos en otros países europeos; en su época eran muchos los monjes que buscaban lugares para meditar y encontrarse con Dios; fue el santo el que se dio cuenta del potencial de la zona donde había nacido, fuera del mundanal ruido y con poco contacto con el exterior. Poco a poco la obra del santo se fue extendiendo hasta conseguir que el monacato español fuese una realidad.

El Monasterio de Montes de Valdueza
El Monasterio de Montes de Valdueza, en el valle del Silencio, también fue fundado por San Fructuoso

La gran obra de San Fructuoso en el monacato español ha llegado hasta nuestros días gracias a los monasterios que fundó, sobre todo en la zona de El Bierzo, siendo el primero en su pueblo natal, Compludo.

Herrería de Compludo en el Bierzo
Herrería de Compludo en el Bierzo, llegando a la herrería

En los tiempos del santo los monasterios eran centro cultural y económico de las zonas donde se instalaban; aunque el motivo de su fundación era el recogimiento de los monjes que componían la orden, los monasterios acababan siendo un pequeño pueblo donde se reunían todo tipo de profesionales y donde vivía un grupo bastante numeroso de personas. San Fructuoso creó la regla de San Isidoro.

Herrería de Compludo en el Bierzo
Herrería de Compludo en el Bierzo

El siglo VII fue el momento en el que el monasterio de Compludo fue fundado; se cree que entonces la herrería prosperó, a raíz de las necesidades de los ganaderos de la zona, que necesitaban herramientas que solamente una herrería podía fabricar.

Herrería de Compludo en el Bierzo
Imágenes del interior de la Herrería y sus aperos

La herrería conserva una estructura totalmente medieval; el abuelo de Manuel Sánchez fue el que adquirió la herrería a principios del siglo XX, cuando todavía los aperos del campo eran necesarios en esta región. Poco a poco, los habitantes de estas tierras fueron emigrando hacia otros lares donde las oportunidades laborales eran mayores, dejando el lugar sin clientes para los dueños de la herrería.

Herrería de Compludo en el Bierzo
Herrería de Compludo en el Bierzo. Manuel es el encargado de explicarnos todo el proceso.

Fue entonces cuando el dueño dio un paso adelante y pidió la certificación de la herrería como monumento nacional. En el año 1968 consiguieron la certificación  y con ella la posibilidad de sobrevivir manteniéndose intacta, utilizando el valor histórico que posee para enseñar a numerosas escuelas y también a los visitantes que llegan a diario.

Herrería de Compludo, El Bierzo
Herrería de Compludo

Nuestro recorrido hasta la Herrería de Compludo

Senderismo en Espinoso de Compludo
Espinoso de Compludo, salimos de caminata

Llegamos después de realizar una preciosa caminata desde Espinoso de Compludo, el pueblo vecino. A través de miédulas o pequeñas médulas, descendemos y ascendemos, recorriendo los caminos que en el pasado unieron estos lugares, dejando otros edificios históricos, y disfrutando de la flora y fauna de la región.

Senderismo en Espinoso de Compludo
Senderismo en El Bierzo
Herrería de Compludo en el Bierzo
Senderismo en El Bierzo

El paisaje de llegada de la herreria no puede ser mas idílico, junto a un río se levanta el edificio que contiene el mecanismo que impulsa las cercanas aguas para por medio del aire avivar el fuego en la fragua. A día de hoy, esta herrería es el único mecanismo industrial que no utiliza fuelles, como bien nos explica Manuel.

Senderismo en Espinoso de Compludo
Senderismo en Espinoso de Compludo, por el camino a Compludo nos encontramos muchas cosas…
Herrería de Compludo en el Bierzo
Herrería de Compludo en el Bierzo

Durante la visita Manuel nos va explicando el procedimiento de trabajo que realiza; como el agua impulsa el aire y aviva la llama; como las aspas que hemos visto giran e impulsan la viga, haciendo de palanca para el yunque, con el cual se realizan los trabajos que más fuerza requieren.

Herrería de Compludo, El Bierzo
Herrería de Compludo, El Bierzo

Aunque no se han encontrado estudios que prueben la existencia de la herrería más allá del siglo XIX, el antiguo procedimiento de trabajo posiciona esta herrería en los tiempos del monje berciano. Viendo el procedimiento de trabajo a una no le extraña que San Fructuoso visitara el lugar.

Herrería de Compludo, El Bierzo
Herrería de Compludo, El Bierzo

La hora de comer llega y nos espera Compludo, otro pueblo típico berciano donde el menú, para gran gusto nuestro es único. Y es que no hay nada como conocer y degustar lo que nuestros viajes nos ofrecen.

Herrería de Compludo en el Bierzo

Si queréis visitar la herrería hay que reservar en ‘Vita, Natura et Legenda’, donde Marta o Juan Carlos os atenderán encantados

Etiquetado: / /

Visita a las Médulas en León

Las Médulas

Las Médulas en El Bierzo, León
Las Médulas en El Bierzo, León

Las Médulas fue una mina de oro romana construida al aire libre; casi 3000 kilómetros cuadrados donde se trabajaron 6000 hectáreas; 2000 de ellas trabajadas.

Las Médulas en El Bierzo, León
Las Médulas en El Bierzo, León

Historia de las Médulas

Estamos en el siglo I a.C. y el imperio romano abarca toda España excepto Asturias, que es la zona que dominan asturianos y cántabros, llamados todos ellos los francos. Los romanos necesitan de esta zona para tener una salida hacia el mar y poder sacar el oro y sus riquezas de vuelta a la capital de su imperio. En aquella época los romanos ya sabían de la existencia de oro en estos lares; ya entonces se extraía oro con el bateo en los arroyos, pero los romanos magnifican esta técnica e iniciaron las extracciones a gran escala. De la mano de Octavio Augusto, el emperador de la época, puso al mando a Plinio el viejo, que luego nos contaría lo que allí pasada en sus historias.

Las Médulas en El Bierzo, León
Las Médulas en El Bierzo, León

Antes de empezar a sacar oro ya habían hecho prospecciones y sabían que iban a encontrar el metal dorado. Decididos a conquistar estas tierras, empiezan las guerras cántabras contra los lugareños. La conquista fue dura porque los romanos se encontraron en una orografía que no conocían, mientras que los otros sí; fueron 10 años de lucha constante hasta que la firma de la Pax Romana dio la victoria a los conquistadores.

 Quiénes vivían en las Médulas antes de los romanos

Las Médulas en El Bierzo, León

Los pobladores hasta ese momento eran asturianos y cántabros. En aquellos tiempos eran considerados semisalvajes; sus gentes dormían todavía en el suelo y su sustento alimentario estaba constituido por manteca, tortas, cereales y frutos silvestres. En esta zona de León es posible ver castros, que era donde vivían. Los castros son pequeñas aldeas fortificadas que constan de muralla y foso. Cada familia tenía habitáculos para dormir y un almacén (que sería el antepasado de los horreos). A su modo de vida los romanos aportaron el cultivo de la vid, el olivo y el castaño.

Las Médulas en El Bierzo, León
Las Médulas en El Bierzo, León

Fueron estos astures y cántabros los que luego trabajarían gratis para extraer el oro; al ser conquistados por los romanos el tributo con el que tuvieron que pagar fue con su trabajo de por vida en las minas; así los romanos se ahorraron de tener esclavos que alimentar y empleados.

 Nuestra visita a las Médulas

Las Médulas en El Bierzo, León
Las Médulas en El Bierzo, León

Empezamos nuestra visita guiada y nos explican que todo lo que ahora vemos era fue en el pasado una montaña; desde el pueblo de Carucedo hasta el centro de interpretación de visitantes de las Médulas; todo estaba ocupado por una montaña.  

Las Médulas en El Bierzo, León
Las Médulas en El Bierzo, León

Hay varios caminos para ver el recinto; uno es el que va hasta el mirador de Orellán, desde donde se toman las fotografías de todo el recinto que vemos muchas veces. Nosotras no tuvimos tiempo de ir. El segundo camino es un recorrido repleto de castaños centenarios que nos sorprenden por su longevidad y formas, es otro de los encantos de este lugar.

Las Médulas en El Bierzo, León
Las Médulas en El Bierzo, León

Cómo se trabajaba en las Médulas

Los romanos vaciaron la montaña con el fin de crear el sistema de canales de agua verticales y horizontales con el que arrastrar el oro. Si nos queremos hacer una idea de cómo eran de altas las montañas tenemos los picachos, formaciones rocosas de arcilla que son lo que caracteriza el paisaje de las Médulas. El oro se diseminaba con la arcilla, donde era posible encontrar polvo de oro y pepitas. Por medio de un recipiente de madera llamado agoge, en el que se colocaban travesaños con ramas de brezo que provocaban turbulencias con el paso del agua, por gravedad el oro quedaba depositado en los travesaños. Las ramas luego se quitaban y quemaban.

Las Médulas en El Bierzo, León
Las Médulas en El Bierzo, León

Los canales construidos por los romanos estaban estudiados al milímetro; por ellos fluida agua lentamente para que los canales duraban años; además el tamaño de los canales tenía unas medidas exactas. Más de 100 kilómetros de canales fueron tallados aquí.

Las Médulas en El Bierzo, León
Las Médulas en El Bierzo, León

Lo primero que hacían los romanos era delimitar lo que se iba a abatir. Luego, con testigos de seguridad creaban la red de pozos verticales y horizontales: los verticales eran los que iban a parar a las galerías horizontales, siempre en modo ascendente para aprovechar la fuerza de arrastre y gravedad del agua.

Las Médulas en El Bierzo, León
Las Médulas en El Bierzo, León

Las trompas de agua llegaron a formar lagos en las Médulas, como el lago Carucedo.

El campo de Obraña fue el último depósito de agua que se utilizó para extraer oro en esta zona.

En la actualidad hay varios lugares que no nos podemos perder, uno de ellos es la Cuevona, donde se aprecian todavía las marcas que los picos de la mina dejaron hace más de dos siglos. También el mirador de Orellán es de visita obligada si queremos una foto en perspectiva.

Las Médulas en El Bierzo, León
Las Médulas en El Bierzo, León

El camino por las Médulas es un agradable paseo donde los castaños, autóctono de El Bierzo, nos aparece sin cesar. La sombra de los árboles nos protege del calor del verano.

Las Médulas en El Bierzo, León
Las Médulas en El Bierzo, León

La minería en la época romana

La mina al aire libre de las Médulas es la más importante del norte de España, pero no la única que los romanos trabajaron; no en vamos, hubieron más de seis mil minas explotadas, todas ellas trabajadas con herramientas básicas de hierro. En esta en concreto se extrajeron 5000 kilos de oro en aproximadamente cien años que estuvo operativa.

Las Médulas en El Bierzo, León
Las Médulas en El Bierzo, León

Cuando ir.

El Bierzo presenta todo el contraste de colores de la naturaleza, y las Médulas no iba a ser menos; la primavera, y sobre todo el otoño con sus tonalidades son las estaciones con temperaturas más suaves, pero también el invierno y la posibilidad de encontrar las médulas cubiertas de un manto blanco tiene su encanto. El verano es caluroso en esta área, pero este año en el que los turistas han menguado a causa del coronavirus es un buen momento para aprovechar las vacaciones y visitar las minas, sin ningún agobio de gente y con más tranquilidad.

Las Médulas en El Bierzo, León
Las Médulas en El Bierzo, León
Etiquetado:

El Palacio del Infantado en Guadalajara

Visita al palacio del Infantado en Guadalajara

A veces en los viajes encuentras los lugares más importantes paseando. Así fue mi primer encuentro con el Palacio del Infantado de Guadalajara, edificio que luego he tenido la gran suerte de volverlo a visitar con asiduidad.

Un paseo por la calle Mayor de la capital nos llevará hasta la calle Miguel Fluiters, el que fuera alcalde de la ciudad y uno de sus personajes ilustres. Poco a poco se empieza a divisar la figura del Cardenal Mendoza en la Plaza de los Caídos: ya hemos llegado al Palacio de los Duques del Infantado, el edificio más bonito de Guadalajara capital.

Palacio del Infantado en Guadalajara
El Cardenal Mendoza fue asesor personal de los Reyes Católicos,

La influencia de la familia Mendoza en Guadalajara

La historia de Guadalajara está íntimamente ligada a la de la familia Mendoza, la cual marcó el desarrollo de esta desde el siglo XIV y hasta el siglo XVII, cuando la familia se trasladó a Madrid y la ciudad entró en declive. Los notables miembros de la familia han sido citados en muchos libros de historia, como Iñigo López de Mendoza, también llamado Marqués de Santillana, o el más conocido Pedro González de Mendoza; sería este último el consejero de los Reyes Católicos y un gran cardenal.

Pedro González de Mendoza nació en Guadalajara y sería allí donde también terminaría su vida. El fiel consejero de Juana la Beltraneja, a la que protegió en más de una ocasión, nos ha dejado en la provincia alcarreño-manchega un gran legado, como el Palacio de su propiedad que tenemos ante nosotros.

Interior del Palacio del Infantado, Guadalajara

Los Mendoza pasaron a ser duques del Infantado en 1475 cuando eran parte de la corte real. Que los miembros de la familia más ilustre que aquí habitaba tuviesen acceso directo a la corte trajo muchas ventajas económicas para todos los aldeaños. Así, en 1460 Guadalajara tuvo ya su título de ciudad. Es por eso por lo que el segundo duque del Infantado, Iñigo López de Mendoza y Luna, decidió derribar las casas que su predecesor Pedro González tenía y construir el palacio familiar en 1480. El arquitecto encargado del proyecto sería Juan Guas.

palacio infantado Guadalajara
Palacio del Infantado Guadalajara

El Palacio del Infantado de los Mendoza

El palacio del Infantado es una mezcla de estilos, un palacio con toques de fortaleza, donde terminas por no saber si te ha sorprendido más su exterior o su arquitectura interior.

En el edificio participaron cristianos y musulmanes a la orden del citado arquitecto; se combinaron elementos de la nueva arquitectura Renacentista, novedad en la época, y del estilo gótico, todavía muy en auge en el norte de nuestro país. Elementos mudéjares quedaron también grabados en muchos detalles.

Palacio del Infantado en Guadalajara
Palacio del Infantado en Guadalajara

Lo primero que llama la atención al llegar a la antigua morada de los Mendoza es su fachada, realizada en piedra caliza cuidadosamente tallada, la cual viajó desde la localidad de Tamajón, al norte de la provincia y cerca de los pueblos negros de Guadalajara hasta su actual ubicación. Aunque los patrones de la construcción de la fachada fueron planeados en Milan e iban a seguir un modelo meramente italiano, Juan Guas decidió tomar una estética más andaluza y crear un modelo que fuera más dinámico, lejos de elementos monótonos e ideó la fachada que hoy podemos ver.

Palacio del Infantado en Guadalajara
Palacio del Infantado en Guadalajara

La puerta de entrada nos recuerda a los palacios mudéjares del siglo XIV, con sus arcos de punto, sus columnas y la abundante decoración. Toda ella resulta una original y a la vez sorprendente combinación de elementos mudéjares hispánicos con los góticos europeos de la época.

Pasamos al Patio de los Leones, también muy ornamentada, aunque como el resto, de una gran armonía.

En el año 1569 el palacio sufrió unas reformas dirigidas a copiar algunos de los elementos que la segunda residencia de Felipe estaba llevando a cabo. Las antiguas ventanas góticas dieron paso a ventanales renacentistas; artistas italianos de El Escorial se acercaron a la Alcarria para decorar con frescos algunos techos. El jardín en la parte trasera fue construido. Hasta ese momento jardines como el éste eran parte solo de las moradas de Al-Andalus o de monasterios.

Palacio del Infantado en Guadalajara
Palacio del Infantado en Guadalajara

Lugar de bodas Reales

El palacio del Infantado y su relación cercana con la realeza llevo a la celebración de dos bodas reales en su interior: serían Felipe II e Isabel de Valois en 1560 los que contrajeran matrimonio en su interior; pero dos siglos más tarde Felipe V e Isabel de Farnesio celebrarían aquí su boda por poderes. También aquí la viuda de Carlos II, mariana de neoburgo se instalaría en 1738 hasta su muerte dos años después.

Patio de los Leones del Palacio del Infantado en Guadalajara
Patio de los Leones del Palacio del Infantado en Guadalajara

Decadencia y Recuperación

Pasó el tiempo y el traslado de la residencia de los Mendoza a Madrid llevaría a la ciudad a un periodo incierto. El palacio quedó casi abandonado y un incendio en el 1936 al ser bombardeado durante la Guerra Civil dejaría el edificio en muy malas condiciones. El duque del Infantado en aquel momento (el decimoctavo ya) cedería en el año 1961 a la Diputación Provincial su propiedad, junto con el Ayuntamiento de la ciudad. El edificio empezó a ser reconstruido y el Archivo histórico Provincial de Guadalajara se trasladaría en 1972.

Aunque en un principio el duque conservó algún espacio para vivienda, el año pasado el edificio pasó a ser una entidad pública. El edificio también ha albergado en durante algunos años la Biblioteca Pública Provincial de Guadalajara, pero desde el año 2004 ésta se encuentra en el palacio de Dávalos.

Palacio del Infantado en Guadalajara
Palacio del Infantado en Guadalajara

Cuándo y cómo visitar el Palacio del Infantado

Tu visita a Guadalajara debe de incluir si o si una visita al palacio de los Mendoza; las mejores épocas para viajar hasta aquí son la primavera y el otoño; el verano es bastante caluroso, aunque también tiene otras ventajas añadidas, como a continuación te contaré; en invierno hace bastante rasca.

Mi consejo si lo visitas en verano es que vayas por la tarde a última hora; el palacio al anochecer gana puntos, y sus jardines también.

Una actividad que se viene realizando durante varios años son los ciclos de música “Las noches son para el verano”, estos ciclos se han desarrollado los viernes y sábados en el mes de agosto en el patio de los leones; en ellas se puede disfrutar de actuaciones de folk, jazz, flamenco, música clásica y otros géneros. La entrada es libre.

palacio infantado
Las noches del Infantado ha sido otra de las propuestas musicales en los últimos años

Horarios de apertura

Los horarios podrían ser modificados a causa del coronavirus.

Horario Palacio Infantado: M a D de 9 a 14 y de 16 a 20 h.

Horario de los jardines: desde las 9 de la mañana hasta las 21,30 pm. Sábados de 9 a 14,30, y de 16 a 19 pm. Domingos de 10 a 14 pm

Precios:

Entrada al Museo: 3 euros. Reducida, 1,5 euros. Entrada gratuita: M a V de 16 a 19 h; S de 10 a 14 y de 16 a 19 h; Domingos y festivos de 10 a 14 h. La entrada al Palacio del Infantado (Patio de los Leones) es libre y gratuita.

Teléfono de información 949 213 301

Etiquetado: / /

La Catedral de Justo en Mejorada del Campo

Una iglesia para el Señor.

Muchas veces pensamos que hay cosas imposibles, o que por falta de dinero o medios nos es imposible realizar. Entonces llega una persona como Justo Gallego Martínez y te demuestra que todo es posible, solo hay que ponerle ganas.

Iglesia de Justo, Mejorada del Campo
Iglesia de Justo, Mejorada del Campo

 

La historia de Justo es la historia de una persona que se empeñó en hacer realidad aquello que a muchos nos parecería imposible; Justo quería levantar una iglesia para el Señor, y a este fin ha dedicado los últimos 50 años de su vida, durante 6 días a la semana e incluso durmiendo entre sus paredes en los últimos tiempos: el loco silencioso como ha sido llamado durante muchos años, ha conseguido levantas con sus propias manos, sin ningún conocimiento técnico de construcción ni ninguna experiencia, una iglesia tan increíble que muchos comparar con la obra de Gaudi… No obstante, los motivos de cada uno para su obra son bastante distintos, y a Justo es la fe el que lo mueve hacia adelante…

 

Iglesia de Justo, Mejorada del Campo
Iglesia de Justo, Mejorada del Campo

 

Historia de la Catedral de Justo.

 

Iglesia de Justo, Mejorada de Campo
Iglesia de Justo, Mejorada del Campo

 

Nuestro protagonista tiene ya la friolera de 92 años cumplidos. Parece ayer cuando un 12 de octubre de 1961, ponía la primera piedra a la que sería considerada “la catedral de Justo”. El sueño de este hombre, que se declara católico y apostólico era ser sacerdote. Con este fin ingresó en el monasterio cisterciense de Santa María de Huerta, en Soria. Quiso el destino que enfermara de tuberculosis, y a los 27 años tuvo que dejar el convento para no contagiar a sus compañeros.

Tras un año de convalecencia se recuperó, pero su meta había cambiado: acababa de superar una grave enfermedad y quería darle gracias al Señor por haberle ayudado. Con este fin, Justo empezó a edificar en unos terrenos familiares de su propiedad, y, poco a poco, y con la ayuda de donaciones particulares, su proyecto salió adelante.

Al principio fue tachado de loco, y muchos eran los que pensaban que sus condiciones mentales no estaba en buen uso; Justo construía y construye su obra con muchos materiales que nosotros simplemente desecharíamos sin pudor; latas, cables, neumáticos de bicicleta, etc, ni los más exigentes en cuestiones de reciclaje lo podrían hacer mejor. Por otro lado, si alguien piensa que los planos y medidas son necesarios está en un grave error: todo se encuentra perfectamente medido y estudiado en la cabeza de esta increíble persona, que no busca halagos ni protagonismos, solamente avanzar lo máximo posible la obra a la que dedica toda su vida.

 

Iglesia de Justo, Mejorada de Campo
Iglesia de Justo, Mejorada del Campo

 

 

Iglesia de Justo, Mejorada de Campo
Iglesia de Justo, Mejorada del Campo

 

La Catedral de Justo empezó a ser conocida gracias a un anuncio de Aquarius allá por el año 2005, y los turistas y curiosos empezaron a llegar para admirar sus vidrieras, más de dos mil metros de cristaleras; la cripta, donde ha pedido ser enterrado cuando fallezca; la cúpula y toda la construcción en si, en total, casi ocho mil metros cuadrados de trabajo por treinta y cinco de alto. Todo ello, levantado por Justo en sus inicios, y ayudado por Angel López, su mano derecha en los últimos tiempos.

 

Iglesia de Justo, Mejorada de Campo
Iglesia de Justo, Mejorada del Campo

 

El futuro de la Catedral de Justo

Aunque el proyecto es muy bonito, no nos podemos olvidar de la parte legal. El proyecto de nuestro arquitecto no tiene licencia de obra, ni siquiera un plano o una memoria de calidades; no se sabe qué materiales se han utilizado durante todos estos años, ni tampoco hay ningún arquitecto que se atreva a firmar el proyecto, dado el alto grado de responsabilidad que ello implica.

 

Iglesia de Justo, Mejorada de Campo
Iglesia de Justo, Mejorada del Campo

 

El ayuntamiento de Mejorada del Campo no ha detenido el trabajo de su ciudadano, pero tampoco ha aprobado su obra. Tampoco la diócesis de Alcalá de Henares ha dado su beneplácito para que el lugar sea consagrado o pase a formar parte de sus iglesias, tal y como le gustaría a su constructor.

Por ello, el qué pasará el día que Justo no esté entre nosotros es una incógnita, y muchos piensan que será derribada, aunque, quién sabe, tampoco nadie pensaba que un labrador iba a poder construir una catedral con sus manos y lo ha hecho. Todo es posible en esta vida…

 

Iglesia de Justo, Mejorada de Campo
Iglesia de Justo, Mejorada del Campo

Etiquetado:

Mis 10 ciudades favoritas en el mundo.

Ciudades en las que me perdería hoy mismo

Debo admitir que no me siento del todo segura realizando este post: si de algo me doy cuenta cada vez más, es de la gran cantidad de lugares que me faltan por visitar, y de lo mucho que me queda por conocer. También suma que creo que para conocer un lugar no vale el pasar un día de visita, sino que hay que dedicarle tiempo, algo que generalmente, no disponibles. Aún así, vamos allá: estas son mis ciudades favoritas:

 

1. Londres, Reino Unido.

Su eterna lluvia y sus calles abarrotadas no han logrado quitarme ni un ápice del cariño que siento por esta ciudad: Londres es la ciudad alternativa, la que acoge a los que llegamos a Inglaterra, la que siempre nos espera a nuestra vuelta a la capital. En la capital londinense es posible pasar una semana, y todavía queda tiempo para ver más cosas; todavía nos quedarán barrios por descubrir, o museos que visitar en otra ocasión. Como imperdible citaría St Paul, la IGLESIA, en mi opinión, Westminster o la Torre de Londres.

Big Ben Londres
Big Ben Londres

 

Londres
Londres

 

 

London Eye
London Eye

 

 

St Paul, Londres
St Paul, Londres

 

2. Estocolmo, Suecia.

Aterricé allí por casualidad hace dos años, y el recuerdo que me dejó esta ciudad es indescriptible. Situada junto al mar, la ciudad está compuesta de islas, que albergan desde casas hasta museos, como la isla de los museos, Ordenada, limpia, práctica, y muy “nórdica” en sus calles y edificios, es un lugar ideal para hacer las maletas e irte, si no te importa el frío que les debe de acompañar seguro en invierno. Estocolmo es perfecta para una visita de 3 días como mínimo, si quieres conocerla bien.

 

Abba, museo en Estocolmo. Suecia.
Estocolmo

 

Abba, museo en Estocolmo. Suecia.
Abba, museo en Estocolmo. Suecia.

 

 

Estocolmo
Estocolmo

 

3. Estambul, Turquía.

Si antes hablábamos de iglesias, para mi, Estambul es LA CIUDAD.  Una puede ir mil veces y salir sorprendida de su vitalidad; Estambul es un caos contenido, un alma entera de país hecho ciudad; en Estambul puedes encontrar de todo a cualquier hora; las mezquitas y los rezos van a marcar tus tiempos, tu parada del reloj; los atascos van a ser parte de tu rutina, si decides dejar de ser un turista novato y embarcarte en la real Estambul, aquella más allá de Sultannameth, la que se esconde tras Örtakoy, y a la que no te llevan los circuitos. Turquía vibra y siente a través de esta ciudad, que es su puerta a otras civilizaciones, que la unifica y reúne todas las religiones del país.

La parte turística es posible recorrerla en pocos días; para conocer el alma turca hace falta un poco más. No te la pierdas…

Estambul, Bósforo.
Estambul, Bósforo.

 

Aya Sofia, Estambul
Aya Sofia, Estambul

 

 

Aya Sofia, Estambul
Aya Sofia, Estambul

 

4. Portland, Oregon.

Como ya he dicho antes, me falta mucho por conocer, sobre todo en Estados Unidos, pero dudo que una ciudad me pueda cautivar tanto como lo ha hecho Portland. La ciudad que ha dado vida a Portlandia, donde los Simpson vieron su origen; la ciudad verde, amante del reciclaje: epicentro de artistas, músicos y todos aquellos interesados en el arte, Portland se sitúa a una hora del Pacífico, que le da unas temperaturas difíciles de conseguir en otras latitudes cercanas a la suya, y también se rodea de montañas.

Portland, Oregon
Portland, Oregon

 

 

Portland, Oregon
Portland, Oregon

 

Cuando llegas a Portland, ya no encuentras buenas librerías, porque te has dejado la mejor allí; tampoco te atreves a comer salmón, porque no hay salmón como el de Oregon.

Portland, Oregon
Portland, Oregon

 

5. Luang Prabang, Laos.

El año que llegué a Luang Prabang estaban construyendo su red de saneamiento; la ciudad había sido nombrada Patrimonio de la Humanidad, y había que mejorarlo todo, en espera de las oleadas de turismo que debían de llegar. SI llegaron o no, no lo sé, todavía no me he atrevido a volver, pero si que sé que el Luang Prabang que yo conocí te calaba por completo; su tranquilidad y espacio, la sonrisa laosiana, los monjes budistas y su paseo mañanero para recoger en sus cuencos metálicos lo que los lugareños les dan para comer; los templos, donde no se permitía la entrada a los no creyentes, y tenías que ver las ceremonias desde fuera, o las cuevas Pak’ou, una de las maravillas del Mekong.

A lo largo de los años, he conocido a muchos viajeros que me han expresado su intención de perderse el día menos pensado en Luang Prabang… quién sabe, igual nos encontramos todos allí.

 

Pak'ou, Luang Prabang. Laos.
Las cuevas de Pak’ou… No solamente son bonitas, el paseo en canoa hasta allí también valió la pena.

6. Toronto, Canadá.

Hace tiempo leí que Toronto era una de las ciudades mejores para vivir; después de pasar unos días en ella, me puedo imaginar por qué: Toronto es como Nueva York a Estados Unidos; es alegre, abierta, multicultural: en Toronto todo es posible, hay energía y optimismo, y eso se plasma en sus gentes y en su modo de vivir.

A pesar de que la ciudad arquitectónico hablando, merece de por si una visita, yo me quedo con el ambiente de las calles y la vida que allí encontré…

Toronto, Canadá

 

Toronto, Canadá, mercado de St Lawrence

 

7. Damasco, Siria.

Una de las ciudades más antiguas y con más historia que contar. La mezquita más sorprendente, el zoco más cautivador. En Damasco encontrabas cultura y tradiciones, y espero que lo encontremos algún día, cuando volver sea una realidad.

Mezquita de los Omeyas, Damasco, Siria.
Mezquita de los Omeyas, Damasco, Siria.

 

Mezquita de los omeyas de Damasco
El patio de la Mezquita de los omeyas de Damasco es lo más impresionante del edificio.

 

8. Bahir Dar, Etiopía.

En Etiopía hay lugares que uno no se puede perder, y uno de ellos es la visita a Bahir Dar, la ciudad donde Pedro Páez descubrió las fuentes del Nilo, y donde posteriormente fue enterrado. Bahir Dar es un oasis de tranquilidad y sosiego, sobre todo si se llega desde Addis Abeba; aquí es posible pasar varios días sin darte cuenta, visitando el Lago Tana, las fuentes del Nilo, o la pequeña ciudad.

 

Las Cataratas del Nilo Azul. Etiopía.
Las Cataratas del Nilo Azul. Etiopía.

 

Bahir Dar, Etiopía
Bahir Dar, Etiopía

 

9. Orchha , Uttan Pradesh, India.

La India no es un país fácil de recorrer, ni tampoco se parece a nada: visitar este país es entrar en otro continente, y los lugares como Orchha son aquellos que hacen que el viaje merezca la pena.

Orchha es un pequeño pueblo, donde solamente un par de hoteles buenos, y una docena de malos, junto con su fuerte y algunos templos conforman un hermoso paisaje tradicional indio. Aquí los turistas somos pocos, casi inexistentes; solamente algunos autobuses llegan durante el día, pero ninguno se queda, todos se van y nos dejan a los menos apresurados el placer de los rituales en la noche, donde los lugareños nos invitan a participar. Orchha es especial, no se puede describir en un par de líneas, tenéis que ir a verla.

Orccha, Uttar Pradesh
Orchha, Uttar Pradesh

 

 

Orccha, Uttar Pradesh
Orchha, Uttar Pradesh

 

10. Valencia, Comunidad Valenciana.

Si digo que por mucho que viaje y vaya por el mundo, no hay ninguna ciudad como Valencia, sé que no es objetivo, pero es la realidad. Valencia lo tiene todo: clima, la luz del Mediterráneo, el mar, gastronomía… No tengo muy claro si algún día volveré a vivir allí, pero lo que si tengo claro es que pocas ciudades han podido hacerle sombra y que todavía ninguna la ha quitado de su primera posición.

 

Fallas Valencia
Fallas Valencia

 

 

Para terminar…

Si lo pienso bien, todavía quedan muchas que no están en esta lista, y que serían también mi lugar preferido: Cesky Krumlow en la República Checa, Berlín, Hong Kong, Seul, Chicago, Madrid, Dublín, Shangril.la en Yunnan, China, Kampala en Uganda o Kigali en Ruanda, serían algunas de las que me han hecho dudar en mi lista. Buenos días…

7.

Los Pueblos Negros de Guadalajara…

Los pueblos Negros de Guadalajara.

No hace muchos años, una conocida firma automovilística filmó un anuncio que cambiaría la vida de las pocas personas que habitan el norte de la provincia de Guadalajara. El anuncio, en el que un abuelo de Majaelrayo preguntaba si aquello le parecía bien a Franco, fue un todo un éxito. A partir de ahí, esta región del norte de Guadalajara, empezó a ser un poco más conocida entre nosotros.
 

Campillo de Ranas.
Campillo de Ranas.

¿Por qué se llaman “pueblos negros”?

 

Los pueblos negros de Guadalajara, son un tesoro por descubrir, que debe su nombre a la cantidad de pizarra allí existente, con la cual se han fabricado las casas desde antaño.

 

Los muros de las casas, los tejados, las calles, los cerramientos… Creando así un paisaje encantado, entre el contraste del negro de las poblaciones y el verde de las montañas que las rodean. Este tipo de arquitectura también existe en las provincias de Madrid y Segovia.

La principal diferencia de los pueblos negros de Guadalajara con el resto de construcciones en las otras provincias es su aislamiento: en el pasado, esta zona estuvo bastante incomunicada del resto de la provincia, debido al frío y a las malas comunicaciones en el pasado. Solamente el desarrollo turístico de la provincia, la búsqueda del turista de nuevos destinos, y la decisión del alcalde de Campillo de Ranas de convertir su pueblo en el primer pueblo que permitiera al colectivo LGTB casarse, puso nombres y un punto en el mapa a esta región. A día de hoy, queda poco  para que sea declarada Patrimonio de la Humanidad.

¿Qué pueblos forman la región?

Los pueblos negros se dividen en dos rutas, ya que se encuentran localizados a lo largo de dos caminos, no comunicadas entre sí, ya que rodean la montaña donde se ubican,  y que parten de Tamajón.

El primer camino lo forman los pueblos donde el componente natural tiene más importancia. También las casas se encuentran más rehabilitadas, como es el caso de Valverde de los Arroyos. No obstante, el pueblo abandonado de la ruta, Umbralejo, también se encuentra en esta parte del camino.

El segundo camino lo forman los pueblos.más representativos, y quizás más salvajes; Campillejo, El Espinar, Campillo de Ranas, Roblelacasa y Majaelrayo. Todos ellos están cerca y es posible visitarlos sin problema.

Naturaleza en los pueblos negros.
Naturaleza en los pueblos negros.

¿Qué podemos ver y visitar en los pueblos negros?

Los pueblos negros, es hoy en día un reclamo para los senderistas, los intrépidos escaladores del pico Ocejón, el más alto de la provincia de Guadalajara, y para los bañistas en verano, ya que los pueblos negros ofrecen muchos lugares donde refrescarse.  El cambio de hojas en otoño, también lo convierten en una zona única para visitar, con la llegada de esta estación.
 
La gastronomía, como toda la de Guadalajara, es obligatorio probarla. Los pueblos negros todavía se están empezando a descubrir ahora, así que la oferta hostelera todavía no es muy amplia, aunque no por ello deja de ser sensacional.
 
Poco a poco, hay más alojamientos rurales con encanto donde pernoctar, y perderse del resto del mundo unos días.
 
Este lugar, es el enclave perfecto a visitar desde Madrid o Guadalajara capital en esta época del año.
 
 
 
 

Majaelrayo, Pueblos negros de Guadalajara.
Majaelrayo, Pueblos negros de Guadalajara.

Majaelrayo, Pueblos negros de Guadalajara.
Majaelrayo, Pueblos negros de Guadalajara.

 
 
Etiquetado: / / /

Brihuega y los campos de Lavanda

El Jardín de la Alcarria

Brihuega y la floración de la Lavanda

Llegados a tierras de la Alcarria, nos encontramos con Brihuega, conocido como “El Jardín de la Alcarria” comúnmente. La región que Camilo José Cela hiciera famosa gracias a sus libros y su viaje a estas tierras, es famosa por su miel y los bonitos pueblos que la conforman. El pueblo del que os hablo hoy, es donde se cosecha la lavanda, esa planta aromática de color violeta que florece todos los meses de julio, y que se convierte en la gran protagonista de las calles y campos de este pueblo alcarreño.

Brihuega,festival de la lavanda.
Brihuega en Guadalajara.

Brihuega y la Lavanda
Brihuega y la floración de la lavanda

Brihuega y la Lavanda
Brihuega y la floración de la lavanda

Brihuega y la lavanda
Brihuega y la floración de la lavanda

Brihuega y la Lavanda
Brihuega y la floración de la lavanda

Es en Brihuega donde todos los años se produce la recolección de la lavanda. Aquí, cientos de hectáreas que rodean la población se dedican a la obtención del aceite para la obtención de esencias. Tanto es así, que esta zona ha pasado a ser uno de los principales núcleos en la obtención del aceite a nivel mundial. Con motivo de la plena floración de la planta, antes de la recolección, se organizan varias actividades:

  • Durante varios días, el pueblo se engalana de violeta, se establecen puestos donde se puede comprar los productos fabricados de modo artesanal con lavanda. Allí podremos encontrar muchos productos hechos a base del aceite de la planta.
  • Existen excursiones guiadas a los campos de lavanda, donde se cuenta la historia de la cosecha de la planta y se recorren en grupos. La inscripción previa es recomendable, por la cantidad de gente que llega estos días a la villa. Además, hay que tener en cuenta que los campos es mejor observarlos a primera hora de la mañana, o al atardecer, evitando las abejas.
  • Para los amantes de la música, existe el festival de la Lavanda, que se realiza cada año a mediados del mes de Julio. El día del festival, que se celebra en los campos de la planta, el pueblo y sus visitantes se visten de blanco, y la música suena mientras se disfruta del aroma de la planta.
  • También existen paseos en globo.

Importante: Este año no se celebra el Festival de la Lavanda y el aforo es limitado en muchos lugares de interés

Brihuega y la Lavanda
Brihuega y la floración de la lavanda

Si planeas tu visita a Brihuega

Antes de ir tienes que tener en cuenta que no es lo mismo visitar las plantaciones de lavanda que asistir al festival de la lavanda: las plantaciones de lavanda las gestionan los propietarios directamente y abren varios días a la semana; es importante que planees tu visita para ir a primera hora de la mañana (8 de la mañana), o a última de la tarde, a partir de las 8 de la noche aproximadamente. La razón es la presencia de avispas. En la oficina de turismo de Brihuega te informarán de todo para tu visita.

El Festival de la Lavanda de Brihuega se realiza un fin de semana al año; en él encontrarás actuaciones de cantantes conocidos y se realiza en los campos de lavanda. Todos los asistentes visten de blanco, hay puestos de comida o foodtrucks y también se prepara una cena para los que quieran tener una completa experiencia. Si quieres asistir al festival hay que reservar con mucha antelación; ten en cuenta que hay plazas limitadas (más ahora con las restricciones por el coronavirus), las entradas suelen salir a la venta sin previo aviso y se venden en un par de días.

A pesar de que la floración de la lavanda es un espectáculo único que seguro te va a gustar, no debes de dejar de lado el pueblo de Brihuega; no en vano está considerado uno de los pueblos más bonitos de la provincia y es de visita obligada en cualquier época.

Brihuega y la lavanda
Brihuega en Guadalajara

Brihuega huele a planta aromática durante esos días, pero no hay que desplazarse hasta aquí solamente por eso; la villa es un lugar cargado de historia, que bien merece una visita. Si indagamos un poco, descubriremos que hay muchas cosas que ver cuando terminemos la visita a los campos de lavanda.

Un poco de historia…

Al pasear por sus calles, nos va a parecer una ciudad tranquila y apacible, todavía a salvo del turismo de masas que inunda otros puntos de nuestro país: no nos dejemos engañar: Este pueblo fue un punto decisivo en nuestra historia muchas veces en el pasado. Por sus murallas, que ahora nos contemplan impasibles, pasaron reyes y arzobispos, lucharon nobles y vasallos, y nos dejaron como testimonio el impresionante legado artístico del que los briocenses pueden presumir.

Imágenes de Brihuega, Guadalajara.
Imágenes de Brihuega, Guadalajara.

Así, la Guerra de Secesión, y los borbones, eran protagonistas de los combates que aquí se libraban, y que delegaron al Archiduque Carlos de Austria a una segunda posición en la lucha por el trono español, dejando victorioso al Borbón Felipe V. Sería más tarde, durante la Guerra Civil, cuando la villa tendría de nuevo resonancia mundial. Hasta aquí se desplazaba un joven corresponsal americano para cubrir la Guerra de Guadalajara, que daría la primera victoria a los republicanos. ¿Su nombre? Ernest Heminway.

Mientras los españoles luchaban entre sí, Errol Flynn, el famoso actor australiano, se daba una vuelta por aquí, y dejaba fotos como evidencia de su paso por la Alcarria y la famosa batalla, al parecer sin ninguna intención especial. También las tropas italianas ocuparon la ciudad en esos tiempos, y no fue hasta más tarde, que la villa recuperó su temple y volvió a la tranquilidad que alberga hoy en día.

Paseando Brihuega

Un paseo por Brihuega siempre es agradable, especialmente por los frondosos jardines que la componen. Recorrerla es fácil, un solo día basta para ver sus más emblemáticos lugares.

Imágenes de Brihuega, Guadalajara.
Imágenes de Brihuega

Ya hablaba bien de ella don Camilo José Cela, cuando a su paso por aquí se paraba a la sombra de sus árboles y abría su libro de notas para escribir las impresiones que el paisaje le causaba.

Imágenes de Brihuega, Guadalajara.
Imágenes de Brihuega en Guadalajara

Manu Leguineche, escritor y periodista español.

Por último, y muy a título personal, hace poco me enteré que uno de mis escritores favoritos, Manu Leguineche, había estado viviendo aquí hasta que en el 2014 pasó a mejor u otra vida. El autor de “El camino más corto”, uno de los libros de viajes que generalmente más impresión nos causan a los que vivimos para viajar, formó parte de la historia briocense, y dejó constancia de su paso, al escribir dos libros sobre la provincia. Los tendremos que leer…

Libros antiguos en Brihuega
Tienda de libros antiguos en la villa. Un bonito hallazgo…

Dónde alojarse

Si has decidido visitar Brihuega tienes algunos hoteles para no tener que desplazarse: el Hotel Spa Niwa es el hotel de más categoría en este área, y seguro que va a cubrir todas tus expectativas; por otro lado, el Hotel Princesa Elima es también un hotelito precioso, con un personal atento y servicial. En todos los hoteles de Brihuega hay que reservar con mucha antelación (a principios de año ya deberías de haber hecho tu reserva) si se planea asistir al Festival de la Lavanda; si lo que quieres es ver la floración de esta planta aromática, lo mejor es que planees tu visita  evitando los fines de semana. La floración suele darse durante dos semanas en julio. 

Si vas con tu propio coche, lo mejor es que reserves en otro pueblo cercano, así de paso descubrirás nuevos lugares.

Cómo llegar

La llegada desde Madrid no puede ser más fácil: solamente hay que tomar la autovía A2 hasta la salida 73 dirección Torija. Desde allí, la CM2011 nos llevará directamente hasta allí.

Es mejor ir temprano, o bien durante la semana, para evitar que haya demasiada gente.

Os dejo un vídeo del Festival de la Lavanda, donde se pueden contemplar los campos de lavanda desde el aire. Una experiencia increíble. Un saludo y espero que os animéis a ir…

Etiquetado: /

Qué son las fallas?

Qué son las fallas?

Picha aquí Mascletá en 360 grados

 

Finalmente, después de un largo año de espera, llegaron de nuevo las Fallas. Yo sé que muchos de los que habéis estado allí, pensáis que los valencianos estamos locos… solamente locos? Qué va!. Mucho más! Durante días,  nos dedicamos a tirar petardos a todas horas. El alcohol se convierte en agua durante días,  y las fallas? Pues si muchas son solamente cuatro muñecos! Por qué esa adoración a un montón de cartones que el 19 vamos a quemar?

¡Porque son nuestras fallas!

 

fallas 2016
fallas 2016

Origen de las Fallas.

No se sabe exactamente cuándo se empezaron a plantar las fallas, pero sí que se han encontrado documentos del año 1.784, en los que se prohíbe plantar y quemar fallas en las calles más estrechas de la ciudad de Valencia, y solamente se permite su ubicación en las plazas de la ciudad.

 

Posibles orígenes hay varios, desde que los carpinteros, cuyo patrón es San José, se alumbraban la noche anterior a su santo, con unas hogueras, a las que con el tiempo se les empezó a colocar ropas, y que con el tiempo llegaron a ser los monumentos falleros de hoy en día. Otra teoría, como canta nuestro querido “El Fallero”, dice que los carpinteros sacaban los trastos viejos de todo el año y los quemaban el día de su patrón., pero al igual que la anterior propuesta, no hay ninguna prueba documentada.

 

Origen celta

El lado más enigmático del origen de las fallas, enlaza las hogueras de origen celta (de orígen árabe, en el caso valenciano), con un intento de control por parte de la Iglesia, que las asoció con la festividad de San José.

Por último, la costumbre de hacer un pelele y quemarlo en la hoguera, es algo más extendido, y que también se ha asociado a nuestra legendaria fiesta.

 

fallas Valencia
fallas Valencia

Las fallas hoy en día.

Tenga su origen donde lo tengan, las Fallas son lo que son en todos los pueblos que las celebran: en primer lugar, su objetivo es satírico, sobre todo lo que pasa en nuestra actualidad, y cada monumento, hace burla de aquello que considera ha sido más relevante ese año. Por otro lado, una falla  como tal no es solamente su monumento, sino también sus falleros. Durante todo el año, decenas o cientos de personas, se han reunido todos los viernes del año, en las famosas cenas de sobaquillo, para no solamente socializar, como también colaborar en todo lo necesario para llevar a cabo su monumento, y para poder recaudar fondos para su querida falla. Porque una cosa es clara para todos los falleros: tu falla puede no ser la más bonita de todas las de tu barriada, pero para ti, no hay ninguna igual. Allí tienes a todos los amigos y conocidos, con los que vas a pasar parte importante de tu vida, y que junto a ti, sacarán una lagrimita el día de la cremá, cuando las tracas y la pólvora alcance tu querido monumento fallero, y la música acompañe las últimas llamas, que nos dicen que un año más, terminaron nuestras fiestas.

 

La cremà de las fallas
La cremà de las fallas

 

fallas Valencia
Fallas Valencia

La mascletà

Las fallas son pólvora, porque no es lo mismo Valencia hasta que llega el dia 1 de marzo, y todos como locos, nos escapamos del trabajo, del instituto, de la universidad, para ver a las 2 del mediodía la primera mascletá. Y no habrá valenciano que se valga que no intente al menos, durante los 19 días de mascletá, acudir a la plaza del Ayuntamiento, para ver a como la fallera mayor de Valencia, le dice las famosas palabras al pirotécnico “Senyor pirotécnic, pot començar la mascletà”, y así, empieza ese ruido infernal para extraños e invitados, y que a los valencianos nos sabe a gloria. Pero no nos equivoquemos, los que somos de pueblo, tenemos que ver al menos dos mascletades: la de Valencia, y la del día 19, que se celebra en cada falla de cada pueblo o localidad valenciana. Y esto, querido público, no se puede perdonar.

 

Pincha y verás una de las mejores mascletás del 2.016.     Mascletà 4 de Marzo del 2.016

 

 

La nit del Foc

Igual de importante, es la “nit del Foc” (noche del fuego), donde la noche previa a San José, un gran castillo de fuegos artificiales reina en el Paseo de la Alameda. Y por si fuera poco, también los dos días previos tenemos fuegos artificiales en el río, siendo todos los castillos, para los valencianos, igual de importantes.

http://valenciaculture.com/fallas-2016-castillos-mascletas/

 

Todo esto, no es lo mismo que la “despertà”, no se equivoquen. La “despertà” sirve para lo que su nombre dice: despertarnos, y despertar a los vecinos. Todos los días entre el día 15, o noche de la “plantà” de las fallas, y el 19 incluído, nuestros falleros y falleras, junto con la charanga de músicos de la falla, se dedican a hacer el pasacalle por la barriada, y junto con una gran cantidad de petardos, mostrarnos que las fallas, acaban de empezar.

 

Fallas Valencia
Fallas Valencia

 

 

Y nos queda la ofrenda a la Virgen de los Desamparados, la parte más emotiva de nuestras fiestas, y en la que cada año, falleras y falleros se encaminan hacia la Iglesia de la Virgen, para depositar su ramo y hacer poco a poco el manto de nuestra Geperudeta. Durante 2 días, y así rendir un homenaje personal a nuestra patrona. Es fácil contemplar a muchas falleras llorando al depositar el ramo en el manto, aunque también es fácil que los espectadores tengamos que contener nuestras emociones.

 

Iluminación en calle Sueca, Valencia en fallas.
Iluminación en calle Sueca, Valencia en fallas.

 

Conclusión

Nuestras fiestas, pueden ser de locos o cuerdos, son ruidosas, alegres y llenas de sátira y de emoción. Quizás estemos locos, quizás no. De momento, no nos metemos con nadie… solamente tiramos tracas…

 

 

Etiquetado: / / / /

Senderismo en Guadalajara : En el Barranco del Río Dulce.

 Senderismo en la provincia de Guadalajara.

Ruta entre La Cabrera y Pelegrina.

Si había un lugar que teníamos pendiente, ése era el Barranco del Río Dulce. Mucho habíamos leído de grupos senderistas que lo recomendaban, y hoy, por fin, nos hemos animado a llegar a La Cabrera, un pueblo que ya por sí, tiene fama por ser de los más bonitos de Guadalajara. La ruta, ha sido preciosa, y no sólo eso, sino con sombra durante casi todo el recorrido, algo que se agradece en pleno mes de junio. Además, desde Pelegrina, hemos visto que salen muchas otras, que seguro son igual de fantásticas que ésta… Me gustaría indicar que el sendero que seguimos es parte del sendero 1101, aunque la vuelta la hemos hecho por la carretera comarcal que comunica ambos pueblos. Aún así,  la vuelta nos ha gustado mucho… empezamos…

Llegar a La Cabrera desde Madrid es muy fácil; siguiendo la A-2, hay que coger el desvío hacia Sigüenza, y a unos 15 kilómetros de la salida (viene indicado), y unos 5 antes de llegar a Sigüenza, a la derecha aparece el cartel del pueblo.

Desvío hacia La Cabrera
Desvío hacia La Cabrera

 

Una vez en el pueblo, aparecen dos lugares de aparcamiento; hay que dejar el coche aquí, ya que luego el pueblo tiene muchos desniveles y poco aparcamiento. Para empezar la ruta, hay que seguir el camino recto de entrada al pueblo, cruzar el puente que nos vendrá a los pocos metros, y llegaremos a la iglesia y al frontón. El camino a seguir, es a la izquierda, cruzando por el medio de la iglesia y el frontón.

Poco más tarde, vamos a encontrar una zona ajardinada, que atravesaremos, y ya allí, un cartel nos dirá que la ruta hacia Pelegrina es el camino a la izquierda. Mientras, hemos atravesado el pueblo, que aunque muy pequeño, se encuentra sumergido en plena naturaleza, con el río Dulce que lo atraviesa….

 

La Cabrera es conocido como uno de los pueblos más bonitos de Guadalajara... y lo es...
La Cabrera es conocido como uno de los pueblos más bonitos de Guadalajara… y lo es…

 

 

La Cabrera
La Cabrera

 

 

La Cabrera, Guadalajara.
La Cabrera, Guadalajara. Iglesia.

 

 

La Cabrera, Guadalajara
La Cabrera, Guadalajara, por aquí hay que seguir al pasar la iglesia y el frontón…

 

 

Inicio del sendero
Inicio del sendero

 

 

Iniciamos el camino
Iniciamos el camino

El camino, discurre paralelo al río Dulce, en el que es posible en algunos tramos mojarnos los pies…

 

 

Hacemos casi todo el trayecto bajo la sombra de los árboles, aunque debemos hacer un inciso: hay un tramo donde debido a lo mucho que han crecido las hierbas, resulta un poco difícil avanzar; sobre todo el último kilómetro, es un poco incómodo. Por suerte, toda la naturaleza que nos rodea, y la llegada de las aves, nos hace olvidar cualquier pormenor..

Cuando menos te lo esperas, la vista del castillo de Pelegrina, aparece ante nosotros anunciándonos que estamos cerca del siguiente pueblo….

 

Barranco del Rïo Dulce, llegando a Pelegrina.
Barranco del Río Dulce, llegando a Pelegrina.

 

Ya solamente nos queda el último tramo para llegar a Pelegrina, pueblo que también queremos visitar. Ahora, seguiremos por la carretera, pero las vistas son igualmente geniales, y el castillo nos seguirá acompañando. Los que también nos estuvieron acompañando fueron los cerezos…

 

Camino a Pelegrina
Camino a Pelegrina

 

El camino se encuentra señalizado.
El camino se encuentra señalizado.

 

Llegamos a Pelegrina, otro pueblo que de verdad, merece una visita. Allí se encuentra el centro de interpretación del Barranco del Río Dulce, así como también podemos encontrar algunos bares (entramos en el Restaurante Bajá, y nos quedamos con ganas de volver a comer), y también una casa rural….

 

Pelegrina, Guadalajara.
Pelegrina, Guadalajara.

 

Pelegrina, vistas del valle
Pelegrina, vistas del valle

 

Ya terminada la primera parte, iniciamos la vuelta. En total, han sido 8 kilómetros de ruta (ida y vuelta).

Y volvemos en marzo a caminar! Dar las gracias a la web Senderismo Guadalajara, de la que hemos sacado la información para poder llegar y seguir el camino

 

barranco

 

El camino de vuelta ha sido igual de espectacular.
El camino de vuelta ha sido igual de espectacular.

 

Barranco del Rïo Dulce, vuelta por la ruta principal
Barranco del Río Dulce, vuelta por la ruta principal

 

La Cabrera, Guadalajara.
La Cabrera, Guadalajara.

 

 

 

Etiquetado: / / /

Hoteles románticos en España.

Qué hoteles nos han enamorado?.

Hoy por hoy, la oferta hotelera que tenemos en España es más que buena, pero muchas veces, que tengamos tanto donde elegir, hace que sea muy difícil elegir destino, y por supuesto, alojamiento. Teniendo como punto de partida que en todos los lugares, hay algo que ver, os voy a anotar los hoteles en los que he pernoctado, y en los que de verdad, volvería mañana mismo… ahí van….

 

Disfrutar de la playa en Galicia:  Hotel Pirámide, Portonovo.

 

Era nuestra primera visita a las Rías Baixas… y la verdad es que no nos defraudó. A pesar de ir en plena temporada estival, y estar lleno el hotel, pudimos disfrutar del placer de levantarnos todos los días mirando al mar, y salir, dando un pequeño paseo, hasta la playa.

El hotel, situado en un acantilado, se encuentra en Portonovo, pequeño pueblo pegado a Sansenxo, donde pudimos comer de fábula (tengo que mencionar el pueblo de O’Grove, donde comí el mejor marisco de mi vida).

Del hotel, añadiré que tiene un desayuno buffet increíble, las habitaciones, aunque no son enormes, son correctas y limpias, y también hay piscina donde tomarte una copa…. Qué más se necesita para desconectar?

 

 

Playa en Portonovo, Hotel Pirámide
Playa en Portonovo, Hotel Pirámide

 

La Posada del Casar en Las Hurdes (en el Casar de Palomero)

Para todos los que quieran conocer una de las zonas más bonitas de España, y dormir en un lugar privilegiado.

 

 

La Posada del casar, spa
La Posada del casar, spa

 

La Posada del Casar

 

 

Muchas veces, el que nos guste o no un lugar, depende también de dónde estemos durmiendo. Nuestra estancia en La Posada del Casar fue inmejorable, tanto, que ya lo nombré cuando escribí sobre las Hurdes y su entorno.

Esta vez, añadiré que el hotel es uno de los más bonitos y cuidados de los que hemos estado, con unas habitaciones cuidadas hasta el último detalle, un spa increíble (todavía lo recordamos muchas veces), y también, un restaurante encantador, que hace que no tengas que desplazarte cuando, después de todo el día viendo cosas, te apetece comer bien. Allí vas a poder, no solamente comer de infarto, sino probar las cerveza de la zona por excelencia, la cerveza Cerex, una nueva cerveza artesana, que ya lleva varios premios internacionales en su corta vida. Será por algo.

Los precios, a día de hoy, están sobre 65 euros en Booking. Lo merece.

 

Las Hurdes y la Sierra de Francia.

Turismo de ciudad por Sevilla?

El hotel H10 Corregidor Boutique Hotel … para estar en pleno centro.

Visitar Sevilla en verano no es fácil… y nosotros lo sabemos, porque lo hicimos el pasado año. Por eso, dormir en un lugar confortable, lo suficientemente céntrico para volver a él si el calor aprieta y no te deja respirar, es importante. Si además el hotel está bien atendido y el personal se preocupa realmente por sus clientes (como es el caso), ya ha ganado muchos puntos. En esta ocasión, no era mi primera visita a Sevilla, sino que ya llevaba muchas en diferentes hoteles, y como la atención que recibí en este hotel, en ningún lugar. Además, el hotel se encuentra pegado a una plaza llena de barecitos donde poder comer alguna cosa y tomar algo. El precio? Sobre 48-60 euros. Además de bueno, totalmente asequible.

 

 

H10 Corregidor Boutique
H10 Corregidor Boutique

 

H10 Sevilla, habitación
H10 Sevilla, habitación

Cómo visitar Barcelona pernoctando en uno de los hoteles más bonitos y retros de la ciudad?

En el Hotel Retromé, mi favorito sin lugar a dudas.

 

 

La llegada al Hotel Retromé te asusta un poco. El portal es viejo, sin mucha información de que allí hay realmente un hotel. Ello te hace pensar si realmente has hecho una buena elección o has metido la pata. Pero en cuanto entras por la puerta de este pequeño hotel, las dudas se esfuman. Su Vespa en el vestíbulo y su ambiente vintage, con una excelente atención (en cuanto entré, me invitaron a tomar un té o alguna cosa), hace que te sientas como en casa. Además, las habitaciones, pese a no ser muy grandes, son muy acogedoras, y tienen una terracita en la parte posterior. Como recomendación, enfrente mismo, hay un barecito donde comer por un precio razonable, algo a tener en cuenta si estáis en un lugar tan turístico como lo es Barcelona.

Un hotel para desconectar del mundo y olvidarte del móvil:

La Bodega Hotel Rural, en Mogente, Valencia.

 

 

Dirigido por Ernesto, La Bodega te enamora desde el primer momento. Llegando por un tortuoso camino, se abre una explanada sobre la que se encuentra la casa rural. Desde allí, es fácil hacer rutas y dar largos paseos para desconectar del mundo terrenal.

Sus habitaciones, es como volver a otro siglo, están cuidadas hasta el último detalle y con mucho gusto. Otra cosa a destacar es el restaurante, donde Ernesto de nuevo, nos fue explicando cómo elabora el vino que tomamos, y las delicias caseras que tuvimos el placer de probar. Para nosotros, es un tesoro escondido del que escapar y disfrutar más de nosotros mismos. El precio también es más que adecuado, a día de hoy (en booking), entre 45-60 euros por noche.

 

Dónde desconectar en las playas de Alicante?

 En el Hotel El Bichet, Els Poblets, Denia, Alicante.

 

El Bichet es de esos lugares que te enamoran en el momento que llegas a la puerta. Situado a escasos metros del mar, tiene una preciosa terraza para sentarse y tomar algo, así como piscina, aunque a decir verdad, al estar enfrente del mar, no nos hace falta. Pese a ser un lugar “de playa”, sus habitaciones no  son las típicas de los hoteles de playa a las que estamos acostumbrados, sino que tienen todo el encanto de las de los hoteles rurales. Con un desayuno más que correcto, esta pareja de madrileños supo darle un toque especial a un fin de semana de escapada que pudimos disfrutar. Además, Els Poblets cuenta con mucha oferta gastronómica, y pegado a Denia, donde es posible visitar muchas cosas, si la playa os termina por aburrir. Todo un lujo cerca de casa. En cuanto a los precios, según la temporada, van a variar muchísimo, así que mejor la elegís vosotros.

 

 

Etiquetado: / / / / / / / / /

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más información.

aceptar