Brihuega y los campos de Lavanda

El Jardín de la Alcarria

Brihuega y la floración de la Lavanda

Llegados a tierras de la Alcarria, nos encontramos con Brihuega, conocido como “El Jardín de la Alcarria” comúnmente. La región que Camilo José Cela hiciera famosa gracias a sus libros y su viaje a estas tierras, es famosa por su miel y los bonitos pueblos que la conforman. El pueblo del que os hablo hoy, es donde se cosecha la lavanda, esa planta aromática de color violeta que florece todos los meses de julio, y que se convierte en la gran protagonista de las calles y campos de este pueblo alcarreño.

Brihuega,festival de la lavanda.
Brihuega en Guadalajara.
Brihuega y la Lavanda
Brihuega y la floración de la lavanda
Brihuega y la Lavanda
Brihuega y la floración de la lavanda
Brihuega y la lavanda
Brihuega y la floración de la lavanda
Brihuega y la Lavanda
Brihuega y la floración de la lavanda

Es en Brihuega donde todos los años se produce la recolección de la lavanda. Aquí, cientos de hectáreas que rodean la población se dedican a la obtención del aceite para la obtención de esencias. Tanto es así, que esta zona ha pasado a ser uno de los principales núcleos en la obtención del aceite a nivel mundial. Con motivo de la plena floración de la planta, antes de la recolección, se organizan varias actividades:

  • Durante varios días, el pueblo se engalana de violeta, se establecen puestos donde se puede comprar los productos fabricados de modo artesanal con lavanda. Allí podremos encontrar muchos productos hechos a base del aceite de la planta.
  • Existen excursiones guiadas a los campos de lavanda, donde se cuenta la historia de la cosecha de la planta y se recorren en grupos. La inscripción previa es recomendable, por la cantidad de gente que llega estos días a la villa. Además, hay que tener en cuenta que los campos es mejor observarlos a primera hora de la mañana, o al atardecer, evitando las abejas.
  • Para los amantes de la música, existe el festival de la Lavanda, que se realiza cada año a mediados del mes de Julio. El día del festival, que se celebra en los campos de la planta, el pueblo y sus visitantes se visten de blanco, y la música suena mientras se disfruta del aroma de la planta.
  • También existen paseos en globo.

Importante: Este año no se celebra el Festival de la Lavanda y el aforo es limitado en muchos lugares de interés

Brihuega y la Lavanda
Brihuega y la floración de la lavanda

Si planeas tu visita a Brihuega

Antes de ir tienes que tener en cuenta que no es lo mismo visitar las plantaciones de lavanda que asistir al festival de la lavanda: las plantaciones de lavanda las gestionan los propietarios directamente y abren varios días a la semana; es importante que planees tu visita para ir a primera hora de la mañana (8 de la mañana), o a última de la tarde, a partir de las 8 de la noche aproximadamente. La razón es la presencia de avispas. En la oficina de turismo de Brihuega te informarán de todo para tu visita.

El Festival de la Lavanda de Brihuega se realiza un fin de semana al año; en él encontrarás actuaciones de cantantes conocidos y se realiza en los campos de lavanda. Todos los asistentes visten de blanco, hay puestos de comida o foodtrucks y también se prepara una cena para los que quieran tener una completa experiencia. Si quieres asistir al festival hay que reservar con mucha antelación; ten en cuenta que hay plazas limitadas (más ahora con las restricciones por el coronavirus), las entradas suelen salir a la venta sin previo aviso y se venden en un par de días.

A pesar de que la floración de la lavanda es un espectáculo único que seguro te va a gustar, no debes de dejar de lado el pueblo de Brihuega; no en vano está considerado uno de los pueblos más bonitos de la provincia y es de visita obligada en cualquier época.

Brihuega y la lavanda
Brihuega en Guadalajara

Brihuega huele a planta aromática durante esos días, pero no hay que desplazarse hasta aquí solamente por eso; la villa es un lugar cargado de historia, que bien merece una visita. Si indagamos un poco, descubriremos que hay muchas cosas que ver cuando terminemos la visita a los campos de lavanda.

Un poco de historia…

Al pasear por sus calles, nos va a parecer una ciudad tranquila y apacible, todavía a salvo del turismo de masas que inunda otros puntos de nuestro país: no nos dejemos engañar: Este pueblo fue un punto decisivo en nuestra historia muchas veces en el pasado. Por sus murallas, que ahora nos contemplan impasibles, pasaron reyes y arzobispos, lucharon nobles y vasallos, y nos dejaron como testimonio el impresionante legado artístico del que los briocenses pueden presumir.

Imágenes de Brihuega, Guadalajara.
Imágenes de Brihuega, Guadalajara.

Así, la Guerra de Secesión, y los borbones, eran protagonistas de los combates que aquí se libraban, y que delegaron al Archiduque Carlos de Austria a una segunda posición en la lucha por el trono español, dejando victorioso al Borbón Felipe V. Sería más tarde, durante la Guerra Civil, cuando la villa tendría de nuevo resonancia mundial. Hasta aquí se desplazaba un joven corresponsal americano para cubrir la Guerra de Guadalajara, que daría la primera victoria a los republicanos. ¿Su nombre? Ernest Heminway.

Mientras los españoles luchaban entre sí, Errol Flynn, el famoso actor australiano, se daba una vuelta por aquí, y dejaba fotos como evidencia de su paso por la Alcarria y la famosa batalla, al parecer sin ninguna intención especial. También las tropas italianas ocuparon la ciudad en esos tiempos, y no fue hasta más tarde, que la villa recuperó su temple y volvió a la tranquilidad que alberga hoy en día.

Paseando Brihuega

Un paseo por Brihuega siempre es agradable, especialmente por los frondosos jardines que la componen. Recorrerla es fácil, un solo día basta para ver sus más emblemáticos lugares.

Imágenes de Brihuega, Guadalajara.
Imágenes de Brihuega

Ya hablaba bien de ella don Camilo José Cela, cuando a su paso por aquí se paraba a la sombra de sus árboles y abría su libro de notas para escribir las impresiones que el paisaje le causaba.

Imágenes de Brihuega, Guadalajara.
Imágenes de Brihuega en Guadalajara

Manu Leguineche, escritor y periodista español.

Por último, y muy a título personal, hace poco me enteré que uno de mis escritores favoritos, Manu Leguineche, había estado viviendo aquí hasta que en el 2014 pasó a mejor u otra vida. El autor de “El camino más corto”, uno de los libros de viajes que generalmente más impresión nos causan a los que vivimos para viajar, formó parte de la historia briocense, y dejó constancia de su paso, al escribir dos libros sobre la provincia. Los tendremos que leer…

Libros antiguos en Brihuega
Tienda de libros antiguos en la villa. Un bonito hallazgo…

Dónde alojarse

Si has decidido visitar Brihuega tienes algunos hoteles para no tener que desplazarse: el Hotel Spa Niwa es el hotel de más categoría en este área, y seguro que va a cubrir todas tus expectativas; por otro lado, el Hotel Princesa Elima es también un hotelito precioso, con un personal atento y servicial. En todos los hoteles de Brihuega hay que reservar con mucha antelación (a principios de año ya deberías de haber hecho tu reserva) si se planea asistir al Festival de la Lavanda; si lo que quieres es ver la floración de esta planta aromática, lo mejor es que planees tu visita  evitando los fines de semana. La floración suele darse durante dos semanas en julio. 

Si vas con tu propio coche, lo mejor es que reserves en otro pueblo cercano, así de paso descubrirás nuevos lugares.

Cómo llegar

La llegada desde Madrid no puede ser más fácil: solamente hay que tomar la autovía A2 hasta la salida 73 dirección Torija. Desde allí, la CM2011 nos llevará directamente hasta allí.

Es mejor ir temprano, o bien durante la semana, para evitar que haya demasiada gente.

Os dejo un vídeo del Festival de la Lavanda, donde se pueden contemplar los campos de lavanda desde el aire. Una experiencia increíble. Un saludo y espero que os animéis a ir…

Impactos: 2691

Etiquetado: /

El Mercado de St. Lawrence en Toronto, Canadá.

 

St Lawrence Market

Uno de los lugares más visitados de Toronto es el mercado de St Lawrence, en la llamada “Old Town” de la cosmopolita ciudad. St Lawrence, es uno de los mercados más bonitos que hemos visitado, tanto es así, que National Geographic lo calificó como el mejor mercado del mundo en el 2012. Después de caminar rodeados de rascacielos en esta cosmopolita ciudad, se agradece llegar a St Lawrence, el mercado más antiguo de Toronto.

 

Llegando a St Lawrence, Toronto
Llegando a St Lawrence, Toronto

Historia.

Corría el año 1803, cuando el Gobernador Peter Hunter tuvo que tomar la determinación de construir un mercado municipal. La población de York, el primer nombre que tuvo la ciudad, crecía a ritmo vertiginoso, y era necesario un punto de compra para sus nuevos habitantes. Ese mismo año, se puso en marcha el llamado “Market Square” , que comenzó a funcionar todos los sábados. En aquellos días, el mercado era también el centro de subastas, juicios públicos y de la compra y venta de esclavos, todavía legal. Además, había alimentos que no se podían vender todo el día, como la mantequilla, huevos, aves de corral, vegetales, carne o pescado, sino solamente después de las cuatro de la tarde.

También el ayuntamiento estaba situado dentro del mercado, hasta que el gran incendio de Toronto, en 1845, destruyó todo el edificio.

A partir de ahí, se construyó el edificio St Lawrence, pasó a realizar las funciones de mercado y de ayuntamiento, hasta que éste último se trasladó.

 

 

St Lawrence, Toronto.
St Lawrence, Toronto. Lo mejor es visitarlo a primera hora, para no encontrar mucha gente y disfrutarlo mejor.

 

St Lawrence en la actualidad.

St. Lawrence es el nombre del edificio donde está ubicado el mercado sur, pero ha terminado siendo el nombre con el que se conoce al mercado norte y sur. El mercado del norte, se abría los sábados, y era el mercado de los granjeros. En estos momentos, lleva en remodelación desde el año 2015. Muchos puestos han pasado al ala sur, y esto hace que el mercado sea más completo e interesante si cabe.

 

St Lawrence, Toronto. Puestos de souvenirs
St Lawrence, Toronto. Puestos de souvenirs

 

 

St. lawrence, Toronto
Los puestos de fruta y verdura lucían así…

 

 

St. lawrence, Toronto
Puesto de quesos… inimaginable la cantidad de quesos que hemos visto en unos pocos metros.

 

St. lawrence, Toronto
Puestos de quesos en el mercado St. Lawrence, Toronto

 

 

St. lawrence, Toronto
El paraíso de las especias.

 

 

St. lawrence, Toronto
Estamos en Canadá, el salmón no podía faltar.

 

St. lawrence, Toronto
Baggels, algo que nosotros no estamos acostumbrados a encontrar con facilidad, y que aquí es cotidiano.

 

 

St. lawrence, Toronto
En St. Lawrence,también encontramos la parte más dulce…

 

 

En la segunda planta, se encuentra la exposición de pinturas. En ella vamos a poder ver el paso del tiempo de la ciudad a través de las allí expuestas.

El museo, también organiza cursos y eventos varios días a la semana. Visita la  web del mercado y podrás encontrar más información si planeas ir.

Cómo llegar.

Para llegar hasta allí, nos tenemos que desplazar al centro. St Lawrence se encuentra en el cruce entre las calles East y Jarvis. Allí, veremos el Lawrence Hall, que es donde está la fachada del mercado sur. Nosotros combinamos la visita del mercado con un recorrido a la ciudad, hasta llegar a Bathurst Quay, la zona desde donde salen los ferries para visitar las islas.

Nuestra impresión.

Nos ha encantado. Sin duda, una de las mejores visitas de nuestro recorrido por Toronto. Es un lugar cuidado, quizás pensando en que es una atracción turística, pero que cuando observas la cantidad de variedad de productos que ofrece a su clientela diaria, te das cuenta que está tan impoluto porque los canadienses lo son.

Muchos de los puestos que hemos encontrado interesantes, si sitúan en la planta sótano. Allí hemos podido probar el mejor café italiano del viaje, en un pequeño puesto solamente de café. Si alguien quiere escapar del café de filtro, es una buena opción.

Notas.

No existe un solo mercado en Toronto. Aunque St Lawrence es el más antiguo y conocido, también existe otro, Queens Street West, que hoy se dedica a la venta de productos orgánicos. Este mercado fue construido en 1836.

 

 

St. lawrence, Toronto
Alrededores del mercado de St. Lawrence, Toronto

 

Impactos: 693

Etiquetado: