Viajar a la Provincia de Yunnan en el sur de China

 

Un viaje a través de la Provincia de Yunnan, China

 

Paisajes de Dali, China.

 

En un mundo donde todo lo occidental cobra fuera y parece ser lo correcto, existe un área geográfica que parece escapar de todos los convencionalismos. Se trata de Zomia o “el mundo de la montaña”. La zona que quiere permanecer tal cual y no sucumbir al mundo más capitalista está formado por territorios de Tailandia, Laos, Bangladesh, Birmania, Camboya, Vietnam y Yunnan, al suroeste de China. Todos estos territorios se encuentran en zonas montañosas aisladas en su mayoría. Su lenguaje es una mezcla de tibetano con birmano, cambiando según la región. A pesar de todo el progreso que estos países han experimentado en los últimos años, ellos prefieren dar la espalda a tanto progreso y seguir como hasta ahora, manteniendo sus tradiciones ancestrales, en muchos casos milenarias.

 

Zhaoxing, China
Provincia de Yunnan, sur de China

 

La zona de Zomia que pertenece a la actual China se llama Yunnan. La provincia de Yunnan tiene un toque tibetano que se mezcla con lo chino de su país. A pesar del gran avance de la provincia en los últimos años, en los que sus pueblos de cuento se han dado a conocer, nacional e internacionalmente, existen muchos lugares que todavía permanecen intactos y son desconocidos en su propio país.

Yunnan formó parte del imperio mongol hasta el 1380. Sería la dinastía Ming la que la incorporaría a su reinado. Yunnan ha sido siempre una región estratégica; sería ya Marco Polo allá por el siglo XIII el que dejaría escritos sobre sus gentes y tierras. Por estas tierras han pasado dinastías chinas, como la dinastía Ming o la dinastía Han. También los franceses, asentados en Indochina, o los ingleses, que dominaban Birmania, demostrarían su interés por Yunnan: por supuesto no por sus etnias o paisajes, más bien por sus minas de estaño y cobre. Aun así, Yunnan fue un lugar remoto y aislado donde en el pasado se enviaba a los trabajadores chinos como castigo.

 

Zhaoxing en CHina
Provincia de Yunnan, sur de China

 

Yunnan casi 40 millones de personas, y la región es tan variopinta que navega entre la altura del pico Kagebo, que supone 6740 metros de altura, para llegar al río Honghe y su valle, situado a 70 metros sobre el nivel del mar.

 

Dali en la provincia de Yunnan
Dali en la provincia de Yunnan

 

Qué visitar en la provincia de Yunnan

Si existen un lugar con diversidad de paisajes ese es Yunnan; a pesar de que el clima favorece que se pueda visitar todo el año, no siempre es así, y visitarlo en pleno invierno puede hacer desvanecer nuestro sueno de visitar lugares con Shangril.la, a los pies del Himalaya.

Yunnan se encuentra bastante bien comunicado, y es posible llegar a casi todos los sitios en tren o autobús. En los pueblos tendrás que buscar algún taxi privado si lo que quieres es visitar algo más remoto.

 

Pueblos en la provincia de Yunnan, Lijiang
Pueblos en la provincia de Yunnan, Lijiang

 

Casi todos empezamos nuestra visita por Kumming, la capital. Llamada la ciudad de la eterna primavera, en los últimos anos se ha convertido en una de las ciudades más visitadas dentro de China, y es que su clima templado favorece la visita.

 

Chongqing, China
Provincia de Yunnan, sur de China

 

Al contrario que otras ciudades bastante más contaminadas, Kumming es una ciudad bastante limpia y cuidada (para los estándares chinos). Desde aquí es fácil llegar a toda la provincia, también el paso a Vietnam se realiza desde aquí.

La provincia tiene 26 minorías étnicas de las 45 etnias que habitan China, es por ello que muchos se acercan hasta aquí para conocer a estas gentes que todavía llevan su traje tradicional a diario y se asombran de las miradas de extraños.

 

Shangril.la en China
Shangril.la en China

 

Qué pueblos visitar en la provincia de Yunnan

En primer lugar tienes que contar los días de viaje que tienes; a pesar de que hay bastante buena comunicación en general, no siempre los horarios cuadran; mis compañeros y yo nos encontramos muchas tardes en los cibers de los pueblos buscando vuelos y autobuses para desplazarnos. Si no quieres perder el tiempo, lleva el viaje más o menos planificado, aunque no compres los billetes.

 

Dali en Yunnan
Dali en Yunnan

 

La primera ciudad a visitar es Dali. La ciudad alberga un tercio de la minoría Bai; a pesar de que esta minoría supone un 0,5% del total de la población chica, es aquí donde tiene mayor población. Muchos conocen Dali por sus tres pagodas, que se han convertido en su seña de identidad. En Dali encontraremos muchos turistas, sobre todo gente joven, ya que las noches de Dali son de las más movidas de Yunnan. Sin embargo, Dali también puede ser un lugar de reposo; su centro histórico es simplemente espectacular, y sus alrededores, repletos de arrozales, invitan a un paseo en bici.

 

roseviaja
Comiendo en Dali, China. Aquí la gente es muy maja. No sé cuántas abuelitas chinas conocí…

 

Seguimos camino de Lijiang, la ciudad que es casa de la minoría Naxi. La ciudad fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco hace ya tiempo. No en vano, son muchos los chinos que la elijen como destino para la luna de miel. Al igual que Dali, es un lugar concurrido y las calles empedradas se llenan cada noche de turistas que buscan su cena diaria. Sin embargo, aquí encontramos muchos lugares de interés, como el lago del Dragon negro, junto a la montana nevada del Dragón de Jade. Este lugar recibe muchas visitas al año por su entorno. También desde Lijiang salen los autobuses hasta Shangril.la; bien en autobús local, bien en viaje organizado, las ocho horas de viaje no te las quita nadie, pero estar en Lijiang te da mejor acceso a viajar a la siguiente ciudad.

 

Linjiang
Linjiang, en la provincia de Yunnan, China. Lugar precioso y mágico a visitar…

 

Si estás en forma y quieres conocer un lugar único, la excursión a la garganta del salto del tigre también tiene su salida desde Lijiang. Esta garganta se ha convertido en uno de los puntos de mayor interés para los turistas más jóvenes, pero encanto y aventura no falta, así que habrá que probarla.

 

Garganta del Salto del Tigre, Yunnan
Garganta del Salto del Tigre, Yunnan

 

 

Shangril.la

Sería el escritor James Hilton el que daría forma a Horizontes Perdidos en el ano 1933. Aquella novela llevada al cine años después describiría un pueblo al sur del Himalaya, donde los que allí viven no envejecen ni sienten el paso del tiempo en aquella pequeña aldea aislada del mundo.

 

Shangril.la en Yunnan
Shangril.la en Yunnan

 

Muchos han buscado el Shangril.la de Hilton, habiéndose siempre relacionado con este pueblo de gente tibetana en su gran mayoría; sin embargo, cada vez se cree más que el escritor solamente utilizó el nombre, basando su libro en alguna región del reino de Bután.

Sea o no el pueblo del que hablaba James Hilton, Shangril.la o Zhongdian es un lugar especial; hoy por hoy es posible visitar un monasterio impresionante, el monasterio Song Zan Lin, resulta muy cercano al palacio de Pottala en Lhasa, Tíbet, aunque para mi gusto, Song Zan Lin está mejor conservado y resulta más agradable de visitar (tiene muchos menos turistas).

 

Shangril.la en Yunnan
Shangril.la en Yunnan

 

En la parte baja del monasterio se encuentra la ciudad de Shangril.la, la cual está construida en madera y junto sus calles empedradas resulta más que agradable para pasear. Son muchos los lugareños con trajes tradicionales que encontraremos en su día a día

 

Para finalizar, el pequeño pueblo de Baisha es otra imagen de la cultura naxi. Allí todavía se pueden encontrar niños jugando a la pelota en la calle, abuelos que se sientan a ver a la gente pasar (cada vez más turistas), mientras el mundo sigue a una velocidad muy superior a la suya.

 

 

Gastronomía en la Provincia de Yunnan, sur de China

 

A veces, no queda carne de rata, pero sí saltamontes.
Saltamontes en el sur de China

En Yunnan encontraremos gastronomía: aunque no siempre será posible comunicarnos con los locales, algunos de los mejores platos de la comida china se encuentran aquí. Es en Yunnan donde se puede comer queso de cabra fresco sin estar en la capital; también jamón. Las hierbas aromáticas son una constante en los mercados locales que abundan en la zona. Las setas de la provincia son simplemente deliciosas. Añadir también la pasta fresca: es común encontrar casas que parecen eso, casas, pero donde realmente se elaboran los tortellini rellenos de carne delante de ti. A pesar del problema del idioma, la gente de la provincia es afable y simpática; siempre puedes entrar en sus cocinas y señalar lo que quieres comer; a ellos no les parecerá nada raro, y tú comerás mejor.

 

dali, yunnan
Comiendo en un puesto local en Dali, Yunnan… por menos de 5 euros todos… cerveza incluída…

Otra delicia para muchos y muchas (no para mi), es la fritura de insectos; en las pequeñas aldeas se sirven como tentempié, aunque también te puedes pedir un plato para ti solo/a. en Zhaoxing es típico el guiso de rata, pero no hay todos los días, así que si quieres disfrutarlo, seguramente tendrás que volver.

 

viaje al Sur de China

 

Viajar con mamá

 

Cómo viajar con tu madre cuando ella tiene más de 80 años

 

Cosas a tener en cuenta cuando viajas con tu madre…

 

Estoy segura que a muchas de vosotras os ha pasado como a mí: en algún momento de vuestra vida, habréis querido que vuestra madre experimentase alguno de vuestros viajes, para saber lo que significa viajar. Y también, por qué no, que os deje de dar la lata cada vez que compráis un vuelo a cualquier parte, y entienda un poco más por qué os da tanta felicidad viajar. En mi caso, ya había viajado con ella alguna vez, pero siempre cerca o con más gente. Así que me apetecía, y mucho, viajar con ella, antes de que su salud, realmente, no le permitiese poderlo hacer. Os diré que ha sido una experiencia única que nunca olvidaré; las dos recorriendo las calles de Florencia, y en un Cinquecento por la Toscana… no os lo podéis imaginar. Aunque ha sido muy divertido, la edad no perdona, y he aprendido mucho de este viaje.

 

Primer selfie del viaje... en Barajas. roseviaja
Primer selfie del viaje… en Barajas

Viajar con tu madre puede ser muy divertido…

 

  • Si cuando eras más joven no te apetecía viajar con tu madre, a partir de ahora vas a alucinar. Las personas mayores cambian, y mucho. La mía, por ejemplo, habla con todo el mundo (aunque a mí bien que me dice que no hable con nadie extraño cuando me voy de viaje). Eso hace que conozcas a más gente que cuando viajas sola.
  • Resulta curioso ver un lugar como la Toscana con tu madre. Aunque los pueblos le encantaron, yo jamás me había fijado en cosas como si había farmacia, si estaba poblado o no, las caras de la gente, o si los campos estaban limpios de hierbas malas o no. Ahora, ya no veré las cosas igual.
  • Viajar con mamá hace que te adaptes a su ritmo pausado, y que veas detalles en los que hasta ahora no te fijabas. Por ejemplo, si antes a una iglesia le dedicabas cinco minutos, ahora serán quince. La ventaja es que te vas a quedar más con todos los detalles.
  • Existe una extraña ecuación que provoca la pérdida de vergüenza al cumplir los 80. ¿Conclusión? Pedir descuentos y regalos. Volverás a casa con más souvenirs que de normal… y encima no habrás pagado ni la mitad. Increíble.
  • Medicamentos y pastillas. El gran problema. Mi madre me confesó un día que tomaba los que le daba la gana. ¡Que no te pille la tuya!
  • ¿Quién dijo que las mamás te hacen comer? Eso era cuando eran jóvenes! Ahora, vas a tener que obligarla tú a cenar, o a comer a mediodía. La mía, come muy poco (así va, mareándose todo el tiempo), así que, si quieres que te aguante bien todo el viaje, ¡oblígala a comer!

cenando con mamá, roseviaja
Cenando con mamá

 

  • Ir con una persona mayor te da preferencia en muchos lugares, para evitar que ella esté de pie.
  • Te vas a reir… y mucho. Creo que no me había reído tanto en mucho tiempo. Lo que me llevo de este viaje, es corroborar el gran pedazo de madre que tengo. Aunque lo sabía, el vivir lejos de ella a veces hace que se difumine en la distancia.

 

cortona, roseviaja
Visita a Cortona en la Toscana

Aspectos a tener en cuenta si sales de viaje con tu madre

 

Viajar con una persona mayor, no es el mismo tipo de viaje que podrías hacer con tus amigos, tu pareja, o sola. Debes ir preparada para no verlo todo corriendo. La palabra paciencia es la clave de este viaje. Por ejemplo, tendrás que levantarte mucho antes para que lo tenga todo preparado. Su ritmo no es tu ritmo, y necesitan más tiempo para arreglarse y poder salir que tú.

 

Tus distancias no son sus distancias. Si organizas una visita guiada, plantéatelo como algo que, seguramente, ella no va a poder terminar. Mi madre, es una todoterreno ejemplar. Sin embargo, y pese que consiguió terminar el tour de 3 horas de la mañana, ya no pudo con el de la tarde.

 

No se trata de que no puedas hacer ningún tour, pero, seguramente, te lo tendrás que organizar de otro modo. Por ejemplo, había un tour gratuito de tarde que quería hacer. Como no la quería dejar sola todo el tiempo, hice la mitad de tour (hora y media), y volví al hotel.

Si te decides a realizar un viaje con tu madre, busca una ciudad donde todo esté cerca.

 

El hotel que elijas, intenta que esté céntrico, para evitar agobiarla pillando transportes todo el día. Y también, cuidado con las escaleras. A veces, puede estar cerca, pero ser la planta alta de un edificio.

 

Tu madre, no va a sentir el mismo amor que tú por los hostellings o los hoteles low cost, así que cuidado con dónde la llevas. A esas edades, si se tienen que quejar, se quejan. No se callan ni una. Tú misma.

 

Evita ciudades con calles empinadas. En este apartado, cometí el gran error de ir a Cortona, donde la entrada de la ciudad es bastante empinada. No os cuento lo que sufrí de verla subir la calle de la entrada. Sin embargo, luego todo estaba nivelado, y al final, fue uno de los lugares que más le gustaron.

 

Incontinencia urinaria y baños. Intenta que en todo momento haya un lugar cerca donde ella pueda ir. A partir de ciertas edades, es un problema para ellas.

 

Florencia con mamá, roseviaja
Florencia con mamá

 

Qué le va a aportar a tu madre que la invites a viajar con ella.

 

Sobre todo, autoestima. Notar que todavía es capaz de coger un avión y volar contigo, va a ser para ella toda una subida de adrenalina. Piensa que en general, la gente mayor lleva un estilo de vida muy pausado, así que poder viajar por su cuenta contigo, y ver que todavía puede hacerlo, le va a hacer sentir bien.

El viaje va a aumentar su actividad cerebral, mejorar su estado físico, y hará que se sienta más feliz. La mía llegó al viaje con problemas de mareos, de hecho, casi no hacemos el viaje por este tema. Pues bien, no se mareó ni un día.

 

 

Cortona en La Toscana
Paisajes de la Toscana durante nuestro viaje

 

Qué te va a aportar a ti…

 

Nuestro día a día, hace que no pasemos el tiempo suficiente con nuestras madres. Un viaje te va a ayudar a disfrutar un poco más de ella. Además, es una prueba de fuego a tu paciencia.

 

 

Haciendo amigos con mamá roseviaja
Haciendo amigos con mamá

 

Qué os va a aportar a las dos…

 

Las risas que nos hemos echado estos días, van a ser imposibles de olvidar. El ver a mi madre pidiéndome un selfie para que yo lo pueda colgar al Facebook, o ella mandarlo por whatsapp, ha sido toda una experiencia.

Es una experiencia única en la vida para ambas. Además, tenemos unas fotos super-chulas para recordarlo.

 

Selfie con mamá a punto de volver roseviaja
Selfie con mamá a punto de volver
Etiquetado: / /