San Cristóbal de La Habana. Cuba.

Historia de la capital cubana.

 

Este año, San Cristóbal de La Habana, cumplirá 589 años de existencia, desde que Diego Velázquez, fundase las siete primeras villas de la isla de Cuba, en un día de noviembre de 1.519.

La ciudad, tiene un nombre compuesto: San Cristóbal, y La Habana, y también dos historias diferentes.

De dónde procede el nombre de la ciudad?

La historia habla de la leyenda de San Cristóbal de Licia, que fue asesinado en Roma, y que adquirió notoriedad al haber cargado a un niño sobre las espaldas para cruzar un río. El niño después, le confesó que era Cristo. Desde entonces, San Cristóbal es el patrón de los barqueros y trasbordadores, y al ser fundada La Habana como puerto entre el Nuevo y Viejo Mundo, muchos soldados, exploradores, comerciantes, aventureros, soldados y viajeros habrían necesitado de su protección.

Por otro lado, “Havana”, se cree que es de origen siboney y que significa “pradera”. En el pasado, fray Bartolomé de las Casas, siempre escribió “Habana”, mientras que la correspondencia real, escribía “Havana”. Al ser Bartolomé de las Casas el único de su tiempo que se preocupó por los aborígenes y su cultura, su escritura se considera la correcta según muchos historiadores, y es a partir del Siglo XIX, que el término “Habana” se considera correcto.

La llegada de los españoles a Cuba.

La Habana pasó a ser ciudad en 1.592 por Felipe II. Con el tiempo se proclamó capital de la isla. Una mejor posición geográfica y su fortificación frente a los ataques, dejó de lado a Santiago de Cuba. Además, poseía un puerto de mejor acceso para los navíos españoles que llegaban de España.

Su fortificación venía del siglo XVII, cuando se la catalogó como llave del Nuevo Mundo y Artemural de Indias Occidental. A partir de ahí, el número de construcciones se intensificó. En 1837 se construyó el primer ferrocarril.  Cuba pasó a ser el quinto país en el mundo con ferrocarril. Su línea férrea, impulsó la industria azucarera y tabacalera, y el desarrollo económico, impulsó también una época artística de gran valor en la isla.

La llegada americana.

Las posteriores guerras de independencia hasta 1.898, paralizaron la expansión de Cuba. Los temidos americanos la rescataron de su derrumbe a principios del siglo XX. Hasta Cuba llegaron nuevas construcciones: casinos, hoteles de lujo, prostíbulos… Un turismo que se basaba en el juego, y dejaba la cultura para otras patrias. La villa quedó convertida en la capital del juego del Caribe.

Fidel Castro llegó al poder en 1.959. Después de ello, todos conocemos la historia.

Ahora nos centraremos en descubrir un poco más la antigua villa en la actualidad. También vamos a ver qué podemos visitar en un día de viaje… Bienvenidos a La Habana.

Los barrios principales de La Habana.

La Habana se divide en tres barrios principales; Habana Vieja, Centro Habana y el Vedado. Por supuesto, hay más zonas, pero va a ser en éstas en las que cualquier viajero aterrice a diario durante su viaje.

La Habana Vieja es la más antigua y más rehabilitada. Conserva la mayor parte de los monumentos y lugares con historia a visitar, y donde mayor tiempo pasan todos los turistas.

habana vieja
Habana Vieja

Centro Habana es la zona contigua a la anterior, y su mezcla de edificios rehabilitados, con otros que amenazan con derrumbarse de un momento a otro, confieren un atractivo muy especial a sus calles, donde encontramos a la auténtica Cuba en su día a día.

 

Centro Habana
Centro Habana

 

 

Centro Habana
Centro Habana, antiguos edificios rusos.

 

 

Centro Habana
Centro Habana. El caos convive con edificios restaurados en perfecta armonía.

 

 

Centro Habana
Centro Habana

El Vedado es una zona residencial en mejor estado de conservación, y mucho más tranquila para pernoctar. Todas ellas, son diferentes, y seremos nosotros los que elijamos una u otra.

 

El Vedado
El Vedado, la mejor opción para encontrar un buen alojamiento en perfecto estado.

Qué ver en un día de viaje…

La Habana es una ciudad para perderse. Existen ciudades que son para ver arte, museos y monumentos. La capital cubana también los tiene. Pero su encanto reside en sus calles y gentes, que hacen Cuba diferente a cualquier otro país. Un paseo por la ciudad, nos dará una visión de la realidad cubana. Nos perderemos por calles restauradas, frente a otras de difícil tránsito y jaleo sin igual. Aún así, hay lugares que hay que ver, si se visita San Cristóbal….

 1.   El Museo de la Revolución, donde se puede encontrar mucha información sobre la historia reciente del país. El lugar en si es una explicación de lo que fue la revolución cubana. Es un canto a la Cuba de Castro. El Che Guevara tiene su parte de protagonismo en este edificio. A nosotros, nos ayudó a situarnos mejor en la realidad que íbamos a ver durante los siguientes días de viaje. 

 

Un paseo para conocer La Habana

Un paseo para conocer La Habana. Embajada de España en La Habana

 

Museo de la Revolución
Museo de la Revolución
Museo de la Revolución
Museo de la Revolución

 

La Habana, Plaza de la Revolución
La Habana, Plaza 13 de Marzo

Salimos del museo y es fácil llegar a la Habana Vieja caminando.  La Bodeguita del Medio es nuestra siguiente parada. El lugar es famoso gracias al escritor Ernest Heminway, que inventó allí el “Cuba Libre” e hizo famosos sus mojitos. Actualmente, existen muchos bares donde tomar uno, pero vale la pena pasarse y ver este famoso lugar. El ambiente sigue siendo único.

La Bodeguita del medio, uno de los emblemas en La Habana.
La Bodeguita del medio, uno de los emblemas en La Habana.

 

 

La Plaza de Armas es una de las mejor conservadas del casco antiguo. Multitud de artistas callejeros se concentran en este punto, ofertando libros antiguos y sus obras. Unos pasos más y llegaremos a la Plaza Vieja. Ésta es una de las mejor rehabilitadas de la capital cubana. Sentarnos a tomar una cerveza Cristal para combatir el calor, es una delicia en este punto.

 

Plaza de Armas, La Habana
Plaza de Armas, La Habana. Artistas callejeros exponen sus pinturas y sus pósters.

 

 

Plaza de Armas
Plaza de Armas

 

 

Habana Vieja
Habana Vieja

Si hemos visto los coches antiguos por la Avenida del Prado, y nos apetece subir en uno de ellos, nada mejor que desviarnos hacia el Capitolio. En la cercana plaza enfrente del Hotel Inglaterra, se encuentran todos. Allí podremos elegir nuestro modelo,  y darnos un paseo de una hora. Muchos turistas, utilizan este medio para subir por la tarde a ver el cañonazo.

Un paseo en coche por la Habana.
Un paseo en coche por la Habana… no es precisamente económico, pero vale la pena.