Lugares donde volvería otra vez… 

 

¿Quién no se ha hecho alguna vez esta pregunta? Yo muchas, y sé que muchos de vosotros también. Como también ocurre, que a veces visitamos lugares simplemente porque nos queda tiempo, o nos vienen de paso, y terminan siendo la parte más bonita del viaje, o la que más recomendamos a todo el mundo al volver de vacaciones. Por eso, a continuación os voy a decir de algunos lugares, en territorio español como fuera de él, para que si estáis cerca… os lo penséis… seguro que no os defraudarán…

Luang Prabang, Laos.

Visitar Laos no entraba en mi plan de viajes lejanos cuando estuve allí, pero os prometo que no me arrepentí de visitarlo desde el primer momento, y en particular, Luang Prabang. La ciudad, declarada hace unos años Patrimonio de la Humanidad, es uno de los lugares más auténticos de todo el Sudeste Asiático, y donde todavía se puede encontrar poco turismo y uno de los ambientes más sanos de toda Asia. Es uno de los lugares donde he visto el budismo en su vertiente más arraigada y sus templos, son increíbles. Qué hacer allí? Pues visitar los templos, la ciudad, y muy importante: alquilarte una moto y dar una vuelta por los alrededores, vale mucho la pena. Nosotros también nos apuntamos a una excursión de un día con una agencia local donde nos llevaron en barco a través del Mekong, para visitar las cuevas de Tam Ting (Pak Ou Caves), así como las cascadas Kuang Si. Aquí se puede nadar en verano.

El hundido de Armallones, en el Alto Tajo.

Sé que ya he escrito un post sobre el hundido en mi página web, pero es que el Hundido de Armallones es uno de los lugares más bonitos de todo el Alto Tajo, y lo tenemos tan cerca…. Muchas veces, vamos a ver otros paisajes, y aquí también tenemos cosas preciosas. En mi caso, empecé la ruta por Ocentejo, aunque también se puede empezar por Armallones. Sobre el Hundido y su formación, he leído dos hipótesis bastante diferentes: la primera,  habla de un terremoto en Lisboa, que produjo el corrimiento y la formación de las paredes que acompañan al Tajo por todo su alto cauce; la otra, habla de una crecida del río (de hecho, incluso existe una carta de un escribano a Felipe II, en el Siglo XVI, y que habla de los movimientos de tierras que se produjeron como consecuencia. Os dejo el enlace de la página web que he encontrado con información más clara y mejores aclaraciones… no hay excusa… tenéis que ir….

Más información:

http://roseviaja.com/hundido-de-armallones/

Les Carrieres de Lumieres, Les Baux en Provence.

Hace menos de un mes, nos escapamos al sur de Francia, con el objetivo de visitar Aviñón y Arles. Aunque los dos lugares nos gustaron mucho, Les Carrieres de Lumieres nos sorprendió tanto, que el resto dejó de interesarnos.

Os dejo el enlace de mi web:

http://roseviaja.com/provenza-arles-aix-provence-les-baux-provence/

Yangón, Myanmar.

Birmania o Myanmar, como se le quiera llamar, es uno de esos países a los que llegas con una sensación agridulce, debido a su pasado y presente político, que hace que te sientas más solidario con sus gentes e intentes entender mejor su realidad. Llevaba muchos años queriendo visitar este país, sobre todo, Bagán y el Lago Inle, pero la falta de tiempo provocó que Inle quede para una segunda ocasión.

Bagán y sus templos nos cautivaron, pero Yangón, ciudad a la que volamos desde Bangkok, no fue precisamente la ciudad de nuestros sueños. Pasamos solamente una noche, y fue al volver, cuando descubrimos que Yangón tiene mucho que ofrecer: no solamente la ciudad, sino también sus gentes, nos cautivaron. Aunque no tuvimos demasiado tiempo, algo que podemos recomendar sin duda es la visita a la Shwedagon Pagoda, que fue la que más nos impresionó del país. Además, hicimos algo que creo no hacen muchos turistas, y fue tomar un tren que da la vuelta a los alrededores de la ciudad, y en él pudimos ver mejor el día a día de los birmanos. Lo más curioso? Pedir una cheese-burguer: Es una hamburguesa sin hamburguesa, porque según nos decían los camareros, lleva el queso! Increíble!

http://roseviaja.com/birmania-myanmar/

Yangón, Shwedagon
Bagan, Myanmar.

 

 

Yangón, Shwedagon
Yangón, Shwedagon

 

 

Skiathos, la isla de Mamma Mía.

Skiathos fue nuestro gran descubrimiento en Grecia. Playas paradisíacas, pocos turistas, muchos barecitos donde poder tomar algo, espacio para las toallas, y precios más que asequibles. Sin duda, volveremos en cuanto podamos. Para llegar, hay que ir a Volos (Ryanair vuela desde Girona), o bien ir a Atenas y de allí desplazarse por carretera o avión. Sin duda, disfrutaréis sus playas.

 

http://roseviaja.com/skiathos-la-isla-donde-se-rodo-mamma-mia/

Skiathos
Skiathos

 

 

Skiathos
Skiathos, Grecia