Viajes low cost para unas vacaciones divertidas.

5 destinos inolvidables…

Viajes donde cualquier presupuesto es posible.

Laos.

Laos siempre ha tenido un lugar muy especial en mi corazón. Por algo fue el primer lugar del Sudeste Asiático que visité, y donde tuve unas vacaciones de fábula. En Laos descubrí que la gente más humilde es la que más comparte. En Laos ví mis primeros monjes budistas, monjes “de verdad”, de los que van pidiendo por la calle comida, y son respetados por la religión que profesan por el resto de sus paisanos. En este país, descubrí “las bolsitas con hielo”, unas bolsitas con cubitos de hielo y una pajita, que compra la gente para refrescar (y razón no les faltaba aquél lejano agosto, hacía una calor increíble).

También las puestas de sol sobre el Mekong fueron parte del encanto del lugar, sin contar Luang Prabang, la ciudad asiática más auténtica para muchos. Y todo ello, a precios más que asequibles, tanto en transportes, restaurantes como alojamiento. En Van Vieng llegamos a dormir por un euro la habitación doble (no era un cuatro estrellas, eso sí). Además, al ser tan económico, alquilar una moto, o subir en canoa, o hacer cualquier excursión, entraba en el presupuesto diario.

 

vientiane, laos
Vientiane tiene estas hermosas puestas de sol sobre el río Mekong, que a más de uno dejarán con la boca abierta.

 

 

luang prabang, monjes
Ver a los monjes todas las mañanas recogiendo su comida, proporciona una lección de humildad a nuestra mentalidad occidental.

 

 

Van Vieng laos
Van Vieng es el paraíso de aquellos que quieren realizar actividades de aventura a bajo coste sin peligro alguno.

 

 

Las cuevas de Pak'ou en Luang Prabang
Las cuevas de Pak’ou en Luang Prabang … No solamente son bonitas, el paseo en canoa hasta allí también valió la pena.

Norte de Tailandia: Pai, un viaje low cost para aventureros mochileros.

Tailandia parece un clásico entre los destinos mochileros, pero es que en verdad, unas vacaciones en Tailandia dan para mucho. No solamente sus playas, sino su interior, y más aún, el norte del país, os pueden permitir el pasar unas vacaciones con poco presupuesto, disfrutando enormemente de la comida tailandesa y de su cerveza. Además, en lugares como Pai, al norte de Chiang Mai, se pueden realizar numerosas actividades, como subir en elefante, kayaking, practicar senderismo, rafting, o perderse en una moto por los arrozales que rodean al pequeño pueblo. Pai es considerado por muchos como el pueblo hippie del norte de Tailandia, y razones no faltan. El alojamiento es económico, y aunque la comida ya no es tan económica como lo era en el pasado (el que hayan descubierto Pai los turistas ha llevado al incremento del precio de las bebidas), sigue siendo el mejor lugar para perderse.

 

pai, tailandia
Paisajes de Pai. Allí encontré el cultivo del arroz en seco, algo que nunca había visto antes.

 

pai, tailandia
Calles de Pai, donde los mochileros caminamos tranquilamente.

Portugal, un destino low cost para románticos…

Debo reconocer que me ha costado mucho llegar a conocer un poco Portugal: a pesar de trabajar con muchos de ellos, no había recorrido sus lares hasta hace poco más de dos meses, que mis visitas al país empezaron a ser frecuentes. Desde entonces, he descubierto muchas cosas, como que Portugal no son solamente Lisboa y Oporto, sino que tiene otros lugares menos conocidos, y no por ello menos bonitos, como Aveiro, Torres Vedras, Óvidos o Setúval… da igual hacia donde te muevas, norte o sur, este u oeste, en todos los lugares encuentras hoteles de primera a precios asequibles, mucho más económicos que en nuestro país, menús por 7 euros, e incluso menos, e inolvidables paisajes que te dejarán sin aliento. Todo esto y mucho más, es Portugal. Como lugares que no conocía y que me han sorprendido gratamente en todos los sentidos, citar Torres Vedras, lugar cargado de historia, y donde  encontré un hotel muy especial, el hotel vila Louro 

 

 Setúval y Sesimbra, Portugal.
Vista de las playas entre Setúval y Sesimbra, Portugal.

 

viajes low cost.
Playas en Lisboa.

 

 

 Torres Vedras, Portugal.
Plaza de Torres Vedras, Portugal.

 

 

 

Vila Louro, Portugal.
Amanecer en Vila Louro, Portugal.

 

 

Oporto y la estación de trenes.
Oporto y la estación de trenes.

 

 

Oporto.
Oporto.

 

 

 

 

Playas en Oporto.
Playas en Oporto.

 

 

 

 

Guadalajara, el viaje low cost español.

Siempre pensamos en lugares lejanos en cuanto hablamos de viajes low cost. Sin embargo, existen provincias como Guadalajara, que nos permiten ver muchas cosas sin rasgarnos demasiado los bolsillos. Si todo ello lo acompañamos de una buena gastronomía y multitud de cosas que ver, no hay excusas para no visitar a nuestra vecina.

Qué ver en Guadalajara.

Las opciones son muchas. Si hablamos de practicar senderismo, el Alto Tajo nos ofrece caminatas repletas de luz y de naturaleza en estado puro, sobre todo con la llegada del buen tiempo. El otoño va a dar paso a una visita al Hayedo de Tejeda Negra, uno de los lugares más visitados por los senderistas españoles ( y con razón).

 

 

Guadalajara y el Alto Tajo.
Guadalajara y el Alto Tajo.

 

 

Guadalajara y el Alto Tajo.
Guadalajara y el Alto Tajo.

 

 

Hundido de Armallones, Alto Tajo.
Hundido de Armallones, Alto Tajo.

 

 

Hayedo de Tejera Negra, Guadalajara.
Hayedo de Tejera Negra, Guadalajara.

 

Hayedo de Tejera Negra, Guadalajara.
El Hayedo de Tejeda Negra, Guadalajara.

 

La llegada del buen tiempo deberían hacernos visitar pueblos como Horche, donde se realizan visitas guiadas a bodegas y a la ciudad, Pastrana, la ciudad de la princesa de Éboli y donde vivió Santa Teresa de Jesús. y, para los amantes de Camilo José Cela, el castillo de Torija nos ofrece una recopilación de la historia de su Viaje a la Alcarria.

 

Horche Guadalajara
Horche Guadalajara

 

 

Para los que quieran ir más al norte, van a descubrir la ciudad más turística de la comarca, Sigüenza, y los pueblos negros, la zona más bonita, en mi opinión, que tiene Guadalajara.

 

Parador Nacional Sigüenza
Parador Nacional Sigüenza

 

 

En el patio del Parador Nacional de Siguenza
En el patio del Parador Nacional de Siguenza

 

 

 

Callejeando por Sigüenza
Callejeando por Sigüenza

 

 

Sigüenza
Sigüenza

 

Guadalajara capital.

La capital de la provincia, que en su pasado se consideró fea y sin encanto, posee el Palacio del Infantado, y una remodelación de todo su casco antiguo que la hacen mucho más atractiva y un lugar donde salir a tomar algo. Muy recomendable la plaza de toros reconvertida en terraza de verano, donde tomar unas copas o cenar es una realidad.

 

Guadalajara, Palacio del Infantado
Guadalajara, Palacio del Infantado

 

Y si hablamos del verano, una visita al festival de la lavanda en Brihuega, es una bonita experiencia. Durante los días del festival, el ayuntamiento organiza visitas a los campos de lavanda, y todo el pueblo se engalana de esta aromática planta.

 

 

Brihuega,festival de la lavanda.
Brihuega en el festival de la lavanda.

 

 

Brihuega,festival de la lavanda.
Brihuega,festival de la lavanda.

 

 

Brihuega,festival de la lavanda.
Brihuega, Guadalajara.

 

 

 

Y luego, siempre hay pueblos perdidos que nos sorprenderán con su naturaleza, como Pioz, a 20 minutos escasos de Alcalá de Henares.

 

Pioz, castillo.
Pioz, castillo.

 

 

Pioz en verano, Guadalajara
Pioz en verano, Guadalajara

 

 

India.

A la India se la ama o se odia, es la frase más típica que he oído… y es verdad. Se escuchan voces a favor, y voces en contra, pero lo que si que es cierto, es que es un país que no deja a nadie indiferente. La India, es un lugar para muchos viajes: muchos son los veranos necesarios para comprender y llegar a amar a este hermoso país, donde la miseria y la pobreza se dan la mano de los turistas y la gente acomodada; donde los saris de las mujeres conviven pacíficamente con la juventud, que quiere ser occidental. Todo vale en la India, y todo está lleno de tradiciones y perjuicios. Al viajar, una tiene la impresión de que por mucho que te fijas e intentas comprenderla, todavía no está a tu alcance.

Como ya muchos saben, es un país muy económico, donde el que viaja caro es porque quiere. En mi visita, llegué a regatear para pagar menos de un euro por habitación doble, pero aún así, sabíamos que era caro. La picante gastronomía es deliciosa, y, como no, más que asequible.  Una experiencia bastante económica y mágica, es dormir en alguno de los palacetes que hay en el Rajastán, y que ahora se dedican al turismo. No te arrepentirás….

 

 

Khajuraho, India.
Khajuraho, India.

 

 

Khajuraho, India.
Mujeres en Khajuraho

 

 

Khajuraho, India.
De camino… Khajuraho, India.

 

Mercados en la India. Jhansi.
Mercados en la India. Jhansi.

 

 

Agra, India.
Agra, India.