Viaje a Ollantaytambo en Perú

 

Viaje a Perú

 

Recinto arqueológico de Ollantaytambo, Perú

 

 

Ollaytantambo, Perú
Ollaytantambo, Perú

 

Viaje al recinto arqueológico de Ollaytantambo

Las montañas de Pinkuylluna miran desde arriba la antigua ciudad construida en piedra de Ollantaytambo. Desde allí se puede observar la imagen en piedra de Viracocha, el Dios de los Dioses, el supremo y más importante Dios de los Incas; Viracocha fue para los Incas el creador del sol, la luna, el cielo, la tierra… todo. No es extraño por tanto que el emperador Pachacuti colocara la imagen del Dios supremo en la entrada de la ciudad, teniendo en cuenta que él mismo se consideraba algo parecido a un Dios.

 

 Ollantaytambo, Perú
Ciudad de Ollantaytambo, Perú

 

Llegamos a Ollantaytambo, un lugar que lo tiene todo, yacimiento arqueológico que vale la pena visitar, a la vez que antiguo poblado inca todavía habitado, todo en uno en un espacio que transmite paz y serenidad.

 

 Ollantaytambo, Perú
Ollantaytambo, Perú

 

Dónde está Ollaytantambo en Perú

 

Estamos en las tierras del río Patakancha, que discurre junto al pueblo antes de unirse al río Willkanuta. A 72 kilómetros de Cusco, y a 2792 metros de altitud, nos encontramos ante esta maravilla de poblado inca.

Los canales de irrigación en Ollantaytambo se suceden del recinto arqueológico hasta el pueblo habitado, que los sigue utilizando a diario en la actualidad.

 

 Ollantaytambo, Perú
Los antiguos canales de irrigación todavía se utilizan en la ciudad habitada

 

Pero, ¿De dónde procede la palabra Ollantaytambo?

Nos cuenta la leyenda que el nombre de Ollantaytambo procede de un cacique, Ollanta, el cual se enamoró de una princesa, hija de Pachacútec. Su osadía fue duramente castigada, y Ollanta construyó la ciudad que ahora conocemos. Según el idioma quechua la palabra completa significaría “lugar para mirar hacia abajo”

Recinto arqueológico de Ollantaytambo, Perú, en este lugar vamos a encontrar varias fuentes, seguramente con fines de purificación.

 

 Ollantaytambo, Perú
Ollantaytambo, Perú

 

El conjunto arqueológico mencionado destaca su estado de conservación y sobre todo las terrazas de piedra, que se suceden una tras otra por gran parte de la montaña que nos rodea.

 Ollantaytambo, Perú
Ollantaytambo, Perú

 

Ollantaytambo destaca por algunos componentes que lo hacen único; un aspecto que sorprende al visitante es la facilidad con la que transcurren los antiguos canales de canalización del agua desde el conjunto arqueológico hasta el pueblo habitado, que todavía los utiliza.

Recinto arqueológico en Ollantaytambo, Perú

Accedemos al recinto arqueológico y vemos que por debajo de todas las terrazas las antiguas construcciones se encuentran divididas en cuatro calles longitudinales que se entrecruzan con siete paralelas, de modo simétrico. El perímetro de todo este recinto estaba rodeado de murallas para su protección; solamente el lado de la parte este estaba abierto. Los bloques de granito son enormes en algunos casos, de hasta 2 metros de ancho y más de un metro de grosor; solamente en los lugares donde el dinero abundaba era posible permitirse este lujo.

 

 Ollantaytambo, Perú
Ollantaytambo, Perú

Algunos de los edificios más interesantes son la fortaleza, aunque su nombre no tiene nada que ver con su uso religioso, y no militar. En realidad, no es una fortaleza, sino un templo que no está terminado; numerosos bloques colocados en el suelo nos hablan de un edificio todavía en construcción, como si hubiera sido abandonado. Existen numerosos episodios en la historia de la región que pudieron dar lugar a que la ciudad estuviera inacabada, como la guerra entre Huáscar y Atahualca por la sucesión, la conquista de Perú por los españoles, o la huida del inca Manco de Ollantaytambo hasta Vilcabamba como retroceso ante los colonizadores. Es algo que nunca sabremos.

Un lugar muy bonito en el recinto es el baño de la ñusta, el lugar que utilizaba para bañarse la esposa del inca.

 

 Ollantaytambo, Perú
Baño de la ñusca, Ollantaytambo, Perú

 

Las terrazas en Ollaytantambo, Perú

Son muchas y muy extensas las terrazas que cubren las colinas del valle de Urubamba. Las tierras de la región hubieran sido imposibles de utilizar para el cultivo, si no hubiera sido así. Están construidas de piedra cortada, algo que denota que era una zona rica y con recursos. Las terrazas se encuentran distribuidas por toda la montaña siguiendo sus formas, y es que los incas adaptaban sus construcciones a la naturaleza que habitaban. Desde arriba de las terrazas es posible tomar una buena panorámica de todo el recinto.

 

El Pueblo de Ollantaytambo, Perú

 

Historia de Ollantaytambo

Corría mediados del siglo XV y los españoles estaban prontos a aparecer en estas tierras; Pachacuti llegaba al valle de Urumbamba para convertirlo en una tierra fértil donde cultivar y donde iba a construir algunos de los edificios más suntuosos que sus coetáneos pudieron ver. Ollantaytambo pasó a ser un lugar lleno de campos de terrazas donde la agricultura progresó, gracias al sistema de irrigación que Pachacuti implantó en el valle, y que permitiría la irrigación en las terrazas construidas para la agricultura. Después de fallecer, fue su tribu, los panaga, los que continuaron con la administración de las tierras del valle.

 

Ollantaytambo, Perú
Ollantaytambo, Perú

 

La llegada de los españoles en estas tierras no fue precisamente lo mejor que les pasó a sus gentes; mientras Cusco ya había sido tomada por los colonizadores, el inca Manco, jefe de la resistencia contra ellos, estableció su base en la ciudad, mientras ideaba cómo vencer a los nuevos visitantes. A pesar de que en el año 1536 el inca derrotó a los españoles cerca de Ollantaytambo inundando las terrazas y frenando su avance, pero Manco no era tonto, y sabía que volverían a por él. Así que borró los rastros de los caminos que desde la ciudad partían a otras partes, como el de Machu Pichu, y dejó la ciudad a merced de los colonizadores. Tendría que ser Hernando Pizarro el que llegara hasta aquí en el 1540 para establecerse definitivamente y pasar así a ser territorio español.

 

Ollantaytambo, Perú
Ollantaytambo, Perú

Ollantaytambo, el pueblo con forma de mazorca de maiz.

Estamos ante el único pueblo inca que permanece habitado en la actualidad. Sus construcciones son todas de piedra, y los sistemas de canalización del agua todavía son los mismos que antaño. Son muchas las tradiciones incas que prevalecen en esta pequeña comunidad donde todavía parte de las casas tienen la estructura interna de sus ancestros. No te puedes perder un paseo por sus calles, donde parece que el tiempo no haya transcurrido.

 

Ollantaytambo, Perú
Ollantaytambo, Perú

 

Pueblo de Ollantaytambo, Perú

La distribución del pueblo es geométrica, y sus entradas con dobles dinteles indican que fueron nobles los que aquí habitaron. En el pueblo existe una casa que se puede visitar para ver cómo son el resto: la casa tiene un patio central, alrededor del cual se disponen las habitaciones. Aunque ahora ya no queda nada, en el pasado las paredes estaban cubiertas de arcillas con dibujos y pinturas. La modernidad ha llegado al pueblo en forma de electricidad y agua potable, pero aún así conserva el encanto de un pueblo antiguo.

 

Ollantaytambo, Perú
Ollantaytambo, Perú

El centro neurálgico es la Plaza de Armas, alrededor de la cual hay varios bares, cafeterías y tiendas, y donde es agradable sentarse para descansar tras la visita al yacimiento y la ciudad.

Etiquetado: / / /

Caminata en el valle de Urumbamba con llamas

 

 

 Proyecto de recuperación Llama Pack Project

 

Caminata por las montañas del Valle de Urumbamba con llamas

 

 

Llama Pack Project
Caminata llamas Perú

 

Hoy participamos en una actividad de recuperación de llamas. Llama Pack Project es el proyecto del que hoy formaremos parte, pero, qué sabemos de las llamas?

 

Iniciamos el dia en el valle de Urubamba.

 

Nos levantamos y desayunamos a las tantas de la madrugada como de costumbre (eso llamado jetlack no es un cuento chino). Hoy nos esperaba una excursión de la que no sabíamos demasiado, solo sabíamos que íbamos a caminar con llamas;  todavía nos estábamos preguntando si nos iba a tocar subir a las llamas y cabalgar con ellas; ingenuas nosotras, ya que una llama adulta solo puede cargar 25 kilos como máximo, y esa fue la razón por la que los españoles  introdujeron el uso de la mula, el burro y el caballo, animales que se adaptaron perfectamente a su nuevo hogar y allí quedaron junto a las llamas en el Nuevo Mundo.

Llama Pack Project
Hoy descubrimos que no, las llamas no cargan personas… qué ingenuas somos…

 

El Proyecto de conservación de Llama Pack Project

En los viajes ocurre que te encuentras proyectos tan bonitos como este del que hablamos. Corría el año 2012 y un proyecto nuevo iniciaba su andadura, Llama Pack Project; el proyecto consistía en ayudar al desarrollo de las comunidades indígenas que viven en las regiones más altas del Andes, concretamente, aquellas comunidades que se encuentran localizadas en la Montaña de Urubamba, desde donde llega toda el agua hasta el valle y un ecosistema imprescindible para la vida local.

La situación de los indígenas que allí viven no es muy favorable; las aldeas se encuentran ubicadas en zonas de difícil acceso, si no es a pie; y son muchos los kilómetros que a diario los aldeaños recorren para poder tomar cualquier autobús hasta Urubamba o cualquier otra ciudad de la región. Al estar tan alejados del mundo, muchas veces el acceso a los estudios es difícil; a ello se une que los recursos son escasos para poder brindar una buena educación a los hijos y conseguir que lleguen a la universidad.

 

Llama Pack Project
Llama Pack Project

El despoblamiento de la Cordillera

A pesar de las dificultades son muchos lo que emigran a las grandes ciudades, donde tienen que aprender español para desempeñar su trabajo (en las aldeas de las montañas se habla quechua y otros dialectos). Una de las consecuencias es el despoblamiento de las aldeas, que están cada vez más aisladas.

En proyecto intenta colaborar y mejorar esta situación con la figura de las llamas y su implicación en la agricultura nuevamente y su papel en un nuevo campo: el turismo:

  • Por un lado, intenta que el uso de las llamas vuelva a ser masivo; la adaptación de este animal al medio ambiente y las condiciones de altura de la cordillera es total al ser autóctono.

 

  • Por otra parte, el turismo es una base para el desarrollo de estas comunidades, que participan en la elaboración de actividades de ocio y de caminatas que se ofrecen a las agencias de viaje y donde las llamas se utilizan para cargar el material de camping, cuando son caminatas de uno o varios días, o los elementos de la excursión.
viaje a Peru
Comida típica en la cordillera de Perú

Impacto positivo en el Ecosistema

A consecuencia del cambio climático son muchas las consecuencias medio ambientales que están sucediendo, y la ayuda de las comunidades locales es fundamental para el cuidado de las montañas y el hábitat donde viven. Si se consigue que los habitantes de la montaña no tengan que emigrar en busca de trabajo, se conseguirá mitigar los efectos de estos cambios.

 

valle de Urubamba, Perú
valle de Urubamba, Perú

Un poco de Historia

Durante el Período Inca las llamas eran consideradas sagradas y era el sustento de la economía local; tener llamas era símbolo de riqueza, y eran muy apreciadas por todos los beneficios que aportaban a sus dueños. Con la llegada de otros animales con mayores capacidad de carga estas quedaron relegadas al olvido, hasta el punto de que su valor eran insignificantes. El cruce de llamas con alpacas conllevó un cambio en la calidad de la lana que producían, y su valor decreció todavía más.

Nuestro día de excursión en Llama Pack Project

 

valle de Urubamba, Perú
valle de Urubamba, Perú

 

Llegamos a nuestro destino, localizado a pocos kilómetros desde Urumbamba. Allí nos recibe nuestro guía y también algunas chicas procedentes de las diferentes comunidades que participan en el proyecto. Después de ver el vídeo explicativo del programa, nos dirigimos a preparar a las llamas para la caminata, que cargarán el material necesario para la elaboración de una de las comidas más tradicionales que se puedan comer en Perú, la Pachamanca.

 

valle de Urubamba, Perú
Elaboración de la Pachamanca en el valle de Urubamba, Perú

Empezamos nuestra caminata que va a cubrir 2 kilómetros de ida y dos de vuelta; a pesar de ser una distancia corta hay que tener en cuenta los desniveles; caminamos desde la base del Llama Pack hasta la Quebrada Pumahuanca, que será nuestro punto final. La caminata no es complicada, y las vistas son espectaculares, como podéis ver…

 

valle de Urubamba, Perú
valle de Urubamba, Perú

 

Conclusión.

Un proyecto bonito y apasionante de gente que quiere hacer cosas para ayudar a las comunidades más desfavorecidas. Nos ha encantado, tanto la iniciativa como lo que ofrecen en contrapartida. Sin duda para repetir…

 

Proyecto de recuperación llamas en Perú
Proyecto de recuperación llamas en Perú

 

Si quieres reservar con ellos o más información sobre el proyecto:

Llama Pack Project Llama Pack Project – Urubamba, Perú

 

PD este post no ha sido patrocinado

Etiquetado: / /

Qué ver en ciudad de México en 3 días de viaje

 

 

Ruta de 3 días por la ciudad de México

 

Viaje a ciudad de México
Viaje a ciudad de México

 

Si alguien nos pregunta cuál fue EL VIAJE de nuestro 2021 es fácil responder: Mexico. En este país que no nos habíamos planteado nunca, encontramos de todo: cultura, tradiciones, naturaleza, gastronomía y sobre todo, calor humano, porque lo mejor del país son sus gentes sin dudarlo.

 

que ver en mexico
Uno de los grandes placeres del viaje fue reencontrarme con mi amigo Carlos Quintanilla, todo un lujo ser tu amiga!

 

En este post os explicaré la ruta que realizamos en el 2021, y los días que pasamos en la capital y lo mucho que disfrutamos; ciudad de Mexico es una ciudad alegre y con mucha vida, que nos ha conquistado el corazón; si de algo estamos seguros es de que volveremos a sus calles. Mexico es un país que tiene muchos viajes.

 

que ver en Mexico
Viaje a ciudad de Mexico

 

Para realizar esta ruta hemos utilizado 3 días enteros, pernoctando 5 noches.  Aún así, nos han quedado muchísimas cosas por ver.

Todas las direcciones y paradas de metro están realizadas desde nuestro hotel, el Hotel Kali centro Mexico city.

 

Viaje a ciudad de México
Viaje a ciudad de México, casa de Frida Khalo

 

Día 1: visita al barrio de Coyoacán y paseo por el centro (zona del Zócalo).

 

museo de frida Khalo

Museo de Frida Khalo

Como llegar: hay que tomar la línea 3 de metro desde Banderas, dirección Universidad (al volver hay que ir tomar el mismo metro pero dirección Indios verdes).

 casa de Frida Khalo
Cocina de la casa de Frida Khalo

 

Visita a la Casa Azul de Frida Kahlo

 

 casa de Frida Khalo
Casa azul de Frida Khalo

 

Lo mejor para agilizar tu tiempo es comprar la entrada online antes de tu viaje. Debido a las restricciones de la pandemia las condiciones de visita pueden cambiar. En el momento de nuestra visita (junio del 2021), el horario de visita era de 10 a 17,30 pm, lunes cerrado. La dirección es Avenida de Rio Churubusco. A la salida del metro hay que caminar por la Avenida México hasta llegar a la calle Londres. Allí hay que torcer a la izquierda y caminar tres manzanas, por la calle Ignacio Allende.

 

Casa azul de Frida Khalo
Cama de Frida Khalo, aquí empezaría a pintar su obra

 

El precio de la entrada son $288,90 pesos mexicanos por persona.

Aquí os dejo la web La Casa Azul – Museo Frida Kahlo

 

Viaje a ciudad de México
Exposición de vestidos de Frida Khalo
Visita al barrio de Coyoacán

Si tengo que elegir un barrio de la ciudad de México me quedo con éste sin dudarlo; el ambiente festivo y alegre que encontramos en sus calles, animadas y coloridas, es insuperable. Merece la pena pasear al salir de la casa de Frida Khalo y olvidarte del tiempo.

 

Dia 2: Tour a Teotihuacán y mercado de San Juan

 

Teotihuacan en Mexico
Teotihuacan en Mexico

Cómo llegar: Nuestro tour salía desde la calle Isabel la Católica, cerca de Zócalo y 15 minutos andando desde nuestro hotel (1,2 kilómetros). La salida es desde delante del Hostal Amigos. Reservamos la excursión por medio de Civitatis. La razón de decidirnos por hacerlo organizado, aunque se puede hacer perfectamente por tu cuenta, estuvimos calculando el tiempo (había que hacer un par de cambios en el transporte, y para verlo bien teníamos que madrugar, y tomar un taxi. Al final la diferencia no era grande y con la visita guiada teníamos la explicación de Teotihuacán incluida). No te voy a recomendar una u otra, hay muchas opciones en Civitatis y seguro que todas están bien. La nuestra incluida solo Teotihuacán; muchas pasan también por Guadalupe, pero no nos interesaba especialmente y preferíamos ver solo un lugar y visitarlo con calma.

Teotihuacan en Mexico

Teotihuacan en Mexico

Teotihuacan en Mexico
Teotihuacan en Mexico

Un consejo, reserves la excursión que reserves, o si vas por tu cuenta, hazlo temprano. El calor en este sitio es increíble.

Teotihuacan en Mexico

Teotihuacan en Mexico

A la vuelta, visitamos el mercado de San Juan, muy cercano a nuestro hotel, y donde se pueden probar todo tipo de comida típica.

Más tarde, desde Banderas en metro nos dirigimos al mercado de Sonora; este lugar no tiene nada de especial, pero queríamos ver un mercado local sin turistas. La vuelta al hotel fue a pie y nos encantó el paseo.

 

Día 3: Museo de Antropología, mural de Diego de Ribera, museo de Bellas artes.

 

Para ir al museo de antropología hay que coger el metro hacia Balderas desde nuestro hotel. A la salida del museo, retomamos el metro en dirección a Hidalgo, donde nos detuvimos para ver el mural de Ribera. Ya andando, llegamos al tercer museo, el museo de Bellas Artes, donde temporalmente no habían exposiciones debido a la pandemia, y solo se podía ver el edificio y los murales. Aún así, merece la pena entrar y ver este maravilloso edificio y sus murales.

 

Museo Antropología ciudad de Mexico
Museo Antropología ciudad de Mexico

 

Nuestra opinión personal

 

Museo de antropología
Museo de antropología

 

No somos mucho de museos y nos resistimos bastante a visitarlos, pero el museo de antropología es uno de los que merecen la pena, y mucho. No solo vas a encontrar muchos de los tesoros de Teotihuacán; para los amantes de la etnología y tradiciones es un paraíso; aquí encontrarás todo lo relacionado con las diferentes costumbres, trajes regionales, etc de cada zona del país. Todo ello bien documentado y con bastante información. El museo es inmenso, y necesitarás un mínimo de cuatro horas para ver la mayoría de las salas, si tienes todo el día, mucho mejor.

 

Museo Antropología ciudad de Mexico
Museo Antropología ciudad de Mexico

 

Museo de antropología
Museo de antropología

 

Sobre el mural de Rivera lo mismo: a primera vista puede parecer que no merece la pena pagar por ver un solo mural. No obstante, lo merece. La obra de Rivera culmina con este mural; el ingenio y destreza de este artista, valorado más en muchas ocasiones por su vida personal con Frida que por su obra, nos muestra su gran talento no solo para pintar, también para poner en escena sus ideales políticos.

 

Mural de Diego de Ribera
Mural de Diego de Ribera

 

Mural de Diego de Ribera
Mural de Diego de Ribera

 

El museo de Bellas Artes de la ciudad de México es una obra en sí, uno de los edificios más bonitos y representativos de la ciudad. Si visitas el centro será raro que en algún momento no te cruces con él; allí encontrarás algunas exposiciones, aunque nosotros no pudimos ver ninguna por protocolo covid.

 

Museo de bellas artes de Ciudad de Mexico
Museo de bellas artes de Ciudad de Mexico

 

museo mexico
Museo de bellas artes

 

Museo de bellas artes de Ciudad de Mexico
Museo de bellas artes de Ciudad de Mexico

 

Conclusión de nuestro paso por ciudad de México.

Ciudad de México nos ha sorprendido gratamente; habíamos leído mucho sobre la inseguridad de esta ciudad, que tomáramos mil precauciones, etc. A nosotros nos ha parecido bastante segura, siempre teniendo en cuenta que estamos en una de las ciudades de mayor tamaño del mundo.

 

ciudad de Mexico
Ciudad de Mexico

 

Hemos paseado por mercados locales como el mercado de Sonora; hemos salido por la noche a cenar y en una ocasión volvimos a pie; nos hemos alojado en una zona no tan turística, y siempre ha ido todo bien. Uber funciona fenomenal y lo hemos utilizado en algunas ocasiones por la noche.

Solamente os podemos recomendar que la visitéis.

 

Aspectos prácticos del viaje a Ciudad de México

 

Hotel en Ciudad de México

En Ciudad de México pernoctamos 5 noches, todas ellas en el hotel Kali Centro México City. (Hotel Kali Centro | Conviértete en el Centro de todas las miradas (kalihoteles.com)). El hotel nos pareció muy agradable, con un personal muy atento y servicial. A pesar de no estar en pleno centro turístico estábamos cerca de todo. El precio de nuestra estancia fue de 156 euros cinco noches (precios 2021) con desayuno incluido. Ahora supongo que estará más caro con la subida de precios que están teniendo los hoteles.

 

 

Medidas del equipaje de mano

Una de las cosas que nos preocupaba en nuestro viaje era la cantidad de días para solo llevar equipaje de mano. Al final no fue problema y pudimos apañarnos con la maleta pequeña. Estas son las medidas de las maletas de las compañías aéreas con las que volamos:

  • KLM

Equipaje de mano 55x35x25: 12 kilos

Pieza extra de mano: 30x40x15

  • Aerobús (vuelo interno Mexico-Cancún)

Equipaje de mano 55x40x25: 10 kilos

Pieza extra de mano: 18x14x 8

Ojo con Aerobus, no nos dejó hacer la facturación online previa al vuelo y nos tocó pagar

Etiquetado: /

Guía de cenotes en la Península de Yucatán

Guia de los cenotes de Yucatán

Visita a los cenotes de Homún y Cuzamá

 

Nuestros días de viaje por la península de Yucatán no estaban muy planeados, sino que más bien queríamos ir a nuestro aire, ya que esta vez habíamos reservado un pequeño coche de alquiler. La verdad es que fue una decisión muy acertada, porque al llegar nos encontramos con la sorpresa de los cenotes de esta zona, que nos enamoraron desde el primer instante. A partir de ahí decidimos visitar cuantos más mejor, siempre dejando espacio para ver algunos lugares que nos interesaban, como Mérida.

Cuando viajas por tu cuenta en la zona de Homún muchos están agrupados, de modo que pagando una entrada puedes visitar dos o tres. En otros casos, cada entrada es individual, pero están tan cerca que los tramos de coche son muy cortos.

Cenotes en México
Cenotes en México

 

Día 1. Grupo de cenotes de la Hacienda Santa Bárbara.

Los cenotes de la Hacienda Santa Bárbara forman parte del complejo de esta hacienda, donde también hay restaurante para comer después (cuando compras la entrada te preguntan si quieres incluir la comida, nosotros no quisimos). Al ser gestionados por una entidad turística privada están muy bien cuidados.

Cenote 1: Cascabel. Es el más grande de todos, y el que más gente aglutina. Aunque los otros dos nos gustaron más también tiene su encanto

Cenote 2: Chaksikin. El cenote Chaksikin es muy bonito. Además, es bastante amplio también.

 

cenotes en Mexico

 

Cenote 3: Xoch. El más bonito con diferencia; se encuentra dentro de una cueva y casi tapado. La entrada al cenote también es espectacular, ya que entras en una cueva

 

 

Precio de los cenotes de Santa Bárbara en Homun: 200 pesos los tres

 

Segundo grupo de cenotes visitados en el día 1.

Esta vez fuimos un poco a la aventura: vimos un cartel donde anunciaban un cenote que parecía bonito y no venía en ninguna guía y nos aventuramos. Cuando llegamos, el chico nos ofreció visitar dos cenotes y la comida en un restaurante. El precio era 190 pesos cada uno, por lo que accedimos.

Estos cenotes no estaban excesivamente limpios por los pájaros, pero eran casi vírgenes. En ambos estuvimos casi solos.

Cenote Chunkuy: se trata de una gran gruta donde parece que el tiempo se haya detenido. A pesar de que no es tan bonito como el segundo, la sensación de estar sola es inigualable.

Cenote Yaxbacaltun. A bastante distancia del anterior se encuentra este cenote, al cual se baja por una escalera bastante empinada.

Comimos en el restaurante San Antonio. Aquí también había un cenote, pero una tormenta pasajera ya nos hizo desistir de entrar (este cenote no estaba incluido en la entrada que habíamos pagado. La comida en el restaurante estuvo bastante bien).

Día 2.

Cenotes de la Hacienda Kampepen.

 

Hacienda Kampepen, Homún

 

El grupo de cenotes de la hacienda Kampepen fueron de lo mejor de nuestra ruta, no solo por la poca gente que había, también la visita a la hacienda en ruinas y el complejo nos dio una idea de cómo era la vida en las haciendas cuando el oro verde era la fuente de riqueza en Yucatán. Poco queda de aquellos tiempos y de la casa desde donde se organizaba el trabajo de los operarios, el Señor José nos explica algunos de los restos de la hacienda, los aperos del campo que hay expuestos, y nos da una idea de lo que allí se vivió hace más de un siglo.

 

Hacienda Kampepen, Homún

 

La visita sigue llegando a la ermita, ahora rehabilitada, y seguro que muy utilizada en los días de gloria de la hacienda por los habitantes del lugar. El entorno es precioso. Llegamos a una cueva donde no podemos bajar, para a continuación llegar a un cenote especial: a pesar de que está prohibido nadar, si que se permite la bajada. Allí encontramos restos de figuras de manos pintadas en color rojo: la gente de allí cree que representan algún rito para nuevos sacerdotes. El nombre de esta ruta es el Kixné.

Por último, nadamos en el cenote La noria y en el cenote Chenké, de los mejores en los que hemos estado.

 

Cerca de la finca, y un poco a desmano, se encuentra el cenote Chel-Paak, o pared del arco iris. Este cenote está apartado del resto; bajamos por una empinada escalera que nos lleva hasta el agua. Hay muy poca gente, ya que no se incluye en los circuitos turísticos, es muy pequeño y no es tan accesible como el resto… todo un encanto.

Cenote Chel-Paak, Yucatán

 

 

Cenotes llevados por familias en las afueras de Homun.

Más salvajes que los anteriores, encanto no les falta. Cada uno es independiente, las carreteras son peores, y en cada uno íbamos a encontrar una experiencia diferente.

Cenote Hoool Kosom. Llegamos a este cenote donde nos dicen que se baja con un guía, Alex. Nos sorprende bastante porque no acabamos de entender la razón. Al poco la descubrimos. Este no es un cenote cualquiera; por el contrario, aquí no llegamos si no es sumergiéndonos en el agua. Mi primera reacción fue negarme a pasar. Inmediatamente, Alex vino hacia mi y empezamos a hablar. Ahí me di cuenta de que, aunque me daba miedo (soy muy miedica para ciertas cosas), era una prueba que tenía que hacer, si no quería quedarme sin disfrutar ya no solo esta experiencia, sino muchas otras. Ahí lo dejo. Solo deciros que repetiré si viaje a Yucatán de nuevo en este lugar.

Dejamos el cenote Hool Kosom para llegar al cenote Bal-Mil. Este cenote está totalmente cerrado y no tiene mucha gente, por lo que está muy limpio. Además, la gruta es muy amplia.

En el cenote Santa Cruz, siguiente en nuestra ruta, ya no nadamos. Está al aire libre y es muy chulo. Tiene la peculiaridad de que se puedes tirar en tirolina, lo que hace que haya mucha gente para el chapuzón. También tiene restaurante y cabañas donde pernoctar (de hecho, es donde vamos a dormir este día). No sirven alcohol.

Terminamos la ruta de cenotes comiendo en el restaurante del cenote Santa Rosa. No podemos nadar en este cenote porque lo están rehabilitando, pero si que lo vemos. Es bastante turístico por lo que parece.

 

cenote Ik Kil, cerca de Chichen Itza

 

Fuera de esta ruta de cenotes cerca de Homún visitamos también otro más famoso, el cenote Ik Kil; este cenote está muy cerquita de Chichen Itzá, por lo que muchos grupos de turistas aparecen por allí. Al igual que Chichen Itzá, hay que visitarlo temprano. Lo ideal es estar a las 8 de la mañana en el yacimiento arqueológico, para luego darse un buen chapuzón en el cenote. A pesar de lo turista que es, merece la pena; se encuentra limpio, con buenas instalaciones, y es uno de los más bonitos.

 

A tener en cuenta

  • A veces nos encontramos cenotes donde el agua no es tan clara; aunque suele coincidir con la cantidad de gente, también el que estén o no abiertos repercute en la calidad de sus aguas, ya que los pájaros y las hojas de los árboles cercanos también forman parte del cenote.
  • En nuestras visitas a los cenotes descubrimos que cuanto más turístico es el cenote, más fácil es llegar. Aquellos que son más salvajes y que gestionan la gente del pueblo tienen el acceso más complicado. Estos últimos también tienen la ventaja de que al no ser tan turísticos llega menos gente y en ocasiones estás casi solo/a.
  • Los cenotes de la zona de Homún tienen un precio único, 50 pesos. Esto cambia cuando visitamos los cenotes de las haciendas o cuando se compra un pack de varios cenotes.

Donde dormir

Nuestra idea era hacer noche en Mérida, y desde allí movernos para ver los cenotes. Sin embargo, una muy mala experiencia en el Hostel boutique La Casona, nos hizo preferir perder dos noches de las tres pagadas y buscar otros lugares. Menos mal. Desde aquí quiero deciros que la actitud del personal del hostel (totalmente pasota), y las instalaciones del hostal, no corresponden con un hostel, mucho menos boutique. Solo si estáis dispuestos a no poder ducharos durante unos días, a no tener un café en el desayuno (incluido, pero hay lo que hay), y a que os devoren los mosquitos, es una opción. Para nosotros no lo fue.

 

No dejes de visitar Mérida cuando vayas a Yucatán.

 

Hoteles en la zona de los cenotes de Homún

 

Hotel hacienda San Pedro de Noat: cerca de Mérida se encuentra este hotel, al que se llega en coche. Lo regenta una pareja de canadienses que vinieron hasta aquí para cambiar de aires e iniciar una nueva vida. Con la dueña tuvimos conversaciones muy interesantes y pasamos gratos momentos; el lugar es espectacular, una antigua villa en todos los sentidos. Teníamos que haber estado más tiempo.

Hotel hacienda San Pedro de Noat
Hotel hacienda San Pedro de Noat

 

Cabañas Santa Cruz en Homún: este completo de cabañas y restaurante se encuentra ubicado entorno a un cenote. Es aquí donde se puede dormir en total contacto con la naturaleza. Recomendables.

 

Cabañas Santa Cruz en Homún

 

Cabañas Santa Cruz en Homún

 

Para finalizar, los cenotes de la península de Yucatán conforman uno de los grandes tesoros naturales del país, cuidémoslo para que perdure; no tires basura ni plásticos, no hagas nada que los pueda dañar. Así conseguiremos conservarlos más tiempo para las generaciones venideras y que sigan sirviendo de apoyo a la economía local. Son muchas las familias que viven de ellos y de los turistas que los visitan, así que ayudémosles con nuestra actitud.

 

Cenotes en Homún, Península de Yucatán
Etiquetado: / /

Qué visitar en Perú

Itinerario de Viaje a Perú

 

 

Machu Pichu en Perú

 

Imprescindibles si viajas a Perú

 

 

Hoy os vamos a hablar del precioso viaje que realizamos en el año 2019 a Perú. Hay muchos países a los que llegas expectante sin saber muy bien qué es lo que te vas a encontrar; Perú era uno de esos destinos que todos te dicen que tienes que visitar, pero nadie te habla de lo mucho que te va a gustar. En este país encontramos muchas sorpresas que durante las próximas semanas os relataremos nuestra aventura por un país que nos marcó a todos y que nos dejó muy buen sabor de boca… empezamos….

 

Cusco en Perú
Cusco en Perú

 

Qué visitamos en Perú

Nuestro viaje estuvo dividido en tres partes básicas:

  • Lima, la capital
  • Cusco y alrededores
  • El lago Titicaca

En la Cordillera de los Andes, que es donde se encuentra Machu Pichu; cuando organizas un viaje tienes que ver qué es lo que realmente quieres visitar, y si quieres verlo todo y pasar parte de tu tiempo en desplazamientos o visitar solamente una parte pero bien vista. Perú es un país que tiene costa, montañas, tribus, puedes ir al Amazonas… y no acabarías nunca. Solamente alrededor de Cusco hay muchas cosas que ver… y a nosotros nos faltaron muchas…

 

Cusco en Perú
Cusco en Perú

Breve descripción del itinerario

 

Lima, Perú

 

Parte 1: llegada a Lima.

 

Lima es una caótica ciudad, a la que llegamos un día lluvioso de invierno. A pesar de que no estuvimos demasiado tiempo, pudimos visitar los puntos más importantes de la capital, como el centro histórico, y en especial el Monasterio de San Francisco, donde la visita a las catacumbas fue uno de los puntos fuertes del viaje. Nuestro hotel se encontraba en el distrito de Miraflores, un barrio donde estuvimos muy tranquilas y muy a gusto.

 

Lima, Perú
Lima, Perú
Parte 2: La cordillera.

 

En esta parte del viaje no paramos ni un día quietas.

En primer lugar visitamos el Centro Textil de Awanacancha, del que os hablaremos en sucesivos posts.

 

Centro textil Awanacancha
Centro textil Awanacancha

 

Nuestra segunda visita fue al Proyecto Llama Park, un proyecto de recuperación de las llamas como animal autóctono de la zona, y que en los últimos siglos se ha ido perdiendo, a consecuencia de la introducción de las mulas traídas a Perú durante la colonización española. El proyecto pretende que las llamas formen de nuevo parte del ecosistema y constituya un modo de vida para los lugareños que viven en la montaña, y que a día de hoy tienen que emigrar a las grandes ciudades, sin estudios y en algunas ocasiones, ni siquiera saber leer ni escribir, y que las aldeas no desaparezcan.

 

Caminata llamas Perú

 

El proyecto Llama Park organiza unas sesiones informativas, al término de las cuales los visitantes participan en una caminata por pequeños senderos de montaña para llegar a un altiplano, donde eres invitado a asistir a la preparación de una comida muy local, la pachamanca («pacha»significa «tierra» en quechua, «manca» significa «olla», es decir, olla de tierra). La pachamanca es una comida a base de patatas que se prepara enterrada en la tierra. Algo muy peculiar.

 

viaje a Peru
Comida típica en la cordillera de Perú

 

 

Visita a la Comunidad de los Yachaqs y tour gastronómico

Cocinando en Perú

 

Una de las cosas que más nos sorprendió de Perú fue lo mucho que participaban los hombres de todas las labores de la casa, incluso en la cocina. Nuestra visita a la comunidad de los Yachaqs formaba parte de un proyecto de desarrollo que se está realizando para dar más visibilidad a la región y desarrollar la economía local. Durante un día fuimos cocineros junto a ellos, y disfrutamos de un día donde nos contaron muchas cosas sobre su modo de vida; por ejemplo, nos dijeron que las parejas viven dos años juntos antes del matrimonio, para estar seguros de que están hechos el uno para el otro; solo si ella queda embarazada se casan antes. Los hombres de la casa estuvieron cocinando junto a nosotras; luego nos contaron que su trabajo era temporal, participaban en algunas excavaciones que se estaban realizando cerca de Machu Pichu…

 

 

Comunidad Yachaqs
Ollaytantambo

Corrían los tiempos del antiguo imperio inca cuando el inca Pachacutec se enamoró de la hija del cacique Ollanta, que los castigó duramente. Hoy en día en el complejo arqueológico todavía podemos encontrar los restos de lo que fue la vida militar, política y religiosa de la ciudad en todas las construcciones monolíticas.

 

Ollaytantambo, Perú
Ollaytantambo, Perú

 

Por si no fuera poco, estamos ante un antiguo pueblo inca construido hace más de quinientos años, y el único que continúa habitado. Aquí es posible incluso visitar una casa autóctona para ver cómo era y es la vida en el lugar…

 

Machu Pichu… sin palabras...

Aguas Calientes es el punto de llegada a Machu Pichu. Desde allí, una enorme cola para tomar alguno de los autobuses que llegan hasta el lugar más famoso de Perú hará nuestro sueño de visitar este lugar realidad… Os dejamos algunas imágenes hasta el siguiente post…

 

Machu Pichu Perú

 

 

La Montaña de los 7 colores… prueba de fuego.

 

Montaña del arco iris, Perú
Montaña del arco iris, Perú

Uno de los imprescindibles en los últimos años si se visita esta zona es la montaña de los 7 colores…. Pronto os contaremos nuestras peripecias.

Cusco, la ciudad de los Incas

Que Cusco nos sorprendió gratamente es poco decir, nos faltaron días…

 

Cusco en Perú
Cusco en Perú

 

 

Nuestra gran sorpresa… Urubamba…

Cuando pasamos de largo Cusco a nuestra llegada para desplazarnos a Urubamba, en el Valle Sagrado, pensábamos que había sido una equivocación; por el contrario, descubrimos un pueblo tal cual, sin turismo y donde podíamos movernos libremente. El mercado de Urubamba, uno de sus grandes atractivos.

 

Viaje a Perú, Urubamba
Viaje a Perú, Urubamba

 

Inca Kola es la cola local en Perú; ¿sabíais que en Perú Coca cola no ha podido ser líder de ventas porque los peruanos prefieren su bebida local a la bebida americana? Bien por ellos que defienden lo suyo. Nuestra compañera de viaje Maria Rosa fue la que se animó a probarla.

 

Urubamba, Perú
Inca Kola, la bebida que ha triunfado más que la Coca-Cola en Perú

 

Y por último… el Lago Titicaca, parte 3

 

Cuando te desplazas al lago Titicaca crees que vas al fin del mundo… A más de 4.000 metros de altura comienza la provincia de Puno, donde encontraremos la comunidad de los Uros, un pueblo que lleva fabricando islas artificiales toda su vida y viviendo sobre las aguas del lago Titicaca. Aquí ya Bolivia se encuentra a un paso y nuestro viaje inicia su etapa final…

 

Lago Titicaca, Perú
Lago Titicaca, Perú

Fin del viaje a Perú…

Con la llegada a Puno nuestro viaje ya empezó a ser de retorno hasta llegar a nuestro punto de origen. Pronto os daremos más información sobre este país que nos ha enamorado por completo.

 

Etiquetado: / / /

Itinerario para viajar a Perú por Primera vez

 

 

Qué esperar de Perú y el mal de Altura o Soroche

 

Centro textil Awanacancha, Perú

 

Consejos para tu viaje a Perú

 

  • En primer lugar, y muy importante, no estás visitando un país rico con una infraestructura tan desarrollada como la nuestra; aunque todos los lugares turísticos están perfectamente adaptados al visitante, deberás tener en cuenta que en cuanto te salgas de los circuitos o las visitas «normales» para un turista te puedes encontrar una sorpresa. Llega con la mente abierta para disfrutar un viaje que tiene mucho que ofrecer. Nosotros nos encontramos con hoteles bastante buenos en todo momento, pero los lugares más alejados no tienen las mismas condiciones.

 

Centro textil Awanacancha, Perú

 

  • Si tienes opción, viaja en grupo pequeño, Perú tiene muchos lugares apartados que visitar donde la visita en grupo grande sería complicado; nosotros hicimos la visita al proyecto de las llamas y luego una pequeña caminata por la montaña, hasta llegar a un pequeño valle en una ladera de la montaña, donde las mujeres nos prepararon una comida típica a base de distintos tipos de patatas: el ser solamente 6 personas nos permitió disfrutar de su compañía y poder hablar con ellas y con los guías todo el tiempo; lo mismo con el tour gastronómico, donde nos sentamos con ellos a charlar durante parte del día.

 

Viaje a Perú, centro de Lima
Viaje a Perú, centro de Lima

 

  • No te pierdas lo que no está en los circuitos turísticos; Machu Pichu es impresionante, no hay nada que lo eclipse, pero las experiencias son lo que luego te llevarás en tu memoria.

 

Viaje a Perú, Mercado de Urubamba

 

  • Los peruanos, lo mejor. La gente peruana es amable, solícita y muy, muy educada. En todo momento nos encontramos con gente que se esforzó para que nuestro paso por aquí fuera lo mejor posible. Tenemos que agradecer a Noe y Sixto por todas sus atenciones y sus llamadas para ver qué tal iba el viaje y si necesitábamos alguna cosa.

 

Perú por primera vez
Perú por primera vez

 

  • Gastronomía y Perú van de la mano; si, aquí venir y no comer un ceviche de pescado, o ir a una aldea peruana y no probar la comida tradicional es un pecado mortal: aprovecha tu viaje para disfrutar de toda la variedad gastronómica que vas a encontrar.

 

Comunidad Yachaqs en Perú
Cocinando con la Comunidad Yachaqs en Perú

 

 

  • No es un país de regateo… y no les sienta bien que lo hagas. Durante el viaje encontramos a muchos locales vendiendo los productos que fabricaban a mano; aunque siempre nos hicieron una pequeña rebaja, a los lugareños no les gusta que se infravaloren los artículos que con tanto esmero han realizado a mano. Tenlo en cuenta para tu visita.
  • Distancias largas… mejor volar. Así te vas a evitar muchas horas de autobús y carretera.

 

Centro textil Awanacancha
Centro textil Awanacancha

 

  • El mal de altura no es una broma, aunque tampoco te impide ir. Cuando organizábamos el viaje mucha gente nos hablaba del peligro del mal de altura; personalmente, tengo que decir que Perú está muy preparado y organizado en este tema; hace años estuve en el Tíbet y el mal de altura era cosa tuya, nadie te advertía y ningún guía tenía algún remedio que te pudiese ayudar; en Perú nos encontramos todo tipo de remedios, ya fueran farmacéuticos o naturales. Ten en cuenta que el soroche no tiene nada que ver con la edad ni la condición física en la que te encuentres: hay personas en muy estado físico que lo pasan fatal, mientras otros no lo están y no les afecta.

 

Machu Pichu Perú
Machu Pichu Perú

 

 

Remedios para el mal de altura en Perú

 

  • El primer y más efectivo remedio: aclimatarse: Cusco, el punto de partida en muchas ocasiones para el viaje, se encuentra a 3400 metros de altura; cuando llegas no notas nada, pero tu cuerpo si que lo hace; el primer paso es descansar y desplazarte para alguno de los lugares donde la altura es menor; en nuestro caso, pasamos las tres primeras noches en Urubamba, en el Valle Sagrado, a 2800 metros de altura (si alguien se pregunta a qué altura está Machu Pichu, la altura son 2430 metros.

 

Viaje a Perú
Viaje a Perú

 

  • Todos los hoteles tienen un termo de agua caliente e infusiones de coca para el mal de altura en recepción, puedes tomar la que quieras, también la sirven en los desayunos. Si no te gustan las infusiones, no sufras, porque vas a encontrar caramelos de coca allá donde vayas.

 

Machu Pichu Perú
Machu Pichu Perú

 

 

  • Las pastillas para el soroche (que es como se llama aquí al mal de altura), y que se venden en todas las farmacias.

 

  • Masticar clorofila también ayuda a disminuir los efectos, también las infusiones de menta.

 

Montaña 7 colores, Perú
Montaña 7 colores, Perú

 

 

  • Otro remedio son las infusiones de muña.

 

  • El jenjibre y el limón también son buenos aliados contra el mal de altura.

 

Montaña 7 colores, Perú

 

 

 

  • Nuestro guía en esta zona nos ofreció también una botella de oxígeno para los días de viaje

 

  • Y por supuesto, bebe mucha agua para estar hidratado, come ligero los primeros días, no bebas alcohol, y no hagas grandes esfuerzos el primer día de llegada.

 

Machu Pichu Perú
Etiquetado: /

Aracataca, la patria de Gabriel García Márquez

 

El pueblo de Macondo en «Cien Años de Soledad»

 

Aracataca o Macondo
Aracataca o Macondo en Cien Años de Soledad

Un corto paseo por las calles de Santa Marta nos llevará a la estación de autobuses de la ciudad. Fuera de los lugares turísticos, nuestros pasos por la ciudad nos mostrarán la verdadera Santa Marta, aquella donde las tiendas se aglutinan unas con otras (es increíble la cantidad de tiendas de todo tipo y de comercios en esta ciudad), cuantos transeúntes hay a todas horas, cuánto tráfico… Santa Marta es una ciudad viva, llena de actividad, y la estación a la que nos dirigimos no podía ser menos.

 

 

Santa Marta en Colombia
Santa Marta en Colombia

 

Nos han dicho que los minibuses de la compañía Berlinave son los que cubren esta ruta; en menos de dos horas, este transporte nos dejaría en nuestro destino. Llegamos a la estación, pero no divisamos a Berlinave; por suerte, todo el mundo parece saber quiénes son y dónde se sitúan; en una callejuela adjunta de la estación, fuera de ella, los encontramos.

 

Aracataca o Macondo de Gabriel García Márquez
Acordeón de Gabriel García Márquez

 

Entramos en la pequeña oficina para comprar el billete: por 14.000 pesos colombianos tenemos la ida; 28.000 ida y vuelta. No tenemos ninguna intención de pasar más allá de unas horas en la patria de Gabo, así que compramos ida y vuelta. Tras una espera de media hora que no llegamos a entender muy bien (y a veces casi mejor no saber), nos dirigimos al lugar donde surgió la magia de Gabriel García Márquez.

 

 

Aracataca o Macondo Colombia
Aracataca o Macondo Colombia

Aracataca es una pequeña población en el departamento de Magdalena. Fundada en el año 1885, debe su nombre al río que la acompaña. La ciudad se encuentra al este de la Ciénaga grande de Santa Marta. La Sierra Nevada de Santa Marta permanece al otro lado de la población.

 

 

Aracataca o Macondo Colombia
Aracataca o Macondo Colombia

Esta población de antaño dedicada al cultivo de la banana no sería diferente de cualquier otra de la región, de no ser por los libros de narrativa mágica que el niño Gabriel García Márquez escribió sobre su lugar de origen, Aracataca. Sería allí donde Gabriel Eligio García, trabajador de la oficina de telégrafos conocería a la mujer de su vida, Luisa Santiaga Márquez Iguarán.

 

Oficina del Telegrafista en Aracataca, Colombia
Oficina del Telegrafista en Aracataca, Colombia

 

Aquella historia prohibida por las diferencias de clase social de la pareja saldría adelante, y el niño Gabo nacería un 6 de marzo del 1927 en la casa materna. Muy pronto los padres de Gabriel se moverían a Barranquilla, al encontrar su padre trabajo como farmacéutico. Sin embargo, Gabo seguiría su infancia con los abuelos. El coronel Nicolás Ricardo Márquez Mejía y Doña Tranquilina Iguarán; junto a ellos pasaría el futuro escritor los primeros nueve años de su vida, aspecto que influiría profundamente en su narrativa en el futuro.

 

 

Aracataca o Macondo Colombia
Aracataca o Macondo Colombia

Nuestra llegada a Aracataca coincide con un día de basto calor; el día de hoy es de esos en los que el calor se te pega al cuerpo, sin dejarte respirar. Lo primero que nos encontramos ya está relacionado con el escritor, y es que el papel que la ciudad ha tenido en los libros de Gabo es inmenso, sin contar con su clara referencia en “Cien años de soledad”.

 

Aracataca o Macondo Colombia
Aracataca o Macondo Colombia

Llegamos a las vías de tren, donde la estación permanece vacía. Casi es posible imaginarse a Aureliano Triste llegando en un tren amarillo a Macondo, un día como hoy, sin gente por las calles, sin tránsito. Poco a poco, vamos llegando a la casa donde vivió nuestro escritor. Después de comprar la entrada en la caseta destinada para ello una chica se ofrece para explicarnos el interior, nos comenta que está haciendo prácticas no subvencionadas, luego le podremos dar la voluntad. Decidimos decirle que sí, para así saber más sobre el pueblo al que muchas lecturas nos ha llevado.

 

Cartagena de Indias, Colombia
Carteles en Aracataca, la patria de Gabriel García Márquez

La casa de los Buendía es amplia, con mucha sombra, con espacios donde pasar las horas de calor. La posición holgada de los abuelos de Gabriel se nota desde el principio, es una casa cómoda para vivir, incluso ahora, después de casi un siglo.

 

Aracataca o Macondo Colombia
Aracataca o Macondo Colombia

 

Nuestra guía improvisada nos va explicando muchas cosas: ya sabíamos que el abuelo de Gabriel fue de gran influencia en sus libros, sobre todo en “Cien años de soledad”; ahora descubrimos su despacho, donde encontramos el diccionario utilizado por el coronel Márquez con su nieto escritor. Los que hayan leído el libro “Vivir para contarla” recordarán cómo Gabriel García Márquez describía estos momentos junto al coronel; como el diccionario “era el único que nunca se equivoca”…

 

Aracataca o Macondo Colombia
Habitación donde nació Gabriel García Márquez

 

Aracataca o Macondo Colombia
Foto de Gabo en la casa

 

También en la sala de visitas nos detendremos, para imaginarnos a los amigos del coronel Márquez: Benjamín Herrera, Rafael Uribe, serían algunos de los visitantes de la casa.

 

Aracataca o Macondo Colombia
Cocina- Despensa de la casa de los abuelos de Gabo

José Arcadio Buendía, el patriarca de la familia, sería el personaje del libro dedicado a su abuelo, al igual que Tranquilina quedaría reflejada en Úrsula Iguarán, siempre pendiente de las locuras y desvaríos de su marido. Son varias las habitaciones de la casa, y en cada una descubrimos más parte de la novela: como los pececitos de colores que casi dejan sin dinero a los Buendía; las mariposas amarillas, que preceden a Mauricio Babilona a su llegada a la casa.

 

Aracataca o Macondo Colombia
Taller del coronel Márquez

Nos detenemos ante la que fue la cuna de Gabo. También encontraremos el salón donde se reunían las mujeres para hablar, mientras los hombres se reunían en otro espacio. En aquellos tiempos las mujeres se reunían en su propio espacio, que abarcaba hasta el corredor de las begonias, mientas los hombres tenían su privacidad. Era el niño Gabriel el único que podía corretear de un espacio a otro, teniendo siempre vía libre para narrar en ambas direcciones los cotilleos de los otros…

 

 

Aracataca o Macondo Colombia
Comedor de la familia


Aracataca o Macondo Colombia
En la esquina del corredor…

En la parte posterior encontramos un árbol, pero no es solo un árbol. Aquí tenemos a José Arcadio, el cual sigue atado, pese a que alguien nos dijo que ya no estaba entre nosotros, no es así. De hecho, nos podemos incluso fotografiar junto a él.

 

 

Aracataca o Macondo Colombia
Aracataca o Macondo Colombia

 

Terminamos la visita y nos da la impresión de que terminamos un libro, una historia que nos acompaña muchos años, quizás no cien, pero si mucho tiempo. Las memorias y recuerdos de los Buendía nos persiguen desde hace tiempo, como todos los libros de Gabo.

 

Aracataca o Macondo Colombia
Corredor de las begonias

 

Aracataca o Macondo Colombia
Rincones de la casa del coronel

 

No nos podemos ir sin visitar la casa del Telegrafista, aunque está cerrada hoy, la queremos ver. Aquí empezaría la historia de los padres del escritor. Damos otra vuelta por el pueblo hasta dirigirnos a la oficina de los minibuses. La literatura ha vuelto famosa a Aracataca, la Macondo que muchos queremos conocer. Hace un tiempo hubo un referéndum para decidir si se cambiaba el nombre y el pueblo de ficción se volvía real. El pueblo decidió que no. Bien por ellos…

 

Aracataca o Macondo Colombia
Aracataca o Macondo Colombia
Aracataca o Macondo Colombia
Aracataca o Macondo en Colombia

.

Etiquetado: /

El Parque Nacional de Tayrona en Colombia

Visita al Parque Nacional Natural de Tayrona, uno de los imprescindibles en Colombia.

 

Parque Nacional Natural de Tayrona en Colombia
Parque Nacional Natural de Tayrona en Colombia

 

 

Parque natural de Tayrona, Colombia

Nos desplazamos 40 kilómetros para llegar al parque natural de Tayrona desde la ciudad de Santa Marta. Tayrona es probablemente uno de los lugares más visitados de todo el país, y uno de los puntos que más hemos disfrutado en nuestro viaje. Cuando leíamos lo mucho que disfrutaban muchos con esta visita pensábamos que no era para tanto. Sin embargo, nosotros también lo colocamos en el top de lugares a visitar en Colombia

Parque Nacional Natural de Tayrona en Colombia
Parque Nacional Natural de Tayrona en Colombia

El Zaino es el punto de entrada. Allí se encuentra localizada la entrada del parque y en este punto se pueden adquirir las entradas. Nosotros habíamos reservado esta visita con una agencia de viajes local que trabaja directamente con nuestro hotel, así que ya las teníamos. Cuando llegamos comprobamos que efectivamente, había que comprarlas con antelación. Varias personas intentaban conseguir entradas para el día sin éxito.

Parque Nacional Natural de Tayrona en Colombia
Parque Nacional Natural de Tayrona en Colombia

El precio de la entrada a fecha de enero del 2020 era de $54.000, y el horario en el que el parque permanece abierto es de 8 de la mañana hasta las 5 de la tarde. Una vez en el parque se pueden realizar cuatro rutas distintas, según las ganas que se tengan de caminar.

Parque Nacional Natural de Tayrona en Colombia
Parque Nacional Natural de Tayrona en Colombia

El parque de Tayrona tiene 120 kilómetros cuadrados de tierra, de los cuales 30 kilómetros de mar constituyen la reserva marina. Dentro de la reserva hay ocho kilómetros de playas, en las cuales se puede nadar en algunas, en otras no debido a las mareas y al fuerte oleaje (como la de Arrecifes).

Parque Nacional Natural de Tayrona en Colombia
Parque Nacional Natural de Tayrona en Colombia

Iniciamos nuestra caminata con nuestro guía. El sendero está muy acondicionado para los visitantes, con pasarelas de madera que van subiendo y bajando, pero que hacen el camino muy llano. El guía nos va dando explicaciones sobre las aves y la flora del lugar, la verdad es que hay muchos detalles que nos perderíamos si no fuera por sus explicaciones. Aunque hay gente, no constituye un problema: los 6900 turistas que el parque Tayrona recibe al día se diluyen en su extensión.

Parque Nacional Natural de Tayrona en Colombia

 

Mientras caminamos atravesamos áreas que son una jungla, junto con playas de postal. Solo unas dos horas y media y llegaremos al final de nuestro recorrido, atravesando la playa de La Aranilla, La Piscina, Arrecifes y Cabo San Juan. Al final toca comida y baño, así como baño en las playas permitidas. Nada como bañarse en un lugar como este, disfrutando de la vista de las palmeras.

Parque Nacional Natural de Tayrona en Colombia
Parque Nacional Natural de Tayrona en Colombia

 

 

Llega el momento de caminar de nuevo y el guía nos da vía libre para poder ir más deprisa, acorde a nuestro ritmo. A la vuelta volvemos por el mismo recorrido y disfrutamos de nuevo de unas preciosas vistas. ¿Volveremos a Tayrona? Si volvemos a Colombia seguro que si, solo que la próxima vez estaremos más días.

Parque Nacional Natural de Tayrona en Colombia
Parque Nacional Natural de Tayrona en Colombia
Parque Nacional Natural de Tayrona en Colombia
Parque Nacional Natural de Tayrona en Colombia
Etiquetado:

Qué ver en Santa Marta, Colombia

Qué ver en Santa Marta

Nuestro tiempo en Santa Marta fue de 4 días, que aprovechamos más que bien. A pesar de que no dedicamos un día entero a la ciudad, todas las tardes nos dedicamos a recorrerla al volver a nuestro punto de partida. Lo más emblemático se encuentra en el centro histórico; hay otros lugares, como Rodadero, al que ni nos molestamos en ir, ya que veníamos de Cartagena de Indias, y después de pasar dos noches en Bocagrande, que nos horrorizó, no teníamos más ganas de playas turísticas.

Santa Marta en Colombia
Santa Marta en Colombia

Qué ver en Santa Marta ciudad

  • Centro histórico de Santa Marta
Santa Marta en Colombia
Santa Marta en Colombia

La ciudad de Santa Marta tiene un centro con mucha vida, donde los locales y restaurantes se suceden uno tras otro; no hay nada como llegar al parque de los novios y sentarse en algún café, o bien simplemente pasear. La ciudad nos gustó mucho especialmente al atardecer

Santa Marta en Colombia
Santa Marta en Colombia
  • El malecón.

El malecón de Santa Marta es el eje neurálgico cuando cae el sol; hasta aquí llegan no solamente turistas, sino más bien lugareños que salen a pasear en familia o novios que se reúnen a esas horas. El ambiente a esas horas es un ambiente de fiesta, de esparcimiento y que te hace sentir como uno más.

Santa Marta en Colombia, vistas desde el Malecón
Santa Marta en Colombia, vista desde el Malecón
Santa Marta en Colombia
Santa Marta en Colombia
  • Museo del oro Tayrona, casa de la aduana

El museo del oro ha sido uno de los lugares que más nos ha gustado en nuestro paso por la ciudad; la antigua casa de la aduana contiene mucha información histórica que te permite situarte y entender más sobre las diferentes tribus que los españoles encontraron a su llegada a esta región; también te da una visión de su indumentaria, dónde viven sus descendientes en la actualidad; qué tribus han prevalecido sobre el paso del tiempo y cuáles han desaparecido, etc. Es interesante visitar este museo en tu primer día de viaje a la ciudad porque así podrás situarte y saber qué grupos indígenas vas a encontrarte, según la excursión que decidas hacer desde aquí a otros puntos de la provincia.

Santa Marta en Colombia
Museo del oro en Santa Marta

El museo además contiene muchas piezas de orfebrería, y muchos elementos de la historia de Simón Bolívar, que nos permitió situarlo y conocer más de él, ya que para nosotros era un personaje lejano.

Santa Marta en Colombia
La figura de Simón Bolívar está presente en todo el país. La foto fue tomada en la casa en la que Simón Bolívar vivió en Bogotá

Además de estas visitas nos faltó conocer la finca de San Pedro Alejandrino, que no nos dio tiempo, así que tenemos excusa para volver.

Qué visitar alrededor de Santa Marta

En este apartado también nos faltaron días, pero nos mereció mucho la pena todo lo que recorrimos. Vamos allá:

Parque Nacional de Tayrona en Santa Marta, Colombia
Parque Nacional de Tayrona en Santa Marta, Colombia

Algo que no puedes olvidar en tu visita a Santa Marta es la visita al Parque Nacional Tayrona. Mucho nos habían hablado y nos parecía exagerado, pero en verdad que no lo es y vale la pena.

Parque Nacional de Tayrona en Santa Marta, Colombia
Parque Nacional de Tayrona en Santa Marta, Colombia

Aracataca, el pueblo donde creció Gabriel García Márquez. Aracataca es una pequeña población en medio de todo, pero también fuera de cualquier lugar turístico. Seguramente nadie llegaría hasta aquí de no ser por lo mucho que lo conocemos todos, y es que Aracataca es el Macondo de Cien Años de soledad. Si quieres leer sobre nuestra visita al pueblo y cómo llegar, pincha aquí.

aracataca en colombia
Aracataca es la Macondo de los libros de Gabo
aracataca en colombia
Casa del telégrafo en Aracataca, Colombia
  • Minca, el pueblo de la montaña.
minca en colombia
Minca en Colombia

Siempre hay un paraíso de tranquilidad y en el caso de esta región es Minca. El pueblo se encuentra en las montañas, en una zona un tanto apartada. Este es el lugar perfecto para probar el café colombiano, que también se cultiva aquí, visitar cascadas y practicar senderismo, o buscar algún hotelito donde se practique yoga y meditación. Nosotros pasamos el día practicando senderismo de camino a la Poza Azul, donde nos bañamos.

Camino a la poza azul
Camino hacia la Poza Azul de Minca, Colombia
Minca en Colombia
Minca, Colombia

La principal excursión que no tuvimos tiempo de hacer y nos hubiese apetecido fue el trekking a la ciudad perdida, pero no teníamos bastantes días.

Etiquetado: /

Santa Marta en Colombia

Santa Marta en Colombia

Santa Marta en Colombia
Santa Marta en Colombia

Bienvenidos a Santa Marta en Colombia, la última etapa de nuestro viaje a este maravilloso país. Si pregunto qué ciudad es más bonita, si Santa Marta o Cartagena de Indias, sin lugar a duda la mayoría responderá que visitar Cartagena es algo indispensable; seguramente sea verdad, y no hay duda de que Cartagena tiene un valor cultural y un encanto único, pero si lo que buscamos es conocer una ciudad más auténtica, la respuesta es Santa Marta.

Santa Marta en Colombia
Santa Marta en Colombia

Aunque Cartagena me pareció espectacular, disfruté mucho más mi estancia en Santa Marta; no solo por la ciudad, también por la cantidad de experiencias que pudimos realizar desde allí.

Historia de Santa Marta

Santa Marta en Colombia
Santa Marta en Colombia

Santa Marta es la ciudad más antigua de toda Colombia. Fue Rodrigo de Bastidas en 1501 el que primero llegó hasta allí, pero la conquista no iba a ser nada fácil, de hecho, tuvo que ser en 1525 cuando el español volviera y pudiera establecer una colonia., estableciéndose gobernador. La ciudad sufrió 46 ataques desde 1543 hasta el año 1779; durante todo ese tiempo fueron muchos y variados los que atacaron la plaza. El grupo indígena de los Tayrona fueron los primeros en defender su lugar y enfrentarse a Rodrigo y sus hombres; solamente cuando fueron derrotados en el año 1600 y su líder tomado preso, claudicaron ante los nuevos dueños del lugar, al no tener a nadie que les dirigiera y quedar sus villas asoladas. Pero entonces llegaron los asaltos piratas de franceses e ingleses: Francis Drake o Walter Raleigh serían algunos de los que más dolores de cabeza darían a los antiguos colonizadores españoles.

Santa Marta en Colombia
Simón Bolívar es uno de los referentes en todo el país

Santa Marta era un punto importante para todos los recién llegados del mundo conocido, ya que los esclavos entraban por este lugar: su situación estratégica hacía que los esclavos que los portugueses vendían al gobierno español entraran todos por aquí, desde donde seguían su camino hasta Cartagena de Indias, donde ya eran vendidos. Controlar Santa Marta significaba controlar gran parte del mercado de esclavos a nivel mundial.

Santa Marta en Colombia
Santa Marta en Colombia

La ciudad colombiana nunca ha sido un lugar fácil para vivir. Después de tantos años de guerras y asedios, cuando ya parecía que todo se calmaba llegó un terremoto en 1834, justo cuatro años antes de la muerte de Simón Bolívar a su paso por la ciudad. Solamente en 1840 comenzarían sus habitantes a ver la luz y comenzaría la población a desarrollarse, para llegar una epidemia de cólera en el 1840 que diezmaría a la población.

Santa Marta en Colombia
Santa Marta en Colombia

En aquellos tiempos la United Fruit Company era el sustento de muchos, al dedicarse estas tierras al cultivo de bananas y tabaco. Con el tiempo la economía de Santa Marta ha evolucionado hacia otros intereses, y el aceite de palma y el carbón representan la economía regional. En la actualidad el turismo se está posicionando cada vez más.

Santa Marta en Colombia
Santa Marta en Colombia
Etiquetado: /