Guilin en China

Visita a Guilin y alrededores en el sur de China

 

Guilin en China
Guilin en China

 

La provincia de Guangxi en el sur de China

 

Estamos en la República Popular China y la región Autónoma de Guangxi es ya la frontera con Vietnam. Su remota posición en el mapa chino, sus montañas y complicada orografía, la hicieron durante mucho tiempo tener fama de agreste y salvaje. Aunque la capital de la región es Nanning, ha sido Guilin el lugar donde todos quieren ir.

Guilin, la ciudad famosa gracias al cine

 

Guilin en China
Guilin en China

Corría el año 2006 cuando y meca del cine estrenaba una nueva película del director John Curran. La película narraba la historia de una joven (Naomi Watts) que se casa con un joven médico enamorado (Edward Norton) de ella para escapar del rígido Londres de los años veinte. Los problemas en el matrimonio los llevan hasta tierras remotas en China, teniendo que surcar el río Li para llegar a su destino.

Guilin en China
Guilin en China

 

Las imágenes de aquél paseo por el río Li son hoy en día uno de los atractivos de viajar hasta Guilin. La ciudad lleva un nombre curioso, y es que Guilin significa «el bosque de los olivos dulces», por el gran número de olivos que había en el pasado. Siendo una de las más antiguas del sur de China, documentos del 111 a.C. hablan de ella. Su patrimonio es tal que en el 1981 el gobierno chino decidió darle una protección especial junto con Beijing, Hangzhou y Suzhou. Hoy en día, con 4,7 millones de habitantes, es el punto de salida para muchas actividades y zona de recreo para los propios chinos. El llamado «mejor paisaje bajo el cielo» es una ciudad que sin duda merece nuestro tiempo en China.

 

Guilin en China
Guilin en China

 

Qué ver en Guilin

 

  • Nadie que acuda a Guilin puede perderse un crucero por el río Li. El recorrido se puede hacer en todo tipo de embarcaciones, tanto barcos de tamaño considerable como barcas más rurales. En Yanshou, el pueblo vecino, es posible recorrerlo en balsas de bambú. Lo mejor es ir pronto para no pillar las hordas de grandes embarcaciones y disfrutar del paisajes. En todo caso, el paisaje es tan bonito que es imposible que no te enamore. La mejor parte del río Li es la que va desde Yanshou hasta Guilin. No dejes de visitar la colina de la trompa de elefante (llamada así por su curiosa forma), donde arriva divisarás una pagoda.

 

Guilin en China
Guilin en China

 

 

  • Cueva de la flauta de caña. A escasos kilómetros de Guilin se encuentra esta cueva repleta de estalagmitas, estalactivas y formaciones kársticas. Encontrándose en China no es extraño la presencia de florecitas y otros adornos. Aunque a mi no me gustó especialmente, en general es un lugar que todo el mundo recomienda visitar. Así que ahí lo dejo.

 

Guilin en China
Guilin en China

 

  • El parque de las 7 estrellas. Estamos en un gran parque donde la vida parece fluir a todas horas: allí encontramos jubilados jugando al ajedrez, otros pintando caligrafía china en pinceles grandes; otras personas practican Tai chi, mientras algunos bailan y en otros momentos vemos gente practicar ejercício. Seguramente habrás oído ya comentarios de lo mucho que los chinos acuden a sus parques a realizar actividades; así es y en este parque tienes un ejemplo de ello.
  • Visitas nocturnas a los lagos que rodean la ciudad. Guilin tiene cuatro lagos en sus inmediaciones: el lago Ronghu, Shanhu, Hulong y Guihi. Todos ellos son bonitos y una visita nocturna es muy agradable. También el río Li al anochecer es muy recomendable.
  • Disfrutar de la ciudad. Guilin es una ciudad bastante moderna pero no demasiado grande para lo que son las ciudades chinas; disfrutar de su ambiente y la vida que emanan sus calles te hará conocer mejor la vida de sus gentes.

 

guilin en China
Jugando en Guilin

Qué ver en los alrededores de Guilin

 

Guilin en china
Paseos en barco en Guilin, China

 

El pueblo de Yanshou a orillas del río Li

Visitar Guilin y no acercarte a Yangshou es un pecado. Las formaciones kársticas de sus paisajes forman parte de los billetes de 20 yuanes, no te digo más. Yanshou es bastante más pequeña que Guilin y mucho más rural. A pesar de que muchos mochileros ocupan la ciudad, hay espacio para todos y todas. Es en Yanshou donde puedes realizar excursiones de senderismo por el río Yulong o el río Li. Otros menos aventureros se conforman con las compras de regalos en la calle principal. Los más animados prueban sus karaokes en la noche. Tanto si te gusta una cosa como otra, lo vas a disfrutar seguro.

Guilin en China
Guilin en China

 

Terrazas de arroz de Longji en Longshen

 

Terrazas de arroz en China
Terrazas de arroz de Longji en Longshen

 

Las terrazas de arroz del sur de China son algo más que bonitas, son impresionantes. Si encima vienes de una familia de arroceros como yo todavía lo disfrutarás más. En todo caso, los paisajes de las terrazas de arroz resultan curiosos e interesantes. Solo 80 kilómetros separan Longshen de Guilin. Lo recomendable es hacer al menos una noche en alguna de las casas de huéspedes u hoteles de montaña que se disputan las mejores vistas. Recuerda que cuanto más alto estés situado, mejores vistas de todas las terrazas vas a tener. La zona de las terrazas se cierra por la noche, y vuelve a abrir a las 4,30 de la mañana. Si te quedas a dormir no tienes de qué preocuparte. En esta parte de China solamente se cultiva el arroz una vez al año, por lo que los tiempos de siembra y recogida del cereal son similares a los españoles. Cada época te va a ofrecer diferentes paisajes, todos únicos. Muchos dicen que el paisaje otoñal es el mejor. La parte más bonita de las terrazas corresponde a la terraza de la espinal dorsal del dragón. Una vez allí puedes pedir un mapa y hacer varios recorridos por las terrazas.

 

Terrazas de arroz de Longji en Longshen
Terrazas de arroz de Longji en Longshen

 

Longshen y sus terrazas son el hogar de la minoría Zhuang. Les verás ataviados con sus trajes negros y de colores brillantes. Muchos ya pasan del arroz y se dedican a vender artesanía y ropas al turista. En Longshen puedes probar su típico té, y también el arroz pegajoso Long, muy típico de allí.

 

Terrazas de arroz de Longji en Longshen
Terrazas de arroz de Longji en Longshen

 

 

Terrazas de arroz de Longji en Longshen
Terrazas de arroz de Longji en Longshen

 

 

Etiquetado: / / /

Los guerreros de Terracota de Xi’an

 

Viajar a Xi’an

 

Viaje hasta los guerreros de terracota más famosos del mundo

 

Corría el año 1974 y a 30 kilómetros de Xi’an se trazaba una nueva canalización de desagües. Sería entonces cuando unos operarios encontrarían unas fosas muy extrañas: en ellas había un ejército de terracota. Los guerreros de Xi’an salían a la luz, después de siglos en la oscuridad.

 

Los guerreros de Terracota de Xi'an, China
Los guerreros de Terracota de Xi’an, China

 

Hoy en día los guerreros de Xi’an son la atracción turística más visitada en China, después de la gran muralla. En 1987 los guerreros de Xi’an  fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Los guerreros de Xi'an, China
Los guerreros de Xi’an, China

 

Cómo llegar para visitar los guerreros de terracota de Xi’an

La llegada hasta las fosas es relativamente fácil, tanto si se visita en alguna excursión organizada, como si se viaja por cuenta propia. Es el autobús número 360 el que sale desde el centro de Xi’an para parar en la entrada del recinto, y todo por un euro al cambio.

 

Los guerreros de Terracota de Xi'an, China
Xi’an, China

 

El precio de la entrada es el mismo para todos, unos 15 euros. Quizás caro para la media de precios china, pero los guerreros lo merecen. Merece la pena comprar tu entrada por internet si vas por tu cuenta: www.bmy.com.cn

Es importante que sepas que la entrada solamente se puede comprar 30 días antes si resides en China; para extranjeros solamente permitía la compra 7 días antes de tu llegada (antes de la pandemia). Si no, también es posible comprar tu entrada en la taquilla de entrada directamente. Intenta ir temprano para encontrarte menos gente y verlos mejor.

 

 

Los guerreros de Xi'an, China
Los guerreros de Xi’an, China

 

Qué ver en el recinto de los guerreros de Xi’an

 

Existen tres salas a visitar en la visita a los guerreros:

  • La primera y más grande contiene más de 6000 guerreros, todos dispuestos en posición de batalla. Sería el emperador Qin Shi Huang el que mandaría construir este ejército; quería llevar su ansia de poder y mando hasta el más allá.

 

Los guerreros de Terracota de Xi'an, China
Los guerreros de Xi’an, China

 

  • Otra sala, esta más destruida que la anterior, contiene algunos guerreros y esta vez caballos. En total no hay más de 1000 figuras en este segundo recinto.

 

Los guerreros de Terracota de Xi'an, China
Los guerreros de Terracota de Xi’an, China

 

 

  • La tercera sala corresponde a los altos mandos del ejército. También existen dos carros de guerra hechos en bronce. Todos  los guerreros están alineados y listos para la batalla.

Los guerreros eran en sus inicios policromados, pero el paso del tiempo les fue quitando su esmalte. Solo algunas armas de los guerreros se han mantenido más de 2000 años, gracias al mercurio que hay en el terreno. La construcción de los guerreros para el emperador empezó en el ano 246 antes de Cristo, y terminaría unos cuarenta años después. En el museo del recinto se conservan algunas figuras con el esmalte. Es sorprendente que ningún guerrero tiene su cara igual a su compañero.

 

Los guerreros de Terracota de Xi'an, China
Los guerreros de Terracota de Xi’an, China

 

Un extra a añadir si tienes tiempo: El mausoleo de Qin Shi Huangy

 

El emperador Qin Shin Huang fue sin duda un hombre que dejaría su legado  en la zona de Xi’an… para bien o para mal. A pocos kilómetros de los guerreros fue descubierto el mausoleo donde descansa el emperador. Para realizar su mausoleo se emplearían 700.000 obreros. Todos ellos trabajarían  en el monte Li hasta terminar su tumba. Más de 60 kilómetros cuadrados forman parte de este complejo, donde existen 181 personas enterradas; 180 acompañarían al emperador en su viaje al más allá.

Etiquetado: / /

La ciudad de Xi’an, antigua capital del Imperio

 

La ciudad de Xi’an, una ciudad para estar

 

Xi'an en China
Xi’an en China, mercado

 

Llegamos a Xi’an de madrugada, después de una divertidísima noche de tren nocturno desde Beijing. A pesar del cansancio, las ganas de descubrir la ciudad de los guerreros más famosos de terracota en el mundo nos puede. Ese mismo día empezamos a descubrir una ciudad que nos causa desde el primer momento una sensación agradable, de tranquilidad.

 

Xi'an en China
Xi’an en China

 

Al contrario que otras grandes urbes chinas Xi’an todavía tiene un toque urbanita no tan neoyorkino. Tal vez por la falta de rascacielos y lunes de neón, esta ciudad parece haber crecido sin contaminarse del occidente más moderno.

En la actualidad los que llegan a Xi’an son los turistas curiosos; en el pasado eran comerciantes provenientes de la Ruta de la Seda, y es que Xi’an era el extremo oriental de ella. Hasta allí llegó Marco Polo, llevado por los comentarios de aquellos que hablaban de la capital del imperio chino, Chang’an. Xi’an vería pasar diez dinastías chinas por sus murallas.

 

Xi'an en China
Xi’an en China

 

 

La razón de que Xi’an terminase siendo un gran mercado de seda tiene que ver con la cantidad de gusanos de seda que crecían alrededor de ella; esto haría que la oferta de la demanda de seda llevase la mítica ruta hasta las puertas de la ciudad. Pero no solo seda era comercializado en la capital del reino de Catai: el marfil, las especias y las piedras preciosas también estaban entre los tesoros de comerciantes.

 

Xi'an en China
Autobuses en Xi’an, China

 

Cómo llegar a Xi’an

El camino hasta Xi’an es relativamente fácil desde Beijing o Shanghai; la presencia del tren bala ha llevado a que el recorrido sea de seis o siete horas respectivamente. Si se sube en el tren nocturno, conlleva más tiempo. También hay vuelos directos desde las principales ciudades.

No hay duda de que hay que visitar a los guerreros de terracota. Pero la ciudad ofrece más cosas. Aquí te cuento las que más me gustaron a mi:

 

Xi'an en China
Xi’an en China, a pesar de que todos llegamos para visitar a los famosos guerreros de Xi’an, la ciudad tiene muchas más cosas que ofrecer

 

 

Qué visitar en el centro de Xi’an

 

  • El centro amurallado. Resulta cuanto menos sorprendente que se hayan mantenido las murallas de la ciudad durante tanto tiempo, en una ciudad tan transitada y con tanta gente de paso. Pero si, más de 14 kilómetros de longitud dan una idea de lo que fue la antigua capital china y la cantidad de gente que allí vivió en el pasado. Las murallas además se construyeron pensando en todo; los 14 metros de espesor nos dan a pensar que se hacía la guardia en caballo. Las puertas de entrada que quedan son cuatro, con una altura de seis metros… casi nada…

 

Xi'an en China
La campana de Xi’an en China

 

  • La torre de campana de la ciudad se construiría en el año 1384 para dar fe de la hora a los lugareños. El tambor que la acompaña marcaría y marca el centro exacto de la ciudad. Todo ello mientras la dinastía Ming reinaba en la antigua China. El tambor también daba aviso de los ataques a la ciudad. Hoy en día se puede visitar todo, incluso hay un museo contiguo que alberga varios tambores de época, entre ellos el más grande en China (y conociendo las aficiones chinas a hacerlo todo a lo grande, igual es el más grande del mundo). Son muchos los turistas que se acercan a la noche para verlos iluminados.

 

Xi'an en China
Xi’an en China

 

  • El barrio musulmán. La ruta de la Seda trajo mucho comercio y negocio, pero también a gente terminó mudándose a Xi’an; entre ellos, más de 20.000 persas y árabes que harían de esta ciudad su nuevo hogar. En la actualidad los descendientes de estos aventureros siguen viviendo en Xi’an. Sus bazares y restaurantes atraen a muchos turistas que disfrutan de lugares tan distintos a la cultura china como la Gran Mezquita, construida en el año 742. La mezquita alberga en sus territorios jardines y fuentes de los que escapar en los meses más calurosos.

También en el barrio musulmán se encuentran los mejores puestos callejeros para comer. La calle Beiguangji es uno de los puntos para encontrar buenos puestos de comida. Es allí donde dirigirse a comer, sobre todo al caer la noche, si se quiere disfrutar de la gastronomía local.

Xi'an en China
Comida local en Xi’an , China

 

Alrededores de la ciudad de Xi’an

 

  • El templo budista Da Ci’en. En tan solo cinco kilómetros de la ciudad encontraremos este templo, construido para albergar los restos budistas del Monje Xuanzang. El monje fue una gran influencia con sus escritos en el pasado, y es por ello que se construyó este templo. En el complejo encontraremos la pagoda de la Oca Salvaje, construida en el 648 después de Cristo, y que con sus siete pisos de altura constituye uno de los iconos de la antigua capital china.

 

Xi'an en China
Xi’an en China

 

  • Tenemos que desplazarnos a mayor distancia (120 kilómetros en total), para encontrar el monte Hua, o como muchos dicen, el camino de montaña más peligroso del mundo. Allí encontraremos gran cantidad de templos taoístas.

 

Algunas curiosidades

 

  • Xi’an es uno de los mejores lugares donde degustar un hotpot. Encontrarás muchos lugares donde probarlo a precios más que razonables.

 

Xi'an en China
Degustando un hotpot en Xi’an

 

  • Los tortellini en algunos sitios son caseros caseros. Si te pierdes por las callejuelas del centro vas a encontrar casas que parecen todo menos restaurantes: es allí donde elaboran los tortellini caseros prácticamente delante de ti. El relleno normalmente es de carne.

 

  • Descubre Xi’an: si le dedicas algo más de tiempo que el imprescindible para ver a los famosos guerreros descubrirás un lugar muy agradable para pasear. Disfruta la experiencia de conocer un poco mejor esta ciudad china.

 

Xi'an en China
Xi’an en China

 

Etiquetado: / /

Viaje a China

 

 

En China todo es a lo grande…

 

La primera vez que viajé a China solamente podía pensar una cosa: todo era grande. Con el tiempo, una se acostumbra a esa sensación de estar en un país que más que un país es un continente; un laberinto de etnias y de gente que puede hablar muchos dialectos y ser muy diferentes entre sí.

China no es un país para ir quince días de vacaciones y venir pensando que lo conoces todo: cuando haces un viaje te das cuenta de lo pequeña que eres en comparación con todo lo que ellos tienen y son…

 

viaje a china por tu cuenta
Calles de Shangril.la, China

 

Características generales de China

 

  • Situado frente al Océano Pacífico (el más grande de los océanos, como no), China tiene frontera con 14 países.
  • La extensión de sus territorios abarca 9,6 Millones de kilómetros cuadrados
  • China tiene más de 5000 islas
  • Existen cinco husos horarios: cuando en en este son las 12 del mediodía, la costa oeste todavía está pensando en merendar (las 16 pm del día anterior).
  • Su punto más alto es el Everest o Qomolangma con 8848 metros de altura (el más alto del planeta). La cuenca del Turpan, cerca de Urumqi, al sur de Mongolia, con sus 154 metros sobre el nivel del mar es el punto más bajo del país.

 

Campamento base en el Everest
Campamento base en el Everest

 

 

  • En China existen 55 minorías étnicas.
  • El número de lugares Patrimonio de la Humanidad son 27, aunque aumenta cada año.
  • En el año 2005 se esperaba que sus 46,8 millones de habitantes aumentase significativamente, hasta ser el lugar con mayor turismo del planeta. La pandemia en el 2020 cambió esta tendencia alcista al permanecer el país cerrado a cal y canto. Ahora mismo, el turismo recibe 65 millones de personas, teniendo la cuarta posición mundial por detrás de Francia (89 millones de personas), España (83 millones de turistas), y EEUU con 79 millones de visitantes.

 

Mercado en Lhasa, Tíbet
Mercado en Lhasa, Tíbet

 

Preparación de un viaje a China

 

Viajando por Xi'an
Viajando por Xi’an

Aspectos prácticos para viajar a China

 

  • Para ir a China como turista vas a necesitar un visado de turista. La embajada China en Madrid, o el consulado chino en Barcelona son los encargados de dichos trámites. Para realizarlo tendrás que enviar o llevar personalmente tu pasaporte, pagar las tasas (126,55 euros por vía regular; si lo necesitas urgente son 197,85 euros), y esperar una semana o 10 días para recuperar tu pasaporte con el visado de entrada. Ten en cuenta que si piensas visitar Hong Kong o Macao son territorios especiales y no cuentan como territorio chino; qué significa esto en tu caso? Pues que necesitas un visado de doble entrada o múltiples entradas para no tener problemas al volver al resto de China. Si, por el contrario, entras por Hong Kong, no necesitarás visado, tampoco para Macao, pero sí si luego pasas a China.

 

Chongqing, China
Chongqing, China

 

  • Es muy importante tu planificación en tu viaje a China. La mayoría de viajeros hacen las dos capitales primero, haciendo alguna extensión a Guilin o algún otro lugar. Te recomiendo que te informes bien antes de qué quieres bien. China es un país bastante bien comunicado; tanto en avión, como trenes o autobuses podrás desplazarte sin problema. Los vuelos internos suelen salir más baratos cuando se contratan directamente en el país; en los autobuses y trenes puede ser complicado encontrar alguna plaza libre en los meses de temporada alta. En zonas remotas puedes contratar algún taxi para algún tramo concreto. Acuerda el precio antes de ir.

 

viaje a China por tu cuenta
Puesto de comida en Xi’an, China. Lo mejor es comer lo mismo que comen ellos, y dejarse llevar.

 

  • Usa trenes nocturnos, ahorrarás mucho tiempo y noches de hotel. En algunos tramos también existen autobuses nocturnos; no están mal pero tienes que saber que suelen ser bastante ruidosos (aunque muy económicos).

 

  • En las zonas rurales las distancias pueden ser largas, ve con tiempo.

 

Guilin, China
Guilin, China

 

  • El alojamiento en China no es un problema, incluso en las zonas rurales puedes encontrar un hostel o incluso alojamiento en casas particulares. Aquí si te recomiendo que reserves antes de ir si tienes oportunidad, sobre todo si vas en temporada alta.

 

viaje a China por tu cuenta
Beijing, China. Nuestro hostel los primeros días de viaje

 

  • Los chinos también viajan. Esto significa que en el Año nuevo chino puede ser una locura viajar al país: las dos semanas que duran los festejos se pone todo a tope. También en agosto encontrarás muchos turistas (y muchos chinos)

 

  • Al igual que en otros países, contratar las excursiones directamente allí sale más económico.

 

Viaje a Shanghai, China
Viaje a Shanghai, China

 

  • Gran parte de tu presupuesto serán los vuelos; antes de la pandemia habían vuelos directos desde Barcelona-Madrid a Pekin y Shanghai (ahora con la pandemia todo ha cambiado, pero seguro que volverá a cambiar de nuevo). Si luego vas a desplazarte directamente a otra ciudad, es mejor que intentes comprar los dos vuelos juntos y de la misma compañía aérea; si los vuelos son de dos compañías aéreas distintas y por lo que sea se retrasa el primero, el segundo no te lo van a cambiar. Tenlo en cuenta antes de ir, y si lo compras por agencia mejor.
viaje a China por tu cuenta
Viaje a Shanghai, China

 

Preparación mental del viaje a China

 

Te preguntarás por la seguridad del país, y te diré que es un país muy seguro. He viajado sola por él muchas veces y nunca he tenido el menor problema. Los carteristas se concentran en las capitales y zonas turísticas, pero poco más. El respeto a la mujer es algo evidente, más si pensamos que es de los pocos países donde algunas áreas tienen sociedades matriarcales en su cultura.

 

viaje a China por tu cuenta
Comiendo en Dali, China.

 

China es un país con una cultura muy diferente a la nuestra: ni mejor ni peor, diferente. Con ello quiero decir que tienes que ir con la mente abierta: he leído muchas veces (y comprobado) que son unos maleducados porque no respetan las colas; tampoco lo hacen otras culturas y nadie se mete como con los chinos. Muchas veces pueden parecer bruscos, pero créeme; uno de los países donde he encontrado más gente amable ha sido China. Te voy a poner tres ejemplos:

 

viaje a China por tu cuenta
Paisajes de Dali, China.

 

  • La primera vez que llegué con un grupo de amigos preguntábamos a la gente algo y se iban. Pensábamos que es que pasaban de nosotros pero no, simplemente se iban a buscar a alguien que hablase inglés para que nos orientase.
  • En una ocasión, en Xiamen, necesitaba alojamiento y estaba todo ocupado. En uno de los hostels me vieron tan apurada que me alojaron en la habitación donde estaba el personal del hostel.

 

 Xiamen, China
Recibiendo besos en Xiamen, China

 

  • En un viaje sola se me rompió la maleta: tenía que tomar el metro y pesaba bastante. En ese momento se me acercó una chica que iba en mi dirección y me cogió la maleta; yo pensaba que igual me estaba robando pero no, simplemente me la llevó un tramo para que yo pudiera reponerme. A lo largo del día, me pasó lo mismo varias veces…

 

Dali en China
Dali en China

 

Cómo sobrevivir en China

 

  • En primer lugar con paciencia. Todo es cuestión de actitud. El traductor tan chulo que te has bajado antes de ir descubrirás que no sirve en muchos lugares. No pasa nada, los chinos entienden de señas.
  • En las zonas más remotas (ahora ya somos más «normales» en las zonas más avanzadas, te van a pedir fotos; también te intentarán pasar el dedo por tu brazo. Esto se debe a que ellos no tienen apenas vello, y les choca mucho nuestro pelo en los brazos. En un viaje al Tíbet, a un compañero de viaje le llegaron a pedir autógrafos.

 

viaje a China por tu cuenta
Firmando autógrafos en los libros…. si es que el tener pelo, a veces es una virtud….

 

  • Los parques en las ciudades son un lugar de reunión; es allí donde socializan entre ellos y hacen todo tipo de actividades, desde bailar tango, jugar al ajedrez o Tai Chi por las mañanas.

Por dónde empezar? Eso va a depender de tus preferencia. Ten en cuenta que es un país grande, no intentes ir de extremo a extremo en el mismo viaje porque al final perderás la mayor parte de tu tiempo en el transporte.

 

La gran Muralla china, Beijing
La gran Muralla china, Beijing
Etiquetado: / /

Viajar a la Provincia de Yunnan en el sur de China

 

Un viaje a través de la Provincia de Yunnan, China

 

Paisajes de Dali, China.

 

En un mundo donde todo lo occidental cobra fuera y parece ser lo correcto, existe un área geográfica que parece escapar de todos los convencionalismos. Se trata de Zomia o “el mundo de la montaña”. La zona que quiere permanecer tal cual y no sucumbir al mundo más capitalista está formado por territorios de Tailandia, Laos, Bangladesh, Birmania, Camboya, Vietnam y Yunnan, al suroeste de China. Todos estos territorios se encuentran en zonas montañosas aisladas en su mayoría. Su lenguaje es una mezcla de tibetano con birmano, cambiando según la región. A pesar de todo el progreso que estos países han experimentado en los últimos años, ellos prefieren dar la espalda a tanto progreso y seguir como hasta ahora, manteniendo sus tradiciones ancestrales, en muchos casos milenarias.

 

Zhaoxing, China
Provincia de Yunnan, sur de China

 

La zona de Zomia que pertenece a la actual China se llama Yunnan. La provincia de Yunnan tiene un toque tibetano que se mezcla con lo chino de su país. A pesar del gran avance de la provincia en los últimos años, en los que sus pueblos de cuento se han dado a conocer, nacional e internacionalmente, existen muchos lugares que todavía permanecen intactos y son desconocidos en su propio país.

Yunnan formó parte del imperio mongol hasta el 1380. Sería la dinastía Ming la que la incorporaría a su reinado. Yunnan ha sido siempre una región estratégica; sería ya Marco Polo allá por el siglo XIII el que dejaría escritos sobre sus gentes y tierras. Por estas tierras han pasado dinastías chinas, como la dinastía Ming o la dinastía Han. También los franceses, asentados en Indochina, o los ingleses, que dominaban Birmania, demostrarían su interés por Yunnan: por supuesto no por sus etnias o paisajes, más bien por sus minas de estaño y cobre. Aun así, Yunnan fue un lugar remoto y aislado donde en el pasado se enviaba a los trabajadores chinos como castigo.

 

Zhaoxing en CHina
Provincia de Yunnan, sur de China

 

Yunnan casi 40 millones de personas, y la región es tan variopinta que navega entre la altura del pico Kagebo, que supone 6740 metros de altura, para llegar al río Honghe y su valle, situado a 70 metros sobre el nivel del mar.

 

Dali en la provincia de Yunnan
Dali en la provincia de Yunnan

 

Qué visitar en la provincia de Yunnan

Si existen un lugar con diversidad de paisajes ese es Yunnan; a pesar de que el clima favorece que se pueda visitar todo el año, no siempre es así, y visitarlo en pleno invierno puede hacer desvanecer nuestro sueno de visitar lugares con Shangril.la, a los pies del Himalaya.

Yunnan se encuentra bastante bien comunicado, y es posible llegar a casi todos los sitios en tren o autobús. En los pueblos tendrás que buscar algún taxi privado si lo que quieres es visitar algo más remoto.

 

Pueblos en la provincia de Yunnan, Lijiang
Pueblos en la provincia de Yunnan, Lijiang

 

Casi todos empezamos nuestra visita por Kumming, la capital. Llamada la ciudad de la eterna primavera, en los últimos anos se ha convertido en una de las ciudades más visitadas dentro de China, y es que su clima templado favorece la visita.

 

Chongqing, China
Provincia de Yunnan, sur de China

 

Al contrario que otras ciudades bastante más contaminadas, Kumming es una ciudad bastante limpia y cuidada (para los estándares chinos). Desde aquí es fácil llegar a toda la provincia, también el paso a Vietnam se realiza desde aquí.

La provincia tiene 26 minorías étnicas de las 45 etnias que habitan China, es por ello que muchos se acercan hasta aquí para conocer a estas gentes que todavía llevan su traje tradicional a diario y se asombran de las miradas de extraños.

 

Shangril.la en China
Shangril.la en China

 

Qué pueblos visitar en la provincia de Yunnan

En primer lugar tienes que contar los días de viaje que tienes; a pesar de que hay bastante buena comunicación en general, no siempre los horarios cuadran; mis compañeros y yo nos encontramos muchas tardes en los cibers de los pueblos buscando vuelos y autobuses para desplazarnos. Si no quieres perder el tiempo, lleva el viaje más o menos planificado, aunque no compres los billetes.

 

Dali en Yunnan
Dali en Yunnan

 

La primera ciudad a visitar es Dali. La ciudad alberga un tercio de la minoría Bai; a pesar de que esta minoría supone un 0,5% del total de la población chica, es aquí donde tiene mayor población. Muchos conocen Dali por sus tres pagodas, que se han convertido en su seña de identidad. En Dali encontraremos muchos turistas, sobre todo gente joven, ya que las noches de Dali son de las más movidas de Yunnan. Sin embargo, Dali también puede ser un lugar de reposo; su centro histórico es simplemente espectacular, y sus alrededores, repletos de arrozales, invitan a un paseo en bici.

 

roseviaja
Comiendo en Dali, China. Aquí la gente es muy maja. No sé cuántas abuelitas chinas conocí…

 

Seguimos camino de Lijiang, la ciudad que es casa de la minoría Naxi. La ciudad fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco hace ya tiempo. No en vano, son muchos los chinos que la elijen como destino para la luna de miel. Al igual que Dali, es un lugar concurrido y las calles empedradas se llenan cada noche de turistas que buscan su cena diaria. Sin embargo, aquí encontramos muchos lugares de interés, como el lago del Dragon negro, junto a la montana nevada del Dragón de Jade. Este lugar recibe muchas visitas al año por su entorno. También desde Lijiang salen los autobuses hasta Shangril.la; bien en autobús local, bien en viaje organizado, las ocho horas de viaje no te las quita nadie, pero estar en Lijiang te da mejor acceso a viajar a la siguiente ciudad.

 

Linjiang
Linjiang, en la provincia de Yunnan, China. Lugar precioso y mágico a visitar…

 

Si estás en forma y quieres conocer un lugar único, la excursión a la garganta del salto del tigre también tiene su salida desde Lijiang. Esta garganta se ha convertido en uno de los puntos de mayor interés para los turistas más jóvenes, pero encanto y aventura no falta, así que habrá que probarla.

 

Garganta del Salto del Tigre, Yunnan
Garganta del Salto del Tigre, Yunnan

 

 

Shangril.la

Sería el escritor James Hilton el que daría forma a Horizontes Perdidos en el ano 1933. Aquella novela llevada al cine años después describiría un pueblo al sur del Himalaya, donde los que allí viven no envejecen ni sienten el paso del tiempo en aquella pequeña aldea aislada del mundo.

 

Shangril.la en Yunnan
Shangril.la en Yunnan

 

Muchos han buscado el Shangril.la de Hilton, habiéndose siempre relacionado con este pueblo de gente tibetana en su gran mayoría; sin embargo, cada vez se cree más que el escritor solamente utilizó el nombre, basando su libro en alguna región del reino de Bután.

Sea o no el pueblo del que hablaba James Hilton, Shangril.la o Zhongdian es un lugar especial; hoy por hoy es posible visitar un monasterio impresionante, el monasterio Song Zan Lin, resulta muy cercano al palacio de Pottala en Lhasa, Tíbet, aunque para mi gusto, Song Zan Lin está mejor conservado y resulta más agradable de visitar (tiene muchos menos turistas).

 

Shangril.la en Yunnan
Shangril.la en Yunnan

 

En la parte baja del monasterio se encuentra la ciudad de Shangril.la, la cual está construida en madera y junto sus calles empedradas resulta más que agradable para pasear. Son muchos los lugareños con trajes tradicionales que encontraremos en su día a día

 

Para finalizar, el pequeño pueblo de Baisha es otra imagen de la cultura naxi. Allí todavía se pueden encontrar niños jugando a la pelota en la calle, abuelos que se sientan a ver a la gente pasar (cada vez más turistas), mientras el mundo sigue a una velocidad muy superior a la suya.

 

 

Gastronomía en la Provincia de Yunnan, sur de China

 

A veces, no queda carne de rata, pero sí saltamontes.
Saltamontes en el sur de China

En Yunnan encontraremos gastronomía: aunque no siempre será posible comunicarnos con los locales, algunos de los mejores platos de la comida china se encuentran aquí. Es en Yunnan donde se puede comer queso de cabra fresco sin estar en la capital; también jamón. Las hierbas aromáticas son una constante en los mercados locales que abundan en la zona. Las setas de la provincia son simplemente deliciosas. Añadir también la pasta fresca: es común encontrar casas que parecen eso, casas, pero donde realmente se elaboran los tortellini rellenos de carne delante de ti. A pesar del problema del idioma, la gente de la provincia es afable y simpática; siempre puedes entrar en sus cocinas y señalar lo que quieres comer; a ellos no les parecerá nada raro, y tú comerás mejor.

 

dali, yunnan
Comiendo en un puesto local en Dali, Yunnan… por menos de 5 euros todos… cerveza incluída…

Otra delicia para muchos y muchas (no para mi), es la fritura de insectos; en las pequeñas aldeas se sirven como tentempié, aunque también te puedes pedir un plato para ti solo/a. en Zhaoxing es típico el guiso de rata, pero no hay todos los días, así que si quieres disfrutarlo, seguramente tendrás que volver.

 

viaje al Sur de China

 

La Ciudad Prohibida en Beijing

Historia de la Ciudad Prohibida en Beijing

 

Beijing, China

 

 

Beijing es una ciudad donde uno podría perderse durante días, y seguiría teniendo miles de cosas que ver. No obstante, hay algunos lugares donde indiscutiblemente hay que ir, como la ciudad prohibida de los emperadores en China…

 

 

Ciudad Prohibida Beijing
Ciudad Prohibida Beijing

 

 

La Ciudad Prohibida de Beijing en China

 

 

Historia de la Ciudad Prohibida, Beijing

 

 

¿De dónde viene el nombre de «Ciudad prohibida»?

 

La Ciudad Prohibida fue la residencia de los emperadores chinos durante más de 500 años; desde el Siglo XV, y hasta 1911, todos los emperadores del país vivieron en esta ciudad que puede llegar a ser un auténtico laberinto para el visitante. El emperador era llamado el Hijo del Cielo, y esta ciudad era considerada el Centro del Universo. Solamente unos contados ciudadanos estaban autorizados a aproximarse a este lugar tan especial, razón por la cual empezó a ser llamada La ciudad Prohibida, nombre que todavía conserva hoy.

 

 

Ciudad Prohibida Beijing
Ciudad Prohibida Beijing

 

Los inicios de la Ciudad Prohibida.

La capital del reino era Nanjing, hasta que el emperador Zhi Di, de la dinastía Ming, decidió cambiarla a la actual Beijing, y ordenó la construcción de esta ciudad en 1406. Como todo en China, se hizo a lo grande; más de un millón de personas participaron en su construcción, y en 15 años estuvo terminada. Por supuesto, no todos participaron por propia voluntad, pero eso ya es otra historia. Lo cierto es que el Siglo XV fue una época de Renacimiento para el país, al contrario que en la lejana Europa, sumida en la Edad Media.

 

 

Ciudad Prohibida Beijing
Ciudad Prohibida Beijing

 

 

La construcción de la Ciudad Prohibida.

La construcción del nuevo hogar del emperador se hizo siguiendo los principios del Feng Shui: de norte a sur se edificaron las estructuras más importantes, para dar protección de influencias negativas o yin de los fríos vientos que azotan Beijing durante el invierno, la invasión de los bárbaros, o incluso fantasmas.

 

 

Ciudad Prohibida Beijing
Ciudad Prohibida Beijing

 

La vida en la Ciudad Prohibida

La ciudad Prohibida es una ciudad dentro de otra gran urbe; a pesar de que en la actualidad nadie vive allí, es fácil imaginar lo que sería; allí vivieron entre 8000 y 10000 personas, en los 1000 edificios y más de 8000 habitaciones que llegó a tener en el pasado. En tiempos pasados, muchos de sus habitantes ni siquiera salieron de sus murallas a lo largo de su vida, al igual que ocurría en algunas ciudades europeas durante la Edad Media (Edimburgo por ejemplo): nacían, vivían y morían entre sus muros… Impensable a día de hoy.

 

 

Ciudad Prohibida Beijing
Ciudad Prohibida Beijing

Cómo era la vida en palacio.

 

Los emperadores chinos no eran tan diferentes a los que teníamos en tierras más cercanas; en la Ciudad Prohibida cada emperador tuvo su séquito de miles de concubinas a su disposición, siendo elegidas mediante sorteo; el emperador elegía un papel de los cientos en una bandeja de plata, y la afortunada pasaba la noche con él. Por supuesto, estas chicas no tenían ninguna autorización para mantener relaciones sexuales con alguien que no fuese el monarca, así que todos los hombres que entraban a servicio del emperador eran castrados. Esta locura era un honor en aquellos tiempos, y eran muchos los que deseaban esta locura real… En definitiva, más de 24 emperadores vivieron allí, la mayoría de ellos solamente salían para visitar el Palacio de Verano, y sin saber nada o casi nada de lo que era realmente vivir en la China de su tiempo…

 

 

Ciudad Prohibida Beijing
Ciudad Prohibida Beijing

 

En 1987 fue declarada Patrimonio de la Unesco, y a día de hoy es el lugar más visitado en Beijing.

 

 

Ciudad Prohibida Beijing
Ciudad Prohibida Beijing

Mi consejo personal

La ciudad Prohibida de Beijing es turística no solamente para los extranjeros, los propios chinos también realizan muchos viajes hasta la capital para conocerla. Si quieres disfrutar de un poco más de paz entre tanta muchedumbre, visítala en los días laborables; evita el Año Nuevo Chino y también cualquier fiesta nacional.

 

Ciudad Prohibida Beijing
Ciudad Prohibida Beijing, puedes hacer horas de cola en temporada alta

 

Etiquetado: /

Shanghai, la segunda ciudad en China

 

Visita a Shanghai en China

 

Viaje a Shanghai, China
Viaje a Shanghai, China
 

Llegamos a Shanghai

Después de un viaje por el sur de China llegamos a Shanghai. La segunda ciudad en China y sus más de 20 millones de habitantes compiten muchas veces en importancia con Beijing. Aunque a muchos les parezcan parecidas, en cuanto a mega ciudades, son muy diferentes. Shanghai es en mi opinión mucho más cosmopolita; en Beijing es más fácil encontrar los lugares tradicionales, solamente en los últimos años los barrios más antiguos y los hutongs han empezado a desaparecer. Shanghai se ha convertido antes en una gran urbe sin tener que guardar culto a lo tradicional, enfocada en sus negocios financieros que en la mayoría de los casos enlazan empresas ubicadas en Hong Kong con la China real.
Viaje a Shanghai, China
Viaje a Shanghai, China
Hablar de Shanghai es hablar de una ciudad de rascacielos, de gente que llega desde remotas aldeas para trabajar y enviar dinero a sus casas. También el número de expatriados aquí es alto; cualquier empresa sabe que hacer negocios con un país con tanto potencial es importante.

 

Shanghai, China
Shanghai, China

 

 

Qué ver en Shanghai

 

A Shanghai no se puede ir y no pasear por el Bund, el barrio junto al río que dará unas vistas increíbles por la noche, para nuestro disfrute y el de todos sus habitantes. Existen barcos que realizan excursiones por el río, para poderlo ver mejor. Os lo recomiendo. También la llamada «old city« es un área donde pasar un día un poco más relajado, sin los nervios de estar cruzando semáforos entre miles de personas.

 

 

Viaje a Shanghai, China

 

 

Cuando hablamos de Shanghai, en todo momento aparece la imagen de su centro financiero o Pudong; aunque es una pasada, en mi opinión la imagen realmente bonita es desde el otro lado del río, cuando es de postal. El parque Fuixing también apetece para descansar un rato, ya que las distancias en Shanghai son largas. Pero sobre todo, mi parte favorita es el barrio francés o French Concession. Esta parte es para mí lo más bonito de Shanghai.

 

 

Shanghai, China
Shanghai, China, visitando la parte más tradicional de la ciudad

Shanghai, China
Shanghai, China

 

Mi relación con Shanghai…

Shanghai y yo tenemos una relación amor-odio que dura casi una década y no sabemos cuánto va a durar. En esta primera visita pensé que algún día volvería. Lo que no sabía entonces es que mi vuelta sería por un trabajo tres años después que salió rana, y que me hizo dormir tres noches seguidas en el aeropuerto por falta de dinero para volver. Por suerte, finalmente una buena amiga me echó un cable y pude regresar a mi país. Desde entonces no he vuelto, y Shanghai sigue ahí, esperándome para hacer las paces. Quizás entonces escriba algún otro post más extenso sobre lo que es vivir en Shanghai durante dos meses…
Viaje a Shanghai, China
Viaje a Shanghai, China
 
 
Etiquetado: / /

Lhasa en el Tibet.

Viaje a Lhasa, Tíbet.

 

Rodeada de las montañas que conforman el Himalaya, enclavada en el río Brahmaputra, se encuentra una de las capitales más altas del mundo, Lhasa, el centro del Tíbet. Lhasa cuenta con una historia de 1300 años de antigüedad, algo de lo que pocas ciudades pueden presumir. Considerada el centro sagrado del budismo tibetano, sus gentes observan como la presencia de sus vecinos chinos se hace más patente en sus tierras, como si la ocupación a la que fueron sometidos en los años 50, no fuera suficiente.

 

Lhasa en el Tibet
Llegando al Tíbet

Hoy en día, Lhasa podría pasar por cualquiera de las ciudades chinas conocidas, si no fuese por su aire claro y limpio, exento de polución, y por los paisajes bucólicos llenos de vida que la rodean. Sus gentes todavía ocupan la mayoría de estos lares, con un 87% de población, y es fácil reconocerlos por sus rostros, de tez oscura y agrietada por efecto de la luz solar y del frío al que viven sometidos, pero también, de edad indeterminada. Incluso a los niños, población numerosa en comparación con su vecina China, es difícil encasillarlos en una determinada edad.

Mercado en Lhasa, Tibet

El budismo en Lhasa

Aquí, a 3650 metros de altitud, se ha desarrollado durante siglos el budismo tibetano o tántrico, una religión que en la actualidad profesan más de 20 millones de personas en el mundo. De hecho, se puede afirmar que el budismo tibetano es propio de la región del Himalaya, ya que territorios como Bután, Mongolia, Ladakh, Sikkin (Nepal) y el Tíbet son sus principales reinos. Esta corriente budista, llegó al Tíbet en el siglo VIII de manos de un indio llamado Padmasambhava, que supo respetar los principios animistas que reinaban en estas montañas, la corriente bon, e introducir el budismo como un complemento. Con el tiempo, ambas se fundieron, y el budismo que ahora se conoce en el Tíbet conserva muchos rasgos del bon, que se sigue respetando, incluso por el Dalai Lama.

 

Lhasa en el Tibet
Lhasa en el Tibet

 

No fueron tan afortunados los sucesores tibetanos, que se enfrentaron a la ocupación china en 1950, y forzó al Dalai Lama a su exilio, en 1959. Desde entonces, la ciudad ha permanecido como el paraíso terrenal prohibido para su líder espiritual y político.

 

pottala
Palacio de Pottala

El viaje a la ciudad budista hoy…

 

Lhasa es una preciosa ciudad, llena de magia y calles donde perderse. Sus templos son únicos. 

 

Monasterios tibetanos

 

Llegada a Lhasa desde Xi’an.

Llegamos desde Xi’an, en un vuelo al aeropuerto de Lhasa a 45 minutos de la ciudad. Las vistas desde el avión, ya nos adelantan que vamos a contemplar paisajes espectaculares, quizás más auténticos que la ciudad.

 

Llegada a Lhasa

 

 

Visita a la ciudad de Lhasa, Tibet

 

Palacio de Pottala, Lhasa
Palacio de Pottala, Lhasa

 

La ciudad empieza en la plaza donde se levanta, a cierta altura, el palacio de Pottala, quizás el elemento que más atrae a los turistas a la conquista de la población. Enclavado en la montaña de Hongshan, fue la residencia del Dalai Lama desde 1648 hasta 1959, cuando exilió. Su fundador fue Lozang Gyatso, y en 1994 entró a formar parte del grupo catalogado como Patrimonio de la Humanidad. Pottala albergó las habitaciones donde residía el Dalai Lama y otros monjes, así como numerosas salas que albergan capillas, santuarios, bibliotecas y otras dependencias que todavía se conservan. 

 

 

Vista de Lhasa desde el Palacio de Pothala
Vista de Lhasa desde el Palacio de Pothala

 

Seguimos caminando, y llegamos al centro neurálgico, la calle Barkhor. Aquí, vamos a encontrar un poco de todo: mercadillos artesanales , antiguas fachadas tradicionales que nos dejarán con la boca abierta, mientras, los bajos dan espacio a los numerosos restaurantes nacidos en los últimos años. Por primera vez en días encontramos cubiertos.

 

Lhasa
Calles de Lhasa

 

Seguramente, no lo veríamos raro, si no fuera porque venimos de otros lugares de China, donde la comida era “china”, y se comía como sus paisanos, con palillos. Si queremos comer algo más tradicional, hay que perderse por las calles lejanas a Barkhor, donde, la carne de yak, riquísima, será el plato principal, junto con el cordero, y la presentación de los platos, seguramente, no tan exquisita.

 

Mercadillo en Lhasa
Mercadillo en Lhasa

 

 

Templo de Jokhang

 

Nos dirigimos al templo de Jokhang, que es el motivo de que la zona centro esté siempre tan abarrotada. Jokhang, es uno de los templos más antiguos de Lhasa, construido en el 647 por la dinastía Tang. Aquí se puede ver a muchos pelegrinos haciendo uno de los tres circuitos concéntricos que se realizan. Éste en particular, rodea Jokhang y algunos edificios limítrofes.

 

Lhasa en el Tibet

 

Dejamos a los tibetanos rezar y nos encaramos a buscar alojamiento. Hemos llegado en agosto, en la época del festival de Shoton, que viene realizándose desde el Siglo VII. Esto hace que tengamos que dormir en lugares diferentes durante nuestra estancia en Lhasa, cambiando de albergue cada día, lo que lejos de resultar dificultoso, resulta divertido.

Paseando Lhasa

Ya fuera del centro, nos perdemos intencionadamente. Aquí vemos que en muchos bajos, se juega al billar.

lhasa
El juego del billar es uno de los pasatiempos en Lhasa.

 

También los niños son más tímidos aquí que en China, donde se nos acercaban más. Aquí somos nosotros los que nos acercamos a ellos.

 

Niños en Lhasa, Tibet

 

Mi compañera quiere ir a un monasterio y dormir una noche entre sus paredes. El monasterio lo encontramos, pero la gente del lugar le dicen que no puede ser. Los únicos monasterios en los que se puede pernoctar quedan lejos del centro, perdidos entre montañas.

 

Monasterio en Lhasa
Monasterio en Lhasa, preguntamos en un monasterio del centro pero no dejan pernoctar.

 

Volvemos a la calle Barkhor para observar de nuevo los rezos de sus peregrinos. Caminan en sentido de las agujas del reloj, mientras mueven su rosario de ruedas, con un rezo susurrante que parece más una melodía inacabada que una oración. Pero estamos en otras tierras, bastante lejanas a la nuestra, donde la caída de la noche, nos demuestra el poder de la naturaleza y la cercana presencia de los Himalayas. Ahora, toca enfundarse contra el frio y volver al hostel…

 

Rezos en la plaza de Lhasa
Rezos en la plaza de Lhasa. Es increíble como se llena la plaza en la hora de los rezos.

 

 

Rezos en la plaza de Lhasa
Rezos en la plaza de Lhasa

Mi impresión del Tíbet

 

A pesar de que el Tíbet fue un país que me gustó mucho y me impactó, lo que realmente me gustaron fueron sus gentes y los paisajes. Algunos de los paisajes a las afueras de Lhasa, son los mejores paisajes del mundo que he visto en mi vida. Sin embargo, en cuanto a espiritualidad, creo que hay lugares donde se puede sentir más el peso de la religión. Aún así, Lhasa y el Tíbet es uno de los lugares más interesantes y bonitos que he conocido en mi vida viajera.

 

Animales en el Tïbet….

 

 

Vista de Lhasa desde el Palacio de Pothala
La carne de Yak va a ser algo que encontremos en Lhasa habitualmente

 

 

Los monjes… un mundo aparte…

En primer lugar, la imagen de los monjes budistas que allí viven, parecen más preocupados de atraer la atención de los turistas y recaudar dinero, que de la religión en sí. Al contrario que en países como Laos, donde no se puede tocar a un monje, y donde viven de lo que la gente les proporciona por las mañanas a primera hora, aquí no tienen ningún reparo en pedirte dinero, y si no les das lo que esperan, te piden más. Me pareció bastante triste ver este espectáculo de monjes esperando los autobuses de turistas venidos del aeropuerto. 

Monjes en Lhasa
Monjes en Lhasa

Palacio de Pottala en Lhasa… un imprescindible

Del mismo modo, Pottala es un palacio inmenso que merece nuestra visita si queremos conocer el Tibet. Vale la pena entrar en su interior.

 

Lhasa en el Tibet, interior del Palacio de Pottala

 

Finalmente, si visitas Lhasa, no puedes dejar de visitar otras partes del Tibet, porque es los paisajes son increíbles. El Lago Namtso fue el lugar que más me impactó en mi viaje por esas tierras.

 

Lago Namtso, Tibet
Etiquetado: / /

Lago Namtsó, el lago mágico del Tíbet.

 

 

Un lago mágico en el Tíbet

 

 

Atardecer en el lago Namtso, Tíbet
Lago Namtso, Tíbet

 

La carretera asfaltada del paso de Laeken, a 5186 metros de altitud, nos lleva hasta el lago Namtso, el lago salado más alto del mundo.

 

Atardecer en el lago Namtso, Tíbet

 

Aquí, no existen restaurantes, ni hoteles lujosos en los que uno pueda hospedarse, ni tampoco ninguno de los lujos a los que estamos habituados en nuestro mundo occidental. Solamente la compañía de los tibetanos que aquí viven, y de los yaks, los animales típicos tibetanos, van a ser testigos de nuestra excursión a uno de los lugares emblemáticos del norte del Tibet Qiangtag.

 

El lago Namtso, o lago del cielo (“nam” significa cielo, y “so” significa lago en el idioma tibetano), como su nombre indica, es tan azul como el cielo, que su color se confunde en la distancia. Tan distinto es a cualquier otro lugar de los que hayamos visitado antes, que podríamos creer que hemos pensar que sí, que dejamos atrás el mundo terrenal. Y así lo debieron de pensar los monjes tibetanos en el Siglo XII, cuando le otorgaron el estatus religioso y empezaron sus peregrinaciones hasta el lago hasta este remoto lugar.

 

Lago Namtso, Tíbet
Lago Namtso, Tíbet

Fauna en el lago Namtso, Tibet

 

A pesar del paso del tiempo, el lago sigue siendo considerado como sagrado para los budistas tibetanos y como lugar de peregrinación por excelencia.

 

Lago Namtso, Tibet, alojamiento. Durante nuestra estancia nos alojamos en las tiendas de campaya de la gente local. Una muy buena experiencia

 

Nos cuenta nuestro guía, uno de los pocos de estas cordilleras del norte del Tibet que puede presumir de hablar un poco de inglés, que hay cinco islas dentro del lago, y que son un lugar de retiro espiritual para los peregrinos, que llegan todos los años, cuando el invierno todavía no ha dicho adiós a sus paisanos, y la superficie entre el lago y las cinco islas permanece helada.

 

Lago Namtso, Tíbet

 

Los peregrinos, cargados con víveres y provisiones para los próximos meses, se dirigen andando hasta ellas, donde pasarán el verano meditando, hasta que el buen tiempo vuelva a su fin. Ahora, el gobierno chino ha prohibido esta práctica a los tibetanos, y teóricamente, no es posible realizar la peregrinación.

 

Lago Namtso, Tíbet
Lago Namtso, Tíbet

 

Lo que sí que todavía se sigue realizando, es el festival en el año de la oveja cada doce años, según el calendario tibetano. La oveja, es el signo zodiacal del lago, y todos los años de la oveja, miles de budistas pelegrinan hasta el Namtso, para dar la vuelta completa al lago. El porqué de esta práctica, tiene que ver con la felicidad, que se supone otorga este peregrinaje alrededor de las aguas durante los cuatro o cinco días que se tarda en finalizar. Los peregrinos, caminan al son de cánticos y de rezos tibetanos mientras se entregan a su tarea en búsqueda de la paz y el sosiego interior.

 

Los caminos al lago Namtso nos dejan imágenes como estas

 

 

Aunque no se llegue hasta las islas, hay muchos mensajes de todo lo que acontece alrededor al lago en las orillas del Namtso. Podemos encontrar multitud de piedras de mani, encuentran apiladas en los alrededores. Estas piedras se considerada tienen poderes sobrenaturales, y son piedras naturales, a veces con imágenes de Buda, o con inscripciones tibetanas. Durante los festivales se van añadiendo unas encima de otras, mientras se cantan textos y se piden favores a Buda. También las serpentinas que cuelgan de las cuerdas de colores, con sus escrituras del budismo tibetano, tienen una misión, y es que cuando el viento sopla y las hace vibrar, su sonido se supone es un recital, a favor de la persona que las puso e hizo una plegaria u oración a Buda.

 

piedras-de-mani-consideradas-sobrenaturales

 

Este lugar, está considerado uno de los más bellos de la cordillera Nyainqentanglha, en la Región Autónoma del Tíbet de China. La cordillera, observa impasible las aguas de este mágico lugar, al que le proporciona caudal cuando la primavera llega y sus aguas se derriten. Considerado el lago salado más alto del mundo, a 4718 metros de altitud, no es realmente así, aunque sí que es el más grande a esta altitud; solamente algunos pequeños lagos en el Himalaya y en los Andes, superan estos números y alcanzan los 5500 metros, pero su longitud de 70 kilómetros, y su anchura de 30 kilómetros, hacen que no tenga otro competidor a este nivel.

 namtso-lake

 

Para viajar hasta aquí, hay que considerar también el mal de altura que azota a muchos turistas en estas latitudes, y también que el único medio de pernoctar en el Namtso, son las tiendas de campañas colocadas frente al lago, donde compartiremos nuestra tienda con los lugareños.

 

de-camino-al-campamento-base-del-everest

La distancia desde Lhasa es de cinco horas, que se hacen cómodamente en coche, gracias a la nueva carretera que se construyó en el 2005, y que permite cubrir los 260 kilómetros de trayecto fácilmente. No obstante, es mejor hacer este hermoso recorrido solamente en los meses más cálidos, porque el tiempo en estas latitudes es muy caprichoso, y nunca sabemos cuándo una tormenta de nieve va a acontecer.

 

Atardecer en el lago Namtso, Tíbet
Etiquetado: / / / /

La importancia de los detalles en China

La historia de cómo en un viaje por la China profunda terminamos en comisaría detenidos….

PD Ninguna de las fotos en el post corresponden a Kaily: no saqué ni la cámara

Arrozales en Dali, Yunnan

No hay blog ni revista de viajes que no te diga que el viajar es todo un aprendizaje… y qué verdad. En nuestra aventura por el sur de China si algo aprendimos fue lo fácil que es meterse en un lío, simplemente por no hacer los números al estilo local. De hecho, no pasamos la noche encerrados por poco

Zhaoxing en China
Lucía, una compi del viaje tomando fotos

Corría el año 2009 y nuestro viaje por la provincia de Yunnan, China, iba viento en popa. Acabábamos de llegar a Guiyang y queríamos ir a Kaily, un pequeño pueblo al que no encontrábamos modo de ir (no es que hubiera algo especial que ver allí, sino que era el camino más corto para llegar a Chongqing y proseguir nuestro camino)

Sur de China,  Provincia de Yunnan
Sur de China, Provincia de Yunnan

Empezamos a buscar furgoneta para todos y los precios no eran precisamente baratos, se estaban aprovechando de nuestra situación de turistas fijo. Finalmente, uno de los conductores nos acepta 150 yuanes, que era lo que queríamos pagar. Iniciamos el trayecto y la verdad es que Kaily estaba lejos, así que ya en el coche decidimos que le íbamos a dar algo más. No hizo falta, ya que al llegar el conductor nos pide 750 yuanes. Muy ofendidos, y como éramos más chulos que un diez, nos vamos todos a comisaría a quejarnos del conductor, y él con nosotros a denunciarnos por lo pagarle lo acordado. Estaba anocheciendo a todo eso.

Empezamos a explicarles a los dos policías nuestra versión (explicarles de aquél modo, porque inglés hablaban lo justo), poco a poco, vemos que van apoyando al conductor. A nosotros nos piden que le paguemos, a lo que nos negamos rotundamente. Como el tiempo va pasando y no cedemos, nos piden los pasaportes y por lo que vemos, nos van a retener en comisaría… lo que faltaba…

Sur de China,  Provincia de Yunnan
En Baisha, territorio de la minoría Naxi. Los chicos del viaje

En ese momento a nuestro compi Alfonso se le ocurre una idea, y es que un amigo suyo vive en Hong Kong. Alfonso llama a su amigo y hablamos con él. Enseguida entendemos qué pasa; el chico nos explica que en China si tú pones un palito al uno, es un 7, no un 1. Batalla perdida. Pagamos la parte correspondiente y salimos rapidito. A buscar hotel, donde sea.

Longsheng, China, el pueblo de los arrozales de arroz.
Longsheng, China, el pueblo de los arrozales de arroz.

El hotel Petroleum es la cosa más cutre de todo el viaje. Lo único gracioso y agradable es el guardia nocturno, con el que nos echamos unas buenas risas. Los chicos nos informan de que son cinco pisos sin ascensor, no les creo, de verdad que pienso que me está tomando el pelo hasta que lo veo.

Zhaoxing, China
Mercado de carnes en Zhaoxing, China

El hotel tiene cucarachas, por lo que tenemos que dormir con la luz encendida y nuestro saco sábana para no tocar nada.

Decididamente, Kaily no es un lugar para nosotros, por lo que el día siguiente nos vestimos y salimos de la ciudad.

Chongqing, China
Chongqing, China

Moraleja: no viajes conmigo, soy una especialista en meterme donde no hay que meterse