Senderismo en Ha Giang, Vietnam

 

Aventura en el norte de Vietnam

Senderismo en Ha Giang, Vietnam

 

Senderismo en Ha Giang, norte de Vietnam
Senderismo en Ha Giang, norte de Vietnam

 

Cuando organizamos este segundo viaje a Vietnam, teníamos claro que queríamos acercarnos al norte, donde conviven la mayoría de las etnias del país. Las fronteras terrestres la establecen los políticos, no sus gentes, la mayoría de estas etnias también se encuentran en el sur de China o Laos, al otro lado de la alambrada política de estos países.

 

Senderismo en Ha Giang, norte de Vietnam
Senderismo en Ha Giang, norte de Vietnam

 

Los territorios de Ha Giang se encuentran a 300 kilómetros de Hanoi; comprenden 10 provincias, siendo Ha Giang la capital de esta zona que hace frontera terrestre con Sapa al oeste.

 

¿Por qué ir a Ha Giang?

 

Senderismo en Ha Giang, norte de Vietnam
Senderismo en Ha Giang, norte de Vietnam

 

  • Cuando se organiza un viaje todo es cuestión de prioridades; en nuestro caso queríamos practicar senderismo, algo que cada vez incluimos más en nuestros viajes porque es un bonito modo de interactuar con los locales.
  • Ha Giang es también un área donde los mercados locales son una realidad (aunque esta vez no pudimos ver ninguno por un temporal el día del mercado, que es el domingo)

 

 

 

  • El hecho de que casi todo el mundo se desplaza a Sapa era un punto a favor, sabíamos que todo iba a estar más tranquilo: por el momento, solamente los moteros llegan a esta zona, donde bonitas carreteras en curvas hacen su viaje inolvidable; un viaje para practicar senderismo es algo que todavía no es muy habitual aquí, al contrario que en Sapa, donde ya existen muchos trekkings. De hecho, nos resultó muy difícil conseguir un guía para este recorrido: fue el lodge donde pernoctaríamos el último día el que nos consiguió a Po.

 

Hoang Shu Phi Lodge
Hoang Shu Phi Lodge

 

  • Lo más bonito para nosotros ha sido no solamente los paisajes, sino el poder interactuar con la gente local: nos hemos llevado a casa una experiencia única, que hace que solamente tengamos ganas de volver.

 

Cómo llegar a Ha Giang

 

Senderismo en Ha Giang, norte de Vietnam
A punto de empezar…

 

Recorrer los 300 kilómetros hasta Ha Giang es factible en coche privado, pero también existen varios autobuses que te llevan hasta allí; para ello hay que desplazarse hasta la estación de autobuses de My Dinh; allí encontrarás todos los autobuses a Sapa, y también los pocos que van a Ha Giang. Los autobuses nocturnos son todos de literas, unos mejores, otros peores, pero que están bastante bien en general. En nuestro caso, el autobús salía del 156 de Tran Quang Khai. En todos los casos, mejor que reserves tu plaza.

 

Senderismo en Ha Giang, Vietnam
Senderismo en Ha Giang, Vietnam, los autobuses en Hanoi hacia Ha Giang salen por la noche, llegando sobre las 2 o 3 de la mañana, dependiendo de las paradas que tenga que hacer al principio para recoger pasajeros.

 

Diario viaje a Ha Giang, norte de Vietnam

 

Día 1: Recorrido hasta Ha Giang en autobús

Llegamos al punto de encuentro, donde vemos muchos autobuses, pero no el nuestro. Finalmente, encontramos a alguien que habla un poco de inglés. En las literas Bernat cabe a duras penas (las literas son para largo vietnamita); “qué bien vamos a ir, no hay casi gente” me dice Bernat. A mí me viene a la cabeza un “no te fíes” … así es. Antes de salir de la ciudad ya hemos hecho dos paradas más; las literas están todas ocupadas y también los pasillos, donde se ubican los últimos pasajeros en subir.

 

Senderismo en Ha Giang
Autobús a Ha Giang… Una horita y ya estábamos a tope

 

Retomamos el camino a Ha Giang. Tal y como habíamos quedado con Ha Than, nuestro contacto por Skype, el autobús parará en el cruce de Tan Quang. Ha Than nos llama por medio del conductor, ya que no tenemos wifi ni tarjeta de datos vietnamita para que estemos atentos: el autobús está previsto pare a las 2 de la mañana allí.

 

Senderismo en Ha Giang
Parada técnica en el restaurante del camino

 

A las dos en punto llegamos al cruce de Tan Quang. Pensamos que va a ser un punto donde pare la mitad del autobús, pero no, solo las dos almas españolas se aventuran en la noche. Allí no hay nadie… Por suerte, al poco aparece un señor con su coche. Nos mira, dice “Serrano”, abre el maletero, mete las mochilas, y saca la pipa para fumar. Después de dar un par de caladas nos dice en señas que subamos al coche.

Senderismo en Ha Giang
Va pasando la noche y cada vez nos dormimos más

 

 

Dia 2: Senderismo en Ha Giang, Vietnam

 

Senderismo en Ha Giang
Hoang Shu Phi Lodge, un completo de cabañas en la montaña de Ha Giang. La primera noche no dormimos en ninguna de ellas, si la última…

 

Una parada para tomar té… mientras, nosotros esperamos en el coche…

Iniciamos el recorrido dirección a Hoang Shu Phi Lodge, donde pasaremos esa noche. Sorprendentemente, a los 15 minutos de recorrido, nuestro conductor para; deja el coche encendido y se dirige a una casa donde sus habitantes están despiertos, haciendo algunas labores en el exterior. Allí se sienta en el porche a tomar una taza de té con ellos. Nosotros los miramos desde el coche. “Qué hacemos?” pregunta Bernat. “Pues no sé, si tarda mucho, podríamos ir y tomar un té con ellos”. A los 15 minutos se levanta y emprendemos el camino.

 

 

Retomamos la marcha…

El camino hacia Hoang Shu es bastante largo; además han tenido desprendimientos en los últimos días, así que no podemos ir muy rápido. A las 5,30 llegamos a nuestro destino. Allí nos espera un chico que nos lleva directamente a la habitación que compartiremos con el resto de gente que está de paso. Las camas están bastante bien, todas separadas por cortinas opacas y con una muy conveniente mosquitera. Los baños compartidos son más que correctos. Mañana más.

 

Senderismo en Ha Giang
Amanecemos en Ho Giang con estas vistas…

 

Despertamos con los gallos y los sonidos del lodge; hoy vemos un poco más el lugar donde estamos y descubrimos que es un hotelito de cabañas precioso, aunque a nosotros solo nos toca la última noche de nuestra excursión. Después del desayuno llega Po, que será nuestro guía en los siguientes días.

 

Senderismo en Ha Giang, Vietnam
Senderismo en Ha Giang, Vietnam. Haciendo camino. La gente de los pueblos trabaja incluso los días festivos.

 

Po no habla inglés, y no entiende ni una sola palabra en inglés: solamente sabe “happy water” (agua feliz), que es el nombre que recibe el licor de orujo con el que se ponen ciegos cuando comen los locales con invitados (o sin ellos, no lo sabemos). El amigo Po vive en la aldea, aquí todos se conocen y trabajan juntos; uno es el primo, el otro el tío, y si no son hermanos.

 

Senderismo en Ha Giang, Vietnam
Senderismo en Ha Giang, Vietnam. Bernat equipado con su palo junto a Po; él ya sabía que éramos unos flojos y nos haría falta el palo…

 

Nuestra caminata por el medio de la nada empieza el día de la fiesta más grande para los vietnamitas, y es que el 2 de septiembre se celebra el día de la independencia. Para un país donde los días de fiesta son contados, es toda una celebración.

 

Senderismo en Ha Giang, Vietnam
Senderismo en Ha Giang, Vietnam

 

Al poco de empezar el amigo Po nos consigue dos palos del entorno; en ese momento no lo sabemos, pero el amigo nos va a meter siempre por el camino más controvertido de seguir. Con el paso del tiempo, nos dará opción: nosotros siempre escogeremos el camino con asfalto, pero él siempre nos dirigirá por el más empinado y con mayor cantidad de barro.

 

Senderismo en Ha Giang, Vietnam
Senderismo en Ha Giang, Vietnam: Veis que sube un poco, verdad? pues todavía va a empinarse más 😉

 

 

 

Senderismo en Ha Giang, norte de Vietnam
También nos encontramos con la familia de Po

 

Durante nuestras caminatas pasamos aldeas que parecen salidas de la nada; lugares identificables donde la wifi es una leyenda urbana y asistir al colegio después de la escuela primaria es un orgullo, ya que poca gente va.

 

Senderismo en Ha Giang, Vietnam
Senderismo en Ha Giang, Vietnam. Día festivo en el colegio. Los padres siempre intentan que los niños terminen la primaria, lo que no quita que ayuden en las labores agrícolas a la familia.

 

El día de la independencia comeríamos en una casa acomodada, a mitad de camino con Nan Khoa. Los dueños de la casa poseen su antigua morada, que será similar a las que iremos visitando, pero también una nueva casa, de la que parece están muy orgullosos. Es en ella en la que nos sentamos en el suelo a comer. La familia lleva al improvisado mantel todos los platos; cada uno tenemos un cuenco en el que vamos poniendo las diferentes especialidades. Por supuesto, el happy wáter no falta en la comida.

 

Senderismo en Ha Giang, norte de Vietnam
Fotografía con la abuelita de la familia Red Dao el primer día de viaje: no nos entendíamos, pero nos entendimos… Seguro que sabéis a qué me refiero…

 

Poco a poco se va perdiendo la vergüenza; se quieren comunicar con nosotros, nos quieren preguntar, pero no saben cómo. Veo que uno de los de la mesa tiene datos, y le digo en señas si los quiere compartir conmigo para utilizar el traductor. Rápidamente me da acceso.

 

Senderismo en Ha Giang, norte de Vietnam
Nuestra comida el día de la Independencia de Vietnam

 

Empieza una retahíla divertida de preguntas en ambos sentidos: así nos enteramos de que es día festivo; de que tantos platos no se comen en un día normal, solo cuando es fiesta, o cuando llega un invitado a casa. También nos hablan del honor que supone para ellos que alguien de otro país quiera comer en su casa; invitar a alguien a casa supone de por si un orgullo, por lo que ser extranjero todavía es les da más satisfacción.

 

Senderismo en Ha Giang, norte de Vietnam
Primera comida con nuestros amigos vietnamitas: aquí brindamos por todos y nos deseamos lo mejor…

 

Ahora que ya hay confianza, Po ya nos reta a descubrir el camino, que claro, siempre es el más dificultoso. No tenemos agua, pero milagrosamente sale una tienda en medio de la nada donde comprar. Los paisajes esta tarde son de infarto.

 

Senderismo en Ha Giang, Vietnam
Senderismo en Ha Giang, Vietnam

 

Después de la comida, Po nos levanta e iniciamos nuestro camino por las montañas. El calor ahora es más sofocante, más después de comer, pero tenemos que llegar a la casa donde pasaremos la noche, y no queremos llegar en la noche.

 

Senderismo en Ha Giang, Vietnam
Senderismo en Ha Giang, Vietnam

 

Senderismo en Ha Giang, Vietnam
Senderismo en Ha Giang, Vietnam

 

Senderismo en Ha Giang, Vietnam
Senderismo en Ha Giang, Vietnam, la única señal que encontramos en el camino… Aunque tampoco nos da mucha información, al menos a nosotros…

 

Durmiendo en una casa de la etnia Red Dao

 

Senderismo en Ha Giang, Vietnam
Senderismo en Ha Giang, Vietnam, nuestra casa hoy

 

Finalmente, nuestro destino ha llegado. Estamos en una casa de la etnia Red Dao, lo sabemos por la ropa tendida, donde los colores de sus prendas los delatan. Estas ropas no son de domingo, están gastadas, de hecho, vemos algunos con partes de las prendas mientras cocinan y preparan cosas para nuestra cena.

 

Senderismo en Ha Giang, norte de Vietnam
Traje tradicional Red Dao.

 

Aquí conocemos a un grupo de vietnamitas que están viajando como nosotros; son un grupo de amigos de la gran ciudad, de Hanoi; 3 chicos y 2 chicas que hablan en su mayoría inglés.

 

Senderismo en Ha Giang, norte de Vietnam
Casa donde pernoctamos con los Red Dao: ropa tendida

 

Costumbres vietnamitas

 

Gracias a ellos nos enteramos más de sus costumbres: me siento a ver el atardecer con una de las chicas; esta me cuenta que los vietnamitas no viajan mucho. Tienen todos edad similar, entre 28 y 29 años; suelen viajar juntos, aunque no son pareja. La mayoría son de algún pueblo alejado de Hanoi, pero viven en la ciudad por sus trabajos.

 

Senderismo en Ha Giang, Vietnam
Senderismo en Ha Giang, Vietnam, disfrutando las vistas

 

Senderismo en Ha Giang, Vietnam
Fin del día, esperando la cena todos juntos

 

Mi nueva amiga trabaja como Product Manager para una filial de Kodak. Me cuenta de su trabajo, de sus ganas de emprender, pero de lo poco común que es en Vietnam y el miedo que le produce la aventura. También me habla de las costumbres locales: Hanoi, pese a ser la capital del país, conserva algunos prejuicios: no está nada bien visto ir muy escotada; puedes ir corta, pero no escotada. Para los vietnamitas jóvenes el lugar vibrante y moderno donde vivir es Ho Chi Min: es allí donde emigran si tienen ocasión. Hanoi me dice es una capital caótica, pero donde se encuentran lugares con paz, aunque no lo parezca, que hacen posible escaparte del ruido en plena ciudad. Habrá que buscarlos.

 

Senderismo en Ha Giang, norte de Vietnam
Casa de los Red Dao donde pasaríamos la noche: como podéis observar es todo una estancia; la parte delantera es donde se encuentran el baño y la cocina; al final están los dormitorios.

 

Llega la noche y la cena, y por supuesto la happy water. El dueño nos da un discurso del que no entendemos nada. Por suerte nuestros nuevos amigos nos traducen parte de él: el dueño ha presentado a su mujer e hijos, y ha dado las gracias a todos por venir (trago de happy water), también a los guías de montaña que llevan a los turistas hasta su casa (otro trago).

 

Senderismo en Ha Giang, Vietnam
Senderismo en Ha Giang, Vietnam. Nuestra cama hoy

 

Como vemos que la cosa se va a poner mal, y queremos que nuestros guías estén en condiciones, tanto el grupo de Hanoi como nosotros decimos que queremos irnos a dormir (las camas están detrás del lugar donde cenamos, así que hay que escampar). Los bebedores felices se desplazan al exterior de la vivienda, aunque al poco se acuestan.

 

Senderismo en Ha Giang
Senderismo en Ha Giang, Vietnam

 

Día 2 Senderismo en Ha Giang, Vietnam

 

La mañana no podía empezar mejor, y es que mientras contemplamos el amanecer nuestros nuevos amigos vietnamitas nos ponen música vietnamita del momento y nos hacemos unos cuantos estiramientos. Allí, mientras sale el sol, esperamos el momento de partir de nuevo.

Senderismo en Ha Giang, norte de Vietnam
Solo por estas vistas merece la pena venir hasta aquí…

 

El día seguiría por las montañas, hoy el camino es más corto, pero siempre en ascenso. Al mediodía llegamos a una casa donde nos espera una niña de unos 11 años; la niña prepara algo de arroz hervido, y mira nerviosa el reloj.

 

senderismo ha giang
Con nuestra familia hoy: los niños no han querido salir en la foto

 

 

Senderismo en Ha Giang, norte de Vietnam
Con nuestros nuevos amigos

 

 

Senderismo en Ha Giang, norte de Vietnam
Este pequeño banco de madera sirve a los vietnamitas para no tenerse que sentar directamente en el suelo. La verdad es que es bastante útil

 

Empieza a llover y se dirige a recoger la cosecha que se estaba secando en el portal de la casa: entre todos la ayudamos a que lo recoja antes. Luego llega el padre, que viene de trabajar, y es él el que empieza a cocinar. Durante la comida nos damos cuenta de que la mamá ha fallecido, es por eso que el padre cocina y prepara todo. A pesar de que hoy si que no tenemos datos para el traductor, ni vietnamitas que hablen inglés, es el día en que la conexión con la familia es más auténtica.

 

Senderismo en Ha Giang, norte de Vietnam
La cocina donde preparó el dueño de la casa nuestro almuerzo

 

La comida termina mucho después de lo esperado, hay muchas cosas que nuestro nuevo amigo nos quiere enseñar y nos falta tiempo para todo; también en el tema comida, es él el que nos da nociones de cómo se comen los platos en aquellos lares. Por la tarde, toca caminata de nuevo.

 

Senderismo en Ha Giang, norte de Vietnam
Senderismo en Ha Giang, norte de Vietnam

 

Esta vez llegaríamos a unas preciosas cascadas muy cerca del punto de partida del viaje por Ha Giang. Desde allí visitaríamos a una familia de la villa. El padre esta vez si que habla inglés y nos puede contar más de su pueblo, los Red Dao, que son los que conviden en la zona donde nos encontramos.

 

Senderismo en Ha Giang, norte de Vietnam
Zona de baño en Ha Giang

 

Después del chapuzón de final del día ya toca cenar y descansar, esta vez si, en una cabañita en el Hoang Shi Phi Lodge, donde nos recuperaríamos por una noche de las palizas del amigo Po.

 

Senderismo en Ha Giang, norte de Vietnam
Yo de verdad pensaba que Po se venía con nosotros de vuelta a casa; en tan poco tiempo se hizo inseparable de Bernat 🙂

 

 

Mercados tradicionales en Ha Giang… nos los perdimos por la lluvia

 

Senderismo en Ha Giang, norte de Vietnam
Vistas desde nuestra cabañita en el día de relax, ya escampada la lluvia

 

El viaje duraría un día más, pero las lluvias de la noche se prolongarían hasta bien entrada la mañana y cancelarían el mercado del domingo, uno de los objetivos en nuestro viaje. Las cosas vienen como vienen, y no nos quedó más remedio que quedarnos tranquilamente allí. Aprovechamos para tomarnos algunas fotos con las chicas del lodge, que hoy iban con el traje tradicional del domingo; hablamos largamente con el encargado, un chico joven y con muchas ganas de hacer cosas en aquel pueblo que era el suyo, siempre con sus gentes.

 

Senderismo en Ha Giang, norte de Vietnam
De selfies con las camareras

 

Entrada la tarde, vuelta al cruce de caminos del sur, esta vez con la carretera un poco más estropeada. Allí nos dejaron en una tienda dirigida por una mamá que controlaba todo lo que pasaba en la carretera. Los autobuses de pasajeros se iban sucediendo, pero la jefa decía que no, que no era el nuestro. Finalmente, llegó y pudimos dirigirnos hacia Hanoi. Fin del viaje.

 

Senderismo en Ha Giang, Vietnam
Senderismo en Ha Giang, Vietnam. Esperando el bus de vuelta a Hanoi

 

 

Senderismo en Ha Giang, norte de Vietnam
Nuestra cuidadora llevaba ella sola todo el negocio; también controlaba los autobuses que allí se apeaban…

 

 

Senderismo en Ha Giang, norte de Vietnam
Mientras tanto yo me daría una vuelta y encontraría esta iglesia.

 

Senderismo en Ha Giang, Vietnam
Aqui estamos…

 

Impresiones de nuestro paso por Ha Giang

 

En esta pequeña salida hemos descubierto un territorio impresionante, lleno de paisajes increíbles, pero, sobre todo, de gente fantástica que nos ha dado todo para que nos sintiéramos cómodos, siempre dentro de sus posibilidades.

 

 

Senderismo en Ha Giang, norte de Vietnam

Nuestro anfitrión enseñando cómo comer con la menta

 

Siempre hay que tomar los consejos de los locales: en otra casa donde comeríamos el día siguiente, el dueño de la casa nos enseñó cómo comer la comida se habían preparado; en varias ocasiones veríamos hojas de menta en la mesa, pero no entendíamos su función: las hojas de menta son para envolver la comida que vas a comer en cada bocado, es entonces cuando estos platos de por si buenos incrementan su sabor.

 

Senderismo en Ha Giang
Aquí Bernat ya ha aprendido

 

Adaptarse: palabra clave cuando viajas a uno de estos lugares. El equipaje de capital no te sirve aquí: solo una pequeña mochila con lo más que imprescindible es necesaria para caminar y no ir cargada. Sobre todo, hay que dejarse los prejuicios. Las casas donde estamos son lares muy humildes, con muchas menos comodidades de las que estamos habituados; se duerme todos en la misma habitación, cada uno con su mosquitera, y en el mejor de los casos, una cortina opaca protege la vista de una cama a otra. Son casas donde se cocina y duerme, todo a una, bastante amplias, pero con lo básico para vivir.

 

Nuestro guía quiso darnos una sorpresa y nos compró el segundo día unas cervezas; lo único es que estaban calientes e iban en envases de vinagre… Pero lo que cuenta es la intención, que fue buena

 

La agricultura y algunos animales conforman el total de lo que sus lugareños necesitan. Vivir una experiencia así te hace ver que realmente nos sobran muchas cosas en nuestra rutina.

 

Senderismo en Ha Giang, norte de Vietnam
Edificio exterior a la casa para guardar la leña

 

Senderismo en Ha Giang, Vietnam
Senderismo en Ha Giang, Vietnam

 

¿Volveríamos a esta región? Sin dudarlo, de hecho, ya lo hemos hablado muchas veces; nos han faltado muchas cosas por ver y nos hemos quedado con ganas de más. Repetiremos seguro.

 

Senderismo en Ha Giang, norte de Vietnam
Senderismo en Ha Giang, norte de Vietnam

Etiquetado: / /

Museo de etnologia en Hanoi, Vietnam

Museo de Etnología en Hanoi, Vietnam

 

Museo Etnográfico de Hanoi, Vietnam
Museo Etnográfico de Hanoi, Vietnam

 

Somos poco de museos, pero cuando hay que visitarlos se visitan, sobre todo si son fuente de información que te permitirá preparar mejor el resto del viaje.

 

Museo Etnográfico de Hanoi, Vietnam
Museo Etnográfico de Hanoi, Vietnam

 

Desde que empezamos a preparar nuestro paso por los pueblos del norte de Vietnam tuvimos claro que este museo etnológico formaría parte de nuestra aventura: qué acierto. El museo etnológico de Hanoi te permite descubrir muchos aspectos de la vida de las tribus nómadas y no tan nómadas que pueblan este maravilloso país.

 

Museo Etnográfico de Hanoi, Vietnam
Museo Etnográfico de Hanoi, Vietnam

 

 

Economía de Vietnam en la actualidad

 

Museo Etnográfico de Hanoi, Vietnam
Museo Etnográfico de Hanoi, Vietnam

 

Vietnam es un país poblado por 92 millones de personas; con un crecimiento económico anual del 7%, aquí la palabra desempleo no existe. Aunque parezca mentira, Vietnam ocupa el lugar 33 en cuanto a desarrollo económico. Son los segundos productores de café y arroz a nivel mundial. También su expansión en el mundo textil, electrónico, calzado o pesca les está dando un posicionamiento económico muy bueno. 

 

Museo Etnográfico de Hanoi, Vietnam
Museo Etnográfico de Hanoi, Vietnam

 

Vietnam es un país de gente luchadora; personas que han demostrado que con esfuerzo y ganas se pueden hacer muchas cosas; las mujeres vietnamitas son ejemplo de valor, como ya demostraron contra los americanos, como veremos cuando explique el museo de las mujeres de Hanoi, otro imprescindible. Por mucho tiempo, Vietnam ha salido y sabe salir de todas las situaciones sola. Todo esto se refleja en este museo, que nos habla de sus costumbres, su modo de vida, de sus tradiciones, todo ello ligado a su trabajo diario. A pesar del paso del tiempo y de que internet es una realidad en muchos sitios, muchas aldeas todavía persisten al paso del tiempo.

 

Museo Etnográfico de Hanoi, Vietnam
Museo Etnográfico de Hanoi, Vietnam

 

Las minorías étnicas en Vietnam

 

Museo Etnográfico de Hanoi, Vietnam
Mapa de las minorías éticas de Vietnam

 

Museo Etnográfico de Hanoi, Vietnam
Interpretación del mapa de minorías étnicas

 

Museo Etnográfico de Hanoi, Vietnam
Museo Etnográfico de Hanoi, Vietnam

 

Los mapas del museo muestran la localización de cada etnia; en ellos podemos ver cómo las minorías étnicas no se terminan donde aparecen las fronteras humanas: los grupos étnicos no tienen fronteras.

 

Museo Etnográfico de Hanoi, Vietnam
Museo Etnográfico de Hanoi, Vietnam. Las etnicas no son solamente de un país, las fronteras son artificiales

 

Las etnias principales se subdividen en muchos grupos más minoritarios, pero que por sus costumbres y vestimenta se engloban en grupos más numerosos, como muestra el mapa en la parte superior. Un ejemplo serían los Red Dao, de la cual salen 9 subgrupos, también los grupos de Tay Nung o los Hi Mong aparecen constantemente en este museo. 

 

Museo Etnográfico de Hanoi, Vietnam
Museo Etnográfico de Hanoi, Vietnam

 

Vestidos tradicionales minorías étnicas en Vietnam

La vestimenta distingue unas etnias de otras: los Hmong visten completamente de negro; los Red Dao llevan un pañuelo rojo decorado con monedas sobre su cabeza. La región de Ho Giang, donde estaríamos gran parte del viaje, está poblado en su mayoría de la etnica Red Dao. Aunque no utilizan su vestimenta tradicional como antaño, si que se sigue usando a diario.

 

Museo Etnográfico de Hanoi, Vietnam
Museo Etnográfico de Hanoi, Vietnam

 

 

Las minorías étnicas en el norte de Vietnam.

 

ha giang
Nuestro paso por Ha Giang, Vietnam

 

 

La región de Sapa en Vietnam, una de las más visitadas

En la región de Sapa encontramos a los Hmong (llamados también Miao, y presentes en el sur de China), los Zao y Tay. En los días de mercado de estas regiones es fácil encontrar lugareños de las étnicas Hmong, Zao, Muang, Dao, Xaphos o Tay. Muchos de ellos viven en las montañas. La mayoría de los turistas acuden en Sapa al mercado del amor (Sapa love market), allí los Hmong y Red Dao acuden para comprar y vender sus productos.

 

Museo de etnologia en Hanoi
Museo de etnologia en Hanoi

 

 

Los mercados locales son también punto de encuentro para las relaciones sociales; es aquí donde los jóvenes se conocen e inician relaciones. Muchas parejas empiezan su historia de amor en estos mercados; los novios, hacen regalos que ofrecen a ellas ese día. No siempre están solos, el protocolo dice que hay que ir en grupo. Su forma de relacionarse es cantando juntos, con la caída del sol.

 

Minorías étnicas en Vietnam
Minorías étnicas en Vietnam

 

 

Museo Etnográfico de Hanoi, Vietnam
Museo Etnográfico de Hanoi, Vietnam, objetos habituales en las casas vietnamitas.

 

 

Nómadas en el pasado

Muchas tribus fueron nómadas hasta que el gobierno les concedió tierras donde construir sus casas. El clima húmedo de Vietnam propicia el crecimiento del arroz; como buena suecana, este tema me interesa, y aquí me entero que solamente existe una cosecha por año, como en España, nada que ver con países como la India, donde la tierra se presiona hasta obtener tres cosechas anuales.

 

 

Museo Etnográfico Hanoi
Museo Etnográfico Hanoi, llegando del mercado local

 

 

Campo vs ciudad: todavía una brecha cultural

 

Museo Etnográfico Hanoi
Museo Etnográfico Hanoi

 

A día de hoy, y a pesar de la globalización que internet ha supuesto en el mundo, podemos encontrarnos muchas diferencias entre campo y ciudad en Vietnam. Un ejemplo es la educación sexual, algo inexistente en los pueblos aislados a día de hoy. En la actualidad el gobierno vietnamita ha impuesto la educación obligatoria para todos los niños vietnamitas, pero en comunidades reducidas donde la agricultura y ganadería es el sustento familiar, todos dejan el colegio si hace falta su ayuda. Es por eso que un hijo o hija que curse el instituto es motivo de orgullo en la familia, pocos llegan.

 

Museo Etnográfico Hanoi
Museo Etnográfico Hanoi

 

Carne de perro: producto gourmet en la actualidad

En nuestro viaje por Vietnam comimos y cenamos en varias casas particulares; comer carne de perro no es algo de nuestra devoción, y seguramente nos la hubiesen colado sin problema. Por suerte, hoy en día es algo más excepcional y considerado como producto gourmet, el pollo y cerdo, más baratos, la ha sustituido en la cesta familiar.

 

Museo Etnográfico Hanoi
Ha Giang , compartiendo una comida local. Esta sería una comida normal en cualquier casa de las montañas, cuando llega un invitado a comer.

 

 

 

Las minorías étnicas no se encuentran solamente en un lugar: a veces encontramos similitudes en otras partes del mundo; unas veces sabemos de dónde vienen, otras no...

 

 

Los Hmong americanos

Sería con la Guerra de Vietnam que muchos ciudadanos Hmong serían enviados a Minneapolis, Milwaukee, Madison, La Crosse o California; en total, 300.000 personas viven todavía allí.

 

Museo Etnográfico Hanoi
Museo Etnográfico Hanoi, minoría Hong

 

 

La minoría étnica de los Katu o Co Tu

Los Katu o Co Tu son una etnia muy especial: sus 40.000 personas viven entre Laos y Vietnam. Se les considera un poco salvajes. Su sacrificio de búfalos en las ceremonias funerarias hace que muchos les consideren parientes de los Tana Toraja.

 

Museo Etnográfico Hanoi
Los Kotu o Co Tu conviven junto a los Bro-Van Kieu y los Taoi en lasmontañas del centro de Vietnam. Son conocidos por sus destrezas con el bambú, siendo sus cestos muy apreciados. Su cultura es rica artísticaente, y eso se refleja en sus casas y monumentos funerarios, ricos en color y con una arquitectura muy elaborada. Los Co Tu además cultivan arroz seco y son cazadores.

 

Qué esperar en el museo etnológico de Hanoi

En el museo etnológico vas a encontrar de todo; cualquier aspecto relacionado con la vida en las etnias se encuentra explicado aquí; su localización geográfica, su vestimenta, modos de vida y trabajos que desempeñan, rituales en bodas, bautizos y entierros, cómo son las casas de las distintas minorías étnicas… Sin dudarlo es uno de los museos más completos que hemos visitado en cuanto a etnología se refiere.

 

Minorías étnicas en Vietnam
Minorías étnicas en Vietnam

 

Muy pronto otro post de las etnias vietnamitas y sus características

Ha Giang, Vietnam
Ha Giang, Vietnam
Etiquetado: / / /

Gyeongju, la ciudad con mas historia de Corea del Sur

 Gyeongju en Corea del Sur

 

Gyeongju en Corea del Sur
Gyeongju en Corea del Sur

 

 

Si Seúl era todo neón y vanguardismo nuestro siguiente destino desprende otro aroma: Gyeongju, Kyongju para los locales, es para muchos un museo sin paredes. Así nos lo parece también a nosotros, a nuestra llegada en cómodo autobús local desde la capital coreana.

 

Gyeongju en Corea del Sur
Gyeongju en Corea del Sur

 

Nos desplazamos al sur, concretamente a la costa este, donde al contrario de todas nuestras previsiones, hace todavía mas frio que en Seúl. Aquí tropezamos con un viento siberiano no apto para españoles deseosos de ver monumentos. A pesar del inmenso frio, la pequeña ciudad de 260000 habitantes parece llena de vida. Las famosas tumbas conviven junto con una ciudad llena de peluquerías, restaurantes coreanos típicos, tiendas de electrodomésticos y panaderías locales que fabrican un pan especial, que al parecer no se fabrica en ningún otro lugar de Corea del sur.

 

Gyeongju en Corea del Sur
Gyeongju en Corea del Sur

 

 

Historia de Gyeongju

A día de hoy, Gyeongju es de visita obligada para cualquier visitante de Corea del Sur. La ciudad fue capital del Gran reino de Silla entre los años 668 y 935 a.C. más de 1000 años donde se unificaron tres reinados para formar una gran potencia. Sería Pak Hyeokgeose el que haría de Gyeongju su capital y centro del reino de Silla.

 

Gyeongju en Corea del Sur
Gyeongju en Corea del Sur

 

Unificar los tres reinos significó prosperidad para la ciudad que visitamos hoy; el centro de vida de Corea pasó a ser Gyeongju, que vio pasar comerciantes venidos de China, Japón o la más lejana Arabia. Por barco o tierra, todos terminaban conociendo el puerto de Ulsan, a tan solo 40 kilómetros de Gyeongju, y conociendo la esplendorosa ciudad coreana. También la Ruta de la Seda le haría un hueco a Gyeongju; oro, plata, gemas, pieles y muchos otros objetos preciados llegarían desde Persia pasando por China para quedarse en la hoy Corea del Sur.

 

Gyeongju en Corea del Sur
Gyeongju en Corea del Sur

 

 

 

Gyeongju en Corea del Sur

Llegada del budismo a Corea del sur

 

Además de ser una ciudad histórica, Gyeongju también fue el lugar donde el budismo hizo su aparición; sería en el siglo V y a través de la ya mencionada Ruta de la Seda, donde por China llegaría Muk Ho-ja, uno de los monjes que llegados desde la India viajaría hasta el reino de Silla en aquel momento. Además de Muk Ho-ja también se han encontrado textos que hablan del monje Hyecho, cuyo viaje a la India desde Gyeongju traería consigo el budismo más tarde, en el siglo VIII. Por uno u otro, lo que si está claro a día de hoy, es la existencia de Bulguksa, al este de la ciudad. Este tempo es uno de los tesoros coreanos y el más importante de la edad de oro en reino de Silla.

 

 

Gyeongju en Corea del Sur
Gyeongju en Corea del Sur. Este país bien merece una visita, pero abrigaros bien si venís en invierno.

 

A pesar de que Gyeongju recibió mucho a través de la Ruta de la Seda, también hizo sus aportaciones al mundo, sobre todo a través de la artesanía. Ejemplo de ello sería cómo la técnica de la filigrana, originaria de Egipto, pasaría en el reino de Silla a trabajar metales preciosos. También el trabajo artesanal del oro y la plata tendría sus artesanos y técnicas propias en la ciudad.

 

Gyeongju en Corea del Sur
Gyeongju en Corea del Sur

 

¿Qué esperar de Gyeongju?

 

Muchos se preguntarán por qué ir a Gyeongju; la respuesta es clara: si eres un amante de descubrir los patrimonios de la Unesco, aquí tienes varios; ya en el 1995 el templo de Bulguksa y la cueva de Seokguram pasarían a ser parte del patrimonio declarado por la organización cultural. Más tarde, en el año 2000, sería la propia ciudad de Gyeongju y sus áreas históricas.

 

Gyeongju en Corea del Sur
Observatorio astronómico más antiguo de Asia.

 

Si no eres un amante de los patrimonios como yo, aún así no te va a defraudar: Gyeongju contiene unos templos únicos, tengan o no la etiqueta de patrimonio cultural; y la ciudad histórica merece un día de tu viaje a Corea del Sur. Muchos y muchas hacen un viaje de ida y vuelta en un día; te recomiendo que te pernoctes allí si tienes posibilidad: después de la frenética Seúl agradecerás un día de sosiego; además Gyeongju conserva un ambiente muy auténtico, que te hará conocer mejor la vida del país coreano.

 

 Gyeongju en Corea del Sur
Gyeongju en Corea del Sur, tumbas funerarias

 

Por donde empezar para visitar la ciudad de Gyeongju

 

En Gyeongju vas a encontrar los restos más importantes de templos y palacios de la dinastía Silla; mucho de lo que queda de los siglos VII al siglo X permanece aquí. También los restos de la dinastía Joseon, posterior a la anterior, se pueden visitar aquí. Sobre todo, Gyeongju es un centro de arte budista coreano, que se puede observar en sus pagodas, relieves en templos y palacios, y en muchos pequeños detalles que aquí se conservan bastante bien.

 

Gyeongju en Corea del Sur
Gyeongju en Corea del Sur

 

 

Las visitas a las tumbas de la ciudad, se puede realizar sin ningún problema paseando. Para el resto, es necesario un tour con el bus de la oficina de turismo o bien ir cogiendo autobuses. Debido a la falta de tiempo, optamos por la primera opción

 

 

¿Qué ocurre si no me gusta el patrimonio pero si la gastronomía?

 

Pues si este es tu caso no te preocupes ni lo más mínimo, porque has llegado al lugar perfecto para disfrutar: Gyeongju es el paraíso de los foodies y enamorados del paladar; no solo eso, aquí encontrarás todo tipo de restaurantes y comidas; también el pan de Gyeongju o el beopju, un licor coreano típico, proviene de Gyeongju

 Gyeongju en Corea del Sur
Gyeongju en Corea del Sur

 

El complejo funerario de Daereungwon

 

Si hay algo que sorprende mucho al llegar a la ciudad de  Gyeongju son las montañas que parecen poblarla; pero no son tales, estamos ante el complejo de tumbas de Saereungwon, que contiene las tumbas de reyes y nobles del reinado de Silla. En total son más de 23 tumbas localizadas en Cheonmachong y Hwangnamdaechon. Solo en el primer grupo podrás ver en una de ellas cómo estaban pintadas (es la única que queda con pinturas). La tumba te dará una idea del nivel de vida de los reyes de la dinastía en cuestión.

No hace falta que busques mucho para encontrarlas, ya lo verás.

 

 Gyeongju en Corea del Sur
Gyeongju en Corea del Sur

 

 

Qué ver en Gyeongju, Corea del Sur

 

Bulguksa y la cueva de Seokguram

Seguramente lo más espectacular de Gyeongju se encuentra aquí, y no es de extrañar que sea lo más visitado. El complejo que alberga el templo Bulguksa tiene 12 kilómetros de amplitud y contiene también la cueva de Seokguram; para muchos Bulguksa es una obra maestra del arte budismo venida del Lejano Oriente… merece esta apreciación… también Seokguram es un tesoro en si. Aquí encontraremos una estatua monumental en posición dhyana mudra, o posición de concentración, con la mano derecha en posición bhumisparsha mudra, tocando la tierra. Sus paredes llenas de devas y bodhisattvas esculpidas en las paredes hacen este lugar un tesoro.

 

Gyeongju en Corea del Sur
Gyeongju en Corea del Sur

 

El complejo del templo de Bulguksa viene repleto de escenas y momentos de la vida de Buda, de la religión y de su modo de vida.

 

El Palacio de Donggung

 

Seguimos caminando para llegar al que sería el palacio del rey Munmu en el 674, en la dinastía Silla. El palacio permaneció activo mientras la dinastía reinó, quedando relegado al olvido al final de su existencia. Solo en 1974 sería reconstruido de nuevo, descubriendo muchos restos arqueológicos que es posible observar en la actualidad.

 

 Gyeongju en Corea del Sur
Gyeongju en Corea del Sur

Además de lo que te he comentado, en Gyeongju encontrarás muchos tesoros a pie de calle. Un consejo cuando visites el complejo Bulguksa es que le dediques un tiempo a perderte; descubrirás muchos tesoros escondidos, donde no hay turistas. El complejo está en un parque natural, así que la naturaleza que lo rodea es impresionante. Nuestra visita fue en pleno invierno, aún así, los colores del parque eran impresionantes.

 

No olvides incluir Gyeongju en tu visita a Corea del Sur, no te defraudará…

 

 

Gyeongju en Corea del Sur
Gyeongju en Corea del Sur
Etiquetado: / /

Bangkok, Tailandia, que ver en dos días…

 Viaje a Bangkok en Navidades

Bangkok en dos días de viaje

 

 

Que ver en Bangkok
Bangkok en Tailandia

Primera impresión de Bangkok

 

Para describir Bangkok tengo que preguntarle a Bernat cuál ha sido su primera impresión; su respuesta ha sido caos, tráfico, olor a comida en sus calles, puestos de comida por todas partes y mucho, mucho asiático, todo ello acompañado de multitud de rascacielos de todo tipo que se entremezclan con casas de una planta por toda la ciudad.

 

Cuando yo la visité por primera vez, a mi me impactó la cantidad de cables eléctricos unidos de cualquier manera sin  que aquello explote o se incendie, alucinante!!!!

 

 

Que ver en Bangkok
Que ver en Bangkok en dos días de viaje

 

Nuestro hotel en Bangkok

Llegamos al Rajata Hotel con taxi de taxímetro, lo que hace que nos cueste un poco menos de los anunciados 400 baths que esperábamos pagar. El hotel se encuentra en una zona pegada a Kao Shan, pero mucho más tranquila, llena de restaurantes y bares con un ambiente sosegado y de relax. Desde allí es fácil llegar al Palacio Real, tomar alguno de los barcos que navegan por la ciudad o simplemente pasear por Bangkok.

 

Que ver en Bangkok
Que ver en Bangkok

 

A pesar de que no era mi primera vez, si que lo era en pareja y esta vez si que mi visita ha sido un poco más estructurada, seguramente porque venía Bernat. A continuación te digo qué deberías ver en la capital tailandesa si tienes dos días solamente para visitarla…

 

Tips para visitar Bangkok en dos días de viaje

 

  1.   Visitar el Palacio Real

 

Que ver en Bangkok
Que ver en Bangkok

 

Aunque pueda parecer un clásico, la verdad es que el Palacio Real tiene su encanto y es un lugar precioso; su recinto y edificios nos dan una idea del poder que el Reino de Siam llegó a tener en la zona y de su riqueza. Es muy importante que te levantes pronto y vayas temprano: evitarás la calor, las largas colas y tus fotos saldrán con menos gente.

 

 

Bangkok en Tailandia, algunos templos son espectaculares

Un consejo: intenta hacerla con guía; he visitado el Palacio Real de Bangkok 3 veces, y solamente la tercera con un guía local. La verdad es que fue entonces cuando me di cuenta de cuántos detalles me había perdido.

 

2. Visitar el Wat Pho, sencillamente espectacular

 

Bangkok en Tailandia

Si vas en viaje organizado seguro que te llevan a este lugar; si vas por tu cuenta anótalo porque te va a encantar, es uno de los tesoros de la ciudad, el buda reclinado te sorprenderá.

Te dejo la web del lugar por si quieres tener más información http://www.watpho.com/en

 

 

3. La visita a Kao Shan es parada obligatoria, aunque solo sea por ver el único sitio que seguro visitamos todos los guiris.

 

Kao Shan en Bangkok
Kao Shan

 

Es un clásico, ya lo sé, pero, quién se resiste a darse un paseo por la calle de los mochileros en Bangkok? Cuando llegas a Bangkok por primera vez te puedes sentir más que extraña… hasta que llegas a Kao Shan y la tribu de los mochileros y viajeros europeos te rodean. En Kao Shan se encuentran las excursiones, los vuelos, las imitaciones, los bares, la hora feliz.. Kao Shan es el punto de encuentro de gentes de todo el mundo, y aunque a día de hoy sea una turistada, también tiene sus rincones escondidos…

 

Khao San en Bangkok
Kao Shan en Bangkok

 

4.  Chinatown y su ambiente

 

Chinatown en Bangkok
Chinatown en Bangkok

 

Si quieres caos de verdad este es tu lugar; no se puede conocer la verdadera Bangkok sin darte una vuelta por este barrio donde podrás encontrar de todo y de todo tipo. No te olvides de comer en alguno de los puestecillos callejeros que llenar sus calles.

 

5. Darse un paseo en un barco local de pasajeros por los canales

 

 

Que ver en Bangkok
Que ver en Bangkok

Si, es un clásico, pero es tan bonito! date una vuelta por los canales de Bangkok y descubre cómo es la parte no turística de la ciudad (no esperes ver canales inmaculados, no lo son ni creo que nadie se plantee limpiarlos)

 

6. Probar la fruta: rambután, mangostees, y por supuesto el Durian, la fruta que más odios y pasiones despierta en Asia

 

 

Que ver en Bangkok
Que ver en Bangkok

 

 

7. Si se es lo suficientemente fuerte de estómago, probar los bichos

 

Bangkok, Khao San
Que ver en Bangkok

 

Lo sé, una turistada, que por supuesto encontrarás en Kao Shan, pero tengo que decirte algo, es a prueba de valientes. Es más, si te das una vuelta por la Tailanda más rural también te los encuentras, lo que significa que aunque te parezca que es un reducto para turistas, en las zonas más tradicionales sigue siendo una costumbre comer este tipo de snacks.

Que las fotos no te confundan, jamás he probado uno (mientras haya otro tipo de víveres no creo que lo haga)

 

  8. Y sobre todo reír con los tailandeses, son un verdadero cachondeo

Bangkok tiene caos, tiene zonas sucias, gente, tráfico… qué te voy a decir si a lo mejor ya lo conoces; pero también tiene un encanto especial, y sobre todo, tiene tailandeses: si en otros países su gente sobra, aquí son los que hacen Tailandia especial. El carácter de tai te conquistará desde el primer momento…

 

Bangkok en Tailandia
Bangkok en Tailandia, algunas de las mejores personas que me he encontrado viajando eras tailandesas…

Etiquetado: /

Guilin en China

Visita a Guilin y alrededores en el sur de China

 

Guilin en China
Guilin en China

 

La provincia de Guangxi en el sur de China

 

Estamos en la República Popular China y la región Autónoma de Guangxi es ya la frontera con Vietnam. Su remota posición en el mapa chino, sus montañas y complicada orografía, la hicieron durante mucho tiempo tener fama de agreste y salvaje. Aunque la capital de la región es Nanning, ha sido Guilin el lugar donde todos quieren ir.

Guilin, la ciudad famosa gracias al cine

 

Guilin en China
Guilin en China

Corría el año 2006 cuando y meca del cine estrenaba una nueva película del director John Curran. La película narraba la historia de una joven (Naomi Watts) que se casa con un joven médico enamorado (Edward Norton) de ella para escapar del rígido Londres de los años veinte. Los problemas en el matrimonio los llevan hasta tierras remotas en China, teniendo que surcar el río Li para llegar a su destino.

Guilin en China
Guilin en China

 

Las imágenes de aquél paseo por el río Li son hoy en día uno de los atractivos de viajar hasta Guilin. La ciudad lleva un nombre curioso, y es que Guilin significa «el bosque de los olivos dulces», por el gran número de olivos que había en el pasado. Siendo una de las más antiguas del sur de China, documentos del 111 a.C. hablan de ella. Su patrimonio es tal que en el 1981 el gobierno chino decidió darle una protección especial junto con Beijing, Hangzhou y Suzhou. Hoy en día, con 4,7 millones de habitantes, es el punto de salida para muchas actividades y zona de recreo para los propios chinos. El llamado «mejor paisaje bajo el cielo» es una ciudad que sin duda merece nuestro tiempo en China.

 

Guilin en China
Guilin en China

 

Qué ver en Guilin

 

  • Nadie que acuda a Guilin puede perderse un crucero por el río Li. El recorrido se puede hacer en todo tipo de embarcaciones, tanto barcos de tamaño considerable como barcas más rurales. En Yanshou, el pueblo vecino, es posible recorrerlo en balsas de bambú. Lo mejor es ir pronto para no pillar las hordas de grandes embarcaciones y disfrutar del paisajes. En todo caso, el paisaje es tan bonito que es imposible que no te enamore. La mejor parte del río Li es la que va desde Yanshou hasta Guilin. No dejes de visitar la colina de la trompa de elefante (llamada así por su curiosa forma), donde arriva divisarás una pagoda.

 

Guilin en China
Guilin en China

 

 

  • Cueva de la flauta de caña. A escasos kilómetros de Guilin se encuentra esta cueva repleta de estalagmitas, estalactivas y formaciones kársticas. Encontrándose en China no es extraño la presencia de florecitas y otros adornos. Aunque a mi no me gustó especialmente, en general es un lugar que todo el mundo recomienda visitar. Así que ahí lo dejo.

 

Guilin en China
Guilin en China

 

  • El parque de las 7 estrellas. Estamos en un gran parque donde la vida parece fluir a todas horas: allí encontramos jubilados jugando al ajedrez, otros pintando caligrafía china en pinceles grandes; otras personas practican Tai chi, mientras algunos bailan y en otros momentos vemos gente practicar ejercício. Seguramente habrás oído ya comentarios de lo mucho que los chinos acuden a sus parques a realizar actividades; así es y en este parque tienes un ejemplo de ello.
  • Visitas nocturnas a los lagos que rodean la ciudad. Guilin tiene cuatro lagos en sus inmediaciones: el lago Ronghu, Shanhu, Hulong y Guihi. Todos ellos son bonitos y una visita nocturna es muy agradable. También el río Li al anochecer es muy recomendable.
  • Disfrutar de la ciudad. Guilin es una ciudad bastante moderna pero no demasiado grande para lo que son las ciudades chinas; disfrutar de su ambiente y la vida que emanan sus calles te hará conocer mejor la vida de sus gentes.

 

guilin en China
Jugando en Guilin

Qué ver en los alrededores de Guilin

 

Guilin en china
Paseos en barco en Guilin, China

 

El pueblo de Yanshou a orillas del río Li

Visitar Guilin y no acercarte a Yangshou es un pecado. Las formaciones kársticas de sus paisajes forman parte de los billetes de 20 yuanes, no te digo más. Yanshou es bastante más pequeña que Guilin y mucho más rural. A pesar de que muchos mochileros ocupan la ciudad, hay espacio para todos y todas. Es en Yanshou donde puedes realizar excursiones de senderismo por el río Yulong o el río Li. Otros menos aventureros se conforman con las compras de regalos en la calle principal. Los más animados prueban sus karaokes en la noche. Tanto si te gusta una cosa como otra, lo vas a disfrutar seguro.

Guilin en China
Guilin en China

 

Terrazas de arroz de Longji en Longshen

 

Terrazas de arroz en China
Terrazas de arroz de Longji en Longshen

 

Las terrazas de arroz del sur de China son algo más que bonitas, son impresionantes. Si encima vienes de una familia de arroceros como yo todavía lo disfrutarás más. En todo caso, los paisajes de las terrazas de arroz resultan curiosos e interesantes. Solo 80 kilómetros separan Longshen de Guilin. Lo recomendable es hacer al menos una noche en alguna de las casas de huéspedes u hoteles de montaña que se disputan las mejores vistas. Recuerda que cuanto más alto estés situado, mejores vistas de todas las terrazas vas a tener. La zona de las terrazas se cierra por la noche, y vuelve a abrir a las 4,30 de la mañana. Si te quedas a dormir no tienes de qué preocuparte. En esta parte de China solamente se cultiva el arroz una vez al año, por lo que los tiempos de siembra y recogida del cereal son similares a los españoles. Cada época te va a ofrecer diferentes paisajes, todos únicos. Muchos dicen que el paisaje otoñal es el mejor. La parte más bonita de las terrazas corresponde a la terraza de la espinal dorsal del dragón. Una vez allí puedes pedir un mapa y hacer varios recorridos por las terrazas.

 

Terrazas de arroz de Longji en Longshen
Terrazas de arroz de Longji en Longshen

 

Longshen y sus terrazas son el hogar de la minoría Zhuang. Les verás ataviados con sus trajes negros y de colores brillantes. Muchos ya pasan del arroz y se dedican a vender artesanía y ropas al turista. En Longshen puedes probar su típico té, y también el arroz pegajoso Long, muy típico de allí.

 

Terrazas de arroz de Longji en Longshen
Terrazas de arroz de Longji en Longshen

 

 

Terrazas de arroz de Longji en Longshen
Terrazas de arroz de Longji en Longshen

 

 

Etiquetado: / / /

Birmania o Myanmar, datos prácticos.

Datos Prácticos para viajar a Myanmar por tu cuenta

Yangón, Birmania.

1 ENERO del 2015

Empezamos un año nuevo en un nuevo país: Myanmar.

Myanmar es un país diferente al resto de países asiáticos. Lo 1º primero que nos llama la atención es las distintas facciones de todos ellos; y es que a sus rasgos chinos, indios y japoneses, se suman todas las distintas tribus que allí conviven, y que hacen de Myanmar un país multirracial.

Además, hablando de protocolo, todas las chicas usan faldas largas y los hombros cubiertos, así como la mayoría de ellos.  Al igual que los thai, son bastante limpios, pero al ver Yangon, el concepto de mantenimiento urbanístico europeo, queda ahí en Europa, y solamente las zonas más acomodadas de la ciudad presentan un mantenimiento mejor de los edificios.

Nos alojamos en el Mother Lann Inn Hotel, un lugar correcto pero calidad/precio caro, 30 €. A pesar que el ratio calidad precio en Myanmar es bajo, es algo que está cambiando y se pueden encontrar buenos hoteles también.

Desde Yangón partiremos a Bagan mañana en bus, donde veremos la antigua Capital Birmana.

Datos prácticos del transporte en Yangon

 

–          Bus Yangón-Bagan          15.000 kyat

–          Taxi aeropuerto- Yangón         8.000 kyat

Yangón, Shwedagon
Bagan, Myanmar.

Bagán, segunda parte de nuestro destino.

De Bagán, la antigua capital birmana, solamente os podemos decir que es espectacular. Sus miles de pagodas, desperdigadas por todo el campo, son de visita obligada cuando uno llega a Myanmar. Lo mejor es alquilar una moto y perderse con el mapa de las pagodas durante todo el día, para llegar por la tarde a tomar la obligada cerveza del país.

Bagán, Myanmar

Bagan, Myanmar.

Datos prácticos de Bagan en Myanmar.

Entrada a la ciudad 20$ por persona (ha subido 10$) Sirve para visitarlo todo.

Hoteles en Myanmar

Primer hotel en el que pernoctamos:

Aung Mingalar Hotel, mala relación calidad precio 45$, os digo por qué no lo recomiendo:

  • Mala gestión del hotel
  • No está demasiado limpio
  • Cobran 2.000 kyats por dia por aparato para conectar a  internet, (SI tienes suerte y funciona)
  • Alquiler de bicis caro.

Hotel durante los últimos días en Bagán:

Winner Hotel 30$

  • Perfecto!!! Es limpio, los dueños te ayudan en todo, agradable hasta las habitaciones con baño compartido.
  • Alquiler de bicis 1500/2000 kyats/dia
  • Alquiler bicis eléctricas 6.000 kyats/dia

Bagán, Myanmar
Disfrutando los numerosos templos que Bagán todavía conserva…

Restaurantes en Myanmar

  • Novel Restaurante. Comida genial.
  • Weatherspoon. El mejor de todo Bagan, en ambiente, zumos, y sobretodo sus burguers.
  • Queen Restaurant. Tienen especialidades birmanas, es más económico que los anteriores y también es bueno. Su comida es birmana y china. Se encuentra cerca del Winner hotel, cuidado con sus cocteles a 1,5 € ¡!! Peligrosos.

Donde comprar souvenirs.

En la calle de los restaurantes existe al final una tienda de artesanía donde son bastante honrados, es algo a tener en cuanta en esta zona que es la más turística de Myanmar. Existen muchas diferencias de precio, las tiendas de las pagodas más importantes suelen ser las más caras, mientras que perderse por pagodas remotas proporciona gente más amable y mejores precios.

QUÈ VISITAR EN BAGAN

Nuestro consejo es perderse por las pagodas lejanas del mundanal ruido y llenas de autenticidad. Nos llevamos un grato recuerdo de nuestro día en bici eléctrica por Old Bagan y New Bagan;  había fiesta por la luna llena de Enero, y las carreteras parecían un dia de fallas en plena mascletá, por lo que decidimos ir a ver las pagodas más alejadas: fue un acierto. No solamente por sus gentes y su simpatía, si no porque vimos una parte de Bagan que seguro no se palpa, si solo se visita las pagodas grandes. La pagoda que hay en Nyang O también es muy bonita y vale la pena visitarla.

Bagan, Myanmar.
Cervezas en Myanmar.

 

Yangón

Llegamos a Yangón desde Bagan a las 5 am, en un autobús nocturno, que como todos los autobuses del mundo mundial, ha sido una experiencia.

Nos apagan la luz para dormir, pero nos dan cocacola y unas galletas, como el aire acondicionado tiene que ir a tope (como buenos asiáticos), pues nos dan unas mantas a flores que nos recuerdan a los años 70, como siempre hay gente que se hace notar, y la abuela de la 1ª fila y sus ronquidos no nos dejan a nadie pegar ojo desde el principio. El vecino de detrás de Bernat todo un maestro del escupitajo, que se nos pone morado mascando betel, una droga procedente de una palmera que aquí es consumida por casi todos los hombres. A mitad camino para el autobús en un área de servicio para cenar. Aquello parece un centro comercial en navidades, todo lleno de autobuses repletos de chinos, si, chinos: no sabemos de dónde han salido tantos, pero está plagado. Todo ello, acompañado de puestecillos de frutas, castañas asadas, y multitud de olores, que a las 23pm no parecen lo más apropiado para dormir.

 

Bagán, Myanmar
Con la moto por Bagan…

 

Por fin llegamos a Yangón, y después de negociar con los taxistas, conseguimos uno por 8.000 kyats hasta nuestro hotel. Durante el camino nos hacemos amigos del taxista, que nos cuenta que la gente en Myanmar aprende inglés gracias a la tv. Y que, como no, conocen España por el fútbol (Barça y Madrid).

Por el camino, podemos observar a multitud de birmanos que aprovechan el fresco de la mañana (25ºC) para realizar ejercícico por el lago Inke. Le preguntamos al taxista si ahora están mejor y nos sonríe nervioso, nos dice que no le gusta su gobierno y que espera que La Dama gobierne pronto: Aquí sienten autentica devoción por esta mujer.

El hotel nos sorprende gratamente, por 54€ la noche (si, hemos tirado la casa por la ventana, necesitábamos descansar), tenemos un hotel de 4 estrellas impresionante, y con un desayuno buffet que creo que es de los mejores que he probado, el hotel The Grand United Hotel.

Yangón, paseando
Yangon en Myanmar

Después de desayunar y descansar, nos vamos a visitar el mercado y el centro de la ciudad, que nos ofrece una imagen de Yangon diferente a la de Bagan; mientras en Bagan todo era sosegado, esto empieza a ser una capital, existe gran cantidad de edificios nuevos, de empresas que acaban de llegar y con seguro, en pocos años Myanmar no será lo mismo. Esperamos volver a ver el cambio.

6 ENERO

Visita en Yangon a la pagoda Swelagon.

De la pagoda Swelagon, no os voy a contar nada, porque es simplemente espectacular. Solamente un consejo, hay que verla por la noche (lo mejor es llegar por la tarde, y quedarte hasta que la noche cae).

 

Estupa de Shwedagon, Myanmar.
Estupa de Shwedagon, Myanmar.

7 ENERO

Viaje en el tren circular de Yangón.

La Lonely Planet hace que nos decidamos por tomar el tren local que, por 300 kyats con a.a., nos paseará por Yangon y sus alrededores.

La primera sorpresa es la estación y su gente, con un cortador de cocos que no ha matado a nadie mientras los recolectaba de milagro.

La segunda curiosidad es el tren y su gente, que nos mira con curiosidad, seguramente preguntándose que hacemos allí, observamos que nadie se besa, pero es que está prohibido!!! (FOTO)

La vuelta en el tren se hace entretenida al principio pero aburrida al final, no nos ofrece nada nuevo y volvemos a las tres horas. Al menos hemos visto y conocido un poco más de Yangón.

CURIOSIDADES DE MYANMAR

  • Como se ponen de cuclillas durante horas
  • No existen señales de tráfico, solo en Yangón.
  • Los festivales de luna llena son eso, un festival. Y estos están oprimidos?
  • Beben y mascan betel, y mucho ( menos en Yangón)
  • El agua toda es embotellada, incluso la de lavar los platos, en muchos sitios. Incluso el hielo lo compran en bolsas de la empresa estatal
  • Historia de The Lady.
  • Las burgues cheese sin carne, toda una experiencia. Es decir, si pides la hamburguesa con queso, te traen el pan con el queso y la verdura, pero no la carne.
  • Aceras? Que es eso?
  • No se come con palillos, solo encuentras en algunos sitios
  • Un buen café? Cuando vuelvas a España
  • Yangón está lleno de hospitales, por suerte no sabemos como son.
  • Si eres alto como Bernat, y además peludo, ya sabes, te van a mirar.
  • Si eres chica con el pelo rubio y rizado, también serás parte de la atracción local.
  • Los escupitajos: lo peor de Myanmar.
  • Relax, esa es la palabra que se siente al entrar al país… Relax
  • No hay señales de tráfico, tampoco McDonalds, Starbucks, no usan maquillaje, y sus casa parece que vayan a caer de un momento a otro, pero eso si, todos llevan móvil, y además buenos móviles
  • Los coches también han sido un boom en la capital. En el resto las motos son su principal medio de transporte
 
Etiquetado: / / /

Los guerreros de Terracota de Xi’an

 

Viajar a Xi’an

 

Viaje hasta los guerreros de terracota más famosos del mundo

 

Corría el año 1974 y a 30 kilómetros de Xi’an se trazaba una nueva canalización de desagües. Sería entonces cuando unos operarios encontrarían unas fosas muy extrañas: en ellas había un ejército de terracota. Los guerreros de Xi’an salían a la luz, después de siglos en la oscuridad.

 

Los guerreros de Terracota de Xi'an, China
Los guerreros de Terracota de Xi’an, China

 

Hoy en día los guerreros de Xi’an son la atracción turística más visitada en China, después de la gran muralla. En 1987 los guerreros de Xi’an  fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Los guerreros de Xi'an, China
Los guerreros de Xi’an, China

 

Cómo llegar para visitar los guerreros de terracota de Xi’an

La llegada hasta las fosas es relativamente fácil, tanto si se visita en alguna excursión organizada, como si se viaja por cuenta propia. Es el autobús número 360 el que sale desde el centro de Xi’an para parar en la entrada del recinto, y todo por un euro al cambio.

 

Los guerreros de Terracota de Xi'an, China
Xi’an, China

 

El precio de la entrada es el mismo para todos, unos 15 euros. Quizás caro para la media de precios china, pero los guerreros lo merecen. Merece la pena comprar tu entrada por internet si vas por tu cuenta: www.bmy.com.cn

Es importante que sepas que la entrada solamente se puede comprar 30 días antes si resides en China; para extranjeros solamente permitía la compra 7 días antes de tu llegada (antes de la pandemia). Si no, también es posible comprar tu entrada en la taquilla de entrada directamente. Intenta ir temprano para encontrarte menos gente y verlos mejor.

 

 

Los guerreros de Xi'an, China
Los guerreros de Xi’an, China

 

Qué ver en el recinto de los guerreros de Xi’an

 

Existen tres salas a visitar en la visita a los guerreros:

  • La primera y más grande contiene más de 6000 guerreros, todos dispuestos en posición de batalla. Sería el emperador Qin Shi Huang el que mandaría construir este ejército; quería llevar su ansia de poder y mando hasta el más allá.

 

Los guerreros de Terracota de Xi'an, China
Los guerreros de Xi’an, China

 

  • Otra sala, esta más destruida que la anterior, contiene algunos guerreros y esta vez caballos. En total no hay más de 1000 figuras en este segundo recinto.

 

Los guerreros de Terracota de Xi'an, China
Los guerreros de Terracota de Xi’an, China

 

 

  • La tercera sala corresponde a los altos mandos del ejército. También existen dos carros de guerra hechos en bronce. Todos  los guerreros están alineados y listos para la batalla.

Los guerreros eran en sus inicios policromados, pero el paso del tiempo les fue quitando su esmalte. Solo algunas armas de los guerreros se han mantenido más de 2000 años, gracias al mercurio que hay en el terreno. La construcción de los guerreros para el emperador empezó en el ano 246 antes de Cristo, y terminaría unos cuarenta años después. En el museo del recinto se conservan algunas figuras con el esmalte. Es sorprendente que ningún guerrero tiene su cara igual a su compañero.

 

Los guerreros de Terracota de Xi'an, China
Los guerreros de Terracota de Xi’an, China

 

Un extra a añadir si tienes tiempo: El mausoleo de Qin Shi Huangy

 

El emperador Qin Shin Huang fue sin duda un hombre que dejaría su legado  en la zona de Xi’an… para bien o para mal. A pocos kilómetros de los guerreros fue descubierto el mausoleo donde descansa el emperador. Para realizar su mausoleo se emplearían 700.000 obreros. Todos ellos trabajarían  en el monte Li hasta terminar su tumba. Más de 60 kilómetros cuadrados forman parte de este complejo, donde existen 181 personas enterradas; 180 acompañarían al emperador en su viaje al más allá.

Etiquetado: / /

La ciudad de Xi’an, antigua capital del Imperio

 

La ciudad de Xi’an, una ciudad para estar

 

Xi'an en China
Xi’an en China, mercado

 

Llegamos a Xi’an de madrugada, después de una divertidísima noche de tren nocturno desde Beijing. A pesar del cansancio, las ganas de descubrir la ciudad de los guerreros más famosos de terracota en el mundo nos puede. Ese mismo día empezamos a descubrir una ciudad que nos causa desde el primer momento una sensación agradable, de tranquilidad.

 

Xi'an en China
Xi’an en China

 

Al contrario que otras grandes urbes chinas Xi’an todavía tiene un toque urbanita no tan neoyorkino. Tal vez por la falta de rascacielos y lunes de neón, esta ciudad parece haber crecido sin contaminarse del occidente más moderno.

En la actualidad los que llegan a Xi’an son los turistas curiosos; en el pasado eran comerciantes provenientes de la Ruta de la Seda, y es que Xi’an era el extremo oriental de ella. Hasta allí llegó Marco Polo, llevado por los comentarios de aquellos que hablaban de la capital del imperio chino, Chang’an. Xi’an vería pasar diez dinastías chinas por sus murallas.

 

Xi'an en China
Xi’an en China

 

 

La razón de que Xi’an terminase siendo un gran mercado de seda tiene que ver con la cantidad de gusanos de seda que crecían alrededor de ella; esto haría que la oferta de la demanda de seda llevase la mítica ruta hasta las puertas de la ciudad. Pero no solo seda era comercializado en la capital del reino de Catai: el marfil, las especias y las piedras preciosas también estaban entre los tesoros de comerciantes.

 

Xi'an en China
Autobuses en Xi’an, China

 

Cómo llegar a Xi’an

El camino hasta Xi’an es relativamente fácil desde Beijing o Shanghai; la presencia del tren bala ha llevado a que el recorrido sea de seis o siete horas respectivamente. Si se sube en el tren nocturno, conlleva más tiempo. También hay vuelos directos desde las principales ciudades.

No hay duda de que hay que visitar a los guerreros de terracota. Pero la ciudad ofrece más cosas. Aquí te cuento las que más me gustaron a mi:

 

Xi'an en China
Xi’an en China, a pesar de que todos llegamos para visitar a los famosos guerreros de Xi’an, la ciudad tiene muchas más cosas que ofrecer

 

 

Qué visitar en el centro de Xi’an

 

  • El centro amurallado. Resulta cuanto menos sorprendente que se hayan mantenido las murallas de la ciudad durante tanto tiempo, en una ciudad tan transitada y con tanta gente de paso. Pero si, más de 14 kilómetros de longitud dan una idea de lo que fue la antigua capital china y la cantidad de gente que allí vivió en el pasado. Las murallas además se construyeron pensando en todo; los 14 metros de espesor nos dan a pensar que se hacía la guardia en caballo. Las puertas de entrada que quedan son cuatro, con una altura de seis metros… casi nada…

 

Xi'an en China
La campana de Xi’an en China

 

  • La torre de campana de la ciudad se construiría en el año 1384 para dar fe de la hora a los lugareños. El tambor que la acompaña marcaría y marca el centro exacto de la ciudad. Todo ello mientras la dinastía Ming reinaba en la antigua China. El tambor también daba aviso de los ataques a la ciudad. Hoy en día se puede visitar todo, incluso hay un museo contiguo que alberga varios tambores de época, entre ellos el más grande en China (y conociendo las aficiones chinas a hacerlo todo a lo grande, igual es el más grande del mundo). Son muchos los turistas que se acercan a la noche para verlos iluminados.

 

Xi'an en China
Xi’an en China

 

  • El barrio musulmán. La ruta de la Seda trajo mucho comercio y negocio, pero también a gente terminó mudándose a Xi’an; entre ellos, más de 20.000 persas y árabes que harían de esta ciudad su nuevo hogar. En la actualidad los descendientes de estos aventureros siguen viviendo en Xi’an. Sus bazares y restaurantes atraen a muchos turistas que disfrutan de lugares tan distintos a la cultura china como la Gran Mezquita, construida en el año 742. La mezquita alberga en sus territorios jardines y fuentes de los que escapar en los meses más calurosos.

También en el barrio musulmán se encuentran los mejores puestos callejeros para comer. La calle Beiguangji es uno de los puntos para encontrar buenos puestos de comida. Es allí donde dirigirse a comer, sobre todo al caer la noche, si se quiere disfrutar de la gastronomía local.

Xi'an en China
Comida local en Xi’an , China

 

Alrededores de la ciudad de Xi’an

 

  • El templo budista Da Ci’en. En tan solo cinco kilómetros de la ciudad encontraremos este templo, construido para albergar los restos budistas del Monje Xuanzang. El monje fue una gran influencia con sus escritos en el pasado, y es por ello que se construyó este templo. En el complejo encontraremos la pagoda de la Oca Salvaje, construida en el 648 después de Cristo, y que con sus siete pisos de altura constituye uno de los iconos de la antigua capital china.

 

Xi'an en China
Xi’an en China

 

  • Tenemos que desplazarnos a mayor distancia (120 kilómetros en total), para encontrar el monte Hua, o como muchos dicen, el camino de montaña más peligroso del mundo. Allí encontraremos gran cantidad de templos taoístas.

 

Algunas curiosidades

 

  • Xi’an es uno de los mejores lugares donde degustar un hotpot. Encontrarás muchos lugares donde probarlo a precios más que razonables.

 

Xi'an en China
Degustando un hotpot en Xi’an

 

  • Los tortellini en algunos sitios son caseros caseros. Si te pierdes por las callejuelas del centro vas a encontrar casas que parecen todo menos restaurantes: es allí donde elaboran los tortellini caseros prácticamente delante de ti. El relleno normalmente es de carne.

 

  • Descubre Xi’an: si le dedicas algo más de tiempo que el imprescindible para ver a los famosos guerreros descubrirás un lugar muy agradable para pasear. Disfruta la experiencia de conocer un poco mejor esta ciudad china.

 

Xi'an en China
Xi’an en China

 

Etiquetado: / /

Viajar a la Provincia de Yunnan en el sur de China

 

Un viaje a través de la Provincia de Yunnan, China

 

Paisajes de Dali, China.

 

En un mundo donde todo lo occidental cobra fuera y parece ser lo correcto, existe un área geográfica que parece escapar de todos los convencionalismos. Se trata de Zomia o “el mundo de la montaña”. La zona que quiere permanecer tal cual y no sucumbir al mundo más capitalista está formado por territorios de Tailandia, Laos, Bangladesh, Birmania, Camboya, Vietnam y Yunnan, al suroeste de China. Todos estos territorios se encuentran en zonas montañosas aisladas en su mayoría. Su lenguaje es una mezcla de tibetano con birmano, cambiando según la región. A pesar de todo el progreso que estos países han experimentado en los últimos años, ellos prefieren dar la espalda a tanto progreso y seguir como hasta ahora, manteniendo sus tradiciones ancestrales, en muchos casos milenarias.

 

Zhaoxing, China
Provincia de Yunnan, sur de China

 

La zona de Zomia que pertenece a la actual China se llama Yunnan. La provincia de Yunnan tiene un toque tibetano que se mezcla con lo chino de su país. A pesar del gran avance de la provincia en los últimos años, en los que sus pueblos de cuento se han dado a conocer, nacional e internacionalmente, existen muchos lugares que todavía permanecen intactos y son desconocidos en su propio país.

Yunnan formó parte del imperio mongol hasta el 1380. Sería la dinastía Ming la que la incorporaría a su reinado. Yunnan ha sido siempre una región estratégica; sería ya Marco Polo allá por el siglo XIII el que dejaría escritos sobre sus gentes y tierras. Por estas tierras han pasado dinastías chinas, como la dinastía Ming o la dinastía Han. También los franceses, asentados en Indochina, o los ingleses, que dominaban Birmania, demostrarían su interés por Yunnan: por supuesto no por sus etnias o paisajes, más bien por sus minas de estaño y cobre. Aun así, Yunnan fue un lugar remoto y aislado donde en el pasado se enviaba a los trabajadores chinos como castigo.

 

Zhaoxing en CHina
Provincia de Yunnan, sur de China

 

Yunnan casi 40 millones de personas, y la región es tan variopinta que navega entre la altura del pico Kagebo, que supone 6740 metros de altura, para llegar al río Honghe y su valle, situado a 70 metros sobre el nivel del mar.

 

Dali en la provincia de Yunnan
Dali en la provincia de Yunnan

 

Qué visitar en la provincia de Yunnan

Si existen un lugar con diversidad de paisajes ese es Yunnan; a pesar de que el clima favorece que se pueda visitar todo el año, no siempre es así, y visitarlo en pleno invierno puede hacer desvanecer nuestro sueno de visitar lugares con Shangril.la, a los pies del Himalaya.

Yunnan se encuentra bastante bien comunicado, y es posible llegar a casi todos los sitios en tren o autobús. En los pueblos tendrás que buscar algún taxi privado si lo que quieres es visitar algo más remoto.

 

Pueblos en la provincia de Yunnan, Lijiang
Pueblos en la provincia de Yunnan, Lijiang

 

Casi todos empezamos nuestra visita por Kumming, la capital. Llamada la ciudad de la eterna primavera, en los últimos anos se ha convertido en una de las ciudades más visitadas dentro de China, y es que su clima templado favorece la visita.

 

Chongqing, China
Provincia de Yunnan, sur de China

 

Al contrario que otras ciudades bastante más contaminadas, Kumming es una ciudad bastante limpia y cuidada (para los estándares chinos). Desde aquí es fácil llegar a toda la provincia, también el paso a Vietnam se realiza desde aquí.

La provincia tiene 26 minorías étnicas de las 45 etnias que habitan China, es por ello que muchos se acercan hasta aquí para conocer a estas gentes que todavía llevan su traje tradicional a diario y se asombran de las miradas de extraños.

 

Shangril.la en China
Shangril.la en China

 

Qué pueblos visitar en la provincia de Yunnan

En primer lugar tienes que contar los días de viaje que tienes; a pesar de que hay bastante buena comunicación en general, no siempre los horarios cuadran; mis compañeros y yo nos encontramos muchas tardes en los cibers de los pueblos buscando vuelos y autobuses para desplazarnos. Si no quieres perder el tiempo, lleva el viaje más o menos planificado, aunque no compres los billetes.

 

Dali en Yunnan
Dali en Yunnan

 

La primera ciudad a visitar es Dali. La ciudad alberga un tercio de la minoría Bai; a pesar de que esta minoría supone un 0,5% del total de la población chica, es aquí donde tiene mayor población. Muchos conocen Dali por sus tres pagodas, que se han convertido en su seña de identidad. En Dali encontraremos muchos turistas, sobre todo gente joven, ya que las noches de Dali son de las más movidas de Yunnan. Sin embargo, Dali también puede ser un lugar de reposo; su centro histórico es simplemente espectacular, y sus alrededores, repletos de arrozales, invitan a un paseo en bici.

 

roseviaja
Comiendo en Dali, China. Aquí la gente es muy maja. No sé cuántas abuelitas chinas conocí…

 

Seguimos camino de Lijiang, la ciudad que es casa de la minoría Naxi. La ciudad fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco hace ya tiempo. No en vano, son muchos los chinos que la elijen como destino para la luna de miel. Al igual que Dali, es un lugar concurrido y las calles empedradas se llenan cada noche de turistas que buscan su cena diaria. Sin embargo, aquí encontramos muchos lugares de interés, como el lago del Dragon negro, junto a la montana nevada del Dragón de Jade. Este lugar recibe muchas visitas al año por su entorno. También desde Lijiang salen los autobuses hasta Shangril.la; bien en autobús local, bien en viaje organizado, las ocho horas de viaje no te las quita nadie, pero estar en Lijiang te da mejor acceso a viajar a la siguiente ciudad.

 

Linjiang
Linjiang, en la provincia de Yunnan, China. Lugar precioso y mágico a visitar…

 

Si estás en forma y quieres conocer un lugar único, la excursión a la garganta del salto del tigre también tiene su salida desde Lijiang. Esta garganta se ha convertido en uno de los puntos de mayor interés para los turistas más jóvenes, pero encanto y aventura no falta, así que habrá que probarla.

 

Garganta del Salto del Tigre, Yunnan
Garganta del Salto del Tigre, Yunnan

 

 

Shangril.la

Sería el escritor James Hilton el que daría forma a Horizontes Perdidos en el ano 1933. Aquella novela llevada al cine años después describiría un pueblo al sur del Himalaya, donde los que allí viven no envejecen ni sienten el paso del tiempo en aquella pequeña aldea aislada del mundo.

 

Shangril.la en Yunnan
Shangril.la en Yunnan

 

Muchos han buscado el Shangril.la de Hilton, habiéndose siempre relacionado con este pueblo de gente tibetana en su gran mayoría; sin embargo, cada vez se cree más que el escritor solamente utilizó el nombre, basando su libro en alguna región del reino de Bután.

Sea o no el pueblo del que hablaba James Hilton, Shangril.la o Zhongdian es un lugar especial; hoy por hoy es posible visitar un monasterio impresionante, el monasterio Song Zan Lin, resulta muy cercano al palacio de Pottala en Lhasa, Tíbet, aunque para mi gusto, Song Zan Lin está mejor conservado y resulta más agradable de visitar (tiene muchos menos turistas).

 

Shangril.la en Yunnan
Shangril.la en Yunnan

 

En la parte baja del monasterio se encuentra la ciudad de Shangril.la, la cual está construida en madera y junto sus calles empedradas resulta más que agradable para pasear. Son muchos los lugareños con trajes tradicionales que encontraremos en su día a día

 

Para finalizar, el pequeño pueblo de Baisha es otra imagen de la cultura naxi. Allí todavía se pueden encontrar niños jugando a la pelota en la calle, abuelos que se sientan a ver a la gente pasar (cada vez más turistas), mientras el mundo sigue a una velocidad muy superior a la suya.

 

 

Gastronomía en la Provincia de Yunnan, sur de China

 

A veces, no queda carne de rata, pero sí saltamontes.
Saltamontes en el sur de China

En Yunnan encontraremos gastronomía: aunque no siempre será posible comunicarnos con los locales, algunos de los mejores platos de la comida china se encuentran aquí. Es en Yunnan donde se puede comer queso de cabra fresco sin estar en la capital; también jamón. Las hierbas aromáticas son una constante en los mercados locales que abundan en la zona. Las setas de la provincia son simplemente deliciosas. Añadir también la pasta fresca: es común encontrar casas que parecen eso, casas, pero donde realmente se elaboran los tortellini rellenos de carne delante de ti. A pesar del problema del idioma, la gente de la provincia es afable y simpática; siempre puedes entrar en sus cocinas y señalar lo que quieres comer; a ellos no les parecerá nada raro, y tú comerás mejor.

 

dali, yunnan
Comiendo en un puesto local en Dali, Yunnan… por menos de 5 euros todos… cerveza incluída…

Otra delicia para muchos y muchas (no para mi), es la fritura de insectos; en las pequeñas aldeas se sirven como tentempié, aunque también te puedes pedir un plato para ti solo/a. en Zhaoxing es típico el guiso de rata, pero no hay todos los días, así que si quieres disfrutarlo, seguramente tendrás que volver.

 

viaje al Sur de China

 

Mezquita de Bolo Haus en Bhukara, Uzbekistán

Recorriendo la Ruta de la Seda

 

Qué visitar en Bhukara, Uzbekistán

 

Cuando se visita Uzbekistán es de visita obligada pasar un par de días mínimo en Bhukara, una de las ciudades que formaron parte de la antigua ruta de la seda. Bhukara nos muestra muchas mezquitas y lugares en un perfecto estado de conservación, pese al paso de Genghis Khan y de otras generaciones venideras. En pleno centro y pegada a la muralla nos encontramos la mezquita de Bolo Haus. La mezquita no es excesivamente grande, pero tanto su interior como exterior son tan bonitos que sorprenden.

Mezquita de Bolo Haus en Bhukara, Uzbekistán

 

 Historia de la Mezquita de Bolo Haus.

 

La mezquita de Bolo Haus es conocida como la mezquita encima del estante. Cuenta la historia que en el 1719 el emir solía rezar y el ruido de la gente le molestaba para su concentración, por lo que su mujer decidió construir la parte de arriba para que pudiera hacerlo sin problema. La parte inferior fue realizada en el siglo XIX. Es una mezquita original, todavía de origen

 

Mezquita de Bolo Haus en Bhukara, Uzbekistán
Mezquita de Bolo Haus en Bhukara, Uzbekistán

 

La mezquita tiene 40 columnas, pero ahora podemos observar solamente 20 del total; esto se debe a que las 20 restantes eran árboles que completaban el total, dispuestos alrededor del estante.

 

Mezquita de Bolo Haus en Bhukara, Uzbekistán

 

En el interior vemos una disposición de moqueta en líneas de colores, esto es porque al rezar los creyentes se disponen por filas. Los musulmanes rezan tocando su cabeza en el suelo, para agradecerle a Alá todo lo que tienen y que les quite de ese modo sus pecados. También hay una pequeña biblioteca, para que la gente pueda entrar y no solo rezar, sino también leer.

 

Mezquita de Bolo Haus en Bhukara, Uzbekistán
letras árabes en las ventanas.

Cuando vemos letras en amarillo sabemos que habla del profeta Mahoma, de sus vivencias, de sus dichos, de cómo nos decía teníamos que comportarnos. La escritura blanca pertenece a textos del Corán. En la foto anterior podemos ver los escritos que rodean toda la estructura.

 

Mezquita de Bolo Haus en Bhukara, Uzbekistán

 

Al terminar, estamos cerca de la entrada a Bhukara, y la muralla será nuestra siguiente visita a la ciudad.