El Mercado flotante de Bangkok.

Ya me imaginaba que iba a ser un poco cosa para turistas, pero la otra vez no tuve tiempo de verlo, y me picaba la curiosidad. Asi que hoy, despues de discutir con 3 taxista (es increible, si vale 100 bath el circular por cualquier lugar de Bangkok, como mucho, por que tengo que pagar mas?, o por que no poner el taximetro?, o es que llevo en la cara escrito “soy giry, mujer, y por tanto tonta”, pues no, al final he pagado lo justo, y eso para que me llevase a la estacion de autobuses del sur, de donde sale el 78 cada hora (65 bath el viaje, dos horas de camino). Alli he conocido a una pareja de canadienses con los que he compartido canoa, y hemos dado una vuelta por el mercadillo, que segun fuentes “de oidas”, tiene mas de 500 anos. Aunque no era el tipo de mercado que esperaba (habia mas puestos de souvenirs que otra cosa), he podido ver mis queridos rambutanes, que este viaje todavia no he comido; mi segunda fruta preferida, el mango, el siempre conflictivo durian, y otras como el mangosteek y la fruta de la pasion. Si algo tiene el mercado flotante, es un colorido inigualable, y las fotos son autenticamente postales.
Y manana empieza mi vida en la aldea de los Akha, cerca (o lejos, no lo se), de Chiang Rai. He leido por fin la informacion del campo, y una de las cosas que nos dicen es que nos olvidemos de internet alli, y posiblemente de las comunicaciones. Solo el fin de semana que viene probablemente podre volver a escribir. Aunque mi idea era ir en bus para ver paisajes, la diferencia de precios y de hora me ha convencido a escoger esta segunda opcion: no son lo mismo 12 horas de bus que hora y media de vuelo por solo 30 euros. Creo que merece la pena.
Finalmente, tambien he podido cambiar los vuelos, y saldre rumbo a Kuala Lumpur el proximo 26, y a Kota Kinabalu el 28, con lo que casi seguro podre ver el parque nacional de mulu, y tambien las islas de la ciudad anterior. El problema lo sigo teniendo para llegar a China, pero he decidido no mover ni un dedo hasta llegar a Kuala Lumpur: total, siempre tengo la entrada por Macao, y el paso a Hong Kong para cruzar frontera. Solo espero que los terremotos no hayan danado la garganta del tigre, el trekking que pensabamos hacer.
No me sabe mal dejar Bangkok, me trae viejos recuerdos, aunque por suerte va siendo poco a poco mas mia que del pasado.
Bueno, no me enrollo mas, me voy a tomar un zumito, ya que alcohol no puedo beber.
Besitos a todos.