Viajes para Mujeres Solas.

No nos engañemos. Una chica se va a pensar mucho más que un chico la posibilidad de coger la mochila y empezar a viajar. Sin embargo, es posible, y cuanto más se viaja, más se coincide con chicas que lo están haciendo por su cuenta. Quizás en nuestra tierra sea algo más extraño, pero en otros países, cono Inglaterra o Alemania, es la tónica habitual.

A continuación os dejo 2 rutas en Asia, que además de preciosas, son totalmente recomendables para una viajera sola. (más información, en esta web).

Dos rutas para mujeres que viajen solas….

 

 

 

Ruta 1: Malasia – Filipinas.

Malasia está al medio de todo. Tanto, que se pasa de largo, y se pierden muchos de sus encantos. Pero Malasia es un país tranquilo, con hermosas playas, y su capital, Kuala Lumpur, un lugar vibrante y lleno de mochileros. He estado sola en Kuala Lumpur varias veces; he coincidido con muchas viajeras solitarias, y tengo claro que volveré. Además, Air Asia, tiene su punto neurálgico allí, lo que hace más económico y fácil moverte a los países de alrededor. Una ruta que hice, y que me salió muy barata, fue volar de Kuala Lumpur a Kota Kinabalu, y de allí, pasé a Filipinas, país que me cautivó. Filipinas lo recorrí a solas, y aunque es verdad que la capital no es muy recomendable por la noche, yo tampoco trasnocho. De allí me dirigí a Baguio y sus arrozales de arroz, y finalmente a Vigán, antigua colonia española que parece haber quedado suspendida en el tiempo. 

La última parte del viaje, la dediqué a descansar en Boracay, donde conocí a dos chicas que también viajaban solas, por su cuenta cada una, y con las que compartí alojamiento, comidas y cenas.

Finalmente, visité Cebú, la segunda capital, y Bohol y las montañas de chocolate en Tagbilaran, lugar donde también conocí viajeros solitarios y compartimos trayectos.

Cenando en Kuala Lumpur. Comer en los puestos callejeros con mesas es una experiencia. Y siempre conoces a locales con ganas de charlas y de contarte cosas...
Cenando en Kuala Lumpur. Comer en los puestos callejeros con mesas es una experiencia. Y siempre conoces a locales con ganas de charlas y de contarte cosas…

 

 

 

 

Bagui en Filipinas. Los arrozales de arroz son tan espectaculares o más que los que podáis encontrar en China. Os recomiendo hacer el trekking de la oficina de turismo con la guía local.
Baguio en Filipinas. Los arrozales de arroz son tan espectaculares o más que los que podáis encontrar en China. Os recomiendo hacer el trekking de la oficina de turismo con la guía local.

 

 

 

 

Vigan, antigua ciudad colonial española en Filipinas.
Vigan, antigua ciudad colonial española en Filipinas.

 

 

 

 

Playas de FIlipinas. Aquí conocí a dos filipinas viajando solas por separado, y pasamos unos días juntas. Todavía tenemos contacto.
Playas de FIlipinas. Aquí conocí a dos filipinas viajando solas por separado, y pasamos unos días juntas. Todavía tenemos contacto.

 

 

 

Ruta 2: El Sur de China.

 

China es  muy turístico, si, pero sobre todo Beijing y Shanghai. El resto de China es muy grande, tiene muchas cosas para ver, y son impresionantes. Si alguien me pregunta qué parte de China me gusta más (he estado varias veces, incluso estuve unos meses viviendo allí), me quedo con la provincia de Yunnan. Por eso, os recomiendo la ruta que os explico a continuación:

  • Llegando por Hong-Kong o Shanghai (que son los vuelos más baratos y más cercanos), hay que volar a Kunning, la capital de Yunnan. De allí, hay autobuses que nos llevan a Dali, un pueblo pintoresco precioso, con multitud de mochileros (pero que no tiene un turismo masivo), y donde es posible alquilar bicicletas y ver los campos de arroz, así como hacer muchas rutas, o simplemente, disfrutar del pueblo, que es de postal. Desde allí, Linjiang no queda lejos, y es un pueblo, más anclado en la montaña, donde los chinos vienen en su luna de miel, escapando al sofocante calor del verano. Una vez allí, según lo intrépidas que seáis, se puede hacer un trekking a la garganta del tigre, o visitar Shangril.la, que para mi, es el pueblo más mágico de toda China (más incluso que cualquiera del Tíbet). Los chinos, son gente muy tolerante y que respetan mucho a las mujeres. Siempre me he sentido protegida con ellos. 
  • A la vuelta, visitar Guilin, el lugar donde se rodó “El velo Pintado”, es una experiencia.

 

 

Paisajes de Dali, China.
Paisajes de Dali, China.

 

 

 

 

Comiendo en Dali, China. Aquí la gente es muy maja. No sé cuántas abuelitas chinas conocí...
Comiendo en Dali, China. Aquí la gente es muy maja. No sé cuántas abuelitas chinas conocí…

 

 

 

 

 

Linjiang, en la provincia de Yunnan, China. Lugar precioso y mágico a visitar...
Linjiang, en la provincia de Yunnan, China. Lugar precioso y mágico a visitar…

 

 

 

Guilin en el sur de China. Es un lugar muy turístico y lleno de mochileros, pero vale la pena.
Guilin en el sur de China. Es un lugar muy turístico y lleno de mochileros, pero vale la pena.

 

 

 

 

Lugares para viajar hay muchos, algunos más seguros que otros. Lo que sí que hay que tener en cuenta, es que hay que ser precavido y no hacer tonterías. He estado muchas veces viajando por mi cuenta, y he conocido a muchas viajeras, así que es posible hacerlo. Os animo, a que al menos una vez en vuestra vida, disfrutéis de esta experiencia.

Feliz día a todos/as

Etiquetado: / / / /

Vigán, la ciudad filipina Patrimonio de la Humanidad.

Vigán, visita a una de las últimas ciudades coloniales españolas.

 

 La presencia de un carruaje en la calle donde está situado mi hotel, me indica que he llegado a Vigán, una de las ciudades filipinas con más historia. Seguramente por ello, la Unesco decidió incluirla en su lista de ciudades Patrimonio de la Humanidad, allá por el año 1.999. En Vigán, nos encontramos una mezcla atrevida de elementos europeos y asiáticos, y una cuidada arquitectura colonial española, que ha perdurado hasta la actualidad.

Coches de Vigán
Vigán, Filipinas.
Vigán, Filipinas.
Paseando... Vigán, Filipinas
Paseando…

 

 

 

 Situada frente al Mar de la China Oriental, en la provincia de Ilocos Sur, se considera la ciudad colonial mejor preservada de toda Asia. La ciudad nació de un grupo de comerciantes de la cercana China, concretamente, de Fujián. Éstas gentes, dejaron su idioma, el fukienés, en la zona, de donde “Bigan” significaba tierra hermosa, ya que la zona tiene unas playas preciosas. Como si hay algo que los españoles nunca hemos hecho es diferenciar la “V” de la “B”, la llegada de los colonizadores dejó el nombre en Vigán, y así se quedó hasta el día de hoy. Como las conquistas siempre lo cambian todo, los colonizadores también le cambiaron el nombre a la ciudad en un principio, nombrándola Villa Fernandina (qué cursi), ya que el rey Felipe II acababa de ser padre, y había que honrarle de algún modo. Más tarde, la ciudad creció, y su nombre también se hizo más largo: Ciudad Fernandina de Vigán.

 

 

 

 

 

En la hora de la siesta de Vigán, Filipinas
En la hora de la siesta en Filipinas

 

 

 

 

 

Coche de caballos en Vigán
Coche de caballos.

 

 

 

 

 

No es que sea muy grande, la calle Crisófolo concentra la mayoría de tiendas y de casas coloniales, pero se nota nuestra presencia en todas las calles, de nombre español. Allí, se encuentra el museo Crisófolo, que fue el que visité, y la verdad, valió la pena.
Calle Crisólogo, Vigán
Calle Crisólogo, Vigán

 

Un dato curioso, he pasado por dos iglesias y no las he podido ver, ya que era hora de misa de domingo, y estaban hasta fuera oyendo la misa. Los cantos los hacen en inglés, no en su dialecto (aquí, cada zona tiene un dialecto propio, además del lenguaje común que utilizan en el colegio, y el inglés; el español se impartió hasta los años 70).

Iglesia los domingos en VIgán
Iglesia los domingos en Vigán

 

 

Parte interior de la Iglesia en Vigán, al fin! pude entrar para comprobar lo que se parece a cualquier iglesia española...
Parte interior de la Iglesia.

 

 

 

 

La presencia española se da la mano con la religión.
La presencia española se da la mano con la religión, no en vano, ocuparon Vigan desde el 1565 hasta 1898, con la llegada de los americanos.

 

 

 

 

 

Estar aquí, es como transportarte a una época pasada, como estar en una de esas películas que se desarrollan en la época colonial, solo que aquí es real. Los personajes, en este caso, son reales, y todo el decorado también.

Calles de Vigán
Calles de Vigán

 

 

Calles de Vigán

 

 

 

 

La presencia española está en muchos nombres de comercios.
La presencia española está en muchos nombres de comercios.

 

 

 

 

 

Calles de Vigán

 

 

 

 

Museo de Vigán.
Museo de Vigán.

 

 

 

Casa en Vigán, Filipinas
Casa típica.

 

Me ha gustado, y mucho, ver que aquí, no solamente fuimos una nación importante (algo que como está la cosa hoy por hoy en España alegra, y mucho), sino que además, se nos quiso mucho. Aquí fuimos uno de los pocos colonizadores que no se dedicó a matar gente y a imponer su religión a golpe de violencia. Total, que otro lugar para recomendar, sin duda.

Etiquetado: / /

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más información.

aceptar