Visita a Viena en 3 días

Viena, la ciudad de la Música

Hay ciudades donde muchos viajes son parte de su encanto, para ir descubriendo en sus rincones partes que antaño habían pasado desapercibidas. Una de ellas es Viena, la capital de la música.

Escapada a Viena
Escapada a Viena

Viena es un destino impulsado por un personaje en especial, Isabel de Baviera, o Sissi la emperatriz; fueron las películas ambientadas en su vida las que pusieron a Viena en un punto en el mapa, las que hicieron a muchos soñar con visitar los castillos donde Sissi y su amado Francisco José se enamoraban y daban paso a la vida palaciega de aquella dorada época para la capital. Sin embargo, Viena es mucho más que palacios de cuentos de hadas; declarada hace poco nuevamente como la mejor ciudad para vivir, desbancando a candidatas del nivel de Melbourne.

Austria, la capital del vals es una ciudad multicultural, donde la historia se codea con las nuevas tendencias en arte y diseño, los antiguos edificios abren paso a otros que no lo son tanto, mientras universidades y escuelas se codean con las más avanzadas del mundo. No hay nada como sentarte a tomar un café en alguno de sus famosos establecimientos, ya sea la Central, Sacher, o cualquier otro, para descubrir la otra cara de Viena, que podría pasarte desapercibida si te descuidas.

Escapada a Viena
Escapada a Viena

Qué visitar en Viena en tres días.

Una semana no daría ni mucho menos para descubrir toda la ciudad, si quisiéramos visitar sus palacios y museos. Son más de 150 palacios los construidos en su perímetro, y de los museos de arte ya ni hablamos. Si algo he aprendido de mi experiencia viajera es que las ciudades hay que disfrutarlas; de nada sirve ir de cabeza intentando verlo todo, porque al final uno se pierde lo más importante: la esencia de la ciudad. Las ciudades hay que visitarlas despacio, dejando siempre espacio para una segunda, tercera, cuarta vez. No obstante, hay algunos lugares que no deberías de olvidar en tu visita a Viena…

Escapada a Viena
Escapada a Viena, Ayuntamiento

La avenida circular o Ribstrade.

Muchos de los grandiosos palacios que encontramos hoy en día en Viena están relacionados con el derribo de las murallas en 1857 por el emperador Francisco José I.

En el siglo XIX sonaban ya lejanas las historias sobre el Imperio Otomano y los dos sitios a los que sometió a la ciudad; muchos eran ya los barrios periféricos, por lo que estar rodeados de murallas era solo un impedimento. Fue el Emperador Francisco José el que decidió demolerlas, creando una circunvalación en lo que había sido antes el punto de separación entre la ciudad amurallada y el extrarradio. La nueva avenida circular, o Ribstrade.

Escapada a Viena
Escapada a Viena

La nueva avenida servía de conexión y como plan de la reforma urbanística que el emperador se propuso llevar a cabo, con el fin de crear nuevas y amplias avenidas. La Ribstrade contiene edificios como el Parlamento, el Rathaus o Ayuntamiento, la Ópera estatal de Viena, el parque Stadtpark o el Palacio Hufborn, entre otros. Solamente siguiendo la Ribstrade podremos llegar a muchos de los lugares más importantes de la visita a Viena.

Palacio de Hofburg

 La residencia de los Habsburgo en invierno desde el Siglo XIII y hasta su caída se presenta orgullosa en pleno centro de la ciudad. Aquí vamos a encontrar algunos de los lugares más significativos de nuestra escapaba, como el palacio en sí y sus aposentos, y como no, el museo dedicado a Sissi la emperatriz.

Palacio de Hofburg
Palacio de Hofburg

La historia de Sissi la emperatriz

El cine y las películas sobre la vida de la chica de campo que encandiló al emperador Francisco José nos hablan de una historia de amor, de un gran romance que sobrepasó el paso de la historia… pero ¿qué hay de verdad en la pantalla?

Escapada a Viena
Escapada a Viena

A pesar de que la realidad no suele coincidir con la ficción, cuando hablamos de Sissi hay muchas cosas que coinciden: fue verdad que tuvieron un flechado al verse, y que se casaron por amor. La suegra era como se la describe en la pantalla, causando muchos problemas a la pareja y a su vida en común. También es verdad que Sissi odiaba la vida de la corte, se había criado en el campo y le resultaba muy difícil adaptarse a todos los protocolos que su nueva vida como emperatriz le exigía la casa real. Sissi era hermosa, y así se ha mantenido, porque nunca dejó que nadie la fotografiara o la pintara a partir de los 30 años. Sissi tenía un carácter difícil, vivía obsesionada con detener el paso del tiempo y de la edad; cuidaba enormemente su alimentación, practicaba gimnasia, hacía mucha equitación, y con el tiempo, empezó a viajar cada vez más, para evitar la corte y el protocolo. Su marido y ella siempre estuvieron casados, pero cada vez más distantes, y la muerte de su único hijo varón, Rodolfo, el cual se suicidó, los alejó todavía más.

Escapada a Viena
Escapada a Viena

Hay muchos objetos de la vida palaciega que acompañó a la emperatriz que se pueden contemplar en el museo, si uno tiene curiosidad.

Lugares cerca de Hofburg

Escapada a Viena
Escapada a Viena, en un día soleado encontrarás muchas zonas verdes donde disfrutar…

Si no, otro de los lugares que componen Hofburg es la Librería Nacional, una auténtica preciosidad considerada una de las más bonitas del mundo. En mi opinión la librería nacional es uno de los imprescindibles de Viena. Cercana a ella divisaremos una pequeña iglesia, llamada la Iglesia de los Agustinos, que parece nada tiene que decir, nos equivocamos. Este lugar es donde se han celebrado la mayoría de las bodas de los Habsburgo, ya que en el pasado este recinto permanecía cerrado y era solo usado por ellos. Aquí también se casaron Francisco José e Isabel.

La escuela española de equitación es otro de los atractivos del lugar, si a uno le apetece ver un espectáculo de algunos de los ejemplares más bonitos y disfrutar del espectáculo que allí se exhibe. Hay que reservar las entradas.

Música clásica en Viena
Música clásica en Viena

Otro lugar muy recomendable es la Ópera Nacional de Viena. Si tu presupuesto no se ajusta a los precios de las obras en cartelera, acude al menos a alguno de los tours en español o inglés que regularmente se ofrecen. Para más información visita la siguiente página: https://www.wiener-staatsoper.at/en/service/guided-tours/

Para los amantes de la música

Estatua de Strauss
Uno de los músicos en Viena fue Strauss

Casa museo de Mozart

Al contrario que otros músicos, Wolfgang Amadeus Mozart fue uno de los pocos que conoció la fama y fue reconocido en vida. Para muchos quizás no sea interesante ver la casa de un músico y quizás no soy objetiva; he sido músico durante algunos años de mi vida y para mi Mozart es un compositor especial; no en vano, su concierto para clarinete y orquesta es un regalo para cualquier clarinetista. Y es que Mozart tenía un amigo que tocaba el clarinete, el cual le pidió que escribiera una obra en la que este instrumento fuera el protagonista. El resultado fue tal que incluso el film “Memorias de Africa” lo incluiría en su banda sonora. Pero volviendo a lo que íbamos, la casa de Mozart cuenta muchos aspectos de la llegada del músico a la capital austríaca; proveniente de Salzburgo, la casa museo sería el primer lugar en Viena donde residiría el compositor. En la casa se pueden ver algunas pertenencias, y también algunas partituras.

Monumento a Mozart, Viena
Monumento a Mozart, Viena

Conciertos en la capital de la música

Igual no encuentras entradas para la ópera, o no eres de ópera, o te apetece asistir a algún concierto, pero sin tener que aguantar este tipo de música (no a todos les apasiona), pues para ello tienes los conciertos que se realizan todos los días del año (o casi todos) en el palacio Kursalon

Sería en este lugar donde Johan Strauss haría su debut como compositor. Los conciertos que organiza son perfectos para escuchar música clásica en Viena sin que nos aburra. Además, el edificio es muy bonito

kursalon viena
Kursalon, el lugar donde Strauss haría su debut

Los palacios imperdibles en Viena.

Palacio Belvedere

La imagen de Viena está íntimamente ligada a la obra de Klimt, concretamente a “El Beso”. Un paseo por el centro de la ciudad y te das cuenta del orgullo que sienten por este cuadro y lo mucho que significa para sus habitantes. Es por ello que no puedes irte de Viena sin visitar el Palacio Belvedere. Situado en la ciudad, varias líneas de tranvía te dejan en la puerta. El palacio Belvedere es uno de los tesoros de la ciudad, no solo arquitéctonicamente, que lo es, sino también por las obras de arte que el museo alberga.

Palacio Belvedere, Viena

El palacio, de estilo barroco, tiene dos edificios: El Alto y Bajo Belvedere. Entre ambos un precioso jardín adorna el paso de uno a otro. La grandiosidad del complejo nos da una idea de lo que sería la vida de sus habitantes en el pasado, cuando fue construido y diseñado como residencia de verano del Principe Eugenio de Savoy. El palacio Belvedere disfrutó de la época en que la dinastía de los Habsburgo se encontraba en su apogeo, justo después de vencer al Imperio Otomano. Es fácil imaginarnos sus salas, ahora repletas de arte, como vivienda imperial. Es en este palacio donde las obras más importantes de Gustav Klimt se pueden disfrutar. Además del famoso pintor, más de 400 obras permanecen en las instalaciones del Alto o Upper Belvedere. Para ver horario de visitas y precios pincha aquí https://www.belvedere.at/en

La visita con la Viena Pass tiene descuento. En la actualidad, el Bajo Belvedere & Orangerie está cerrado por reformas.

Palacio Belvedere, Viena

Palacio Schönbrunn

La importancia de los Habsburgo no termina en el palacio Belvedere, sino que se extiende a Schönbrunn; situado a las afueras de la ciudad, el palacio también fue residencia de verano de la famosa dinastía. El difícilmente pronunciable nombre de Schönbrunn significa “primavera bonita” … así de simple.

Al igual que el palacio anterior, Schönbrunn no es solo el palacio, sino que sus jardines son de ensueño. En nuestro caso elegimos hacer un tour guiado en español. El tour estuvo muy bien porque incluye una visita panorámica en autobús por la ciudad, lo que te permite ver fácilmente parte de la ciudad más alejada. Al principio el guía nos resultó un poco monótono, pero una vez llegamos al palacio nos proporcionó mucha información de la historia de Schönbrunn y cambiamos de opinión.

El palacio es uno de los edificios más representativos del estilo rococó y de gran importancia en el país. Alberga más de 1441 habitaciones, y su historia de más de 300 años se refleja en sus salones. Aquí podemos ver muchos cuadros de la realeza que aquí vivió. Por suerte para nosotros, Viena era una de las joyas para Hitler, y casi todo permaneció intacto con el paso de la Segunda Guerra Mundial. Al terminar la guerra fueron los británicos de las fuerzas aliadas las que ocuparon el palacio.  No te puedes ir sin dar una vuelta por los jardines.

Visita a los palacios de VIena
Escapada a Viena

A tener en cuenta en Viena

  • En Viena se deja propina; aunque no forma parte del salario de los camareros, es una costumbre habitual. Tengo en cuenta en tu presupuesto para el viaje (no hay ninguna cantidad estipulada).
  • En muchos bares y restaurantes no hay posibilidad de pagar con tarjeta de crédito. Deberás llevar dinero para poder pagar en efectivo
  • Si vas a estar un par de días mínimo, te recomiendo la tarjeta Viena Pass. También te digo que depende de lo que vayas a visitar; en algunos museos y palacios pagas menos con la entrada; también el transporte es gratuito. Lo mejor es que te leas que es lo que entra y que no, y dependiendo de lo que vayas a visitar decidas.

Escapada a Viena
Escapada a Viena

Que no puedes perderte en Viena

Tomar un café en Viena

Hablar de Viena es hablar de café, y algunas de las mejores cafeterías se encuentran en la ciudad. En un primer momento te va a extrañar ver que algunas permanecen como hace 50 años, pero es parte de su encanto. Algunas han sido remodeladas para volver a su aspecto original.

  • Si te tomas un café en la cafetería Landtmann, https://www.landtmann.at/en/cafe-landtmann.html  estarás más cerca de Sigmund Freud. No solo ellos han frecuentado esta cafetería: Paul McCartney, Romy Scheider, Marlene Dietrich o Burt Lancaster también se sentaron allí
  • El Café Central https://www.cafecentral.wien/en/  es muy fácil de localizar: largas colas a la entrada lo delatan. Sus tartas son un pecado, y el café de escándalo. En esta cafetería fundada en el 1876 se han reunido personajes como León Trotsky o Arthur Schnitzler. Los camareros son amables y atentos.
  • Corría el año 1948 cuando el director de cine Carol Reed preparaba en Viena su próxima película, “El tercer hombre”. El director se alojaba en el Hotel Sacher. Fue en esa cafetería donde Anton Karas sería presentado al director y al escritor Graham Greene. El café Mozart parece haber permanecido en el tiempo, como si nada hubiese cambiado. En pleno centro, es un lugar ideal para el ir y venir de la ciudad.

Escapada a Viena
Escapada a Viena

Imperdibles gastronómicos

  • Sales de la ópera y caminas hacia el museo Albertina; justo delante te encuentras un grupo de gente haciendo cola en un puesto de comida rápida: ¿Y eso? Pues estamos en el lugar de salchichas por excelencia en Viena, el Bitzinger Würstelstand, . Viena no es una ciudad barata, así que se agradece una comida rápida y buena que nos permita seguir con las visitas. Aunque hay otros puestos callejeros por el centro donde también están buenas, este lugar es muy reconocido por los vieneses.
  • No hay nada como un Aperol Spritz en alguna de las muchas terrazas en la ciudad. Si no eres de Aperol, el vino blanco es el segundo placer a considerar.
  • En cuanto a gastronomía te vas a encontrar Wiener Schnitzel o carne empanada es una guarrería a considerar seriamente. Te puedes encontrar en los menús de los restaurantes con dos tipos de Schitzel, esto es porque los hay de carne de cerdo y de vacuno. El de vacuno es el más caro.
  • El goulash no es originario de Viena, sino que procede de la República Checa. Aun así, sienta muy bien si vas en invierno. En el restaurante BrauBar lo preparan muy rico.
  • La sopa Rindsuppe es una sopa de carne que también sienta de maravilla en los días fríos. Cuando vayas a cenar mira las cartas.
  • Si eres de dulce no te puedes ir de Viena sin probar el strudel de manzana o la tarta sacher. En cualquier cafetería encontrarás ambas.

Viaje a Viena
Tarta Sacher en Viena

Escapada a Viena, detalles prácticos para preparar el viaje

Preparación del viaje

Existen muchos vuelos directos entre Madrid y Viena con salida todos los días. También desde otras capitales españolas es posible conseguir un vuelo directo relativamente fácil; Vueling, Iberia, Ryanair, Eurowings, son algunos ejemplos de ellos. Nosotros elegimos Eurowings con salida desde Madrid, que nos permitió subir una maleta de cabina de 8 kilos y un bolso de mano. La experiencia resultó buena.

Viaje a Viena
Visita a Viena

Transfer hasta el hotel a la llegada.

Punto muy importante en un viaje a Viena. Según donde tengas tu hotel localizado, te será más fácil encontrar una buena combinación de metro o autobús. Cuando vimos la combinación con nuestro hotel decidimos que preferíamos tomar un taxi y no perder medio día en los autobuses vienenses. Nuestro error fue no haberlo planeado antes de la llegada, ya que in situ un taxi te puede rondar los 50 euros, dependiendo de donde se encuentre tu hotel. Hay muchas compañías, como Trinitas Airport Transfer, que ofrecen este servicio por menos. www.tapt.at

Viaje a Viena
Visita a Viena

El hotel

En las últimas visitas a Viena me he alojado en el Hotel Boutique Donauwalzer. Si bien no es un hotel de lujo, es un hotel más que correcto, limpio, y el personal es amable. El hotel tiene también desayuno incluido en varias de sus tarifas; a tener en cuenta, si no lo cambian, que los sábados hay clases de vals gratuitas durante el desayuno.

Visita a Viena
Visita a Viena

Para llegar al centro desde el hotel

El hotel no está en el centro mismamente, sino en un barrio cercano, pero es posible llegar andando en unos 20 minutos hasta el ayuntamiento o Rathaus; si el tiempo no acompaña el tranvía número 43 y el 44 pasan por delante mismo y te deja allí

Si nuestro destino es la ópera o el parlamento, es mejor caminar cinco minutos hasta la estación de tranvía de Josefsädterstrabe, y tomar el tranvía número 2 (son 5 paradas solamente)

Restaurantes en Viena

Uno de los mejores barrios para comer al mediodía es detrás del hotel Donauwalzer: allí encontraremos una gran variedad de restaurantes y bares, muchos con terrazas. El pago es en efectivo. Cierran por la tarde.

 En la misma calle del restaurante, la calle Hernalser Gürtel, se encuentra situado uno de los mejores restaurantes según Tripadvisor, y damos fe de que es verdad, de que se come genial a muy buen precio, el restaurante BrauBar, no apto para aquellos que no les guste la cerveza y el vino local, ni se nieguen a probar las especialidades vienesas, aquí tienen de todo a precios razonables.

Como lugar curioso para comer os recomiendo Zwolf Apostelkeller; este restaurante es una cueva hecha restaurante. La comida también es bastante buena y tienen prácticamente todos los platos más típicos

Por último…

Todo el post está basado en la programación de viaje a Viena para 3 días. En mi caso he estado varias veces y he podido ir viendo más cosas cada vez. Hay varias cosas que también son muy recomendables, como Hundertwasserhaus, que es un edificio diseñado por Friedensreich Hundertwasser y cuyo objetivo era ser viviendas sociales. El diseño de este complejo es en verdad curioso, y si tienes algún día extra vale la pena que te acerques.

Hundertwasserhaus en Viena
Hundertwasserhaus en Viena

Otro lugar muy visitado en Viena es el Prater, un gran parque de atracciones donde se encuentra una noria de 65 metros de altura. El parque es el más antiguo del mundo, ya que se abrió al público en el año 1895, con motivo de la celebración del 50 aniversario de la coronación de Francisco I. Yo soy poco de parques de atracciones, pero para los que os gusten, es una visita fácil de realizar desde cualquier punto de Viena en tranvía.

Prater en Viena
Prater en Viena

Otra recomendación es acercarte en tren a conocer Bratislava, la capital de Eslovaquia, a tan solo una hora de Viena. Esta pequeña capital es muy bonita y fácil de visitar, así que te la recomiendo (te dejo fotos de nuestra última escapada)

Bratislava, Escapada desde Viena
Bratislava, Escapada desde Viena

Bratislava, Escapada desde Viena
Bratislava, Escapada desde Viena

Bratislava, Escapada desde Viena
Bratislava, Escapada desde Viena


Bratislava, Escapada desde Viena
Bratislava, Escapada desde Viena

Por último, Viena es una ciudad para pasearla; todo su centro histórico está bastante concentrado, no hay que hacer grandes caminatas para visitarlo. Viena es la ciudad de los cafés, de las terrazas, de la tranquilidad, a pesar de ser una capital. Esta ciudad engancha…

Impactos: 59

Etiquetado: /