Cómo hacer de tu visita a Beijing un viaje a la China auténtica. Parte 1.

 China es un país diferente a cualquier otro que se pueda visitar. Por muchos consejos que intentemos recopilar, la capacidad de sorpresa no os va a dejar durante todo el viaje. En mi caso, empecé mi experiencia china en Beijing, ciudad apasionante y donde aburrirse resulta practicamente imposible. A continuación, algunos consejos para descubrir Beijing en vuestra visita a esta gran urbe:

  • En primer lugar, tirar la guía, y dedicarte a descubrir la ciudad, es lo mejor para poder familizarte con esta gran urbe de ciudad.
  • Un lugar estratégico para visitar la ciudad, es dormir en el barrio de los hutongs: los hutongs eran los antiguos barrios de Beijing, que se componían de pequeñas casas, que nada tienen que ver con los rascacielos que han ido apareciendo a lo largo de los años. Resulta curioso ver que en ellos la vida sigue otro ritmo, como si fuesen barrios, y también ver las casetas de inodoros que todavía siguen en uso para la gente que vive en ellos (mejor no intentéis entrar, huelen fatal).

Los hutones, fueron demolidos en gran parte cuando los Juegos Olímpicos de Beijing llegaron, en parte como una manera de limpiar la imagen de la ciudad, por otra, para dotar a sus habitantes de un lugar en mejores condiciones sanitarias para vivir. La vez que estuve en Beijing, sin embargo, me alojé junto con mis compañeros en uno de ellos, y el resultado fue genial.

En los hutones, existen muchos hostellings en esta zona de Beijing, y todos ellos están bastante cuidados para los mochileros y turistas que allí llegan. Además, muchas calles son peatonales o tienen como tráfico alguna moto que otra solamente, lo que hace que el pasear por sus calles sea más agradable que cualquiera de los miles de avenidas caóticas que tiene Beijing.

aqui-todavia-encontramos-elementos-que-ahora-ya-son-obsoletos

Muchos hostellings, tienen terraza y bar donde tomar una copa. Al ser una zona concurrida por mochileros, es fácil conocer gente para agruparse y compartir transporte para ver cosas, como la gran muralla china. Además, las agencias de viajes de mochileros, están todas allí, así que se va a conseguir mejor precio que en cualquiera otra de la gran ciudad china.

Hay mucha comida callejera en esta área, lo que la hace ideal para salir sin dejarse el sueldo a la primera de cambio.

Otra ventaja, es que desde allí, se llega fácilmente a todos los lugares de la ciudad.

calles-de-la-zona-de-los-hutongs

comiendo-en-las-calles-de-xian

 

la-gran-muralla-china-2

 

La gran muralla china.

Siempre la he recordado como lo que más me gustó de Beijing con diferencia, y por eso, solamente voy a nombrarla a ella como lugar que no puedes dejar de visitar. Advierto también de una cosa, hay que saber a dónde se va y qué tipo de excursión a la muralla se quiere hacer. En general, hay varios tipos de viajes, y según el que se elija, vas a terminar hecho polvo, pero habiendo vivido una de las mejores experiencias de tu vida, o habrás ido a ver la muralla china, todo depende de ti, y de tu condición física.

Cuando estuve allí, hicimos una ruta en la cual caminábamos 7 u 8 kilómetros a lo largo de la muralla, saltando por encima de ella, y fue increíble, aunque también la calor pegajosa que nos acompañó (estábamos en pleno agosto). Aun así, volvería a hacerla. La Gran Muralla tiene un paisaje espectacular, y es algo que produce mucha impresión.

De todos modos, toda la calor y el cansancio se olvidan en el momento que vuelves a la zona de los hutongs y te tomas la Tsing Tao de turno de medio litro: insuperable.

la-gran-muralla-china-3

la-gran-muralla-china-4

la-gran-muralla-china-5

la-gran-muralla-china-6

la-gran-muralla-china-7

la-gran-muralla-china-9

la-gran-muralla-china-11

la-gran-muralla-china-12

la-gran-muralla-china-13

la-gran-muralla-china-14

la-gran-muralla-china