Viaje a Omán, el país del incienso, los dátiles, la paz, la serenidad.

 

Viaje a Oman

 

No hace mucho que volvíamos de nuestro viaje al llamado país del incienso, Omán es un país poco más que sorprendente; en él hemos encontrado una geografía que no esperábamos, una gente amable y cordial que nos ha ayudado en todo momento, un país limpio, impoluto, donde el Islam deja vivir tranquilamente a sus lugareños y a los expatriados que hasta aquí llegan a trabajar. A pesar de ser vecinos de países como Arabia Saudí o Yemen, la tranquilidad que se respira en Omán es increíble. En general, todo en el país es diferente al resto de la Península Arábiga, y si de algo nos hemos quedado con ganas, es de ver más. Los 9 días de viaje se nos han quedado cortos y es seguro que volveremos.

 

Viaje a Oman
Viaje a Oman

 

Antes de ir…

 

Vuelos

No existe ningún vuelo directo entre España y Omán, pero si que hay varias combinaciones posibles; Iberia ofrece un vuelo compartido con British Airways y escala e Londres, bastante cómodo, pero más caro en general (aunque nosotros lo compramos con mucha antelación y nos salió baratísimo, 344 euros ida y vuelta); Turkish Airlines es una de las mejores opciones, ya que permite salir de todos los aeropuertos españoles en los que opera la compañia, y hacer el enlace en Estambul. Los vuelos normalmente rondan los 500-600 euros. Lufthansa es otra de las compañias con vuelos a Mascate, siendo el punto de conexión Frankfurt y Munich, y teniendo a veces precios incluso por menos de 500 euros. Por otro lado, Qatar Airways y Emirates también ofrecen este destino dentro de su cartera. Todo es elegir cuál nos conviene más.

Viaje a Omán, Mascate

 

Precios en Omán.

Omán es un país caro, no excesivamente, pero si bastante, sobre todo la capital, Mascate, donde cualquier restaurante resulta bastante caro en media. Los hoteles es otro punto a tener en cuenta, hay muy poca oferta hotelera, se suelen llenar enseguida, y el nivel de calidad no es el mismo al que estamos acostumbrados. Un 3 estrellas omani es un hotel limpio y sencillo, y punto.

 

Nuestros hoteles para este viaje fueron…

Mascate: Ramee Guest Line Hotel. Un hotel que nos decepcionó bastante, no nos gustó nada, aunque la ubicación era buena, cerca del mar. Además, me cobraron dos veces una habitación y no me lo devolvieron.

Bahla: Jibreen Hotel. Hotel 3 estrellas modesto, y más que aceptable para pasar una noche. Recomendamos el restaurante turco que hay justamente enfrente, y donde por muy poco cenamos muy bien.

Niwza: Al Diyar Hotel. Un hotel que está muy bien, y donde la piscina al aire libre se agradece después de estar todo el día viendo cosas.

Sur: Sur Grand Hotel. Si llegamos unas semanas antes, igual hasta lo hubiéramos inagurado. El hotel es de reciente apertura y está más que bien. Muy recomendable. Además, el personal muy atento; tuve un problema de trabajo que me obligó a estar llamando constantemente a España y el personal de recepción me ayudó en todo lo que pudo. Volvería a ir sin dudarlo.

Turtle Beach Resort. Llegamos hasta aquí por cercanía con el centro de interpretación de las tortugas verdes, pero luego nos dimos cuenta de nuestro error. El hotel es muy bonito y vale su precio, pero hubiésemos podido estar igualmente en otro.  Lo mejor que tiene es su ubicación, ya que está muy cerca del centro de interpretación y para ir y volver en la noche resulta muy cómodo. No obstante, luego vimos que el centro también tiene hotel propio.

 

Viaje a Oman

Cómo moverse por Omán

Lo mejor para moverse por Omán, tal y como habíamos leído en algunos blogs de viaje, es el coche. Aunque los autobuses unen gran parte del país, no te van a permitir llegar a lugares más apartados, ni tampoco a la reserva de tortugas de Ras Al Jinz, donde solamente el coche o alguna excursión organizada te permitirá llegar. Nosotros alquilamos con Sixt, anteriormente Arabia Car. Nos atendió Standley, un chico que nos trajo el coche y anteriormente por teléfono a la entrega y en el momento de darnos en coche nos orientó mucho sobre nuestro recorrido. Os dejo su email: sfernandes@sixt.om

Según el área donde tengas pensado ir, tendrás que alquilar un coche con tracción a las 4 ruedas o no. En nuestro caso, habíamos hecho la ruta para ir al fuerte de Al Rustaq y bajar hacia Al Hambra por Snake Gorge Canyon, unas formaciones montañosas que prometían ser espectaculares. Habíamos leído que la carretera estaba siendo rehabilitada así que nos atrevimos a alquilar un vehículo sin tracción: error. Porque aunque la carretera ha mejorado, llega un momento en el que somos muchos los que tenemos que dar la vuelta.

 

 

Viaje a Omán, Al-Hambra, uno de los lugares que más nos gustó del viaje

 

Transporte en Mascate.

Si hablamos de la capital, Moscate, existen autobuses urbanos que unen gran parte de la ciudad y te puedes mover con ellos sin problema. Hay que tener en cuenta que la capital tiene una fisionomía bastante extraña, está distribuida en partes, y el concepto de ir a pie a todos los sitios es imposible, ya que varias colinas la separan y hacen que no sea una ciudad como tal. Antes de ir, leíamos que todo el mundo iba en coche; una vez allí lo entendimos, ya que las distancias son largas y el calor quita las ganas de largos paseos.

Viaje a Oman, Mascate. Da igual lo céntrico o no que tengas el hotel: la geografía de la capital hará que necesites del transporte público o de los taxis en todo momento.

 

 

 

Al-Rustaq, Oman

 

Entrada al país.

El aeropuerto de Moscate casi lo estrenamos nosotros, ya que había sido inaugurado solamente 3 días antes de nuestra llegada. Allí mismo es posible sacar el visado de entrada al país, que se puede pagar con tarjeta. Nos costó 40 euros y la duración era de un mes, contrariamente a lo que habíamos estado leyendo por internet.

Existe un autobús que va hasta el centro. Parece ser que la línea es nueva, y observábamos como los omanies se extrañaban de tener que pagar por el viaje. Aquí tenéis la tabla de horarios de los autobuses http://mwasalat.om/en-us/Bus-routes/Time-Table Los viernes los autobuses entre el nuevo aeropuerto y la estación de autobuses de Ruwi no funciona.

Aeropuerto de Mascate, recién inagurado

Aeropuerto de Mascate, recién inagurado

 

 

Cultura y costumbres.

Omán es un país que no tiene nada que ver con su vecino Dubai, al que se encuentra pegado. Estamos ante un país moderno y cosmopolita que ha sabido conservar su cultura y costumbres; aquí no hay rascacielos, ni grandes y ostentosos edificios; el turismo llega a cuentagotas, principalmente procedente de Francia, Italia, Alemania y Reino Unido, y aunque empieza a ser más conocido, el objetivo del gobierno es tener un turismo de calidad; no buscan ofrecer paquetes a precios tirados de precio, ni tampoco están interesados en los turistas que llegan en los cruceros a pasar el día en Mascate, y que al final, solo ven la capital, sin descubrir nada del país. El país quiere ser conocido por su cultura y sus atractivos

Viaje a Omán, el país del incienso.

 

El alcohol es un tema bastante tabú para ellos: los omanies que beben lo hacen en casa, o en los hoteles para extranjeros, pero siempre evitan hacerlo en lugares públicos, donde por otro lado, no suele haber alcohol. Tampoco las manifestaciones de cariño entre parejas es algo habitual, y suelen acudir a tomar algo por separado, con los amigos o amigas de cada uno.

Es curioso que cuando llega la noche, de repente todo el mundo sale a la calle a pasear o queda con sus amigos, las calles se pueblan de gente aprovecha las horas de menos calor para socializar y hablar unos con otros.

Nizwa, Omán

Los mismo pasaba con las mujeres: no veíamos a ninguna, hasta que una noche en Sur descubrimos qué es lo que pasaba: por la noche, mientras ellos quedan con sus amigos, ellas van de compras…

 

Tiendas en Omán

 

La mujer está plenamente integrada en la vida omaní, teniendo el mismo derecho a tener estudios universitarios que pueda tener cualquier hombre, y ocupando cargos en el gobierno, donde hay incluso ministras. Como ejemplo, vimos que había dos tipos de taxis, y unos eran llevados solamente por chicas. Sobre el tema de cubrirse o no, solamente es obligatorio cubrirse la cabeza en la Mezquita del Sultan Al-Qaboos, donde hay que vestir con decoro. En el resto del país no existe ninguna prohibición ni tampoco nadie te mira mal por no ir cubierta.

 

Mezquita del Sultán Al-Qaboos

 

 

Mezquita del sultán Al-Qaboos

Nuestra ruta

1- Mascate

2. Al-Rashid

3. Bahla

4. Nizwa y alrededores

5. Sur

6. Centro de interpretación Al Raz Jinz

7. Wadi Shad

8. Mascate

 

Mascate, Omán

 

 

Algunas observaciones…

 

  • Aunque teníamos idea de visitar Jebel Shams, no nos fue posible por no llevar un vehículo con tracción a las 4 ruedas, ya que hacerlo con un turismo resulta imposible.
  • Bahla y Nizwa están muy cerca, y se puede hacer como punto de partida cualquiera de las dos ciudades, e ir y volver en el día. La razón de que pernoctáramos en ambas fue la escasez de alojamiento, ya que estaba todo lleno. Comentar que en Nizwa hay más lugares donde comer algo.
  • Nuestra ruta era la ideal para pasar una noche en el desierto, pero no hacía ni 3 meses que habíamos estado, y preferíamos aprovechar y ver otras cosas.
  • Sur nos encantó; es la ciudad real omaní que íbamos buscando, con vida real y un ambiente que nos gustó mucho. Mascate es muy tranquila, pero está llena de extranjeros trabajando allí, así como los lugareños más ricos viven en la capital; Sur es una ciudad hecha para los omanies, donde perderse por su centro y conocer más acerca de sus costumbres.
  • El centro de interpretación Al Ras Jinz fue de lo mejor del viaje. Nos valió toda la movida para llegar hasta allí solo por ver a las tortugas. Increíble.
  • Nadie puede irse de Omán sin nadar en alguno de sus wadis. Los wadis se encuentran dispersos entre las montañas, pero siempre están señalizados, así que no hay excusa…

 

Wadi en Omán

 

De la capital del país, la mezquita del sultán Al-Qaboos es realmente impresionante. Está abierta al público de 8,30 a 11 de la mañana.

Mezquita del sultán Al-Qaboos