Baracoa en Cuba.

Baracoa, la ciudad donde el mar se une a la naturaleza….

 

 

Érase una vez, una isla donde Cristóbal Colón llegó… Cuba…

 

 

Sumergidos en una Baracoa que empieza a amanecer, observo el mar desde la azotea de nuestra pensión. A estas horas, las calles están tranquilas y todavía no hay mucha actividad en ellas. Para desayunar, me dirijo al Hotel Martí, para tomarme uno de los mejores cafés de nuestro viaje. Un pequeño grupo de gente se agrupa en el lado opuesto del centro de comunicaciones, junto a la Plaza de la Independencia, donde con sus tarjetas consiguen conectarse a ese avance llamado wifi, y que tiene a los cubanos loquitos de atar.

 

Baracoa en Cuba.
Baracoa en Cuba.

 

 

 

Bienvenidos a Baracoa, la ciudad primada según la historia, y uno de los puntos más recomendados por los viajeros al visitar la isla de Cuba. Realmente, no entendíamos el por qué tanta gente se acercaba hasta esta remota área, donde las comunicaciones son malas, y los vuelos no están incluidos en el presupuesto de ningún viajero, hasta que hemos llegado a esta ciudad. Y es que Baracoa proporciona una tranquilidad y relax que no habíamos encontrado en ningún lugar de toda Cuba. A pesar de que sus habitantes son cubanos, y siguen teniendo el mismo carácter alegre y dicharachero que los cubanos nos han mostrado, todo emite un relax difícil de encontrar en muchos lugares.

 

 

Baracoa en Cuba.
Baracoa en Cuba.

 

 

Baracoa en Cuba.
Baracoa en Cuba.

 

 

 

Baracoa fue la primera ciudad fundada por los españoles, concretamente por Diego de Velázquez, el 15 de agosto de 1.511, cuando llegó a la isla de Cuba. Desde aquél lejano día, muchas cosas han sucedido en ella, desde ser nombrada sede del obispado cubano en 1.518, hasta el paso del huracán Matthew hace hoy dos meses, y que dejó la ciudad devastada.

Baracoa
Baracoa

 

 

La considerada uno de los 34 puntos calientes de biodiversidad del planeta, alberga el mayor número de paisajes y de tipos de vegetación de toda Cuba, y aquí llegan los turistas para ascender el yunque, una maravilla natural que representa la imagen más conocida de esta zona. Allí, el Parque natural Alejandro de Humboldt, es de visita obligada, aunque nosotros no pudimos hacerlo por problemas de salud.

Sin embargo, la cantidad de opciones que tuvimos fue bastante amplia, y menos aburrirnos, todo. a pesar de ser una ciudad pequeña, es posible pasar varios días realizando actividades y viendo cosas. Vamos por partes…

Qué ver en la ciudad de Baracoa, Cuba.

 

Un lugar en el que sin duda pasaréis parte de vuestro tiempo, es la plaza de la Independencia, centro neurálgico de la ciudad. En ella se encuentra el centro de comunicaciones, donde es posible comprar las tarjetas para conseguir internet, y donde está la antena para conectarse.

Alrededor de la plaza, hay varios bares, donde es posible tomar algo mientras se accede a internet. Justo enfrente, el restaurante Yaima, es el único lugar que no vamos a recomendar, ya que nos han estado cobrando precios distintos por lo mismo cada día, según quién nos atendiera, y no nos ha parecido nada bien.

Baracoa
Baracoa

 

Siguiendo con nuestra visita turística, en otro de los extremos encontramos la catedral de Nuestra Señora de la Asunción, al otro extremo, se levanta orgullosa, no en vano, alberga la Santa Cruz de la Parra, la única que todavía perdura de las 29 cruces que Cristóbal Colón trajo consigo al Nuevo Mundo a su llegada a estas tierras.

Baracoa, Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, Baracoa.
Baracoa, Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, Baracoa.

 

 

Baracoa
Baracoa

 

 

Si caminamos en línea recta, nos vamos a encontrar el Museo del Cacao, y es aquí es la ciudad del cacao por excelencia en Cuba. Allí llegaron hace muchas décadas franceses provenientes de la isla de Haití, a consecuencia de las revueltas que tuvo la isla tiempo atrás, y con ellos trajeron el cultivo del cacao y del café. Desde entonces, el cultivo del cacao está presente en Baracoa y sus alrededores, y visitar alguna de las casas particulares en el campo, donde se realiza su cultivo, es bastante interesante.

 

En el museo del cacao encontré esta foto, que es una de mis favoritas del viaje....
En el museo del cacao encontré esta foto, que es una de mis favoritas del viaje….

 

 

 

Si después de tomar un buen chocolate, nos ha entrado calor, nada como ir a la Playa de Maguana en alguno de los taxis de la plaza. Playa Maguana no es tan espectacular como otras de las playas de Cuba, pero es un lugar agradable donde dejar pasar el tiempo y comer algo. Allí, en temporada baja, la playa es casi para nosotros, y solamente dos sombrillas más están ocupadas por extranjeros.

Si a la vuelta de Maguana nos ha entrado hambre, cenar en el Restaurante la Terraza, es todo un lujo. Allí hemos probamos el pescado con leche de coco, y algunos de los mejores mojitos de nuestro viaje a Cuba.

https://www.tripadvisor.es/Restaurant_Review-g677686-d3913854-Reviews-La_Terraza-Baracoa_Guantanamo_Province_Cuba.html

La noche no puede terminar sin acercarnos a la Casa de la Trova, que es una de las más famosas de Cuba. El resto lo dejaremos para mañana.

Casa de la Trova, Baracoa.
Casa de la Trova, Baracoa.

 

 

 

 

 

Etiquetado: /

Casas Particulares en Cuba.

 

Cuba: Casas Particulares dónde hospedarse a lo largo de la isla.

 

Uno de los grandes problemas cuando llegas a Cuba, es elegir entre las miles de propiedades particulares que hoy por hoy, se ofertan en la isla. Por nuestra parte, en general tuvimos suerte. A continuación una lista de todas las que conocimos y donde pernoctamos a lo largo de nuestra estancia en Cuba. 

 

Hostal Aida y Mónica.

Solamente podemos decir cosas positivas de nuestra estancia en esta casa. Sus anfitrionas, dos personas encantadoras que nos ayudaron en todo lo posible y nos aconsejaron muchos lugares en La Habana. La habitación, amplia y limpia, la casa, increíblemente bonita. Su situación, en El Vedado, se encuentra un poco apartada de Habana Vieja, pero no por ello, resulta incómodo llegar allí. Sin duda, un lugar para volver.

 

 

 

Casa Aida y Mónica.
Casa Aida y Mónica.

 

 

Casa Aida y Mónica.
Casa Aida y Mónica.

 

 

 

 

Casa Aida y Mónica en El Vedado, La Habana
Casa Aida y Mónica en El Vedado, La Habana.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hostal Juventas Andros,Cienfuegos, Cuba.

Llegamos hasta aquí por recomendación de Aida y Mónica, quienes nos reservaron la habitación desde La Habana. Al igual que ellas, la casa de Andros es una casa muy limpia y cómoda para visitar la ciudad de Cienfuegos. Esta casa se encuentra bastante cercana al centro, y es muy fácil de localizar. 

Los datos de la casa son:

hostaljuventascfg@gmail.com,

Teléfono +53 (01) 52914266

Hostal Juventas Andros cuba, casas particulares.
Hostal Juventas Andros

 

 

cuba, casas particulares.
Hostal Juventas Andros

 

 

 

Casa Colonial “Elena y Víctor”, Trinidad, Cuba.

Estuvimos tan a gusto en esta casa, que nuestra estancia de 3 días, se convirtió en 4, y no se alargó más porque queríamos llegar al sur. Elena y Vïctor son gente maravillosa, culta e inteligente, con los que nos sentimos muy a gusto, y que nos ayudaron en todo lo que estuvo en su mano. Muy recomendable el sentarse en la terraza interior, repleta de cuidadas plantas, y los desayunos, insuperables. Fue un placer estar en Trinidad y en esta casa.

Su teléfono: +53 41994242

 

 

 

Casa de Vïctor y Elena en Trinidad, Cuba.
Casa de Vïctor y Elena en Trinidad, Cuba.

 

 

cuba, casas particulares.
Casa de Elena y Vïctor, Trinidad, Cuba.

 

 

 

Casa de Elena y Vïctor, Trinidad, Cuba.
Casa de Elena y Vïctor, Trinidad, Cuba.

 

 

Roy’s Terrace Inn.

 

Nuestra visita a Santiago de Cuba fue una de las mejores experiencias de visitar este país, sino la mejor, pero nada habría sido igual sino hubiese sido porque elegimos bien el lugar donde hospedarnos, la casa de Roy.

Roy es una persona amable, que nos cuidó (nos gustó mucho el detalle de llegar cansados y que nos subiesen un zumo a la habitación, la verdad, nos hacía falta). También es muy recomendable los desayunos y las cenas… buenísimas. 

Otra cosa que nos gustó mucho, y que descubrimos con Roy, es cómo son las gentes de esta parte de Cuba, y cómo es su realidad. Aquí pudimos conversar más con la gente, al ser mucho más abierta, y como ya nos pasó en las anteriores casa, Roy nos ayudó en lo que pudo a nuestro paso por Santiago. Sin duda, volveríamos a su casa.

 

Roy's Terrace Inn, en la terraza.
Roy’s Terrace Inn, en la terraza.

 

 

Roy's Terrace Inn, en la terraza.
Roy’s Terrace Inn, en la terraza.

 

 

Vistas desde la terraza
Vistas desde la terraza

 

 

 

La decoración del hostal es también un punto a favor...
La decoración del hostal es también un punto a favor…

 

 

 

Roy's Terrace Inn, en la terraza.
Roy’s Terrace Inn, en la terraza.
Etiquetado: / / / /

El pueblo cubano en la actualidad.

El pueblo cubano hoy.

Cuba es una contradicción. Me podría pasar meses aquí, y no la entendería del todo. Cualquier narración que me ha sido hecha por los viajeros que han ido allí, es totalmente contradictoria a la imagen que nosotros tenemos de ella. Es más, cada viajero se dice y se contradice, y finalmente, uno no sabe qué pensar, con lo que la única solución posible es ir y conocerla.

  • Sobre los medicamentos y la ropa. Nadie nos ha pedido nada, al contrario que lo que nos decía todo el mundo. Hoy por hoy, el nivel de vida de casi todos se ha elevado considerablemente, y, aunque hay pobreza, la mayoría posee más medios. 
  • Sobre las jineteras/os. Solamente al volver a La Habana, vemos algunas jineteras, pero muy pocas. En cuanto a los cubanos, según nos cuentan las chicas que viajan solas, se meten mucho con ellas. Mejor ir con alguien si eres chica.
  • Hasta hace dos años, no había acceso a la compra y venta de propiedades, solamente existía la conmuta; hoy por hoy ha cambiado, y muchos venden y compran nuevas casas.
  • Pensábamos que no tendrían móviles, y la mayoría llevaban mejor móvil que nosotros.
  • La posibilidad de salir libremente al extranjero, ha derivado en que mucha gente ha ido a otros países, pero ha vuelto, instalando nuevos restaurantes y ampliando también la oferta de comercios. El capitalismo está a la vuelta de la esquina.
  • También hemos visto mucha ilusión en la gente joven por hacer cosas, por desarrollarse y poder salir adelante, y eso nos ha parecido muy bonito… comparado con nuestro país….
  • Hemos visto que los cubanos son gente muy formada y con mucha educación. Da gusto estar en un país donde el acceso a la educación es una prioridad y un derecho.
  • Es curioso lo mucho que los cubanos tienen de los españoles, es fácil bromear con ellos y entenderse.

 

 

Habana Vieja
Habana Vieja

 

 

 

La Habana
La Habana

 

 

Recomendaciones para el viaje a Cuba.

Qué recomendamos, siempre según nuestras preferencias personales y nuestra experiencia.

  • La ciudad más tranquila: Camagüey, al contrario de lo que se dice.
  • La mejor ciudad para relajarse: Baracoa.
  • La mejor música para bailar: La casa del queso en Santiago de Cuba.
  • El mejor concierto al aire libre: La casa de la Música de Trinidad.
  • El mejor pescado que probamos: en Baracoa.
  • El mejor restaurante de la isla: San José en Trinidad.
  • La mejor excursión: Vega Grandes en Tope de Collantes, Trinidad.
  • En La Habana, vemos el primer cementerio chino… increíble! pero verdad.
  • Para más información, existen multitud de enlaces que te pueden ayudar: tripadvisor.

 

 

baracoa, cuba
Calles de Baracoa

 

 

camaguey, cuba
Esta imagen la veremos en toda Cuba; gente apelotonada donde hay conexión de internet.

 

 

trinidad, cuba, el pueblo cubano
Trinidad en Cuba
Etiquetado: /

Camagüey, donde el espíritu cubano se puede sentir…

Llegada a Camagüey.

Cuando alguien viaja a cualquier país, siempre hay lugares de los que encontrar mucha información, y otros que, no siendo tan famosos, terminan teniendo más encanto que los más nombrados.

Algo así nos pasó con Camagûey, donde llegamos, más por no hacer todo el trayecto desde Trinidad a Santiago en un día, que por convencimiento de que de verdad nos fuera a gustar, como así fue.

Camagüey fue una de las siete villas fundadas por Diego de Velázquez, según nos cuentan, en medio de la isla, para evitar a los piratas, que llevaban ya fritos a los españoles colonizadores de aquella época. Así que Velázquez decidió que la villa, en esta ocasión, no iba a estar junto al mar.

Salimos de la oficina de Viazul e inmediatamente nos preguntan si queremos taxi para llegar a nuestra casa particular. Como llevamos la Lonely Planet, y hemos visto que está relativamente cerca (no siempre leemos bien los mapas de la Lonely), decidimos cargar con nuestras mochilas y empezar a andar. Sin embargo, poco después nos percatamos de que el mapa está mal, y de que seguramente, no era la estación de autobuses la misma a la que hemos llegado. Pero curiosamente, ya estamos en el centro de la ciudad, y Los Vitrales, una de las casas particulares que habíamos visto, está ante nosotros. Rafael, su dueño, nos recibe con los brazos abiertos, y aunque no tiene habitación para nosotros, nos busca uno. Es Rafael el que nos recomienda lugares a visitar y alojamientos en nuestros próximos destinos, y de verdad, nos sabe mal no podemos quedarnos allí. La chica de Casa Angelito, nuestro alojamiento en Camagüey, viene a por nosotros “hay mucho jinetero aquí en Camagüey, que te intenta redireccionar a otras casas, diciéndote que es donde querías ir” nos dice ella. Así, llegamos a una casa en pleno centro, con una terraza interior donde sirven el desayuno, y una habitación que no está nada mal.

Aquí conocemos a la auténtica Cuba, el carácter afable y abierto de los cubanos empieza cuando llegamos a esta ciudad, que tiene calles animadas de gente, y donde por las noches, oímos música en la plaza del pueblo. Aquí la gente es abierta, hay paladares en pleno centro para comer, se puede, por fin, pagar en pesos cubanos, y el CUC queda relegado para el alojamiento solamente, y nos sentimos bien. Si buscáis el alma cubana, aquí la encontraréis.

 

Camagüey
Camagüey

 

 

 

Plaza en Camagüey.
Plaza en Camagüey.

 

 

El Che...
El Che…

 

 

 

 

p9051097-fileminimizer

 

Aspectos Prácticos de Camagüey.

La ciudad está comunicada con La Habana, Santiago y Trinindad. Es el punto intermedio, entre Trinidad y Santiago al sur. Además, se encuentra muy cerca del Cayo de Santa Lucía.

  • Al contrario de lo que nos dice la guía, existen varios puntos de conexión a internet, muchas más comparativamente que en otros lugares de Cuba.
  • Las bici taxis van de la estación de autobuses al centro, y viceversa, pero, de la estación hacia el centro, vale 2 CUC, mientras que el trayecto en sentido contrario, cuesta 4 CUC, porque es una cuesta.
  • En el pueblo hay numerosos cajeros automáticos y casas de cambio.
  • Se puede pagar casi todo con pesos cubanos.

 

Etiquetado: / /

Trinidad en Cuba.

Trinidad

 

Trinidad es seguramente el tercer lugar que todo visitante incluye cuando viaja a Cuba, siguiendo a La Habana, que nadie se pierde, y Varadero, la reina de las playas cubanas. Aunque es una ciudad llena de turistas, Trinidad es una ciudad con mucho encanto; si uno mira más allá de la multitud de bares, restaurantes y tiendas, se puede ver la realidad cubana, y descubrir un poco más del encanto de este país.

La historia de Trinidad, se encuentra unida a la española. La ciudad, fue la tercera ciudad fundada por Diego Velázquez, al empezar la colonización de Cuba. A pesar de que la ciudad iba creciendo en tamaño, pronto, Hernán Cortés, pasó por allí y convenció a gran parte de los lugareños a acompañarle a la conquista de México. Así, Trinidad, quedó escasa de gente, y su posición alejada de la civilización, la convirtió en lugar ideal para piratas y contrabandistas, que comercializaban desde allí con los esclavos de Jamaica.

No fue hasta el siglo XIX, cuando los colonos franceses huidos de las revueltas de Haití, se establecieron en el cercano Valle de los Ingenios, iniciando una floreciente industria azucarera que hizo florecer la ciudad. Sin embargo, las guerras de independencia cubanas terminaron con las plantaciones de azúcar de la zona, trasladándose a otras provincias, y la bella ciudad quedó, de nuevo, olvidada en el tiempo.

Fue la industria del turismo la que la devolvió a la vida, siendo declarada Patrimonio de la Humanidad en 1.988, empezando así, una nueva etapa para los trinitarios.

Desde entonces, la ciudad  ha visto pasar miles de turistas, que se acercan para descubrir una de las ciudades más coloridas de la Cuba colonial, y para realizar muchas de las actividades que la ciudad ofrece.

 

Trinidad en Cuba
Trinidad en Cuba

 

Lo primero que lo que nos percatamos al llegar a Trinidad es de sus calles, todas empedradas, no aptas para tacones altos ni calzado complicado. Es fácil encontrar caballos transitando junto a los bici-taxis, que discurren por ellas haciendo malabarismo para no tropezar con los muchos turistas que reinan en las calles junto a los locales. Los coches antiguos, convertidos en taxi en la actualidad, completan la imagen de cualquier calle de Trinidad, la ciudad colonial por excelencia en Cuba.

 

 

 

Coches antiguos, hoy en día taxis para turistas la mayoría de ellos.
Coches antiguos, hoy en día taxis para turistas la mayoría de ellos.

 

 

Cualquiera pensaría que seguimos en la Cuba del siglo XIX, al ver la razón por la que nos acercamos aquí muchos viajeros, sus casas coloniales. El turismo, ha convertido muchas de ellas en casas para huéspedes o restaurantes, confundiendo al viajero muchas veces, que no sabe cuál elegir. Nuestra casa, es grande y fresca, el ejemplo de casa de época en la que todos soñamos al llegar aquí. Sus dueños, Víctor y Elena, resultan ser unos anfitriones excelentes, y mejores conversadores si cabe. Víctor es médico epidemiólogo, y Elena era ingeniera química en la industria azucarera. Es Víctor el que nos recomienda el mejor restaurante en el que comemos en Cuba, San José, un lugar donde hay que hacer largas colas para cenar todas las noches, pero donde la espera, merece la pena. También es Víctor quien nos orienta los lugares a visitar a nuestro paso por la pequeña ciudad, y quien nos ayuda con el taxi y muchos pequeños detalles que nos van surgiendo en nuestro camino. Por las tardes, al sentarnos en el jardín interior de la casa, me siento como si estuviera en alguna de las telenovelas que de pequeña reproducían en la televisión, solamente que los protagonistas de esta historia, somos nosotros.

Casa de Víctor y Elena, Trinidad.

 

 

Casa de Vïctor y Elena en Trinidad, Cuba.
Casa de Vïctor y Elena en Trinidad, Cuba.

 

Nos gusta tanto estar aquí, que los tres días previstos se convierten en cuatro. Y solamente la calor, que es tremenda en septiembre, consigue que nos desplacemos al sur. Es en este lugar donde empezamos a conocer la auténtica realidad cubana, cuando paseando por ella, al dejar la zona turística, se vive Cuba.

 

Trinidad
Trinidad

 

En Trinidad, se conservan la mayoría de las casas coloniales del pasado
En Trinidad, se conservan la mayoría de las casas coloniales del pasado

 

Trinidad desde las alturas.
Trinidad desde las alturas.

 

En Trinidad, la gente se reúne en la plaza del pueblo para conseguir internet.
En Trinidad, la gente se reúne en la plaza del pueblo para conseguir internet.

 

Nadie debería pasar por aquí sin sentarse alguna noche en La Casa de la Música, donde músicos y cantantes, se reparten su escenario cada noche, después del atardecer. Es allí donde tomarse un mojito sabe mejor, al ritmo de la música que llevan todos los cubanos dentro, en su interior.

Casa de la música de Trinidad.
Casa de la música de Trinidad.

 

Hay muchos lugares especiales en el mundo que visitar, y éste es uno de ellos.

Cómo llegar.

Llegar es relativamente fácil, ya que se encuentra a 4 horas de La Habana, y tanto autobuses (Viazul en nuestro caso), como todo tipo de transportes, llegan aquí. Una vez allí, enfrente de la oficina de Cubatur, se encuentran todos los taxis parados todo el día, siempre se puede conseguir uno. En la ciudad, todos los taxis tienen un precio pactado por trayecto, y todos cobran lo mismo (aunque abusivo). Si se quiere llegar a Playa Ancón, son 8 CUC (unos 8 euros), ida, y otros 8 CUC la vuelta. El precio es el mismo si va una persona o cuatro. No negocian. Como alternativa, existe un bus turístico que para allí, y también para visitar otros lugares alrededor. El precio son 4 CUC. 

Trinidad en Cuba
Trinidad en Cuba

Qué visitar.

Por descontado la ciudad, que es una joya de la arquitectura colonial.

Además, existen otros lugares a visitar, como Cayo Blanco, que son espectaculares.

Mas información sobre Cayo Blanco

El nombrado Tope de Collantes, tiene vistas impresionantes, y se pueden hacer muchos recorridos diferentes.

Este viaje, merece mucho la pena, y fue una de las mejores experiencias de todo el viaje. Estuvimos mirando la opción de alquilar un taxi, e ir allí, pero finalmente, salía más a cuenta contratar la excursión con Cubatur que hacerlo por nuestra cuenta. Contratarlo allí, es muy sencillo, y mucho más económico. El precio fueron 30 CUC por ir a Vegas Grande (unos 28 euros). Conocimos a unos catalanes que habían contratado la excursión desde España, y les había costado 90 euros… casi nada la diferencia.

El Valle de los Ingenios, no estuvimos, pero parece que también merece una visita.

 

 

Trinidad tiene un encanto especial.
Trinidad tiene un encanto especial.

 

Calles típicas de Trinidad
Calles típicas de Trinidad

 

Mercado callejero de Trinidad
Mercado callejero de Trinidad
Etiquetado: / /

La Habana en Cuba. Historia. Qué ver en un día de viaje..

San Cristóbal de La Habana. Cuba.

Historia de la capital cubana.

 

Este año, San Cristóbal de La Habana, cumplirá 589 años de existencia, desde que Diego Velázquez, fundase las siete primeras villas de la isla de Cuba, en un día de noviembre de 1.519.

La ciudad, tiene un nombre compuesto: San Cristóbal, y La Habana, y también dos historias diferentes.

De dónde procede el nombre de la ciudad?

La historia habla de la leyenda de San Cristóbal de Licia, que fue asesinado en Roma, y que adquirió notoriedad al haber cargado a un niño sobre las espaldas para cruzar un río. El niño después, le confesó que era Cristo. Desde entonces, San Cristóbal es el patrón de los barqueros y trasbordadores, y al ser fundada La Habana como puerto entre el Nuevo y Viejo Mundo, muchos soldados, exploradores, comerciantes, aventureros, soldados y viajeros habrían necesitado de su protección.

Por otro lado, “Havana”, se cree que es de origen siboney y que significa “pradera”. En el pasado, fray Bartolomé de las Casas, siempre escribió “Habana”, mientras que la correspondencia real, escribía “Havana”. Al ser Bartolomé de las Casas el único de su tiempo que se preocupó por los aborígenes y su cultura, su escritura se considera la correcta según muchos historiadores, y es a partir del Siglo XIX, que el término “Habana” se considera correcto.

La llegada de los españoles a Cuba.

La Habana pasó a ser ciudad en 1.592 por Felipe II. Con el tiempo se proclamó capital de la isla. Una mejor posición geográfica y su fortificación frente a los ataques, dejó de lado a Santiago de Cuba. Además, poseía un puerto de mejor acceso para los navíos españoles que llegaban de España.

Su fortificación venía del siglo XVII, cuando se la catalogó como llave del Nuevo Mundo y Artemural de Indias Occidental. A partir de ahí, el número de construcciones se intensificó. En 1837 se construyó el primer ferrocarril.  Cuba pasó a ser el quinto país en el mundo con ferrocarril. Su línea férrea, impulsó la industria azucarera y tabacalera, y el desarrollo económico, impulsó también una época artística de gran valor en la isla.

La llegada americana.

Las posteriores guerras de independencia hasta 1.898, paralizaron la expansión de Cuba. Los temidos americanos la rescataron de su derrumbe a principios del siglo XX. Hasta Cuba llegaron nuevas construcciones: casinos, hoteles de lujo, prostíbulos… Un turismo que se basaba en el juego, y dejaba la cultura para otras patrias. La villa quedó convertida en la capital del juego del Caribe.

Fidel Castro llegó al poder en 1.959. Después de ello, todos conocemos la historia.

Ahora nos centraremos en descubrir un poco más la antigua villa en la actualidad. También vamos a ver qué podemos visitar en un día de viaje… Bienvenidos a La Habana.

Los barrios principales de La Habana.

La Habana se divide en tres barrios principales; Habana Vieja, Centro Habana y el Vedado. Por supuesto, hay más zonas, pero va a ser en éstas en las que cualquier viajero aterrice a diario durante su viaje.

La Habana Vieja es la más antigua y más rehabilitada. Conserva la mayor parte de los monumentos y lugares con historia a visitar, y donde mayor tiempo pasan todos los turistas.

habana vieja
Habana Vieja

Centro Habana es la zona contigua a la anterior, y su mezcla de edificios rehabilitados, con otros que amenazan con derrumbarse de un momento a otro, confieren un atractivo muy especial a sus calles, donde encontramos a la auténtica Cuba en su día a día.

 

Centro Habana
Centro Habana

 

 

Centro Habana
Centro Habana, antiguos edificios rusos.

 

 

Centro Habana
Centro Habana. El caos convive con edificios restaurados en perfecta armonía.

 

 

Centro Habana
Centro Habana

El Vedado es una zona residencial en mejor estado de conservación, y mucho más tranquila para pernoctar. Todas ellas, son diferentes, y seremos nosotros los que elijamos una u otra.

 

El Vedado
El Vedado, la mejor opción para encontrar un buen alojamiento en perfecto estado.

Qué ver en un día de viaje…

La Habana es una ciudad para perderse. Existen ciudades que son para ver arte, museos y monumentos. La capital cubana también los tiene. Pero su encanto reside en sus calles y gentes, que hacen Cuba diferente a cualquier otro país. Un paseo por la ciudad, nos dará una visión de la realidad cubana. Nos perderemos por calles restauradas, frente a otras de difícil tránsito y jaleo sin igual. Aún así, hay lugares que hay que ver, si se visita San Cristóbal….

 1.   El Museo de la Revolución, donde se puede encontrar mucha información sobre la historia reciente del país. El lugar en si es una explicación de lo que fue la revolución cubana. Es un canto a la Cuba de Castro. El Che Guevara tiene su parte de protagonismo en este edificio. A nosotros, nos ayudó a situarnos mejor en la realidad que íbamos a ver durante los siguientes días de viaje. 

 

Un paseo para conocer La Habana

Un paseo para conocer La Habana. Embajada de España en La Habana

 

Museo de la Revolución
Museo de la Revolución
Museo de la Revolución
Museo de la Revolución

 

La Habana, Plaza de la Revolución
La Habana, Plaza 13 de Marzo

Salimos del museo y es fácil llegar a la Habana Vieja caminando.  La Bodeguita del Medio es nuestra siguiente parada. El lugar es famoso gracias al escritor Ernest Heminway, que inventó allí el “Cuba Libre” e hizo famosos sus mojitos. Actualmente, existen muchos bares donde tomar uno, pero vale la pena pasarse y ver este famoso lugar. El ambiente sigue siendo único.

La Bodeguita del medio, uno de los emblemas en La Habana.
La Bodeguita del medio, uno de los emblemas en La Habana.

 

 

La Plaza de Armas es una de las mejor conservadas del casco antiguo. Multitud de artistas callejeros se concentran en este punto, ofertando libros antiguos y sus obras. Unos pasos más y llegaremos a la Plaza Vieja. Ésta es una de las mejor rehabilitadas de la capital cubana. Sentarnos a tomar una cerveza Cristal para combatir el calor, es una delicia en este punto.

 

Plaza de Armas, La Habana
Plaza de Armas, La Habana. Artistas callejeros exponen sus pinturas y sus pósters.

 

 

Plaza de Armas
Plaza de Armas

 

 

Habana Vieja
Habana Vieja

Si hemos visto los coches antiguos por la Avenida del Prado, y nos apetece subir en uno de ellos, nada mejor que desviarnos hacia el Capitolio. En la cercana plaza enfrente del Hotel Inglaterra, se encuentran todos. Allí podremos elegir nuestro modelo,  y darnos un paseo de una hora. Muchos turistas, utilizan este medio para subir por la tarde a ver el cañonazo.

Un paseo en coche por la Habana.
Un paseo en coche por la Habana… no es precisamente económico, pero vale la pena.

 

 

Etiquetado: /

Preparativos del viaje a Cuba.

Cuba, antes de ir….

 

Consejos prácticos para no llevarse sorpresas…

 

Como la mayoría de los viajes, hemos ido por nuestra cuenta a este país, y si algo hemos descubierto, es que es relativamente muy fácil hacerlo.

La ruta que hemos realizado nos ha costado 21 días. Se podría haber hecho más rápido, y haber incluido más ciudades… eso ya es decisión personal.

 

 

Compañía de vuelo.

 

Iberia, donde compramos un vuelo directo a La Habana el pasado mes de abril por 535 euros.

 

Ciudades visitadas:

  1. La Habana (3 noches).
  2. Cienfuegos (2 noches).
  3. Trinidad (4 noches).
  4. Camagüey (1 noche).
  5. Santiago de Cuba (2 noches).
  6. Baracoa (3 noches).
  7. Guardalavaca (1 noche).
  8. Playa Esmeralda (2 noches).
  9. La Habana (2 noches).

Entre Playa Esmeralda y La Habana, hubo una noche que la hicimos en autobús, desde Holguín hasta La Habana (12 horas).

 

 

 

Plana Managua, Baracoa.
Playa Managua, Baracoa.

 

 

 

Alojamiento.

Reservamos las 3 primeras noches en la casa particular de Aida y Mónica. A partir de ahí, la mayoría de las veces íbamos a un lugar porque de la casa anterior nos lo habían recomendado, y ya nos reservaban ellos. (Más adelante, pondré un post sobre todas las casas que hemos estado).

 

 

 

Trinidad, Cuba
Trinidad, Cuba

 

 

 

 

 

 

Transporte.

Excepto el trayecto de Baracoa a Guardalavaca, que lo hicimos en coche compartido, el resto viajamos con Viazul, la compañía donde vamos todos los turistas. Tuvimos varias razones para hacerlo así:

  1. Desde el primer autobús de Viazul hasta el último, todos eran bastante amplios y confortables, sin contar que todos nos han salido puntualmente. Además, los precios no eran excesivamente caros, y nos daban la opción de cuando íbamos a coger uno, poder comprar ya el siguiente.
  2. Una opción que utilizan muchos turistas, es el coche compartido. Aunque el precio es similar, te permite salir a la hora que más te conviene, el problema, como nos comentaron una pareja que conocimos en Trinidad, es que a veces en un coche quieren que vayan 7 personas, con lo que el viaje se hace bastante incómodo. Como ya hemos probado esta opción en otros viajes, y no es muy cómodo para Bernat, que es muy alto, (y además, los autobuses estaban muy bien), decidimos no arriesgarnos.
  3. Hay algunos turistas (lo hemos leído en blogs, pero en la práctica, no hemos conocido a nadie que lo haya hecho), que van en camionetas. No sabemos el precio, aunque debe de ser muy barato. De todos modos, no lo consideramos, porque nuestras distancias eran largas, e ir en un camión más de 4 horas de pie por Cuba (que tiene unas carreteras bastante malas), no nos hacía mucha ilusión.

 

 

 

 

Un paseo en coche por la Habana.
Un paseo en coche por la Habana.

 

 

 

 

 

Baracoa, Cuba
Baracoa, Cuba

 

 

Casas de cambio o Cadeca, en todo el país.
Casas de cambio o Cadeca, en todo el país.

 

 

Cienfuegos
Cienfuegos

 

 

 

 

Precios.

Nosotros hemos viajado bastante por África, Asia, y Europa. En comparación, Cuba nos ha parecido, cara no, carísima, y a continuación os digo por qué:

 

  1. En el país existen dos tipos de moneda: el CUC o divisa, y el CUP, o peso cubano. Un CUC es igual a 24 CUP. Los cubanos, compran casi todo en CUP. Los turistas, pagamos en CUC. Eso se traduce en que casi todo lo que compramos, es 24 veces más barato para un cubano que para los turistas. Hay viajeros que tienen amigos cubanos que les compran cosas y así, les sale más económico. Me imagino que si vas a estar solamente en la ciudad donde vive tu amigo, es realmente una muy buena opción para que el viaje salga más económico, pero si vas a verte más de media isla, como hemos hecho nosotros, no. Además, hay que tener un amigo cubano, y nosotros no conocíamos a nadie, así que como todos los viajeros que hemos conocido, nos ha tocado pagar como turista.
  2. Las casas particulares, aunque pone en muchos lugares que vales unos 20 CUC, cuando llegas, los precios son 25 o 30 CUC (unos 23-28 euros), más, 5 CUC de desayuno por persona. Hemos negociado muchas veces para pagar solamente 30 CUC y que nos incluyesen el desayuno, o pagado por un desayuno, y nos lo hemos dividido, pero, aun así, es caro, para ser que estás en una casa particular. Los hoteles, son más caros. También hemos leído de turistas que les cuesta más barato el alojamiento (15-20 CUC), pero si estás lejos del centro o de lo que vayas a ver, y tienes que coger transporte, ya no te sale a cuenta lo que te has ahorrado.
  3. Hay restaurantes estatales, los famosos paladares, y restaurantes privados. Los precios son muy diferentes, y en los estatales y paladares, los precios bajan bastante. Hay que ir con mucho cuidado cuando pagas, si la cuenta está en CUP, porque muchas veces, intentan cobrarlo en CUC.
  4. Los trayectos en taxi, cuando hay que tomar algo por necesidad, son caros, y tienen ya todo un precio estipulado (lo hemos comprobado muchas veces en las casas particulares, y nos lo han confirmado, que es el precio para turistas), y por mucho que regatees, no bajan de ahí.

 

Si tuviese que elegir qué es lo que nos ha gustado realmente del viaje, me quedo con la gente, sobre todo con los cubanos del sur, que son auténticos y especiales. Como país, el haber sido colonia española, y visitar una tierra que conserva tanto de nuestra cultura, es una auténtica experiencia.

 

Casa de la música en Trinidad, donde todos los días hay actuaciones en directo.
Casa de la música en Trinidad, donde todos los días hay actuaciones en directo.

 

 

 

 

Camagüey
Camagüey
Etiquetado: / /

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más información.

aceptar