Libros que nos inspiran a viajar

Bajo el Sol de la Toscana, el libro bestseller de Frances Mayes.

 

 

Cortona
Cortona

 

“La vida te ofrece mil posibilidades… Todo lo que tienes que hacer es tomar sólo una”.

Frances Mayes

Bramasole
Bramasole

 

 

Bajo el sol de la Toscana y la historia detrás de sus escenarios.

Frances Meyes nos enamoró. La historia de la americana divorciada, que se instala en la Toscana y sus aventuras ha sido una de las películas que creo más hemos visto la mayoría de nosotras. Pero, no solamente las lectoras de este post hemos caído en la tentación. El libro en el que se inspiró la historia de Frances, ya consiguió vender dos millones de ejemplares en Estados Unidos antes de llegar a nuestros hogares. No solamente eso, sino, al igual que en la película las cosas pasan por culpa del destino, Bajo el sol de la Toscana llegó al cine por casualidad. Se encontraba Tom Sternberg en la Toscana, el futuro productor, rodando el “talento de Mr Ripley”, cuando decidió irse a dar una vuelta por Pienza, y de paso, por qué no, se metió en una bodega. Allí estaban Frances Mayes y su marido, y entre vino y vino, pues hicieron amistad. La casualidad les hizo coincidir de nuevo en Estados Unidos. Finalmente, el productor se dio cuenta de que aquél libro tenía filón… había nacido una estrella.

 

toscana
Bajo el Sol de la Toscana

La historia…

 

La historia que nos cuenta Frances, no es real, sino imaginaria. Pese a ello, hay muchos elementos que son reales, en éste y en otros pueblos toscaniles: Frances nos muestra el pueblo donde ella vive, y que es fuente de su inspiración, Cortona; nos enseña los encantos de estas tierras italianas famosas mundialmente por sus cipreses de postal, sus laderas toscaniles, sus vinos y su gastronomía. La escritora nos habla de la calidez de sus gentes, de su amabilidad y de la familiaridad de estos lares. A través de su pluma, podemos descubrir lo que sería vivir en la Toscana… de hecho, mucha gente, inspirada por el libro, se ha mudado hasta aquí.

 

Frances Mayes y Diana Lane
Frances Mayes y Diane Lane

 

Según contaba la autora a una entrevista en “The Telegrah”, “el libro es una narración búsqueda. Hasta ahora, estábamos acostumbrados a que eran los hombres los que hacían estas cosas. Ahora, son las mujeres las que toman las riendas de su propia vida”. Seguramente esto, ha sido lo que ha hecho a más de una mujer a tomar partido y a divorciarse, tras haber visto el film. La autora, que vive aquí con su marido hace ya veinte años, sonríe al ver cómo llegan las avalanchas de turistas a su pueblo, cada vez que publica un nuevo libro. Sin duda, seguirán llegando mientras escriba libros que nos hablen de este lugar.

 

 

La película y Bramasole.

 

Bramasole
Bramasole

 

Sin duda, Bramasole es una de las casas más famosas de la Toscana. Bramare significa desear en italiano, y Sole, sol, define perfectamente lo que busca la protagonista a su llegada a la Toscana. Fueron su guionista, Audrey Wells, y su diseñador de producción, Stephen McCabe, los encargados de la búsqueda y captura de la casa escenario de la producción: curiosamente, fue la primera que vieron la que les convenció por completo. Así, Bramasole reflejaba perfectamente y caminaba de la mano de los sentimientos y del cambio profundo que Frances iba a sufrir durante los meses que dura la reforma de su nueva casa. La protagonista, aterriza en la Toscana en un estado anímico terrible, después de sufrir la derrota del divorcio y sin ninguna motivación ni alegría que le inspire seguir adelante con su vida; así, Bramasole se presenta en ruinas; una casa donde toda reforma es poca y donde van a hacer falta muchos meses para que alguien la pueda considerar un hogar. Pero el tiempo pasa, y Frances empieza a resucitar, al mismo tiempo, que Bramasole empieza a resurgir entre sus viejas paredes. La vida vuelve a empezar para ambas. Para ello, los colores de la casa, se van transformando gradualmente, poco a poco, sin que nos demos cuenta. Al principio, son tonos oscuros y fríos, mientras que al final del film, se muestran cálidos y acogedores.

 

 

francesmayes
La protagonista y Marcello

 

El rodaje en Cortona

 

Respecto al film, todo lo que pudo se grabó en la pequeña ciudad donde todavía hoy, Frances Mayes y Ed Mc Cabe siguen viviendo, aunque su casa, no es Bramasole. Así el lanzamiento de banderas se realizó en Montepulciano, un precioso pueblo toscanil, que, como ventaja, tenía torres altas para poder grabar desde arriba a los intrépidos lanzadores sin problema. Tampoco la Fontana de Trevi donde Katherine emula a “La Dolce Vita”, existe en Cortona. Tuvo que ser construida para poder dar vida a una de las escenas más famosas del film. Pese a todo, Cortona nos muestra unas imágenes de postal, y nos recuerda los paseos de Frances a través de la pequeña ciudad. También Florencia, Roma y Positano, fueron testigos de las cámaras americanas durante los días del rodaje.

under the tuscany sun
Imágenes de la película

 

“Yo quería hacer una película encantadora acerca de las intensas penas de amor”. (Audrey Wells)

 

Para los italianos que participaron en el film, fue un rodaje duro. Y es que los estándares de trabajo americanos son más extenuantes que los del país de los romanos. Las 16 semanas de rodaje, fueron tan intensas que empezaron a llamar al film “under the Tuscany gun” (bajo la pistola de la Toscana). Bramasole, realmente se reformó, y fue una maravilla poder contemplar como en ocho semanas las ruinas de la propiedad dejaban paso a una maravillosa casa donde poder vivir. Otros detalles que no apreciamos al ver la película, son los exteriores. En el film, se llega a Bramasole por una carretera polvorienta y en mal estado. En la realidad, la casa se encuentra en un camino asfaltado, pero su director pensó que era más real mostrar un camino hacia la casa que sintonizara con ella y su decadencia. El camino, fue cubierto de arena una y otra vez durante aquellos días.

 

 

Toscana
Bajo el sol de la Toscana

 

A pesar de todo, la película se rodó según lo establecido, y hoy por hoy, es un referente para muchos de los que visitamos esta región. La autora del libro, sigue viviendo en Cortona, y participando en su vida social. Frances, era ya una famosa escritora antes del lanzamiento de este libro, aunque sus libros ahora incluyen muchas recetas de cocina italianas, para deleite de sus lectores.

 

cortona, roseviaja
En los alrededores de Cortona también hay muchas cosas que ver. Allí viven Frances y su marido.

 

 

Si nos acercamos hasta allí, seguramente nos la podremos encontrar en alguna cafetería, o por sus calles… quién sabe…

 

 

cortona
Cortona

 

Para terminar, me gustaría añadir otra frase de Frances. Quizás deberíamos de pararnos a pensar cuánto hay de verdadero en ella en nuestro día a día:

“De dónde eres es lo que eres. Cuanto más se mueve dentro de ti el lugar, más está tu identidad entrelazada con ella. Nunca es casual, la elección del lugar es la elección de algo que anhelas”. 
-Frances | “Bajo El Sol de La Toscana”-

La Toscana
Toscana, Italia