El Mercado de St. Lawrence en Toronto, Canadá.

 

St Lawrence Market.

Uno de los lugares más visitados de Toronto es el mercado de St Lawrence, en la llamada “Old Town” de la cosmopolita ciudad. St Lawrence, es uno de los mercados más bonitos que hemos visitado, tanto es así, que National Geographic lo calificó como el mejor mercado del mundo en el 2012. Después de caminar rodeados de rascacielos en esta cosmopolita ciudad, se agradece llegar a St Lawrence, el mercado más antiguo de Toronto.

 

Llegando a St Lawrence, Toronto
Llegando a St Lawrence, Toronto

Historia.

Corría el año 1803, cuando el Gobernador Peter Hunter tuvo que tomar la determinación de construir un mercado municipal. La población de York, el primer nombre que tuvo la ciudad, crecía a ritmo vertiginoso, y era necesario un punto de compra para sus nuevos habitantes. Ese mismo año, se puso en marcha el llamado “Market Square” , que comenzó a funcionar todos los sábados. En aquellos días, el mercado era también el centro de subastas, juicios públicos y de la compra y venta de esclavos, todavía legal. Además, había alimentos que no se podían vender todo el día, como la mantequilla, huevos, aves de corral, vegetales, carne o pescado, sino solamente después de las cuatro de la tarde.

También el ayuntamiento estaba situado dentro del mercado, hasta que el gran incendio de Toronto, en 1845, destruyó todo el edificio.

A partir de ahí, se construyó el edificio St Lawrence, pasó a realizar las funciones de mercado y de ayuntamiento, hasta que éste último se trasladó.

 

 

St Lawrence, Toronto.
St Lawrence, Toronto. Lo mejor es visitarlo a primera hora, para no encontrar mucha gente y disfrutarlo mejor.

 

St Lawrence en la actualidad.

St. Lawrence es el nombre del edificio donde está ubicado el mercado sur, pero ha terminado siendo el nombre con el que se conoce al mercado norte y sur. El mercado del norte, se abría los sábados, y era el mercado de los granjeros. En estos momentos, lleva en remodelación desde el año 2015. Muchos puestos han pasado al ala sur, y esto hace que el mercado sea más completo e interesante si cabe.

 

St Lawrence, Toronto. Puestos de souvenirs
St Lawrence, Toronto. Puestos de souvenirs

 

 

St. lawrence, Toronto
Los puestos de fruta y verdura lucían así…

 

 

St. lawrence, Toronto
Puesto de quesos… inimaginable la cantidad de quesos que hemos visto en unos pocos metros.

 

St. lawrence, Toronto
Puestos de quesos en el mercado St. Lawrence, Toronto

 

 

St. lawrence, Toronto
El paraíso de las especias.

 

St. lawrence, Toronto
Los amantes de la carne están de suerte en St Lawrence.

 

St. lawrence, Toronto
Estamos en Canadá, el salmón no podía faltar.

 

St. lawrence, Toronto
Baggels, algo que nosotros no estamos acostumbrados a encontrar con facilidad, y que aquí es cotidiano.

 

 

St. lawrence, Toronto
En St. Lawrence,también encontramos la parte más dulce…

 

 

En la segunda planta, se encuentra la exposición de pinturas. En ella vamos a poder ver el paso del tiempo de la ciudad a través de las allí expuestas.

El museo, también organiza cursos y eventos varios días a la semana. Visita la  web del mercado y podrás encontrar más información si planeas ir.

Cómo llegar.

Para llegar hasta allí, nos tenemos que desplazar al centro. St Lawrence se encuentra en el cruce entre las calles East y Jarvis. Allí, veremos el Lawrence Hall, que es donde está la fachada del mercado sur. Nosotros combinamos la visita del mercado con un recorrido a la ciudad, hasta llegar a Bathurst Quay, la zona desde donde salen los ferries para visitar las islas.

Nuestra impresión.

Nos ha encantado. Sin duda, una de las mejores visitas de nuestro recorrido por Toronto. Es un lugar cuidado, quizás pensando en que es una atracción turística, pero que cuando observas la cantidad de variedad de productos que ofrece a su clientela diaria, te das cuenta que está tan impoluto porque los canadienses lo son.

Muchos de los puestos que hemos encontrado interesantes, si sitúan en la planta sótano. Allí hemos podido probar el mejor café italiano del viaje, en un pequeño puesto solamente de café. Si alguien quiere escapar del café de filtro, es una buena opción.

Notas.

No existe un solo mercado en Toronto. Aunque St Lawrence es el más antiguo y conocido, también existe otro, Queens Street West, que hoy se dedica a la venta de productos orgánicos. Este mercado fue construido en 1836.

 

 

St. lawrence, Toronto
Alrededores del mercado de St. Lawrence, Toronto

 

Etiquetado:

Notre Dame en Montreal, Canadá.

La Basílica más bonita de Montreal.

Tenemos que llegar hasta la Place d’Armes para encontrarnos con la basílica de Notre-Dame. Allí, en el 110 de West Notre Dame Street, nos toparemos con una de las iglesias más bonitas de nuestra vida viajera.

Notre Dame, Montreal, Canadá
Notre Dame, Montreal, Canadá

 

Notre Dame, Montreal, Canadá
Notre Dame, Montreal, Canadá

 

 

La iglesia, de estilo neo gótico, fue la iglesia más grande de Norte América después de su construcción. Con capacidad para albergar 4000 feligreses, a día de hoy, sigue siendo una de las visitas obligadas si visitamos Montreal.

 

Notre Dame, Montreal, Canadá
Notre Dame, Montreal, Canadá

 

Historia de Notre Dame.

Los orígenes del edificio se remontan a 1657, cuando los Jesuitas empezaron la construcción de una capilla dedicada a la Virgen María. Poco después, llegaron los padres sulpicianos, los miembros de una congregación católica romana de sacerdotes procedentes de París, y tomaron las riendas del proyecto, decidiendo crear una iglesia más grande. Su arquitecto, Dollier de Casson, fue el artífice de la obra de estilo barroco, que se empezaba en 1672, y terminaba en 1683.
En 1800, la iglesia quedaba ya pequeña para toda la congregación de feligreses, así que se decidió ampliar y crear una más grande. James O’Donnell era un arquitecto irlandés de Nueva York, protestante de nacimiento, y fue a él al que se le encargó el proyecto. El arquitecto, decidió cambiar el estilo antiguo por el Neo-Gótico, tan de moda en los Estados Unidos e Inglaterra por aquellos tiempos. Corría 1824 cuando se inició la construcción. Tristemente, el autor no pudo ver su obra terminada, y en 1830 murió. A punto de morir, James se había convertido al catolicismo, así que fue enterrado en la cripta de la nueva iglesia. Es la única persona enterrada allí.

 

Notre Dame, Montreal, Canadá
Notre Dame, Montreal, Canadá

 

Notre Dame, Montreal, Canadá
Notre Dame, Montreal, Canadá

EL edificio canadiense es gótico, con un colorido en su interior que la hace única. Así, los azules, dorados y platas deslumbran al visitante, y una amplia paleta de colores dan vida al recinto. Notre-Dame está iluminada por amplias vidrieras, también de muchos colores, y tallas de madera a lo largo y ancho de las paredes.

 

Notre Dame, Montreal, Canadá
Notre Dame, Montreal, Canadá

 

John Ostell fue el nuevo arquitecto para terminar el diseño de las dos torres gemelas que ahora vemos desde el exterior. La torre de la campana, fue lo único que permaneció de la antigua capilla. Fue más tarde cuando la capilla se construyó, en 1891.
En 1978, un fuego dañó seriamente la capilla. La reconstrucción se hizo intentando imitar en todo lo posible a la construcción original. La mayor parte de la misma, se remodeló siguiendo fotografías antiguas y dibujos de la misma.

 

Notre Dame, Montreal, Canadá
Notre Dame, Montreal, Canadá

 

El Papa Juan Pablo II, la declaró Basílica menor en 1982, poco después de finalizar las obras.

Desde entonces, Notre- Dame ha presenciado varios eventos importantes, como el funeral de estado de Pierre Trudeau, y la boda de Celine Dion, en 1994.

 

Notre Dame, Montreal, Canadá
Notre Dame, Montreal, Canadá

Qué ver en Notre-Dame.

La parte más impactante de la capilla reside en su interior, el impacto de sus colores, sus figuras talladas en madera, sus pinturas. O’Donell fue uno de los arquitectos más importantes de su época en cuanto al estilo Neo-Gótico, y su influencia se percibe en cada pequeño detalle.

También el altar mayor, obra de Victor Bourgeau, impresiona por la gran variedad de detalles. Los 32 paneles del altar representan el nacimiento, la vida y la muerte, tallados en bronce. Su autor fue Charles Daudelin.

 

Notre Dame, Montreal, Canadá
Notre Dame, Montreal, Canadá

 

Los mayores daños provocados por el incendio de 1978 los recibió la capilla del Sagrado Corazón, posterior al altar mayor. Lo que vemos hoy en día está casi totalmente reconstruido.
La capilla, es una de las más impactantes del mundo, por su colorido y magnificiencia. Los colores y su decoración impactan en cuanto entras en el santuario. Las vidrieras, representan escenas religiosas de la vida de Montreal, pero no de la Biblia, como suele ser habitual.

Más información: Notre Dame Montreal.

Notre Dame, Montreal, Canadá
Notre Dame, Montreal, Canadá
Etiquetado: /

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más información.

aceptar