Camino a Mpulungu.

El camino a este pueblo lo hacemos en un minibús local, de los típicos que salen a una hora, y luego va dando vueltas hasta completar el minibús, aunque quizás seria mas adecuado decir hasta que al minibús no le cabe mas carga arriba de este, ni tampoco caben mas pasajeros. Lo divertido, es que así vemos las zonas mas autenticas de Mbala, por donde se mete el minibus reclutando pasajeros, y podemos conocer la autentica ciudad.

lusaka (FILEminimizer)
 MPULUNGU (FILEminimizer)
MBALA 4 (FILEminimizer)
LAGO MBALA 66 (FILEminimizer)

Ya en Mpulungu, nos alojamos en el Mkupi, un hotel de 6 cabañas que parece mas un parque para que los niños jueguen que un lugar para pernoctar. El pueblo no nos gusta nada; los niños aquí son muy desagradables, nos ven como blancos, y como blancos nos exigen dinero y todo lo que les queramos dar. Ademas, hay una temperatura muy alta, aquí ya hemos bajado al nivel de mar prácticamente, estamos en las orillas del Lago Tanganika, y los mosquitos han hecho aparición en nuestras vidas. El pueblo, es mas animado que los otros en los que hemos estado, pero la calor es casi como estar en Valencia. Ademas, sorprende que el único puerto pesquero de Zambia, que se suponía debería dejar riqueza a los lugareños, sea el único pueblo no pobre, pero si mas humilde, de los que hemos visto de Zambia.

 

 

 MPULUNGU 8 (FILEminimizer)
MPULUNGU 10 (FILEminimizer)
MPULUNGU (FILEminimizer)

Como novedad, aquí conocemos a Ricca, una australiana de veintipocos años que lleva idea de estar 3 meses por Africa, para ver si puede encontrar trabajo, y además a Marc y Jaume, dos catalanes que también subirán con nosotros al MV Liemba, si es que llega a puerto hoy.